Un sexenio sin crecimiento económico

Cuando se vaya esta administración, regresará el crecimiento de la economía. Las circunstancias de un verdadero rescate de las empresas pequeñas y medianas no se darán. Es preciso marcar la diferencia entre capital y estímulos; el capítulo...

17 de agosto, 2020

Cuando se vaya esta administración, regresará el crecimiento de la economía. Las circunstancias de un verdadero rescate de las empresas pequeñas y medianas no se darán. Es preciso marcar la diferencia entre capital y estímulos; el capítulo del capital tendría un puente de alivio en el sostenimiento de la mano de obra en la cadena productiva de la nación; pudo haberse logrado con la simple supresión de los programas clientelares del presidente y la transferencia de esos recursos desperdiciados en la dádiva, a la operación y capital de trabajo de las empresas.

Este simple acto de congruencia hubiera permitido equilibrar la producción de insumos o abasto de materias primas aún a menor escala de la normal y mantener vivos los respectivos acomodos de producto terminado. Desde luego, se hubieran perdido empleos, pero el proceso de recuperación de los mismos sería más ágil por la simple existencia de empresas ahora cerradas, unas temporalmente; las más por siempre.

La ausencia de criterio económico de esta transición, aunado a la imposición de proyectos fallidos de origen, seguidos de un modelo de supuesto ahorro, que interrumpió programas de amplia cobertura nacional en franco declive de eficiencia gubernamental, ha acelerado el desastre económico de la nación. Este gobierno en turno gasta mucho y gasta mal. La deuda pública ya supera los dos billones de pesos y los aumentos que han superado en un 19% en solo veinte meses de gobierno a todo el sexenio anterior, han dejado a la administración actual sin movilidad financiera.

La movilidad financiera se estima ágil cuando la correspondencia del gasto puede soportar un déficit moderado del producto, siempre y cuando sucedan dos cosas: que la infraestructura corra en paralelo a la inversión privada y que el gasto corriente sea correspondiente de la demanda de servicios del sector público. El modelo mexicano actual no opera de esa manera, la oferta impuesta de proyectos muy costosos e innecesarios de este gobierno, han desbocado un gasto sin precedente en actividades de fondo perdido.

Toda movilidad financiera se interrumpe cuando la capitalización de una petrolera carece de proyecto de plazo. Hablamos de la empresa alguna vez insignia de la nación, también hablamos de una empresa que ha perdido su patrimonio más de una vez. Esto significaría franca insolvencia y sería motivo de liquidación de activos y retiro de su actividad. En 2018 no era el caso, PEMEX era una empresa con utilidades, con participaciones activas en exploración y en producción de crudo, su verdadero negocio. Una vez retirada su función principal, esta transición la ha regresado al pasado de las refinerías y la autosuficiencia. Las pérdidas de todo, de planes de negocios, de exportación asegurada, de exploración, de retiro de la refinación, de planeación de energías renovables y finalmente de la actividad global, han condenado al fracaso metas de nación y capital irrecuperable.

Todo ente económico requiere de capital; puede tomar la forma de trabajo para apoyar sus circulantes y plazos cortos o puede incurrir en capital permanente o de largo plazo. La primera consideración se concentra en las actividades inmediatas como pueden ser compras de inventarios. Las segundas son de planta y equipo para ampliación de capacidad instalada fundamentalmente. En el caso de la petrolera mexicana, se ha utilizado presupuesto del gasto público para sostener compromisos de plazo sin atender programas concretos de crecimiento. Esto significa que una deuda vencida de plazo se cubre con recursos frescos del Estado mexicano. 

Lo anterior contraviene todo principio financiero por la simple razón de que los recursos que consume la petrolera no los origina en su producción de efectivo porque no los crea de su operación. Sus pérdidas son de una escala que no correspondería a ningún ente económico en todo el orbe. No existe una empresa en todo el mundo que siga operando con pérdidas de esa dimensión. Tampoco existe una empresa en todo el orbe que no tenga ningún futuro como PEMEX que sencillamente no lo tiene. 

Estas aseveraciones, porque no son especulaciones ni interpretaciones de nuestra economía, sino simplemente hechos, demuestran la imposibilidad de crecer. La economía pende de decisiones erróneas de origen, del inicio de esta transición. La improvisación ha caracterizado los planteamientos de este gobierno; las actividades torales de la economía se han confiado a manos inexpertas y a personas sin preparación. La ausencia de especialistas y la falta de recepción de asesoría especializada ya arrojan cifras negativas en toda su trayectoria. La descomposición en tan solo veinte meses es devastadora.

Los gobiernos no pueden trabajar a base de paliativos, no pueden cubrir expectativas de recuperación de una economía recesiva sin pandemia y sin crecimiento desde entonces, con programas que parecen alternos y sin fundamentos de necesidad real de capitalización. La capitalización de las empresas reúne estudios profundos de abasto, de mano de obra, de costos de fabricación y de distribución y canales de comercialización. Este gobierno pretende cubrir su descuido de meses con programas de asignaciones, como si fueran fideicomisos o agencias gubernamentales. 

Los programas de cierta dotación de recursos al esquema crediticio no son de capitalización; constituirían capital de trabajo si se hubiera respetado la premisa planteada inicialmente en este texto para apuntalar subsistencia de las empresas en el origen de la pandemia. No se hizo, de tal forma que el ejercicio crediticio a estas alturas de la recesión que padecemos, se antoja irrecuperable. 

Quedaría pendiente el capítulo de estímulos y ese no se contempla por las miras de corto plazo que mantiene esta administración. Esta transición se ha adherido a una disciplina fiscal que pudiera calificarse de loable si las metas de captación fiscal resolvieran la infraestructura abandonada por completo y los programas del gasto corriente atendieran las áreas desprotegidas en veinte meses, todas referidas al contrato social.

La inercia de las multinacionales, la recuperación gradual de la empresa mexicana y la importante contribución del BID naturalmente contribuirán a la recuperación del producto pero el daño ocasionado por las encuestas, cancelaciones de gran envergadura y la negligencia en la adopción de un proyecto económico de alcance, seguirán siendo impedimento en materia de crecimiento de nuestra economía. Un sexenio sacrificado a la indolencia.

Comentarios
object(WP_Query)#17670 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(27587) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-12-2021" ["before"]=> string(10) "25-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(27587) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-12-2021" ["before"]=> string(10) "25-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17669 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17674 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17718 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "28-12-2021" ["before"]=> string(10) "25-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-28 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-25 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (27587) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17666 (24) { ["ID"]=> int(74590) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-17 10:42:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-17 15:42:21" ["post_content"]=> string(6700) "El Banco de México ha tomado una medida responsable al incrementar la tasa base para atenuar los efectos del fenómeno inflacionario; sin embargo, no ha resultado efectiva. Las razones son producto de un efecto global y se entiende en materia de intercambio con nuestro socio del norte en gran medida. Sabemos de la gran dependencia de nuestra actividad comercial con los Estados Unidos y también obedece a cierta lógica que las importaciones vengan acompañadas de cierta inflación que al integrarse a las cadenas productivas nacionales, tengan como resultado agregados de valor adicionales y repercutan en precios más elevados. La teoría monetaria en estricta ortodoxia, significaría un aumento en la tasa de referencia o base para desincentivar el crédito, reducir el circulante de moneda, reducir temporalmente la oferta de bienes y servicios y ajustar finalmente precios para cantidad en demanda. El equilibrio deseado no se ha presentado en nuestro entorno y existen diversas interpretaciones, todas derivadas de políticas económicas erróneas y que suman tres años. No se pretende con esta aseveración excluir la escena internacional que desde luego reúne gran parte del problema, pero las desviaciones del presupuesto de la nación a actividades no esenciales han causado un efecto devastador en la oferta; también se ha dislocado el consumo y lo detallaremos. La transición en turno no ha contemplado equilibrios presupuestales de incentivo en la producción. El simple descuido y abandono de programas en marcha, desde fideicomisos hasta reguladores regionales de asistencia simple como comedores comunitarios han provocado fallas que en el agregado nacional repercuten en forma gradual en la siembra, en la distribución y en la intermediación inevitable de cultivos tradicionales. Un breve repaso del Tratado signado en 1994 y la incorporación del capítulo agropecuario hasta 2004 nos reseñan las bondades de la apertura de la economía mexicana cuando la autosuficiencia pasó a la historia como un episodio trascendido y aprendido.  En este capítulo de la vida nacional no es menor la transición del autoconsumo a las uniones de productores, como tampoco es menor la consideración del despegue del paternalismo al campo mexicano cuando desde la semilla hasta la comercialización y el seguro agrícola se encontraba centralizado en la federación. No obstante, los programas de producción centraban su atención en áreas más trascendentales como la mecanización, la industria, la especialización y la exportación. Toda esta fase como producto de la apertura y el Tratado de Libre Comercio. Todo esto que se menciona tiene un abandono de tres años y las consecuencias afloran en medio de un rezago provocado por una pandemia y un fenómeno inflacionario global. Las consecuencias no serían tan graves si los factores del abasto se hubieran atendido a tiempo. Revertir una política de gasto en renglones improductivos como los proyectos de esta transición resulta imposible. Desafortunadamente, la visión de consumo del presidente en turno ha provocado una inserción en un ingreso sin sustento real en la dádiva y naturalmente una demanda no correspondida en la oferta de bienes y servicios derivados de una cadena que supera costos reales para competir en precios. Esto significa que el gasto público ingresa renta de agentes productivos y lo reinserta en sectores que no producen absolutamente nada.  De la visión del consumo del presidente podemos entonces dar un paso más adelante para equiparar otra visión equivocada: la autosuficiencia. Dejemos aparte la energética que nos está hundiendo, de momento. Concentremos nuestra atención en lo básico, el alimento: imagine el lector un campesino, posee diez hectáreas, le ofrecen un programa que se llama Sembrando Vida, le ofrecen una tala de su predio para integrarse al programa. Decide, entonces, talar la mitad de su haber y dedicar la otra mitad a auto consumo ante la falta de programas en los que ha participado por décadas, pero se encuentran interrumpidos o suspendidos. Tala, por decirlo de una manera sutil, devasta su propiedad. Lo visita un intermediario de Morena, le ofrece una especie de pensión mensual y le dota de un cultivo que desconoce. De esa pensión, el intermediario le resta su participación.  De ese proceso de corrupción, se deriva lo siguiente: el intermediario medra y se enriquece; el productor sacrificó una parte de su propiedad en aras de una dádiva insuficiente. El cultivo a nadie le importa, la devastación se sumó a 72,000 hectáreas en toda la nación pero el productor no lo sabe. Eso se llama Sembrando Vida, un programa del presidente, un programa sin visión, sin alcances. Entonces viene la suma de los cultivos de la nación. Viene el recuento de la producción que descuidó porcinos, avícolas, cárnicos en general y legumbres y verduras y frutas; viene una llamada Canasta Básica a hacer su presencia porque es tradición de décadas su atención. Viene la recopilación de los precios para anunciar que la tasa de inflación es del 7% pero el limón asciende al 107%, el pollo al 42%, la tortilla al 23%, el chile y otros componentes de la mesa mexicana se tornan incomparables.  La denominación de esta trapacería gubernamental se llama corrupción transformada en el engaño de las formas; otra vez el dispendio, otra vez el disfraz de cifras que jamás fueron sanas; no pueden ser sanas cifras que pervierten y atrapan al individuo y su afán de productividad en un círculo perverso de cuota, de asociación maligna con un poder en tránsito. Eso es esta auto llamada transformación, esto hace, embauca, enreda, engaña.  Es entonces cuando entendemos una labor bien intencionada, una tarea de verdaderos profesionales reunidos en una Junta de Gobierno, tratando de lidiar con índices de precios que traicionan preceptos económicos, que no ceden ante la intemperancia de la demanda. Seguramente no lo ignoran, pero seguramente lo callan por prudencia. Eso hace el Banco de México, pero su responsabilidad y coherencia es retada por la imposición de un régimen dispuesto a sacrificar las reglas de la razón y el orden en aras de preservar un horizonte sin destino. Ese horizonte sin destino se llama populismo, un mal endémico.   " ["post_title"]=> string(27) "Política Monetaria Alcista" ["post_excerpt"]=> string(180) "El Banco de México todos los días nada a contracorriente de un régimen dispuesto a sacrificar las reglas de la razón y el orden en aras de preservar sus políticas populistas. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(26) "politica-monetaria-alcista" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-17 10:42:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-17 15:42:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74590" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17612 (24) { ["ID"]=> int(74842) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-24 10:33:00" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-24 15:33:00" ["post_content"]=> string(6759) "Hasta ahora, la autollamada Cuarta Transformación, al menos en lo económico ha creado más pobreza. Se estima que en tres años de gestión la suma de pobres ha aumentado en al menos cuatro millones. Desde luego, existe un causal: la concentración de recursos y la decisión de un solo hombre sobre el destino de su reparto. En otro espacio se señaló que la fórmula populista siempre parte de cierta acumulación de riqueza, de cierto equilibrio en la economía, de otro modo jamás tendría un punto de partida. El populismo nace al revertir en forma simple un concepto equivocado de acumulación. El populismo confunde generación por acumulación y da por sentado que el efecto de acumular no sufrirá interrupciones.  Esta premisa ignora los efectos cambiantes de una economía y su dinamismo, de tal modo que si alguna riqueza existe, los inicios de la fórmula populista surten efecto en su planteamiento original. En una economía creciente, habrá pocos excedentes pero los hay siempre, como reservas y otras guardas de contingencia. El populismo echa mano de todo efecto de la pretendida acumulación para afianzar pertenencia y presencia en esa imagen distorsionada que disemina como “pueblo”, concepto incluyente al tiempo de crear una adhesión perversa en lenguaje, en mensaje de redención de un nacionalismo capturado por élites explotadoras y controladoras. El despertar populista casi siempre funciona en el planteamiento de inicio, en la supuesta defensa de las mayorías y naturalmente capta adhesión en la dispersión del recurso público. La línea que podría dibujarse entre la captación y la dispersión es totalmente ajena a la ciudadanía atrapada en la dádiva. Como toda premisa económica que involucra recursos, sea de plena ortodoxia o no, la dispersión como ejercicio de pretensión de redención significado en ingreso, reúne un efecto multiplicador. El supuesto efecto en las masas es la adhesión a un régimen como fórmula de poder.  Si el poder reparte, es poder y pasa del sustantivo al verbo. Si la fórmula que pregona igualdad es igualitaria por entendimiento colectivo aun careciendo de razón, es válida para el recipiente. Si el recipiente es multiplicado, la fórmula también lo es. Como podemos inferir, arrancar una fórmula social basada en la riqueza no requiere de gran ciencia, requiere de discurso. Desde luego, la apuesta social descansa en las fórmulas de producción que en la precaria lógica del socialismo seguirán aportando bienes y servicios. Este es el punto decisivo y de quiebre de la fórmula popular. La concentración de decisiones de un gobierno anula de origen toda fórmula de expansión. El problema es la contraposición de poder como sustancia y poder como fórmula creadora. La apuesta que se menciona, eso es, apuesta. Desafortunadamente las apuestas no forman parte del escenario económico y no sientan bases de permanencia y futuro. La teoría económica descansa en preceptos, descansa en ocurrencias predecibles y las más de las veces moldeables. Una muestra de ello es la aceptación universal de la teoría del Valor Actual y la teoría de la Eficiencia de Mercados. Retar a la economía no es retar al capital como una atribución de privilegio como pretende ilustrar el populismo, como tampoco el reto simple de la fórmula social es la condena a la acumulación que siempre obedeció a un inicio en el riesgo, en el talento creador y en el empuje individual hasta hacerlo colectivo en la satisfacción de un producto o un servicio de excelencia y en estricta competencia con otros participantes con ideas similares y oferentes de lo mismo.  Esas reglas de participación activa las ignora el populista, porque son reglas que diseminan ambición individual, aspiración de mejora y segregación de una masa uniforme de pensamiento inducido desde un poder cautivo. El populismo asume conciencia colectiva y pregona idealismos congregantes para restar ideas sobresalientes. Si esta premisa es válida en su precario haber de oportunidades, entonces la pobreza debe validarse en aras de mantener un pueblo uniforme. Es entonces cuando la fórmula se explica en su acción devastadora de riqueza para nunca volver a conformarla de la misma manera que se creó. Es entonces la explicación de la pobreza intencionada de origen y como praxis de política pública. La pobreza se induce para crear dependencia.  El presidente en turno, en el caso de México, desde el inicio de su transición en el poder destacaba que los negocios públicos estarían siempre por encima de los privados; nótese que jamás hizo referencia a asuntos públicos, dando por sentado que los dineros serían manejados por su gobierno. Esta referencia es clara en cuanto a la concepción que ha tenido y tiene de gobernar; desde luego hemos vivido todo tipo de desdén e insulto al ambiente privado en materia de inversión. No ignorábamos su pretensión de autosuficiencia en el renglón petrolero y el energético, lo que ignorábamos era que el destino a la inversión productiva se desviaría a tres caprichos monumentales y absurdos.  Si lo anterior brinda claridad en lo referente a negocios públicos, la alusión del presidente, entonces podemos ampliar nuestro horizonte de interpretación del pensamiento de un hombre que contempla un país en una retrospectiva anclada en un despegue de nación y no en su evolución. Esa es la confrontación que vivimos. El Estado fuerte que menciona el presidente no tiene cabida en la apertura en la que desde hace décadas cohabitamos. El tamaño de la economía se dimensionaba en márgenes o cuotas de participación y el presidente todo lo concibe como absoluto. Lo único que ha logrado es una cadena de dependencias con un vicio de origen: un recurso finito.    Las arcas del año 2018, hemos mencionado en este espacio, no son las mismas en el inicio del 2022. Esta transición tiene un gran pendiente con la nación, crear riqueza. Se menciona en forma simple, para acompasar las fórmulas que emplea, simples y para demostrar que todas sin excepción, son fallidas en su concepción, en su carente estructura y en su propagación. Seguirá la dependencia en esa cadena interminable como ciclo perverso: deuda, inflación, derroche, carencias, deuda, inflación, derroche, carencias...el camino de una transformación ilusoria.   " ["post_title"]=> string(23) "Dependencia sin riqueza" ["post_excerpt"]=> string(139) "A continuación Manuel Torres Rivera explica la relación entre el populismo y el manejo de los recursos públicos en el caso de México. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(23) "dependencia-sin-riqueza" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-24 10:33:00" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-24 15:33:00" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74842" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17666 (24) { ["ID"]=> int(74590) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-17 10:42:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-17 15:42:21" ["post_content"]=> string(6700) "El Banco de México ha tomado una medida responsable al incrementar la tasa base para atenuar los efectos del fenómeno inflacionario; sin embargo, no ha resultado efectiva. Las razones son producto de un efecto global y se entiende en materia de intercambio con nuestro socio del norte en gran medida. Sabemos de la gran dependencia de nuestra actividad comercial con los Estados Unidos y también obedece a cierta lógica que las importaciones vengan acompañadas de cierta inflación que al integrarse a las cadenas productivas nacionales, tengan como resultado agregados de valor adicionales y repercutan en precios más elevados. La teoría monetaria en estricta ortodoxia, significaría un aumento en la tasa de referencia o base para desincentivar el crédito, reducir el circulante de moneda, reducir temporalmente la oferta de bienes y servicios y ajustar finalmente precios para cantidad en demanda. El equilibrio deseado no se ha presentado en nuestro entorno y existen diversas interpretaciones, todas derivadas de políticas económicas erróneas y que suman tres años. No se pretende con esta aseveración excluir la escena internacional que desde luego reúne gran parte del problema, pero las desviaciones del presupuesto de la nación a actividades no esenciales han causado un efecto devastador en la oferta; también se ha dislocado el consumo y lo detallaremos. La transición en turno no ha contemplado equilibrios presupuestales de incentivo en la producción. El simple descuido y abandono de programas en marcha, desde fideicomisos hasta reguladores regionales de asistencia simple como comedores comunitarios han provocado fallas que en el agregado nacional repercuten en forma gradual en la siembra, en la distribución y en la intermediación inevitable de cultivos tradicionales. Un breve repaso del Tratado signado en 1994 y la incorporación del capítulo agropecuario hasta 2004 nos reseñan las bondades de la apertura de la economía mexicana cuando la autosuficiencia pasó a la historia como un episodio trascendido y aprendido.  En este capítulo de la vida nacional no es menor la transición del autoconsumo a las uniones de productores, como tampoco es menor la consideración del despegue del paternalismo al campo mexicano cuando desde la semilla hasta la comercialización y el seguro agrícola se encontraba centralizado en la federación. No obstante, los programas de producción centraban su atención en áreas más trascendentales como la mecanización, la industria, la especialización y la exportación. Toda esta fase como producto de la apertura y el Tratado de Libre Comercio. Todo esto que se menciona tiene un abandono de tres años y las consecuencias afloran en medio de un rezago provocado por una pandemia y un fenómeno inflacionario global. Las consecuencias no serían tan graves si los factores del abasto se hubieran atendido a tiempo. Revertir una política de gasto en renglones improductivos como los proyectos de esta transición resulta imposible. Desafortunadamente, la visión de consumo del presidente en turno ha provocado una inserción en un ingreso sin sustento real en la dádiva y naturalmente una demanda no correspondida en la oferta de bienes y servicios derivados de una cadena que supera costos reales para competir en precios. Esto significa que el gasto público ingresa renta de agentes productivos y lo reinserta en sectores que no producen absolutamente nada.  De la visión del consumo del presidente podemos entonces dar un paso más adelante para equiparar otra visión equivocada: la autosuficiencia. Dejemos aparte la energética que nos está hundiendo, de momento. Concentremos nuestra atención en lo básico, el alimento: imagine el lector un campesino, posee diez hectáreas, le ofrecen un programa que se llama Sembrando Vida, le ofrecen una tala de su predio para integrarse al programa. Decide, entonces, talar la mitad de su haber y dedicar la otra mitad a auto consumo ante la falta de programas en los que ha participado por décadas, pero se encuentran interrumpidos o suspendidos. Tala, por decirlo de una manera sutil, devasta su propiedad. Lo visita un intermediario de Morena, le ofrece una especie de pensión mensual y le dota de un cultivo que desconoce. De esa pensión, el intermediario le resta su participación.  De ese proceso de corrupción, se deriva lo siguiente: el intermediario medra y se enriquece; el productor sacrificó una parte de su propiedad en aras de una dádiva insuficiente. El cultivo a nadie le importa, la devastación se sumó a 72,000 hectáreas en toda la nación pero el productor no lo sabe. Eso se llama Sembrando Vida, un programa del presidente, un programa sin visión, sin alcances. Entonces viene la suma de los cultivos de la nación. Viene el recuento de la producción que descuidó porcinos, avícolas, cárnicos en general y legumbres y verduras y frutas; viene una llamada Canasta Básica a hacer su presencia porque es tradición de décadas su atención. Viene la recopilación de los precios para anunciar que la tasa de inflación es del 7% pero el limón asciende al 107%, el pollo al 42%, la tortilla al 23%, el chile y otros componentes de la mesa mexicana se tornan incomparables.  La denominación de esta trapacería gubernamental se llama corrupción transformada en el engaño de las formas; otra vez el dispendio, otra vez el disfraz de cifras que jamás fueron sanas; no pueden ser sanas cifras que pervierten y atrapan al individuo y su afán de productividad en un círculo perverso de cuota, de asociación maligna con un poder en tránsito. Eso es esta auto llamada transformación, esto hace, embauca, enreda, engaña.  Es entonces cuando entendemos una labor bien intencionada, una tarea de verdaderos profesionales reunidos en una Junta de Gobierno, tratando de lidiar con índices de precios que traicionan preceptos económicos, que no ceden ante la intemperancia de la demanda. Seguramente no lo ignoran, pero seguramente lo callan por prudencia. Eso hace el Banco de México, pero su responsabilidad y coherencia es retada por la imposición de un régimen dispuesto a sacrificar las reglas de la razón y el orden en aras de preservar un horizonte sin destino. Ese horizonte sin destino se llama populismo, un mal endémico.   " ["post_title"]=> string(27) "Política Monetaria Alcista" ["post_excerpt"]=> string(180) "El Banco de México todos los días nada a contracorriente de un régimen dispuesto a sacrificar las reglas de la razón y el orden en aras de preservar sus políticas populistas. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(26) "politica-monetaria-alcista" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-17 10:42:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-17 15:42:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74590" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(18) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "6048f8838ead2879b29ff95918975325" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Política Monetaria Alcista

Política Monetaria Alcista

El Banco de México todos los días nada a contracorriente de un régimen dispuesto a sacrificar las reglas de la razón y...

enero 17, 2022
Dependencia sin riqueza

Dependencia sin riqueza

A continuación Manuel Torres Rivera explica la relación entre el populismo y el manejo de los recursos públicos en el caso de...

enero 24, 2022




Más de categoría
Dependencia sin riqueza

Dependencia sin riqueza

A continuación Manuel Torres Rivera explica la relación entre el populismo y el manejo de los recursos públicos en...

enero 24, 2022

El comercio global podría ser un motor que termine por impulsar la economía mexicana en 2022

El comercio mundial está ya en los niveles vistos antes de la pandemia. México no es ajeno a esta...

enero 21, 2022

La apuesta de Citigroup en México por los clientes institucionales

Citigroup es líder global. Tiene aproximadamente 200 millones de cuentas de clientes y mantiene operaciones en más de 160...

enero 20, 2022

Caso Banamex, oportunidad de oro para fortalecer la banca nacional

La venta de Banamex representa una oportunidad para fortalecer la banca nacional y aprovechar la red de sucursales y...

enero 19, 2022