REMESAS igual a MIGRACIÓN

México, de acuerdo con datos del Banco Mundial, tiene el tercer lugar del envío de remesas a nivel mundial y el primer lugar en América latina.

8 de octubre, 2021

La migración consiste en dejar el lugar de residencia para establecerse en otro país o región, generalmente por causas económicas o sociales. Según el Departamento de Naciones Unidas de Asuntos Económicos y Sociales (UNDESA 2020)1, el número mundial de los migrantes (incluidos los refugiados) se estimó en 281 millones en 2020.  Representan menos del 4% de la población total del mundo, una proporción que, aunque pequeña, ha ido aumentando de manera constante durante los dos últimos decenios.

En 2000 eran 173 millones, aumentando del 2000 a 2010 en 48 millones y 2010 a 2020 en 60 millones, en la última década se han tenido varias crisis económicas. Gran parte de este aumento se debió a la migración laboral o familiar.

En el año 2020, el 65% de todos los migrantes internacionales en todo el mundo vivían en países de ingresos altos.

En 2020 los cinco primeros países que tenían el mayor número de migrantes recibían eran : EEUU con 51 millones, Alemania con 16 millones, Arabia Saudita con 13 millones, Rusia 12 y Reino Unido con 9. Figura 1.

Los países que más migrantes aportan en el mundo: India con 18 millones, México 11 millones, Rusia 11 millones, China 10 millones y Siria 8 millones. 

La migración busca mejorar la calidad de vida de sus familias de los lugares donde radican, trayendo consigo un problema social de convivencia familiar. Las personas buscan aumentar sus ingresos, ellos al migrar mandan lo que ganan: las “remesas”.

Según el Banco Mundial2, alrededor del mundo las remesas se mueven entre 680 a 700 mil millones de dólares en el año 2020. Se espera que en 2021 sea entre 700 y 710  mil millones. Las tres principales regiones son : Asia pacifico con 147 mil millones de dólares, Asia del Sur (India, Afganistán entre otros) 136 y América latina con 103. 

En el mundo se realizan el envío de las remesas a través de transferencias electrónicas en 98.9%, mientras que solo 0.7% de los envío se hacen en efectivo o en especie.  

Las remesas superaron los flujos de inversión extranjera directa por un margen más amplio en 2020. 

México, de acuerdo con datos del Banco Mundial, tiene el tercer lugar del envío de remesas a nivel mundial (Figura 2) y primer lugar en América latina (Figura 3). Esto indica que existe un mayor número de población fuera de México laborando en forma legal e ilegal. 95% de las remesas que recibió el país en 2020 fueron de EEUU, a donde el promedio de salario es de 2 mil 600 dólares al mes, por lo que destinan a las remesas entre 13 y 25% del total que reciben.

Esto es un reflejo directo del incremento de personas que están saliendo del país para poder mejorar las condiciones de vida de su familia, debido que del 2018 a agosto del 2021, se ha incrementado el número de personas que están ganando menos de 21 dólares por día, y que equivale a dos horas de salario en EEUU en promedio.

México, donde aparentemente la crisis del COVID-19 no tuvo efectos en las entradas de remesas, aumentó en un 9.9% en 2020, con un 35% de incremento interanual en marzo de 2020. Este aumento parece deberse a una fuerte depreciación del peso frente al dólar estadounidense: entre Enero de 2020 y abril de 2020, el peso estaba a 29% más débil, y aún no se ha recuperado. Un peso débil  atrajo remesas como bienes, servicios, y los activos en México se volvieron más baratos de comprar con el dólar estadounidense.

Los migrantes eran empleados en sectores esenciales en EEUU durante los periodos de abril y mayo de 2020. Los migrantes trabajan principalmente en la construcción, campo, fábricas, jardinería, chofer y restaurantes entre los principales, y la mayoría tiene un nivel escolar hasta la secundaria.

En México la IED fue de alrededor de 28 mil millones de dólares en 2020, y las remesas de 43 mil. Este dinero no es utilizado para invertir en negocios o crear nuevas empresas, y que puedan generar más recaudación de impuestos. Es dinero en que las familias usan para completar el gasto diario. 

Hoy en día, 1 de cada 20 hogares del país recibe remesas, lo que representa un 3.8% del PIB según información de CEMLA3.

Con base en una encuesta realizada por Banxico y analizada por CEMLA4, se identificó que probablemente el 58%  de las remesas es utilizado para manutención, 21% salud, 9% educación, 5% inmuebles, 1% negocios, y 7% otros gastos.

El subgobernador del Banco de México Jonathan Heath estima que en 2022 la inflación alcance su punto máximo en febrero o marzo y comience a disminuir en el segundo trimestre de 2022 para alcanzar su meta permanente en el tercer trimestre de 2023 (3%). El índice de precios al consumidor subió durante la primera mitad de septiembre un 0.42% para alcanzar una inflación anual de 5.87%, y muy por encima de la tasa objetivo de Banxico de 3% +/- un punto porcentual. Estima el banco que en septiembre, la inflación general anual probablemente se ubicó “muy cerca” del 6%.

Este panorama agravará la migración y veremos a más gente dejando a sus familias en México.

Figura 1

Figura 1

Figura 2

Figura 2

Figura3

Figura3

1 Reporte de UNDESA https://www.un.org/sites/un2.un.org/files/undesa_pd_2020_international_migration_highlights_updated.pdf

2 Reporte de Banco Mundial https://www.knomad.org/sites/default/files/2021-05/Migration%20and%20Development%20Brief%2034_1.pdf

3 Reporte de remesas CEMLA https://www.cemla.org/foroderemesas/notas/2021-08-notasderemesas-09.pdf

4 Reporte de CEMLA como gastan las remesas https://www.cemla.org/PDF/remesaseinclusion/2016-08-migracion-remesas-inclusion-mexico.pdf

Comentarios
object(WP_Query)#17656 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(71387) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-09-2021" ["before"]=> string(10) "18-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(71387) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-09-2021" ["before"]=> string(10) "18-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17655 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17658 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17662 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "20-09-2021" ["before"]=> string(10) "18-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-09-20 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-10-18 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (71387) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17652 (24) { ["ID"]=> int(70892) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-27 12:04:20" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-27 17:04:20" ["post_content"]=> string(7013) "El discurso de esta transición en turno de gobierno no encuentra acomodo en sus pronunciamientos: lo mismo expresa cierta preocupación por variables económicas, por disciplina fiscal, por el tipo de cambio, por reservas y por remesas del exterior. Contrapone con frecuencia metas de orden presupuestal con ejercicio de gasto. En alguna etapa se pretendía abandonar el Producto Interno Bruto como medida de crecimiento de la economía para suplantarla por un eufemismo llamado bienestar. Desde luego no obedece a ninguna lógica pero los anales muestran una retórica en un discurso pletórico de símbolos que retaron en algún momento el statu quo del orden económico en el simplismo del dictador Hugo Chávez, el venezolano que hundió a un país con enunciados que pudieran calificarse de similares, siendo idénticos. El derrotero es el mismo y el fracaso también.  De ese discurso que recurre a la estrategia de la diversión de hechos, de la palabra que empeña futuro sin proyecto, de la denostación constante del conocimiento, de la investigación y el desarrollo, de la descalificación del capital, de la formación de nación en concierto con otras, surge irremediablemente el lenguaje del desconcierto, la expresión de la sinrazón para descarrilar todo aquello que no haya sido concebido bajo el esquema transformador.  Tres años de tránsito por estas sendas del discurso alegórico y triunfalista, el discurso que alienta la fase de la intemperancia y la desazón que contempla pobreza no imaginada, porque la contempla, que observa el derroche de una riqueza concebida para la protección de las capas que nunca necesitaron transitar en la desesperación ni en el desvelo. Suman tres años los sobresaltos, los abandonos a causas que más allá de la nobleza, inundan la crueldad de un abandono planeado y turbio, pretextando controles y dominio de mercados, captura de prerrogativas, para demostrar un final de desprecio a una humanidad que asoma una simple enfermedad o un desvío de la normalidad funcional en todo ser con derecho a la vida.  No existe un precepto económico que pueda calificar tal vileza, no existe un orden de ideas en el vocabulario del régimen presupuestal para atenuar tal ofensa. Las cosas simplemente se han dado en un marco de improvisación; el ambiente que rodea un micrófono matutino que lo mismo desorienta que alecciona sin miramiento del destino y despropósito del mensaje, ha crispado el orden social en su civilidad y en el irrestricto resguardo de las formas. La división aflora en el encono del lenguaje y la expresión histriónica en la condena irredenta y perpetua del pensamiento contrario a una doctrina sectaria y abstrusa. Ese ha sido el lenguaje del presidente.  El presidente deambula por distintos rumbos, dispersa ideas, ocurrencias, impera el momento y el humor para consumar la degradación de un simple precepto: servir. Servir no se encuentra en su contexto, servirse sí. Los usos y costumbres no se degradan, se degradan las prerrogativas que desde el poder cumplen una sola función: la polarización. Si la división se convirtiera en una función cuántica, tal vez fuera necesario extrapolar los extremos y trabajar en sentido contrario todas las variables para en un solo isocosto valuar las opciones pero el presidente las anula porque jamás cuenta con los elementos necesarios para evaluar su gestión. Esto no es novedad, lo hace un día tras otro. Sus proyectos no lo son; sus desvíos lo son.  Improvisar en todo terreno de gestión económica tiene un costo; hacerlo en el terreno de gestión de gobierno, reúne más de un costo porque la ética gubernamental jamás debería exponer el tesoro de una nación en la especulación y en un futuro incierto. El juego de las variables en una economía no es equiparable al juego de la inversión y el riesgo. Las variables podrán corresponder al empleo de medidas correctivas en la política monetaria y obedecer al panorama de la macroeconomía. Las inversiones derivadas del gasto público, de la hacienda de una nación, deben corresponder siempre a la demanda de los sectores productivos. La iniciativa es privada no por designación de labores, es por simple correspondencia de riesgo en la operación.  La grotesca irrupción de esta transición en el gasto de la nación, ha sentado precedentes de arbitrariedad en la consecución de obra innecesaria; la obstinación que ha acompañado esta irreverencia económica desde luego jamás prosperará; por todos es sabido y en expresión de especialistas nunca fueron incorporados estudios de viabilidad y puesta en marcha de proyectos con ambición de una falaz trascendencia. El verdadero significado de obra que la perpetuidad pondrá en duda, siembra en la obstinación y el capricho una fatua lección de empleo del tesoro público. La fatuidad radica en la empresa que coleccionará una verdadera cauda de asomo de incompetencia y de improvisación. De momento resulta imposible cuantificar los yerros porque el dispendio se encuentra en boga; la opacidad imperante es de dimensiones colosales y la apreciación inmediata es el impacto en la deuda y en la insatisfacción de los mismos programas clientelares en donde abunda el desorden presupuestal, el descontrol de padrones de beneficiados y la corrupción. El disfraz popular del sustento de programas ya se cayó de tiempo atrás; no existen jóvenes construyendo absolutamente nada, no existen siembras de vida ni de otro orden conocido, no existen programas alternos de salud como tampoco existen programas de abasto de medicinas y fármacos. En resumen, el fracaso de esta transición es tan evidente como la desproporción que existe entre el ingreso y el dispendio. El gobierno de la supuesta transformación se encuentra en desahucio de metas y de factibilidad operativa; se han mezclado doctrinas de adhesión al retroceso con los verdaderos planes de una economía abierta y con tratados vigentes con las potencias del norte. Los desafíos y bravatas de un presidente sin verdadera orientación en un mundo moderno han castigado plazos y redenciones de auténtica viabilidad para el país. Ceñirse a los plazos del dictado constitucional sería la vía recomendable en la recomposición que vendría en 2025. Las tareas de la recomposición del capital en la inversión y en el empleo ya se encuentran en marcha. Los costos que vendrán de esta improvisación y ocurrencia serán generacionales, lastiman el horizonte de una nación que aspira a metas supranacionales pero no lo derrotan. La pausa será de tres largos años pero será una pausa a fin de cuentas. " ["post_title"]=> string(29) "El Costo de la Improvisación" ["post_excerpt"]=> string(197) "Sin metas claras ni estudios de viabilidad que sustenten las políticas económicas gubernamentales, parece que la arbitrariedad y la improvisación son el sello de la “cuarta transformación”." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "el-costo-de-la-improvisacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-27 12:04:20" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-27 17:04:20" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70892" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17602 (24) { ["ID"]=> int(71265) ["post_author"]=> string(2) "26" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-06 12:33:24" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-06 17:33:24" ["post_content"]=> string(4516) "El  pasado 4 de octubre de 2021, durante varias horas Facebook sufrió una caída con todo y sus aplicaciones WhatsApp, Messenger e Instagram, lo que provocó memes y diversos comentarios de los internautas. Por ejemplo, Eduardo Verástegui comentó en Twitter: “Ya se cayó Whatsapp, Instagram y Facebook, solo falta que caigan Biden, Kamala, los Ministros de la Suprema Corte de Injusticia de Mèxico, Maduro, Ortega y Diaz Canel” y luego añadió “Y de una vez q caigan también el covid, los cubre bocas, las vacunas criminals, y los grupos que quieren reducir la población mundial, por ejemplo, El Club Bilderberg. Ufff ahora si me metí en problemas. Paciencia familia, q se va a poner muy buena la película. Dios al frente.” Facebook pidió disculpas a todos los afectados por la interrupción de sus servicios: Nuestros equipos de ingeniería han encontrado que los cambios de configuración en los routers troncales que coordinan el tráfico de red entre nuestros centros de datos causaron problemas que interrumpieron esta comunicación. Esta irrupción del tráfico en la red tuvo un efecto en cascada en la forma en que se comunican nuestros centros de datos, lo que paralizó nuestros servicios. “Nuestros servicios están nuevamente en línea y estamos trabajando activamente para que regresen por completo a sus operaciones normales. Queremos dejar claro que este incidente no se debió a actividad maliciosa. La interrupción se originó por un cambio de configuración defectuoso. No tenemos evidencia de que datos de usuarios se hayan visto comprometidos como resultado de este tiempo de inactividad.”  De acuerdo con NetBlocks, empresa de monitoreo de Internet con sede en Londres  y a la información del portal Aristegui Noticias, el apagón de aproximadamente seis horas que afectó este lunes a nivel mundial a los servicios de la compañía Facebook y a las plataformas de WhatsApp, Instagram y Messenger le costó a México casi 265 millones de pesos. Además, tuvo impacto en 80 millones de usuarios.   La interrupción mundial supuso hasta ahora para Facebook la caída del 4.89% de las acciones de la compañía (con valor de 326.23 dólares cada una), que su dueño Mark Zuckerberg perdiera más de 6 mil millones de dólares de su fortuna personal y a nivel mundial provocó un daño de 968 millones 537 mil 26 dólares. Estos cálculos los hace NetBlocks, mediante su herramienta NetBlocks Cost of Shutdown Tool, que estima el impacto económico de una interrupción de Internet, apagón de datos móviles o restricción de aplicaciones, utilizando indicadores del Banco Mundial, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), la Oficina Europea de Estadística (Eurostat) y el Censo de Estados Unidos. Así, el costo para México, fue de 264 millones 927 mil 46 pesos. Facebook ha experimentado importantes incidentes de cortes parciales. Así  el 14 de marzo de 2019 y el 14 de abril de 2019, se produjeron  cortes parciales por errores técnicos. Sin embargo, el incidente del pasado 4 de Octubre de 2021, es posiblemente la interrupción de Facebook más severa. En esta ocasión, se vieron afectados todos los servicios porque Facebook decidió desde 2019 iniciar la fusión de sus plataformas. Esta centralización brinda a la empresa una visión unificada de los hábitos de uso de Internet de los usuarios, pero también hace que los servicios sean vulnerables a puntos únicos de falla.  Para finalizar, señalar que algunos afectados por la caída  acudieron en masa a plataformas alternativas, como Twitter, Telegram, TikTok o Signal, lo que ralentizó sus servicios y en algunos casos provocó breves caídas en el servicio.   " ["post_title"]=> string(56) "Los costos económicos de la caída global de Facebook " ["post_excerpt"]=> string(107) "¿Qué implicaciones económicas tuvo para Facebook la caída de sus plataformas digitales el lunes pasado?" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(52) "los-costos-economicos-de-la-caida-global-de-facebook" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-06 12:36:45" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-06 17:36:45" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71265" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17652 (24) { ["ID"]=> int(70892) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-27 12:04:20" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-27 17:04:20" ["post_content"]=> string(7013) "El discurso de esta transición en turno de gobierno no encuentra acomodo en sus pronunciamientos: lo mismo expresa cierta preocupación por variables económicas, por disciplina fiscal, por el tipo de cambio, por reservas y por remesas del exterior. Contrapone con frecuencia metas de orden presupuestal con ejercicio de gasto. En alguna etapa se pretendía abandonar el Producto Interno Bruto como medida de crecimiento de la economía para suplantarla por un eufemismo llamado bienestar. Desde luego no obedece a ninguna lógica pero los anales muestran una retórica en un discurso pletórico de símbolos que retaron en algún momento el statu quo del orden económico en el simplismo del dictador Hugo Chávez, el venezolano que hundió a un país con enunciados que pudieran calificarse de similares, siendo idénticos. El derrotero es el mismo y el fracaso también.  De ese discurso que recurre a la estrategia de la diversión de hechos, de la palabra que empeña futuro sin proyecto, de la denostación constante del conocimiento, de la investigación y el desarrollo, de la descalificación del capital, de la formación de nación en concierto con otras, surge irremediablemente el lenguaje del desconcierto, la expresión de la sinrazón para descarrilar todo aquello que no haya sido concebido bajo el esquema transformador.  Tres años de tránsito por estas sendas del discurso alegórico y triunfalista, el discurso que alienta la fase de la intemperancia y la desazón que contempla pobreza no imaginada, porque la contempla, que observa el derroche de una riqueza concebida para la protección de las capas que nunca necesitaron transitar en la desesperación ni en el desvelo. Suman tres años los sobresaltos, los abandonos a causas que más allá de la nobleza, inundan la crueldad de un abandono planeado y turbio, pretextando controles y dominio de mercados, captura de prerrogativas, para demostrar un final de desprecio a una humanidad que asoma una simple enfermedad o un desvío de la normalidad funcional en todo ser con derecho a la vida.  No existe un precepto económico que pueda calificar tal vileza, no existe un orden de ideas en el vocabulario del régimen presupuestal para atenuar tal ofensa. Las cosas simplemente se han dado en un marco de improvisación; el ambiente que rodea un micrófono matutino que lo mismo desorienta que alecciona sin miramiento del destino y despropósito del mensaje, ha crispado el orden social en su civilidad y en el irrestricto resguardo de las formas. La división aflora en el encono del lenguaje y la expresión histriónica en la condena irredenta y perpetua del pensamiento contrario a una doctrina sectaria y abstrusa. Ese ha sido el lenguaje del presidente.  El presidente deambula por distintos rumbos, dispersa ideas, ocurrencias, impera el momento y el humor para consumar la degradación de un simple precepto: servir. Servir no se encuentra en su contexto, servirse sí. Los usos y costumbres no se degradan, se degradan las prerrogativas que desde el poder cumplen una sola función: la polarización. Si la división se convirtiera en una función cuántica, tal vez fuera necesario extrapolar los extremos y trabajar en sentido contrario todas las variables para en un solo isocosto valuar las opciones pero el presidente las anula porque jamás cuenta con los elementos necesarios para evaluar su gestión. Esto no es novedad, lo hace un día tras otro. Sus proyectos no lo son; sus desvíos lo son.  Improvisar en todo terreno de gestión económica tiene un costo; hacerlo en el terreno de gestión de gobierno, reúne más de un costo porque la ética gubernamental jamás debería exponer el tesoro de una nación en la especulación y en un futuro incierto. El juego de las variables en una economía no es equiparable al juego de la inversión y el riesgo. Las variables podrán corresponder al empleo de medidas correctivas en la política monetaria y obedecer al panorama de la macroeconomía. Las inversiones derivadas del gasto público, de la hacienda de una nación, deben corresponder siempre a la demanda de los sectores productivos. La iniciativa es privada no por designación de labores, es por simple correspondencia de riesgo en la operación.  La grotesca irrupción de esta transición en el gasto de la nación, ha sentado precedentes de arbitrariedad en la consecución de obra innecesaria; la obstinación que ha acompañado esta irreverencia económica desde luego jamás prosperará; por todos es sabido y en expresión de especialistas nunca fueron incorporados estudios de viabilidad y puesta en marcha de proyectos con ambición de una falaz trascendencia. El verdadero significado de obra que la perpetuidad pondrá en duda, siembra en la obstinación y el capricho una fatua lección de empleo del tesoro público. La fatuidad radica en la empresa que coleccionará una verdadera cauda de asomo de incompetencia y de improvisación. De momento resulta imposible cuantificar los yerros porque el dispendio se encuentra en boga; la opacidad imperante es de dimensiones colosales y la apreciación inmediata es el impacto en la deuda y en la insatisfacción de los mismos programas clientelares en donde abunda el desorden presupuestal, el descontrol de padrones de beneficiados y la corrupción. El disfraz popular del sustento de programas ya se cayó de tiempo atrás; no existen jóvenes construyendo absolutamente nada, no existen siembras de vida ni de otro orden conocido, no existen programas alternos de salud como tampoco existen programas de abasto de medicinas y fármacos. En resumen, el fracaso de esta transición es tan evidente como la desproporción que existe entre el ingreso y el dispendio. El gobierno de la supuesta transformación se encuentra en desahucio de metas y de factibilidad operativa; se han mezclado doctrinas de adhesión al retroceso con los verdaderos planes de una economía abierta y con tratados vigentes con las potencias del norte. Los desafíos y bravatas de un presidente sin verdadera orientación en un mundo moderno han castigado plazos y redenciones de auténtica viabilidad para el país. Ceñirse a los plazos del dictado constitucional sería la vía recomendable en la recomposición que vendría en 2025. Las tareas de la recomposición del capital en la inversión y en el empleo ya se encuentran en marcha. Los costos que vendrán de esta improvisación y ocurrencia serán generacionales, lastiman el horizonte de una nación que aspira a metas supranacionales pero no lo derrotan. La pausa será de tres largos años pero será una pausa a fin de cuentas. " ["post_title"]=> string(29) "El Costo de la Improvisación" ["post_excerpt"]=> string(197) "Sin metas claras ni estudios de viabilidad que sustenten las políticas económicas gubernamentales, parece que la arbitrariedad y la improvisación son el sello de la “cuarta transformación”." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "el-costo-de-la-improvisacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-27 12:04:20" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-27 17:04:20" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70892" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(17) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "6340a2c155e469a4101a6f243822317c" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

El Costo de la Improvisación

Sin metas claras ni estudios de viabilidad que sustenten las políticas económicas gubernamentales, parece que la arbitrariedad y la improvisación son el...

septiembre 27, 2021

Los costos económicos de la caída global de Facebook 

¿Qué implicaciones económicas tuvo para Facebook la caída de sus plataformas digitales el lunes pasado?

octubre 6, 2021




Más de categoría

CFE PONDERANTE EN EL MERCADO ELÉCTRICO

¿Es necesario cambiar la Constitución para favorecer a la CFE?

octubre 15, 2021

Septiembre evidencia un bache muy importante en el sector automotriz

La industria automotriz pasa por el bache económico más serio que ha sufrido en nuestro país con una reducción...

octubre 14, 2021
El Hunan, un restaurante de película con deliciosa comida china

El Hunan, un restaurante de película con deliciosa comida china

A propósito de las fotos que exhibieron a Emilio Lozoya, José Luis Fernández nos cuenta sobre el restaurante donde...

octubre 13, 2021

Un Empresario llamado 4T

Manuel Torres Rivera nos advierte de las posibles consecuencias en el manejo de las empresas estatales a partir de...

octubre 11, 2021