Persiste la inflación y sus consecuencias salariales

Hace cuatro décadas, a finales de los años setenta, México vivió una coyuntura económica muy compleja en la que se combinaron: i) elevadas tasas de inflación;   ii) estancamiento de la producción; y   iii) aumento de...

13 de agosto, 2021

Hace cuatro décadas, a finales de los años setenta, México vivió una coyuntura económica muy compleja en la que se combinaron: i) elevadas tasas de inflación;   ii) estancamiento de la producción; y   iii) aumento de las tasas de interés.

Uno de los resultados más notorios de esa combinación de fenómenos fue que el gobierno de José López Portillo terminó con la imagen por los suelos y con un endeudamiento público en niveles demasiado elevados. 

La cerrazón del López Portillo para, por un lado, realizar una profunda reforma fiscal que fortaleciera los ingresos del sector público, y, por otro lado, replantear las prioridades de gasto del gobierno, llevó a la dolorosa e inútil expropiación de los bancos en 1982, faltando tan solo semanas para que el presidente dejara el cargo.

En la mente de López Portillo, la salida de capitales del país se explicaba porque los bancos estaban saqueándonos, de ahí que, según el discurso oficial, la nacionalización de la banca era para detener ese supuesto saqueo. 

En realidad, lo que ocurrió fue que, al incrementarse las tasas de interés en los Estados Unidos y Europa, el balance fiscal para el gobierno de México fue más difícil de alcanzar, pues además, había grandes presiones financieras en el rubro del gasto social.

Sin duda, López Portillo fue un gobernante populista, que no quiso tomar medidas impopulares en el momento que el país lo necesitaba. El resto es historia.

Lo que acabo de narrar requiere sin duda un sinfín de matices, pero en términos generales, se parece mucho a lo que estamos viviendo en el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

INPC durante julio

Esta mañana, el INEGI informó que en julio de 2021 el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) mostró una inflación de 0.59 por ciento respecto al mes inmediato anterior. 

En julio, el incremento mensual de la inflación es el segundo más alto de los últimos diez años.

 

Índice Nacional de Precios al Consumidor
(Variación porcentual mensual en los meses de julio de años seleccionados)

Fuente: INEGI.

 

Con este resultado la inflación general anual se ubicó en 5.81 por ciento. 

En el mismo mes de 2020 las variaciones fueron de 0.66 por ciento mensual y de 3.62% anual. 

El índice de precios subyacente tuvo un aumento mensual de 0.48 por ciento y anual de 4.66 por ciento; por su parte, el índice de precios no subyacente aumentó 0.93 por ciento mensual y 9.39% anual.

Los precios de las mercancías crecieron más que los precios de los servicios, 0.58% y 0.36% mensual, respectivamente.

 

Índice Nacional de Precios al Consumidor
Productos genéricos con mayor y menor incidencia

Fuente: INEGI.

 

En la actualidad, tenemos una inflación elevada que, por si fuera poco, probablemente no cederá a pesar de los incrementos en la tasa de interés que vienen hacia adelante. 

El incremento de los precios por el fenómeno inflacionario y unas tasas de interés más altas en los créditos, me hacen pensar que el cierre de esta administración no pinta muy bien en términos de aprobación entre una parte importante del electorado.

La inflación es un problema porque desgasta el poder adquisitivo de nuestros salarios y produce distorsiones en nuestros planes de compra, ahorro e inversión. De acuerdo con el CONEVAL, durante el primer trimestre de 2021, se observó un aumento del Índice de Precios al Consumidor (INPC) respecto al registrado en el mismo periodo del año anterior. La inflación promedio anual se ubicó en 4.0%, 0.6 puntos porcentuales superior a la del primer trimestre 2020 (3.4%). Este comportamiento en el nivel de precios se podría deber, en parte, al aumento en las variaciones anuales de los precios de los energéticos que se observaron en marzo de este año. 

En vista de lo anterior, el poder adquisitivo del ingreso laboral per cápita tuvo una disminución de 4.8% entre el primer trimestre de 2020 y el primer trimestre de 2021, al pasar de $1,919.84 a $1,827.39 en términos reales. Esta variación anual del ingreso laboral representa una pérdida de $92.46 pesos respecto al primer trimestre de 2020.

 

Ingreso laboral per cápita en términos reales (medido en pesos del primer trimestre de 2010)

Comparativo del primer trimestre de 2020 y de 2021

Fuente: CONEVAL.

El indicador de la confianza del consumidor que mide como creen los mexicanos que será el comportamiento de los precios durante los siguientes 12 meses se ha mantenido estancado ligeramente por debajo del umbral de los 20 puntos. Llevamos ya un año y medio por debajo de ese umbral, y no me parece exagerado pensar que ahí nos vamos a quedar durante un buen rato.

 

Indicadores complementarios de la confianza del consumidor en julio:
“¿Cómo cree que se comporten los precios durante los próximos 12 meses?”

Fuente: INEGI. Encuesta Nacional de Confianza del Consumidor durante julio de 2021.

 

Las malas perspectivas del público con respecto a la inflación son complementarias a otros temas relacionados. En el mes de julio, siete de los diez indicadores de confianza del consumidor retrocedieron con respecto al mes de junio de este año. Esos siete indicadores se refieren a:

  • La situación económica personal 
  • Las posibilidades para salir de vacaciones
  • Las posibilidades para ahorrar
  • Las posibilidades para construir, remodelar o comprar casa
  • Las posibilidades para comprar un automóvil 
  • Las perspectivas del empleo en el país.

 

Ya comienza a “calar” la inflación

Uno de los signos de que ya comienza a causar estragos la inflación es que la semana pasada se dio a conocer por parte de la Secretaría de Hacienda un aumento al salario de 5.4% ponderado para más de 700 mil burócratas del país durante este año.

El incremento al salario y prestaciones económicas se pagará de manera retroactiva a partir del 1 de enero del presente año, como parte del ajuste salarial que beneficiará a los trabajadores agrupados en la Rama Operativa (administrativos y de servicios generales). 

Dentro de las particularidades, se ha hecho énfasis en la intención de beneficiar con un mayor porcentaje a los trabajadores que perciben menores salarios.

Es poco frecuente que el gobierno haga un ajuste tan significativo al salario de los trabajadores del estado a la mitad del año, pero, por otro lado, también es bastante revelador que el énfasis se haga en los trabajadores del estado que perciben menores ingresos. 

La lectura que tengo es que el ajuste salarial se está realizando debido a que la inflación ha venido desgastando el poder adquisitivo durante este año, especialmente de los más pobres. 

 

Porcentaje de la población con ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria
Comparación del primer trimestre 2021 vs. primer trimestre 2020

Fuente: CONEVAL.

En el primer trimestre de 2021, el porcentaje de la población con ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria aumentó de 35.6% a 39.4% de la población.

En zonas urbanas el porcentaje es mayor que en zonas rurales, pues pasó de 31.7 por ciento a 36.4%.

Ahora bien, entre el primer trimestre de 2020 y el primer trimestre de 2021, se observa una disminución en el número de trabajadores en todas las clasificaciones de posición en la ocupación: trabajadores subordinados y remunerados; empleadores; trabajadores por cuenta propia; y, trabajadores sin pago.

Los trabajadores subordinados presentan la mayor disminución en este periodo con 1.4 millones aproximadamente y los trabajadores por cuenta propia con una disminución en 0.3 millones. En el caso de los empleadores y los trabajadores sin pago, se presentó una disminución de alrededor de 0.1 millones de personas, cada uno.

De esta manera, la masa salarial se redujo 3.8% a nivel nacional, pasando de $218 mil 146 millones de pesos en el primer trimestre de 2020 a $209 mil 821 millones de pesos en el primer trimestre de este año. 

 

Masa salarial en México en el 1T-2020 vs. 1T-2021

Fuente: CONEVAL.

Últimos comentarios

El ajuste al salario mínimo de los últimos dos años demuestra que el rezago en el poder adquisitivo de las personas que ganan menos se puede ir eliminando paulatinamente.

Por otro lado, el aumento a mitad de año a los burócratas es también un signo de contención de la preocupante escalada de precios en algunos bienes y servicios básicos.

No obstante, el incremento de la inflación, a casi el doble del objetivo del 3% (+/- 1) que se plantea el Banco de México, merma la capacidad del gobierno de sostener el poder adquisitivo de las familias.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador sabe perfectamente que la inflación fuera de control puede producir una percepción de fracaso de cualquier administración, al menos en materia económica, por eso la intención de hacer todo lo que está en manos del gobierno para contener el desgaste del poder adquisitivo.

La pandemia del Covid-19, vino a poner a los países emergentes como México en una situación en la que el incremento de los precios se debe a condiciones coyunturales de la economía globalizada y no un mal manejo de la política del banco central.

Por el bien de las familias mexicanas, de por sí lastimadas y muchas entrando de nuevo en la pobreza por la crisis del Covid-19, esperemos que la inflación comience a dar signos de ir cediendo poco a poco. 

Twitter: @romero_hicks

 Facebook: José Luis Romero Hicks

 

Referencias

https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2021/inpc_2q/inpc_2q2021_08.pdf

https://www.elfinanciero.com.mx/economia/2021/08/05/acuerdan-hacienda-y-fstse-aumento-de-54-al-salario-de-burocratas/

https://www.coneval.org.mx/Medicion/PublishingImages/ITLP/2021/1T2021/1_Pobreza_laboral.PNG

https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2021/sic_cya/sic_cya2021_08.pdf

 

Comentarios
object(WP_Query)#18579 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69288) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-08-2021" ["before"]=> string(10) "27-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69288) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-08-2021" ["before"]=> string(10) "27-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18578 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18589 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18609 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "30-08-2021" ["before"]=> string(10) "27-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-30 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (69288) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18575 (24) { ["ID"]=> int(69857) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-08-30 09:59:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-08-30 14:59:51" ["post_content"]=> string(7249) "Tal vez la lección más simbólica de recuperación de una economía sería la de la de la Gran Depresión norteamericana de hace más de nueve décadas. En aquellos años la intervención del monetarismo de John Maynard Keynes resolvió con el impulso del gasto público la recomposición del consumo para desde la demanda estimular la producción y por ende la oferta. La teoría monetarista centraba en bienes elásticos la recomposición de mercados internos. La elasticidad de la demanda era clave importante para situar los primeros precios de productos perecederos y adecuar la cantidad demandada. De esa forma gradual, se atendían en orden el abasto de materia prima, el empleo y por último los costos de distribución.  En tanto las cadenas productivas tomaban su curso, el empleo hacía su labor de consumo, para eventualmente trasladar este a las manufacturas y no perecederos. El proceso tomó un poco más de tres años. Desde luego, de los años treinta a nuestros días las cosas han cambiado diametralmente con las economías abiertas, pero no en la esencia del pensamiento económico. Al parecer los pasos de recomposición después de alguna crisis o catástrofe son los mismos: el abasto como paso primordial y la consecución última, los costos de producción. El capítulo siguiente en la historia moderna, desde luego aludiría a la reconstrucción de la gran guerra de los años cuarenta. La paz del mundo industrializado permitió una canasta de monedas en el Fondo Monetario Internacional, un organismo producto de la Conferencia De Bretton Woods llamado Banco Mundial y en menos de una década, las industrias apuntalaban el progreso.  Los años pasaban y dejaban una huella de eficiencia en los traspasos del capital. Tal fue la observación de oportunidad que en los años setenta surgía una Teoría de Eficiencia; basaba sus percepciones en el modelo del Valor Presente. Impulsaba la idea de que todo valor sujeto a movilidad, esto es, sujeto a una transacción contaba en ese momento con toda la información desde su formación o creación y en el momento de ocurrencia del cambio de manos, se encontraba en su valor actual. Esto quiere decir que tenía todos los factores inherentes a su descuento-factorización- hasta llegar al presente.  La Teoría de Eficiencia facilitó la apreciación de proyectos de inversión, la calificación de riesgo, los inicios de la banca especializada, de inversión naturalmente y finalmente el desarrollo de un lenguaje común y universal para la expansión de oportunidades y multinacionales. Se convirtió en algo común intercambiar tasas de retorno, flujos de efectivo en corridas financieras y tratamientos del Costo del Capital en planes de negocios.    Lo anterior naturalmente trascendió al juicio multilateral de las crisis; las naciones no se aislaban en tanto las economías de bloque hacían siempre tareas colectivas, de proyectos de infraestructura, de intercambio comercial y de asistencia para naciones con problemas temporales de liquidez o de catástrofes naturales. El capital hacía su recomposición, los institutos centrales de moneda estudiaban sus plazos, sus emisiones y las cosas tomaban su rumbo de reconstrucción, como ha sido en el mundo moderno como lo conocemos.    Una situación por demás emblemática de ciclo o reciclaje de las economías del orbe lo protagonizó el petróleo. Nueve naciones en 1974 decidieron conformar un bloque que trascendió como OPEC por sus siglas en inglés y a la vez provocar un embargo del carburante al mundo de mayor grado de industrialización. Cabe anotar que el término embargo tiene una connotación derivada de la lengua inglesa y significa retención o restricción del proveedor. Es importante esta mención porque recientemente el término acusa a la nación norteamericana de un abuso en la práctica comercial con Cuba y el manejo de un vocablo puede y lo ha hecho, confundir una simple retención con sanción.    Retomando el tema del petróleo, en 1974, estos nueve países acumularon reservas por un monto de 55 000 millones de dólares. En ese mismo año y tomando ventaja de que el Banco de Inglaterra no tiene mecanismos de encaje legal, esas reservas encontraron acomodo en el Reino Unido para conformar un mercado secundario en dólares fuera del control de la Reserva Federal norteamericana. Nacía el euro dólar, o renacía, de años anteriores en París, cuna original de esta denominación, que no moneda.    A este mercado que sorprendía en la acumulación inusitada, acudieron prácticamente todos los gigantes financieros del orbe para radicar una banca especializada denominada “consortium” o “merchant” que para efectos prácticos estaba destinada a la captación pulverizada del crédito, como se llamaba en el argot bancario. Los plazos de las operaciones se extendieron a cinco años, pretendiendo en 1979, un “rollover” de los mismos. El fenómeno es curioso en múltiples aspectos, porque la sensibilidad de los mercados ya anticipaba que el mundo industrializado para esa fecha, 1979, ya tendría exploración y refinación propia, como sucedió.    Finalmente, la Mano Invisible de Adam Smith hacía de las suyas con la oferta y demanda internacionales, pero ya no de petróleo y derivados, sino de simples capítulos de infraestructura. Esto quiere decir que las naciones con una reciente prosperidad derivada del energético tenían reservas sobrantes y excesos como para adquirir yates de lujo sin facilidades portuarias, autos de lujo sin infraestructura carretera y así sucesivamente en la amplia cadena de satisfactores. Entonces viene el papel de Occidente a arreglar las ventajas de unos con efectivo y otros con conocimiento.    Así son los ciclos en las economías, no se recomponen solos, desde luego los impulsa la ayuda de los promotores del capital, las instituciones y finalmente los gobiernos. Así se han resuelto crisis hipotecarias, catástrofes naturales y finalmente episodios de contagio masivo como el que ahora enfrenta el mundo. Lo más importante a destacar, desde el punto de vista gubernamental: la contingencia. Esta se resuelve con reservas y se nutre con investigación y desarrollo. No existen fórmulas alternas, no existen fórmulas basadas en la improvisación y en la intervención de proyectos que deben radicar en el sector productivo. Los ciclos de las economías reúnen enormes posibilidades de recuperación en las economías abiertas. En las economías cerradas, en las totalitarias, en las centralistas y absolutistas, el fracaso que anticipa la gestión de gobierno hace de los ciclos de sus economías un circuito cerrado, un ciclo interrumpido por la sinrazón de sus gobernantes.   " ["post_title"]=> string(26) "Los Ciclos de la Economía" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "los-ciclos-de-la-economia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-08-30 09:59:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-08-30 14:59:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=69857" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18479 (24) { ["ID"]=> int(70344) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-13 10:23:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-13 15:23:53" ["post_content"]=> string(6939) "La experiencia con esta transición en turno es que los presupuestos en realidad llenan el expediente que requiere la Cámara y ordena la Constitución; no existe, en la revisión de la Auditoría Superior de la Federación ninguna prueba de seguimiento al orden presupuestal aprobado y son tantos los desvíos y tantas las asignaciones sin licitación que el desorden presupuestal es una constante. La deuda adquirida por esta transición reúne 1.4 billones de pesos y se espera otro billón más en este ejercicio que inicia en meses.  Los proyectos emprendidos por esta transición, es conocido, no se encuentran en el espectro esperado de transparencia, tampoco de reunión de estudios de factibilidad y recuperación. El Presupuesto de la Federación los contempla pero el margen de maniobra de la Secretaría de Hacienda ve disminuida su capacidad en un 44% respecto del inicio de gestión en 2018. Esto significa que las opciones se reducen en cuanto al dispendio que se contempla en un solo ejercicio, pero sin garantías de conclusión. Resulta significativo que el orden cualitativo de estas obras magnas –en la visión del presidente- pueda ser abandonado parcial o totalmente por el orden cuantitativo: el fondeo necesario. En el espacio anterior, se exponía la encrucijada para el presidente: seguir construyendo sin terminar o seguir repartiendo la riqueza de la nación. No se puede todo; el desgaste en rubros de salud, de violencia, de servicio de la deuda, de atención a desastres naturales ya rebasa niveles no de atención, de tolerancia. El discurso no reditúa, el anuncio anticipado de logros ya no se encuentra en niveles de credibilidad. Los planes mañaneros no conforman realidades; los anuncios y pronunciamientos no cubren las necesidades de situaciones tan elementales como medicinas y vacunas. La improvisación ya alcanzó al poder de convencimiento de una tribuna y un micrófono. La realidad ya supera las supuestas mediciones históricas del presidente, los récords inexistentes y las promesas no satisfechas. El reparto mostró un rostro inesperado de rechazo en la convocatoria de Junio pasado; enfrenta poder de convocatoria con adhesión real por compra de voluntades. Enfrenta también índices de popularidad al levantar la mano por temor a la pérdida de la dádiva y sentimiento verdadero de buen gobierno. No son lo mismo. Las mediciones son engañosas pero al mismo tiempo otorgan licencia y carta abierta para no corregir un rumbo de fracaso que se piensa sostenido en una endeble medida de consulta pasajera y volátil. La cosa pública no descansa en supuestos, descansa en trayectoria y en hechos. Suman tres años las desavenencias con el capital, restan también los escasos pronunciamientos y el respaldo esperado a lo que realmente es nuestra nación, una economía abierta, una economía de competencia y finalmente una economía preponderante en el orbe.  El discurso del presidente juega con conceptos, dispersos todos; en ellos asoma una intolerancia obsesa con el conocimiento y el progreso, en otros asoma cierta aceptación a prerrogativas de las que no puede escapar, como los tratados vigentes, como los términos de energías limpias y renovables y como las situaciones de comercio y dependencia de nuestra propia economía de bloque. La otra cara es la de la adhesión que no cesa, la cara de la empatía con naciones y economías perdedoras, como Cuba, Venezuela y Nicaragua, economías totalmente prescindibles en nuestro esquema abierto e irrenunciable. Las líneas de confrontación diplomática con España y las provocaciones del enlace con Cuba no materializan en ninguna materia que signifique una respuesta de las potencias. Lo contrario ha sucedido, la respuesta viene en absoluto aislamiento de las propuestas del presidente y un reordenamiento de fronteras y situaciones laborales derivadas de un Tratado Comercial vigente.  Las cosas han tomado un significado verdadero y un distanciamiento formal del capital en tres años de gestión. El crecimiento económico no llega, por más anuncios de superación; la deuda ya supera la mitad del producto y las carencias se multiplican. La pobreza aumenta en franco desafío al dispendio y reparto. La violencia se encuentra imparable y el combate al contagio ha sido un verdadero fracaso. Los anuncios persisten, no obstante, los pronunciamientos triunfalistas inundan la razón y ahondan la división entre la ciudadanía. La información se tergiversa con falsedades y aseveraciones irresponsables desde el poder.  Se mezclan conceptos que confunden la vida nacional; se confunde soberanía con responsabilidad ante las emisiones de papel, deuda siempre, que desfiguran la proporción de una corporación como la petrolera que debe responder por sus acciones como empresa y  compromisos derivados de una política energética vigente en la exploración y en otros menesteres. No es prudente sentar las bases soberanas ante el reclamo de mercados y tenedores de bonos y otros instrumentos que rigen la vida y prerrogativas corporativas de una empresa de significado internacional y la asunción de deuda de un gobierno en tránsito.  Los gobiernos, se insiste en este espacio con regularidad, reúnen pasos transitorios en la vida nacional; las corporaciones, sin menoscabo de la tenencia de sus acciones, son de vida infinita y obedecen a circunstancias estrictamente de mercados y no de política gubernamental. El paternalismo no cabe en circunstancias de competencia y ventajas comparativas de ninguna corporación. Tanto el paternalismo como la autosuficiencia son incompatibles con las metas de cualquier economía abierta.  Si en los planes del presidente se encuentra lo que él mismo ha denominado rescate, hablando de Pemex, curiosamente al inicio de su gestión no era preciso rescatarla; tres años después, su rescate es improcedente ante su situación de quiebra. Y si en estos planes se encuentra una partida del presupuesto que menciona este texto, entonces no existe definición para el descalabro presupuestal que se avecina en este rubro y en la consecución de una refinería que no llega a su puesta en marcha en tres años.  Gasto sin inversión pública es garantía de fracaso. Gasto como sustento de inversión en infraestructura no demandada sería otro fracaso adicional. Así iniciará el año próximo, con estas disyuntivas de aplicación y con la insostenible improvisación que acumula tres años. En suma, tenemos un presupuesto sin propósitos reales." ["post_title"]=> string(39) "Presupuesto 2022 sin propósitos reales" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "presupuesto-2022-sin-propositos-reales" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-13 10:23:53" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-13 15:23:53" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70344" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18575 (24) { ["ID"]=> int(69857) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-08-30 09:59:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-08-30 14:59:51" ["post_content"]=> string(7249) "Tal vez la lección más simbólica de recuperación de una economía sería la de la de la Gran Depresión norteamericana de hace más de nueve décadas. En aquellos años la intervención del monetarismo de John Maynard Keynes resolvió con el impulso del gasto público la recomposición del consumo para desde la demanda estimular la producción y por ende la oferta. La teoría monetarista centraba en bienes elásticos la recomposición de mercados internos. La elasticidad de la demanda era clave importante para situar los primeros precios de productos perecederos y adecuar la cantidad demandada. De esa forma gradual, se atendían en orden el abasto de materia prima, el empleo y por último los costos de distribución.  En tanto las cadenas productivas tomaban su curso, el empleo hacía su labor de consumo, para eventualmente trasladar este a las manufacturas y no perecederos. El proceso tomó un poco más de tres años. Desde luego, de los años treinta a nuestros días las cosas han cambiado diametralmente con las economías abiertas, pero no en la esencia del pensamiento económico. Al parecer los pasos de recomposición después de alguna crisis o catástrofe son los mismos: el abasto como paso primordial y la consecución última, los costos de producción. El capítulo siguiente en la historia moderna, desde luego aludiría a la reconstrucción de la gran guerra de los años cuarenta. La paz del mundo industrializado permitió una canasta de monedas en el Fondo Monetario Internacional, un organismo producto de la Conferencia De Bretton Woods llamado Banco Mundial y en menos de una década, las industrias apuntalaban el progreso.  Los años pasaban y dejaban una huella de eficiencia en los traspasos del capital. Tal fue la observación de oportunidad que en los años setenta surgía una Teoría de Eficiencia; basaba sus percepciones en el modelo del Valor Presente. Impulsaba la idea de que todo valor sujeto a movilidad, esto es, sujeto a una transacción contaba en ese momento con toda la información desde su formación o creación y en el momento de ocurrencia del cambio de manos, se encontraba en su valor actual. Esto quiere decir que tenía todos los factores inherentes a su descuento-factorización- hasta llegar al presente.  La Teoría de Eficiencia facilitó la apreciación de proyectos de inversión, la calificación de riesgo, los inicios de la banca especializada, de inversión naturalmente y finalmente el desarrollo de un lenguaje común y universal para la expansión de oportunidades y multinacionales. Se convirtió en algo común intercambiar tasas de retorno, flujos de efectivo en corridas financieras y tratamientos del Costo del Capital en planes de negocios.    Lo anterior naturalmente trascendió al juicio multilateral de las crisis; las naciones no se aislaban en tanto las economías de bloque hacían siempre tareas colectivas, de proyectos de infraestructura, de intercambio comercial y de asistencia para naciones con problemas temporales de liquidez o de catástrofes naturales. El capital hacía su recomposición, los institutos centrales de moneda estudiaban sus plazos, sus emisiones y las cosas tomaban su rumbo de reconstrucción, como ha sido en el mundo moderno como lo conocemos.    Una situación por demás emblemática de ciclo o reciclaje de las economías del orbe lo protagonizó el petróleo. Nueve naciones en 1974 decidieron conformar un bloque que trascendió como OPEC por sus siglas en inglés y a la vez provocar un embargo del carburante al mundo de mayor grado de industrialización. Cabe anotar que el término embargo tiene una connotación derivada de la lengua inglesa y significa retención o restricción del proveedor. Es importante esta mención porque recientemente el término acusa a la nación norteamericana de un abuso en la práctica comercial con Cuba y el manejo de un vocablo puede y lo ha hecho, confundir una simple retención con sanción.    Retomando el tema del petróleo, en 1974, estos nueve países acumularon reservas por un monto de 55 000 millones de dólares. En ese mismo año y tomando ventaja de que el Banco de Inglaterra no tiene mecanismos de encaje legal, esas reservas encontraron acomodo en el Reino Unido para conformar un mercado secundario en dólares fuera del control de la Reserva Federal norteamericana. Nacía el euro dólar, o renacía, de años anteriores en París, cuna original de esta denominación, que no moneda.    A este mercado que sorprendía en la acumulación inusitada, acudieron prácticamente todos los gigantes financieros del orbe para radicar una banca especializada denominada “consortium” o “merchant” que para efectos prácticos estaba destinada a la captación pulverizada del crédito, como se llamaba en el argot bancario. Los plazos de las operaciones se extendieron a cinco años, pretendiendo en 1979, un “rollover” de los mismos. El fenómeno es curioso en múltiples aspectos, porque la sensibilidad de los mercados ya anticipaba que el mundo industrializado para esa fecha, 1979, ya tendría exploración y refinación propia, como sucedió.    Finalmente, la Mano Invisible de Adam Smith hacía de las suyas con la oferta y demanda internacionales, pero ya no de petróleo y derivados, sino de simples capítulos de infraestructura. Esto quiere decir que las naciones con una reciente prosperidad derivada del energético tenían reservas sobrantes y excesos como para adquirir yates de lujo sin facilidades portuarias, autos de lujo sin infraestructura carretera y así sucesivamente en la amplia cadena de satisfactores. Entonces viene el papel de Occidente a arreglar las ventajas de unos con efectivo y otros con conocimiento.    Así son los ciclos en las economías, no se recomponen solos, desde luego los impulsa la ayuda de los promotores del capital, las instituciones y finalmente los gobiernos. Así se han resuelto crisis hipotecarias, catástrofes naturales y finalmente episodios de contagio masivo como el que ahora enfrenta el mundo. Lo más importante a destacar, desde el punto de vista gubernamental: la contingencia. Esta se resuelve con reservas y se nutre con investigación y desarrollo. No existen fórmulas alternas, no existen fórmulas basadas en la improvisación y en la intervención de proyectos que deben radicar en el sector productivo. Los ciclos de las economías reúnen enormes posibilidades de recuperación en las economías abiertas. En las economías cerradas, en las totalitarias, en las centralistas y absolutistas, el fracaso que anticipa la gestión de gobierno hace de los ciclos de sus economías un circuito cerrado, un ciclo interrumpido por la sinrazón de sus gobernantes.   " ["post_title"]=> string(26) "Los Ciclos de la Economía" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "los-ciclos-de-la-economia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-08-30 09:59:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-08-30 14:59:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=69857" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(17) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "577e392bc4cfa9deeaf35222c3d2613f" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Los Ciclos de la Economía

Tal vez la lección más simbólica de recuperación de una economía sería la de la de la Gran Depresión norteamericana de hace...

agosto 30, 2021

Presupuesto 2022 sin propósitos reales

La experiencia con esta transición en turno es que los presupuestos en realidad llenan el expediente que requiere la Cámara y ordena...

septiembre 13, 2021




Más de categoría

La Subasta de Cuarto de Milla y el Hándicap de las Américas

El Hipódromo de las Américas pasa por problemas que impiden desarrollar una industria hípica competitiva.

septiembre 24, 2021
EL CAMBIO CLIMÁTICO ¿CUÁNDO FUE?

EL CAMBIO CLIMÁTICO ¿CUÁNDO FUE?

Todos los países deben comprometerse en una diplomacia ambientalista para que la temperatura promedio global no se incremente 1.5...

septiembre 23, 2021
china evergrande

Evergrande, la inmobiliaria china que preocupa al mundo

Evergrande es una inmobiliaria china que tiene dificultades para pagar a sus acreedores. Su deuda asciende a 305 000...

septiembre 22, 2021

La OIT alerta sobre deficiencias en la protección social a nivel mundial

El hecho de que la mayor parte de la población mundial carezca de algún tipo de protección social, propicia...

septiembre 21, 2021