Patrimonio

El concepto de patrimonio puede estar asociado con haber, con riqueza si lo equiparamos con valor. Hemos repasado innumerables veces la suma de bienes y servicios para adecuar el concepto de riqueza de una nación en el...

14 de junio, 2021

El concepto de patrimonio puede estar asociado con haber, con riqueza si lo equiparamos con valor. Hemos repasado innumerables veces la suma de bienes y servicios para adecuar el concepto de riqueza de una nación en el Producto Interno Bruto; hemos derivado de esa circunstancia análisis y observaciones que han trascendido fronteras en ese afán de medición con otras naciones, afán simple de superación y alcances que permiten graduar políticas públicas, participación activa y crecimiento. También, se espera calificación de agentes capacitados para opinar sobre el desenvolvimiento de las economías y ambiente propicio para la inversión.

Todo agente productivo acepta ese reto, el de la comparación; en el caso de las empresas naturalmente la comparación se traduce en competencia, competencia por territorio, por calidad, por precio y por eficiencia. En las empresas también se forma patrimonio. El concepto patrimonial puede recibir acepciones que van más allá de la simple adquisición de activos, existen intangibles que pueden significar un valor enorme en la marca o en el crédito comercial. La labor de años y el prestigio de un ente productivo acumulan valor. Desde luego no podemos olvidar que la suma de activos es una simple representación de valor, pero es preciso acudir a la parte exigible de pasivos y finalmente hacer una compensación con el capital aportado por accionistas para hacer una valuación correcta de un ente en funciones.

El dinamismo de un agente económico no permite en forma ligera una concepción de valor; la reinversión de utilidades, la perspectiva de nuevos mercados, la investigación y desarrollo añaden etapas de valor como todo agregado en la esfera económica. Esta marcha nunca se detiene, nunca deja de aportar al acumulado de valor y a la producción de efectivo. La dinámica del crecimiento aplica para países como para las empresas. Sin crecimiento no se explica la perspectiva de un horizonte futuro, simplemente no existe otra forma de nutrir el servicio público desde el punto de vista gubernamental y desde el punto de vista empresarial jamás se contemplaría una ampliación de mercado sin crecimiento y expansión de planes de negocio.

Veamos ahora al individuo. No difiere de un agente productivo porque en esencia lo es; en el individuo radica la creación, la idea, la razón de ser de la asociación y del trabajo. Asentamos esta premisa porque en fecha reciente, el presidente atacó toda concepción de superación individual; descartó en un intento de agrupación a una clase que juzga como media. En su primitiva óptica, todo afán de superación debe ser suprimido para aceptar un modo de vida que en su imaginaria jamás ha existido en la nación, noción que cancela la posibilidad de ascender en el ingreso, en el sustento legítimo de satisfactores y en el proveer mejora familiar.

Descartemos trayectorias de composición o descomposición sociales, por ahora; dejemos fuera la interpretación de un proceso electoral reciente en donde pudimos aventajar voluntades por encima de imposiciones, pero centremos nuestra observación sobre el fondo ideológico de una aseveración como la expresó el presidente. Por principio ético, en la dispensa de una gobernación, no deberían existir clasificaciones de ciudadanos. El simple hecho de mediar como un juez impertérrito, desde una tribuna que no trasciende en mensaje más que en la improvisación, misma que ha caracterizado esta transición de gobierno, redunda en el eco de la intransigencia y el enfrentamiento. Ostentar una representación no significa expresión de voluntades o sentimientos ajenos a la función de gobierno. 

El individuo y las colectividades tienen sus canales de expresión; las ampara la ley. El gobernante tiene la obligación de recoger estas expresiones e interpretarlas, pero por ningún motivo tiene el derecho de alterarlas o corregirlas. En ningún momento el mandato ciudadano faculta al gobernante para reducir la expresión de muchos a un orden de juicio y resolución como dictado. El presidente se equivoca y se equivoca mucho. En el tema de la individualidad, asume como cierta su concepción del ingreso y ese es su mayor equívoco.

En tres años de gestión, este equívoco que señalo como el más grave, irrumpe en el plano económico para introducir un sistema frágil y arcaico en la dádiva. La dádiva es un freno aspiracional porque el individuo se convierte en un receptor pasivo en la dinámica que debiera caracterizar el ingreso. Alejar el ingreso de las cadenas productivas ha creado un vacío en los agregados de la gran economía, ha deteriorado el poder de consumo en las manufacturas y finalmente ha desequilibrado los grandes conceptos de una economía que crece: el ahorro y la inversión.

En una sociedad dividida desde el discurso que suma  tres años, aflora un intento vano de sujeción de un segmento de la sociedad. Vano, por la interpretación temporal que adoptó un modelo regresivo de todo orden y disciplina económica para centralizar la dispersión de riqueza nacional. Vano, por la irrupción grosera en las arcas de una nación que asimilaba fondos de especialización y contingencia. El afán destructivo del acervo y reservas de décadas por un ahorro impresentable como política pública, ha deteriorado toda fase constructiva desde el planteamiento de la inversión y el prestigio de la nación. 

El presidente no debe interpretar su modelo fallido de dispersión como un suplente de las aspiraciones de todos y cada uno de los ciudadanos que tienen el derecho a soñar, a acumular si quieren, a construir un patrimonio, a gozar de las libertades que enmarca nuestra Carta Magna. Si el principio que enarbola el presidente en el juicio expresado y endosado a las clases medias, es interpretativo de una ideología, definitivamente se equivoca otra vez, pero esta vez se equivoca de país. 

Te podría interesar:

EL MEDIO AMBIENTE ¡ALGO ABSURDO!

Comentarios


object(WP_Query)#18045 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(66832) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "17-07-2022" ["before"]=> string(10) "14-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(66832) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "17-07-2022" ["before"]=> string(10) "14-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18043 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18011 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18009 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "17-07-2022" ["before"]=> string(10) "14-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-17 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-14 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (66832) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18046 (24) { ["ID"]=> int(81094) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-18 11:05:46" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-18 16:05:46" ["post_content"]=> string(6615) "Estamos a dos años y escasos meses para el término de esta transición llamada transformación. Los años transcurridos han dejado una amarga trayectoria en materia económica. Resulta imposible no abundar en los inicios que marcaron cancelaciones significativas de obra trascendente y otras de carácter institucional, desde fideicomisos hasta reservas. El inicio no auguraba una buena respuesta del capital, no era esperada una reacción de la inversión, toda vez que el gobierno equiparaba gasto con inversión pública. Nunca hubo una investigación seria o consulta para aquilatar la demanda empresarial en necesidades de infraestructura. Imperó la imposición del capricho y en esa ruta irredenta colmada de interrupciones es en donde podemos sentar las bases de un análisis que permita contemplar la conclusión de esta gestión en el terreno económico. Dos años son de un significado de corto plazo en cualquier prospecto económico. La trayectoria de casi cuatro años de acción gubernamental constituye un antecedente de fracaso en política pública si consideramos los alcances de administraciones anteriores en donde se perfilaba un crecimiento sostenido, se sostenían programas de aliento a la producción en prácticamente todos los órdenes y se respetaban las reglas de adhesión a tratados multilaterales; finalmente se estimulaba el adelgazamiento de la rectoría de gobierno, se adecuaba el tamaño del Estado y se acercaban prácticas de competencia para los agentes productivos.  Al día de hoy, no existe un plan de gobierno en materia económica. La improvisación y la necedad en la imposición de fórmulas antagónicas a la modernidad y a la globalidad, llenan un espectro ideológico cimbrado en décadas por demás recorridas. Realmente es difícil hacer un pronóstico de la marcha de una economía que alguna vez se situaba en las primeras quince del mundo y se listaba en las primeras veinte para invertir. Preocupan muchos considerandos de conducción que superan la convicción y la decisión como proceso natural de gestión ante un reto jamás imaginado. Este gobierno no solamente no se encuentra preparado para atender el llamado de naciones líderes, simplemente lo rechaza.  Como adelanto, sin profundizar en el tema, porque requeriría de todo un ensayo, en el corto plazo no se cuenta con Inversión Fija Bruta que brinde una fase de aliento. Ocho meses suman la contracción de la industria de la construcción. Otras áreas de manufactura también resienten esta contracción. La deuda que ha acumulado esta transición ronda los dos billones de pesos; el servicio de la deuda representa una carga insostenible ante la recaudación que en términos reales se encuentra en el mismo equilibrio de dos años atrás. La deuda de PEMEX es de 107 000 millones de dólares. La petrolera ha perdido su patrimonio más de dos veces. Esto significa que sumando todos sus activos haría falta una petrolera más y la mitad de otra para cubrir sus pasivos. Esto no existe en los anales del mundo. La situación de PEMEX es insostenible, no ofrece en ningún plazo ninguna recuperación. Desde luego, se podría recomponer si se alejara de la refinación pero sabemos que hasta el 2024 se insistirá en ello a pesar de los reveses sufridos en cuatro años. Seis refinerías con tecnología de hace cinco décadas están siendo incorporadas a esta actividad. Deer Park contribuye con menos de 300 000 barriles y Dos Bocas no contribuye en nada. Con una producción de un millón seiscientos mil barriles jamás llegará la autosuficiencia añorada. Entonces, el panorama sigue siendo la importación de gasolinas hasta por un 40% de las necesidades nacionales como espectro de futuro.  Sin ninguna planeación ni ingeniería financiera de soporte, Pemex intentó cubrir adeudos a proveedores con papel flotado al 9% de rendimiento en mercados internacionales. Es desde luego una salida desesperada y mal encaminada para el futuro de la nación. Algunos proveedores tomaron el papel y asumieron la pérdida, malbaratando papel soberano en mercados secundarios. El papel ya es bono chatarra. En los próximos dos años la petrolera tiene vencimientos que suman más de quince mil millones de dólares. Las salidas del gobierno de cubrir deuda de largo plazo para redimir vencimientos de corto plazo se está convirtiendo en un derrotero de sanción para la nación con calificaciones que ponen en peligro la inversión.  Sin abandonar el tema del petróleo, debemos añadir el subsidio a las gasolinas para este año con un costo de 400 000 millones de pesos. Podría considerarse un esfuerzo loable para contener una parte del proceso inflacionario pero dista de serlo porque pudo evitarse con planeación y con las premisas de la reforma energética que diluía el riesgo en la exploración de yacimientos, que se alejaba de la refinación y concentraba el modelo en exportación de crudo.  No podemos dejar de lado la incertidumbre que priva en la promoción de energías limpias y en la superposición de la Secretaría de Energía por encima de la Comisión Reguladora y que cancela dotaciones de suministro más barato que la CFE. Es el caso de Iberdrola. Los pronunciamientos desde el poder dejan en tierra de nadie inversiones cuantiosas que un día merecen reconocimiento y otro destino incierto. Si Washington mejora las cosas después del contundente mensaje de la Casa Blanca pueden verse con cierta claridad algunos preceptos de conservación y cumplimiento de acuerdos vigentes hasta en los de París, que no fenecen.  Inflación, otro tema no resuelto. La tasa del 8% castiga todo esquema de recomposición de cadenas productivas. Las alzas en perecederos laceran la dieta promedio del mexicano. Los bienes elásticos sufren en su oferta y añaden a la merma ante la latente ausencia del crédito. Los programas de aliento nunca llegaron y el déficit fiscal se ubica en el 3.6 % del PIB, más allá del esperado que no superaría el 3%. Todo esto que se enumera acumula reglas dispersas de gobierno, opacidad y una gran incertidumbre en cuanto al uso del gasto público que sustenta programas clientelares de inmenso costo. Esto tenemos…" ["post_title"]=> string(59) "Dos años para contemplar una recuperación de la economía" ["post_excerpt"]=> string(70) "Al día de hoy, no existe un plan de gobierno en materia económica. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(56) "dos-anos-para-contemplar-una-recuperacion-de-la-economia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-18 11:05:46" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-18 16:05:46" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81094" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17947 (24) { ["ID"]=> int(81702) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-02 10:52:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-02 15:52:51" ["post_content"]=> string(6395) "En la primera parte* dejamos en preclaro la visión populista y reacción a la vez ante la apertura que de inicio rechaza. También, tocamos la injerencia del actual gobierno en las dotaciones de ingreso ajeno a las cadenas productivas. La conclusión de la primera parte mencionaba una brecha que el populismo borra o intenta borrar entre la magnificencia y la precariedad y una aceptación tácita del ingreso que interrumpe órdenes productivos. Esto naturalmente tiene origen en la captura de voluntades: un ingreso que decide el gobierno para sufragar necesidades básicas y crear como fue apuntado anteriormente, estratos sociales ante una utópica igualdad. El modelo social de esta transición de gobierno en turno, al parecer da por descontada esta aceptación al grado de calificar con índices de penetración de hogares, una estadística que brinda un poder de concesión mayoritaria.  En consideración a lo anterior, daremos cuenta de un inicio de este movimiento que amparaba en supuesto paralelo la cobertura de las capas más necesitadas al tiempo de anunciar obra magnífica. La brecha referida anteriormente es intencional. La creación de un vacío entre las capas con asistencia premeditada y la obra monumental, presupone un afán de legado en demostración del mayor de los símbolos que puede enarbolar un gobierno populista: la posteridad. Desde luego que para instalar esta idea era preciso arrinconar todo estrato de la sociedad en ese último escalón de la supervivencia con el consecuente amarre de la dádiva para dejar un plano definido sin contestación posible. Esta intención perversa en todos sentidos explica la multiplicación de la pobreza en estos tres años de gestión del régimen. El enunciado de “primero los pobres” no era más que la introducción de un sistema de captura. No olvidemos que el populismo trabaja a base de símbolos. En el caso del gobierno actual se sentó la premisa de origen en una austeridad adjetivada como republicana, como suele hacerse en el esquema popular, adjetivar, sembrar eufemismos como bienestar, sembrando vida, jóvenes construyendo el futuro y muchas más. Acabar con la pobreza no sería parte de la agenda populista porque se eleva el nivel posible de respuesta y eso contradice la agenda que sitúa día con día una supuesta marcha de la nación que rescata privilegios que retenían unos cuantos. El proceso de rescate de valores nacionales toma tiempo siempre, el necesario para convencer de ese denuedo simbólico y arduo y naturalmente brinda el tiempo necesario para consolidar los valores olvidados y sepultos en trayectorias anteriores. El discurso populista siempre tendrá justificación porque la redención no se da en un amanecer. Aquí es donde aparece la obra monumental, la obra del legado, la insignia que marca el derrotero de toda etapa transcurrida. Tiene que ser monumental para significar la gallardía del rescate plenario y ahondar la brecha tendida a propósito para marcar la diferencia que debe existir entre el poderío del liderazgo y los seguidores. Esa gran distancia abre toda perspectiva de dominio en la admiración y el arrojo que recibirá el pueblo y generaciones futuras.  Pero no todo es tan simple; la obra monumental requiere de programas, planes de negocio, plazos de recuperación, vida útil probable y planeación, mucha planeación. A la distancia de cuatro años no se dio. La obra monumental está entrampada en la improvisación, en la corrupción desmedida, en esa vorágine presupuestal que no dimensiona horizonte de término y puesta en marcha. El equilibrio que alguna vez se pensó en esa avalancha sin precedente que inundaba el discurso de inicio, que situaba bienestar en las capas sociales, que atendía salud y educación y legaba el significado de la obra trascendente, se ha convertido en derroche singular, en metas interrumpidas todas y en tiempos traicioneros.  De inicio todo fue intencional. Se buscaba la excusa para desbocar el gasto público trastocando inversión pública en ese afán de interpretación que marcó el presidente para significar de la cosa pública negocios públicos. Lo hizo pensando en la cercanía y versatilidad para desmantelar concepciones de ahorro, de reservas y de recursos en encargo fiduciario. La dimensión de sus afanes constructores era la fórmula perfecta. Le era indispensable. Pero ahora estamos inmersos en trampas de tiempo. Los tiempos no dan y los recursos tampoco. Los descuidos de muchas áreas ya alcanzaron la calígine presupuestal del descuido y del abandono.  El eufemismo como salida ya no brinda el tiempo de conclusión de las tres obras insignia. La disciplina hasta ahora autónoma no ha comprado los bonos que ya se encuentran descontados de tiempo atrás en la inversión. Como la austeridad quedó trascendida, habría que buscar el sinónimo adecuado a la siguiente fase de pobreza. Se encontró el término pero no la solución. Sabemos de sobra que la austeridad jamás existió, como también sabemos que la pobreza anunciada será otra más de las maniobras a las que acude esta transición. Entonces vienen las etiquetas que justifican los desvíos presupuestales para seguir destinando recursos como los 45 000 millones a Sener y 20 000 al tren.  Siete billones de pesos no es más que la culminación de esta farsa llamada populismo y autonombrada transformación por su creador e impulsor. Nunca ningún presidente tuvo presupuesto semejante a su alcance, aún equiparando precios de uno y otro período. Nunca un presidente ha sido tan encumbrado en índices de popularidad ante un dispendio sin precedente en nuestra historia. Esta irresponsabilidad ha sido festinada y premiada. No por siempre, esperemos.  *https://ruizhealytimes.com/economia-y-negocios/siete-billones-de-presupuestoy-se-decreta-pobreza-primera-parte/" ["post_title"]=> string(68) "Siete billones de presupuesto…y se decreta pobreza (segunda Parte)" ["post_excerpt"]=> string(125) "Manuel Torres Rivera nos revela la irresponsabilidad en el gasto de las finanzas públicas del actual gobierno de México. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(63) "siete-billones-de-presupuestoy-se-decreta-pobreza-segunda-parte" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-02 10:52:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-02 15:52:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81702" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18046 (24) { ["ID"]=> int(81094) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-18 11:05:46" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-18 16:05:46" ["post_content"]=> string(6615) "Estamos a dos años y escasos meses para el término de esta transición llamada transformación. Los años transcurridos han dejado una amarga trayectoria en materia económica. Resulta imposible no abundar en los inicios que marcaron cancelaciones significativas de obra trascendente y otras de carácter institucional, desde fideicomisos hasta reservas. El inicio no auguraba una buena respuesta del capital, no era esperada una reacción de la inversión, toda vez que el gobierno equiparaba gasto con inversión pública. Nunca hubo una investigación seria o consulta para aquilatar la demanda empresarial en necesidades de infraestructura. Imperó la imposición del capricho y en esa ruta irredenta colmada de interrupciones es en donde podemos sentar las bases de un análisis que permita contemplar la conclusión de esta gestión en el terreno económico. Dos años son de un significado de corto plazo en cualquier prospecto económico. La trayectoria de casi cuatro años de acción gubernamental constituye un antecedente de fracaso en política pública si consideramos los alcances de administraciones anteriores en donde se perfilaba un crecimiento sostenido, se sostenían programas de aliento a la producción en prácticamente todos los órdenes y se respetaban las reglas de adhesión a tratados multilaterales; finalmente se estimulaba el adelgazamiento de la rectoría de gobierno, se adecuaba el tamaño del Estado y se acercaban prácticas de competencia para los agentes productivos.  Al día de hoy, no existe un plan de gobierno en materia económica. La improvisación y la necedad en la imposición de fórmulas antagónicas a la modernidad y a la globalidad, llenan un espectro ideológico cimbrado en décadas por demás recorridas. Realmente es difícil hacer un pronóstico de la marcha de una economía que alguna vez se situaba en las primeras quince del mundo y se listaba en las primeras veinte para invertir. Preocupan muchos considerandos de conducción que superan la convicción y la decisión como proceso natural de gestión ante un reto jamás imaginado. Este gobierno no solamente no se encuentra preparado para atender el llamado de naciones líderes, simplemente lo rechaza.  Como adelanto, sin profundizar en el tema, porque requeriría de todo un ensayo, en el corto plazo no se cuenta con Inversión Fija Bruta que brinde una fase de aliento. Ocho meses suman la contracción de la industria de la construcción. Otras áreas de manufactura también resienten esta contracción. La deuda que ha acumulado esta transición ronda los dos billones de pesos; el servicio de la deuda representa una carga insostenible ante la recaudación que en términos reales se encuentra en el mismo equilibrio de dos años atrás. La deuda de PEMEX es de 107 000 millones de dólares. La petrolera ha perdido su patrimonio más de dos veces. Esto significa que sumando todos sus activos haría falta una petrolera más y la mitad de otra para cubrir sus pasivos. Esto no existe en los anales del mundo. La situación de PEMEX es insostenible, no ofrece en ningún plazo ninguna recuperación. Desde luego, se podría recomponer si se alejara de la refinación pero sabemos que hasta el 2024 se insistirá en ello a pesar de los reveses sufridos en cuatro años. Seis refinerías con tecnología de hace cinco décadas están siendo incorporadas a esta actividad. Deer Park contribuye con menos de 300 000 barriles y Dos Bocas no contribuye en nada. Con una producción de un millón seiscientos mil barriles jamás llegará la autosuficiencia añorada. Entonces, el panorama sigue siendo la importación de gasolinas hasta por un 40% de las necesidades nacionales como espectro de futuro.  Sin ninguna planeación ni ingeniería financiera de soporte, Pemex intentó cubrir adeudos a proveedores con papel flotado al 9% de rendimiento en mercados internacionales. Es desde luego una salida desesperada y mal encaminada para el futuro de la nación. Algunos proveedores tomaron el papel y asumieron la pérdida, malbaratando papel soberano en mercados secundarios. El papel ya es bono chatarra. En los próximos dos años la petrolera tiene vencimientos que suman más de quince mil millones de dólares. Las salidas del gobierno de cubrir deuda de largo plazo para redimir vencimientos de corto plazo se está convirtiendo en un derrotero de sanción para la nación con calificaciones que ponen en peligro la inversión.  Sin abandonar el tema del petróleo, debemos añadir el subsidio a las gasolinas para este año con un costo de 400 000 millones de pesos. Podría considerarse un esfuerzo loable para contener una parte del proceso inflacionario pero dista de serlo porque pudo evitarse con planeación y con las premisas de la reforma energética que diluía el riesgo en la exploración de yacimientos, que se alejaba de la refinación y concentraba el modelo en exportación de crudo.  No podemos dejar de lado la incertidumbre que priva en la promoción de energías limpias y en la superposición de la Secretaría de Energía por encima de la Comisión Reguladora y que cancela dotaciones de suministro más barato que la CFE. Es el caso de Iberdrola. Los pronunciamientos desde el poder dejan en tierra de nadie inversiones cuantiosas que un día merecen reconocimiento y otro destino incierto. Si Washington mejora las cosas después del contundente mensaje de la Casa Blanca pueden verse con cierta claridad algunos preceptos de conservación y cumplimiento de acuerdos vigentes hasta en los de París, que no fenecen.  Inflación, otro tema no resuelto. La tasa del 8% castiga todo esquema de recomposición de cadenas productivas. Las alzas en perecederos laceran la dieta promedio del mexicano. Los bienes elásticos sufren en su oferta y añaden a la merma ante la latente ausencia del crédito. Los programas de aliento nunca llegaron y el déficit fiscal se ubica en el 3.6 % del PIB, más allá del esperado que no superaría el 3%. Todo esto que se enumera acumula reglas dispersas de gobierno, opacidad y una gran incertidumbre en cuanto al uso del gasto público que sustenta programas clientelares de inmenso costo. Esto tenemos…" ["post_title"]=> string(59) "Dos años para contemplar una recuperación de la economía" ["post_excerpt"]=> string(70) "Al día de hoy, no existe un plan de gobierno en materia económica. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(56) "dos-anos-para-contemplar-una-recuperacion-de-la-economia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-18 11:05:46" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-18 16:05:46" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81094" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(21) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "dcab8fb3fe03c89e458019de1e4b71e2" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Dos años para contemplar una recuperación de la economía

Dos años para contemplar una recuperación de la economía

Al día de hoy, no existe un plan de gobierno en materia económica.

julio 18, 2022

Siete billones de presupuesto…y se decreta pobreza (segunda Parte)

Manuel Torres Rivera nos revela la irresponsabilidad en el gasto de las finanzas públicas del actual gobierno de México.

agosto 2, 2022




Más de categoría
Inflación y reduflación: impacto en el gasto de la población

Inflación y reduflación: impacto en el gasto de la población

Los hogares más pobres, los más vulnerables, son quienes sufren los mayores estragos de la inflación.

agosto 12, 2022
El T-MEC: una posición envidiable en el mundo energético

El T-MEC: una posición envidiable en el mundo energético

México está en una posición territorial de intercambios comercial, tecnológico e inversiones, envidiable. Ahora todo depende de la buena...

agosto 11, 2022

Clara, la plataforma mexicana que simplifica las finanzas de los negocios

Llevar un buen control de gastos es todo un desafío para quienes llevan la contabilidad de una empresa y...

agosto 10, 2022
papeleo

La odisea de abrir un negocio en México

Las empresas son las principales generadoras de empleo en el país, por ello hay que crear más empresas e...

agosto 9, 2022