Liberalismo un tanto contradictorio

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana.

3 de octubre, 2022

En el espacio anterior se comentaba la prudencia del sector empresarial al no confrontar a la administración en turno, al menos en el entorno económico. Del entorno político pueden escribirse cuartillas y argumentos, pero el tema que nos ocupa es la economía. No confrontar reúne varias aristas de interpretación: la primera desde luego alude a la prudencia, sabiendo que las prerrogativas de dispendio corresponden a un modelo equivocado pero en ese equívoco que tal vez se antojaba temporal o pasajero, se ha instalado un derroche jamás imaginado de riqueza nacional. En esa dispersión, como la llama el presidente mismo, se ha desbocado una vertiente no recuperable y también se ha instalado un sistema de compra de voluntades que sin la figura eufemística, se traduce en votos. 

El pasmo que esto sugiere, en materia presupuestal y en la consideración del haber nacional, no es menor si se estima que la aberración natural de disponer de la riqueza de la nación no es privilegio de un solo poder. Se ha aludido en este espacio al llamado de Palacio, por así denominar a esa ignominiosa forma de convocar al poder económico de la nación a solventar en un par de horas una especie de consentimiento para continuar una función productiva. Si en ese llamado ha existido cierta coerción disfrazada de avenimiento, el fondo ha sido el soborno medido en capacidad de respuesta de los hombres de empresa. Podemos imaginar un papel en blanco con opciones múltiples que  circunscriben una aportación sin ningún beneficio palpable, otro que la condescendencia de un poder en turno.

Sigamos la ruta de la avenencia y de la no confrontación para semblantear un panorama de tránsito: dos años en la vida corporativa de nuestras empresas, no significa un preámbulo digno de consideración y preocupación extremas. Esta segunda interpretación capta cierto sentido en el juego de la permanencia. Una cena, con una opción de diez millones de pesos por año para dos que faltan, tiene un significado no monetario, porque en el curso de la producción de efectivo, para empresas de gran trascendencia y tamaño, es cuota menor y fácilmente diluida en resultados de dos ejercicios naturales. Pero entonces nos plantea un razonamiento contrario al esquema natural del trabajo en paralelo que un gobierno inspira en el acervo de una modernidad presente y el talento derivado de la función productiva. 

Consideremos la ética como principio toral de coexistencia. Consideremos la fase de cobertura natural de unos, empresarios y otro, gobierno. Si la convocatoria de un gobierno obedece a las primicias de sostén universal, esto es, una nación, las bases se concretan en la esencia y unión de las fortalezas de ambos; si se extiende una prédica por encima de otra, la convocatoria pierde todo su efecto. Las fuerzas cuando son naturales, se complementan pero cuando no lo son, simplemente chocan. Ahora bien, las corrientes de pensamiento pueden ser complementarias y hasta en veces alternas, pero en nuestro caso, debemos ser claros: la empresa mexicana, reuniendo antecedentes y propulsiones de economía abierta no es compatible con la expulsión de conceptos anacrónicos al progreso, que reúne de tanto en tanto esta transición en turno.

La mención de tanto en tanto, centra precisamente lo contradictorio del discurso que una vez instala congruencia con las fases del capital y la inversión y otras, las más, las anula y las arrincona en preceptos antagónicos al pensamiento progresista. Trabajar con estas acepciones tal vez sea la respuesta a esa preocupación latente que algunos traducen como inacción o pasividad, cuando la verdadera representación del producto de la nación radica en manos privadas. Hacer o no hacer no resulta en una disyuntiva preponderante según podemos observar y se explica en el denuedo cotidiano por preservar las formas y enunciados de las cadenas productivas. No puede negarse de la noche a la mañana la preponderancia del intercambio comercial signado y vigente. 

Podemos observar también, el curso y significado de nuestro renglón de importaciones y exportaciones para destacar la importancia del intercambio y la globalidad imperante en nuestro medio para empequeñecer, si se aprueba el término, el discurso desafiante y descoordinado de un populismo intrascendente en la escena global que cuenta, la del rédito de plazo. El populismo es de alcances muy cortos en tiempo y en fondo. Es simplemente un tránsito en el uso de recursos y discursos. No deja de inquietar, sin embargo, el silencio desde el rincón del verdadero poder de la economía, que no irrumpa en el respeto de las mínimas reglas de inversión para reclamar un dispendio sin horizonte, sin medida de retorno y sin futuro. 

Podemos entender que las reglas de unos y otros sean incompatibles en cuanto al uso del capital, pero finalmente la nación cubre expectativas de verdadera pérdida patrimonial ante el libertinaje emprendido en esta gestión. Ya sabemos que la pérdida será generacional y la recomposición se dará en un marco disciplinario. Todo eso lo sabemos pero la herencia ya lastima el futuro de la nación y no es tarea de trabajo arduo nada más, es herencia infame en infraestructura costosa y deuda impagable. En el espacio anterior se anotaba un precepto inalienable e inalterable: México es una economía de mercado. De eso no existe duda, a pesar de esta imposición populista en turno. 

Con las consideraciones expuestas y con las debidas estimaciones de prudencia señaladas, con las circunstancias que predominan por encima de la confrontación abierta con un régimen abstruso en muchos órdenes, con las prerrogativas que conceden libertad a nuestro comercio,  con la consecución que se da y confiere a nuestras líneas de producción, todavía encuentro un liberalismo imperante y satisfactorio pero con ciertas contradicciones en su expresión franca y en su defensa diáfana y contundente. El liberalismo es símbolo de una economía abierta y el léxico adecuado debe ser reiterativo por simple afán de principio y de orden.

Comentarios


object(WP_Query)#18009 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(83936) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(83936) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18013 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18011 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18012 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-02 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-30 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (83936) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18010 (24) { ["ID"]=> int(85773) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-17 11:40:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 16:40:55" ["post_content"]=> string(10519) "La precipitosa caída de FTX, una de las mayores intermediarias de criptomonedas, y de Alameda Research (su brazo operativo), la semana pasada, es considerado el peor descalabro que ha tenido esa industria desde la creación del Bitcoin en el 2008.   En pocos días, FTX pasó de estar valuada en más de 32 mil millones de dólares a acogerse a la la Ley de Quiebras en EEUU (Chapter 11), por falta de liquidez, y sus activos vieron desaparecer todo su valor. Una pérdida directa para sus inversionistas, usuarios y acreedores (FTX extra limitaba sus operaciones), marcada por la desprotección a usuarios que, por contagio, afectó a varios otros intermediarios que tenían inversiones en FTT (el token de FTX).  Así, la burbuja de altos precios de todos los activos digitales de la industria, que de por sí ya se había reventado por el fin del dinero fiat barato (con la nueva política monetaria restrictiva de la Reserva Federal de EEUU), se desinfló aún más.  Esto ha profundizado la caída del precio de las criptomonedas como Bitcoin (la más representativa), cuyo precio se precipitó a niveles por debajo de los 16 mil dólares, no vistos desde hace dos años, y acabó con las expectativas de que en el corto plazo logre recuperarse de la baja que ha sufrido a lo largo de todo 2022 (llegó a más de 65 mil dólares en 2021).  Y es que se ha dado una salida masiva de criptoinversionistas que ahora ponen en duda la viabilidad de la industria por la ausencia de regulación, supervisión, e institucionalidad. Son miles los participantes que han visto su dinero esfumarse. En FTX se calcula que sus clientes perdieron por lo menos mil millones de dólares (desde gente común, hasta fondos como SEQUOIA y el de Pensiones de los Maestros de Ontario).  La descentralización financiera (o DeFi, por sus siglas en inglés), que es el espíritu de la criptoindustria (que se basa en la ausencia de un servicio, autoridad o eje central que supervise y garantice su funcionamiento ordenado), es lo que permite su “libre” operación, y lo que alienta la no regulación. Hay que destacar que en esta industria operan no solo organismos descentralizados (DEX – decentralized exchanges-), sino también centralizados (CEX, -centralized exchanges-). La debacle actual fue originada por FTX (una CEX), y la premisa del “not your keys, not your crypto”. Por su anarquía, al día de hoy se le conoce al ecosistema cripto como el “Wild West” del mundo financiero. Y el colapso de FTX y sus daños colaterales, así como las crisis anteriores en el sector, lo confirman.  Efecto dominó La razón principal del desplome de FTX se debe a que Sam Bankman-Fried (SBF como se le conoce), su joven presidente ejecutivo (CEO) y principal accionista, usó fondos de los clientes, sin su autorización, para hacer operaciones de alto riesgo, que perdieron todo su valor. Esto llevó a una corrida masiva de depósitos que le ocasionó un déficit de 8mil millones de dólares.  FTX operó como una empresa típica de este sector, sin ningún tipo de “mejores prácticas” corporativas. SBF renunció a la empresa y se presume que ahora se encuentra en Bahamas -sede corporativa de FTX-, donde se espera que declare frente a las autoridades de ese país. En EEUU, FTX opera en un terreno de lagunas legales, porque la industria no está regulada.  Por lo pronto, su única rendición de cuentas ha sido decir un simple “lo siento” y “debí estar más concentrado en lo que hacía”. Hay que recordar que la crisis anterior de TERRA/LUNA en mayo (que también generó perdidas catastróficas para los inversionistas), fue auspiciada por otro joven, el koreano Do Kwon (un activista anti-moneda fiat). Antes de FTX, se dio el colapso de Celsius en septiembre, un “banco” de criptomonedas.  Y ahora están cayendo otros intermediarios, como piezas de dominó. Es el caso de Ikigai (una administradora de activos digitales) cuyo CEO, Travis Kling, a través de Twitter anunció que:  “lamentablemente hemos sido golpeados por la quiebra de FTX…lo lamento, perdí el dinero de mis inversionistas después de que tuvieron fe en mi para administrar riesgos…me equivoqué…no tengo palabras para describir la profundidad y alcance de la porquería que permea en cripto…tanto sociópata al que se le ha dado carta libre para causar tanto daño…muchos hemos sufrido quemaduras demasiado fuertes”.  Por su parte, Crypto.com el fin de semana advirtió que por “error” habían mandado su posición de Ethereum (la segunda criptomoneda más representativa), a una dirección de depósito equivocada, y “estaban recuperando los fondos de los clientes”.  Todo esto ha encendido las alarmas de emergencia y ahora se reclama, por ejemplo, que todos los intermediarios prueben que cuentan con reservas para asegurar su solvencia, (“proof of reserve”), para garantizar los depósitos de sus clientes. Como es de esperarse, ante la desconfianza, los usuarios han empezado a retirar masivamente su dinero. Con esta crisis se espera que pronto pueda verse, como dice Warren Buffet, “quién ha estado nadando desnudo”, y que sobrevivan solo los intermediarios verdaderamente solventes. Binance y Coinbase El CEO de Binance Changpeng Zhao, -conocido como CZ (el líder y principal operador de criptomonedas y, hasta hace una semana, el mayor rival de SBF), frente a todo este caos, afirmó que: “el que FTX caiga no es bueno para nadie en la industria, y no debe verse como una victoria para nosotros, pues la confianza de los usuarios se ve severamente sacudida”. Ha sugerido la creación de un fondo de rescate para las intermediarias que requieran liquidez, para detener el efecto dominó en la industria, “las criptomonedas no se van, estamos aquí para reconstruir”. Cabe anotar que algunos en “crypto twitter” lo señalan como copartícipe en este escándalo por la posición que liquidó de FTT -token de FTX-, previo a su desplome.  Binance ahora representa mayor riesgo de concentración en la industria por quedar como el mayor jugador en la operación de criptoactivos. Sin embargo, es interesante el proyecto del Global Advisory Board (GAB- Consejo Asesor Global, compuesto por expertos financieros a nivel mundial)1 que es un esfuerzo de CZ para diseñar el futuro de la industria, basado en mayor seguridad y solidez.  Por su parte, el CEO de CoinBase (cuyo distintivo es que cotiza en Nasdaq), Brian Amstrong, ha asegurado que no tiene ninguna exposición a FTX ni FTT, y ha hecho hincapié que está sujeta a regulación de la SEC, por estar listada. Por efecto colateral, su valuación en el mercado se ha visto dañada. Regulación y gobernanza Frente a los platos rotos, ahora se pretende ordenar la vajilla. El colapso que presenta criptolandia (como algunos le llaman), exhibe la ausencia de buenas prácticas en un sector supuestamente basado en la confianza alrededor de su fundamento principal:  blockchain (-cadena de bloques-, que es la tecnología detrás de los criptoactivos).  Los sucesos recientes han dado lugar a que lo que en principio trató de evitarse, sea ahora una necesidad urgente: la existencia de regulación y supervisión de las autoridades. La industria cripto debe institucionalizarse si quiere subsistir en el medio financiero. Deben implementarse prácticas de gobierno corporativo en las empresas del sector para impedir que se tomen decisiones fraudulentas y se estafe a los inversionistas. Inclusive hay quienes sugieren que deban someterse a auditorías externas de parte de las llamadas “Big Five”, como el resto de las empresas del sector financiero. Además, debe transparentarse la forma en que se interactúa entre los CEOs de las empresas cripto y los reguladores en el proceso de diseño y elaboración de las reglas del sector. Entre otros escándalos, se ha sugerido que Gary Gensler, presidente de la SEC (Comisión de Valores de EEUU), tuvo reuniones que levantan suspicacias con SBF de FTX, quien además hacía fuertes donaciones al Partido Demócrata.  Recuperar credibilidad La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años. Si bien el volumen de capital invertido aún no es tan grande como para causar un efecto sistémico global (como el de las quiebras de grandes bancos),  por los efectos colaterales que genera si añade inestabilidad en estos momentos de gran incertidumbre económica y financiera a nivel mundial.  Pero como en toda crisis, se presentan grandes oportunidades, para fortalecer a la industria. El reto para los reguladores es grande. Deberán garantizar la creatividad e innovación del sector a partir de la ingeniera financiera tecnológica originada en blockchain, identificar las vulnerabilidades y a su vez, mitigar los riesgos para el sistema financiero en su conjunto.  Deben establecerse bases sólidas que brinden transparencia y seguridad jurídica en protección de los recursos de los usuarios. Entre tanto, en el corto y mediano plazo, como se dice en el ambiente financiero, más vale “pagar por ver”, y en lo que se define el andamiaje jurídico, los inversionistas individuales e institucionales deben actuar con mucha cautela. 1 https://www.binance.com/en/blog/from-cz/binance-global-advisory-board-to-propel-the-future-of-web3-3431940177286343206" ["post_title"]=> string(72) "FTX y las criptomonedas: entre fiascos y estafas.  ¿Y la credibilidad?" ["post_excerpt"]=> string(112) "La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(65) "ftx-y-las-criptomonedas-entre-fiascos-y-estafas-y-la-credibilidad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-17 11:51:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 16:51:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85773" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17983 (24) { ["ID"]=> int(85744) ["post_author"]=> string(2) "26" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-16 12:59:33" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-16 17:59:33" ["post_content"]=> string(3465) "La gran mayoría de las tiendas comerciales y de las principales cadenas de México participan en “El Buen Fin”, pero hay algunas otras que no. Uno de estos casos es el caso de Walmart.  El pasado 8 de noviembre de 2022, Walmart de México y Centroamérica dio a conocer la cuarta edición de “El Fin Irresistible”, campaña con atractivas promociones que se lleva a cabo desde el viernes 11 hasta el miércoles 23 de noviembre en todo México.  Es una propuesta omnicanal en la que el cliente puede tener acceso a las promociones ya sea en línea, por medio de aplicaciones o visitando las diferentes tiendas o clubes de la compañía. A través de sus marcas Bodega Aurrerá, Sam's Club, Walmart Express y Walmart Supercenter, millones de clientes y socios tendrán acceso a un extenso catálogo de productos de las mejores marcas a los mejores precios. Hay que recordar que, Walmart de México y Centroamérica al 30 de septiembre de 2022, operaba 3,677 unidades en 6 países (Costa Rica, Guatemala, Honduras, El Salvador, México, y Nicaragua). En México operaba 2,804 de ellas y 873 en Centroamérica con diferentes formatos. Los clientes que compren utilizando la aplicación “Cashi más que efectivo”, obtendrán diferentes bonificaciones por sus compras en tiendas y clubes. Asimismo, con Bait, el servicio de telefonía móvil de Walmart, los clientes tendrán dos meses de conectividad gratis en la compra de cualquier equipo celular desbloqueado en Bodega Aurrerá y Walmart Supercenter, mientras que en Sam's Club contarán con un mes.  “Cashi más que efectivo” es una aplicación móvil, con la que los clientes pueden tener acceso a más de 70 servicios como: -Pagos desde el celular para realizar compras en tienda o en línea en Bodega Aurrera, Sam’s Club, Walmart Express y Walmart Supercenter. -Pago de servicios como internet, telefonía, luz, cable, entretenimiento y transporte, sin el cobro de comisiones.  -Seguridad al no tener que cargar efectivo o tarjetas bancarias y con la facilidad de utilizar solo un método de pago digital. -Recargas de tiempo aire incluyendo Bait, el servicio de conectividad y telefonía móvil de prepago de la empresa. -Uso de créditos otorgados por instituciones de crédito y otras empresas para la compra de productos en tiendas de Walmart de México y Centroamérica. Con esta propuesta omnicanal, Walmart de México y Centroamérica dio banderazo a “El Fin Irresistible” a solo unos días de que comience “El Buen Fin” en la mayoría del comercio organizado.  “El Buen Fin” será del 18 al 21 de noviembre, pero “El Fin Irresistible” ya empezó." ["post_title"]=> string(73) "Las ofertas de Walmart en la cuarta edición de “El Fin Irresistible”" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(66) "las-ofertas-de-walmart-en-la-cuarta-edicion-de-el-fin-irresistible" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-16 13:03:15" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-16 18:03:15" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85744" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18010 (24) { ["ID"]=> int(85773) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-17 11:40:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 16:40:55" ["post_content"]=> string(10519) "La precipitosa caída de FTX, una de las mayores intermediarias de criptomonedas, y de Alameda Research (su brazo operativo), la semana pasada, es considerado el peor descalabro que ha tenido esa industria desde la creación del Bitcoin en el 2008.   En pocos días, FTX pasó de estar valuada en más de 32 mil millones de dólares a acogerse a la la Ley de Quiebras en EEUU (Chapter 11), por falta de liquidez, y sus activos vieron desaparecer todo su valor. Una pérdida directa para sus inversionistas, usuarios y acreedores (FTX extra limitaba sus operaciones), marcada por la desprotección a usuarios que, por contagio, afectó a varios otros intermediarios que tenían inversiones en FTT (el token de FTX).  Así, la burbuja de altos precios de todos los activos digitales de la industria, que de por sí ya se había reventado por el fin del dinero fiat barato (con la nueva política monetaria restrictiva de la Reserva Federal de EEUU), se desinfló aún más.  Esto ha profundizado la caída del precio de las criptomonedas como Bitcoin (la más representativa), cuyo precio se precipitó a niveles por debajo de los 16 mil dólares, no vistos desde hace dos años, y acabó con las expectativas de que en el corto plazo logre recuperarse de la baja que ha sufrido a lo largo de todo 2022 (llegó a más de 65 mil dólares en 2021).  Y es que se ha dado una salida masiva de criptoinversionistas que ahora ponen en duda la viabilidad de la industria por la ausencia de regulación, supervisión, e institucionalidad. Son miles los participantes que han visto su dinero esfumarse. En FTX se calcula que sus clientes perdieron por lo menos mil millones de dólares (desde gente común, hasta fondos como SEQUOIA y el de Pensiones de los Maestros de Ontario).  La descentralización financiera (o DeFi, por sus siglas en inglés), que es el espíritu de la criptoindustria (que se basa en la ausencia de un servicio, autoridad o eje central que supervise y garantice su funcionamiento ordenado), es lo que permite su “libre” operación, y lo que alienta la no regulación. Hay que destacar que en esta industria operan no solo organismos descentralizados (DEX – decentralized exchanges-), sino también centralizados (CEX, -centralized exchanges-). La debacle actual fue originada por FTX (una CEX), y la premisa del “not your keys, not your crypto”. Por su anarquía, al día de hoy se le conoce al ecosistema cripto como el “Wild West” del mundo financiero. Y el colapso de FTX y sus daños colaterales, así como las crisis anteriores en el sector, lo confirman.  Efecto dominó La razón principal del desplome de FTX se debe a que Sam Bankman-Fried (SBF como se le conoce), su joven presidente ejecutivo (CEO) y principal accionista, usó fondos de los clientes, sin su autorización, para hacer operaciones de alto riesgo, que perdieron todo su valor. Esto llevó a una corrida masiva de depósitos que le ocasionó un déficit de 8mil millones de dólares.  FTX operó como una empresa típica de este sector, sin ningún tipo de “mejores prácticas” corporativas. SBF renunció a la empresa y se presume que ahora se encuentra en Bahamas -sede corporativa de FTX-, donde se espera que declare frente a las autoridades de ese país. En EEUU, FTX opera en un terreno de lagunas legales, porque la industria no está regulada.  Por lo pronto, su única rendición de cuentas ha sido decir un simple “lo siento” y “debí estar más concentrado en lo que hacía”. Hay que recordar que la crisis anterior de TERRA/LUNA en mayo (que también generó perdidas catastróficas para los inversionistas), fue auspiciada por otro joven, el koreano Do Kwon (un activista anti-moneda fiat). Antes de FTX, se dio el colapso de Celsius en septiembre, un “banco” de criptomonedas.  Y ahora están cayendo otros intermediarios, como piezas de dominó. Es el caso de Ikigai (una administradora de activos digitales) cuyo CEO, Travis Kling, a través de Twitter anunció que:  “lamentablemente hemos sido golpeados por la quiebra de FTX…lo lamento, perdí el dinero de mis inversionistas después de que tuvieron fe en mi para administrar riesgos…me equivoqué…no tengo palabras para describir la profundidad y alcance de la porquería que permea en cripto…tanto sociópata al que se le ha dado carta libre para causar tanto daño…muchos hemos sufrido quemaduras demasiado fuertes”.  Por su parte, Crypto.com el fin de semana advirtió que por “error” habían mandado su posición de Ethereum (la segunda criptomoneda más representativa), a una dirección de depósito equivocada, y “estaban recuperando los fondos de los clientes”.  Todo esto ha encendido las alarmas de emergencia y ahora se reclama, por ejemplo, que todos los intermediarios prueben que cuentan con reservas para asegurar su solvencia, (“proof of reserve”), para garantizar los depósitos de sus clientes. Como es de esperarse, ante la desconfianza, los usuarios han empezado a retirar masivamente su dinero. Con esta crisis se espera que pronto pueda verse, como dice Warren Buffet, “quién ha estado nadando desnudo”, y que sobrevivan solo los intermediarios verdaderamente solventes. Binance y Coinbase El CEO de Binance Changpeng Zhao, -conocido como CZ (el líder y principal operador de criptomonedas y, hasta hace una semana, el mayor rival de SBF), frente a todo este caos, afirmó que: “el que FTX caiga no es bueno para nadie en la industria, y no debe verse como una victoria para nosotros, pues la confianza de los usuarios se ve severamente sacudida”. Ha sugerido la creación de un fondo de rescate para las intermediarias que requieran liquidez, para detener el efecto dominó en la industria, “las criptomonedas no se van, estamos aquí para reconstruir”. Cabe anotar que algunos en “crypto twitter” lo señalan como copartícipe en este escándalo por la posición que liquidó de FTT -token de FTX-, previo a su desplome.  Binance ahora representa mayor riesgo de concentración en la industria por quedar como el mayor jugador en la operación de criptoactivos. Sin embargo, es interesante el proyecto del Global Advisory Board (GAB- Consejo Asesor Global, compuesto por expertos financieros a nivel mundial)1 que es un esfuerzo de CZ para diseñar el futuro de la industria, basado en mayor seguridad y solidez.  Por su parte, el CEO de CoinBase (cuyo distintivo es que cotiza en Nasdaq), Brian Amstrong, ha asegurado que no tiene ninguna exposición a FTX ni FTT, y ha hecho hincapié que está sujeta a regulación de la SEC, por estar listada. Por efecto colateral, su valuación en el mercado se ha visto dañada. Regulación y gobernanza Frente a los platos rotos, ahora se pretende ordenar la vajilla. El colapso que presenta criptolandia (como algunos le llaman), exhibe la ausencia de buenas prácticas en un sector supuestamente basado en la confianza alrededor de su fundamento principal:  blockchain (-cadena de bloques-, que es la tecnología detrás de los criptoactivos).  Los sucesos recientes han dado lugar a que lo que en principio trató de evitarse, sea ahora una necesidad urgente: la existencia de regulación y supervisión de las autoridades. La industria cripto debe institucionalizarse si quiere subsistir en el medio financiero. Deben implementarse prácticas de gobierno corporativo en las empresas del sector para impedir que se tomen decisiones fraudulentas y se estafe a los inversionistas. Inclusive hay quienes sugieren que deban someterse a auditorías externas de parte de las llamadas “Big Five”, como el resto de las empresas del sector financiero. Además, debe transparentarse la forma en que se interactúa entre los CEOs de las empresas cripto y los reguladores en el proceso de diseño y elaboración de las reglas del sector. Entre otros escándalos, se ha sugerido que Gary Gensler, presidente de la SEC (Comisión de Valores de EEUU), tuvo reuniones que levantan suspicacias con SBF de FTX, quien además hacía fuertes donaciones al Partido Demócrata.  Recuperar credibilidad La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años. Si bien el volumen de capital invertido aún no es tan grande como para causar un efecto sistémico global (como el de las quiebras de grandes bancos),  por los efectos colaterales que genera si añade inestabilidad en estos momentos de gran incertidumbre económica y financiera a nivel mundial.  Pero como en toda crisis, se presentan grandes oportunidades, para fortalecer a la industria. El reto para los reguladores es grande. Deberán garantizar la creatividad e innovación del sector a partir de la ingeniera financiera tecnológica originada en blockchain, identificar las vulnerabilidades y a su vez, mitigar los riesgos para el sistema financiero en su conjunto.  Deben establecerse bases sólidas que brinden transparencia y seguridad jurídica en protección de los recursos de los usuarios. Entre tanto, en el corto y mediano plazo, como se dice en el ambiente financiero, más vale “pagar por ver”, y en lo que se define el andamiaje jurídico, los inversionistas individuales e institucionales deben actuar con mucha cautela. 1 https://www.binance.com/en/blog/from-cz/binance-global-advisory-board-to-propel-the-future-of-web3-3431940177286343206" ["post_title"]=> string(72) "FTX y las criptomonedas: entre fiascos y estafas.  ¿Y la credibilidad?" ["post_excerpt"]=> string(112) "La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(65) "ftx-y-las-criptomonedas-entre-fiascos-y-estafas-y-la-credibilidad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-17 11:51:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 16:51:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85773" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(21) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "514fdfa785b04e90194e942981262aa2" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

FTX y las criptomonedas: entre fiascos y estafas.  ¿Y la credibilidad?

La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años.

noviembre 17, 2022

Las ofertas de Walmart en la cuarta edición de “El Fin Irresistible”

La gran mayoría de las tiendas comerciales y de las principales cadenas de México participan en “El Buen Fin”, pero hay algunas...

noviembre 16, 2022




Más de categoría
El reemplazo de los smartphones, ¿un impulso o necesidad?

El reemplazo de los smartphones, ¿un impulso o necesidad?

La época decembrina es cuando las ventas de teléfonos celulares se incrementan más. Vale la pena recordar que hay...

noviembre 29, 2022
carrera de caballos

Ahora propietarios y criadores de caballos Cuarto de Milla se inconforman…

la Industria Hípica de carreras de caballos con apuesta regulados se está extinguiendo.

noviembre 25, 2022
Deterioro del progreso social

Deterioro del progreso social

El IPS 2022 confirma la preocupante situación social que se vive. Es momento de pensar en acciones para proteger...

noviembre 24, 2022
La red de estaciones de carga para vehículos eléctricos de Evergo

La red de estaciones de carga para vehículos eléctricos de Evergo

El funcionamiento de estas estaciones de carga es bajo un modelo de autoservicio a través de una aplicación disponible...

noviembre 23, 2022