La Economía del “Pueblo”

Por décadas hemos escuchado la acepción de “pueblo” como algo que relaciona la concepción de gobierno y gobernados, como algo que estrecha un vínculo de identificación y automáticamente enlaza un sistema de cobertura, de protección, un manto...

3 de mayo, 2021

Por décadas hemos escuchado la acepción de “pueblo” como algo que relaciona la concepción de gobierno y gobernados, como algo que estrecha un vínculo de identificación y automáticamente enlaza un sistema de cobertura, de protección, un manto verbal que vela por la desprotección y el abuso. Es curioso observar que la recepción de “pueblo” en el supuesto pueblo, jamás ha redimido una sola causa bajo el esquema social. Jamás en la historia del pronunciamiento que privilegia un sentido social doctrinario, ha resultado benéfico para la población a la que va dirigido este mensaje redentor. O sector de la población, podríamos reorientar esta aseveración.

Como pretenda contemplarse, el Socialismo que difunde este mensaje, como lo conocemos y conocemos sus pasos en la historia, es una doctrina basada en la recolección de voluntades para expresarlas con una sola voz y una sola guía. De esa voz se desprendería la interpretación de todas las sensaciones y pulsaciones de lo material que nutre la subsistencia colectiva. La comuna se desechó por improcedente y por atentar a la progresión y escala de la ambición individual. El Socialismo interpretó el vacío de una comunidad y la insatisfacción individual para ubicar satisfactores si no comunes, aspiraciones, que en el marco de recepción del individuo, acercaban la tentadora oferta de los grupos de poder.

En todas las sociedades, inevitablemente surgen las preponderancias y los liderazgos. Es en estas circunstancias en donde las voces arrolladoras de los fenómenos sociales hacen o crean una conciencia imaginaria de redención. Si las cosas que controla el capital en la eterna búsqueda de la permanencia dan un tropiezo, sea por la competencia, sea por mercados o sea por inoperancia de los costos, se inserta la voz que alienta la intemperancia y el reto. Es en ese momento en donde surge el lenguaje que trastoca el estricto orden económico para suplirlo por la tersura y aparente suavidad de la cobertura social, la misma que nunca cumple por adelantar los beneficios al costo de la interrupción de los factores de producción.

Así ha sido en la historia moderna, así ha sido origen y destino de la llamada lucha social. No podemos confundir, ni debemos, las reglamentaciones y derechos del trabajador en la historia moderna, la protección sindical y beneficios que ha otorgado el orden jurídico y la legislación. La lucha social en la gran mayoría de las rebeliones que enarbolan preceptos de igualdad y otros de sustitución de fuerzas productivas, no contemplan el verdadero sustento y ritmo de la creación de riqueza. La igualdad es imposible cuando las economías progresistas han estimulado el conocimiento y el talento creativo para multiplicar el beneficio del orden de las ideas y multiplicar la calidad y precio de los satisfactores.

La igualdad es una concepción filosófica que nutre la percepción y aspiración de mejora en calidad de vida y condiciones de libertad. Sin esta última jamás existiría una percepción de igualdad y circunstancias de mejoría individual y colectiva. El Socialismo confunde el llamado a la igualdad con la pérdida de escalas muy por encima de la organización de grupos que claman la desestimación de logros consolidados en el trabajo y en la especialización. En otras palabras, el Socialismo llama a la regresión, a la sumisión del capital y del avance económico para situar sus conceptos en la dispersión del capital acumulado. Llama a la injustificada manutención de manos rebeldes y ociosas para llenarlas del despojo de manos productivas.

Retomamos la expresión de “pueblo” para adelantar ciertas prerrogativas y datos que arroja la actuación encaminada a nutrir esa semejanza imaginaria llamada pueblo. Veamos si el esfuerzo de esta transición que pretendió llamarse transformadora ha visto por la economía de su pueblo. Si iniciamos con la obra faraónica en un sentido macroeconómico, sumemos la cancelación de Texcoco con una cuenta de deuda que no existía de 170 000 millones; podemos continuar con las pérdidas de Pemex en 2019 por 346 000 millones y después cancelar la cervecera con un costo de 23 000 millones. El aeropuerto que pretende cubrir la devastadora cancelación de uno de orden mundial costará si en algún momento se termina y opera, 260 000 millones. Dos Bocas está costando sin visos de conclusión, 166 000 millones. Por último, al menos de obra, no de errores, el Tren Maya con un costo impredecible  ha derrochado 150 000 millones. 

Velar por el pueblo y derrochar cantidades que jamás tendrán regreso en materia de inversión, resulta una concepción difícil de interpretar. El simple riesgo del dinero público es ya en si un agravante a cualquier intento de protección. Aventurar proyectos sin conciencia ni beneficio para la nación es una tarea equivocada de origen. La deuda que ha soportado esta vorágine responde a una proporción del producto jamás imaginada en la historia moderna. Comprometer el producto de la nación, riqueza de los mexicanos en su totalidad, hace de esta administración un vehículo ignominioso por encima de cualquier nivel de responsabilidad. La ética gubernamental está superada ante este abuso intolerable. 

Sigamos con nuestro examen de protección que enarbola esta transición: el abandono a la empresa privada provocó un millón de cierres definitivos; el consecuente desempleo se situó en pérdidas laborales permanentes de 600 000 posiciones, el aumento de pobres ronda la cifra de doce millones en esta gestión. Si consideramos la dádiva y la dispersión de riqueza sin padrón, observamos una liquidez atemporal y atípica que ya refleja la impetuosidad del reparto de dinero en una demanda también atípica para situar una inflación del 6% a tasa anual para dañar la canasta básica muy por encima de la inflación promedio. Eso es lo que obtiene el “pueblo”, eso es la protección que animó el voto de este gobierno populista, eso impulsó el llamado a la esperanza. 

El margen de maniobra real del presidente y sus desatinos no podrá competir jamás con el producto emanado de manos privadas pero el daño que ha ocasionado es generacional. Tenemos un presidente que pretende resolver por la vía de la imposición, por la vía de la pérdida patrimonial. A esas acciones no pueden llamárseles acciones protectoras del “pueblo”. 

Comentarios


object(WP_Query)#17971 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(64832) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(64832) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17969 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17934 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17931 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-05-28 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-06-25 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (64832) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17965 (24) { ["ID"]=> int(79876) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-14 09:42:24" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:42:24" ["post_content"]=> string(6995) "Últimamente se han revisado tasas de crecimiento económico como nunca antes; desde luego las circunstancias ameritan revisión constante, las economías del globo enfrentan cambios inesperados desde la energía hasta los precederos, pasando por cadenas de producción y situaciones de abasto, fundamentalmente materia prima. En México, el Instituto Central de Moneda, el Banco de México, con su política alcista, no ha logrado contener la inflación, pero por otro lado, la transición en turno trató infructuosamente de contener variaciones en precios de una treintena de artículos. Tal vez, el plan no obedeció a estrictas reglas de observancia, que merecen consideración y de ello algo se comenta en este texto. Por principio, un precio no puede controlarse en tanto las cadenas de abasto sean múltiples, esto es, la geografía tan extensa hace de distintos productores diversos orígenes y diversos canales de distribución. La derrama de cualquier perecedero obedecería a un modelo de redes imposible de controlar. Sin olvidar que tratamos de bienes elásticos, el precio reacciona a la cantidad demandada, por tanto, a menor ingreso menor demanda y a mayor precio, mayor posibilidad de sustitución o mayor selectividad en el consumo. Las preferencias de consumo no pueden ser anticipadas en la gran economía.  Ahora, si esta fase no es predecible, podemos seguir especulando hasta topar con los reales problemas en la serie productiva. Iniciemos con el combustible, no en forma metafórica, la gasolina y el transporte. El desplazamiento de mercancías tiene varios meses con incrementos en precios de gasolinas. Los productores agropecuarios no tienen accesos a programas porque han sido cancelados, entonces la producción sufre mermas por la ausencia de crédito, fertilizante y semilla. De existir crédito, sería caro y de plazos inconvenientes. Suceden dos fenómenos, si la demanda supera a la oferta: el consumidor adquiere productos caros y la oferta nacional se contrae, de modo que la importación ocurre con su dosis de inflación, para agravar el problema como consecuencia de lo primero.  Pero este tema es reciente; la improductividad o bien, la falta de crecimiento económico es falta de proyecto económico y ese problema tiene más de tres años. Desde luego el discurso del presidente es lo que más afecta la invitación al capital. También, los pronunciamientos de captura ideológica, los menos y los de capricho de dispendio, los más, no abonan a la confianza de inversionistas. El desorden del gasto corriente, la dádiva sin control y la improvisación han cobrado en renglones de deuda sin medida y en desperdicio de recursos de la nación.  No es novedad la denuncia constante de falta de proyecto como un resumen de impericia de este movimiento supuestamente transformador; al parecer ya asoma el fracaso en la operatividad de proyectos que culminan una etapa esperada en la fase de construcción y una puesta en marcha ficticia para anunciar conclusión y redimir plazos que no corresponden a ninguna fase de operación pero que corresponden a una simple promesa de campaña. Inaugurar no deja atrás la falta de planeación, la tasa interna de retorno de la inversión y tampoco deja atrás la factibilidad de inicio. Si cerramos el cuarto año con estas premisas sin base de operación, podemos concluir cómodamente que ningún proyecto emprendido por esta supuesta transformación llegará a operar. Borremos el espectro de la rentabilidad, simplemente no operarán.  La cadena del bienestar, como bien sabemos, no supera el eufemismo propio de su expresión. Todo lo emprendido en aras de ese vocablo superfluo, ha derivado en fracaso y en costos inimaginables para la nación. Desde el banco, las tandas impagables, el gas, todo ha sido un derroche incomprensible y sin fundamento. Sencillamente, los negocios públicos que mencionó el presidente como tema toral de su gestión, se han convertido en fondos irrecuperables y en un ejercicio de corrupción por la intermediación que pretendió terminar alguna vez y que se ha convertido en la intermediación más grotesca y corrupta de nuestra historia.  No podemos dejar de lado las empresas que pretendía rescatar, el presidente, con un pensamiento trasnochado de autosuficiencia y monopólico, como regresión perversa y como arrebato insustancial de revancha con los sectores productivos herederos del pensamiento proscrito en la liberalidad como término de acomodo del capital y no como doctrina condenable sin sustento. Los términos del progreso no podían caminar en paralelo con los términos de avenimiento con naciones perdedoras como Cuba y Venezuela. Crecer y prosperar caían en la incompatibilidad de la revancha programada desde 2018.  Todo esto que se menciona, preocupa y preocupa mucho, pero hay un fondo que no se toca. Al parecer, el exterior forma una opinión de México y su gobierno; al parecer también, la opinión de las cúpulas empresariales toma forma y tal vez con mayor solidez y con argumentos y criterios que reúnen reprobación del derrotero de nuestra economía. Pero también parece que se cubre todo este actuar con un velo de prudencia que reta un juego de descalificaciones contra un juego de desilusiones. Si el juego es la cautela, pienso que la transición lo va ganando, porque el juego de las desilusiones es terreno fértil para llevar la contraria con imposiciones aún rayando en lo absurdo. Demostrado quedó en el Foro Económico Mundial y en la Cumbre de las Américas. Este juego perverso es del presidente. La perversidad tiene freno y defensa desde luego, pero el juego no termina abruptamente. La unión de criterios y reservas del interior y del exterior muestran diversas caras y tientan con herramientas útiles los parámetros de reacción de un populista reaccionario. Le otorgan variables, créditos los organismos de desarrollo, se juega con reinversiones de utilidades y con la inercia de sectores imposibles de detener en su expansión de mercados para alterar las cifras de inversión directa sin recursos frescos. Se validan dos años de espera para que se vaya.  Inicié mi texto incitando al cuestionamiento del crecimiento económico, recurrente y constante. Se oculta la verdad: México no crece y el raquítico 1% no supera cuatro años de gestión de la 4t. Se mantienen las formas, eso es distinto a las alertas del mal gobierno proclamadas a todos los vientos. La economía finalmente no fue moral, no fue bienestar inducido. Simplemente, no lo fue ni lo será con esta transición. " ["post_title"]=> string(26) "La economía que no fue…" ["post_excerpt"]=> string(125) "Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(22) "la-economia-que-no-fue" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-14 09:42:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:42:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79876" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17872 (24) { ["ID"]=> int(79641) ["post_author"]=> string(2) "58" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-07 09:12:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-07 14:12:25" ["post_content"]=> string(5805) "La pandemia por la Covid-19 generó un enorme reto en materia fiscal para los gobiernos de todo el mundo. Esto se manifestó en dos rubros. Por una parte, se observó un aumento en el gasto público para proteger la salud, pero también el ingreso y el trabajo de las personas. Por otra parte, hubo una reducción de los recursos destinados al desarrollo en los países de ingresos medios y bajos, a consecuencia, entre otras cosas, del crecimiento en el nivel de deuda de estas naciones, la cual ya traía una trayectoria ascendente desde antes de la pandemia. En este sentido, la situación provocó que los gobiernos comenzaran a incorporar, dentro de su agenda política y económica, la búsqueda de alternativas para fortalecer la generación de ingresos. Si bien es cierto que el recaudar ingresos es una tarea permanente para todos los países, la realidad es que, para ser más efectiva, esta tarea debe estar acompañada de una mejora continua en el proceso recaudatorio, priorizando métodos para fortalecer la confianza de los contribuyentes. Una encuesta reciente del Banco Mundial deja ver que la ciudadanía es más propensa a pagar sus impuestos cuando sabe que sus impuestos están siendo empleados para obtener servicios públicos de calidad. Por ejemplo, conforme al organismo internacional, ejercicios como el Presupuesto Participativo promueven el cumplimiento voluntario. Sorprende que a estas alturas, no haya más gobiernos que hayan centrado sus estrategias de recaudación en torno a la confianza y la rendición de cuentas. El basar sus estrategias en estos dos elementos, es la única forma que tienen los países de asegurar una recaudación estable, predecible y sostenible.  Adicionalmente, se debe trabajar en lograr que los contribuyentes sientan que reciben un trato justo y respetuoso de los servidores públicos, que la comunicación sobre las leyes y decisiones fiscales sea clara y que la ciudadanía tenga certeza de cuán equitativo es el sistema tributario. Lo anterior resulta valioso cuando se toma en consideración que todas las acciones, positivas o negativas, tienen un efecto sobre el comportamiento de los contribuyentes, ya sea para incentivar o desalentar el pago voluntario de impuestos. Algunas encuestas de percepción indican que muchos de los ciudadanos que viven en países de bajo ingreso, como en África, piensan que los impuestos que pagan no generan ninguna mejora en los servicios públicos. En el caso de América Latina y el Caribe, la confianza de la población en el gobierno es muy baja y se encuentra por debajo del 30%, algunos ejemplos son Argentina y Brasil, en donde el nivel de confianza es del 26% y 17%, respectivamente. Ante este reto, se debe desarrollar un marco integral para fortalecer el cumplimiento tributario en los países de bajos ingresos, a través de una reforma basada en tres pilares: cumplimiento, simplificar/facilitar y la confianza. Existen dos elementos para fortalecer el cumplimiento tributario. Por una parte, están las medidas para incrementar el monitoreo y fiscalización de los contribuyentes y, por otra, las medidas para mejorar la actuación de las autoridades responsables de la recaudación. No obstante, la mayoría de los modelos de cumplimiento tributario que se han utilizado en los países miembros de la OCDE se ha enfocado en en la primera de las medidas, es decir, en monitorear a los contribuyentes. Aunque es importante señalar que la simplificación de trámites también tiene un efecto positivo en la recaudación. Las reformas encaminadas a la facilitación reconocen el papel de la administración tributaria como proveedora de servicios e información. Se debe facilitar el proceso de pago de impuestos tanto como sea posible. Esto incluye mejorar el acceso a la información, reducción de costos de cumplimiento y evitar el uso innecesario de trámites presenciales para reducir la corrupción en el proceso. Finalmente, se analiza la confianza en el sistema tributario, es decir, si los gobiernos están actuando con apego al marco normativo y si están cumpliendo con las expectativas de la ciudadanía. La confianza de los contribuyentes aumentará si el gobierno puede garantizar la justicia, equidad, reciprocidad y responsabilidad del sistema tributario. Cuando la confianza crece, también lo hace la moral tributaria y ello conduce a un cambio positivo en las normas de cumplimiento. La lección de este análisis radica en la necesidad de cambiar el paradigma tradicional de enfocarse en las soluciones técnicas para aumentar los ingresos propios de los gobiernos. Ahora, es necesario voltear la mirada hacia otro tipo de soluciones que prioricen una mejor recaudación a partir del fortalecimiento de la confianza del contribuyente en la autoridad recaudadora. Esto permitirá la sostenibilidad de la política tributaria, pues logrará que la recaudación sea mayor, más justa y equitativa, lo que se traducirá en mayores beneficios para los ciudadanos. * Nota basada en la publicación de The World Bank (2022), Innovations in tax compliance. Disponible en: https://openknowledge.worldbank.org/handle/10986/36946 " ["post_title"]=> string(89) "La respuesta para incentivar el cumplimiento tributario en los países de ingresos bajos." ["post_excerpt"]=> string(155) "Para fortalecer el cumplimiento tributario es necesario que los gobiernos cambien los paradigmas tradicionales y fortalecer la confianza del contribuyente." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(87) "la-respuesta-para-incentivar-el-cumplimiento-tributario-en-los-paises-de-ingresos-bajos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-07 09:12:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-07 14:12:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79641" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17965 (24) { ["ID"]=> int(79876) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-14 09:42:24" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:42:24" ["post_content"]=> string(6995) "Últimamente se han revisado tasas de crecimiento económico como nunca antes; desde luego las circunstancias ameritan revisión constante, las economías del globo enfrentan cambios inesperados desde la energía hasta los precederos, pasando por cadenas de producción y situaciones de abasto, fundamentalmente materia prima. En México, el Instituto Central de Moneda, el Banco de México, con su política alcista, no ha logrado contener la inflación, pero por otro lado, la transición en turno trató infructuosamente de contener variaciones en precios de una treintena de artículos. Tal vez, el plan no obedeció a estrictas reglas de observancia, que merecen consideración y de ello algo se comenta en este texto. Por principio, un precio no puede controlarse en tanto las cadenas de abasto sean múltiples, esto es, la geografía tan extensa hace de distintos productores diversos orígenes y diversos canales de distribución. La derrama de cualquier perecedero obedecería a un modelo de redes imposible de controlar. Sin olvidar que tratamos de bienes elásticos, el precio reacciona a la cantidad demandada, por tanto, a menor ingreso menor demanda y a mayor precio, mayor posibilidad de sustitución o mayor selectividad en el consumo. Las preferencias de consumo no pueden ser anticipadas en la gran economía.  Ahora, si esta fase no es predecible, podemos seguir especulando hasta topar con los reales problemas en la serie productiva. Iniciemos con el combustible, no en forma metafórica, la gasolina y el transporte. El desplazamiento de mercancías tiene varios meses con incrementos en precios de gasolinas. Los productores agropecuarios no tienen accesos a programas porque han sido cancelados, entonces la producción sufre mermas por la ausencia de crédito, fertilizante y semilla. De existir crédito, sería caro y de plazos inconvenientes. Suceden dos fenómenos, si la demanda supera a la oferta: el consumidor adquiere productos caros y la oferta nacional se contrae, de modo que la importación ocurre con su dosis de inflación, para agravar el problema como consecuencia de lo primero.  Pero este tema es reciente; la improductividad o bien, la falta de crecimiento económico es falta de proyecto económico y ese problema tiene más de tres años. Desde luego el discurso del presidente es lo que más afecta la invitación al capital. También, los pronunciamientos de captura ideológica, los menos y los de capricho de dispendio, los más, no abonan a la confianza de inversionistas. El desorden del gasto corriente, la dádiva sin control y la improvisación han cobrado en renglones de deuda sin medida y en desperdicio de recursos de la nación.  No es novedad la denuncia constante de falta de proyecto como un resumen de impericia de este movimiento supuestamente transformador; al parecer ya asoma el fracaso en la operatividad de proyectos que culminan una etapa esperada en la fase de construcción y una puesta en marcha ficticia para anunciar conclusión y redimir plazos que no corresponden a ninguna fase de operación pero que corresponden a una simple promesa de campaña. Inaugurar no deja atrás la falta de planeación, la tasa interna de retorno de la inversión y tampoco deja atrás la factibilidad de inicio. Si cerramos el cuarto año con estas premisas sin base de operación, podemos concluir cómodamente que ningún proyecto emprendido por esta supuesta transformación llegará a operar. Borremos el espectro de la rentabilidad, simplemente no operarán.  La cadena del bienestar, como bien sabemos, no supera el eufemismo propio de su expresión. Todo lo emprendido en aras de ese vocablo superfluo, ha derivado en fracaso y en costos inimaginables para la nación. Desde el banco, las tandas impagables, el gas, todo ha sido un derroche incomprensible y sin fundamento. Sencillamente, los negocios públicos que mencionó el presidente como tema toral de su gestión, se han convertido en fondos irrecuperables y en un ejercicio de corrupción por la intermediación que pretendió terminar alguna vez y que se ha convertido en la intermediación más grotesca y corrupta de nuestra historia.  No podemos dejar de lado las empresas que pretendía rescatar, el presidente, con un pensamiento trasnochado de autosuficiencia y monopólico, como regresión perversa y como arrebato insustancial de revancha con los sectores productivos herederos del pensamiento proscrito en la liberalidad como término de acomodo del capital y no como doctrina condenable sin sustento. Los términos del progreso no podían caminar en paralelo con los términos de avenimiento con naciones perdedoras como Cuba y Venezuela. Crecer y prosperar caían en la incompatibilidad de la revancha programada desde 2018.  Todo esto que se menciona, preocupa y preocupa mucho, pero hay un fondo que no se toca. Al parecer, el exterior forma una opinión de México y su gobierno; al parecer también, la opinión de las cúpulas empresariales toma forma y tal vez con mayor solidez y con argumentos y criterios que reúnen reprobación del derrotero de nuestra economía. Pero también parece que se cubre todo este actuar con un velo de prudencia que reta un juego de descalificaciones contra un juego de desilusiones. Si el juego es la cautela, pienso que la transición lo va ganando, porque el juego de las desilusiones es terreno fértil para llevar la contraria con imposiciones aún rayando en lo absurdo. Demostrado quedó en el Foro Económico Mundial y en la Cumbre de las Américas. Este juego perverso es del presidente. La perversidad tiene freno y defensa desde luego, pero el juego no termina abruptamente. La unión de criterios y reservas del interior y del exterior muestran diversas caras y tientan con herramientas útiles los parámetros de reacción de un populista reaccionario. Le otorgan variables, créditos los organismos de desarrollo, se juega con reinversiones de utilidades y con la inercia de sectores imposibles de detener en su expansión de mercados para alterar las cifras de inversión directa sin recursos frescos. Se validan dos años de espera para que se vaya.  Inicié mi texto incitando al cuestionamiento del crecimiento económico, recurrente y constante. Se oculta la verdad: México no crece y el raquítico 1% no supera cuatro años de gestión de la 4t. Se mantienen las formas, eso es distinto a las alertas del mal gobierno proclamadas a todos los vientos. La economía finalmente no fue moral, no fue bienestar inducido. Simplemente, no lo fue ni lo será con esta transición. " ["post_title"]=> string(26) "La economía que no fue…" ["post_excerpt"]=> string(125) "Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(22) "la-economia-que-no-fue" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-14 09:42:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:42:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79876" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(27) ["max_num_pages"]=> float(14) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "29c8989aafd1f6bd8508ed392544fd20" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
La economía que no fue…

La economía que no fue…

Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana.

junio 14, 2022

La respuesta para incentivar el cumplimiento tributario en los países de ingresos bajos.

Para fortalecer el cumplimiento tributario es necesario que los gobiernos cambien los paradigmas tradicionales y fortalecer la confianza del contribuyente.

junio 7, 2022




Más de categoría
Más Desafíos del Gobierno. ¡La Liquidación de Codere! ¿Y el Hipódromo?

El Hipódromo… ¿Es una Caja de Cristal?

Para que la industria hípica prolifere, se necesita transparencia para que los clientes tengan la certidumbre necesaria e inviertan...

junio 24, 2022

Nayib Bukele y el Bitcoin

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, se ha caracterizado por tomar decisiones aparentemente innovadoras. ¿Qué resultados le ha...

junio 24, 2022

La región Centro del país exhibe una brecha con respecto a las otras regiones que no existía antes del Covid

José Luis Romero Hicks analiza la situación económica del centro del país tras la pandemia por Covid-19.

junio 23, 2022
EL CORPUS AMBIENTAL DE MÉXICO

EL CORPUS AMBIENTAL DE MÉXICO

Los puntos del decálogo propuestos por México no reflejan un plan real a largo plazo en política ambiental.

junio 22, 2022