Kellogg se une al Día Mundial de la Alimentación

El Día Mundial de la Alimentación se conmemora cada 16 de octubre, por lo que Kellogg’s ha anunciado que suma sus esfuerzos para garantizar la disponibilidad de suficientes alimentos nutritivos para las familias en México y Latinoamérica....

13 de octubre, 2020 Cereal

El Día Mundial de la Alimentación se conmemora cada 16 de octubre, por lo que Kellogg’s ha anunciado que suma sus esfuerzos para garantizar la disponibilidad de suficientes alimentos nutritivos para las familias en México y Latinoamérica.

Jessica Daniel, gerente de Comunicación Interna y Filantropía para Kellogg Latinoamérica, afirmó que con estas marcas la empresa busca contribuir a la disminución del hambre en México y el mundo a través de puntos clave, como son “prácticas agrícolas más sustentables, donaciones en conjunto para apoyar a los más vulnerables e información a nuestros consumidores para buenos hábitos y consumo responsable, así como disminución del desperdicio de alimento”.

Este año, el Día Mundial de la Alimentación ocurre durante la celebración del 75º aniversario de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en un momento clave, donde hacen un llamado a la solidaridad internacional para ayudar a que los sistemas alimentarios sean sostenibles para apoyar a quien más lo necesita.

Asimismo, la empresa buscará impulsar en buena medida programas de alimentación infantil como “Mejores días”, que proporcionará a los niños acceso a la nutrición que necesitan en comunidades de todo el mundo.

Premio Nobel de la Paz para el Programa Mundial de Alimentos de la ONU

Comentarios


object(WP_Query)#18055 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(30578) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(30578) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18052 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18009 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18019 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-22 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-19 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (30578) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18005 (24) { ["ID"]=> int(82178) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-15 10:18:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-15 15:18:58" ["post_content"]=> string(6127) "Existen dos premisas iniciales irrefutables: tenemos un gobierno populista. Y la segunda,  todo gobierno populista surge de la bonanza económica de la nación. Si no hubiera existido una economía creciente, con reservas, con instituciones dotadas de recursos para su operación, con un haber respetable en la hacienda pública, no existiría el reclamo de “gobierno rico y pueblo pobre”, enunciado para enmarcarlo en el fracaso de cuatro años de gestión. Hemos asentado en este espacio: el populismo no crea, el populismo denuncia, enuncia, abre un ciclo con un problema, lo confunde con otro, anuncia una solución y jamás resuelve. El populismo es experto comprador de tiempo; en ese espacio, encima los tiempos, los envuelve en una estela de pasado, de culpas ajenas, de redenciones falsas y de preceptos equivocados todos.  El populismo vive de la ola que previó los avatares de una vida cotidiana; el populismo agota las vías de la recuperación porque las corrientes del dispendio amparan el plazo que el gobierno populista necesita para instalar su depredación. Una vez resuelta la disolución de los estratos sociales y ubicación en la capa inferior, la del sustento programado, las cosas se vuelven más controlables en la manipulación de la necesidad más imperiosa que existe: el hambre. Por hambre debe entenderse el sentido amplio de la necesidad humana en la aspiración, en el sueño, en el logro y el alcance que supera la precariedad y la que deja atrás como mal endémico, siglos de subsistencia.  El populismo tiene un discurso, uno, anclado en un sufragio que atiende la necesidad más antigua que existe, la pertenencia. La pertenencia es un compendio tan antiguo como la vida humana; la explotó el comunismo en los albores de la Revolución de Octubre, el Octubre Rojo que destruía una efímera república, inaugurada meses antes, la misma que redimía Pan, Paz y Tierra, los emblemas más simbólicos de una humanidad explotada por los tenientes de una tierra inhóspita. Pero lo inhóspito tenía riqueza y había un punto de quiebre en la interpretación en la conservación de la misma para fines distributivos y fines productivos.  En el Socialismo, no existe triunfador ni triunfadores; la esencia sigue siendo la misma: los fines. La gama interpretativa, discurre desde el poder el afán productivo para fines distributivos. Desde luego no hay tal, probado es su fracaso. La producción no descansa en uno solo de los medios o intermedios, mejor expresado, de las fases productivas, el trabajo, la obra de mano. Desde esta base incierta surgió la comuna como doctrina de redención del capital. Si la materia prima se daba por descontada en este contexto, habría que añadir los costos de fábrica para hacer de una cadena de producción una fase rentable y no distributiva.  La mediación sin mercado no existe. El Socialismo y derivados nunca pudieron entenderlo. La simple exposición a un ciclo cerrado de oferta y consumo interno sacrificó millones de seres sin conflicto bélico y se llamó hambruna. Tampoco pudieron entenderlo porque pensaron en ciclos naturales. Los crudos inviernos de la extinta Unión Soviética disculparon el modelo en esa turbia interpretación cíclica que revertiría poderes insospechados en la manufactura y en el armamento. El modelo se exportó a una isla nutrida de todo: Cuba y el modelo siguió su ruta de desastre. Vino su caducidad y vino con esa herrumbre interpretativa la arrogancia para hacer subsistir una ideología que hoy día no se erradica por completo y la tozudez deja una huella perceptible en el arrollo de libertades y prerrogativas de auténtica humanidad y la pisa todos los días en un puñado infame de naciones que pierden el grado mismo de gobierno humanitario.  Añado una tercera premisa irrefutable: el pensamiento del presidente mexicano en turno, que arropa a este puñado de infames y solapa sus acciones como si cumplieran con un mandato que jamás recibieron de sus pueblos. El presidente equivoca sus dedicaciones y equivoca sus ambiciones; las circunstancias expresadas desde su inicio en la bonanza y haber público ya no es el mismo que existía en 2018. La correspondencia ciudadana no es la misma que prevalece o prevaleció en naciones perdedoras. El discurso, por tanto, fenece en ese mar interpretativo y redundante que lacera el entendimiento de una ciudadanía infinitamente más robusta que los pueblos subyugados de otras latitudes.  El discurso del presidente pretendió acabar con todo y es ese discurso el que está acabando con él. El discurso pretendió soslayar obligaciones y fundamentos con naciones ganadoras, las más importantes del globo. El discurso flota en una inmensa llanura en la que se pierde la resonancia y eco de sus admoniciones y frustraciones. El discurso pretendió apuntalar todo esquema y necesidad colectiva, toda imagen trascendida en símbolos y eufemismos por igual, para acrecentar la devoción y el halago. No llegaron. Se instaló la inseguridad y la pobreza, se instalaron las descalificaciones y las injurias, se unieron las vicisitudes de mando y se confundieron las prerrogativas de un Tlatoani con una historia pletórica de falsedades y de hipocresía cortesana.  El discurso se tradujo en mensaje, mensaje que recogen los impulsores del progreso, los creadores, los verdaderos operadores, los agentes productivos, que a pesar del esparcimiento de falsarias prerrogativas y circunspecciones al capital, están presentes y la apuesta es al tiempo, el tiempo necesario para que se vaya la falsa redención y se recupere la senda de la sensatez, del rumbo adscrito en tratados vigentes y la recomposición de la marcha de nuestra economía. Los tiempos ya están señalados. La espera es de dos años.   " ["post_title"]=> string(36) "El discurso del Poder y la Economía" ["post_excerpt"]=> string(135) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(35) "el-discurso-del-poder-y-la-economia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-15 10:18:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-15 15:18:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82178" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17944 (24) { ["ID"]=> int(81864) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-08 09:54:47" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-08 14:54:47" ["post_content"]=> string(6492) "Creo que fue el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) el que tradujo el término de Leverage y lo llamó Apalancamiento Financiero. Como sea, el término describe una capacidad de endeudamiento. Algunas décadas atrás, los créditos o programas de financiamiento a plazo extendido se suscribían hipotecando bienes. En esos años, los bancos comerciales se hicieron de predios, plantas, bienes traducidos a raíces siempre. Naturalmente esto contravenía la estricta operación bancaria y comercial de sus giros. Operar los activos incautados era una salida simple, pero la especialización no existía, por tanto los intentos resultaron en una cadena de vicios interpretativos todos para abultar los esquemas de dirección y actividades todas ajenas a regulaciones de banca. Desde luego se crearon áreas para resolver lo que en la estructura de los bancos simplemente no cabía: la expansión industrial.  Tal vez los errores de interpretación sean más costosos que los operativos; los primeros pueden obedecer a circunstancias fortuitas, los últimos son gerenciales y obedecen a decisiones propias del giro del negocio. Esta gran diferencia puede significar e impactar en estructuras verticales de mando, tangenciales u horizontales. Las primeras son operativas, las intermedias por casos no previstos y las últimas por ambición de captura. Si el mundo de los negocios no conoce frontera, porque por definición si las bases de un negocio se encuentran en el seno del control, entonces la implementación, siguiente paso, debe resolverse por simple presencia y custodia de activos, premisa indispensable. Pero no es así y la banca comercial lo reconoció en el tiempo. La especialización resolvió el tema de la deuda para adecuar la experiencia a la capacidad de pago; los activos formaron parte de la dotación esencial en la creación del efectivo necesario para en tiempo relativamente programado, pudiera cubrirse el adeudo original y satisfacer a la vez, horizontes más ciertos en el crecimiento o expansión de la idea original. Nacía la banca de inversión. Nacía la banca que daba credibilidad y certeza a la consecución de un producto, al desarrollo de nichos de mercado, a la competencia y finalmente a la excelencia. Se alejaban las garantías reales en planta y equipo y se daba margen a la concepción del talento empresarial. La transición en turno que gobierna a México no lo entiende. Esta gestión actual no entiende de riesgos, de plazos, de planes de negocios porque lo que entiende o trata de explicar es una confusión de términos y mezcla de conceptos retardatarios en su gran mayoría para destacar negocios públicos por encima de los privados, premisa inicial que retomo de unos de los primeros pronunciamientos del actual presidente. Como la ideología del presidente no existe por simple carencia de sustento, entonces sitúa un discurso disperso en el fondo pero robusto en la forma, la que redunda en subjetividades sin posible comprobación y alcance.  Desde luego que toda pronunciación vaga cobra efectividad en la realidad. En el tema del crecimiento económico, el presidente sienta un precedente que simboliza su precario conocimiento de la economía al enfrentar datos que la simple contundencia anula cualquier defensa. Justificar hechos nunca ha sido defensa porque las realidades de hoy día a las realidades del pasado que enarbola en ese peregrinar insulso de cada mañana, se conocen en tiempos plagados de tiempo real y oportuno. No queda nada por ocultar y el presidente lo ignora. Su confusión económica, intencional o no, deja plasmada en aseveración errónea  el rumbo del país en materia económica. No queda nada por decretar, en ese impulso autoritario y sectario que lo caracteriza. La voluntad presidencial es revertida por la realidad del panorama económico que reta con fórmulas anquilosadas en el nacionalismo redentor cuando las fórmulas reales se agotan. El endeudamiento no lo concibe el presidente como una fórmula que coadyuva al desarrollo cuando el crecimiento lo sostiene. No puede pagarse lo que no se genera en el tiempo. La deuda de largo plazo en términos corporativos es una suma de recursos propios pero no generados en el tiempo. México no genera capacidad de pago porque no crece. La realidad es lo que el presidente detesta oír: un sexenio perdido en crecimiento. Desde luego lo es, los índices de recuperación de los tres sectores primario, secundario y terciario, no superan el 1% en lo que va del año, pero la recuperación viene de tasas negativas de consideración. No es la pandemia, es el abandono de las cadenas productivas.  El punto que más debería preocupar es la deuda. Se ha acumulado sin control en este sexenio y el gravamen está por supera el 50% del producto y las causas son de simple deducción analítica: sostener la operación de PEMEX es no solamente la peor de las decisiones en materia económica, es improcedente ante la insolvencia de la petrolera por al menos cincuenta años. No es ético comprometer el haber nacional en una aventura sin destino y sin rédito. Conocemos de sobra las tres aventuras de esta transición y desde ahora se pronostica el cierre inminente de las tres por su inoperancia, una vez manos responsables tomen control del gobierno del país.  La capacidad de endeudamiento nunca ha sido contemplada por esta transición en turno; en realidad yo personalmente pienso que no es consideración prioritaria como tampoco ha sido la salud y el bienestar que tanto pregona. Yo declaro una total irresponsabilidad del presidente, una profunda ignorancia y una propensión al desquite y revancha sin par. No puede concebirse el descuido de los números que suman derrota tras derrota en un gobierno por demás fallido, impetuoso y convulso en la dispersión de sus ideas y creencias, pero confundido y omiso en la representatividad de una economía que jamás equiparará sus alcances con las naciones perdedoras que alumbran el camino tortuoso de la transformación inexistente y desde ahora extinta. " ["post_title"]=> string(47) "“Leverage”, el concepto que la 4t ignora…" ["post_excerpt"]=> string(133) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(37) "leverage-el-concepto-que-la-4t-ignora" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-08 09:54:47" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-08 14:54:47" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81864" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18005 (24) { ["ID"]=> int(82178) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-15 10:18:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-15 15:18:58" ["post_content"]=> string(6127) "Existen dos premisas iniciales irrefutables: tenemos un gobierno populista. Y la segunda,  todo gobierno populista surge de la bonanza económica de la nación. Si no hubiera existido una economía creciente, con reservas, con instituciones dotadas de recursos para su operación, con un haber respetable en la hacienda pública, no existiría el reclamo de “gobierno rico y pueblo pobre”, enunciado para enmarcarlo en el fracaso de cuatro años de gestión. Hemos asentado en este espacio: el populismo no crea, el populismo denuncia, enuncia, abre un ciclo con un problema, lo confunde con otro, anuncia una solución y jamás resuelve. El populismo es experto comprador de tiempo; en ese espacio, encima los tiempos, los envuelve en una estela de pasado, de culpas ajenas, de redenciones falsas y de preceptos equivocados todos.  El populismo vive de la ola que previó los avatares de una vida cotidiana; el populismo agota las vías de la recuperación porque las corrientes del dispendio amparan el plazo que el gobierno populista necesita para instalar su depredación. Una vez resuelta la disolución de los estratos sociales y ubicación en la capa inferior, la del sustento programado, las cosas se vuelven más controlables en la manipulación de la necesidad más imperiosa que existe: el hambre. Por hambre debe entenderse el sentido amplio de la necesidad humana en la aspiración, en el sueño, en el logro y el alcance que supera la precariedad y la que deja atrás como mal endémico, siglos de subsistencia.  El populismo tiene un discurso, uno, anclado en un sufragio que atiende la necesidad más antigua que existe, la pertenencia. La pertenencia es un compendio tan antiguo como la vida humana; la explotó el comunismo en los albores de la Revolución de Octubre, el Octubre Rojo que destruía una efímera república, inaugurada meses antes, la misma que redimía Pan, Paz y Tierra, los emblemas más simbólicos de una humanidad explotada por los tenientes de una tierra inhóspita. Pero lo inhóspito tenía riqueza y había un punto de quiebre en la interpretación en la conservación de la misma para fines distributivos y fines productivos.  En el Socialismo, no existe triunfador ni triunfadores; la esencia sigue siendo la misma: los fines. La gama interpretativa, discurre desde el poder el afán productivo para fines distributivos. Desde luego no hay tal, probado es su fracaso. La producción no descansa en uno solo de los medios o intermedios, mejor expresado, de las fases productivas, el trabajo, la obra de mano. Desde esta base incierta surgió la comuna como doctrina de redención del capital. Si la materia prima se daba por descontada en este contexto, habría que añadir los costos de fábrica para hacer de una cadena de producción una fase rentable y no distributiva.  La mediación sin mercado no existe. El Socialismo y derivados nunca pudieron entenderlo. La simple exposición a un ciclo cerrado de oferta y consumo interno sacrificó millones de seres sin conflicto bélico y se llamó hambruna. Tampoco pudieron entenderlo porque pensaron en ciclos naturales. Los crudos inviernos de la extinta Unión Soviética disculparon el modelo en esa turbia interpretación cíclica que revertiría poderes insospechados en la manufactura y en el armamento. El modelo se exportó a una isla nutrida de todo: Cuba y el modelo siguió su ruta de desastre. Vino su caducidad y vino con esa herrumbre interpretativa la arrogancia para hacer subsistir una ideología que hoy día no se erradica por completo y la tozudez deja una huella perceptible en el arrollo de libertades y prerrogativas de auténtica humanidad y la pisa todos los días en un puñado infame de naciones que pierden el grado mismo de gobierno humanitario.  Añado una tercera premisa irrefutable: el pensamiento del presidente mexicano en turno, que arropa a este puñado de infames y solapa sus acciones como si cumplieran con un mandato que jamás recibieron de sus pueblos. El presidente equivoca sus dedicaciones y equivoca sus ambiciones; las circunstancias expresadas desde su inicio en la bonanza y haber público ya no es el mismo que existía en 2018. La correspondencia ciudadana no es la misma que prevalece o prevaleció en naciones perdedoras. El discurso, por tanto, fenece en ese mar interpretativo y redundante que lacera el entendimiento de una ciudadanía infinitamente más robusta que los pueblos subyugados de otras latitudes.  El discurso del presidente pretendió acabar con todo y es ese discurso el que está acabando con él. El discurso pretendió soslayar obligaciones y fundamentos con naciones ganadoras, las más importantes del globo. El discurso flota en una inmensa llanura en la que se pierde la resonancia y eco de sus admoniciones y frustraciones. El discurso pretendió apuntalar todo esquema y necesidad colectiva, toda imagen trascendida en símbolos y eufemismos por igual, para acrecentar la devoción y el halago. No llegaron. Se instaló la inseguridad y la pobreza, se instalaron las descalificaciones y las injurias, se unieron las vicisitudes de mando y se confundieron las prerrogativas de un Tlatoani con una historia pletórica de falsedades y de hipocresía cortesana.  El discurso se tradujo en mensaje, mensaje que recogen los impulsores del progreso, los creadores, los verdaderos operadores, los agentes productivos, que a pesar del esparcimiento de falsarias prerrogativas y circunspecciones al capital, están presentes y la apuesta es al tiempo, el tiempo necesario para que se vaya la falsa redención y se recupere la senda de la sensatez, del rumbo adscrito en tratados vigentes y la recomposición de la marcha de nuestra economía. Los tiempos ya están señalados. La espera es de dos años.   " ["post_title"]=> string(36) "El discurso del Poder y la Economía" ["post_excerpt"]=> string(135) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(35) "el-discurso-del-poder-y-la-economia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-15 10:18:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-15 15:18:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82178" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(22) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "02223f03c0d288e1098705d8503b083e" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
El discurso del Poder y la Economía

El discurso del Poder y la Economía

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana.

agosto 15, 2022
Leverage

“Leverage”, el concepto que la 4t ignora…

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía mexicana.

agosto 8, 2022




Más de categoría
dolar en la mesa

Existe una mayor disposición a prestar a pesar del panorama económico global

En los últimos meses hemos estado observando información económica que puede resultar sumamente contrastante. Por ejemplo, el alza inflacionaria...

agosto 18, 2022

Tacos Veganos a la Don Manolito ya están disponibles en Uber Eats

El pasado 2 de agosto de 2022, Uber Eats anunció su colaboración con Tacos Don Manolito, franquicia 100% mexicana...

agosto 17, 2022

Grupo Banorte, el ideal para adquirir BANAMEX

En el año 2013, Carlos Hank González, homónimo y nieto del icónico profesor, político y empresario del Siglo XX...

agosto 17, 2022
La niñez desfavorecida, el reto que debemos afrontar

La niñez desfavorecida, el reto que debemos afrontar

La desigualdad empieza desde la infancia. Los gobiernos deben generar soluciones para que la falta de acceso a salud,...

agosto 16, 2022