En las últimas décadas, ¿hemos mejorado o no?

Hoy, las nuevas generaciones tienen, pese a todos los problemas y críticas válidas, un mejor mundo. Ahora les toca perfeccionarlo.

2 de noviembre, 2022

Hoy en día los jóvenes se quejan de los problemas que tenemos en materia de bienestar y acceso a satisfactores. Tienen razón en pensar que los beneficios del crecimiento y del desarrollo no han llegado a todos. Pero ese es otro debate. Lo que sí es cierto es que en las últimas décadas hemos experimentado una bonanza en la creación de bienes, productos y satisfactores, que han generado una de las épocas de mayor prosperidad en la historia.

La evidencia apunta a que en los tiempos modernos, en promedio, todos los habitantes de la urbe se han beneficiado y han mejorado su posición. Está claro que en “nuestros días modernos, vivimos más tiempo y somos más prósperos que nunca, tanto en países de altos ingresos como de bajos ingresos” (https://bit.ly/3WnTSTx).

¿Y cuál es la evidencia de esta mejora? Entre los principales aspectos se encuentran:

Esperanza de vida. Hay un gran salto en la vida promedio esperada en nuestros días: en Estados Unidos, la esperanza de vida al nacer es de 79 años, en el Reino Unido, de 81 años; Egipto, 72 años o Bangladesh, 73 años. En “1822, las personas que te rodean tendrían una esperanza de vida al nacer de no más de 40 años en Reino Unido, mientras que la India y Bangladesh podrían esperar una vida media de solo 25 años”. Mucho de ello se debe a los avances de la ciencia, la salud, la educación y los servicios públicos como el agua potable o el drenaje.

Pobreza extrema. Considerando el umbral en la medición internacional de la pobreza extrema por ingreso de menos de $1.90 dólares por día, hemos mejorado. Johan Norberg, historiador y filósofo sueco, apunta que se nos ha olvidado el terrible pasado en materia de pobreza que azotaba a la población hace un par de siglos. Afirma, “es fácil olvidar las terribles circunstancias de la vida de nuestros antepasados, incluso en los países más ricos. La definición aceptada de pobreza en un país como Francia era muy simple: si podías comprarte pan para sobrevivir otro día, no eras pobre”. La mayor reducción de la pobreza extrema comenzó en 1990, con una precipitada disminución de 15 años que vio a aproximadamente 1,100 millones de personas salir de la pobreza extrema. En las siete décadas desde 1950, la pobreza extrema mundial ha disminuido de 63% a aproximadamente 9.5% en 2015.

Crecimiento económico. “Entre los años 1820 y 2018, el PIB per cápita global ajustado a la inflación creció a un ritmo sin precedentes, de 1,102 dólares a más de 15,000 dólares. Ese increíble aumento de la productividad y la prosperidad globales cambió fundamentalmente nuestro planeta. El crecimiento económico es el motor del progreso y el principal impulsor de la innovación, que mejora los niveles de vida e impulsa el florecimiento humano en general”.

Globalización. A finales del siglo XX, se inició una profunda transformación mundial a través de la apertura sin precedentes de las fronteras entre los países y el impulso al libre comercio. Este fenómeno, conocido como la globalización, trajo consigo evidentes beneficios como mejores condiciones de vida a la población, impulso a la creatividad y la innovación, acceso a más bienes y servicios y más baratos, y a la cultura.

Internet. Tal vez el mayor fenómeno de la humanidad, creada a finales de los años 90, hoy conecta a 63% del total de la población mundial. Internet representa el acceso a la información y al conocimiento mundial. Es la mayor biblioteca de la historia del hombre. Facilita la comunicación, el comercio, el trabajo, la educación, la innovación, la ciencia y la tecnología. Hoy, abre posibilidades infinitas para el desarrollo de las personas, las empresas y las organizaciones, los gobiernos y las comunidades.

No cabe duda de que hay mucho por hacer. Ahora los retos son sostener este crecimiento para que se convierta en desarrollo y prosperidad, con mejores niveles de inclusión y menores niveles de desigualdad. Hoy, las nuevas generaciones tienen, pese a todos los problemas y críticas válidas, un mejor mundo. Ahora les toca perfeccionarlo.

 

Contacto: www.marcopaz.mx, [email protected], Twitter: @marcopazpellat, www.facebook.com/MarcoPazMX, www.ForoCuatro.tv y www.ruizhealytimes.com.

 

Comentarios


object(WP_Query)#18807 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85262) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "12-01-2023" ["before"]=> string(10) "09-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85262) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "12-01-2023" ["before"]=> string(10) "09-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18811 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18809 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18810 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "12-01-2023" ["before"]=> string(10) "09-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2023-01-12 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-02-09 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (85262) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18808 (24) { ["ID"]=> int(87881) ["post_author"]=> string(3) "199" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-18 10:37:10" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-18 15:37:10" ["post_content"]=> string(4954) "Entre 2019 y 2022, la estructura artefactual con la cual las naciones han enfrentado al coronavirus y sus variantes vivió dos momentos muy significativos en su secuencia histórica: el primero entre 2019 e inicios de 2021 caracterizado por la destrucción de la oferta y la demanda amortiguada por el cueste lo que cueste; y el segundo, desde finales de 2021 hasta el presente, singularizado por el acompañamiento a este último, de la inflación y de la estanflación.   La estanflación de hoy en día, no se desmiente en absoluto con el vicio conceptual de Janet Yellen y de Biden de refutarlo alegando que no hay tal cosa porque no hay desempleo. Vicio conceptual, porque es una consecuencia del troquelado de la Curva de Philips en el inconsciente de ambos personajes.  Recordamos que tal Curva designa a la relación inversa entre inflación y desempleo como responsable fundamental de la inflación, pero no los precios formados por los empresarios o la cantidad de dinero en circulación. Vicio conceptual, porque la realidad actual de la emergencia sanitaria en nada permite otorgarle un rol secundario a los precios inflados por los empresarios, o a la cantidad de dinero en circulación emitida por el gobierno.  Como antecedente de la estanflación actual que acompaña categóricamente al cueste lo que cueste, las expectativas registraron tres fases. La primera, desde fines de 2019 hasta mediados de 2020, fue de los agoreros del colapso (permabears) a causa de la destrucción de la oferta y la demanda. La segunda desde fines de 2020 hasta finales del 2021, fue de los optimistas crónicos (permabulls) que pregonaron la recuperación en V para las economías competitivas; y la tercera, desde inicios del 2022 hasta el presente, cuando la sorpresa de los neoclásicos tuvo que confrontarse con la realidad del reconocimiento forzoso no solo de la inflación duradera, sino también de la recuperación estanflacionaria en el túnel del coronavirus, sus secuelas y variantes; la cual  recicla al cueste lo que cueste. El cueste lo que cueste de la crisis sanitaria se entabló en dos escenarios básicos, aunque no exclusivos. 1) Así sucedió en el eje del cueste lo que cueste consistente en la compensación indemnizatoria masiva de los más perjudicados por la peste, sean estos los Bancos, las empresas o las familias a fin de sostener a la demanda global. 2) Las bajas, casi nulas, tasas de interés de la política emisionista quantitative easing, las cuales abarataron al cueste lo que cueste Estamos entrando en una etapa artefactual donde los riesgos y las incertidumbres propios de la durabilidad del cueste lo que cueste conjugan a los estrangulamientos económicos con los políticos y con los sociales. La estanflación deteriora al poder de compra de los que tienen la suerte de conservar su trabajo; al mismo tiempo que la durabilidad del cueste lo que cueste sobredimensiona al gasto público y al endeudamiento del mismo género, montando un desfase de la política pública que minora al financiamiento de la salud colectiva, la educación o la seguridad social. Llovido sobre mojado: los conflictos geo económicos, la desarticulación de las cadenas de valor mundiales y el aumento del gasto militar, hacen que el cueste lo que cueste devenga muy perjudicial para el bien común de largo plazo, porque soluciona cada vez menos al fallo fundamental del mercado, tal cual es hacer crecer al PIB potencial. La realidad mundial de la recuperación estanflacionaria demuestra que el cueste lo que cueste tiene la piel dura; por lo cual no nos aproximamos a ningún retorno a la normal, tal como vocean los comentaristas simpatizantes del modelo mental neoclásico más o menos afectados por los vicios conceptuales de la main current economic. Aunque no invalidamos al cueste lo que cueste como respuesta urgente a la crisis sanitaria, recalcamos que esta  variable crucial repercutirá en forma inédita en el corto y largo plazo del ciclo económico que se aproxima; planteando un desafío de gran envergadura para el pensamiento y la acción económicos." ["post_title"]=> string(36) "Durabilidad del cueste lo que cueste" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(36) "durabilidad-del-cueste-lo-que-cueste" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-19 01:32:34" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-19 06:32:34" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87881" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18777 (24) { ["ID"]=> int(88075) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-23 13:46:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-23 18:46:01" ["post_content"]=> string(6427) "Los proyectos de esta transición en turno de gobierno en apariencia continúan, si la intención original consistía en terminarlos, tal vez no se logre, pero si la intención era desviar recursos para otros propósitos, esa va por buen camino. Desafortunadamente para este régimen lo primero no reúne circunstancias propicias y lo segundo está por agotar la posibilidad en el recurso y en la trascendencia. Una tercera opción apunta a un trabajo en paralelo, terminación de obra, puesta en marcha y culminación trascendente. Esta última no ocurrirá, la primera la invaden los tiempos y la intermedia, la desviación del recurso no obtuvo las premisas originales de respaldo. Entonces, el fracaso anuncia con estrépito la inevitable recomposición en años venideros.  Es inevitable el tema de Dos Bocas, estafeta de la cancelación del aeropuerto de Texcoco como la segunda infamia y afrenta a la nación en materia económica. De inicio, se planteaba una inversión en un pantano, sin una sola coyuntura de enlace con las prerrogativas existentes en el esquema del petróleo mexicano y con las uniones posibles de mercado con otras regiones del mundo industrializado. Aún así e imaginando una ideología sustancialmente amparada en regiones perdedoras por naturaleza y proclives a un Foro que jamás ha existido, se instaló en una región aislada de ductos, embarques e instalaciones propias de suministro y comercialización, una refinería. Iniciemos con la mira, porque es imposible soslayar tanta premura en afanes retardatarios y excluyentes del universo de la energía: autosuficiencia de combustibles. No depender de un mundo globalizado desde más de tres décadas, en las que México ha estado activo y triunfante, un presidente hace el intento de regresar las tres décadas y atrasar más todavía la concepción de no dependencia hasta situar al país en un panorama que sustituía importaciones y el Estado era un poco de todo, desde empresario hasta regulador de participaciones del exterior en capital y acciones. Se incluía en el paquete la consecuente dosis populista de soberanía y de rescate de valores nacionales, supuestamente en extravío.  Con estas credenciales y la siempre presente interpretación suelta de acción para proyectos de gran envergadura, da inicio la construcción de una sexta refinería para completar el cuadro de obsolescencia de sesenta años acumulados desde que se abandonó esta actividad de construcción de refinerías en el país. Un funcionario sin experiencia, encargado de estas tareas, una señora, sin ninguna especialidad, al mando de la secretaría de energía, emprende un viaje a la India y se decide perseguir una copia de la experiencia de esas latitudes para aplicarla al pantano ya mencionado. Un preliminar estudio, sin factibilidad de por medio, sitúa la inversión en ocho mil millones de dólares. Se inician los trabajos, bajo inundaciones, dos por año; se programa una terminación de una fase para la mitad del 2022. La fase no se concluye pero se inaugura la refinería como planta terminada y puesta en marcha. Se hacen múltiples intentos por continuar la obra. Es importante mencionar continuar y no terminar, porque la terminación no tiene fecha específica. Se inicia el año 2023 y al día de hoy el presupuesto estimado para su conclusión llega a veinte mil millones de dólares.  Es importante examinar este desfalco a la nación bajo un esquema de improvisación y abuso del presupuesto de la misma: veinte mil millones de dólares, es una suma muy superior a los ocho mil millones anticipados para este propósito. Ahora veamos la trascendencia de este monto en una situación hipotética si alguna vez la refinería de Dos Bocas llegara a refinar un barril: la producción estimada sería de no más de 300 000 barriles por día. Podemos situar esta producción, de darse, en el plan nacional de producción; el país produce un millón seiscientos mil barriles diarios al día de hoy. La meta de dos millones seiscientos mil hasta ahora es inalcanzable, incluyendo a Deer Park. Si consideramos la realidad de Dos Bocas, estaría en posibilidad de iniciar operaciones a una capacidad instalada no superior al 80%, en 2025.  Pero entonces, analicemos los tiempos: en 2025, la visión actual de gobierno ya no existe y la apuesta de nación es que la visión populista actual tampoco exista. Queda una herencia a la que es preciso dar solución. Refinar no es un mal concepto porque la dependencia del petróleo será una constante en materia de producción de hidrocarburos, el problema es la autosuficiencia como meta y más allá de las gasolinas, el concepto retardatario de la soberanía que se convierte en meta no económica y no redituable. Entonces, se convertiría en un tema con dos vertientes en franco desamparo: no dependencia del exterior y soberanía como rescate de valor nacional.  Como vemos, no es una solución simple sacudir conceptos anacrónicos, el combate real se dará en la arena de la economía como siempre y seguida del comercio y las oportunidades del orbe. La economía mexicana nunca ha dejado de ser una economía abierta a pesar de las imposiciones ideológicas del populismo reinante de momento; la confrontación de cuatro años se diluye paulatinamente en la circunstancia de nuestro bloque comercial y en la marcha de la inversión y en las oportunidades del near shoring. Pero la verdadera solución es la erradicación del populismo. Esa es la verdadera solución para el país.  Lidiar con herencias ominosas se dará en la oportunidad de capacidad instalada, si es aprovechable, como puede ser la refinería, pero otras tendrán destino más drástico, cancelación inevitable como Santa Lucía, para retomar con oportunidad y verdadera planeación, el aeropuerto de Texcoco. De momento y ante el fracaso a la vista, el juego de las justificaciones pretende cubrir el de las cifras y este es inocultable.   " ["post_title"]=> string(23) "Etapa de ocultar cifras" ["post_excerpt"]=> string(131) "Como cada semana, Manuel Torres Rivera nos comparte su análisis del impacto de las políticas populistas en la economía mexicana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(23) "etapa-de-ocultar-cifras" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-23 13:47:30" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-23 18:47:30" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88075" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18808 (24) { ["ID"]=> int(87881) ["post_author"]=> string(3) "199" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-18 10:37:10" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-18 15:37:10" ["post_content"]=> string(4954) "Entre 2019 y 2022, la estructura artefactual con la cual las naciones han enfrentado al coronavirus y sus variantes vivió dos momentos muy significativos en su secuencia histórica: el primero entre 2019 e inicios de 2021 caracterizado por la destrucción de la oferta y la demanda amortiguada por el cueste lo que cueste; y el segundo, desde finales de 2021 hasta el presente, singularizado por el acompañamiento a este último, de la inflación y de la estanflación.   La estanflación de hoy en día, no se desmiente en absoluto con el vicio conceptual de Janet Yellen y de Biden de refutarlo alegando que no hay tal cosa porque no hay desempleo. Vicio conceptual, porque es una consecuencia del troquelado de la Curva de Philips en el inconsciente de ambos personajes.  Recordamos que tal Curva designa a la relación inversa entre inflación y desempleo como responsable fundamental de la inflación, pero no los precios formados por los empresarios o la cantidad de dinero en circulación. Vicio conceptual, porque la realidad actual de la emergencia sanitaria en nada permite otorgarle un rol secundario a los precios inflados por los empresarios, o a la cantidad de dinero en circulación emitida por el gobierno.  Como antecedente de la estanflación actual que acompaña categóricamente al cueste lo que cueste, las expectativas registraron tres fases. La primera, desde fines de 2019 hasta mediados de 2020, fue de los agoreros del colapso (permabears) a causa de la destrucción de la oferta y la demanda. La segunda desde fines de 2020 hasta finales del 2021, fue de los optimistas crónicos (permabulls) que pregonaron la recuperación en V para las economías competitivas; y la tercera, desde inicios del 2022 hasta el presente, cuando la sorpresa de los neoclásicos tuvo que confrontarse con la realidad del reconocimiento forzoso no solo de la inflación duradera, sino también de la recuperación estanflacionaria en el túnel del coronavirus, sus secuelas y variantes; la cual  recicla al cueste lo que cueste. El cueste lo que cueste de la crisis sanitaria se entabló en dos escenarios básicos, aunque no exclusivos. 1) Así sucedió en el eje del cueste lo que cueste consistente en la compensación indemnizatoria masiva de los más perjudicados por la peste, sean estos los Bancos, las empresas o las familias a fin de sostener a la demanda global. 2) Las bajas, casi nulas, tasas de interés de la política emisionista quantitative easing, las cuales abarataron al cueste lo que cueste Estamos entrando en una etapa artefactual donde los riesgos y las incertidumbres propios de la durabilidad del cueste lo que cueste conjugan a los estrangulamientos económicos con los políticos y con los sociales. La estanflación deteriora al poder de compra de los que tienen la suerte de conservar su trabajo; al mismo tiempo que la durabilidad del cueste lo que cueste sobredimensiona al gasto público y al endeudamiento del mismo género, montando un desfase de la política pública que minora al financiamiento de la salud colectiva, la educación o la seguridad social. Llovido sobre mojado: los conflictos geo económicos, la desarticulación de las cadenas de valor mundiales y el aumento del gasto militar, hacen que el cueste lo que cueste devenga muy perjudicial para el bien común de largo plazo, porque soluciona cada vez menos al fallo fundamental del mercado, tal cual es hacer crecer al PIB potencial. La realidad mundial de la recuperación estanflacionaria demuestra que el cueste lo que cueste tiene la piel dura; por lo cual no nos aproximamos a ningún retorno a la normal, tal como vocean los comentaristas simpatizantes del modelo mental neoclásico más o menos afectados por los vicios conceptuales de la main current economic. Aunque no invalidamos al cueste lo que cueste como respuesta urgente a la crisis sanitaria, recalcamos que esta  variable crucial repercutirá en forma inédita en el corto y largo plazo del ciclo económico que se aproxima; planteando un desafío de gran envergadura para el pensamiento y la acción económicos." ["post_title"]=> string(36) "Durabilidad del cueste lo que cueste" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(36) "durabilidad-del-cueste-lo-que-cueste" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-19 01:32:34" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-19 06:32:34" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87881" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(23) ["max_num_pages"]=> float(12) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "5650419e9643c49f44dbf25591fdf407" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
cueste lo que cueste

Durabilidad del cueste lo que cueste

Entre 2019 y 2022, la estructura artefactual con la cual las naciones han enfrentado al coronavirus y sus variantes vivió dos momentos...

enero 18, 2023
amlo

Etapa de ocultar cifras

Como cada semana, Manuel Torres Rivera nos comparte su análisis del impacto de las políticas populistas en la economía mexicana.

enero 23, 2023




Más de categoría
BMW en su planta de San Luis Potosí

La importante inversión de BMW en su planta de San Luis Potosí

El pasado 3 de febrero de 2023, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, viajó a San Luis...

febrero 8, 2023
Vivienda, equidad y justicia

Vivienda, equidad y justicia

Uno de los problemas estructurales más serios es el modo en como crecen las ciudades.

febrero 8, 2023
Inflación de apropiación

Inflación de apropiación

El 15 de diciembre de 2022, un paquete de seis mantecadas costó 15.00 pesos y el mismo, pero el...

febrero 8, 2023
poder adquisitivo

Precios y poder adquisitivo

Como cada semana, Manuel Torres Rivera nos comparte su análisis del impacto de las políticas populistas en la economía...

febrero 7, 2023