El cajón de sastre de Milei

A pesar de saber difundir su imagen en el ambiente internacional, los inversionistas transnacionales no van a la Argentina populista de Milei.

30 de mayo, 2024 El cajón de sastre de Milei

En tal cajón de sastre, puede encontrarse desde un doctrinario delirante hasta un cantante desafinado, un administrador de la pobreza, o un foco inflacionario.

Durante los pocos meses de su gobierno, devaluó las jubilaciones y pensiones ubicadas debajo de la inflación; en cuanto a la prometida dolarización, persistió en el vamos a de los políticos transgresores del compromiso electoral; aumentó impuestos contradiciéndose a sí mismo, cuando, antes de ganar las elecciones, dijo que “no iba a aumentar ninguno”. 

Su coequiper Luis Caputo, llamado generosamente “el Messi de las finanzas” decretó el nº 29/2023 elevando la alícuota del impuesto País a 17.5% y expandiendo rápidamente la burocracia regulacionista. El decretazo de Caputo aumentó en algo más de 10% el gravamen para las importaciones de bienes que no fueran insumos y bienes intermedios vinculados con la canasta básica alimentaria y los servicios de fletes. Naturalmente, un montón de contribuyentes potenciales al impuesto País, se disfrazarán de intermediarios vinculados a la canasta básica de las familias porque sabrán quitarle la pelota al supuesto “Messi de las finanzas” incapaz de organizar una fiscalidad eficiente y eficaz.

Luis Toto (sobrenombre) Caputo es primo hermano del empresario Nicolás Nicky (sobrenombre)  Caputo, a su vez “hermano de vida” (dicho de Macri); es decir, compadre con nuestras palabras; por lo tanto, ícono del capitalismo de connivencia argentino desde el gobierno de Macri y, con mayor razón, del poder ejecutivo Milei. Se califica a estos compadrazgos como capitalismo de connivencia porque constituyen una variedad del mismo género caracterizada por la tolerancia culpable de Macri o Milei/Caputo y referida a las transgresiones que cometen sus amigotes contra las reglas implícitas del buen gobierno o las leyes correspondientes. Bajo el pretexto que el decretazo solo estará vigente hasta diciembre 2024 dentro de un abigarrado conjunto de disposiciones fiscales, el dúo Milei/Caputo montó un escenario de vinculaciones deshonestas con el entablado hecha la ley, hecha la trampa a fin de propiciar la captura de rentas.  

Durante su primer discurso como presidente argentino, Milei dramatizó el compadrazgo con Santiago Caputo (tercer miembro de la familia Caputo mencionado en este escrito), con la siguiente verbalización: “también quiero agradecerle a ese gigante” (Santiago Caputo), “que me ha acompañado a lo largo de todo este proceso” en el mismo plano que su hermana Karina llamada “El Jefe”, quien, con justicia de género, es “La Jefa” astróloga y relacionista pública fabricante del Milei politizado. No obstante que el gigante Santiago Caputo “suele mantenerse en la oscuridad”, fue fundamental en el último tramo de la campaña de Milei, por lo que lo encumbró al titularlo como “verdadero arquitecto” de su triunfo. El capitalismo de connivencia florece con el presidente cantor desafinado en el Luna Park y en la política económica. Asimismo; recordemos que, en los sistemas meritocráticos propios del liberalismo, el nepotismo es un acto de corrupción.   

Encuadrado por la doctrina anarquista de mercado y a pesar de la desastrosa experiencia del progenitor Menem, otro acto de gobierno por decreto (nº 72/2023), estableció que los Bonos para la Reconstrucción de una Argentina Libre (BOPREAL), pueden usarse para pagar las obligaciones impositivas y aduaneras de las importaciones junto con sus intereses, multas y accesorios. Al mismo tiempo y nuevamente expandiendo la burocracia estatal para dificultar el doing business, se estableció el “Sistema Estadístico de Importaciones (SEDI)” para que los importadores anticipen el destino de las compras y junto al “Padrón de Deuda Comercial por Importaciones con Proveedores del Exterior”.  

Con otra vuelta de tuerca regulacionista, el dúo Milei/Caputo acusaron a las empresas de salud pública y energéticas de usar la mano pesada para aumentar sus precios por arriba de la inflación y en consecuencia, justificar así a la nueva reglamentación de ambos sectores de actividad a fin de luchar contra la contumaz inflación aumentada por la gestión de gobierno Milei.

A pesar de saber difundir su imagen en el ambiente internacional, los inversionistas transnacionales no van a la Argentina populista de Milei.  El riesgo país alcanzó los 1,429 puntos de acuerdo a la posibilidad de un nuevo default de deuda pública y al bloqueo parlamentario de la reforma fiscal. El gobierno de Milei no ha resuelto el ajuste estructural permanente en Argentina; aunque redujo el gasto público en 13% del PIB; sino que lo está reciclando. Peor aún, durante el primer trimestre de  2024, hizo decrecer el mismo PIB en (-5.3%).

En contra de lo prometido en la campaña electoral y hace pocas semanas, el cargar gasolina fue 4,6% más caro a causa del incremento impositivo sufrido por las refinadoras YPF, Shell, Axion y Puma Energy; pero también por los costos dolarizados en función del crawling peg al 2% mensual. (Paridad móvil o crawling peg: es un sistema de ajustes del tipo de cambio en el que se permite que una moneda con un tipo de cambio fijo fluctúe dentro de una banda de tipos. El valor nominal de la moneda indicada y la banda de tipos también pueden ajustarse con frecuencia, especialmente en épocas de alta volatilidad cambiaria). Por ahora, la prometida estabilidad monetaria es nada más que un sueño guajiro.

Los guajiros argentinos; es decir los pobres; son cada vez más pobres con el ajuste estanflacionario que Milei prometió hacérselo pagar a la casta política, pero que, en realidad, se lo está haciendo pagar a los asalariados más o menos pobres. Es asombroso que muchos de estos perdedores de tal ajuste sigan esperanzados con el ex arquero de Chacarita Juniors caracterizado por buscar frecuentemente las pelotas al fondo de la red, en vez de atajarlas. ¿Por qué? Porque, aunque no sean conscientes de que la política económica del populismo privatizador de Milei puede consagrarlos como perdedores, detentan un modelo mental compartido que fragua diversas emociones como la ansiedad, la esperanza, la decepción, el orgullo, todos estos percibidos en forma circunstanciada por el discurso populista de raigambre afectiva del presidente anarquista de mercado y sus militantes. 

Según Illouz y Benger, tres son los sentimientos que resumen al modelo mental populista de derecha en Argentina. (A) El miedo en diversas maneras y direcciones como la invasión silenciosa de la patria por parte de los extranjeros de cualquier origen; como el miedo que conduce a fabricar chivos expiatorios de sus propios defectos; del terrorismo; de los competidores extranjeros que desbalancean la cuenta corriente. 

(B) El resentimiento de los desenchufados de la mundialización y de la economía numérica. Conocedor de este resentimiento que afecta a no pocos ciudadanos, el discurso populista fomenta las políticas de revancha social contra la nomenclatura kirchnerista, verdadero árbol caído. Dado que la depresión es el reverso de la euforia, no es casual que la desilusión entristecida de los desenchufados internalice en la mentalidad populista a slogans mesiánicos como el de una potencia argentina que nunca existió.

(C) El delirio de grandeza de creer que Argentina fue una potencia económica política y social como adhesión al nacionalismo identitario de Milei propiciado por la acción social tradicional y creyente basada en las emociones y los sentimientos. Como esa potencia nunca existió, los identitarios de un mercado incompleto dominado por la oligarquía agroexportadora promotora de Milei, fantasmean con espantos deambulando en su populismo privatizador, pero pernoctando en su cajón de sastre. Populismo y nacionalismo identitario son compatibles, pero liberalismo y nacionalismo identitario son incompatibles. Solamente la monserga iliberal, pretende legitimar esta vinculación contra natura.

Finalmente; muchos perdedores de la administración Milei continúan sosteniéndolo, de acuerdo a lo que nos enseñó Freud, la afectividad social hacia Milei y su modelo cajón de sastre, es un lazo libidinal causante de masoquismo.

Te puede interesar:

Decálogo para escribir mejor con ayuda de ChatGPT

Comentarios


Tendencias económicas a seguir desde el inicio del próximo gobierno

Tendencias económicas a seguir desde el inicio del próximo gobierno

Ojalá que el enorme poder y capital político que ha alcanzado Claudia Sheinbaum se acompañe de capacidad, prudencia y espíritu democrático.

junio 10, 2024

Energía eléctrica en Islandia

Islandia es uno de los casos más recientes de la revolución económica que transforma a una economía extractiva en otra de producción...

junio 12, 2024




Más de categoría

YOFC, la multinacional china líder mundial en fibra óptica, inició operaciones en Jalisco 

El pasado 5 de junio de 2024, la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado de Jalisco dio a conocer...

junio 12, 2024

Energía eléctrica en Islandia

Islandia es uno de los casos más recientes de la revolución económica que transforma a una economía extractiva en...

junio 12, 2024
Tendencias económicas a seguir desde el inicio del próximo gobierno

Tendencias económicas a seguir desde el inicio del próximo gobierno

Ojalá que el enorme poder y capital político que ha alcanzado Claudia Sheinbaum se acompañe de capacidad, prudencia y...

junio 10, 2024
El acuerdo de corresponsalía bancaria de Banco Santander con la cadena de tiendas Chedraui 

El acuerdo de corresponsalía bancaria de Banco Santander con la cadena de tiendas Chedraui 

El pasado 3 de junio de 2024, Banco Santander México anunció que concretó un acuerdo de corresponsalía bancaria con...

junio 5, 2024