El aberrante concepto de autosuficiencia

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas en la economía de México.

4 de julio, 2022

Unas décadas atrás, México sustituía importaciones bajo un esquema de protección a una industria incipiente, incipiente por las ventajas comparativas del mundo industrializado de entonces. Los días de reconstrucción de la Segunda Guerra Mundial ofrecían un panorama atractivo para el acero mexicano, para el aluminio, vidrio y otros componentes de infraestructura para naciones dañadas en la Europa Occidental. La cautela del modelo mexicano acomodó una dualidad en la formación de capital con el Estado. Algunas industrias básicas recibieron inversión pública, otras recibieron inversión extranjera directa, pero con el condicionante de no controlar el bloque accionario. Nacía un prometedor futuro para la nación mexicana. 

El modelo mexicano enseñaba al mundo disciplina y cordura ante una vecindad que en años previos se estimaba acechante y la historia mostraba ese acecho constante como un derrotero si no colonialista, si de imposición que trascendía los límites comerciales. La relación con los Estados Unidos allanaba las asperezas de un siglo anterior y desde finales de los años cuarenta anunciaba otra cara: la del respeto. Surgía entonces, desde la perspectiva de la paz, el acuerdo tácito y formal que respondía a los preceptos de la época que reunían cooperación y reglas. México se adhería con prestancia a doctrinas emanadas desde el pensamiento liberal heredado de una Reforma regidora de la importancia del capital y el acervo para generaciones posteriores. 

La modernidad anunciaba el orden mundial primero que nada. Eso hacía relevante la importancia del capital extranjero. El despegue de organismos internacionales a partir del fin de la guerra en 1945 hacía del mundo libre un acercamiento en ideas comunes, principios y natural conveniencia. México alistaba su industria, sus riquezas naturales y concedía en lo interno, la premura de los perecederos como premisa esencial para hacer presencia en mercados lacerados en sus suelos. Se descubrían beneficios ocultos por la simple observancia de las bondades de la extensión territorial y climas benignos en la preservación del alimento y dieta nacionales. 

México descubría sus ventajas comparativas. Eso constituía el mejor de los inicios para evaluar fuerzas de producción, mercados, competencia y oportunidades jamás contempladas. Era preciso incentivar medios productivos. Cierta tecnología invadía nuestro espectro, cierto, pero ampliar las bases en una nación tan extensa se convirtió en un reto singular. Por un lado, el Estado medía sus capacidades para nunca interrumpir su misión de servicio y al mismo tiempo no abandonar empeños privados limitados en su fundación de capital. Gran parte de esa prerrogativa se resolvió mediante el esquema del fideicomiso. El Estado amparaba funciones específicas sin que necesariamente incurriera en un riesgo empresarial, que no le correspondía.

En los años de incentivo a funciones productivas se pensó en consolidar la representatividad de la función fiduciaria en el prestigio y especialidad de instituciones como Banco de México y Nacional Financiera. Así fue que el primero radicó en sus funciones el Fondo de Garantía y Fomento a la Agricultura, Ganadería y Avicultura, FIRA, y el Fondo Nacional de Equipamiento Industrial, FONEI. La segunda creó el Fondo de Garantía a la Industria Mediana y Pequeña, FOGAIN, hoy PYMES. El mecanismo normalmente recurría a fondos etiquetados del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, que a tasas blandas permitía una gran amplitud de recurrencia al crédito. Los fondos operaban en segundo piso como vehículo de descuento y la banca comercial absorbía el riesgo y la operación crediticia. 

Los años perfeccionaron la banca de inversión y durante los años de la expansión de eurodólares, los créditos sindicados hicieron su parte con la tasa londinense, LIBOR, por debajo de PRIME de los Estados Unidos. Se entendía entonces la Estructura del Capital y el Costo del Capital para evaluar inversiones redituables. Se asimilaban las experiencias de países industrializados para proyectos de capitalización y por primera vez se entendía el mundo como proveedor de componentes a la vez que México experimentaba la exportación de producción no terminada. 

Esta experiencia o colección de experiencias derivó en un Tratado de Libre Comercio en 1994. Los beneficios acumulados de la globalidad desde ese año y los incorporados al capítulo agropecuario diez años después fueron interrumpidos en 2018 ante el arribo de un pensamiento contrario. Ese pensamiento contrario basa sus expectativas en un modelo retardatario y regresivo a las fórmulas del control del Estado en renglones superados no solamente por la nación, por el mundo entero. La energía en particular ha sido el tema central, pero el supuesto modelo concentra las decisiones de exploración, explotación y comercialización en un solo ente, dando por cancelado el camino recorrido en la diversificación del riesgo. 

El regreso a la fórmula monopólica naturalmente contradice la expectativa mundial en innumerables renglones de cooperación, iniciando por la quema de fósiles y desdén por las fórmulas de limpieza del medio ambiente. Si reducimos el modelo de lo general a lo particular, el inicio ha sido mencionado en el entorno de aceptación mundial, pero las consecuencias en lo interno son verdaderamente desastrosas: la desviación del gasto corriente que adapta en la improvisación un financiamiento de sobrevivencia de nuestra petrolera y trata de equiparar un programa de inversión en mayor infraestructura, naturalmente choca con un plan de negocios. El manejo de deuda sin mesura agrava la situación por consecuencia; los plazos de pago no son correspondidos en los plazos contratados y los costos de emisión son castigados ante el riesgo latente.

Gobiernos anteriores reconocieron la necesidad de adelgazar la dimensión y tamaño de la economía para dar paso a los agentes productivos en su ambiente natural. De este modo, la intervención gubernamental alejaba prerrogativas rectoras y acercaba reguladoras. El esquema, por su acepción dogmática se denominaba neoliberal por la renovación del pacto social sin la intervención en la regla económica. Las apelaciones a la función del capital pueden ser variadas para no prestar terminología a la descalificación constante que se hace desde los rincones que retan las fórmulas del progreso en la simulación de la acumulación, que enarbolan como mal de una época o épocas. Al socialismo hago especial referencia. Es por ello que se ha optado por economía de mercado para delinear el actuar dentro de un marco global.

De la acepción no doctrinaria sino fundamental y universal a la vez, para dimensionar la globalidad, a la práctica de un absolutismo y un centralismo desviado de toda realidad, transitamos con un lenguaje disperso en el tiempo y una obstinación perversa bajo la tutela de un hombre que revierte el progreso y lo anula en un discurso que incorpora la autosuficiencia como instrumento equiparable a la pérdida sensible de un pensamiento constructivo, cimentado en bases más ciertas y alcanzables. Autosuficiencia, se convierte en la meta más pobre de un país rico.

Comentarios


object(WP_Query)#18051 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80598) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-07-2022" ["before"]=> string(10) "16-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80598) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-07-2022" ["before"]=> string(10) "16-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18049 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18018 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18011 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "19-07-2022" ["before"]=> string(10) "16-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-19 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-16 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (80598) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18052 (24) { ["ID"]=> int(81611) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-01 09:37:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-01 14:37:09" ["post_content"]=> string(6558) "Iniciaba la década de los noventa; surgía preocupación por el tamaño del Estado y también por los alcances de la economía. Ya era sentimiento general que las economías eran de mercado y las asfixiaban las políticas públicas, asfixia en cuanto al margen de acción. La iniciativa para dimensionar el tamaño de la economía inició en el Varsity Club del este norteamericano con la Universidad de Yale a la cabeza. Para 1993 la Escuela de Chicago, así llamada por su criterio de evolución y pensamiento económico lanzó como pronunciamiento el término neoliberal. Era una renovación en la dialéctica del momento, un simple despegue del liberalismo de siglos, para diferenciar una concentración en mercados y apertura de fronteras, dando por descontada la influencia del capital. Años atrás surgían las interpretaciones de ventajas comparativas que añadían a los caminos de la especialización impulsada por el esquema neoliberal.  Podemos observar en esta breve descripción del neoliberalismo un afán estrictamente económico o comercial si abundamos en sus consecuencias más inmediatas. El término economía de mercado adecuó esta circunstancia con mayor exactitud para describir una gama inclusiva en el orden internacional. También podríamos observar que no existe un concepto doctrinario o fórmula cautiva de pensamiento; el modelo simplemente actúa como impulsor de fuerzas de mercado y entre ellas, muy notoriamente, la competencia. Esta concepción no puede entenderla un populista. El populismo por definición –si cabe alguna  en el populismo– reta la apertura. El populismo es un modelo cerrado y contemplativo. Es un modelo pasivo, discursivo y prácticamente estático en su concepción de mando.  El populismo desde luego parte de un esquema social, de eso no existe duda. La interpretación del Contrato Social adopta bases uniformes para reinterpretar necesidades sin clamor individual. Esto significa un modelo vertical que anula de origen la individualidad. Al no existir individualidad entonces existe un supletorio que intenta diluir las capas sociales para que los estratos se identifiquen unos con otros, pero el sentido vertical de su estructura plasma en el último estrato ese concepto ancestral y hoy casi extinto: la igualdad. Es claro que esta visión no permite señales de otras economías como tampoco permite injerencia de satisfactores de ningún orden. Si lo hiciera, lastimaría la concepción de igualdad.  Retomando la igualdad como punto de partida y desde luego discrepancia con economías abiertas, podemos imaginar nuestro último punto de diferencia en los mercados internos o de consumo. Los pasos intermedios se llamarían ingreso aunado a los derivados de las cadenas productivas que ya llenaron los espacios de venta, costos, utilidades y renta, en ese orden. Es el último punto el foco central del modelo popular, la renta. Es la renta el ingreso del Estado. En un Estado absolutista prácticamente no existe renta. En un Estado Federal como el nuestro, desde luego existe porque la contribución al producto no radica en el Estado. Los agentes productivos en el modelo mexicano producen mucho más allá de las disposiciones que pudiera tener el gasto público Si sumamos los bienes y servicios de la nación, los agentes privados generan la mayor parte del producto o riqueza de la nación.  Derivado de lo anterior, la situación del ingreso pertenece, para ser considerado una derivación de agregados de valor, como cualquier otro costo, de las cadenas de producción. Si el ingreso adapta un poder adquisitivo, demanda bienes y satisfactores en relación directa a la oferta derivada de las mismas cadenas de producción. En este punto el modelo popular choca con las ofertas no correspondidas desde la dispersión de recursos captados de la renta productiva. Esta imperfección se llama dádiva y es simple reciclaje de auténticos derivados de valor y no es ingreso. Al integrarse esta imperfección, disloca la oferta por no corresponder a una demanda integrada a procesos productivos. Es una primera llamada a un proceso conocido como inflación. El gobierno actual disloca el ingreso, lo confunde en una dispersión que justifica en la premisa inicial de este texto, la uniformidad o igualdad. Al situar niveles de ingreso conforme a criterios especulativos de bienestar, irrumpe en forma natural la aspiración individual ya citada en párrafos anteriores. Entonces viene la interpretación que desplaza las capas sociales y todo estrato para dotar de grandeza insospechada la magnificencia de la obra pública. Esta centralización de funciones acapara el gasto corriente de la nación. Para esta circunstancia no existe mesura porque la concesión de subsistencia ya quedó probada en la dotación calculada desde el poder para evitar una situación contestataria.  La brecha que borra el populismo entre la magnificencia y la precariedad ya quedó sembrada en la aceptación tácita del ingreso que interrumpió los órdenes productivos que la ciudadanía cautiva no conoce y tal vez jamás conocerá. Para el populismo no hay capas intermedias, para el populismo es todo para el poder, poco para la población y nada no existe, porque sería una regresión al reclamo original que le dio sustento. Cuando esto ocurre,  el discurso acomoda el futuro en un presente estático en funciones de mando y ya se comentó. Todo se sitúa en un presente acomodaticio, precario, pletórico de revanchas y desquites ante un pasado fantasmagórico cargado de mezquindad.  El populismo siempre abre un nuevo horizonte. Lo abre cuando desgasta otro. El populismo nunca cede a la razón porque la razón y el entendimiento son ajenos y la cerrazón es propia y cautiva de fronteras y horizontes cerrados. Entonces enardece el nacionalismo y los valores que han sido usurpados en aras de la riqueza de otros. Surge la pobreza como insignia y estandarte de justicia. Pero en un sistema de agentes productivos es preciso buscar un equilibrio y si no lo hay, una salida porque la recaudación no cesa. Entonces el gasto debe ser insuficiente para el sueño emancipador y correctivo.  Continuará…" ["post_title"]=> string(68) "Siete billones de presupuesto…y se decreta pobreza (primera parte)" ["post_excerpt"]=> string(156) "El populismo siempre abre un nuevo horizonte cuando desgasta otro. El populismo nunca cede a la razón porque la razón y el entendimiento les son ajenos. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(63) "siete-billones-de-presupuestoy-se-decreta-pobreza-primera-parte" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-01 09:37:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-01 14:37:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81611" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17950 (24) { ["ID"]=> int(81520) ["post_author"]=> string(2) "89" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-28 11:30:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-28 16:30:53" ["post_content"]=> string(7306) "En 2021, los tres países que firmantes del acuerdo comercial T-MEC tuvieron alrededor de inversión extranjera directa en conjunto de alrededor de 460 mil millones de dólares, de ese total, 80% fue de EEUU. Además el IED que invirtió EEUU1 fuera de su territorio fue de 403 mil millones de dólares; Canadá 90 mil millones. México no aparece en las estadísticas de este tipo dentro de los primeros 20 países, pero sí recibimos de nuestros socios comerciales del T-MEC 17 mil millones de dólares; EEUU aportó el 47% del total de la IED. Primera pregunta que me surge: ¿entendemos qué es un acuerdo “COMERCIAL”? Recordemos que un acuerdo comercial entre países no es de índole político o ideológico, se refiere a poder realizar intercambios de productos, servicios, insumos, inversiones, proyectos y mejores prácticas para toda la cadena que está incluida en el mismo. Estos acuerdos ayudan a facilitar que el costo de todo lo anterior dicho esté por debajo de la media mundial con el sentido de fortalecer a la región respecto a otras economías. De acuerdo con los términos y condiciones del T-MEC, al surgir una duda sobre la actuación de uno país dentro de este tratado, existe el derecho de consultas, paneles e ir a instancias para esclarecer si hubo o no un incumplimiento, el cual puede derivar en sanciones que dependerán de cada caso que se exima. Ante esta desavenencia, en realidad estamos comprendiendo que la consulta solicitada por EEUU y Canadá no refiere solamente al sector de hidrocarburos, sino al sector energético en su conjunto. Pero hay puntos específicos que están apegados a un reclamo real, y no solo al capítulo 82, sobre el reconocimiento del dominio directo y propiedad de los hidrocarburos que están en el subsuelo; es decir, que nadie puede sacar el crudo mexicano si no es vía la nación o por medio de contratos que ésta promulgue. Hay que leer y comprender lo que nos reclaman3. Realmente sabemos que el reclamo de EEUU nada tiene que ver con la soberanía de los hidrocarburos de México. El reclamo está basado en cuatro puntos principales específicos, a los cuales están descritos en forma detallada y los cuales deben ser asimilados por quienes representan a México, el porqué y el para qué. En la siguiente liga encontrarán los reclamos reales y no los supuestos que México dice que son: https://ustr.gov/sites/default/files/US%20Cons%20Req%20Mexico%20energy_072022.pdf Podemos resumir de la siguiente forma:
  1. La Ley de la Industria de la Energía Eléctrica: México modificó su Ley de la Industria de Energía Eléctrica para exigir a su operador CENACE que priorice en a la electricidad producida por CFE sobre los competidores privados en el despacho. Esto refiere a que no esta cumpliendo con el capítulo de competitividad4, cuyo objetivo es el fomentar la competitividad regional en igualdad de condiciones. 
  2. Inacción, demoras, denegaciones y revocaciones de la capacidad de las empresas privadas para operar en México respecto a permisos para realizar la instalación de plantas eólicas y solares; importar y exportar electricidad y combustible; almacenar o transcargar combustible;  y construir u operar estaciones combustibles. Esto refiere al capítulo de buenas prácticas regulatorias5 que debe haber entre los países.
  3. Aplazamiento del requerimiento de suministrar diésel ultra bajo en azufre solo para Pemex, CRE no ha ejercido una discrecionalidad reglamentaria de manera parcial con respecto a las empresas que regula. La medida parece ser incompatible con varias disposiciones del T-MEC, entre ellas, se limita la manufactura de unidades que usen en sus motores en la región diésel de bajo azufre. Actualmente, solo se produce en las refinerías de Pemex 27% del diésel UBA que se demanda a escala nacional. Se puede cubrir hasta el 80% si las seis refinerías mantienen un porcentaje de utilización similar al actual Deer Park, si se puede enviar todo el diésel que produce dicha refinería a México y si Dos Bocas opera al 80% de su capacidad antes de 2024. Ademas de mejorar la norma 016, permitiendo poder utilizar combustibles con aditivos oxigenantes de mejor calidad, como puede ser el Etanol, y que ha ayudado a mejor el rendimiento por KM recorrido por automóviles que consumen gasolina. Esto refiere al capítulo del medio ambiente6, el cual indica el promover la protección del medio ambiente en un contexto de apertura comercial. Recordemos que unidades de México pasan a EEUU a llevar productos de exportación. No cambiar todas las unidades de México a consumo de este tipo de combustible podrían limitar la entrada de ciertas unidades que no cumplen.
  4. Acciones sobre el uso del Servicio de Transporte de Gas Natural de México, indicando que los usuarios actuales o futuros del servicio de transporte de gas natural de México, compren  a CFE o Pemex e impondría restricciones a la importación de gas natural estadounidense. Recordemos que dentro del T-MEC se indica que hay una tarifa de cero aranceles de bienes del sector como el gas natural, gaseoso o líquido, y como derivados.
¿Realmente entendemos qué nos reclaman, o simplemente no comprendemos que firmamos? Después de muchas presentaciones7 del TMEC, entendimos que tiene términos y condiciones comerciales, no políticas. 1https://unctad.org/system/files/official-document/wir2022_en.pdf 2https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/465790/08ESPReconocimientodelapropiedaddirectainalineableeimprescriptible.pdf 3https://ustr.gov/about-us/policy-offices/press-office/press-releases/2022/july/united-states-requests-consultations-under-usmca-over-mexicos-energy-policies-0 4https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/394797/10-Competitividad.pdf 5https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/394793/6-Buenas_practicas_regulatorias.pdf 6https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/394805/18-Medio_Ambiente.pdf 7https://www.gob.mx/t-mec/acciones-y-programas/presentaciones-de-la-subsecretaria-de-comercio-exterior-luz-maria-de-la-mora-en-reuniones-con-los-estados?state=published" ["post_title"]=> string(88) "EXPLICACIÓN REAL DE RECLAMOS DE EEUU EN T-MEC: SI NO QUIERES ESTAR EN UN NEGOCIO, SALTE" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(85) "explicacion-real-de-reclamos-de-eeuu-en-t-mec-si-no-quieres-estar-en-un-negocio-salte" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-28 11:30:53" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-28 16:30:53" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81520" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18052 (24) { ["ID"]=> int(81611) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-01 09:37:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-01 14:37:09" ["post_content"]=> string(6558) "Iniciaba la década de los noventa; surgía preocupación por el tamaño del Estado y también por los alcances de la economía. Ya era sentimiento general que las economías eran de mercado y las asfixiaban las políticas públicas, asfixia en cuanto al margen de acción. La iniciativa para dimensionar el tamaño de la economía inició en el Varsity Club del este norteamericano con la Universidad de Yale a la cabeza. Para 1993 la Escuela de Chicago, así llamada por su criterio de evolución y pensamiento económico lanzó como pronunciamiento el término neoliberal. Era una renovación en la dialéctica del momento, un simple despegue del liberalismo de siglos, para diferenciar una concentración en mercados y apertura de fronteras, dando por descontada la influencia del capital. Años atrás surgían las interpretaciones de ventajas comparativas que añadían a los caminos de la especialización impulsada por el esquema neoliberal.  Podemos observar en esta breve descripción del neoliberalismo un afán estrictamente económico o comercial si abundamos en sus consecuencias más inmediatas. El término economía de mercado adecuó esta circunstancia con mayor exactitud para describir una gama inclusiva en el orden internacional. También podríamos observar que no existe un concepto doctrinario o fórmula cautiva de pensamiento; el modelo simplemente actúa como impulsor de fuerzas de mercado y entre ellas, muy notoriamente, la competencia. Esta concepción no puede entenderla un populista. El populismo por definición –si cabe alguna  en el populismo– reta la apertura. El populismo es un modelo cerrado y contemplativo. Es un modelo pasivo, discursivo y prácticamente estático en su concepción de mando.  El populismo desde luego parte de un esquema social, de eso no existe duda. La interpretación del Contrato Social adopta bases uniformes para reinterpretar necesidades sin clamor individual. Esto significa un modelo vertical que anula de origen la individualidad. Al no existir individualidad entonces existe un supletorio que intenta diluir las capas sociales para que los estratos se identifiquen unos con otros, pero el sentido vertical de su estructura plasma en el último estrato ese concepto ancestral y hoy casi extinto: la igualdad. Es claro que esta visión no permite señales de otras economías como tampoco permite injerencia de satisfactores de ningún orden. Si lo hiciera, lastimaría la concepción de igualdad.  Retomando la igualdad como punto de partida y desde luego discrepancia con economías abiertas, podemos imaginar nuestro último punto de diferencia en los mercados internos o de consumo. Los pasos intermedios se llamarían ingreso aunado a los derivados de las cadenas productivas que ya llenaron los espacios de venta, costos, utilidades y renta, en ese orden. Es el último punto el foco central del modelo popular, la renta. Es la renta el ingreso del Estado. En un Estado absolutista prácticamente no existe renta. En un Estado Federal como el nuestro, desde luego existe porque la contribución al producto no radica en el Estado. Los agentes productivos en el modelo mexicano producen mucho más allá de las disposiciones que pudiera tener el gasto público Si sumamos los bienes y servicios de la nación, los agentes privados generan la mayor parte del producto o riqueza de la nación.  Derivado de lo anterior, la situación del ingreso pertenece, para ser considerado una derivación de agregados de valor, como cualquier otro costo, de las cadenas de producción. Si el ingreso adapta un poder adquisitivo, demanda bienes y satisfactores en relación directa a la oferta derivada de las mismas cadenas de producción. En este punto el modelo popular choca con las ofertas no correspondidas desde la dispersión de recursos captados de la renta productiva. Esta imperfección se llama dádiva y es simple reciclaje de auténticos derivados de valor y no es ingreso. Al integrarse esta imperfección, disloca la oferta por no corresponder a una demanda integrada a procesos productivos. Es una primera llamada a un proceso conocido como inflación. El gobierno actual disloca el ingreso, lo confunde en una dispersión que justifica en la premisa inicial de este texto, la uniformidad o igualdad. Al situar niveles de ingreso conforme a criterios especulativos de bienestar, irrumpe en forma natural la aspiración individual ya citada en párrafos anteriores. Entonces viene la interpretación que desplaza las capas sociales y todo estrato para dotar de grandeza insospechada la magnificencia de la obra pública. Esta centralización de funciones acapara el gasto corriente de la nación. Para esta circunstancia no existe mesura porque la concesión de subsistencia ya quedó probada en la dotación calculada desde el poder para evitar una situación contestataria.  La brecha que borra el populismo entre la magnificencia y la precariedad ya quedó sembrada en la aceptación tácita del ingreso que interrumpió los órdenes productivos que la ciudadanía cautiva no conoce y tal vez jamás conocerá. Para el populismo no hay capas intermedias, para el populismo es todo para el poder, poco para la población y nada no existe, porque sería una regresión al reclamo original que le dio sustento. Cuando esto ocurre,  el discurso acomoda el futuro en un presente estático en funciones de mando y ya se comentó. Todo se sitúa en un presente acomodaticio, precario, pletórico de revanchas y desquites ante un pasado fantasmagórico cargado de mezquindad.  El populismo siempre abre un nuevo horizonte. Lo abre cuando desgasta otro. El populismo nunca cede a la razón porque la razón y el entendimiento son ajenos y la cerrazón es propia y cautiva de fronteras y horizontes cerrados. Entonces enardece el nacionalismo y los valores que han sido usurpados en aras de la riqueza de otros. Surge la pobreza como insignia y estandarte de justicia. Pero en un sistema de agentes productivos es preciso buscar un equilibrio y si no lo hay, una salida porque la recaudación no cesa. Entonces el gasto debe ser insuficiente para el sueño emancipador y correctivo.  Continuará…" ["post_title"]=> string(68) "Siete billones de presupuesto…y se decreta pobreza (primera parte)" ["post_excerpt"]=> string(156) "El populismo siempre abre un nuevo horizonte cuando desgasta otro. El populismo nunca cede a la razón porque la razón y el entendimiento les son ajenos. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(63) "siete-billones-de-presupuestoy-se-decreta-pobreza-primera-parte" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-01 09:37:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-01 14:37:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81611" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(20) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "3eb252679b3e7acb2bed6051c5a9b579" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
se decreta pobreza

Siete billones de presupuesto…y se decreta pobreza (primera parte)

El populismo siempre abre un nuevo horizonte cuando desgasta otro. El populismo nunca cede a la razón porque la razón y el...

agosto 1, 2022
EXPLICACIÓN REAL DE RECLAMOS DE EEUU EN T-MEC: SI NO QUIERES ESTAR EN UN NEGOCIO, SALTE

EXPLICACIÓN REAL DE RECLAMOS DE EEUU EN T-MEC: SI NO QUIERES ESTAR EN UN NEGOCIO, SALTE

En 2021, los tres países que firmantes del acuerdo comercial T-MEC tuvieron alrededor de inversión extranjera directa en conjunto de alrededor de...

julio 28, 2022




Más de categoría
La niñez desfavorecida, el reto que debemos afrontar

La niñez desfavorecida, el reto que debemos afrontar

La desigualdad empieza desde la infancia. Los gobiernos deben generar soluciones para que la falta de acceso a salud,...

agosto 16, 2022
El discurso del Poder y la Economía

El discurso del Poder y la Economía

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía...

agosto 15, 2022
Inflación y reduflación: impacto en el gasto de la población

Inflación y reduflación: impacto en el gasto de la población

Los hogares más pobres, los más vulnerables, son quienes sufren los mayores estragos de la inflación.

agosto 12, 2022
El T-MEC: una posición envidiable en el mundo energético

El T-MEC: una posición envidiable en el mundo energético

México está en una posición territorial de intercambios comercial, tecnológico e inversiones, envidiable. Ahora todo depende de la buena...

agosto 11, 2022