Dos años para contemplar una recuperación de la economía

Al día de hoy, no existe un plan de gobierno en materia económica.

18 de julio, 2022 Dos años para contemplar una recuperación de la economía

Estamos a dos años y escasos meses para el término de esta transición llamada transformación. Los años transcurridos han dejado una amarga trayectoria en materia económica. Resulta imposible no abundar en los inicios que marcaron cancelaciones significativas de obra trascendente y otras de carácter institucional, desde fideicomisos hasta reservas. El inicio no auguraba una buena respuesta del capital, no era esperada una reacción de la inversión, toda vez que el gobierno equiparaba gasto con inversión pública. Nunca hubo una investigación seria o consulta para aquilatar la demanda empresarial en necesidades de infraestructura. Imperó la imposición del capricho y en esa ruta irredenta colmada de interrupciones es en donde podemos sentar las bases de un análisis que permita contemplar la conclusión de esta gestión en el terreno económico.

Dos años son de un significado de corto plazo en cualquier prospecto económico. La trayectoria de casi cuatro años de acción gubernamental constituye un antecedente de fracaso en política pública si consideramos los alcances de administraciones anteriores en donde se perfilaba un crecimiento sostenido, se sostenían programas de aliento a la producción en prácticamente todos los órdenes y se respetaban las reglas de adhesión a tratados multilaterales; finalmente se estimulaba el adelgazamiento de la rectoría de gobierno, se adecuaba el tamaño del Estado y se acercaban prácticas de competencia para los agentes productivos. 

Al día de hoy, no existe un plan de gobierno en materia económica. La improvisación y la necedad en la imposición de fórmulas antagónicas a la modernidad y a la globalidad, llenan un espectro ideológico cimbrado en décadas por demás recorridas. Realmente es difícil hacer un pronóstico de la marcha de una economía que alguna vez se situaba en las primeras quince del mundo y se listaba en las primeras veinte para invertir. Preocupan muchos considerandos de conducción que superan la convicción y la decisión como proceso natural de gestión ante un reto jamás imaginado. Este gobierno no solamente no se encuentra preparado para atender el llamado de naciones líderes, simplemente lo rechaza. 

Como adelanto, sin profundizar en el tema, porque requeriría de todo un ensayo, en el corto plazo no se cuenta con Inversión Fija Bruta que brinde una fase de aliento. Ocho meses suman la contracción de la industria de la construcción. Otras áreas de manufactura también resienten esta contracción. La deuda que ha acumulado esta transición ronda los dos billones de pesos; el servicio de la deuda representa una carga insostenible ante la recaudación que en términos reales se encuentra en el mismo equilibrio de dos años atrás. La deuda de PEMEX es de 107 000 millones de dólares. La petrolera ha perdido su patrimonio más de dos veces. Esto significa que sumando todos sus activos haría falta una petrolera más y la mitad de otra para cubrir sus pasivos. Esto no existe en los anales del mundo.

La situación de PEMEX es insostenible, no ofrece en ningún plazo ninguna recuperación. Desde luego, se podría recomponer si se alejara de la refinación pero sabemos que hasta el

2024 se insistirá en ello a pesar de los reveses sufridos en cuatro años. Seis refinerías con tecnología de hace cinco décadas están siendo incorporadas a esta actividad. Deer Park contribuye con menos de 300 000 barriles y Dos Bocas no contribuye en nada. Con una producción de un millón seiscientos mil barriles jamás llegará la autosuficiencia añorada. Entonces, el panorama sigue siendo la importación de gasolinas hasta por un 40% de las necesidades nacionales como espectro de futuro. 

Sin ninguna planeación ni ingeniería financiera de soporte, Pemex intentó cubrir adeudos a proveedores con papel flotado al 9% de rendimiento en mercados internacionales. Es desde luego una salida desesperada y mal encaminada para el futuro de la nación. Algunos proveedores tomaron el papel y asumieron la pérdida, malbaratando papel soberano en mercados secundarios. El papel ya es bono chatarra. En los próximos dos años la petrolera tiene vencimientos que suman más de quince mil millones de dólares. Las salidas del gobierno de cubrir deuda de largo plazo para redimir vencimientos de corto plazo se está convirtiendo en un derrotero de sanción para la nación con calificaciones que ponen en peligro la inversión. 

Sin abandonar el tema del petróleo, debemos añadir el subsidio a las gasolinas para este año con un costo de 400 000 millones de pesos. Podría considerarse un esfuerzo loable para contener una parte del proceso inflacionario pero dista de serlo porque pudo evitarse con planeación y con las premisas de la reforma energética que diluía el riesgo en la exploración de yacimientos, que se alejaba de la refinación y concentraba el modelo en exportación de crudo. 

No podemos dejar de lado la incertidumbre que priva en la promoción de energías limpias y en la superposición de la Secretaría de Energía por encima de la Comisión Reguladora y que cancela dotaciones de suministro más barato que la CFE. Es el caso de Iberdrola. Los pronunciamientos desde el poder dejan en tierra de nadie inversiones cuantiosas que un día merecen reconocimiento y otro destino incierto. Si Washington mejora las cosas después del contundente mensaje de la Casa Blanca pueden verse con cierta claridad algunos preceptos de conservación y cumplimiento de acuerdos vigentes hasta en los de París, que no fenecen. 

Inflación, otro tema no resuelto. La tasa del 8% castiga todo esquema de recomposición de cadenas productivas. Las alzas en perecederos laceran la dieta promedio del mexicano. Los bienes elásticos sufren en su oferta y añaden a la merma ante la latente ausencia del crédito. Los programas de aliento nunca llegaron y el déficit fiscal se ubica en el 3.6 % del PIB, más allá del esperado que no superaría el 3%. Todo esto que se enumera acumula reglas dispersas de gobierno, opacidad y una gran incertidumbre en cuanto al uso del gasto público que sustenta programas clientelares de inmenso costo. Esto tenemos…

Comentarios


object(WP_Query)#18039 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81094) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "21-07-2022" ["before"]=> string(10) "18-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81094) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "21-07-2022" ["before"]=> string(10) "18-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18037 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18013 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18000 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "21-07-2022" ["before"]=> string(10) "18-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-21 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-18 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (81094) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18040 (24) { ["ID"]=> int(81611) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-01 09:37:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-01 14:37:09" ["post_content"]=> string(6558) "Iniciaba la década de los noventa; surgía preocupación por el tamaño del Estado y también por los alcances de la economía. Ya era sentimiento general que las economías eran de mercado y las asfixiaban las políticas públicas, asfixia en cuanto al margen de acción. La iniciativa para dimensionar el tamaño de la economía inició en el Varsity Club del este norteamericano con la Universidad de Yale a la cabeza. Para 1993 la Escuela de Chicago, así llamada por su criterio de evolución y pensamiento económico lanzó como pronunciamiento el término neoliberal. Era una renovación en la dialéctica del momento, un simple despegue del liberalismo de siglos, para diferenciar una concentración en mercados y apertura de fronteras, dando por descontada la influencia del capital. Años atrás surgían las interpretaciones de ventajas comparativas que añadían a los caminos de la especialización impulsada por el esquema neoliberal.  Podemos observar en esta breve descripción del neoliberalismo un afán estrictamente económico o comercial si abundamos en sus consecuencias más inmediatas. El término economía de mercado adecuó esta circunstancia con mayor exactitud para describir una gama inclusiva en el orden internacional. También podríamos observar que no existe un concepto doctrinario o fórmula cautiva de pensamiento; el modelo simplemente actúa como impulsor de fuerzas de mercado y entre ellas, muy notoriamente, la competencia. Esta concepción no puede entenderla un populista. El populismo por definición –si cabe alguna  en el populismo– reta la apertura. El populismo es un modelo cerrado y contemplativo. Es un modelo pasivo, discursivo y prácticamente estático en su concepción de mando.  El populismo desde luego parte de un esquema social, de eso no existe duda. La interpretación del Contrato Social adopta bases uniformes para reinterpretar necesidades sin clamor individual. Esto significa un modelo vertical que anula de origen la individualidad. Al no existir individualidad entonces existe un supletorio que intenta diluir las capas sociales para que los estratos se identifiquen unos con otros, pero el sentido vertical de su estructura plasma en el último estrato ese concepto ancestral y hoy casi extinto: la igualdad. Es claro que esta visión no permite señales de otras economías como tampoco permite injerencia de satisfactores de ningún orden. Si lo hiciera, lastimaría la concepción de igualdad.  Retomando la igualdad como punto de partida y desde luego discrepancia con economías abiertas, podemos imaginar nuestro último punto de diferencia en los mercados internos o de consumo. Los pasos intermedios se llamarían ingreso aunado a los derivados de las cadenas productivas que ya llenaron los espacios de venta, costos, utilidades y renta, en ese orden. Es el último punto el foco central del modelo popular, la renta. Es la renta el ingreso del Estado. En un Estado absolutista prácticamente no existe renta. En un Estado Federal como el nuestro, desde luego existe porque la contribución al producto no radica en el Estado. Los agentes productivos en el modelo mexicano producen mucho más allá de las disposiciones que pudiera tener el gasto público Si sumamos los bienes y servicios de la nación, los agentes privados generan la mayor parte del producto o riqueza de la nación.  Derivado de lo anterior, la situación del ingreso pertenece, para ser considerado una derivación de agregados de valor, como cualquier otro costo, de las cadenas de producción. Si el ingreso adapta un poder adquisitivo, demanda bienes y satisfactores en relación directa a la oferta derivada de las mismas cadenas de producción. En este punto el modelo popular choca con las ofertas no correspondidas desde la dispersión de recursos captados de la renta productiva. Esta imperfección se llama dádiva y es simple reciclaje de auténticos derivados de valor y no es ingreso. Al integrarse esta imperfección, disloca la oferta por no corresponder a una demanda integrada a procesos productivos. Es una primera llamada a un proceso conocido como inflación. El gobierno actual disloca el ingreso, lo confunde en una dispersión que justifica en la premisa inicial de este texto, la uniformidad o igualdad. Al situar niveles de ingreso conforme a criterios especulativos de bienestar, irrumpe en forma natural la aspiración individual ya citada en párrafos anteriores. Entonces viene la interpretación que desplaza las capas sociales y todo estrato para dotar de grandeza insospechada la magnificencia de la obra pública. Esta centralización de funciones acapara el gasto corriente de la nación. Para esta circunstancia no existe mesura porque la concesión de subsistencia ya quedó probada en la dotación calculada desde el poder para evitar una situación contestataria.  La brecha que borra el populismo entre la magnificencia y la precariedad ya quedó sembrada en la aceptación tácita del ingreso que interrumpió los órdenes productivos que la ciudadanía cautiva no conoce y tal vez jamás conocerá. Para el populismo no hay capas intermedias, para el populismo es todo para el poder, poco para la población y nada no existe, porque sería una regresión al reclamo original que le dio sustento. Cuando esto ocurre,  el discurso acomoda el futuro en un presente estático en funciones de mando y ya se comentó. Todo se sitúa en un presente acomodaticio, precario, pletórico de revanchas y desquites ante un pasado fantasmagórico cargado de mezquindad.  El populismo siempre abre un nuevo horizonte. Lo abre cuando desgasta otro. El populismo nunca cede a la razón porque la razón y el entendimiento son ajenos y la cerrazón es propia y cautiva de fronteras y horizontes cerrados. Entonces enardece el nacionalismo y los valores que han sido usurpados en aras de la riqueza de otros. Surge la pobreza como insignia y estandarte de justicia. Pero en un sistema de agentes productivos es preciso buscar un equilibrio y si no lo hay, una salida porque la recaudación no cesa. Entonces el gasto debe ser insuficiente para el sueño emancipador y correctivo.  Continuará…" ["post_title"]=> string(68) "Siete billones de presupuesto…y se decreta pobreza (primera parte)" ["post_excerpt"]=> string(156) "El populismo siempre abre un nuevo horizonte cuando desgasta otro. El populismo nunca cede a la razón porque la razón y el entendimiento les son ajenos. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(63) "siete-billones-de-presupuestoy-se-decreta-pobreza-primera-parte" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-01 09:37:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-01 14:37:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81611" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17937 (24) { ["ID"]=> int(81388) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-25 11:03:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-25 16:03:38" ["post_content"]=> string(6029) "Desde luego se abunda en innumerables aspectos cuando las potencias del norte invocan consultas para revisar términos de respeto de reglas signadas. Si el respeto cae en el terreno de la observación y el cumplimiento, por principio, nunca debió ser invocado, o bien, el gobierno en turno jamás debió provocar este precepto de elemental orden o disciplina. Si se contemplaba o no, es mera cuestión interpretativa o simple cauce de prudencia del norte. La Casa Blanca mostró no solamente complacencia, mostró avenencia y una diligencia sorprendente ante la tozudez y el desafío de la contraparte mexicana. El discurso situaba orientaciones diferentes a las acciones de gobierno. Las visitas frecuentes de funcionarios conocedores del tema, empresarios y expertos, recibían respuestas que conformaban la vertiente del momento. Se sabía de las frecuentes alusiones a energías cambiantes pero también se concedían los plazos a inversiones en proceso. En suma, el supuesto modelo mexicano estaba en consideración y al mismo tiempo en pausa. Las cosas no cambiaron, el modelo o adopción de proyecto nunca cambió el rumbo del nacionalismo amparado en las autosuficiencias y en ese concepto que enuncia la transición actual como soberanía. Las calificaciones conceptuales del régimen desviaron la percepción de entes productivos y las situaron en un marco indefinido. La indefinición consiste en aspectos trascendentales que el discurso populista no contempla. Yo personalmente pienso que el análisis tarde o temprano será implacable con la transición que gobierna. Con un pensamiento de auditor aunado al marco jurídico, empezaría por la Estructura de Capital de las dos empresas centrales en este conflicto. Desde luego, hago referencia a PEMEX y CFE.  Como inicio, las empresas mencionadas están catalogadas como empresas productivas. Por el simple hecho de ser empresas, responden en su estructura y manejo como cualquier otro agente en nuestra economía. Conforman un Consejo de Administración; obedecen a estructuras gerenciales, a un organigrama de funciones, manuales de controles internos, a programas, presupuestos, pero sobre todo a planes de negocios. Es en este aspecto en donde radica la concepción de controversia que ahora enfrenta el país. También pienso que las controversias son múltiples. Si consideramos que existen niveles de mando que responden a un Consejo de Administración, entonces los poderes federales se alejan de su entorno de decisiones. Esto significa que las decisiones internas de PEMEX o CFE no pueden ni deben ser contestadas por ningún orden de gobierno.  Ahora bien, si atendemos su capitalización y estrictamente nos apegamos a su entorno de fondeo, entonces podríamos situar a la Secretaría de Hacienda como un regulador de sus funciones y amparo de gestión. Entonces avanzamos en considerandos de operación. Si el respaldo de emisiones de PEMEX, por considerar a la petrolera en primer lugar, dada su problemática gestión, requiere del aval gubernamental, queda claro que la Secretaría de Hacienda es crucial en su existencia. Pero el papel del Secretario de Hacienda no se convierte en guía de los destinos de PEMEX. La empresa sigue siendo un ente con personalidad propia en sus decisiones.  Este punto es muy importante. La importancia de esto es relevante en materia de paneles de discusión que se avecinan. Lo destaco porque el presidente interviene como un vocero no autorizado para expresar la guía y dirección de una empresa productiva, sin importar la composición de su capital. No es hacer a un lado el quehacer gubernamental en una empresa en la que participa el Estado, pero las funciones de planes de negocios radican en PEMEX y radican en órganos internos que naturalmente responden al orden y giro de su especialidad.  Los capítulos signados en el Tratado de Libre Comercio no dejan duda en cuanto a la ingerencia limitada al cierre o apertura de márgenes de participación y despachos de energía que vendrá como tema de apertura en los paneles. Las controversias, que insisto, serán múltiples, empezarán por la simple revisión de atribuciones de funciones en una Secretaría de Energía, en comisiones reguladoras y naturalmente en las capas de mando de los Consejos de Administración. Las políticas públicas sujetas a debate merecieron mesas de diálogo y concertación. Eso es innegable. Las desviaciones radican, desde ahora lo sabemos, en la concepción de autosuficiencia y prácticas de concentración monopólica, que el Tratado desde luego jamás contempló.  La subjetividad que enarbola el presidente y la concepción y juicios propios de sus afanes no resuelven el enfrentamiento que aflora después de márgenes concedidos con amplitud y discreción diplomática. Llegó el tiempo del reclamo ante la intemperancia y la imposición. Pienso que los tiempos han sido calculados para desahogar una agenda útil y global en este bloque comercial, el más importante del planeta. Si las resoluciones toman un curso decisivo, el cálculo de influencia del actual presidente para ese entonces, casi dos años, será prácticamente nulo. Se instalarán procedimientos de carácter temporal y se ampliarán los beneficios de la apertura a los niveles de participación esperados. Son muchos los renglones superados desde 1994, muchas las alianzas, los convenios, los importes del intercambio, los montos, las inversiones y finalmente el entendimiento. Nunca se avizora la frontera del castigo, la frontera del arancel y la imposición de la tarifa erradicada. Impera el talento, impera el orden y la historia compartida. Un capítulo de transición es una simple pausa en una larga trayectoria de avenimiento.   " ["post_title"]=> string(36) "Más allá de las reglas comerciales" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(34) "mas-alla-de-las-reglas-comerciales" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-26 09:50:19" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-26 14:50:19" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81388" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18040 (24) { ["ID"]=> int(81611) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-01 09:37:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-01 14:37:09" ["post_content"]=> string(6558) "Iniciaba la década de los noventa; surgía preocupación por el tamaño del Estado y también por los alcances de la economía. Ya era sentimiento general que las economías eran de mercado y las asfixiaban las políticas públicas, asfixia en cuanto al margen de acción. La iniciativa para dimensionar el tamaño de la economía inició en el Varsity Club del este norteamericano con la Universidad de Yale a la cabeza. Para 1993 la Escuela de Chicago, así llamada por su criterio de evolución y pensamiento económico lanzó como pronunciamiento el término neoliberal. Era una renovación en la dialéctica del momento, un simple despegue del liberalismo de siglos, para diferenciar una concentración en mercados y apertura de fronteras, dando por descontada la influencia del capital. Años atrás surgían las interpretaciones de ventajas comparativas que añadían a los caminos de la especialización impulsada por el esquema neoliberal.  Podemos observar en esta breve descripción del neoliberalismo un afán estrictamente económico o comercial si abundamos en sus consecuencias más inmediatas. El término economía de mercado adecuó esta circunstancia con mayor exactitud para describir una gama inclusiva en el orden internacional. También podríamos observar que no existe un concepto doctrinario o fórmula cautiva de pensamiento; el modelo simplemente actúa como impulsor de fuerzas de mercado y entre ellas, muy notoriamente, la competencia. Esta concepción no puede entenderla un populista. El populismo por definición –si cabe alguna  en el populismo– reta la apertura. El populismo es un modelo cerrado y contemplativo. Es un modelo pasivo, discursivo y prácticamente estático en su concepción de mando.  El populismo desde luego parte de un esquema social, de eso no existe duda. La interpretación del Contrato Social adopta bases uniformes para reinterpretar necesidades sin clamor individual. Esto significa un modelo vertical que anula de origen la individualidad. Al no existir individualidad entonces existe un supletorio que intenta diluir las capas sociales para que los estratos se identifiquen unos con otros, pero el sentido vertical de su estructura plasma en el último estrato ese concepto ancestral y hoy casi extinto: la igualdad. Es claro que esta visión no permite señales de otras economías como tampoco permite injerencia de satisfactores de ningún orden. Si lo hiciera, lastimaría la concepción de igualdad.  Retomando la igualdad como punto de partida y desde luego discrepancia con economías abiertas, podemos imaginar nuestro último punto de diferencia en los mercados internos o de consumo. Los pasos intermedios se llamarían ingreso aunado a los derivados de las cadenas productivas que ya llenaron los espacios de venta, costos, utilidades y renta, en ese orden. Es el último punto el foco central del modelo popular, la renta. Es la renta el ingreso del Estado. En un Estado absolutista prácticamente no existe renta. En un Estado Federal como el nuestro, desde luego existe porque la contribución al producto no radica en el Estado. Los agentes productivos en el modelo mexicano producen mucho más allá de las disposiciones que pudiera tener el gasto público Si sumamos los bienes y servicios de la nación, los agentes privados generan la mayor parte del producto o riqueza de la nación.  Derivado de lo anterior, la situación del ingreso pertenece, para ser considerado una derivación de agregados de valor, como cualquier otro costo, de las cadenas de producción. Si el ingreso adapta un poder adquisitivo, demanda bienes y satisfactores en relación directa a la oferta derivada de las mismas cadenas de producción. En este punto el modelo popular choca con las ofertas no correspondidas desde la dispersión de recursos captados de la renta productiva. Esta imperfección se llama dádiva y es simple reciclaje de auténticos derivados de valor y no es ingreso. Al integrarse esta imperfección, disloca la oferta por no corresponder a una demanda integrada a procesos productivos. Es una primera llamada a un proceso conocido como inflación. El gobierno actual disloca el ingreso, lo confunde en una dispersión que justifica en la premisa inicial de este texto, la uniformidad o igualdad. Al situar niveles de ingreso conforme a criterios especulativos de bienestar, irrumpe en forma natural la aspiración individual ya citada en párrafos anteriores. Entonces viene la interpretación que desplaza las capas sociales y todo estrato para dotar de grandeza insospechada la magnificencia de la obra pública. Esta centralización de funciones acapara el gasto corriente de la nación. Para esta circunstancia no existe mesura porque la concesión de subsistencia ya quedó probada en la dotación calculada desde el poder para evitar una situación contestataria.  La brecha que borra el populismo entre la magnificencia y la precariedad ya quedó sembrada en la aceptación tácita del ingreso que interrumpió los órdenes productivos que la ciudadanía cautiva no conoce y tal vez jamás conocerá. Para el populismo no hay capas intermedias, para el populismo es todo para el poder, poco para la población y nada no existe, porque sería una regresión al reclamo original que le dio sustento. Cuando esto ocurre,  el discurso acomoda el futuro en un presente estático en funciones de mando y ya se comentó. Todo se sitúa en un presente acomodaticio, precario, pletórico de revanchas y desquites ante un pasado fantasmagórico cargado de mezquindad.  El populismo siempre abre un nuevo horizonte. Lo abre cuando desgasta otro. El populismo nunca cede a la razón porque la razón y el entendimiento son ajenos y la cerrazón es propia y cautiva de fronteras y horizontes cerrados. Entonces enardece el nacionalismo y los valores que han sido usurpados en aras de la riqueza de otros. Surge la pobreza como insignia y estandarte de justicia. Pero en un sistema de agentes productivos es preciso buscar un equilibrio y si no lo hay, una salida porque la recaudación no cesa. Entonces el gasto debe ser insuficiente para el sueño emancipador y correctivo.  Continuará…" ["post_title"]=> string(68) "Siete billones de presupuesto…y se decreta pobreza (primera parte)" ["post_excerpt"]=> string(156) "El populismo siempre abre un nuevo horizonte cuando desgasta otro. El populismo nunca cede a la razón porque la razón y el entendimiento les son ajenos. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(63) "siete-billones-de-presupuestoy-se-decreta-pobreza-primera-parte" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-01 09:37:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-01 14:37:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81611" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(21) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "93ea4a4eed4b9f3a9e93f706023e0fc4" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
se decreta pobreza

Siete billones de presupuesto…y se decreta pobreza (primera parte)

El populismo siempre abre un nuevo horizonte cuando desgasta otro. El populismo nunca cede a la razón porque la razón y el...

agosto 1, 2022
reglas comerciales

Más allá de las reglas comerciales

Desde luego se abunda en innumerables aspectos cuando las potencias del norte invocan consultas para revisar términos de respeto de reglas signadas....

julio 25, 2022




Más de categoría

Tacos Veganos a la Don Manolito ya están disponibles en Uber Eats

El pasado 2 de agosto de 2022, Uber Eats anunció su colaboración con Tacos Don Manolito, franquicia 100% mexicana...

agosto 17, 2022

Grupo Banorte, el ideal para adquirir BANAMEX

En el año 2013, Carlos Hank González, homónimo y nieto del icónico profesor, político y empresario del Siglo XX...

agosto 17, 2022
La niñez desfavorecida, el reto que debemos afrontar

La niñez desfavorecida, el reto que debemos afrontar

La desigualdad empieza desde la infancia. Los gobiernos deben generar soluciones para que la falta de acceso a salud,...

agosto 16, 2022
El discurso del Poder y la Economía

El discurso del Poder y la Economía

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía...

agosto 15, 2022