Dos años para contemplar una recuperación de la economía

Al día de hoy, no existe un plan de gobierno en materia económica.

18 de julio, 2022 Dos años para contemplar una recuperación de la economía

Estamos a dos años y escasos meses para el término de esta transición llamada transformación. Los años transcurridos han dejado una amarga trayectoria en materia económica. Resulta imposible no abundar en los inicios que marcaron cancelaciones significativas de obra trascendente y otras de carácter institucional, desde fideicomisos hasta reservas. El inicio no auguraba una buena respuesta del capital, no era esperada una reacción de la inversión, toda vez que el gobierno equiparaba gasto con inversión pública. Nunca hubo una investigación seria o consulta para aquilatar la demanda empresarial en necesidades de infraestructura. Imperó la imposición del capricho y en esa ruta irredenta colmada de interrupciones es en donde podemos sentar las bases de un análisis que permita contemplar la conclusión de esta gestión en el terreno económico.

Dos años son de un significado de corto plazo en cualquier prospecto económico. La trayectoria de casi cuatro años de acción gubernamental constituye un antecedente de fracaso en política pública si consideramos los alcances de administraciones anteriores en donde se perfilaba un crecimiento sostenido, se sostenían programas de aliento a la producción en prácticamente todos los órdenes y se respetaban las reglas de adhesión a tratados multilaterales; finalmente se estimulaba el adelgazamiento de la rectoría de gobierno, se adecuaba el tamaño del Estado y se acercaban prácticas de competencia para los agentes productivos. 

Al día de hoy, no existe un plan de gobierno en materia económica. La improvisación y la necedad en la imposición de fórmulas antagónicas a la modernidad y a la globalidad, llenan un espectro ideológico cimbrado en décadas por demás recorridas. Realmente es difícil hacer un pronóstico de la marcha de una economía que alguna vez se situaba en las primeras quince del mundo y se listaba en las primeras veinte para invertir. Preocupan muchos considerandos de conducción que superan la convicción y la decisión como proceso natural de gestión ante un reto jamás imaginado. Este gobierno no solamente no se encuentra preparado para atender el llamado de naciones líderes, simplemente lo rechaza. 

Como adelanto, sin profundizar en el tema, porque requeriría de todo un ensayo, en el corto plazo no se cuenta con Inversión Fija Bruta que brinde una fase de aliento. Ocho meses suman la contracción de la industria de la construcción. Otras áreas de manufactura también resienten esta contracción. La deuda que ha acumulado esta transición ronda los dos billones de pesos; el servicio de la deuda representa una carga insostenible ante la recaudación que en términos reales se encuentra en el mismo equilibrio de dos años atrás. La deuda de PEMEX es de 107 000 millones de dólares. La petrolera ha perdido su patrimonio más de dos veces. Esto significa que sumando todos sus activos haría falta una petrolera más y la mitad de otra para cubrir sus pasivos. Esto no existe en los anales del mundo.

La situación de PEMEX es insostenible, no ofrece en ningún plazo ninguna recuperación. Desde luego, se podría recomponer si se alejara de la refinación pero sabemos que hasta el

2024 se insistirá en ello a pesar de los reveses sufridos en cuatro años. Seis refinerías con tecnología de hace cinco décadas están siendo incorporadas a esta actividad. Deer Park contribuye con menos de 300 000 barriles y Dos Bocas no contribuye en nada. Con una producción de un millón seiscientos mil barriles jamás llegará la autosuficiencia añorada. Entonces, el panorama sigue siendo la importación de gasolinas hasta por un 40% de las necesidades nacionales como espectro de futuro. 

Sin ninguna planeación ni ingeniería financiera de soporte, Pemex intentó cubrir adeudos a proveedores con papel flotado al 9% de rendimiento en mercados internacionales. Es desde luego una salida desesperada y mal encaminada para el futuro de la nación. Algunos proveedores tomaron el papel y asumieron la pérdida, malbaratando papel soberano en mercados secundarios. El papel ya es bono chatarra. En los próximos dos años la petrolera tiene vencimientos que suman más de quince mil millones de dólares. Las salidas del gobierno de cubrir deuda de largo plazo para redimir vencimientos de corto plazo se está convirtiendo en un derrotero de sanción para la nación con calificaciones que ponen en peligro la inversión. 

Sin abandonar el tema del petróleo, debemos añadir el subsidio a las gasolinas para este año con un costo de 400 000 millones de pesos. Podría considerarse un esfuerzo loable para contener una parte del proceso inflacionario pero dista de serlo porque pudo evitarse con planeación y con las premisas de la reforma energética que diluía el riesgo en la exploración de yacimientos, que se alejaba de la refinación y concentraba el modelo en exportación de crudo. 

No podemos dejar de lado la incertidumbre que priva en la promoción de energías limpias y en la superposición de la Secretaría de Energía por encima de la Comisión Reguladora y que cancela dotaciones de suministro más barato que la CFE. Es el caso de Iberdrola. Los pronunciamientos desde el poder dejan en tierra de nadie inversiones cuantiosas que un día merecen reconocimiento y otro destino incierto. Si Washington mejora las cosas después del contundente mensaje de la Casa Blanca pueden verse con cierta claridad algunos preceptos de conservación y cumplimiento de acuerdos vigentes hasta en los de París, que no fenecen. 

Inflación, otro tema no resuelto. La tasa del 8% castiga todo esquema de recomposición de cadenas productivas. Las alzas en perecederos laceran la dieta promedio del mexicano. Los bienes elásticos sufren en su oferta y añaden a la merma ante la latente ausencia del crédito. Los programas de aliento nunca llegaron y el déficit fiscal se ubica en el 3.6 % del PIB, más allá del esperado que no superaría el 3%. Todo esto que se enumera acumula reglas dispersas de gobierno, opacidad y una gran incertidumbre en cuanto al uso del gasto público que sustenta programas clientelares de inmenso costo. Esto tenemos…

Comentarios


Los primeros 50 años del INFONACOT

Los primeros 50 años del INFONACOT

El Fondo de Fomento y Garantía para el Consumo de los Trabajadores (FONACOT), actualmente constituido como INFONACOT, se creó por decreto presidencial...

mayo 8, 2024

Un chino en París

China se perfila a ser la primera economía del mundo.

mayo 17, 2024




Más de categoría

Un chino en París

China se perfila a ser la primera economía del mundo.

mayo 17, 2024

BMW, líder automotriz de origen alemán, revoluciona la electromovilidad en México

El pasado 3 de mayo de 2024, BMW anunció que su planta en San Luis Potosí se está reconfigurando...

mayo 15, 2024
Panamá

Panamá

El escándalo de Odebrecht reveló otra cifra multimillonaria de la corrupción panameña.

mayo 15, 2024
Evolución económica en año electoral

Evolución económica en año electoral

Tal parece que el panorama económico actual del país no será el factor decisivo que se esté jugando en...

mayo 14, 2024