¿Cuáles son los errores de los inversionistas mexicanos en EU?

La inversión mexicana en Estados Unidos es tan importante que, tan sólo en 2019, ascendió a 42 mil 900 millones de dólares, de acuerdo a cifras de la Oficina de Análisis Económico del Departamento de Comercio en...

4 de noviembre, 2020 Inversiones

La inversión mexicana en Estados Unidos es tan importante que, tan sólo en 2019, ascendió a 42 mil 900 millones de dólares, de acuerdo a cifras de la Oficina de Análisis Económico del Departamento de Comercio en ese país.

Sin embargo, el capital de los inversionistas nacionales puede estar en riesgo, si estos no están al tanto de su situación migratoria o si desconocen el mercado en el que invirtieron, de acuerdo a un grupo de empresarios y especialistas mexicanos consultados y que se dedican a hacer negocios en la Unión Americana.

Gabriel España, Managing Director de Iskali Capital Group, sostiene que un error común del inversor mexicano y, extranjero en general, es actuar de la misma forma en el mercado estadounidense, que como lo haría en su país.

“Hay inversionistas que quieren pagar el mismo salario a sus empleados en Estados Unidos, que el que pagaban en su país. Es un error”, sostiene España, quien invirtió por primera vez en esa nación en 2005.

“Aunque hayas invertido en el mismo sector, el mercado estadounidense es mucho más complejo y diverso. Por eso los salarios son distintos. Necesitas contratar asesores financieros que conozcan ese mercado para que te guíen y no arriesgues tu inversión”.

Alejandro Dabdoub, empresario e inversionista mexicano que ha operado en Estados Unidos desde 2001, en sectores como el restaurantero e inmobiliario, va más allá. Explica que el inversionista mexicano debe de tener todo un equipo cuando emprenda su inversión en ese país para protegerse en caso de inconvenientes y no errar con la inversión.




“Es extremadamente importante, porque con tu equipo defines cuál será tu estrategia fiscal y financiera. Debes de tener un abogado, un contador certificado o colegiado, un planificador de bienes y un abogado de inmigración.

Además, es clave no iniciar una operación con alguien por recomendación, es decir, el amigo del amigo que te recomienda invertir en un proyecto, sin analizar la viabilidad de esa inversión”, recomienda Dabdoub.

Junto con la falta de comprensión del mercado en el país de destino, el insuficiente análisis del proyecto de inversión, a menudo también surgen dificultades con el tema migratorio.

“Uno de los principales motivos por los que un inversionista extranjero puede perder sus inversiones en Estados Unidos, es un tema migratorio como una deportación o ausencia de visa”, cuenta Dabdoub Smutny quien, al inicio de sus operaciones en este país, no consideró esta cuestión y mantuvo su estatus de turista, hasta que un día, en migración, le dijeron que requería una visa como inversionista.

“Gracias a que ya había formado un equipo, pude regularizar mi estatus migratorio en seis meses en lugar de cinco años, que es el tiempo estimado para hacerlo en Estados Unidos”, añade Dabdoub Smutny, quien actualmente ya cuenta con una visa EB-5 para inversionistas, que otorga residencia permanente para él y su familia en el país.

Para invertir en Estados Unidos tienes que entender su cultura. No sólo significa entender sus costumbres, sino entender su mercado, la importancia de las visas de inversionistas y la forma en la que pagan impuestos. Las dos personas más importantes que debe de tener un inversionista extranjero en ese país, deben ser su abogado migratorio y su contador”, menciona Emilio Aragón, Gerente de Relaciones con diversos inversionistas que han invertido en la Unión Americana.

Aunque las elecciones estadounidenses pueden provocar un cambio de presidente en ese país, no debería de condicionar un proyecto de inversión.

“Lo menos recomendable para cualquier inversionista con proyección internacional sería determinar su proyecto en base a cuestiones políticas, ya que los presidentes están cuatro años y los posibles cambios regulatorios o marcos legales cambian con mucha frecuencia. En cambio, un proyecto de inversión siempre debe considerarse con un objetivo a largo plazo”, sostiene Dabdoub.

Las palabras de AMLO ahuyentan a los inversionistas

Comentarios

El concepto de Walmart Express en México  

El pasado 28 de octubre de 2020, Walmart de México y Centroamérica dio a conocer el concepto de Walmart Express. Es un...

noviembre 12, 2020

Biden y el pragmatismo económico

Por principio, Biden le arrebata a Trump el Nacionalismo Económico. Este Nacionalismo no deja de ser un precepto fundamentalista. Comprar americano lo...

noviembre 9, 2020




Más de categoría

El COVID-19 y la salida de Best Buy de México 

México es el último lugar en el índice de Bloomberg por su desempeño ante el COVID-19. Somos el número...

noviembre 25, 2020

BIG BANG ENERGÉTICO: NEGOCIO + ENERGÍA + AMBIENTAL

Por muchos años, el hombre ha tomado recursos de la naturaleza para tener energías primarias (recursos naturales o materia...

noviembre 25, 2020

El gobierno de la 4T proyecta una mala imagen internacional

El pasado 11 de noviembre la calificadora internacional crediticia Fitch Ratings ratificó a México la calificación “BBB-”, mínima calificación...

noviembre 24, 2020
Poder Económico

Del Poder Económico

Dar una interpretación de “utilidad” a una política pública que confunde asunción con doctrina, es una forma incorrecta de...

noviembre 23, 2020