Las palabras de AMLO ahuyentan a los inversionistas

“A mí no me paga Repsol, a mí me pagan los mexicanos y por eso tengo que defender el interés público” dijo el presidente López Obrador en respuesta a la carta que 40 legisladores americanos enviaron al...

28 de octubre, 2020

“A mí no me paga Repsol, a mí me pagan los mexicanos y por eso tengo que defender el interés público” dijo el presidente López Obrador en respuesta a la carta que 40 legisladores americanos enviaron al presidente Trump reclamando los cambios en la política energética desplegada por el gobierno mexicano en defensa de los intereses de las dos grandes empresas públicas de México: Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (PEMEX). 

En su respuesta y posterior discurso, López Obrador demostró su desdén por la realidad que enfrenta su gobierno tanto en el ambiente internacional, como nacional, al resaltar: “no vamos a violar ningún acuerdo, ningún contrato. Vamos, apegados al marco legal que se tenga, a darle preferencia tanto a la CFE como a Pemex, que son empresas públicas. Sin violar la ley, vamos a procurar que no estén subutilizadas estas plantas y que se pueda comprar más carbón y apoyar a los productores de esta región”. Y terminó con la siguiente frase contundente: ¿Cuál es la función del gobierno? ¿Proteger los intereses privados? No, los únicos negocios que deben importar a los funcionarios son los públicos

En esas tres expresiones, quien hoy gobierna a México, dejó en claro que su obsesión es ser reconocido como el Lázaro Cárdenas del siglo XXI, obsesión que le ciega de reconocer el período histórico en que le tocó gobernar a nuestro país. Emblemático de lo que podría depararle el futuro es el haber pronunciado esas palabras en la Termoeléctrica que lleva el nombre de José López Portillo, otro presidente quien, por también desdeñar la realidad internacional y nacional que le tocó encarar, defendió en vano la riqueza petrolera de nuestro país terminando por ser clasificado como uno de los peores presidentes que ha gobernado a México.

Dejando fuera el juicio que la historia hará del período de López Obrador, en lo inmediato, las tres frases ponen en riesgo tanto la competitividad futura de nuestro país, como la atracción de inversión extranjera, la modernización de nuestra estructura productiva y la relación de los sectores privado y público en el país.

En un artículo reciente, Gonzalo Hernández Licona* analiza el impacto de la última frase presentada. Dice con claridad que el presidente no entiende la relación público-privada de nuestra economía. Hernández Licona explica que del total de 55 millones de trabajadores que había en México al inicio del año 2020, 49.6 millones laboraban en empresas del sector privado. En su análisis, Hernández Licona deja en claro que de acuerdo a las palabras vertidas por López Obrador, debemos entender que no solo no va a apoyar a las empresas privadas donde trabajan la mayoría de los mexicanos, sino que además va a hacer lo posible por regresar al concepto de que es el Estado quien determina el rumbo de la economía y el papel del sector privado es ajustarse a esa rectoría pública como lo hacía en los años 70s del siglo pasado, años que tanto admira el actual presidente de nuestro país. Como en esa época, el riesgo es que al finalizar el sexenio de la 4T México quede con una estructura debilitada e incapaz de hacer frente a la competencia internacional que enfrentaremos. 

Decir que Repsol no paga su salario muestra tanto la posición de López Obrador respecto al papel de la inversión extranjera en México, como las garantías legales para inversionistas extranjeros operando en México durante el resto de su administración. Tanto la preocupación expresada por los congresistas americanos en su carta al presidente Trump, como la carta dirigida al presidente mexicano por la American Bar Association, expresan la inquietud de empresas extranjeras respecto a la vigencia del Estado de Derecho en nuestro país. La carta de la barra de abogados americana deja en claro que la percepción internacional es que el estado mexicano viola los derechos de representación legal y defensa imparcial con que debe contar todo imputado (empresa o persona). La respuesta del presidente mexicano deja claro, en primer lugar, que confunde las quejas provenientes del extranjero al mezclar lo dicho por empresas españolas con lo dicho por congresistas americanos y la profesión legal de ese país; y en segundo, no comprende la relevancia de estas quejas para la atracción de inversión extranjera hacia México. El mensaje enviado a la comunidad internacional es que durante su administración no se respetará el Estado de Derecho en México. El efecto será negativo y anulará cualquier posibilidad de atraer inversiones procedentes de los Estados Unidos y la Unión Europea.   

Por último, las palabras del presidente mexicano evidencian que su gobierno no tiene intención ni de impulsar el desarrollo de tecnología moderna en México, ni cumplir con los compromisos contraídos por nuestra nación en el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. Mencionar la compra de más carbón para la producción de energía eléctrica, así como su insistencia en favorecer a CFE y Pemex en la utilización de plantas anticuadas para le generación de energía en México, refuerzan su rechazo al uso de fuentes alternas de energía dejando en claro que no está dispuesto a cumplir con los compromisos contraídos por México dentro del acuerdo mencionado. Esta actitud no solo trajo ya como reacción las palabras del presidente de Iberdrola en referencia a su desistimiento de invertir en México, también traerá el rechazo de la mayoría de los países europeos y el condicionamiento del tratamiento favorable hacia nuestro país en el TLCUEM al cumplimiento futuro de metas ambientales acordadas por nuestra nación. 

En conclusión, la ignorancia reflejada en las palabras pronunciadas por López Obrador pone en riesgo el futuro de la recuperación de nuestra economía; refuerza la percepción de inversionistas extranjeros y nacionales de que no existe seguridad legal en sus inversiones reduciendo con ello la perspectiva de crecimiento de México; y empeora la relación político-social de los sectores privado y público deteriorando la gobernabilidad del país. 

*/”Sin Iniciativa Privada”, Periódico Reforma de octubre 25 de 2020, página 10. 

 

Comentarios


object(WP_Query)#16266 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(31397) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-09-2022" ["before"]=> string(10) "06-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(31397) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-09-2022" ["before"]=> string(10) "06-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16270 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16268 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16269 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "08-09-2022" ["before"]=> string(10) "06-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-08 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-10-06 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (31397) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16267 (24) { ["ID"]=> int(83225) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-13 09:56:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-13 14:56:21" ["post_content"]=> string(8524) "¿Por qué los populistas son tan exitosos en política hoy en día? La respuesta es que tejen un relato que habla a los sentimientos y las cosas que valoran las personas. ¿Qué sienten y valoran la mayoría de quienes vivimos en casi todos los países de la Tierra? La potencia del discurso populista obedece a dos factores: el primero es que conoce los miedos que asuelan al común de los mortales y a esos temores se dirige: la inseguridad (física, patrimonial y económica), la precariedad, la pérdida de estatus… El populismo se alimenta y prospera con nuestros miedos e inseguridades. Guy Standing, en El precariado: la nueva clase peligrosa, escribe: “La inseguridad genera problemas sociales, genera populismos y tensiones geopolíticas. [debemos dar a la gente] seguridad económica y así será menos proclive a apoyar cualquier tipo de política extremista, sea de derecha o de izquierda”. Y añade: “El problema es que el tipo de capitalismo que tenemos ahora es una abominación, porque le entrega todo el poder a una minoría”. El segundo ingrediente es la enorme influencia que ejercen las redes sociales en la estabilidad emocional. Si el mundo real está fuera del alcance y control ciudadano porque el sistema democrático no atiende ni resuelve sus problemas cotidianos (pues degeneró en aristocracia o en plutocracia); en cambio, el mundo virtual parece estar bajo nuestras manos. De ahí el poder de los likes: nos dan sentido de pertenencia y de identidad. Ello explica en parte la adicción que nos generan las redes sociales y, claro, los algoritmos que al predecir nuestra conducta favorecen una relación adictiva (economía de la atención, le llaman). A su vez, las redes favorecen la separación de la gente en grupos que comparten las mismas vivencias y sentimientos. Es decir, refuerzan la segregación y la polarización de las personas. Si el sistema democrático no resuelve las necesidades básicas de la gente y, al mismo tiempo, nos fugamos hacia las redes sociales porque al darnos sentido de pertenencia e identidad nos brindan seguridad -así sea ilusoria- al atenuar nuestra ansiedad, la política pierde sentido y razón de ser para las personas. Y con ello se devalúa no solamente a los políticos y representantes populares sino a los expertos en gestión y políticas públicas: “es poco probable que los ciudadanos se sientan satisfechos si creen que los expertos están imponiendo su propia agenda, o se dejan llevar por intereses especiales. La desconfianza hacia los expertos alimenta la desconfianza hacia los gobiernos elegidos democráticamente, si no hacia la democracia misma”, señala Antoni Gutiérrez-Rubí, en Gestionar las emociones políticas, al citar al economista francés Jean Pisani-Ferry. En consecuencia, afirma Gutiérrez-Rubí, no debe sorprendernos que las mayorías electorales revaliden a candidatos y propuestas que perjudican a los intereses de quienes los eligieron. A partir de este diagnóstico, el afamado consultor electoral indica que el efecto like le gana al efecto think. Y remata: “Los prejuicios, nunca mejor dicho, anteceden a los juicios”. De ahí la irrelevancia de los “datos duros” para la gente, dominada por sus emociones y sentimientos. Como escribiera Will Storr en La ciencia de contar historias, nuestro cerebro narrador, obvia toda aquella información que contradice a nuestra forma de ver el mundo y acepta solamente aquella que confirma nuestras creencias. En una cita a Eduard Punset, Gutiérrez-Rubí, asienta: “cuando el cerebro percibe una explicación distinta a lo que él cree que no sólo la cuestiona, es que corta los circuitos de comunicación para que no penetre…”. La neurociencia, los descubrimientos biológicos, la genética y las matemáticas nos revelan cómo funciona el cerebro humano, de manera que permiten conocer y anticipar nuestra conducta. Esos conocimientos ya se utilizan en la política y en particular en las campañas electorales para inclinar hacia un lado u otro el voto ciudadano. Pero además estamos en la antesala de desarrollar diversos químicos y mecanismos físicos para manipularlo a capricho. El consultor político está vivamente preocupado por ese peligro y llama a una amplia discusión para limitar los alcances de la ciencia. Ya Harari en Homo Deus, se ocupa de esta delicada cuestión y los riesgos de crear superhumanos y humanos de segunda. Al parecer vamos camino hacia un mundo distópico. Por ello Gutiérrez-Rubí propone repensar cómo utilizar los avances científicos y tecnológicos para encauzar las emociones o el corazón de las personas, en beneficio de los ideales morales de la Ilustración y la democracia. Por consiguiente, sugiere poner mayor atención a las emociones en los procesos electorales y políticos, en lugar de enfocarse de manera exclusiva en la ideología, los datos duros y en la expertis de las elites intelectuales y tecnocráticas. Y alude al preámbulo del informe de la Universidad de Stanford, Artificial Intelligence and Life in 2030: “hay que promover urgentemente el debate en torno a las grandes cuestiones que afectarán la equidad y la deshumanización del trabajo y las rentas”. Hoy ya padecemos las consecuencias políticas de las enormes brechas de desigualdad que, como muestra Guy Standing, conducen al populismo y a los radicalismos de derecha e izquierda. Lo grave es que con el avance de la ciencia es viable un mundo distópico en el que, mediante la manipulación de la química y la genética, la humanidad se divida entre los semidioses: los muy ricos, y los zombis: todos los demás. Gutiérrez-Rubí parece sugerir que si nos guiamos más por los sentimientos, por el corazón, quizá podamos escapar de la tiranía de los algoritmos, que han medido paso a paso cómo nos comportamos y anticipan cómo vamos a proceder: “…No hay innovación en lo previsible ni en lo inexorable, y necesitamos -más que nunca- nuevas ideas capaces de enfrentar a todo tipo de determinismos que nos paralizan y que reducen la política a un hecho gerencial o notarial del destino, sin ninguna influencia en él y sin capacidad de controlarlo y dirigirlo…estamos atrapados por las soluciones predictivas (hasta en los teclados) y las respuestas automáticas propias de los sistemas informáticos, en ausencia de una elección hecha por el usuario (…) ¡Por favor, más pensamiento emocional y menos inercial!... Cuando los marcos conceptuales previos son muy fuertes, el discurso racional no genera cambio, y el discurso más emocional, más de valores, de gestos o símbolos, es la llave que abre la puerta (…) Se ha de entender que buena parte de las ideas nacen de sentimientos o emociones...”. La inercia de la que habla este analista político, es decir, considerar al gobierno como una gerencia, causa la desafección de la ciudadanía porque los políticos-gerentes-administradores renunciaron a dirigir. En cambio, los líderes populistas convocan a la acción, a la “voluntad de poder”, mediante la apelación a los sentimientos. Y lanza una sugerencia disruptiva contra el establishment político: dice que si le preguntaran sobre el tipo de asesores que deberían tener los políticos les recomendaría un poeta, un neuroquímico, un artista plástico. “No solo es un tema de marketing electoral, ni de estrategias. Hay que ampliar este tipo de registros que trabajan mejor el discurso emocional como una parte muy importante de la comunicación”. Es la propuesta para conservar el Estado constitucional de derecho democrático-liberal." ["post_title"]=> string(42) "La inseguridad económica genera populismo" ["post_excerpt"]=> string(156) "Hoy ya padecemos las consecuencias políticas de las enormes brechas de desigualdad que conducen al populismo y a los radicalismos de derecha e izquierda. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(41) "la-inseguridad-economica-genera-populismo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-13 09:56:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-13 14:56:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83225" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16247 (24) { ["ID"]=> int(83799) ["post_author"]=> string(2) "40" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-28 12:18:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-28 17:18:55" ["post_content"]=> string(7861) "En mis salidas diarias a buscar información a la calle, con la gente, escucho tanto en el  transporte público como en los mercados de Tuxtla Gutiérrez y Tapachula, en Chiapas, cómo se habla de la carestía de la vida y de cómo está desapareciendo la gente en los municipios fronterizos de Chiapas. El pueblo, la ciudadanía o la gente se expresa con la Vox Populi sobre lo que viven diariamente. Eso pasa en todo el país y si ven a alguna autoridad que represente a la ley el temor se hace presente. ¿Me van a detener? ¿Voy a ir a la cárcel? ¿Qué delito cometí? ¿Qué hice? Eso piensan cuando una autoridad de la Ley se acerca a ellos o les para en la calle o toca a su puerta. Eso es lo que vive y ha vivido la ciudadanía toda la vida, la represión psicológica solo con ver a la autoridad… “¡Mejor que ni me vean, Virgencita!” piensan mientras que tratan de caminar tranquilamente. Así, con esta presencia de la ley, te fuiste a vacunar en contra del COVID-19, así vas a algunos hospitales y son vigilados por elementos de la Guardia Nacional división Servicio de Protección Federal. En fin, más que para combatir la delincuencia común y del narco, la ciudadanía siente que las fuerzas armadas, la guardia nacional y las policías de los tres órdenes de gobierno inspiran miedo. Aun así, la gran mayoría de los ciudadanos, del pueblo, reconoce a las fuerzas armadas (Marina y Ejército) las más honestas instituciones. Estas dos instituciones son para defendernos de los enemigos internos y extranjeros. Estas instituciones no se crearon para combatir Fifís y conservadores, sino que se crearon para mantener la seguridad de los mexicanos y detener a los delincuentes a como dé lugar. En todo este contexto las respuestas al “Ejercicio Participación Social” también podrían ser: 1.- ¿Estás de acuerdo con la creación de la Guardia Nacional y con su desempeño hasta ahora? - Si está de acuerdo, de lo que no está de acuerdo la Vox Populi es que nació de la extinta policía militar con elementos de la SEDENA y de las sobras de la Policía Federal y Gendarmería. Siendo tácitamente un ala más del Ejército. - La Vox Populi no está de acuerdo con el desempeño de la Guardia Nacional, porque se ha mantenido más como una fuerza disuasiva político-social que como una fuerza inhibidora, disuasiva, investigadora y combativa de la delincuencia. - La Vox Populi no está de acuerdo que la Guardia Nacional no se coordine y tome el liderazgo con las policías de los tres órdenes de Gobierno para patrullar por las noches con estrategias innovadoras que den como resultado detenciones de todo tipo. - El Pueblo no está de acuerdo con el que se respete la humanidad de los delincuentes, si ellos no se tientan el corazón para (como dice la Vox Populi) “darle en la madre” a su víctima, y que con esta máxima la Guardia Nacional, el Ejército, la Marina y las policías de los tres niveles de gobierno no hagan nada por temor al castigo de sus superiores o de los Derechos Humanos. Los mismos elementos de la Guardia Nacional, los soldados del ejército y de la marina no están de acuerdo con la guardia nacional, porque según la Vox Armatorum los degradan y no hacen nada más que estorbar. Lo que pasa es que se expresan porque no quieren perder su salario. Cuando la Guardia Nacional se creó, la ciudadanía se sintió aliviada porque confiaban en el presidente Andrés Manuel López Obrador, hoy y ante la violencia desmedida que va desde que te roben, maten, violen, desaparezcan o asalten, la gente no ve con buenos ojos a la Guardia Nacional y dicen ¡Que los maten o de perdida los madreen! 2.- ¿Consideras que las Fuerzas Armadas, el Ejército y la Marina, deberían mantenerse haciendo labor de seguridad pública hasta 2028 o que se regresen a los cuarteles en marzo de 2024? ¿Por qué hasta el 2028? Eso no lo han explicado. Si está de acuerdo la Vox Populi para que las Fuerzas Armadas, el Ejército y la Marina estén haciendo labores de Seguridad Pública, pero con efectividad, con la efectividad que da el sistema de inteligencia de la Marina y Ejercito. Esta información debe servir para que el Comandante Supremo del Ejército, Andrés Manuel López Obrador, mande a la Guardia Nacional y las policías de los tres órdenes de gobierno a someter a la delincuencia. Supervisados por el Ejército, Marina y Fuerza Aérea. Sobre todo la orden del Comandante Supremo del Ejército no debe de incluir la máxima de “Abrazos no Balazos”, no debe incluir que se respete la vida de los delincuentes porque ellos no respetan la vida de sus víctimas y desaparecidos, sino que debe de incluir la seguridad jurídica para que los que hace la labor de seguridad pública actúa en el marco de defender a la ciudadanía o al pueblo ya sean Fifís, Conservadores, Chairos, o cualquier selección sectaria que le han hecho llamar a los mexicanos. El Ejército y la Marina son lo mejor que tenemos. Hay que conocerlos desde dentro para entenderlos. Lo malo es que se quiera utilizar como órgano represor político-social. 3.- ¿Cuál es tu opinión de que la Guardia Nacional pase a formar parte de la SEDENA o dependa de la Secretaría de Gobernación o de Seguridad Pública? La Vox Populi está a favor de que la Guardia Nacional dependa de la Secretaría de Gobernación teniendo como comandante directo al presidente Andrés Manuel López Obrador. Siendo asesorado por el general secretario de la Defensa y el secretario de Marina en estrategia como en información para combatir a las mafias y la delincuencia común. Esta coordinación debería ser de la manera como van a hacer este “Ejercicio Participación Social”, en cascada, donde la orden del Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas lleguen hasta las poblaciones para que todas las fuerzas involucradas obedezcan al presidente Andrés Manuel López Obrador combatan y detengan a los delincuentes. Desgraciadamente, al no ser vinculante, ya que son anónimas las opiniones (ya que se para acceder al “Ejercicio Participación Social” tendrá que dar tu CURP y ahí el peligro de quedar en una lista negra para posterior persecución), el “Ejercicio” no sirve. Mejor, que se aplique la ley, que las órdenes del presidente Andrés Manuel López Obrador se vean en el terreno y se detengan al por mayor a los delincuentes de todo tipo. Los SÍ y NO de los mexicanos no servirán de nada, mejor que los diputados y senadores que elegimos todos los mexicanos lleguen a un gran acuerdo nacional verdadero que no favorezca políticamente a ningún partido, sino que haga que la ley se aplique en la calle y que a los delincuentes se les detenga y que se vea la diferencia tajante en seguridad y respeto y abrazos para los ciudadanos." ["post_title"]=> string(82) "Los Sí y los No del “Ejercicio Participación Social” sobre la GN y MILITARES" ["post_excerpt"]=> string(174) "El Ejército y la Marina son lo mejor que tenemos. Hay que conocerlos desde dentro para entenderlos. Lo malo es que se quiera utilizar como órgano represor político-social." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(74) "los-si-y-los-no-del-ejercicio-participacion-social-sobre-la-gn-y-militares" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-28 12:18:55" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-28 17:18:55" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83799" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16267 (24) { ["ID"]=> int(83225) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-13 09:56:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-13 14:56:21" ["post_content"]=> string(8524) "¿Por qué los populistas son tan exitosos en política hoy en día? La respuesta es que tejen un relato que habla a los sentimientos y las cosas que valoran las personas. ¿Qué sienten y valoran la mayoría de quienes vivimos en casi todos los países de la Tierra? La potencia del discurso populista obedece a dos factores: el primero es que conoce los miedos que asuelan al común de los mortales y a esos temores se dirige: la inseguridad (física, patrimonial y económica), la precariedad, la pérdida de estatus… El populismo se alimenta y prospera con nuestros miedos e inseguridades. Guy Standing, en El precariado: la nueva clase peligrosa, escribe: “La inseguridad genera problemas sociales, genera populismos y tensiones geopolíticas. [debemos dar a la gente] seguridad económica y así será menos proclive a apoyar cualquier tipo de política extremista, sea de derecha o de izquierda”. Y añade: “El problema es que el tipo de capitalismo que tenemos ahora es una abominación, porque le entrega todo el poder a una minoría”. El segundo ingrediente es la enorme influencia que ejercen las redes sociales en la estabilidad emocional. Si el mundo real está fuera del alcance y control ciudadano porque el sistema democrático no atiende ni resuelve sus problemas cotidianos (pues degeneró en aristocracia o en plutocracia); en cambio, el mundo virtual parece estar bajo nuestras manos. De ahí el poder de los likes: nos dan sentido de pertenencia y de identidad. Ello explica en parte la adicción que nos generan las redes sociales y, claro, los algoritmos que al predecir nuestra conducta favorecen una relación adictiva (economía de la atención, le llaman). A su vez, las redes favorecen la separación de la gente en grupos que comparten las mismas vivencias y sentimientos. Es decir, refuerzan la segregación y la polarización de las personas. Si el sistema democrático no resuelve las necesidades básicas de la gente y, al mismo tiempo, nos fugamos hacia las redes sociales porque al darnos sentido de pertenencia e identidad nos brindan seguridad -así sea ilusoria- al atenuar nuestra ansiedad, la política pierde sentido y razón de ser para las personas. Y con ello se devalúa no solamente a los políticos y representantes populares sino a los expertos en gestión y políticas públicas: “es poco probable que los ciudadanos se sientan satisfechos si creen que los expertos están imponiendo su propia agenda, o se dejan llevar por intereses especiales. La desconfianza hacia los expertos alimenta la desconfianza hacia los gobiernos elegidos democráticamente, si no hacia la democracia misma”, señala Antoni Gutiérrez-Rubí, en Gestionar las emociones políticas, al citar al economista francés Jean Pisani-Ferry. En consecuencia, afirma Gutiérrez-Rubí, no debe sorprendernos que las mayorías electorales revaliden a candidatos y propuestas que perjudican a los intereses de quienes los eligieron. A partir de este diagnóstico, el afamado consultor electoral indica que el efecto like le gana al efecto think. Y remata: “Los prejuicios, nunca mejor dicho, anteceden a los juicios”. De ahí la irrelevancia de los “datos duros” para la gente, dominada por sus emociones y sentimientos. Como escribiera Will Storr en La ciencia de contar historias, nuestro cerebro narrador, obvia toda aquella información que contradice a nuestra forma de ver el mundo y acepta solamente aquella que confirma nuestras creencias. En una cita a Eduard Punset, Gutiérrez-Rubí, asienta: “cuando el cerebro percibe una explicación distinta a lo que él cree que no sólo la cuestiona, es que corta los circuitos de comunicación para que no penetre…”. La neurociencia, los descubrimientos biológicos, la genética y las matemáticas nos revelan cómo funciona el cerebro humano, de manera que permiten conocer y anticipar nuestra conducta. Esos conocimientos ya se utilizan en la política y en particular en las campañas electorales para inclinar hacia un lado u otro el voto ciudadano. Pero además estamos en la antesala de desarrollar diversos químicos y mecanismos físicos para manipularlo a capricho. El consultor político está vivamente preocupado por ese peligro y llama a una amplia discusión para limitar los alcances de la ciencia. Ya Harari en Homo Deus, se ocupa de esta delicada cuestión y los riesgos de crear superhumanos y humanos de segunda. Al parecer vamos camino hacia un mundo distópico. Por ello Gutiérrez-Rubí propone repensar cómo utilizar los avances científicos y tecnológicos para encauzar las emociones o el corazón de las personas, en beneficio de los ideales morales de la Ilustración y la democracia. Por consiguiente, sugiere poner mayor atención a las emociones en los procesos electorales y políticos, en lugar de enfocarse de manera exclusiva en la ideología, los datos duros y en la expertis de las elites intelectuales y tecnocráticas. Y alude al preámbulo del informe de la Universidad de Stanford, Artificial Intelligence and Life in 2030: “hay que promover urgentemente el debate en torno a las grandes cuestiones que afectarán la equidad y la deshumanización del trabajo y las rentas”. Hoy ya padecemos las consecuencias políticas de las enormes brechas de desigualdad que, como muestra Guy Standing, conducen al populismo y a los radicalismos de derecha e izquierda. Lo grave es que con el avance de la ciencia es viable un mundo distópico en el que, mediante la manipulación de la química y la genética, la humanidad se divida entre los semidioses: los muy ricos, y los zombis: todos los demás. Gutiérrez-Rubí parece sugerir que si nos guiamos más por los sentimientos, por el corazón, quizá podamos escapar de la tiranía de los algoritmos, que han medido paso a paso cómo nos comportamos y anticipan cómo vamos a proceder: “…No hay innovación en lo previsible ni en lo inexorable, y necesitamos -más que nunca- nuevas ideas capaces de enfrentar a todo tipo de determinismos que nos paralizan y que reducen la política a un hecho gerencial o notarial del destino, sin ninguna influencia en él y sin capacidad de controlarlo y dirigirlo…estamos atrapados por las soluciones predictivas (hasta en los teclados) y las respuestas automáticas propias de los sistemas informáticos, en ausencia de una elección hecha por el usuario (…) ¡Por favor, más pensamiento emocional y menos inercial!... Cuando los marcos conceptuales previos son muy fuertes, el discurso racional no genera cambio, y el discurso más emocional, más de valores, de gestos o símbolos, es la llave que abre la puerta (…) Se ha de entender que buena parte de las ideas nacen de sentimientos o emociones...”. La inercia de la que habla este analista político, es decir, considerar al gobierno como una gerencia, causa la desafección de la ciudadanía porque los políticos-gerentes-administradores renunciaron a dirigir. En cambio, los líderes populistas convocan a la acción, a la “voluntad de poder”, mediante la apelación a los sentimientos. Y lanza una sugerencia disruptiva contra el establishment político: dice que si le preguntaran sobre el tipo de asesores que deberían tener los políticos les recomendaría un poeta, un neuroquímico, un artista plástico. “No solo es un tema de marketing electoral, ni de estrategias. Hay que ampliar este tipo de registros que trabajan mejor el discurso emocional como una parte muy importante de la comunicación”. Es la propuesta para conservar el Estado constitucional de derecho democrático-liberal." ["post_title"]=> string(42) "La inseguridad económica genera populismo" ["post_excerpt"]=> string(156) "Hoy ya padecemos las consecuencias políticas de las enormes brechas de desigualdad que conducen al populismo y a los radicalismos de derecha e izquierda. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(41) "la-inseguridad-economica-genera-populismo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-13 09:56:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-13 14:56:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83225" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(56) ["max_num_pages"]=> float(28) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "4c6ce33bad149a0b6aabd50ea9571148" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

La inseguridad económica genera populismo

Hoy ya padecemos las consecuencias políticas de las enormes brechas de desigualdad que conducen al populismo y a los radicalismos de derecha...

septiembre 13, 2022

Los Sí y los No del “Ejercicio Participación Social” sobre la GN y MILITARES

El Ejército y la Marina son lo mejor que tenemos. Hay que conocerlos desde dentro para entenderlos. Lo malo es que se...

septiembre 28, 2022




Más de categoría

Rosa que te quiero Rosa

Todo apunta a que Chiapas será nuevamente el escenario para que una mujer como Rosa Irene Urbina Castañeda haga...

octubre 5, 2022
Bendita Realidad

Bendita Realidad

Tarde o temprano la verdad sale a flote o más rápido cae un hablador que un cojo. La realidad...

octubre 4, 2022

Corre, mujer, corre

La prueba máxima de resistencia es sin duda el Iron Woman. Las competidoras realizan tres pruebas extremas: 3.86 km...

octubre 4, 2022
precariedad al extremismo

De la precariedad al extremismo

Cuando un gobierno es cada vez menos capaz de regular los mercados informales, gradualmente pierde el control de los...

octubre 4, 2022