CONCURSO MERCANTIL EN ÉPOCA DE PANDEMIA

Nos encontramos en un parteaguas en la historia del hombre. La pandemia que sufre el planeta entero no supone una época de cambios, sino un cambio de época. Efectivamente a la peor emergencia sanitaria de los últimos...

8 de julio, 2021 CONCURSO MERCANTIL EN ÉPOCA DE PANDEMIA

Nos encontramos en un parteaguas en la historia del hombre. La pandemia que sufre el planeta entero no supone una época de cambios, sino un cambio de época. Efectivamente a la peor emergencia sanitaria de los últimos 100 años se le une una emergencia económica sin igual en los últimos 90 años. En estas situaciones de emergencia empresarial, el Derecho cuenta con una herramienta eficaz: EL CONCURSO MERCANTIL  o concurso de acreedores.

Cuando la empresa entra en problemas por distintas razones, como pueden ser bajadas de demanda y de ventas, huelgas salvajes, siniestros de todo tipo o causas de fuerza mayor o extraordinarias incluidas epidemias, devaluaciones del signo monetario o malos manejos o ruinosa administración de gerentes, factores o dependientes, que le hagan entrar en dificultades de pago y a no poder enfrentar sus compromisos con  acreedores, se recurre a este procedimiento para salvaguardar los distintos intereses de la sociedad (la empresa con sus fuentes de trabajo,  los acreedores con sus créditos , los accionistas con su inversión, la estabilidad de la economía nacional , etc…).

Empresas conocidas como la Renta car Hertz, aerolíneas como Latam, Colombiana de Aviación o la misma Aeroméxico, son ejemplos de empresas que han presentado voluntariamente la demanda de concurso mercantil. También importantes empresas mexicanas como Banca Famsa, Banca Mifel o Altos Hornos de México, sin contar muchas empresas PYMES sobre todo del sector turístico, ocio, entretenimiento, que se están quedando por el camino.

Pero ¿cuándo se da el supuesto para presentar la demanda de concurso?? La regla general es el incumplimiento generalizado de pago de obligaciones o insolvencia. Yo distingo las siguientes Insolvencias posibles:

1.-Insolvencia técnica. – Es impuntualidad o mora prolongada, por tensiones de tesorería coyunturales. Es un sobreseimiento de pagos, a veces por descuidos, es remediable con una buena planificación.

2.-Insolvencia financiera. – viene provocada por un desfase de maduración del activo circulante (lentas rotaciones) y el pasivo exigible inmediato. Son necesidades financieras más persistentes, que llevan irremediablemente a la SUSPENSION DE PAGOS. Es remediable con financiamiento cíclico o de otra índole.

3.-Insolvencia económico-patrimonial.- Esta ya es una despatrimonialización neta (neto negativo, a la izquierda en balance), es decir, la masa activa es inferior al pasivo exigible en su totalidad. Es la situación de QUIEBRA O BANCARROTA irremediable o de casi imposible remedio.

4.- Insolvencia jurídica.- Es la que establecen los artículos 9,10 y 11 de la Ley de concursos mercantiles vigentes en México (LCM):

DOS  o  MÁS ACREEDORES DISTINTOS CON CRÉDITOS VENCIDOS MÁS DE 30 DÍAS  Y QUE REPRESENTEN AL MENOS  EL 35% O MÁS DEL PASIVO EN LA FECHA  DE DEMANDA DEL CONCURSO MERCANTIL Y EL COMERCIANTE NO TENGA  ACTIVOS LÍQUIDOS O SEMILÍQUIDOS PARA HACER FRENTE AL MENOS AL 80% DEL PASIVO VENCIDO

SE PRESUME  INCUMPLIMIENTO GENERALIZADO:

-INSUFICIENCIA DE BIENES EN UN EMBARGO;   

-IMPAGO A 2 O MÁS ACREEDORES DISTINTOS;   

-OCULTACIÓN O AUSENCIA DEL COMERCIANTE;   

 -CIERRE DE LOCALES;   

-PRÁCTICAS RUINOSAS, FRAUDULENTAS O FICTICIAS;   

-DESOBEDECER EL CONVENIO ADOPTADO POR EL CONCURSO;   

-OTROS ANÁLOGOS.

El procedimiento se puede iniciar a instancias del propio empresario (Concurso voluntario) o por demanda de acreedores (incluida la  Hacienda SAT) o el Ministerio público (Concurso necesario). Si el empresario no tiene más de 400 000 UDIS de pasivo exigible total, el concurso es voluntario.

La ley (LCM)  prevé dos grandes etapas, a saber:   

-Conciliación: busca la conservación y rehabilitación de la empresa  hasta llegar a la adopción de un  convenio (insolvencias 1 y 2). SE SALVA LA EMPRESA.

-Quiebra: Liquidación forzosa de la empresa, venta ordenada de la masa activa para pago a acreedores reconocidos (insolvencia 3). MUERE, SE EXTINGUE LA EMPRESA.

Por desgracia, la crisis no acaba más que de comenzar, esperándose para esta tercera ola de covid-19 bancarrotas masivas

Comentarios
object(WP_Query)#18563 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67827) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-08-2021" ["before"]=> string(10) "26-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67827) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-08-2021" ["before"]=> string(10) "26-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18562 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18569 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18574 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-08-2021" ["before"]=> string(10) "26-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-26 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (67827) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18559 (24) { ["ID"]=> int(69857) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-08-30 09:59:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-08-30 14:59:51" ["post_content"]=> string(7249) "Tal vez la lección más simbólica de recuperación de una economía sería la de la de la Gran Depresión norteamericana de hace más de nueve décadas. En aquellos años la intervención del monetarismo de John Maynard Keynes resolvió con el impulso del gasto público la recomposición del consumo para desde la demanda estimular la producción y por ende la oferta. La teoría monetarista centraba en bienes elásticos la recomposición de mercados internos. La elasticidad de la demanda era clave importante para situar los primeros precios de productos perecederos y adecuar la cantidad demandada. De esa forma gradual, se atendían en orden el abasto de materia prima, el empleo y por último los costos de distribución.  En tanto las cadenas productivas tomaban su curso, el empleo hacía su labor de consumo, para eventualmente trasladar este a las manufacturas y no perecederos. El proceso tomó un poco más de tres años. Desde luego, de los años treinta a nuestros días las cosas han cambiado diametralmente con las economías abiertas, pero no en la esencia del pensamiento económico. Al parecer los pasos de recomposición después de alguna crisis o catástrofe son los mismos: el abasto como paso primordial y la consecución última, los costos de producción. El capítulo siguiente en la historia moderna, desde luego aludiría a la reconstrucción de la gran guerra de los años cuarenta. La paz del mundo industrializado permitió una canasta de monedas en el Fondo Monetario Internacional, un organismo producto de la Conferencia De Bretton Woods llamado Banco Mundial y en menos de una década, las industrias apuntalaban el progreso.  Los años pasaban y dejaban una huella de eficiencia en los traspasos del capital. Tal fue la observación de oportunidad que en los años setenta surgía una Teoría de Eficiencia; basaba sus percepciones en el modelo del Valor Presente. Impulsaba la idea de que todo valor sujeto a movilidad, esto es, sujeto a una transacción contaba en ese momento con toda la información desde su formación o creación y en el momento de ocurrencia del cambio de manos, se encontraba en su valor actual. Esto quiere decir que tenía todos los factores inherentes a su descuento-factorización- hasta llegar al presente.  La Teoría de Eficiencia facilitó la apreciación de proyectos de inversión, la calificación de riesgo, los inicios de la banca especializada, de inversión naturalmente y finalmente el desarrollo de un lenguaje común y universal para la expansión de oportunidades y multinacionales. Se convirtió en algo común intercambiar tasas de retorno, flujos de efectivo en corridas financieras y tratamientos del Costo del Capital en planes de negocios.    Lo anterior naturalmente trascendió al juicio multilateral de las crisis; las naciones no se aislaban en tanto las economías de bloque hacían siempre tareas colectivas, de proyectos de infraestructura, de intercambio comercial y de asistencia para naciones con problemas temporales de liquidez o de catástrofes naturales. El capital hacía su recomposición, los institutos centrales de moneda estudiaban sus plazos, sus emisiones y las cosas tomaban su rumbo de reconstrucción, como ha sido en el mundo moderno como lo conocemos.    Una situación por demás emblemática de ciclo o reciclaje de las economías del orbe lo protagonizó el petróleo. Nueve naciones en 1974 decidieron conformar un bloque que trascendió como OPEC por sus siglas en inglés y a la vez provocar un embargo del carburante al mundo de mayor grado de industrialización. Cabe anotar que el término embargo tiene una connotación derivada de la lengua inglesa y significa retención o restricción del proveedor. Es importante esta mención porque recientemente el término acusa a la nación norteamericana de un abuso en la práctica comercial con Cuba y el manejo de un vocablo puede y lo ha hecho, confundir una simple retención con sanción.    Retomando el tema del petróleo, en 1974, estos nueve países acumularon reservas por un monto de 55 000 millones de dólares. En ese mismo año y tomando ventaja de que el Banco de Inglaterra no tiene mecanismos de encaje legal, esas reservas encontraron acomodo en el Reino Unido para conformar un mercado secundario en dólares fuera del control de la Reserva Federal norteamericana. Nacía el euro dólar, o renacía, de años anteriores en París, cuna original de esta denominación, que no moneda.    A este mercado que sorprendía en la acumulación inusitada, acudieron prácticamente todos los gigantes financieros del orbe para radicar una banca especializada denominada “consortium” o “merchant” que para efectos prácticos estaba destinada a la captación pulverizada del crédito, como se llamaba en el argot bancario. Los plazos de las operaciones se extendieron a cinco años, pretendiendo en 1979, un “rollover” de los mismos. El fenómeno es curioso en múltiples aspectos, porque la sensibilidad de los mercados ya anticipaba que el mundo industrializado para esa fecha, 1979, ya tendría exploración y refinación propia, como sucedió.    Finalmente, la Mano Invisible de Adam Smith hacía de las suyas con la oferta y demanda internacionales, pero ya no de petróleo y derivados, sino de simples capítulos de infraestructura. Esto quiere decir que las naciones con una reciente prosperidad derivada del energético tenían reservas sobrantes y excesos como para adquirir yates de lujo sin facilidades portuarias, autos de lujo sin infraestructura carretera y así sucesivamente en la amplia cadena de satisfactores. Entonces viene el papel de Occidente a arreglar las ventajas de unos con efectivo y otros con conocimiento.    Así son los ciclos en las economías, no se recomponen solos, desde luego los impulsa la ayuda de los promotores del capital, las instituciones y finalmente los gobiernos. Así se han resuelto crisis hipotecarias, catástrofes naturales y finalmente episodios de contagio masivo como el que ahora enfrenta el mundo. Lo más importante a destacar, desde el punto de vista gubernamental: la contingencia. Esta se resuelve con reservas y se nutre con investigación y desarrollo. No existen fórmulas alternas, no existen fórmulas basadas en la improvisación y en la intervención de proyectos que deben radicar en el sector productivo. Los ciclos de las economías reúnen enormes posibilidades de recuperación en las economías abiertas. En las economías cerradas, en las totalitarias, en las centralistas y absolutistas, el fracaso que anticipa la gestión de gobierno hace de los ciclos de sus economías un circuito cerrado, un ciclo interrumpido por la sinrazón de sus gobernantes.   " ["post_title"]=> string(26) "Los Ciclos de la Economía" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "los-ciclos-de-la-economia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-08-30 09:59:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-08-30 14:59:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=69857" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18470 (24) { ["ID"]=> int(70782) ["post_author"]=> string(2) "89" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-23 13:35:44" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-23 18:35:44" ["post_content"]=> string(5246) "Hay un sinnúmero de estudios, análisis, teorías, tendencias, y cálculos matemáticos sobre cómo podremos hacer frente al cambio climático. ¿Quieren que les diga un secreto?: “éste ya fue” desde el momento en que el hombre requirió convertir el poder calorífico de la naturaleza en energía para su utilización. Hoy lo que se debe analizar es la comprensión de cómo, para qué y cuánto se debe tomar de las energías primarias para su transformación, y cuánta de ella puede reutilizarse, regenerarse y aprovechar al máximo.  Los debates hoy día se centran en la utilización de las energías primarias fósiles (petróleo, gas natural y carbón) para el futuro. La realidad es que no existe una certidumbre de cómo dejarlas de usar en el mediano plazo. No hay una coordinación real entre las organizaciones ambientalistas, gobiernos y recursos económicos. Cayendo todo en una   DOBLE MORAL. En varios estudios sobre las acciones para que la temperatura promedio de la Tierra no aumente más de 1.5oC, concluyen en forma tácita que “Las energías primarias fósiles, continuará utilizándose con base en las políticas actuales públicas, y ante la falta de certidumbre en la transición energética”1. El dinero manda sobre los papeles escritos en los acuerdos climáticos; las empresas solo representan en promedio el 12% del peso de sus acciones en las carteras que son comprometidos con el clima2. Esto es confirmado con la reunión realizada por parte de EEUU en días recientes, donde varios países de América Latina, incluido México, alinearon compromisos para hacerle frente al cambio climático.  Adicionalmente  fue firmado con La Unión Europea el  compromiso de la reducción de metano, el cual representa aproximadamente la mitad del aumento neto de  1.0oC en la temperatura promedio global desde la era preindustrial3. Uno de los sectores a donde requerirán inversiones para reducirlo será la industria de las energías primarias fósiles, las cuales deberán adoptar tecnologías que mejoren la combustión al tener mejores aditivos, a los combustibles como oxigenantes o combustibles renovables, para uso de cualquier motor que requiera realizar una combustión.  La SHCP tendrá contemplado dar más presupuesto a las empresas productivas del Estado no solo para operar, sino para hacer frente a los compromisos adquiridos de la reducción del metano. El mensaje que debemos de considerar en la nueva diplomacia ambientalista, creada en este siglo XXI, es que “La crisis climática también presenta oportunidades económicas reales e increíbles para crear puestos de trabajo y elevar el nivel de vida de las personas en todo el mundo”. Esto refiere que el crecimiento económico entrará en la variable en el PIB sobre cuántos bienes y servicios finales producidos por una nación en un determinado periodo estará relacionado con las inversiones para hacerle frente a los cambios en la naturaleza. Hay países que tienen fondos para desastres, otros lo eliminan y algunas regiones lo crean ante la falta de embates constantes, y que repercuten en forma directa en el gasto no programado por las naciones. Un ejemplo. de esto es la reciente Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en la cual se creó un fondo para contingencias ante el cambio climático, y de los 30 que participaron solo el 67% mencionó su preocupación4 El mundo está preocupado por el futuro, y no por el presente inmediato.

1 Análisis de Estudio https://twitter.com/economiaoil/status/1438169358346424321?s=20

2 Inversiones en cambio climático https://www.ft.com/content/1587ee6d-e1da-489c-bee5-2199701c12a3

3 Inversiones en cambio climático https://www.ft.com/content/1587ee6d-e1da-489c-bee5-2199701c12a3

4 Reunión CELAC análisis https://twitter.com/economiaoil/status/1439332983538962442?s=20

 " ["post_title"]=> string(35) "EL CAMBIO CLIMÁTICO ¿CUÁNDO FUE?" ["post_excerpt"]=> string(174) "Todos los países deben comprometerse en una diplomacia ambientalista para que la temperatura promedio global no se incremente 1.5 grados centígrados en los próximos años." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(30) "el-cambio-climatico-cuando-fue" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-23 14:00:20" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-23 19:00:20" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70782" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18559 (24) { ["ID"]=> int(69857) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-08-30 09:59:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-08-30 14:59:51" ["post_content"]=> string(7249) "Tal vez la lección más simbólica de recuperación de una economía sería la de la de la Gran Depresión norteamericana de hace más de nueve décadas. En aquellos años la intervención del monetarismo de John Maynard Keynes resolvió con el impulso del gasto público la recomposición del consumo para desde la demanda estimular la producción y por ende la oferta. La teoría monetarista centraba en bienes elásticos la recomposición de mercados internos. La elasticidad de la demanda era clave importante para situar los primeros precios de productos perecederos y adecuar la cantidad demandada. De esa forma gradual, se atendían en orden el abasto de materia prima, el empleo y por último los costos de distribución.  En tanto las cadenas productivas tomaban su curso, el empleo hacía su labor de consumo, para eventualmente trasladar este a las manufacturas y no perecederos. El proceso tomó un poco más de tres años. Desde luego, de los años treinta a nuestros días las cosas han cambiado diametralmente con las economías abiertas, pero no en la esencia del pensamiento económico. Al parecer los pasos de recomposición después de alguna crisis o catástrofe son los mismos: el abasto como paso primordial y la consecución última, los costos de producción. El capítulo siguiente en la historia moderna, desde luego aludiría a la reconstrucción de la gran guerra de los años cuarenta. La paz del mundo industrializado permitió una canasta de monedas en el Fondo Monetario Internacional, un organismo producto de la Conferencia De Bretton Woods llamado Banco Mundial y en menos de una década, las industrias apuntalaban el progreso.  Los años pasaban y dejaban una huella de eficiencia en los traspasos del capital. Tal fue la observación de oportunidad que en los años setenta surgía una Teoría de Eficiencia; basaba sus percepciones en el modelo del Valor Presente. Impulsaba la idea de que todo valor sujeto a movilidad, esto es, sujeto a una transacción contaba en ese momento con toda la información desde su formación o creación y en el momento de ocurrencia del cambio de manos, se encontraba en su valor actual. Esto quiere decir que tenía todos los factores inherentes a su descuento-factorización- hasta llegar al presente.  La Teoría de Eficiencia facilitó la apreciación de proyectos de inversión, la calificación de riesgo, los inicios de la banca especializada, de inversión naturalmente y finalmente el desarrollo de un lenguaje común y universal para la expansión de oportunidades y multinacionales. Se convirtió en algo común intercambiar tasas de retorno, flujos de efectivo en corridas financieras y tratamientos del Costo del Capital en planes de negocios.    Lo anterior naturalmente trascendió al juicio multilateral de las crisis; las naciones no se aislaban en tanto las economías de bloque hacían siempre tareas colectivas, de proyectos de infraestructura, de intercambio comercial y de asistencia para naciones con problemas temporales de liquidez o de catástrofes naturales. El capital hacía su recomposición, los institutos centrales de moneda estudiaban sus plazos, sus emisiones y las cosas tomaban su rumbo de reconstrucción, como ha sido en el mundo moderno como lo conocemos.    Una situación por demás emblemática de ciclo o reciclaje de las economías del orbe lo protagonizó el petróleo. Nueve naciones en 1974 decidieron conformar un bloque que trascendió como OPEC por sus siglas en inglés y a la vez provocar un embargo del carburante al mundo de mayor grado de industrialización. Cabe anotar que el término embargo tiene una connotación derivada de la lengua inglesa y significa retención o restricción del proveedor. Es importante esta mención porque recientemente el término acusa a la nación norteamericana de un abuso en la práctica comercial con Cuba y el manejo de un vocablo puede y lo ha hecho, confundir una simple retención con sanción.    Retomando el tema del petróleo, en 1974, estos nueve países acumularon reservas por un monto de 55 000 millones de dólares. En ese mismo año y tomando ventaja de que el Banco de Inglaterra no tiene mecanismos de encaje legal, esas reservas encontraron acomodo en el Reino Unido para conformar un mercado secundario en dólares fuera del control de la Reserva Federal norteamericana. Nacía el euro dólar, o renacía, de años anteriores en París, cuna original de esta denominación, que no moneda.    A este mercado que sorprendía en la acumulación inusitada, acudieron prácticamente todos los gigantes financieros del orbe para radicar una banca especializada denominada “consortium” o “merchant” que para efectos prácticos estaba destinada a la captación pulverizada del crédito, como se llamaba en el argot bancario. Los plazos de las operaciones se extendieron a cinco años, pretendiendo en 1979, un “rollover” de los mismos. El fenómeno es curioso en múltiples aspectos, porque la sensibilidad de los mercados ya anticipaba que el mundo industrializado para esa fecha, 1979, ya tendría exploración y refinación propia, como sucedió.    Finalmente, la Mano Invisible de Adam Smith hacía de las suyas con la oferta y demanda internacionales, pero ya no de petróleo y derivados, sino de simples capítulos de infraestructura. Esto quiere decir que las naciones con una reciente prosperidad derivada del energético tenían reservas sobrantes y excesos como para adquirir yates de lujo sin facilidades portuarias, autos de lujo sin infraestructura carretera y así sucesivamente en la amplia cadena de satisfactores. Entonces viene el papel de Occidente a arreglar las ventajas de unos con efectivo y otros con conocimiento.    Así son los ciclos en las economías, no se recomponen solos, desde luego los impulsa la ayuda de los promotores del capital, las instituciones y finalmente los gobiernos. Así se han resuelto crisis hipotecarias, catástrofes naturales y finalmente episodios de contagio masivo como el que ahora enfrenta el mundo. Lo más importante a destacar, desde el punto de vista gubernamental: la contingencia. Esta se resuelve con reservas y se nutre con investigación y desarrollo. No existen fórmulas alternas, no existen fórmulas basadas en la improvisación y en la intervención de proyectos que deben radicar en el sector productivo. Los ciclos de las economías reúnen enormes posibilidades de recuperación en las economías abiertas. En las economías cerradas, en las totalitarias, en las centralistas y absolutistas, el fracaso que anticipa la gestión de gobierno hace de los ciclos de sus economías un circuito cerrado, un ciclo interrumpido por la sinrazón de sus gobernantes.   " ["post_title"]=> string(26) "Los Ciclos de la Economía" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "los-ciclos-de-la-economia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-08-30 09:59:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-08-30 14:59:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=69857" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(17) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "acf9569dcfc21835de017d815fcca783" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Los Ciclos de la Economía

Tal vez la lección más simbólica de recuperación de una economía sería la de la de la Gran Depresión norteamericana de hace...

agosto 30, 2021
EL CAMBIO CLIMÁTICO ¿CUÁNDO FUE?

EL CAMBIO CLIMÁTICO ¿CUÁNDO FUE?

Todos los países deben comprometerse en una diplomacia ambientalista para que la temperatura promedio global no se incremente 1.5 grados centígrados en...

septiembre 23, 2021




Más de categoría

La Subasta de Cuarto de Milla y el Hándicap de las Américas

El Hipódromo de las Américas pasa por problemas que impiden desarrollar una industria hípica competitiva.

septiembre 24, 2021
EL CAMBIO CLIMÁTICO ¿CUÁNDO FUE?

EL CAMBIO CLIMÁTICO ¿CUÁNDO FUE?

Todos los países deben comprometerse en una diplomacia ambientalista para que la temperatura promedio global no se incremente 1.5...

septiembre 23, 2021
china evergrande

Evergrande, la inmobiliaria china que preocupa al mundo

Evergrande es una inmobiliaria china que tiene dificultades para pagar a sus acreedores. Su deuda asciende a 305 000...

septiembre 22, 2021

La OIT alerta sobre deficiencias en la protección social a nivel mundial

El hecho de que la mayor parte de la población mundial carezca de algún tipo de protección social, propicia...

septiembre 21, 2021