Un poeta enamorado del mar

Pablo Neruda, seudónimo y posterior nombre legal de Ricardo Eliécer Neftalí Reyes, nació en Basoalto, Parral, el 12 de julio de 1904, y falleció en Santiago de Chile el 23 de septiembre de 1973. Fue un excelente poeta y político. Neruda...

27 de julio, 2020

Pablo Neruda, seudónimo y posterior nombre legal de Ricardo Eliécer Neftalí Reyes, nació en Basoalto, Parral, el 12 de julio de 1904, y falleció en Santiago de Chile el 23 de septiembre de 1973. Fue un excelente poeta y político. Neruda es considerado entre los más destacados e influyentes artistas de su siglo, además de haber sido senador de la República chilena, miembro del Comité Central del Partido Comunista (PC), precandidato a la presidencia de su país y embajador en Francia. Entre sus múltiples reconocimientos, destacan el Premio Nobel de Literatura en 1971 y un doctorado Honoris Causa por la Universidad de Oxford.

Realizó la travesía para escapar de una persecución política durante el otoño de 1949. Antes vivió meses en la clandestinidad entre Santiago, Valdivia y la comuna de Futrono, en el lago Huishue; después cruzó por el paso de Lilpela hacia Argentina montado a caballo; estuvo a punto de ahogarse mientras cruzaba el río Curringue.

A mediados de abril llegó de incógnito a París y gracias a la protección de varios amigos, entre ellos Picasso, logró regularizar su situación. Reapareció públicamente en la sesión de clausura del Primer Congreso del Movimiento Mundial de Partidarios de la Paz, en el que fue nombrado miembro del Consejo Mundial de la Paz

De Europa viajó junto con su mujer, Delia del Carril, a ChecoeslovaquiaUnión SoviéticaPoloniaHungría, México, RumaniaIndiaItalia, Francia, República Democrática AlemanaGuatemala.

En el II Congreso, celebrado en Varsovia en noviembre de 1950, recibió junto con Picasso, Paul Robeson y otros el Premio Internacional de la Paz por su poema “Que despierte el leñador”. Más tarde, al volver a Chile, recibió en 1953 el Premio Stalin de la Paz.

Durante su exilio europeo vivió en Capri y Nápoles con su futura esposa Matilde Urrutia. Allí recibió la noticia de que ya no era buscado y podía volver a Chile, adonde regresó el 12 de agosto de 1952. Ese mismo año, en Italia, publicó anónimamente Los versos del capitán editado por su amigo Paolo Ricci. En febrero de 1973, por razones de salud, renuncia a su cargo de embajador en Francia. Después del golpe militar del 11 de septiembre, su salud se agrava y el 19 es trasladado de urgencia desde su casa de Isla Negra a Santiago, donde muere debido a un cáncer de próstata.




Esa casa de Neruda en Isla Negra, donde reposan los cuerpos de él y su segunda mujer, Matilde Urrutia, actualmente es un museo en honor del premio Nobel chileno. Localidad ubicada en la zona sur de la comuna de El Quisco, en la Región de Valparaíso (Chile). Entre otros objetos relativos al mar, se encuentra una colección de conchas que el poeta recolectó a lo largo de su vida, de las cuales en el año 1954 donó 9000 a la Universidad de Chile. 

Y aquí viene una anécdota interesante. Cuando estuve de alumno en la escuela secundaria “José Ma. Morelos y Pavón” de esta ciudad de La Paz (Baja California Sur), mi maestro de Lengua y Literatura era el abogado, escritor y políglota Manuel Torre Iglesias, oriundo de Vizcaya, España, que actualmente una calle, un teatro, una biblioteca y una escuela llevan su nombre. 

En una de tan agradables clases nos comentó que nuestra ciudad había sido visitada por uno de los veintiséis autores centrales del canon de la literatura occidental de todos los tiempos; nada más y nada menos que el poeta chileno Pablo Neruda, y que él tuvo el honor de ser su anfitrión. No recuerdo si nos dijo la fecha o no, pero tal visita pudo haber sido cerca del año 1950, dado que a principios de esta década Neruda visitó nuestro país.

El futuro Premio Nobel Literario le pidió de favor a Torre Iglesias le consiguiera un costal, de esos de ixtle, mismo que tal vez el perplejo maestro encontró en el mercado “Madero” o en “Casa Ruffo”; y acompañando a tan distinguido huésped empezaron a caminar sobre la orilla de la playa rumbo al norte, observando el anfitrión el placer que se reflejaba en el rostro del poeta, al ir seleccionando las conchas más bellas encontradas junto al mar de la bahía, hasta verlo llenar ese costal que al regreso de su viaje llevó consigo. Como simple dato adicional diré que el anfitrión falleció en 1972 y el huésped al año siguiente.

Ahora bien, no resulta ilógico suponer que de esas conchas llevadas de nuestro puerto por Pablo Neruda, algunas permanezcan en el museo de Isla Negra o en la Universidad de Chile. Como eso resultaría difícil y tardío de investigar, mejor dispongámonos a disfrutar uno de sus poemas marinos en el enlace siguiente:

 

NOTAS

https://es.wikipedia.org/wiki/Pablo_Neruda

https://antonioillan.blogspot.com/2009/12/las-conchas-de-neruda.html

Polacos

'La pequeña Polonia': el santuario mexicano para polacos en la Segunda Guerra Mundial

México recibió hace 77 años a cientos de polacos que huían de la Segunda Guerra Mundial y del horror en campos de...

·
Mark David Chapman

Las razones y las disculpas de Mark Chapman, el asesino de John Lennon

“No tengo excusas. Esto fue por gloria personal”. Mark Chapman, el hombre que asesinó a John Lennon, volvió a pedir disculpas a...

·




Más de categoría

Albert Speer y su Ley de Ruinas

Yo no lo sé de cierto –decía Sabines– pero creo que hay que reflexionar un poquito sobre la idea...

·

Las mentiras con las que nos engañamos. Una reseña de la película The Devil All the Time

Lo más importante que debe contener una buena trama de thriller es, sin lugar a dudas, motivaciones perversas que...

·

Las series y películas que no hay que ver

“El tiempo es la cosa más valiosa que una persona puede gastar”.  –Theophrastus  En esta ocasión, quiero hablarles de...

·
Bosque de Finlandia

Bosques de Finlandia: cofres llenos de tesoros

A los finlandeses les encantan sus bosques. Según una encuesta de 2017, el 46% se dedica a recolectar bayas,...

·