Somos lo que leemos – El ruido del tiempo: cuando el arte se enfrenta al totalitarismo

El ruido del tiempo (The noise of time) Julian Barnes (Reino Unido) Anagrama. 200p Mi calificación: 4 de 5 estrellas Muchas personas saben que uno de mis compositores favoritos es Dmitri Shostakovich. Lo considero el más grande...

18 de junio, 2021 Somos lo que leemos - El ruido del tiempo: cuando el arte se enfrenta al totalitarismo

El ruido del tiempo (The noise of time)

Julian Barnes (Reino Unido)

Anagrama. 200p

Mi calificación: 4 de 5 estrellas

Muchas personas saben que uno de mis compositores favoritos es Dmitri Shostakovich. Lo considero el más grande de todos los compositores rusos, junto con Tchaikovsky. Sus obras tienen una fuerza tremenda y una expresividad que cimbra a cualquiera. El lenguaje musical es accesible y directo.

Esta breve y espléndida novela de Barnes cubre la vida entera de Shostakovich, particularmente la censura que vivió bajo el aparato cultural estalinista, con la constante amenaza de ser asesinado, como cientos de artistas e intelectuales rusos. Desde que Stalin condenó su ópera “Lady Macbeth de Mtsensk”, Shostakovich vivió el terror y su música fue sacada del repertorio. Dormía con el traje puesto y la valija lista, porque sabía que a cualquier hora aparecerían los agentes del Estado para aprehenderlo y asesinarlo.

La novela se divide en tres partes. En la primera (En el rellano), Shostakovich sufre la persecución luego de que Pravda –periódico oficial del Partido Comunista– denuncia su ópera Lady Macbeth como anti-soviética. Shostakovich es interrogado por la NKVD y sabe que en cualquier momento puede ser aprehendido, exiliado o asesinado. En la segunda parte (En el avión), el compositor es rehabilitado tras la Segunda Guerra Mundial gracias a su patriótica Sinfonía Leningrado, y es enviado a Estados Unidos como muestra viva de la grandeza del arte soviético. Shostakovich se ve forzado a leer discursos que no cree y en los que denuncia a Stravinsky y otros artistas rusos (Shostakovich admiraba la música de Stravinsky). El viaje de propaganda soviética a los Estados Unidos es un éxito para la URSS, pero constituye una humillación personal para Shostakovich. La tercera parte (En el coche) nos presenta a un Shostakovich ya en periodo post-Stalin, más entrado en años, y que goza de los privilegios aparejados a su status del más grande artista soviético vivo –privilegios como tener auto y chofer–. A pesar del enorme prestigio, el compositor sigue aplastado por el poder y se ve forzado a unirse al Partido Comunista y a dirigir la Federación de Compositores, herramienta del aparato cultural soviético.

Una vez muerto Stalin, la situación cambió radicalmente en la Unión Soviética. El gobierno de Khrushchev denunció los excesos estalinistas y condenó el llamado “Culto a la personalidad”. Shostakovich se convirtió en el más grande compositor vivo y recibió el reconocimiento y los honores de su patria. Murió en agosto de 1975.

Sin duda una vida fascinante: sus esposas, sus amantes, su angustia existencial, su silenciosa lucha contra el totalitarismo, su fantástico arte. La música de Shostakovich sintetiza la desigual relación entre el poder absoluto y opresor, por un lado, y la libertad del arte, por otro lado. A fin de cuentas lo que prevaleció fue la música de Shostakovich, no Stalin ni la Unión Soviética. He ahí la grandeza y la trascendencia del arte.

Comentarios


object(WP_Query)#18044 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67077) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "17-07-2022" ["before"]=> string(10) "14-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67077) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "17-07-2022" ["before"]=> string(10) "14-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18042 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18018 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18009 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "17-07-2022" ["before"]=> string(10) "14-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-17 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-14 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (67077) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18045 (24) { ["ID"]=> int(81741) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-03 11:13:13" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-03 16:13:13" ["post_content"]=> string(2966) "Camino de milagro. Esta muleta me da movilidad  es el sostén único de mi pierna derecha. Si estoy con vida, obró en mí un milagro más, sin duda.  Mi gatito anaranjado un buen día amaneció en los amplios jardines de la casa, echado en un puente donde abajo hay un gran lago artificial dónde cultivamos lirios y criamos ornamentales carpas multicolores. Ante mi atónito asombro, me acerqué al escuchar sus ronroneos en altos decibelios, como si de una motocicleta potente se tratara. ¡Cuál sería mi sorpresa al atestiguar su tamaño gigantesco, vamos, un león o un tigre de bengala eran seres diminutos a su lado! –"Michi hermoso, mi Orange, ¿qué te pasó?" – le pregunté, ante lo que siguió un manotazo que me mandó a volar a unos tres metros de altura y a unos cuatro de distancia. Aterrado, ahora sí, corrí, pero a los pocos pasos y apenas metido en medio de una maceta grande con helechos, me pescó con sus enormes garras, parecidas a filosos garfios, de ahí me adiviné en su boca los colmillos y demás dentadura hoces blancas que se movían en todas direcciones, haciéndome sentir como en una lavadora gigante.  Me acordé de mi navaja suiza que estaba dentro de un bolsillo trasero de mis jeans. La saqué y con movimientos rápidos y repetitivos me vi de pronto tirado en la banqueta del otro lado de uno de los muros del jardín que dan a la calle, lleno de una masa viscosa verde. Orange me había escupido y se había echado a correr. Alcancé a verlo subir la montaña mientras la tierra temblaba. Sin duda me quiso comer cual lagartija y prevaleciendo su instinto, sin importarle que yo mismo lo recogí de un basurero, lo alimenté desde recién nacido, le di cariño, techo, alimento y todo tipo de tolerancias.  No sé ya qué sucedió después, de hecho para mi familia y los noticieros yo había tenido un lapsus de locura, quizás por exceso de café (que los médicos al salir del hospital luego de una semana, me prescribieron la prohibición de consumirlo más). Agradezco a Dios el continuar con vida, así sea con ciertas limitantes físicas, pero debo confesar que lo que quizá me tenga más triste sea sentirme como en aquella canción de MECANO al leer un importante diario en su encabezado de nota roja: "Asaltantes con mortales armas hechizas dejan malherido a vecino de la zona del desierto de los leones, al tiempo que su hija llega, apenas a tiempo, para su oportuno auxilio".  A Orange, por cierto, nunca nadie lo volvió a ver jamás, pero cada que desaparece un perro de la zona, no puedo evitar pensar en la posibilidad de que él haya bajado a hacer de las suyas." ["post_title"]=> string(15) "Michigigantismo" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(15) "michigigantismo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-03 11:13:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-03 16:13:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81741" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17944 (24) { ["ID"]=> int(81524) ["post_author"]=> string(2) "81" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-28 12:17:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-28 17:17:07" ["post_content"]=> string(6610) "En plenas vacaciones, los medios y las redes no descansan y con ellas, la lectura obligada de notas sobre violencia, crisis económica y críticas políticas y sociales, tampoco. Sin embargo, esta pausa de las labores escolares, el tiempo de descanso y la convivencia en familia, son el pretexto perfecto para reflexionar en torno a la oportunidad de transformar la visión (generalmente mala) que tenemos sobre nuestro país, de valorar todo lo bueno que sí nos representa y de resignificar la importancia de conocer y amar nuestra riqueza cultural, como un elemento indispensable para fortalecer la identidad nacional y lograr así, evolucionar como nación y como sociedad. En ese tenor, hablar de identidad necesariamente implica hablar de la totalidad de los valores que nos conforman como individuos y que nos permiten relacionarnos con el mundo. Por tanto, hacer referencia a nuestra identidad nacional no sólo comprende el hecho de haber nacido en un mismo territorio o de compartir los mismos símbolos patrios; en términos sociales, históricos y culturales, esa identidad que nos define como mexicanos se sustenta con mayor profundidad en el origen de las costumbres y tradiciones que son producto de la fusión de dos culturas. Por desgracia y aunque la globalización nos ha traído grandes beneficios en muchos aspectos, las culturas de algunos países han “invadido” (y hasta podríamos decir que se han apoderado) de la identidad cultural de los ciudadanos de otros y esto es un fenómeno que podemos apreciar especialmente entre niños y jóvenes. Es por eso que hoy, educar en valores y con un sentido claro de amor a la patria y a todo lo que la conforma, debe ser una prioridad para las familias y los colegios de nuestro país. Pero... ¿Cómo fortalecer la identidad nacional en nuestros hijos y alumnos? Aunque los modelos educativos actuales contemplan la educación cívica dentro de sus modelos curriculares, la formación más importante que podemos dar a nuestros niños se encuentra en el núcleo familiar (como pilar de los valores que adquieren desde que nacen) y en el empeño que pongamos los colegios en conseguir aprendizajes significativos a partir de la experiencia. Aquí algunas estrategias que podemos poner en práctica para conservar las tradiciones y fortalecer la identidad nacional: Viajar por toda la República para conocer nuestro país, sus tradiciones y cultura, teniendo siempre presente que no podemos dar lo que no tenemos. Fomentar el amor por la tierra, la comida, la música y el idioma. Vivir las tradiciones en familia y convertirlas en momentos de convivencia de calidad. Practicar las costumbres de nuestro país, vivirlas con alegría y, en caso de utilizar sistemas biculturales (colegios), enfatizar la importancia de conservar las propias. En fiestas específicas, enseñar a los niños el simbolismo, significado y usanzas de las fiestas y motivarlos a participar activamente en ellas.  Beneficios de conservar las tradiciones Muchas son las ventajas de conocer, conservar y practicar las tradiciones y costumbres del lugar en el que hemos nacido, entre otras:  La Guelaguetza: una fiesta para aprender a compartir En esta temporada vacacional y, dentro de las muchas tradiciones que nos dan identidad, la Guelaguetza se destaca como un verdadero símbolo de nuestras raíces ancestrales, de la fusión de culturas de que somos producto y de hermandad solidaria y festiva entre los pueblos. La palabra Guelaguetza significa “ofrenda” (del vocablo guendalezaa) y representa la "acción de dar". Es una de las fiestas más importantes del estado de Oaxaca, en la que los pobladores de las siete regiones que conforman el estado, se reúnen para bailar, cantar, mostrar sus trajes típicos y compartir la comida y los productos que los representan. Tiene su origen en la época prehispánica, como parte de un ritual hacia los dioses, pero, como sucede como muchas otras tradiciones, al llegar la evangelización se fusionó con los cultos a la Virgen del Carmen, por lo que siempre se celebra en los dos lunes más cercanos a esta festividad Mariana: al primer lunes de fiesta se le llama “Lunes del cerro” y al segundo, ocho días después, “La octava” (este año las fechas asignadas son 25 de julio y 1ero de agosto). Aunque la fiesta oficial se realiza siempre en el Cerro del Fortín, en la capital de Oaxaca, lo cierto es que durante toda la semana, así como en los días previos y posteriores, la ciudad se llena de colores, sonidos, sabores y alegría, por lo que se convierte en una maravillosa oportunidad para llevar a nuestros hijos a disfrutar y conocer más de su cultura, durante estas vacaciones. Recordar de dónde venimos para saber quiénes somos Rescatar lo mejor de México (en tiempos en los que pareciera que “lo de hoy” es ver sólo lo malo) y enseñar a niños y jóvenes el amor y respeto por sus raíces y tradiciones, es la mejor manera de garantizar que crecerán como ciudadanos amorosos y respetuosos de su país, de sus leyes y de sus costumbres y que serán capaces de construir una sociedad fundamentada en los valores éticos y morales que a nuestro mundo le hacen más falta cada día. Visita nuestra página www.mazenod.edu.mx y descubre uno de los mejores modelos educativos de México, fundamentado en el humanismo, sustentado en la innovación y los valores, y orientado a la formación de ciudadanos bien preparados para enfrentar los desafíos de un mundo global.  " ["post_title"]=> string(95) "Guelaguetza 2022: ¿por qué enseñar a nuestros hijos a conocer y conservar las tradiciones?" ["post_excerpt"]=> string(164) "Educar en valores y con un sentido claro de amor a la patria y a todo lo que la conforma, debe ser una prioridad para las familias y los colegios de nuestro país." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(93) "guelaguetza-2022-por-que-ensen%cc%83ar-a-nuestros-hijos-a-conocer-y-conservar-las-tradiciones" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-28 12:22:22" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-28 17:22:22" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81524" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18045 (24) { ["ID"]=> int(81741) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-03 11:13:13" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-03 16:13:13" ["post_content"]=> string(2966) "Camino de milagro. Esta muleta me da movilidad  es el sostén único de mi pierna derecha. Si estoy con vida, obró en mí un milagro más, sin duda.  Mi gatito anaranjado un buen día amaneció en los amplios jardines de la casa, echado en un puente donde abajo hay un gran lago artificial dónde cultivamos lirios y criamos ornamentales carpas multicolores. Ante mi atónito asombro, me acerqué al escuchar sus ronroneos en altos decibelios, como si de una motocicleta potente se tratara. ¡Cuál sería mi sorpresa al atestiguar su tamaño gigantesco, vamos, un león o un tigre de bengala eran seres diminutos a su lado! –"Michi hermoso, mi Orange, ¿qué te pasó?" – le pregunté, ante lo que siguió un manotazo que me mandó a volar a unos tres metros de altura y a unos cuatro de distancia. Aterrado, ahora sí, corrí, pero a los pocos pasos y apenas metido en medio de una maceta grande con helechos, me pescó con sus enormes garras, parecidas a filosos garfios, de ahí me adiviné en su boca los colmillos y demás dentadura hoces blancas que se movían en todas direcciones, haciéndome sentir como en una lavadora gigante.  Me acordé de mi navaja suiza que estaba dentro de un bolsillo trasero de mis jeans. La saqué y con movimientos rápidos y repetitivos me vi de pronto tirado en la banqueta del otro lado de uno de los muros del jardín que dan a la calle, lleno de una masa viscosa verde. Orange me había escupido y se había echado a correr. Alcancé a verlo subir la montaña mientras la tierra temblaba. Sin duda me quiso comer cual lagartija y prevaleciendo su instinto, sin importarle que yo mismo lo recogí de un basurero, lo alimenté desde recién nacido, le di cariño, techo, alimento y todo tipo de tolerancias.  No sé ya qué sucedió después, de hecho para mi familia y los noticieros yo había tenido un lapsus de locura, quizás por exceso de café (que los médicos al salir del hospital luego de una semana, me prescribieron la prohibición de consumirlo más). Agradezco a Dios el continuar con vida, así sea con ciertas limitantes físicas, pero debo confesar que lo que quizá me tenga más triste sea sentirme como en aquella canción de MECANO al leer un importante diario en su encabezado de nota roja: "Asaltantes con mortales armas hechizas dejan malherido a vecino de la zona del desierto de los leones, al tiempo que su hija llega, apenas a tiempo, para su oportuno auxilio".  A Orange, por cierto, nunca nadie lo volvió a ver jamás, pero cada que desaparece un perro de la zona, no puedo evitar pensar en la posibilidad de que él haya bajado a hacer de las suyas." ["post_title"]=> string(15) "Michigigantismo" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(15) "michigigantismo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-03 11:13:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-03 16:13:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81741" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(16) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "5a5cd64e78956a1dbe57b41fb35c9dea" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Michigigantismo

Michigigantismo

Camino de milagro. Esta muleta me da movilidad  es el sostén único de mi pierna derecha. Si estoy con vida, obró en...

agosto 3, 2022

Guelaguetza 2022: ¿por qué enseñar a nuestros hijos a conocer y conservar las tradiciones?

Educar en valores y con un sentido claro de amor a la patria y a todo lo que la conforma, debe ser...

julio 28, 2022




Más de categoría

La Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística, AC presenta su Revista ROEL

La Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística AC presentó su edición institucional de la Revista ROEL Conmemorativa con...

agosto 12, 2022
Es un buen tiempo para ser fanático de la saga The Last of Us, una de las propiedades intelectuales más importantes de Sony. En menos de un mes, The Last of US: Part I, un «remake» para PS5 del título que vio la luz en PS3 en el ya lejano 2013, llegará a las tiendas físicas y digitales. ¡Y vaya relajo que se armó dentro de la comunidad por este hecho! Sin embargo, la discusión acerca de si esta nueva versión está justificada (y que salga a precio completo similar a juegos nuevos, es decir, cerca de 70 USD) es tema para otro día. Además, pronto se estrenará una adaptación televisiva de la mano de HBO. Así que, a colación de esto, me gustaría hablar acerca del título desarrollado por Naughty Dog, el cual se ha convertido en una vaca sagrada del gaming en los últimos años. Advertencia: este juego no me gusta mucho. Al menos, no tanto como a la mayoría de los jugadores. Procedo a explicar mis razones. Si he de trazar un paralelo con otra forma de entretenimiento, para mí la devoción que genera The Last of Us me parece tan incomprensible como la que generó el álbum OK Computer de Radiohead a finales del siglo pasado. Es decir, ambas son obras de enorme calidad, con momentos de puro gozo. Sin embargo, si uno ve el panorama de sus respectivos campos, hay obras que resultan tanto o más valiosas y que rara vez reciben el mismo reconocimiento. ¿OK Computer en verdad es el mejor álbum de la misma década de Massive Attack, Aimee Mann, Morphine, Ween, Nirvana y Björk? De la misma forma, ¿The Last of Us es en verdad el mejor videojuego en la misma generación en la que gozamos la trilogía de Bioshock (1,2 e Infinite), Mass Effect, Grand Theft Auto (IV y V), Portal y Metal Gear Solid 4? Así que veamos cada uno de los apartados de The Last of Us. Trama: Un mundo después de la pandemia Comencemos por hablar un poco acerca de la historia, la cual es, para muchos, uno de los atractivos principales del título. La trama nos sitúa en un mundo azotado por un hongo llamado Cordyceps, el cual convierte a los humanos en seres violentos conocidos como los “Infectados” (very creative indeed!). La población está aislada en zonas de cuarentena debido a esto. Joel (el protagonista y a quien controlamos durante el juego) es un contrabandista, quien recibe el encargo de llevar a Ellie, una joven que aparentemente es inmune al hongo, hasta un asentamiento de un grupo rebelde conocido como “Las Luciérnagas”. Hasta ahí nos quedamos con la historia, para no entrar en los famosísimos spoilers para quienes aún no lo hayan jugado y tengan intenciones de hacerlo. Sin embargo, para mí, la historia del videojuego es uno de sus puntos más débiles: pretty standard stuff para un videojuego. Zombies, un entorno postapocalíptico y armas a montones. ¿Acaso no es básicamente la misma premisa que la saga Resident Evil? ¡Oh, perdonen! The Last of Us pretende contar una historia seria, carente, al parecer, de los elementos Over the Top de la saga insignia de Capcom. Esto es otro elemento que me ha dejado un sabor de boca un tanto amargo: la seriedad de la narración que a veces ronda con lo pretencioso. En varios momentos, parece que Naughty Dog nos quiere convencer de que esto no es solamente un juego. “¡Vean! estamos contando una historia harto seria! Sí, hay zombies, pero estamos siendo serios, ¡de veras!”. Calma, Neil Druckmann (el director del juego), ya entendimos. En el aspecto positivo, debo reconocer que la dinámica entre Joel y Ellie (casi como de padre e hija) resulta muy natural y humana, y entiendo que muchos jugadores empaticen con ambos. De hecho, si bien la historia no es nada novedosa, la dirección y el guion brindan algunos momentos enternecedores e intensos. Aspecto técnico: la joya de la corona de PS3 El aspecto técnico de The Last of Us es una de sus mayores ventajas y, siendo uno de los títulos importantes de la generación de PS3, su desarrollo contó con un equipo que ya conocía bien cómo crear videojuegos para la consola de Sony. Las vistas de este Estados Unidos devastado son en verdad gloriosas, con escenarios amplios, definidos y coloridos. La dirección de arte en verdad te hace sentir dentro de este mundo derruido que Naughty Dog creó. La variedad de escenarios no falta: viajaremos por edificios, bosques, alcantarillas y más. El modelado de los personajes también es excelente, con movimientos y expresiones faciales muy naturales. Las escenas también están muy bien dirigidas, lo cual no debería ser sorpresa viniendo de la misma desarrolladora de la serie Uncharted. El aspecto técnico es impecable y derrocha calidad por todos lados. Por ello, aunque el título fue remasterizado para PS4 un año después, el original sigue siendo uno de los que mejor se ven en PS3. Jugabilidad: third person shooter con tintes de horror Ya que dejamos los halagos atrás, entremos en el aspecto de jugabilidad. A ver, creo que una buena definición podría ser: Shooter en tercera persona + ligeros toques de sigilo al estilo de Metal Gear Solid / Assasin’s Creed + leves toques de terror. El control es fluido (aunque algunos jugadores lo encuentran un tanto torpe, para mí está bien) y el modo de juego tiene la variedad justa para no caer en la monotonía, pero no hay algo que The Last of Us haga que no se haya visto en varios títulos más y, en ocasiones, de mejor forma. El avance es lineal, lo cual no es una desventaja en sí misma. Tal vez lo más atractivo sea el aspecto táctico del juego. En ciertas situaciones, debes elegir la forma en la que enfrentarás a los enemigos con los que te encuentras. Aunque, en la mayoría de los casos, el ataque frontal con armas de fuego asegura la muerte de Joel. Las secciones en las que debes ser sigiloso para evitar una muerte instantánea ante cierto tipo de enemigos resultan emocionantes, eso sí. En fin, que el aspecto jugable de The Last of Us, mientras que no es malo o aburrido, tampoco es tremendamente espectacular o innovador y sólo es una excusa para avanzar la historia. Conclusión Para mí, al menos en mi humilde opinión, para que un videojuego entre a ese panteón sagrado de los mejores de todos los tiempos, debe ser uno que empuje al medio un paso más allá, ya sea en aspectos técnicos, narrativos o de innovación. Todos aquellos que jugamos The Legend of Zelda: Ocarina of Time en su época, allá por 1998, tenemos al título de Nintendo en tan alta estima por eso mismo: fue uno de los primeros títulos que aprovechó la tecnología de ese momento (el N64) y, de un solo golpe, mostró el potencial de las aventuras de acción en 3D. En verdad, TLoZ:OoT fue un título cutting edge en su época. Por otro lado, The Last of Us parece más, en el mejor de los casos, la culminación de los videojuegos de disparos en tercera persona con toques cinemáticos. Esta visión la puedo entender, aunque no compartir: como dije, la historia y sus personajes no me parecen nada especiales, además de que hay pocas innovaciones en el aspecto jugable. Lo mejor que puedo decir es que es en verdad un prodigio técnico, que aprovechó al máximo la potencia del PS3. Sin embargo, este resultado es de esperarse al ser uno de los títulos lanzados en el ocaso de la consola. Para mí, a The Last of Us le falta ese algo, esa chispa que me haga ponerlo al mismo nivel de otras obras del videojuego. Fuera de su historia, que resonó con muchas personas, no veo que esta obra de Naughty Dog haya hecho algo que no se haya visto antes.

The Last of Us, ¿la obra maestra de Naughty Dog?

Es un buen tiempo para ser fanático de la saga The Last of Us, una de las propiedades intelectuales...

agosto 12, 2022
Último tango en París

50 años de “Último tango en París”

“Último tango en París”: Director y guionista: Bernardo Bertolucci; Actores: Maria Schneider, Marlon Brando; País: Italia-Francia; Año: 1972; Duración:...

agosto 11, 2022
Inicio de clases en la UNAM

Inicio de clases en la UNAM

Esta semana dio inicio el ciclo escolar 2022-2023 en diversas universidades, entre la que se encuentra nuestra Máxima Casa...

agosto 10, 2022