¿Qué hubiera pasado si…?

La ucronía es un ejercicio de imaginación que plantea alternativas a hechos históricos. A continuación César Callejas ofrece un listado de algunas de las ucronías más destacadas de la Literatura.

15 de diciembre, 2021 ¿Qué hubiera pasado si…?

La ucrania es uno de mis géneros narrativos favoritos. Parte de la idea de que algo no sea como ya sucedió. Revancha de perdedores, refugio de los tristes y esperanzados, es una manera de crear el mundo desde la íntima concepción de que algo podría haber sido diferente. A reserva de nunca poder ser exhaustivo y quedarnos siempre a medias como sucede con todas las listas, este podría ser un primer repertorio de ucronías que haría falta leer. Algunas no han sido traducidas al español, pues salvo los casos de la Guerra Civil española y las dictaduras sudamericanas, los iberoamericanos no somos muy adeptos al género, tal vez por nuestra excesiva pasión reverencias por el pasado o por nuestra tendencia al determinismo.

Comencemos por los más difíciles de clasificar. Sobre la sobrevivencia de los dinosaurios, Al oeste del Edén, de Harry Harrison por ejemplo o de Adolfo Bioy Casares La trama celeste, un cuento de suspenso e intriga que juega con los universos paralelos que  termina con la victoria de Cartago sobre Roma; entre las inclasificables también se encuentra una peculiar trilogía, The Neanderthal Parallax  de Robert J. Sawyer, en la que los neandertales vencen a los homo sapiens como especie homínida dominante en la tierra.

Algunas más cuestionan los fundamentos de la civilización occidental, tal como hoy la conocemos. Un ejemplo son aquellas que suponen la derrota del cristianismo como religión y modelo ético dominante, tal es el caso de Roma eterna, de Robert Silverberg, o  Tiempos de arroz y sal de Kim Stanley Robinson, en donde la peste negra acaba con los cristianos en Europa y el mundo queda en manos de budistas y musulmanes. En el mismo sentido se dirigen las ucronías que se desplazan hacia un pasado lejano que, desde luego, implica cambios más profundos en la geopolítica y aún en la concepción del mundo, así, digamos, el triunfo de la Armada Invencible frente Inglaterra y la conducente hispanización del mundo como en Pavana, de Keith Roberts y Britania conquistada, de Harry Turtledove, o un extraño caso de autocomplacencia histórica: La victoria de la Grande Armée de Valéry Giscard d’Estaing, que narra el triunfo Napoleón sobre el Imperio Ruso.

La Conquista de América también es punto de reflexión. En tal sentido dentro de las ucronías; en su colección La danza del tiempo, Igor Baranko supone el descubrimiento de Europa por los pueblos originarios de América, tema que toca también en  la trilogía Crónicas de la Serpiente Emplumada, Edgardo Civallero.

La ucronía ha sido también fértil en los terrenos de la ciencia ficción donde aprovecha los recursos de dicho género para suponer adelantos imprevistos o condiciones materiales que aceleran procesos históricos y cambios sociales imprevistos; entre ellas, La máquina diferencial, de William Gibson en la que supone que Charles Babbage logra construir su máquina y acelera la aparición de la informática cien años antes o Antihielo de Stephen Baxter que propone el descubrimiento de una fuente inagotable de energía.

Desde luego, la suposición de una derrota aliada en la Segunda Guerra Mundial ha sido uno de los temas más prolíficos en materia de ucronías. Rescataríamos Hitler victorioso, de Gregory Benford o la magnífica El hombre en el castillo de Philip K. Dick y la muy significativa Patria, de Robert Harris, donde uno de los protagonistas es Joseph Kennedy, convertido en presidente de los Estados Unidos con tendencias pro nazis en visita oficial a su amigo Adolf Hitler.

También la Guerra civil española y la victoria republicana han sido fuente de importantes ucronías y de hecho forman el cuerpo central de dicho género en nuestra lengua. A propósito de ello, destacan El coleccionista de sellos, de César Mallorquí y En el día de hoy, de Jesús Torbado cuyo título evoca el último parte de guerra con el que la historiografía española considera iniciada la dictadura de Franco y  Els ambaixadors de Albert Villaró; novela curiosa e interesante es La Colomina 36 de Nicolás Bardio, sobre el triunfo de la rebelión minera en Asturias y la posterior incorporación de España a la Unión Soviética; no hay que olvidar la excelente recopilación de cuentos ucrónicos sobre el tema Franco, una historia alternativa, reunidos por Julián Díez.

Desde luego hay que tener en cuenta una novela española que se inserta en los cambios geopolíticos y que no se refiere a la insurrección franquista, esta es Fuego sobre San Juan, de Pedro A. García Bilbao y Javier Sánchez-Reyes, que narra la victoria española sobre los Estados Unidos en la guerra del 98, lo que implica cambios en el desarrollo posterior de la historia en todo el hemisferio.

En cuanto a Latinoamérica, México es escaso en su producción, pero las dictaduras sudamericanas han generado algunos títulos notables. SYNCO, de Jorge Baradit, imagina a un Pinochet fiel a la institucionalidad e incondicional de Salvador Allende y la creación de un estado cibernético; Atentado Final, de Fernando Sáez, donde propone la muerte del dictador en el atentado que sufriera en 1986 y que desata una guerra interna dentro del régimen; tema similar resulta en Frente a la Derrota, de Álvaro Delgado en la que Pinochet desconoce los resultados del Plebiscito Nacional de 1988 en el que triunfa el NO a la dictadura. Caso peculiar en el que se habla de la dictadura sin hablar de ella es República Nazi de Chile, de Carlos Basso, en la que el autor imagina el triunfo del Tercer Reich y la creación de un Estado nazi en la república sudamericana.

Por su parte, Dalmiro Sáenz hace lo propio desde la óptica argentina mediante dos novelas en torno al retorno a la democracia luego de las dictaduras militares: El día que mataron a Alfonsín y El día que mataron a Cafiero.

Otra temática propia de las ucronías surge de la suposición de que algunos personajes hubieran sobrevivido a sus muertes y con ello implicar cambios dentro de sus contextos más o menos limitados,  de tal suerte El Cuarto Disparo de Javier Lacomba Tamarit, que supone las sobrevivencia de John Fitzgerald Kennedy y la muerte de Jacqueline en el atentado de Dallas; o bien Máquinas como yo de excelente factura escrita por  Ian McEwan, donde Alan Turing no se suicida y vive hasta la década de los años de 1980 cuando el Reino Unido pierde la Guerra de las Malvinas.

Mención aparte merece, por su tratamiento y por su autor,  Ada o el ardor de Vladimir Nabokov, su novela más extensa y de las primeras escritas en inglés,  en la que supone como telón de fondo unos Estados Unidos conquistados por la Rusia Zarista, donde la electricidad está prohibida y sobre el que se desarrolla un amor incestuoso entre hermanos. Esta novela sui generis podríamos considerarla una especie de ucronía melancólica.

Por último, la situación contemporánea ha abierto la puerta a lo que podríamos llamar las ucronías apocalípticas que se relacionan con las distopías del mismo estilo, de entre ellas es ejemplar La guerra de las Amazonias, de E. Sebastian, una batalla internacional por el control de la cuenca del Amazonas; o bien la novela ilustrada Watchmen, de Alan Moore y Dave Gibbons, donde se ofrece una dictadura de treinta años liderada por Richar Nixon que ha triunfado en Vietnam y que goza de la ayuda de un superhéroe que enfrenta a sus pares considerados ilegales por la dictadura. Las llagas de la Tierra, de Greg K. Martin, ofrece un mundo devastado por la tercera guerra mundial derivada del conflicto entre Occidente y el mundo islámico y Sumisión de Michel Houellebecq presenta una guerra civil en Francia ante el triunfo electoral de las minorías islámicas.

@Cesarbc70

 

Comentarios


object(WP_Query)#17953 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73581) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-04-2022" ["before"]=> string(10) "26-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73581) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-04-2022" ["before"]=> string(10) "26-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17961 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17946 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17944 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "28-04-2022" ["before"]=> string(10) "26-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-04-28 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-26 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (73581) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17984 (24) { ["ID"]=> int(78687) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-06 10:25:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-06 15:25:21" ["post_content"]=> string(4058) "Querida Tora: El otro día todos despertamos con un alboroto en el patio. Varias de las viejas se estaban juntando para ir a la Gran Barata Anual de una tienda de departamentos muy importante. Quien más, quien menos, decía que el año anterior había comprado un vestido o un juego de ropa interior o unas sábanas con un 70% de descuento, y que había que aprovechar. Así que todas estaban reuniendo sus centavitos o pidiendo prestado a quien  se dejara para correr a la tienda. Las más “ricas” llevaban tarjeta de crédito, que pensaban emplear hasta el tope, aunque luego tuvieran que pasar todo el año pagando las compras y los intereses por pagos no hechos a tiempo. Cómo sería la cosa que el portero, en contra de su costumbre, se presentó en el patio antes de las diez de la mañana. Y sin desayunar. En primer lugar les dijo a las señoras que era una falta de respeto a la autoridad no dejarla dormir sus horas, y luego exigió saber la causa del alboroto. Y cuando se enteró, explotó. No sabes cómo se puso. Lo primero que les dijo fue que eran unas insensatas (pero con palabras más contundentes), y que para qué querían dos pares de zapatos si con uno les bastaba. “No se pueden poner más de uno, ¿no se han dado cuenta?”, les dijo, con cara de estarse dirigiendo a enfermas mentales. “Eso que están haciendo es querer apantallar a los demás, tratar de aparentar lo que no son. ¿Para qué quieren unos zapatos azules, si los negros van con todo?”. Y así siguió, poniéndoles ejemplos de lo que era la vanidad humana. “Es como el que tiene dos coches, por aquello del Hoy no Circula. ¿Acaso no pueden viajar en Metro, o en Metrobús, o en camión? La ciudad tiene muchos medios de transporte baratos y eficientes, y el tiempo empleado en el recorrido les sirve de descanso del ajetreo diario, porque pueden ir contemplando las bellezas que los turistas ven con tanto gusto. ¿O alguno de ustedes se ha fijado en todo lo que ofrece la ciudad? Apuesto a que ninguno ha visitado esos monumentos que los turistas tanto aprecian”. (Eso, aquí entre nos, es verdad). Pero el portero no menciona las incomodidades de ir apretujados en vagones sucios y malolientes (No siempre, pero muchas veces); y correr por los pasillos del Metro en manada, como si fueran reses que llevan al matadero. Aparte de que si viajas en el Metro no ves ninguna belleza histórica ni moderna. “Todo eso es aspiracionista” concluyó. Las señoras se quedaron incapaces de contestar. En primer lugar, porque no saben lo que quiere decir “aspiracionista”. Y a propósito: no sé si la palabra existe. Lo voy a consultar en el diccionario. Pero por otro lado, ¿por qué no han de aspirar las señoras a tener más? Es cierto que no se pueden poner más de un par de zapatos al mismo tiempo; pero hay vestidos que les quedan mejor con zapatos rojos o azules que con negros. ¿Y por qué no han de querer verse mejor que las demás? Es el mismo sentimiento que puede llevarlos a querer vivir en una vecindad más limpia, más bonita; o hasta en un departamento moderno, con todos los servicios que tienen. ¿Por qué no han de querer aspirar a más? Yo me lo pregunto, pero no sé qué contestarme. Ojalá alguien pudiera hacerlo por mi. Intenta contestarla tú, mi amor, que tienes tanta experiencia en compras. A ver qué opinas. Te voy a oír con mucho respeto y mucho amor. Te lo prometo. Pues el portero se encerró en su reducto, lleno de orgullo por el sermón que les había echado a las señoras. Y llamó a uno de sus guaruras (El más bonito, como siempre); y le dijo que le buscara un coche rojo, porque ya le había aburrido el negro. ¿Qué te parece? Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 266" ["post_excerpt"]=> string(188) "Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones de lo que ahí ve." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-266" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-06 10:25:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-06 15:25:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78687" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17882 (24) { ["ID"]=> int(78508) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-02 10:08:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-02 15:08:38" ["post_content"]=> string(4926) "El 2021 fue un año excelente para los fanáticos de The Velvet Underground, ya que se estrenó, en Apple TV+,  el documental que Todd Haynes realizó acerca del grupo neoyorkino. Sin embargo, este 2022 no se queda atrás, ya que el recital Songs for Drella, de Lou Reed y John Cale, ambos miembros fundadores de The Velvet Underground, acaba de llegar a la plataforma de streaming MUBI.  Songs for Drella es un ciclo de canciones compuestas e interpretadas por Lou Reed y John Cale acerca de la vida de Andrew Warhola Jr. (1928-1987), mejor conocido como Andy Warhol, quien fuera uno de los artistas plásticos más reconocidos del siglo XX. El nombre del proyecto fue tomado de uno de los apodos de Warhol, acuñado por Ondine, actor y uno de sus protegidos, al unir los nombres de Drácula y Cenicienta (Cinderella en inglés). En 1989, Reed y Cale interpretaron estas canciones en la Brooklyn Academy of Music y Ed Lachman grabó el acontecimiento. En 1990, las canciones se publicaron en el álbum del mismo nombre y en 2021 la película fue restaurada y llevada a los cines y al streaming El filme es minimalista: sólo encontramos a Lou Reed, guitarra en mano, y a John Cale, al piano y la ocasional viola. Como fondo, se proyectan obras, fotografías o palabras relacionadas con Andy Warhol. No hay nada más: ni bajo, ni batería, ni público. Este es el telón perfecto para las canciones, las cuales ofrecen un viaje personal por la vida del artista plástico, en donde encontraremos a personajes como Billy Name, Valerie Solanas (escritora que disparó e hirió a Warhol en 1968) y personajes de la Factory warholiana, como Edie Sedgwick. Este punto es una de las ventajas y desventajas de Songs for Drella: al abordar pasajes personales de la vida de Warhol, las canciones pueden parecer poco interesantes si uno no es conocedor de la obra del artista y del ambiente neoyorkino de la década de los sesenta y setenta. Sin embargo, todos aquellos seguidores del artista podrán conocer aspectos más personales acerca de él, ya que Lou Reed tomó pasajes de los diarios del mismo Warhol para confeccionar las letras de las composiciones. Por ejemplo, en «A Dream», John Cale narra un sueño de Warhol en el que menciona su resentimiento con el propio Lou Reed (una de las líneas dice “You know I hate Lou/I really do”). También hay menciones a los héroes de Warhol, como Truman Capote (mencionado en “Smalltown”). En ocasiones, Reed ensalza la ética laboral del artista; por ejemplo, cuando canta “The most important thing is work” (en la canción titulada justamente “Work”). En el plano musical, aunque las canciones carecen de sección rítmica, la combinación de la guitarra de Reed y el piano (y en ocasiones, la viola) de Cale produce resultados muy interesantes al oído. Por ejemplo, “Forever Changed” es una de las piezas más rápidas y en la que Reed toca un riff poderoso (y ver cómo lo toca en concierto, casi sin expresión en su rostro, es otra onda) con el piano de Cale como fondo. De hecho, con tan pocos instrumentos presentes, podemos apreciar los talentos de Reed en las seis cuerdas. En ocasiones, el piano es sustituido por viola, como en la final “Hello It's Me”, la despedida del dúo para Warhol. Sin embargo, este estilo musical, por muy bueno que sea, comienza a resultar un poco tedioso después de 15 canciones. Lo positivo es que tanto el álbum como el filme duran poco menos de una hora.  Aunque Songs for Drella es un recital austero, es también un tributo honesto y conmovedor por parte de Reed y Cale para Andy Warhol. Si tiene usted una hora libre, vale la pena adentrarse en la mente de tres de los artistas más importantes del siglo XX. " ["post_title"]=> string(50) "Songs for Drella, un tributo musical a Andy Warhol" ["post_excerpt"]=> string(37) "Reseña de “Songs for Drella”. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "songs-for-drella-un-tributo-musical-a-andy-warhol" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-02 10:08:38" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-02 15:08:38" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78508" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17984 (24) { ["ID"]=> int(78687) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-06 10:25:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-06 15:25:21" ["post_content"]=> string(4058) "Querida Tora: El otro día todos despertamos con un alboroto en el patio. Varias de las viejas se estaban juntando para ir a la Gran Barata Anual de una tienda de departamentos muy importante. Quien más, quien menos, decía que el año anterior había comprado un vestido o un juego de ropa interior o unas sábanas con un 70% de descuento, y que había que aprovechar. Así que todas estaban reuniendo sus centavitos o pidiendo prestado a quien  se dejara para correr a la tienda. Las más “ricas” llevaban tarjeta de crédito, que pensaban emplear hasta el tope, aunque luego tuvieran que pasar todo el año pagando las compras y los intereses por pagos no hechos a tiempo. Cómo sería la cosa que el portero, en contra de su costumbre, se presentó en el patio antes de las diez de la mañana. Y sin desayunar. En primer lugar les dijo a las señoras que era una falta de respeto a la autoridad no dejarla dormir sus horas, y luego exigió saber la causa del alboroto. Y cuando se enteró, explotó. No sabes cómo se puso. Lo primero que les dijo fue que eran unas insensatas (pero con palabras más contundentes), y que para qué querían dos pares de zapatos si con uno les bastaba. “No se pueden poner más de uno, ¿no se han dado cuenta?”, les dijo, con cara de estarse dirigiendo a enfermas mentales. “Eso que están haciendo es querer apantallar a los demás, tratar de aparentar lo que no son. ¿Para qué quieren unos zapatos azules, si los negros van con todo?”. Y así siguió, poniéndoles ejemplos de lo que era la vanidad humana. “Es como el que tiene dos coches, por aquello del Hoy no Circula. ¿Acaso no pueden viajar en Metro, o en Metrobús, o en camión? La ciudad tiene muchos medios de transporte baratos y eficientes, y el tiempo empleado en el recorrido les sirve de descanso del ajetreo diario, porque pueden ir contemplando las bellezas que los turistas ven con tanto gusto. ¿O alguno de ustedes se ha fijado en todo lo que ofrece la ciudad? Apuesto a que ninguno ha visitado esos monumentos que los turistas tanto aprecian”. (Eso, aquí entre nos, es verdad). Pero el portero no menciona las incomodidades de ir apretujados en vagones sucios y malolientes (No siempre, pero muchas veces); y correr por los pasillos del Metro en manada, como si fueran reses que llevan al matadero. Aparte de que si viajas en el Metro no ves ninguna belleza histórica ni moderna. “Todo eso es aspiracionista” concluyó. Las señoras se quedaron incapaces de contestar. En primer lugar, porque no saben lo que quiere decir “aspiracionista”. Y a propósito: no sé si la palabra existe. Lo voy a consultar en el diccionario. Pero por otro lado, ¿por qué no han de aspirar las señoras a tener más? Es cierto que no se pueden poner más de un par de zapatos al mismo tiempo; pero hay vestidos que les quedan mejor con zapatos rojos o azules que con negros. ¿Y por qué no han de querer verse mejor que las demás? Es el mismo sentimiento que puede llevarlos a querer vivir en una vecindad más limpia, más bonita; o hasta en un departamento moderno, con todos los servicios que tienen. ¿Por qué no han de querer aspirar a más? Yo me lo pregunto, pero no sé qué contestarme. Ojalá alguien pudiera hacerlo por mi. Intenta contestarla tú, mi amor, que tienes tanta experiencia en compras. A ver qué opinas. Te voy a oír con mucho respeto y mucho amor. Te lo prometo. Pues el portero se encerró en su reducto, lleno de orgullo por el sermón que les había echado a las señoras. Y llamó a uno de sus guaruras (El más bonito, como siempre); y le dijo que le buscara un coche rojo, porque ya le había aburrido el negro. ¿Qué te parece? Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 266" ["post_excerpt"]=> string(188) "Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones de lo que ahí ve." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-266" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-06 10:25:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-06 15:25:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78687" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(5) ["max_num_pages"]=> float(3) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "5eee1780c2bb85c48b9af69da151febb" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

CARTAS A TORA 266

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora,...

mayo 6, 2022
Songs for Drella, un tributo musical a Andy Warhol

Songs for Drella, un tributo musical a Andy Warhol

Reseña de “Songs for Drella”.

mayo 2, 2022




Más de categoría

CARTAS A TORA 268

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días...

mayo 20, 2022

CARTAS A TORA 267

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días...

mayo 13, 2022

CARTAS A TORA 266

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le...

mayo 6, 2022
Songs for Drella, un tributo musical a Andy Warhol

Songs for Drella, un tributo musical a Andy Warhol

Reseña de “Songs for Drella”.

mayo 2, 2022