Promesa y producción de café en nuestro país

En la siguiente entrevista, Ciro Ruiz González, presidente del Consejo Regional de Café de Coatepec (Veracruz), aclara algunos de los obstáculos que deben sortear los pequeños productores cafetaleros.

27 de diciembre, 2021

“La realidad en nuestro país para los pequeños productores de café, que somos 550 mil, es decir, el 90 por ciento, hemos sido un pequeño frente para las grandes compañías que están como únicas industrializadoras. ¿Cómo competimos con una transnacional? Es como un embudo, un oligopolio que controla”.

Cirio Ruiz González, presidente del Consejo Regional del Café de Coatepec, se expresa así del tema. Es ejidatario de Chavarrillo, Emiliano Zapata, cerca de Xalapa (Veracruz), pequeño productor en una finca que se transformó a limonar debido a las plagas que han acechado a los cultivos.

Analista y observador, franco en su palabra, expone que desde la desaparición del Instituto Mexicano del Café (Inmecafé), se inició de manera agresiva la participación del estado, se dijo que era la libre competencia. 

“México no figura en la producción del café a nivel mundial, entre los mayores productores está Brasil con 60 millones de sacos, México apenas llega a 3.59 millones de sacos, y la mayoría de café mexicano se exporta a Estados Unidos.

“El gobierno ha dado mucha importancia al café Robusta o canephora, especie originaria de África. En el mundo hay tres especies importantes. En México se produce generalmente la especie arábica. Somos 550 mil familias que cultivamos el café, se estima que la mayoría pertenecen a pueblos originarios asentados en Chiapas, Veracruz, Oaxaca y Guerrero. Cultivamos café no convencional al que se le ha tratado como genérico, intentando degradarlo, queriendo decir que no se produce café excelso. 

“El tema de fondo es el café Robusta, los fuertes intereses y quién se queda con el mercado mexicano. De los 3.59 millones de sacos que se estima que se va a producir en este ciclo, el consumo per cápita es de 1.6 kilos por habitante, esto significa que el consumo es de 3 millones de sacos de los 3.59 o 4 millones que se dice que se produce, y alcanzaría para que se consuma en nuestro país el café mexicano que se exporta a precio muy alto, en tanto que dos millones de sacos del aromático se importan.

“Costa Rica es un país que no deja entrar café de menor calidad al que producen allá, en el caso de México sí lo permite, no se controla.

“En la aduana se recibe el café que se importa para la Nestlé. El 85% del café que se importa entra por el puerto de Veracruz y se distribuye al país. No hay una ley que obligue a la calidad de la especie Robusta. 

“El café mexicano es biodiverso, y no genérico, a pesar de que nos dicen país emergente. Los suaves colombianos son café lavado que tienen un proceso de despulpe y lavado.

“Nestlé se ha encargado de decir que lo cortan revuelto, en un intento de desprestigio y con la intención de pagarles menos. Un café revuelto se notaría en lo verde y seco, flotaría, pero no es cierto.

“Recién en noviembre se llevó a cabo la Cumbre Latinoamericana del Café en Veracruz, que es un gran negocio. Se quieren quedar con el mercado mexicano. Ellos en laboratorios pueden crear los efectos de sabores, le dan el color con pintura, azúcar, que son muy dañinos, y le agregan más cafeína. 

“Nestlé tiene el mercado de alimentos a nivel mundial, pero México es el peor caso internacional controlando la alimentación, porque el Estado permite la adulteración, la ley lo permite. No se les puede sancionar porque sus mezclas no están fuera de la ley.

“En el mercado del café ocupamos de referente a la Bolsa de Nueva York, ellos especulan, es un juego de apuestas, ganan con datos manipulados, son poderosos en el manejo de la información, tenemos que andar escudriñando los precios internacionales del café.

“Están contaminando la alimentación con la tecnología aplicada al café Robusta. Querían echar andar una planta de Nestlé en la zona del puerto de Veracruz. Sabemos que en el camino Conejos-Totutla tienen una plantación de la especie Robusta propiedad de empresarios ligados a la Nestlé.

“El café se cultiva de los 600 a los 1500 metros sobre el nivel del mar, y en Veracruz quieren sembrar a menos de 800 metros del nivel del mar en condiciones de sol y con agroquímicos, es un atentado a la ecología, se intenta desplazar a las culturas originarias. 

“Tenemos que andarnos defendiendo hasta del Estado. Los pequeños productores reciben apoyos en partes. La gente tiene que organizarse para que los apoyos sean directos a los productores, pero no nos debemos quedar ahí. 

“Hay gente que está pagando bien los precios. Existe riqueza en la biodiversidad frente a estas compañías que sin razón han bajado el precio. Desde los pueblos debemos estar informados de la cotización. Está creciendo el número de pequeños productores informados. Que los productores presionen a las compañías y paguen un precio justo.

“El presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió en el tiempo de su campaña a cambio de los votos de los pequeños productores de café de nuestro país, durante una reunión que se llevó a cabo en Cuetzalan, Puebla, a revisar las políticas públicas, el consumo de café, y en el caso de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras, examinar las importaciones, la calidad del café e impulsar un esquema justo para el café mexicano. En la actualidad lo más importante es la política pública; está bien diseñada, pero no favorece a los productores de café.

“El tema de la calidad del café tiene que transformarse porque no solo depende del grano, la altura, el tamaño, se trata de desarrollo sustentable”.

“Quisiera ser campesino”, afirma Cirio, quien estudió sociología, de ahí su interés por el comportamiento de la sociedad. Amante de la tierra que es generosa, afirma que se puede vivir si respetamos el equilibrio ecológico.

“No hay orden del Estado en el café. Presentamos una propuesta de ley para el café en Oaxaca a través de la senadora Susana Harp, porque debe de haber un decreto en favor de los productores de café, una institución que atienda el tema”. 

Cirio, aguerrido defensor de los pequeños productores de café, hizo un llamado a que revisen la información en la Comisión de seguimiento de los precios del café en Veracruz, que es un referente incluso para otros estados, finalizó nuestro entrevistado. 

Comentarios
object(WP_Query)#17668 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73899) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73899) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17667 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17786 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17677 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-24 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-21 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (73899) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17664 (24) { ["ID"]=> int(74382) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-07 13:36:11" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-07 18:36:11" ["post_content"]=> string(4458) "Querida Tora: Hay que ver lo que es la vanidad de la gente. ¿Qué crees que se le ocurrió al portero? Hacerse una estatua. Y que la pusieran en el centro del patio, para que se viera desde la calle. Pero no se atrevió a mandarla hacer él, y encargó al señor del 58, que es un gran adicto suyo, que la hiciera por su cuenta. Y se mostró muy sorprendido el día que el del 58 anunció que iba a hacer la inauguración. La estatua es de cuerpo entero, con traje y corbata (que el portero jamás usa), con la mano en alto, como para bendecir (¿Con qué derecho?, me pregunto). Y, además, le hicieron un copetito que se hace el portero cuando la Flor lo viene a visitar en la noche (cosa que los vecinos han notado desde hace mucho tiempo, y da lugar a muchos comentarios). Y allá se presentó el portero de saco y corbata (alquilados a bajo precio), con una sonrisa beatífica que proclamaba a las claras su satisfacción, del brazo de la Flor (lo cual fue muy criticado por las señoras de la vecindad); y pronunció un discurso regularmente escrito por el guarura que sí terminó la secundaria. Después se sirvió un “vino de honor”, que nadie sabía lo que era, pero que fue ovacionado cuando vieron que era “chupe” gratis. Y estuvieron hasta altas horas de la noche brindando y chismorreando. Al portero se le deshizo el copetito, y parece que la Flor se retiró muy temprano por esa razón. El día siguiente, el portero lo pasó entero en el patio, contemplando su estatua y poniendo de relieve los aciertos en la escultura, como el parecido y lo bien que estaba reproducido su copetito. Y se acostó muy tarde esa noche. ¿Pero qué crees? Al día siguiente, que se levantó al amanecer para ir a saludar a la estatua, no la encontró. ¡Durante la noche, la escultura había desaparecido! Y se armó la gorda. No la señora del 33, que ya pasó los 200 kilos, sino que así se dice cuando ocurre algo inusitado y sorprendente. Los guaruras revolvieron  la vecindad, entraron a todas las viviendas, hurgaron en el agujero del patio, en las ruinas de los lavaderos y en las “habitaciones” de los ninis, en busca de la escultura. Y fueron  encontrando pedazos por aquí y por allá, casi todos en el agujero del patio. Pero el copetito no apareció en ninguna parte. Las narices, sí: estaban en uno de los baños en “proceso de reconstrucción”. El portero estuvo tres días en cama, con suero; y la enfermera al lado suyo, limpiándole la frente perlada de sudor y la boca de espumarajos de rabia. Al cabo de ese tiempo logró salir al patio, se subió a un cajón y dijo que “el crimen se iba a perseguir, y se castigará al criminal, sea quien sea”. Cuando terminó de decir eso tuvieron  que ponerle unos chiquiadores de ruda, porque estaba a punto de desfallecer. Muchos vecinos pensaron que se moría; pero no, sobrevivió al tremendo golpe, y se fue a Acapulco a reponerse, acompañado por la Flor, y tras haber cobrado una “colaboración extraordinaria” a los vecinos para solventar los gastos, (aquí entre nos, te diré que los vecinos se negaban a dar la “colaboración”, pero se corrió el rumor de que si no la daban les iban a cortar el agua y el gas, y prefirieron no arriesgarse). Y durante varias semanas, los vecinos han vivido bajo la vigilancia  constante y hasta insultante de los guaruras (Es que no pueden ir ni al baño sin someterse a un minucioso interrogatorio). Pero no se ha podido averiguar nada. Y eso que el portero ofreció una “recompensa” por el copetito que no encontraban. Pero esta vez, ni el dinero logró el milagro. Yo creo que  nunca se va a saber quién o quiénes destrozaron la estatua. Porque los vecinos no lo saben, o porque quieren  proteger al “criminal”. Y es que ya se están cansando de los abusos del portero. Ojalá que ésto no derive en una revuelta o cosa parecida. Sería muy triste para todos. Ya te contaré lo que ocurre. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 253" ["post_excerpt"]=> string(190) "Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones de lo que ve ahí. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-253" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-07 13:36:11" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-07 18:36:11" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74382" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17616 (24) { ["ID"]=> int(74236) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-05 09:52:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-05 14:52:55" ["post_content"]=> string(5513) "En el cuaternario, antes del terremoto de 85, cuando toda la literatura era nueva y no había movimientos literarios, géneros y esas minucias, sino solo letras, muchas, por leer, gané un concurso de oratoria, tenía 10 años. Entre los premios había un libro pequeño que podía haber pasado desapercibido entre los otros más fastuosos, con ilustraciones y empastados, que sin duda le robaban cámara; se trataba de un pequeño libro, sencillo, editado en rústica con una portada dibujada con no mucho arte: era una pequeña novela llamada El viejo y el mar. Hasta entonces mis lecturas habían sido inocentes, si se quiere, pero aquel pequeño volumen me enviaría a mi primer encuentro con la literatura de verdad. No recuerdo sino algunos títulos y de lo que decían nada, pero no puedo olvidar cómo, a la vuelta de tres párrafos, Hemingway decía “todo en él era viejo, salvo sus ojos; y estos tenían el color mismo del mar y eran alegres e invictos…”. De alguna manera, había sellado mi pacto con la lectura. A lo largo de los años, los encuentros con Hemingway se fueron acumulando. Se aparecía como una leyenda que me invitaba a la plaza de toros, que se encontraba en los momentos de la Guerra Civil Española del lado republicano que encarnaba y, aún lo hace para mí, los valores más altos por los que valía la pena batirse, y en medio de todos eso, del hombre que pescaba, cazaba -con todo y que la cacería nunca me ha gustado-, escribía con una sencillez y una pureza que solo podía provenir de un trabajo arduo, constante y de una vocación bien domada y mejor disciplinada. Hemingway se volvió pronto en una especie de dios literario que todavía está en mi devocionario. Hace unos días terminé la lectura de Adiós Hemingway de Leonardo Padura. Desde luego, me encontré lo que, como lector, buscaba: su historia emocionante y bien contada, sus giros inesperados pero verosímiles, su gruesa raigambre histórica y su absoluto dominio de los personajes. Pero había algo en el libro que no me cuadraba. Párrafos después, concluí que era más bien un reclamo sobre mi propia relación con Hemingway lo que estaba clamando por una aclaración. En la novela, un admirador se decepciona por los reveses en la vida de su ídolo literario, que lo llevan a una especie de rencor profundo. Es cierto, Hemingway para muchos no era del todo trigo limpio: demasiadas deslealtades, enfrentamientos, muchos lados obscuros; pero todo ello al servicio de una vocación que había dado resultados inefables. Lo que admiro en el autor de Por quien doblan las campanas no es su ética ni su moralidad, pero sí su entrega a la vida, esa necesidad de vivir hasta el fondo, a tope como se diría y todo para nutrir la tinta de su máquina de escribir y con ello dejar un legado universal. Su vida atormentada que se acaba cuando ya no puede seguir escribiendo es la acumulación de sus consecuencias, pero son sus consecuencias y las asume como siempre lo hizo, con valor y con entereza. Todo habría parado ahí si no hubiera coincidido con el alud de noticias sobre reformas y contrarreformas, precandidatos, independientes, falsos independientes, cachirules y toda la zoología electoral que ya amenazan con ofrecernos sus más suculentas viandas. Entonces me quedé pensando qué es lo que queremos o qué es lo que necesitamos para la próxima elección, todavía lejana pero cada vez más presente, cuál sería nuestro criterio para votar. Se me vino a la mente la imagen de un candidato a lo Hemingway, digamos, un candidato que no tenga que brillar por su impoluta y caballeresca imagen, sino por su vocación, alguien para quien la política y el liderazgo dieran sentido a su vida y estuviera dispuesto a sacrificar mucho, pero mucho, en el logro de ese empeño. En la raíz de la decepción de los ciudadanos respecto de la democracia y de los partidos políticos está la falta de vocación de nuestra clase política que se acostumbró, a lo largo de décadas -no solo de hegemonía sino también de transición- a un espacio de comodidad en la que valía la pena apostar algo, pero no todo, no dejarse la vida en el servicio, sino servirse de las vidas ajenas. Pienso así, que un modelo de servidor público se explica por su capacidad de entregarse a la tarea que ha buscado y que se le ha encomendado; que su vida profesional se encuentre llena de episodios de ese servicio por los demás. No me atrevería a señalar a alguno, si los partidos o los independientes tienen a alguien así, son ellos quienes deben señalarlos. Lo que necesitamos no es un santo sonriente que nos jure pureza, sino un líder competente que esté dispuesto a jugársela con sus ciudadanos. Había sido un ingrato con Hemingway: nunca había escrito nada sobre él. Hoy me pongo al día y lanzo el guante por si en medio de nuestros humanos errores, los ciudadanos podemos encontrar no en quién creer, sino con quién contar.   @cbch70" ["post_title"]=> string(27) "Mi ingratitud con Hemingway" ["post_excerpt"]=> string(237) "Ernest Hemingway se caracterizó por la intensidad y compromiso en que conjuntó su vida y vocación literaria. ¿Habrá acaso servidores públicos dispuestos a llevar al extremo su vocación política para servir al pueblo mexicano?  " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "mi-ingratitud-con-hemingway" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-05 09:52:55" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-05 14:52:55" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74236" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17664 (24) { ["ID"]=> int(74382) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-07 13:36:11" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-07 18:36:11" ["post_content"]=> string(4458) "Querida Tora: Hay que ver lo que es la vanidad de la gente. ¿Qué crees que se le ocurrió al portero? Hacerse una estatua. Y que la pusieran en el centro del patio, para que se viera desde la calle. Pero no se atrevió a mandarla hacer él, y encargó al señor del 58, que es un gran adicto suyo, que la hiciera por su cuenta. Y se mostró muy sorprendido el día que el del 58 anunció que iba a hacer la inauguración. La estatua es de cuerpo entero, con traje y corbata (que el portero jamás usa), con la mano en alto, como para bendecir (¿Con qué derecho?, me pregunto). Y, además, le hicieron un copetito que se hace el portero cuando la Flor lo viene a visitar en la noche (cosa que los vecinos han notado desde hace mucho tiempo, y da lugar a muchos comentarios). Y allá se presentó el portero de saco y corbata (alquilados a bajo precio), con una sonrisa beatífica que proclamaba a las claras su satisfacción, del brazo de la Flor (lo cual fue muy criticado por las señoras de la vecindad); y pronunció un discurso regularmente escrito por el guarura que sí terminó la secundaria. Después se sirvió un “vino de honor”, que nadie sabía lo que era, pero que fue ovacionado cuando vieron que era “chupe” gratis. Y estuvieron hasta altas horas de la noche brindando y chismorreando. Al portero se le deshizo el copetito, y parece que la Flor se retiró muy temprano por esa razón. El día siguiente, el portero lo pasó entero en el patio, contemplando su estatua y poniendo de relieve los aciertos en la escultura, como el parecido y lo bien que estaba reproducido su copetito. Y se acostó muy tarde esa noche. ¿Pero qué crees? Al día siguiente, que se levantó al amanecer para ir a saludar a la estatua, no la encontró. ¡Durante la noche, la escultura había desaparecido! Y se armó la gorda. No la señora del 33, que ya pasó los 200 kilos, sino que así se dice cuando ocurre algo inusitado y sorprendente. Los guaruras revolvieron  la vecindad, entraron a todas las viviendas, hurgaron en el agujero del patio, en las ruinas de los lavaderos y en las “habitaciones” de los ninis, en busca de la escultura. Y fueron  encontrando pedazos por aquí y por allá, casi todos en el agujero del patio. Pero el copetito no apareció en ninguna parte. Las narices, sí: estaban en uno de los baños en “proceso de reconstrucción”. El portero estuvo tres días en cama, con suero; y la enfermera al lado suyo, limpiándole la frente perlada de sudor y la boca de espumarajos de rabia. Al cabo de ese tiempo logró salir al patio, se subió a un cajón y dijo que “el crimen se iba a perseguir, y se castigará al criminal, sea quien sea”. Cuando terminó de decir eso tuvieron  que ponerle unos chiquiadores de ruda, porque estaba a punto de desfallecer. Muchos vecinos pensaron que se moría; pero no, sobrevivió al tremendo golpe, y se fue a Acapulco a reponerse, acompañado por la Flor, y tras haber cobrado una “colaboración extraordinaria” a los vecinos para solventar los gastos, (aquí entre nos, te diré que los vecinos se negaban a dar la “colaboración”, pero se corrió el rumor de que si no la daban les iban a cortar el agua y el gas, y prefirieron no arriesgarse). Y durante varias semanas, los vecinos han vivido bajo la vigilancia  constante y hasta insultante de los guaruras (Es que no pueden ir ni al baño sin someterse a un minucioso interrogatorio). Pero no se ha podido averiguar nada. Y eso que el portero ofreció una “recompensa” por el copetito que no encontraban. Pero esta vez, ni el dinero logró el milagro. Yo creo que  nunca se va a saber quién o quiénes destrozaron la estatua. Porque los vecinos no lo saben, o porque quieren  proteger al “criminal”. Y es que ya se están cansando de los abusos del portero. Ojalá que ésto no derive en una revuelta o cosa parecida. Sería muy triste para todos. Ya te contaré lo que ocurre. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 253" ["post_excerpt"]=> string(190) "Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones de lo que ve ahí. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-253" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-07 13:36:11" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-07 18:36:11" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74382" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(11) ["max_num_pages"]=> float(6) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "2aee9142d993fd0c2f1a89c7ea971de5" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
CARTAS A TORA 253

CARTAS A TORA 253

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora,...

enero 7, 2022

Mi ingratitud con Hemingway

Ernest Hemingway se caracterizó por la intensidad y compromiso en que conjuntó su vida y vocación literaria. ¿Habrá acaso servidores públicos dispuestos...

enero 5, 2022




Más de categoría
CARTAS A TORA 228

CARTAS A TORA 255

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le...

enero 21, 2022
Lecciones de vida

Lecciones de vida

La lectura nos invita a asomarnos a otros mundos que, tarde o temprano, enriquecerán el nuestro. En este caso,...

enero 18, 2022

CARTAS A TORA 254

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le...

enero 17, 2022

Hellblade: la oscuridad interna

Así como el cine y la literatura nos pueden contar historias de gran profundidad, hoy en día los videojuegos...

enero 14, 2022