Los Olvidos | 8va parte

Poco después de la puesta de sol, mi mamá se fue de regreso a la casa. Yo me quedé un rato más mirando el mar. El cielo fue cambiando de tonos mientras el horizonte se dibujaba y...

23 de octubre, 2020

Poco después de la puesta de sol, mi mamá se fue de regreso a la casa. Yo me quedé un rato más mirando el mar. El cielo fue cambiando de tonos mientras el horizonte se dibujaba y se desdibujaba tras un prisma formado por miles de pequeños cristales de gotas de agua atravesados por la luz del sol que se multiplicaba  en un caleidoscopio.

Es curioso pero sin importar la época del año, al momento de ponerse el sol el ambiente se refresca de pronto y el oleaje adquiere una fuerza y un sonido   distinto al romper sobre la playa.

Conforme caminaba yo de regreso a la casa, venía a mí  la tonada de “bésame una vez y otra vez”; pero lo curioso es que escuchaba vagamente la voz que parecía seguirme  desde la saliente de la orquesta en Los Olvidos.

Más que una tonada que se te pega y no puedes silenciarla, era un mensaje repetido una y otra vez, pero no en mi mente sino en realidad por aquella voz  desde el otro lado de  la bahía.

Me parecía improbable que alguien se pueda prendar de una voz imaginaria o de una silueta que se ha visto de lejos por unos cuantos segundos; pero yo no podía dejar de pensar en Los Olvidos y pensar en Los Olvidos irónicamente me llevaba directamente a ella; a la efímera imagen del jardín. 

Desde la playa del Revolcadero, el  Pierre Marqués iluminado era un crucero navegando por aguas invisibles suspendido en el tiempo como si siempre hubiera estado ahí frente al mar. Decidí cortar por el Pierre para ir a la casa y seguir a través del campo de golf.

Las palmeras y las ceibas dibujaban sus siluetas contra la última luz del crepúsculo. Se escuchaba la algarabía de los grillos que todos los atardeceres celebran la llegada de la luna y le dan la bienvenida a las luciérnagas y a las cuijas.

No tenía prisa; no pensaba salir esa noche a ninguna parte; quería quedarme tranquilo en la casa y descansar. Avanzada la noche me sentía un tanto inquieto y salí a caminar un poco. El cielo estaba limpio, sin nubes; las noches en aquella zona de Acapulco prácticamente desierta en esos años, permitían disfrutar la vista de miles de estrellas; andar por ahí tranquilamente acompañado por el canto de los grillos, era algo muy  grato que me reconfortaba.

Pensando en mi cita en  Los Olvidos al día siguiente, decidí que me iría en bicicleta para hacer ejercicio y disfrutar el paisaje, por lo cual tendría que salir más temprano. Regresé a la casa, le dije buenas noches a mi mamá, a mi abuelo y a mi hermanita pequeña,  y me dispuse a descansar.

Abrí la ventana de par en par, apagué la luz y me quedé pensando en los últimos días en Los Olvidos, en la tonada que no se terminaba de desvanecer, y en la joven del jardín que asociaba yo con la voz que se había escuchado sobresaliendo de la música en la saliente de la terraza.

Estaba yo seguro que ella me había visto antes que yo a ella; que ella sabía cosas de mí en tanto que yo no sabía nada de ella. Me frustraba que al verla por el jardín no se hubiera vuelto de manera que hubiera yo podido ver sus ojos; morirme de la pena pero leer sus ojos; leer sus pensamientos como yo estaba seguro que ella estaría leyendo los míos que solamente revoloteaban en torno suyo  sin importar que estuviera yo hasta el otro extremo fuera de la bahía.

Sentirme descubierto de esa forma me inquietaba. ¿Cómo podía yo imaginar que alguien a quien no conocía y que tal vez ni existiera, leyera mi mente y en alguna forma hubiera sabido que yo por fin  llegaría al portón de Los Olvidos  sin razón aparente alguna?

Esta idea “descabellada” implicaría que había yo ido a Los Olvidos porque alguien esperaba que fuera.  Me dije a mi mismo que ahora sí se me había disparado la imaginación.

Nada de eso  era real. Los Olvidos era una simple casa muy bonita, pero una casa vieja de ladrillos y tejas, con puertas y ventanas de madera que olían a cedro pero  nada más…  Intentaba yo convencerme de que debía yo ser práctico, realista, de no perder tan fácilmente la serenidad y menos por espejismos…

Me inquietaba haber cruzado una barrera invisible; haberme atrevido a aventurarme y cruzar el portón de esa casa que tantas y tantas veces me había transmitido su nostalgia mirándola desde el rumbo de La Quebrada. ¿Había yo ido por mi propia curiosidad o por otro motivo, acudiendo a un llamado?

El ambiente de mi habitación parecía impregnado con olor a cedro mezclado con gardenias; la cálida brisa se adentraba por la ventana sin mezclarse con el fresco del interior y sin vencerlo. No me había yo dormido pero tener los ojos abiertos no era insomnio. Podría haberlos tenido cerrados y de todas formas habrían pasado ante mí las imágenes de los últimos días. 

Sentí caricias sobre mis sienes, caricias apenas perceptibles, caricias acompañadas de una sensación de consuelo, un consuelo que solamente alguien que conociera los primeros años de mi  adolescencia podría darme. Durante las noches en el dormitorio de mi colegio militar en Virginia, permanecí muchas veces despierto mirando a las luciérnagas juguetear, pensando en regresar, en volver, en nunca haberme ido de mi casa.

Entonces sobre mis sienes había sentido las mismas caricias  acompañadas  de la misma sensación de consuelo de alguien que conocía mis sentimientos mejor que yo mismo; alguien que sabía que alguna vez tendría yo que volver aunque me quedara atrás en ese colegio. Esta noche en Acapulco tenía la misma sensación de aquellas noches en el internado; esa sensación de cercanía tanto tiempo después y tan lejos.

 

Comentarios


object(WP_Query)#17767 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(31164) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(31164) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17769 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17759 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17757 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "22-07-2022" ["before"]=> string(10) "19-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-22 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-19 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (31164) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17766 (24) { ["ID"]=> int(82025) ["post_author"]=> string(3) "145" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-10 11:51:39" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-10 16:51:39" ["post_content"]=> string(2319) "Esta semana dio inicio el ciclo escolar 2022-2023 en diversas universidades, entre la que se encuentra nuestra Máxima Casa de Estudios: la UNAM. Serán más de 400 mil estudiantes y más de 42 mil profesores, quienes, después de dos años y medio de pandemia, reanudarán sus clases y actividades de forma presencial en todas las escuelas, facultades, centros e institutos. Muchos de ellos, por primera vez conocerán su escuela y, sobre todo, conocerán a quienes se convertirán en sus compañeros en una de las etapas más gratas como lo son la preparatoria y la universidad. La pandemia frenó el crecimiento de la matrícula universitaria y cientos de estudiantes abandonaron sus estudios por falta de dinero, por enfermedad o por orfandad. Muchos, incluso, tuvieron que dejar la escuela para entrar al mercado laboral y hacer frente a la crisis económica. Sin embargo, con el uso de nuevas tecnologías, el acercamiento de la UNAM con su cuerpo estudiantil y la implementación de medidas sanitarias para reducir los contagios, se ha logrado que nuevamente los estudiantes se incorporen a sus estudios. En comparación con el ciclo escolar 2019-2020, hoy hay más de 11 mil alumnos que ingresarán a una licenciatura y más de 3 mil que lo harán a un posgrado. Durante este nuevo ciclo escolar, se estrenarán dos nuevas licenciaturas: 
  1. De Turismo y Desarrollo Sostenible en la Escuela Nacional de Estudios Superiores de León (Guanajuato);
  2. Matemáticas para el Desarrollo en la Escuela Nacional de Estudios Superiores de Juriquilla (Querétaro).
Además, comenzarán en operación la Escuela Nacional de Lenguas, Lingüística y Traducción y la Escuela Nacional de Ciencias de la Tierra. Sin duda, esta semana es importante para el alumnado mexicano. El conocimiento que obtendrán durante esta etapa formativa será esencial para su desempeño en un futuro." ["post_title"]=> string(27) "Inicio de clases en la UNAM" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "inicio-de-clases-en-la-unam" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-10 11:51:39" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-10 16:51:39" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82025" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17844 (24) { ["ID"]=> int(81912) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-09 10:55:19" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-09 15:55:19" ["post_content"]=> string(5556) "-“Nuestra época es una enorme guillotina”. Daniel Salinas Basave (1974), escritor mexicano.  Tener más de sesenta años en el siglo veintiuno nos da la oportunidad de contrastar realidades muy distintas que han ocurrido entre que nacimos y el presente, cuando maduramos. Entre esas maravillas está la tecnología de punta con todo lo que conlleva, bueno y malo. En mi infancia los aparatos telefónicos residenciales eran de pasta, color negro, pesados y con disco. Se descolgaba el auricular después de haber timbrado el aparato un montón de veces, no como ahora que en poco tiempo se corta  la llamada y nos manda a buzón. El teléfono de casa de mis papás era una combinación simpática de dígitos: 2 02 24.  En esos tiempos ser propietario de una línea significaba tener acciones de “Teléfonos de México”.  Recuerdo unas planas color verde pálido con perforaciones que permitían ir desprendiendo pequeñas secciones de éstas. Para mí resultaba todo un misterio ver que mi madre recortara unas cuantas como si fueran pequeños cupones, acudiera al banco donde se las intercambiaban por dinero constante y sonante. Más de una vez habrá salvado mi santa madre aquellos pliegos de mis manos inquietas, que quisieron apropiárselos para jugar al “compra y vende” con mis muñecas. Volviendo a los medios de comunicación, las llamadas de larga distancia se hacían a través de operadora, ya fueran directas o por cobrar, de preferencia en la noche, cuando las tarifas eran menores. Tengo muy presente una memoria de mi infancia: en un período en que viví en Ciudad Camargo (Chihuahua), la casa tenía un teléfono de pared sin disco. Se pedían las llamadas locales por operadora. No pocas veces llegaban vecinos solicitando el uso del teléfono para alguna emergencia. Pasamos de esos aparatos de fabricación burda a unos de plástico.  Los colores se suavizaron, había grises, blancos y color crema; verdes y rojos.  Más adelante, el disco giratorio fue sustituido por botones que se presionaban para marcar el número deseado. Apareció la larga distancia automática (LADA), y con los vaivenes políticos y económicos la telefonía se abarató, y dejó de ser tan costoso hacer una larga distancia. De ahí brincamos a los inalámbricos, que representaron una gran ventaja, y ya con la aparición de la telefonía celular a partir de la década de los noventa del siglo pasado, las cosas sufrieron cambios definitivos. Las preguntas que nos hacen los “millennials” son lógicas para ellos: ¿cómo vivíamos nosotros en esos tiempos sin teléfonos celulares?; ¿cómo se avisaba dónde andábamos, o cómo nos comunicábamos para notificar que ya habíamos llegado? En realidad, cuando mis hijos atravesaron la adolescencia en el primer decenio de este siglo, ya había celulares, su uso era caro y restringido, pero era una tranquilidad saber que podíamos comunicarnos con ellos en cualquier momento.  No había GPS ni todas las monadas que vinieron más adelante, como las redes familiares de comunicación, pero sí, el teléfono celular nos dio más opciones para estar en contacto.  Pensándolo bien, también nos generó problemas que antes no hubiéramos acaso imaginado. La llegada de los hipervínculos propios de la Web2  fue el gran salto cuántico en lo que respecta a la información.  Desde mi equipo podía conectarme a un sitio en la red y de ahí a otro y a otro, hasta obtener los resultados deseados en mi búsqueda. Ello permitió explorar cambios de lo más diversos, desde cómo destapar un caño hasta cómo elaborar bombas artesanales. De repente comenzamos a sentir que el conocimiento más vasto estaba en la punta de nuestros dedos, y que podíamos volvernos expertos en los temas que procuráramos con ahínco. Ello ha derivado en la generación de eruditos de escritorio que suponen tener la respuesta a cualquier problema: Desde las grandes dudas existenciales del ser humano, hasta los efectos colaterales del recién surgido antiviral Paxlovid.  En cuestiones médicas es grave dar por sentado que la búsqueda de respuestas en la red sustituye la preparación formal de un médico a lo largo de muchos años, lo que le coloca en posición de entender con fundamentos el mecanismo de la enfermedad, sus manifestaciones y posibles tratamientos, entre otras muchas cosas. Hay que agregar un efecto deletéreo más: de forma paradójica la hipercomunicación ha provocado un mayor aislamiento. El individuo se coloca frente a su equipo electrónico y entra en contacto con infinidad de personas, pero a la vez se siente desamparado, sin un rostro amigable frente al cual expresarse y sin la tranquilidad de sentir un abrazo afectuoso. Los seres humanos nos convertimos en islas en la esfera emocional. Cada época tiene sus atributos. Habrá, pues, que saber aprovechar las ventajas de la época actual sin desprendernos totalmente de los beneficios de épocas anteriores, en particular lo que tiene que ver con la comunicación cara a cara. Ningún equipo tecnológico nos proveerá de la empatía que necesitamos para vivir en óptimas condiciones." ["post_title"]=> string(20) "Fábrica de eruditos" ["post_excerpt"]=> string(177) "La tecnología de punta facilita infinidad de procesos de conocimiento y comunicación, pero a la vez genera estados emocionales con los que apenas estamos aprendiendo a lidiar." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "fabrica-de-eruditos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-09 12:22:59" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-09 17:22:59" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81912" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17766 (24) { ["ID"]=> int(82025) ["post_author"]=> string(3) "145" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-10 11:51:39" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-10 16:51:39" ["post_content"]=> string(2319) "Esta semana dio inicio el ciclo escolar 2022-2023 en diversas universidades, entre la que se encuentra nuestra Máxima Casa de Estudios: la UNAM. Serán más de 400 mil estudiantes y más de 42 mil profesores, quienes, después de dos años y medio de pandemia, reanudarán sus clases y actividades de forma presencial en todas las escuelas, facultades, centros e institutos. Muchos de ellos, por primera vez conocerán su escuela y, sobre todo, conocerán a quienes se convertirán en sus compañeros en una de las etapas más gratas como lo son la preparatoria y la universidad. La pandemia frenó el crecimiento de la matrícula universitaria y cientos de estudiantes abandonaron sus estudios por falta de dinero, por enfermedad o por orfandad. Muchos, incluso, tuvieron que dejar la escuela para entrar al mercado laboral y hacer frente a la crisis económica. Sin embargo, con el uso de nuevas tecnologías, el acercamiento de la UNAM con su cuerpo estudiantil y la implementación de medidas sanitarias para reducir los contagios, se ha logrado que nuevamente los estudiantes se incorporen a sus estudios. En comparación con el ciclo escolar 2019-2020, hoy hay más de 11 mil alumnos que ingresarán a una licenciatura y más de 3 mil que lo harán a un posgrado. Durante este nuevo ciclo escolar, se estrenarán dos nuevas licenciaturas: 
  1. De Turismo y Desarrollo Sostenible en la Escuela Nacional de Estudios Superiores de León (Guanajuato);
  2. Matemáticas para el Desarrollo en la Escuela Nacional de Estudios Superiores de Juriquilla (Querétaro).
Además, comenzarán en operación la Escuela Nacional de Lenguas, Lingüística y Traducción y la Escuela Nacional de Ciencias de la Tierra. Sin duda, esta semana es importante para el alumnado mexicano. El conocimiento que obtendrán durante esta etapa formativa será esencial para su desempeño en un futuro." ["post_title"]=> string(27) "Inicio de clases en la UNAM" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "inicio-de-clases-en-la-unam" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-10 11:51:39" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-10 16:51:39" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82025" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(21) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "b73127b2c00a9d406c49697d707a7269" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Inicio de clases en la UNAM

Inicio de clases en la UNAM

Esta semana dio inicio el ciclo escolar 2022-2023 en diversas universidades, entre la que se encuentra nuestra Máxima Casa de Estudios: la...

agosto 10, 2022

Fábrica de eruditos

La tecnología de punta facilita infinidad de procesos de conocimiento y comunicación, pero a la vez genera estados emocionales con los que...

agosto 9, 2022




Más de categoría

Genealogía

Poema en verso libre.

agosto 18, 2022
David Fincher

Feliz cumpleaños, David Fincher

David Fincher es uno de los mejores directores de cine actualmente. Santiago Osio nos ofrece una breve semblanza a...

agosto 18, 2022
El ataque contra Salman Rushdie es un ataque a la humanidad

El ataque contra Salman Rushdie es un ataque a la humanidad

El atentado contra Salman Rushdie también es un ataque contra la libertad de expresión, uno de los pilares fundamentales...

agosto 17, 2022
gente en juicio dibujo

El origen religioso de libertad e igualdad

Libertad e igualdad se necesitan y condicionan. Una sin la otra conduce a sociedades disfuncionales y a la infelicidad...

agosto 16, 2022