Los Olvidos | 8va parte

Poco después de la puesta de sol, mi mamá se fue de regreso a la casa. Yo me quedé un rato más mirando el mar. El cielo fue cambiando de tonos mientras el horizonte se dibujaba y...

23 de octubre, 2020

Poco después de la puesta de sol, mi mamá se fue de regreso a la casa. Yo me quedé un rato más mirando el mar. El cielo fue cambiando de tonos mientras el horizonte se dibujaba y se desdibujaba tras un prisma formado por miles de pequeños cristales de gotas de agua atravesados por la luz del sol que se multiplicaba  en un caleidoscopio.

Es curioso pero sin importar la época del año, al momento de ponerse el sol el ambiente se refresca de pronto y el oleaje adquiere una fuerza y un sonido   distinto al romper sobre la playa.

Conforme caminaba yo de regreso a la casa, venía a mí  la tonada de “bésame una vez y otra vez”; pero lo curioso es que escuchaba vagamente la voz que parecía seguirme  desde la saliente de la orquesta en Los Olvidos.

Más que una tonada que se te pega y no puedes silenciarla, era un mensaje repetido una y otra vez, pero no en mi mente sino en realidad por aquella voz  desde el otro lado de  la bahía.

Me parecía improbable que alguien se pueda prendar de una voz imaginaria o de una silueta que se ha visto de lejos por unos cuantos segundos; pero yo no podía dejar de pensar en Los Olvidos y pensar en Los Olvidos irónicamente me llevaba directamente a ella; a la efímera imagen del jardín. 

Desde la playa del Revolcadero, el  Pierre Marqués iluminado era un crucero navegando por aguas invisibles suspendido en el tiempo como si siempre hubiera estado ahí frente al mar. Decidí cortar por el Pierre para ir a la casa y seguir a través del campo de golf.




Las palmeras y las ceibas dibujaban sus siluetas contra la última luz del crepúsculo. Se escuchaba la algarabía de los grillos que todos los atardeceres celebran la llegada de la luna y le dan la bienvenida a las luciérnagas y a las cuijas.

No tenía prisa; no pensaba salir esa noche a ninguna parte; quería quedarme tranquilo en la casa y descansar. Avanzada la noche me sentía un tanto inquieto y salí a caminar un poco. El cielo estaba limpio, sin nubes; las noches en aquella zona de Acapulco prácticamente desierta en esos años, permitían disfrutar la vista de miles de estrellas; andar por ahí tranquilamente acompañado por el canto de los grillos, era algo muy  grato que me reconfortaba.

Pensando en mi cita en  Los Olvidos al día siguiente, decidí que me iría en bicicleta para hacer ejercicio y disfrutar el paisaje, por lo cual tendría que salir más temprano. Regresé a la casa, le dije buenas noches a mi mamá, a mi abuelo y a mi hermanita pequeña,  y me dispuse a descansar.

Abrí la ventana de par en par, apagué la luz y me quedé pensando en los últimos días en Los Olvidos, en la tonada que no se terminaba de desvanecer, y en la joven del jardín que asociaba yo con la voz que se había escuchado sobresaliendo de la música en la saliente de la terraza.

Estaba yo seguro que ella me había visto antes que yo a ella; que ella sabía cosas de mí en tanto que yo no sabía nada de ella. Me frustraba que al verla por el jardín no se hubiera vuelto de manera que hubiera yo podido ver sus ojos; morirme de la pena pero leer sus ojos; leer sus pensamientos como yo estaba seguro que ella estaría leyendo los míos que solamente revoloteaban en torno suyo  sin importar que estuviera yo hasta el otro extremo fuera de la bahía.

Sentirme descubierto de esa forma me inquietaba. ¿Cómo podía yo imaginar que alguien a quien no conocía y que tal vez ni existiera, leyera mi mente y en alguna forma hubiera sabido que yo por fin  llegaría al portón de Los Olvidos  sin razón aparente alguna?

Esta idea “descabellada” implicaría que había yo ido a Los Olvidos porque alguien esperaba que fuera.  Me dije a mi mismo que ahora sí se me había disparado la imaginación.

Nada de eso  era real. Los Olvidos era una simple casa muy bonita, pero una casa vieja de ladrillos y tejas, con puertas y ventanas de madera que olían a cedro pero  nada más…  Intentaba yo convencerme de que debía yo ser práctico, realista, de no perder tan fácilmente la serenidad y menos por espejismos…

Me inquietaba haber cruzado una barrera invisible; haberme atrevido a aventurarme y cruzar el portón de esa casa que tantas y tantas veces me había transmitido su nostalgia mirándola desde el rumbo de La Quebrada. ¿Había yo ido por mi propia curiosidad o por otro motivo, acudiendo a un llamado?

El ambiente de mi habitación parecía impregnado con olor a cedro mezclado con gardenias; la cálida brisa se adentraba por la ventana sin mezclarse con el fresco del interior y sin vencerlo. No me había yo dormido pero tener los ojos abiertos no era insomnio. Podría haberlos tenido cerrados y de todas formas habrían pasado ante mí las imágenes de los últimos días. 

Sentí caricias sobre mis sienes, caricias apenas perceptibles, caricias acompañadas de una sensación de consuelo, un consuelo que solamente alguien que conociera los primeros años de mi  adolescencia podría darme. Durante las noches en el dormitorio de mi colegio militar en Virginia, permanecí muchas veces despierto mirando a las luciérnagas juguetear, pensando en regresar, en volver, en nunca haberme ido de mi casa.

Entonces sobre mis sienes había sentido las mismas caricias  acompañadas  de la misma sensación de consuelo de alguien que conocía mis sentimientos mejor que yo mismo; alguien que sabía que alguna vez tendría yo que volver aunque me quedara atrás en ese colegio. Esta noche en Acapulco tenía la misma sensación de aquellas noches en el internado; esa sensación de cercanía tanto tiempo después y tan lejos.

 

Comentarios
object(WP_Query)#18044 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(31164) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "25-03-2021" ["before"]=> string(10) "22-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(31164) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "25-03-2021" ["before"]=> string(10) "22-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18085 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18059 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18078 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "25-03-2021" ["before"]=> string(10) "22-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-03-25 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-04-22 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (31164) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18056 (24) { ["ID"]=> int(63021) ["post_author"]=> string(2) "39" ["post_date"]=> string(19) "2021-03-25 14:30:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-03-25 19:30:25" ["post_content"]=> string(5246) "En México la educación superior ya sea pública o privada es costosa, implica pagar colegiaturas, rectoría, así como el trámite de titulación al concluir la formación inicial. Luego, los profesionales optan por realizar estudios de posgrado para potenciar su formación continua y especializarse en diversas áreas de conocimiento a través de estudios de especialización, maestría y doctorado. Pero ¿cuánto cuesta titularse en México?  El Mtro. Arturo A. Sánchez Molina, quien tiene dos posgrados (Enseñanza en Ciencias Sociales e Historia), mencionó que los costos de titulación varían de acuerdo con el nivel que se requiere certificar, así como de la modalidad de educación (pública o privada) y la Institución de Educación Superior (IES).  Las IES públicas o privadas establecen los costos de trámites de titulación. Los elevados costos imposibilitan a muchos de los universitarios pagar dicha cantidad, quedándose una gran parte de ellos en calidad de Pasantes.  En instituciones como la UNAM, el IPN o la UAM el precio de los trámites de titulación es de aproximadamente 2000 pesos. En IES como el Instituto Universitarios de las Américas y el Caribe S.C, y la  Universidad ETAC (Estudios Tecnológicos y Avanzados para la Comunidad) los costos de titulación para especialidad o maestría oscilan entre 14 000 y 15 000 pesos. Cabe aclarar que los costos aumentan cada año con la inflación. Asimismo, la cédula electrónica representa un gasto extra para los estudiantes de IES, puesto que se tramita aparte y tiene un costo de 1359 pesos para licenciatura, maestría y doctorado. En el año 2019 la Secretaría de Educación de Nuevo León estableció por Decreto la reducción de costos de títulos universitarios. Este se publicó en el Periódico Oficial de Estado el 7 de agosto de 2019. En él se expresa que las universidades en la entidad solamente podrán cobrar un máximo de 1886 pesos. El artículo 185 de la Ley Federal de Derechos, en su artículo 185, Fracción IV, se establece que el "Registro de título profesional, de diploma de especialidad y de grado académico" tiene un costo de 943 pesos, por lo que al interpretar el artículo, se obtiene que el trámite no deberá exceder los 1886 pesos con sesenta centavos".  La Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) en su portal web emitió un comunicado  que refiere al cumplimiento del Acuerdo que establece el tabulador general para regular el cobro del título profesional en el estado. Recordemos que los costos de títulos oscilaban entre 15 000 y 25 000 pesos o más. Ahora, se mantiene un costo fijo para licenciatura, especialidad, maestría y doctorado en esta universidad.  La UNAM es una de las IES que establece costos de trámite de título en tres formatos y con costos fijos para cada uno. De acuerdo con el portal web de la Dirección General de Administración Escolar (DGAE), el trámite para expedición de título pergamino piel de cabra tiene un costo de 999 pesos, mientras que el título imitación piel con medidas de seguridad cuesta 499 pesos. El título en papel seguridad equivale a 1 peso. Referencias  https://www.uanl.mx/tramites/costo-tramite-titulo-profesional/ https://www.dgae.unam.mx/titulosgrados/titulacion.html http://www.bypseguro.com/blog/cuanto-cuesta-titularse-en-mexico/ https://www.gob.mx/tramites/ficha/expedicion-de-cedula-profesional-electronica/SEP6534   Contactos Mtro. Arturo Alexander Sánchez Molina  [email protected]   @Dra_AngelicaMG [email protected] www.facebook.com/angelica.murillo.5496 https://www.facebook.com/RIEHMTY IG dra.angelicamg www.ruizhealytimes.com  " ["post_title"]=> string(38) "¿Cuánto cuesta titularse en México?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(33) "cuanto-cuesta-titularse-en-mexico" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-03-26 00:34:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-03-26 05:34:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63021" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18073 (24) { ["ID"]=> int(64177) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-16 13:33:08" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-16 18:33:08" ["post_content"]=> string(4969) "Querida Tora: Hay una familia que vive en el 51, muy tranquila, muy agradable. El señor, sobre todo, es muy serio: vive para su trabajo y para sus hijos. Sin olvidar a la esposa, claro, porque la atiende como no te imaginas. Todo iba muy bien con ellos, hasta que una de las chamacas del 37 cumplió 16 años. Dirás que eso no tiene nada nada que ver, pero es que en cuanto se sintió “grande” inició una ofensiva contra el señor del 51. Le puso cerco; se le tropezaba en todos lados los rincones, le sonreía con todos los dientes y lo miraba con ojos insinuantes. Como el asedio tranquilo no le daba resultado, dio un paso adelante. Se dio cuenta de que iba al trabajo en  Metro, y ella dejó de tomar el camión para ir a la escuela y desde ese día viajó en Metro, aunque tenía que transbordar. “Casualmente” se encontraba al del 51 en la calle o en la estación, y viajaban juntos, y, entre las apreturas de la hora pico, se le sobaba de arriba abajo, por delante y por detrás, y varias veces le metió mano. El del 51 hacía como que no se daba cuenta, pero bien supo lo que estaba pasando. Entonces, optó por salir mucho más temprano; pero la chava lo imitó, y una vez que iba sentado, en el Metro, lo vio y corrió a sentarse en sus piernas (y no sabes cómo se movía la condenada). Como tampoco eso le dio resultado, resolvió contarle a la del 38 (que es su incondicional) lo que sufría con la indiferencia del señor. Y al día siguiente, ya todos los vecinos murmuraban que el del 51 no funcionaba bien, que era poco hombre y que resultaba un peligro para todos los niños de la vecindad. Naturalmente, todos le dejaron de hablar, a él y a su esposa; y a los niños les prohibieron que jugaran con los del 51. Los pobres no sabían lo que pasaba, pero se enteraron en cuanto los del 41 fueron a invitar al señor a ir al gimnasio con ellos. Eso puso al hombre sobre aviso, y resolvió poner fin al chisme. Y, efectivamente, el domingo que estaba la gente en el patio, se subió a un banquito y les dijo a los vecinos que él era tan hombre como el que más, y que si no le hacía caso a la chava del 37 era porque respetaba a las mujeres y quería a su esposa, a la cual no estaba dispuesto a faltar. ¿Y sabes qué? Lo abuchearon. Así como te lo cuento. El pobre hombre tuvo que ir a refugiarse en su vivienda para escapar de la pamba con picahielos a la que lo querían someter. El del 37 (¡Imagínate! el papá de la chava) se reía de él en sus narices, y una vez juntó a un grupo de compañeros de borrachera para no dejarlo entrar a la vecindad “por ser la vergüenza de los vecinos honrados”. Las viejas le decían cosas muy feas cuando pasaban a su lado. La señora del 37 le sacaba la lengua en cuanto lo veía; y la chava se levantaba las faldas más arriba de la cintura cuando lo veía venir, con lo que lo único que consiguió fue que uno de los ninis de la azotea la violara una tarde que no tenía nada que hacer. Lo peor fue cuando su esposa lo enfrentó y le dijo que a ver qué hacía, porque ella no iba a permitir que sus hijos crecieran con el estigma (esa fue la palabra que usó, no estoy exagerando) de tener un padre maricón. El pobre hombre corrió a la tienda, compró una botella de mezcal y otra de tequila, se las bebió de un jalón y fue a tocar la puerta del 37, a exigir que saliera la chava que tenía 16 años (y ninguna de las otras, añadió). Pero la que salió fue la madre, que es muy bronca; lo llamó acosador, sádico, maníaco sexual, violador y otras lindezas por el estilo, le atizó un golpe con el mango de la escoba y lo dejó tirado en el pasillo “para que lo recogiera la mártir de su mujer”. El hombre estuvo tres días en cama. No tanto por el golpe, sino por el disgusto que se había llevado, porque se puso amarillo, amarillo y lo vomitaba todo. Pero los chismes se calmaron. Aunque no tanto. Porque unos días después me di cuenta de que las viejas se reunían en los tendederos, y entre lo que platicaban hacían alarde de las “faenas” de sus esposos, y competían a ver cuál de ellos tenía más hijos en las calles aledañas. Si los ven con alguna otra mujer, hacen unos escándalos espantosos; pero si alguno tiene un hijo con otra, lo felicitan y le llevan una veladora a algún santo de su devoción. ¿Quién entiende esas cosas? Debe ser cosa de consultarlo con algún psiquiatra, pero yo no tengo tiempo para eso, y te lo dejo a ti de tarea, que al fin y al cabo eres mujer (o un equivalente), y debe serte más fácil entenderlo… Y cuando regrese, me lo explicas, por favor. Te quiere, Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 220" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-220" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-16 13:33:08" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-16 18:33:08" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64177" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18056 (24) { ["ID"]=> int(63021) ["post_author"]=> string(2) "39" ["post_date"]=> string(19) "2021-03-25 14:30:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-03-25 19:30:25" ["post_content"]=> string(5246) "En México la educación superior ya sea pública o privada es costosa, implica pagar colegiaturas, rectoría, así como el trámite de titulación al concluir la formación inicial. Luego, los profesionales optan por realizar estudios de posgrado para potenciar su formación continua y especializarse en diversas áreas de conocimiento a través de estudios de especialización, maestría y doctorado. Pero ¿cuánto cuesta titularse en México?  El Mtro. Arturo A. Sánchez Molina, quien tiene dos posgrados (Enseñanza en Ciencias Sociales e Historia), mencionó que los costos de titulación varían de acuerdo con el nivel que se requiere certificar, así como de la modalidad de educación (pública o privada) y la Institución de Educación Superior (IES).  Las IES públicas o privadas establecen los costos de trámites de titulación. Los elevados costos imposibilitan a muchos de los universitarios pagar dicha cantidad, quedándose una gran parte de ellos en calidad de Pasantes.  En instituciones como la UNAM, el IPN o la UAM el precio de los trámites de titulación es de aproximadamente 2000 pesos. En IES como el Instituto Universitarios de las Américas y el Caribe S.C, y la  Universidad ETAC (Estudios Tecnológicos y Avanzados para la Comunidad) los costos de titulación para especialidad o maestría oscilan entre 14 000 y 15 000 pesos. Cabe aclarar que los costos aumentan cada año con la inflación. Asimismo, la cédula electrónica representa un gasto extra para los estudiantes de IES, puesto que se tramita aparte y tiene un costo de 1359 pesos para licenciatura, maestría y doctorado. En el año 2019 la Secretaría de Educación de Nuevo León estableció por Decreto la reducción de costos de títulos universitarios. Este se publicó en el Periódico Oficial de Estado el 7 de agosto de 2019. En él se expresa que las universidades en la entidad solamente podrán cobrar un máximo de 1886 pesos. El artículo 185 de la Ley Federal de Derechos, en su artículo 185, Fracción IV, se establece que el "Registro de título profesional, de diploma de especialidad y de grado académico" tiene un costo de 943 pesos, por lo que al interpretar el artículo, se obtiene que el trámite no deberá exceder los 1886 pesos con sesenta centavos".  La Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) en su portal web emitió un comunicado  que refiere al cumplimiento del Acuerdo que establece el tabulador general para regular el cobro del título profesional en el estado. Recordemos que los costos de títulos oscilaban entre 15 000 y 25 000 pesos o más. Ahora, se mantiene un costo fijo para licenciatura, especialidad, maestría y doctorado en esta universidad.  La UNAM es una de las IES que establece costos de trámite de título en tres formatos y con costos fijos para cada uno. De acuerdo con el portal web de la Dirección General de Administración Escolar (DGAE), el trámite para expedición de título pergamino piel de cabra tiene un costo de 999 pesos, mientras que el título imitación piel con medidas de seguridad cuesta 499 pesos. El título en papel seguridad equivale a 1 peso. Referencias  https://www.uanl.mx/tramites/costo-tramite-titulo-profesional/ https://www.dgae.unam.mx/titulosgrados/titulacion.html http://www.bypseguro.com/blog/cuanto-cuesta-titularse-en-mexico/ https://www.gob.mx/tramites/ficha/expedicion-de-cedula-profesional-electronica/SEP6534   Contactos Mtro. Arturo Alexander Sánchez Molina  [email protected]   @Dra_AngelicaMG [email protected] www.facebook.com/angelica.murillo.5496 https://www.facebook.com/RIEHMTY IG dra.angelicamg www.ruizhealytimes.com  " ["post_title"]=> string(38) "¿Cuánto cuesta titularse en México?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(33) "cuanto-cuesta-titularse-en-mexico" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-03-26 00:34:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-03-26 05:34:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63021" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(16) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "9074c672f9b09708e8985fb2a579f7dc" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
¿Cuánto cuesta titularse en México?

¿Cuánto cuesta titularse en México?

En México la educación superior ya sea pública o privada es costosa, implica pagar colegiaturas, rectoría, así como el trámite de titulación...

marzo 25, 2021

CARTAS A TORA 220

Querida Tora: Hay una familia que vive en el 51, muy tranquila, muy agradable. El señor, sobre todo, es muy serio: vive...

abril 16, 2021




Más de categoría

El St. Denis mexicano

El Tata Dionisio, capo del narcotráfico de México, comenzó su trayectoria desde un poblado de Sonora que ni en...

abril 21, 2021
Los Olvidos

Los Olvidos - Parte 30

Regresé a Acapulco después de tres semanas que dediqué a atender pendientes de mi despacho para poder  “hacer mi...

abril 21, 2021

Ciudad de mis amores

Hace unas horas terminé de escribir un relato con el pretexto de desmenuzar la Ciudad de México como personaje...

abril 20, 2021

CARTAS A TORA 220

Querida Tora: Hay una familia que vive en el 51, muy tranquila, muy agradable. El señor, sobre todo, es...

abril 16, 2021