La triste práctica de mirarse el ombligo

Ya me dirá el respetable, pero me queda claro que el peor efecto de la pandemia ha sido nuestra costumbre de pasar la tarde mirándonos el ombligo, es decir, ensimismarnos en una ingrata realidad y darnos de...

5 de enero, 2021

Ya me dirá el respetable, pero me queda claro que el peor efecto de la pandemia ha sido nuestra costumbre de pasar la tarde mirándonos el ombligo, es decir, ensimismarnos en una ingrata realidad y darnos de bofetones en las redes sociales, contra cueros de vino y molinos de viento por si al responsable de nuestra salud pública le ha venido bien tomarse una cervecita en la playa cuando la mayoría estamos apretándonos el cinturón para no contagiarnos; y nos la tomamos en serio, rompemos lanzas con fantasmas mientras nos dan una clase de historia –no muy rigurosa por cierto– y recurrimos a vistosas afirmaciones como “las redes se incendian”, “causa tendencia”… y todo por unos minutos, apenas una cadenita de segundos. Seamos sinceros, cualquier día, a cualquier hora, cualquiera de nosotros se hace un autorretrato, una selfie, dicen mis hijos; ocurre todo el tiempo. 

Por la noche, antes de la lectura, mi atención sucumbe ante la curiosidad de entrar a “Facebook” para ver cómo marcha el mundo. El informativo de la red social advierte sobre el caos en que policías, manifestantes, ladrones y hasta perros callejeros han convertido la urbe; me asomo a la calle y no pasa nada. Lo que queremos es mirar cuántos asentimientos hemos colectado, cuanta gente ha comentado nuestras ideas y qué frases nos podemos apropiar para hacérselas decir a Óscar Wilde, a Miguel de Cervantes o, en última instancia, a Paulo Coelho. Por último, una mirada a Twiter y ahí si ya hemos perdido todo sentido de la realidad: académicos reputados con frases colosales como “es mejor estar vivo que muerto” o “¿sabía usted que en México muy poca gente lee?”, incluso diminutos amos del lenguaje haciendo malabares para generar un mensaje radical, ácido e incisivo en unos cuantos caracteres y ya estamos perdidos. Hemos recibido un golpe del que nos tomará algunas horas reponernos: nadie se ha dignado repetir – retuitear – nuestro sabio concepto del día.

Tomémoslo con humor. Alguna vez leí en Facebook que esa página nos hace sentir populares;. Twitter, por su lado, nos hace percibirnos inteligentes; e Instagram nos convierte en artistas. Y me lo creo porque hemos generado un mundo en el que el mercado ya no nos basta, no nos es suficiente que la mano invisible haga justicia y ponga orden sino que, además, queremos que nos acaricie y nos apapache. Hemos provocado, en medio de la gran soledad de nuestro tiempo, el paliativo ideal para nuestro maltrecho narcisismo: la sobreinformación y la facilidad para crear nosotros mismos nuestros contenidos y divulgarlos. Si en la misma medida hubiéramos creado conciencia crítica y contrastes de información, no andaríamos tan perdidos como para creernos y divulgar que la pandemia es una batalla de la guerra biológica de China contra el mundo, que en realidad hay primero, segundo y tercer lugar para cuanta cosa se nos ocurra o que vendrán siete días de obscuridad por causas que la NASA se niega a revelar. Al final del día, no es eso lo que queremos, a lo que aspiramos no es a ser informados, sino a que nos reconozcan y que en un segundo de gloria debida a la suerte, nos volvamos “trending” por un chiste pirata pero bien contado.

Este es nuestro tiempo del Narciso que se mira en la selfie, ya no en un estanque, ahora con la ventaja de que no puede ahogarse en su propio dispositivo móvil. Para mi generación, aquella de quienes nacimos en la década de 1970 tal vez ya no haya remedio y la infatuación en la que vivimos con nuestro talento recién descubierto y admirado, nos dure para siempre, pero algo podrá hacerse con los nativos de la era tecnológica, apostar por su capacidad de discernimiento, porque a pesar de todo, la de asombro no ha mermado sino que aumenta con el dominio de tecnologías que nos permiten libertades que antes nunca hubiéramos soñado. De alguna manera, la educación debe crear la idea de que las redes sociales son escaparates gigantes, llamativos y sumamente útiles, pero que no son oráculos ni profetas sibilinos; de alguna manera podrían ellos volver, sin pena pero con gloria, no creyéndoselas todas, pero dialogando con muchas culturas, acentos e ideas diversas. En fin, mientras tanto, ya veremos si estas líneas alcanzan a merecer un “like” del amable lector.

Comentarios


object(WP_Query)#16265 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(59809) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(59809) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16269 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16267 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16268 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-08-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-09-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (59809) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16266 (24) { ["ID"]=> int(83042) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-07 13:06:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-07 18:06:25" ["post_content"]=> string(6720) "Nacido aún durante el Siglo XVIII, en 1790, en Atoyac, en la Costa Grande de lo que hoy es el estado de Guerrero (antes parte del Estado de México y conformado también por pequeñas partes de Michoacán y Puebla), Juan  Álvarez el principal impulsor para erigir el estado de Guerrero y fue  su primer gobernador en 1849.  Sin tanta educación formal ni gran cultura, su sentido patriótico iba desde su Patria chica, donde llegó a ser el mayor hacendado e incluso cacique, hacia la visión ya de una Nación que había dilatado en mucho su formación: prácticamente la primera mitad del Siglo XIX fue un caos en ese tan incipiente México, que se reflejó en los intermitentes mandatos de un Anastasio Bustamante y el oportunista Antonio López de Santa Anna, que sin partido definido luchaba una vez con el bando centralista, otra con el Federalista, algunas veces se afirmó como liberal, otras como conservador. Estos hechos  se reflejaron en que Don Juan peleó en ocasiones hombro con hombro con Santa Anna y otras veces abiertamente en su contra. Pero Álvarez peleó desde las luchas por la Independencia, a las órdenes, del Vicente Guerrero, del cual se consideró su heredero, luego de la traición por parte de Anastasio Bustamante que devino en su cobarde asesinato. Peleó también en invasiones extranjeras, cómo la francesa en 1838 /39 y la estadounidense en 1847, con algunos triunfos y también derrotas en batalla.  En 1854, el General Florencio Villarreal junto con otros generales proclaman el Plan de Ayutla, el cual es discutido y modificado en Acapulco, con el principal fin de cesar de una vez por todas de la presidencia a Santa Anna y comenzar a dar una forma sólida al aún débil Estado mexicano. La llamada Revolución de Ayutla tuvo gran eco y se extendió por todo el país, y logró su cometido. Fue precisamente en Acapulco donde Benito Juárez entra a territorio mexicano, después de su exilio en Nueva Orleans, y externa al Coronel Diego Álvarez (hijo de Don Juan): "Sabiendo que aquí se pelea por la libertad, he venido a ver en que puedo ser útil". Es ahí donde comienza la conformación del grupo de personajes liberales que la Historia los consigna cómo "Hombres que parecían gigantes", y que no dejarían de luchar hasta derrotar enemigos como la unión de Iglesia y Estado, y la intervención francesa, Juan Álvarez aún  vivía para constatarlo.  Álvarez fue presidente emanado del triunfo de la Revolución de Ayutla. Resultó electo Presidente, pero el cargo lo ejerció por pocos meses, renunciando a él aduciendo problemas de adaptación al clima de la capital del país. Aun así, tuvo quizás el más ilustre gabinete presidencial de la Historia con Melchor Ocampo en la cartera de relaciones exteriores, Benito Juárez en Justicia, Miguel Lerdo de Tejada en Fomento y Guillermo Prieto en Hacienda. De hecho, fue durante su fugaz presidencia que le toca proclamar la Ley Juárez así cómo expedir la convocatoria al Congreso constituyente de para la redacción de la Carta Magna de 1857. Su famosa declaración de "pobre entré a la presidencia, pobre salí de ella" se refiere más que nada a que no utilizó tan alto cargo para el lucro personal, puesto que entre otras cosas, era ya un muy rico hacendado.  Aún después de su breve paso por la Presidencia tuvo energías para participar activamente en las luchas de Reforma y el Imperio de Maximiliano. Desde su Hacienda en Acapulco, "La Providencia" (en total abandono, por cierto, pudiendo representar un importante activo cultural y turístico), apoyó de forma incondicional al ya Presidente Benito Juárez, "la pantera del sur", como era conocido en sus dominios. Álvarez dejaría de existir el 21 de agosto de 1867. Fue el último de los combatientes insurgentes en morir, así como el último Presidente de la República en haber participado activamente en esas luchas.  Su legado continuó mucho más allá de su desaparición física. Se puede decir, que hasta su legado ayudó a cristalizar las luchas agrarias acaudilladas por Emiliano Zapata durante la Revolución mexicana. Cuando el general Álvarez pasó por el territorio que hoy es Morelos, fue testigo de las inhumanas injusticias y vejaciones que sufría el campesinado, constatando que desde tiempos del Imperio Mexica, pasando por los tiempos de la Colonia y las "encomiendas", sus condiciones de vida eran peores a las de presos por crímenes horrendos.  Álvarez trató de poner remedio a esta situación mediante una carta, en 1857, a "los pueblos cultos de la Europa y de la América", consiguiendo ser difamado, sí, pero también haciendo eco sus sentidas palabras, dejando una especie de semilla que contribuiría, a posteriori, a la redención de las causas indígenas y campesinas, ocurrido esto ya durante pleno Siglo XX.  Por todo lo que Álvarez representa en la Historia de México, en la configuración clara de una Nación y la formación sólida de un Estado mexicano, y el paralelo combate a las injusticias, es que la Historia oficial no le ha hecho la justicia debida. No escuchamos nunca su nombre en las ceremonias presidenciales por el Grito de Independencia, ni hemos visto nunca su efigie en billete y/o moneda alguna de curso legal. En Acapulco el aeropuerto internacional lleva su nombre, así como la plaza de su Zócalo, y la Ciudad donde nació, lleva su apellido como segundo nombre (Atoyac de Álvarez). Ahora que se ha anunciado, que los billetes con denominación de veinte pesos saldrán de la circulación, gradualmente, para en 2025 sustituirlo, de forma permanente, por una moneda, con un grabado del rostro del General Juan Álvarez. Éste sería apenas un merecido homenaje a quien tanto aportó a la Patria, y que entre otras muchas líneas escribió, en el ya citado "manifiesto ciudadano... a los pueblos cultos: " lo siguiente, que lo pinta de cuerpo entero:  …he sido el enemigo perpetuo de los tiranos; el defensor constante e incansable de las libertades públicas; el soldado del pueblo, cuya causa santa defiendo con entusiasmo...”. Ojalá entonces, la Historia oficial se acuerde, mucho más que hasta hoy en día, de su indeleble y ejemplar legado.    " ["post_title"]=> string(45) "Juan Álvarez, el prócer patrio sin justicia" ["post_excerpt"]=> string(160) "Este mes de la patria también sirve para recordar a aquellos héroes que la historia oficial ha pasado por alto, entre ellos, el General Juan Álvarez Hurtado." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(42) "juan-alvarez-el-procer-patrio-sin-justicia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-07 13:06:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-07 18:06:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83042" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16242 (24) { ["ID"]=> int(83201) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-12 13:16:49" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-12 18:16:49" ["post_content"]=> string(6998) "Septiembre es el mes de Aimee Elizabeth Mann, ya que el día 8 la oriunda de Richmond, Virginia, cumplió 62 años. Esta es una oportunidad perfecta para adentrarse en la obra de una de las mejores cantautoras de los últimos cuarenta años. Y no, no dudo ni un segundo de la afirmación que acabo de hacer. Así que tomemos estos días para darle play a la discografía de Mann en nuestro servicio de streaming predilecto y hablemos sobre algunas razones por las cuales añadir un poco de su música a nuestra vida diaria.   La variedad de estilos Puede ser que, en años recientes, Aimee Mann se haya decantado más por el lado del folk rock más suave. Sin embargo, su carrera musical inició desde los años ochenta, con el grupo ‘Til Tuesday, una banda enraizada en el new wave. El éxito que quedó grabado en la memoria del gran público, asiduo por ese entonces al naciente MTV, fue Voices Carry (con todo y video incluido). A partir de ese éxito inicial, Mann, ya como solista, le entró de lleno al pop rock alternativo (con guitarras eléctricas reminiscentes del, en ese entonces, popular grunge) en sus primeros dos álbumes Whatever (1993) y I’m with Stupid (1995). Ya en los años 2000, Aimee Mann fue evolucionando como compositora, llegando a crear una especie de álbum conceptual en The Forgotten Arm (2005) en el que empezó a flirtear con el folk rock. Sin embargo, en cualquiera que sea la variante del rock y pop en el que trabaje, Mann siempre muestra ese talento en la creación de melodías pegajosas, inteligentes y refrescantes. Lo cual nos lleva al siguiente punto.  La banda sonora de Magnolia (y el álbum que vino después) Otro de los momentos cumbre en la carrera de Aimee Mann fue la aparición del álbum Magnolia (1999), que fungió como banda sonora para el filme del mismo nombre dirigido por Paul Thomas Anderson. Porque aquí es en donde aparecieron por primera vez los temas Save Me (nominada al Oscar en la categoría de Mejor Canción Original) y Wise Up, dos canciones que se convirtieron en clásicos instantáneos del final de la década.  Sin embargo, las canciones que Mann «donó» al proyecto de P.T. Anderson sólo eran una prueba de lo que sería su siguiente álbum, titulado Bachelor No. 2 or, the Last Remains of the Dodo (2000). En él, encontramos las canciones que aparecen en la banda sonora de Magnolia, además de varios temas más. Este disco, estrenado en pleno cambio de milenio, es una de las obras maestras de la década y ayudó a cimentar a Aimee Mann como una de las grandes compositoras del siglo XX. Aunque sólo contiene 13 pistas, Bachelor No. 2 es una especie de White Album para Mann, en cuanto a que es su proyecto más ambicioso y en el que más estilos abarca: desde el ritmo de vals de Nothing is Good Enough hasta esa obra maestra que es Red Vines, cuyas melodías vocales toman giros inesperados.  La explosiva combinación de talento melódico con inteligencia Si algo demostró Bachelor No. 2 fue que Aimee Mann es una de las (raras) compositoras que posee un fuerte talento melódico (sólo escuchen alguna canción de ese álbum e intenten sacársela de la cabeza), lo cual hace que sus canciones sean accesibles y pegajosas, con inteligencia en sus letras y temas. Por ejemplo, en su álbum más reciente, Queens of the Summer Hotel (2021), Mann se basó en el libro Girl, Interrupted de Susanna Kaysen, en el cual se tratan temas como el suicidio y las enfermedades mentales.  Por ello, me parece una de las cosas más extrañas que Mann no sea más popular: sus canciones son accesibles y melódicas y sus letras rara vez son banales o superficiales. Por ello, el hecho de que tenga alrededor de 400 mil oyentes mensuales en Spotify es una de las injusticias más grandes en el mundo de la música pop y rock, el cual está lleno de exponentes mucho más populares pero que, por decirlo amablemente, son de dudosa calidad.  Su voz Aimee Mann tiene una voz única. Sí, podrá sonar a cliché, pero hay que tomar en cuenta lo siguiente: aunque no es una de las vocalistas más capaces o con mayor rango (como, digamos, Annie Haslam o Aretha Franklin), tiene el talento único de darle la entonación perfecta a cada una de sus composiciones. Algo similar, por ejemplo, a Paul McCartney, quien, a pesar de no ser un Freddie Mercury, logra imprimir su voz de la mejor forma en sus canciones.  Esas son algunas razones para entrarle a la obra de Aimee Mann; podría quedarme aquí todo el día escribiendo más razones, pero el espacio, desafortunadamente, es limitado. Así que aquí le paro y es momento de que la misma Mann los convenza por medio de sus composiciones. Espero que los haya convencido de abrir la discografía de esta cantautora, al menos por mera curiosidad. Estimado lector, si nunca la ha escuchado, no se va a arrepentir: le puedo asegurar que le espera un verdadero agasajo. " ["post_title"]=> string(63) "Razones para escuchar a Aimee Mann y celebrar su cumpleaños 62" ["post_excerpt"]=> string(110) "Octavio García nos dice por qué deberíamos de acercarnos a la obra de la célebre cantautora Aimee Mann. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(62) "razones-para-escuchar-a-aimee-mann-y-celebrar-su-cumpleanos-62" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-12 13:16:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-12 18:16:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83201" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16266 (24) { ["ID"]=> int(83042) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-07 13:06:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-07 18:06:25" ["post_content"]=> string(6720) "Nacido aún durante el Siglo XVIII, en 1790, en Atoyac, en la Costa Grande de lo que hoy es el estado de Guerrero (antes parte del Estado de México y conformado también por pequeñas partes de Michoacán y Puebla), Juan  Álvarez el principal impulsor para erigir el estado de Guerrero y fue  su primer gobernador en 1849.  Sin tanta educación formal ni gran cultura, su sentido patriótico iba desde su Patria chica, donde llegó a ser el mayor hacendado e incluso cacique, hacia la visión ya de una Nación que había dilatado en mucho su formación: prácticamente la primera mitad del Siglo XIX fue un caos en ese tan incipiente México, que se reflejó en los intermitentes mandatos de un Anastasio Bustamante y el oportunista Antonio López de Santa Anna, que sin partido definido luchaba una vez con el bando centralista, otra con el Federalista, algunas veces se afirmó como liberal, otras como conservador. Estos hechos  se reflejaron en que Don Juan peleó en ocasiones hombro con hombro con Santa Anna y otras veces abiertamente en su contra. Pero Álvarez peleó desde las luchas por la Independencia, a las órdenes, del Vicente Guerrero, del cual se consideró su heredero, luego de la traición por parte de Anastasio Bustamante que devino en su cobarde asesinato. Peleó también en invasiones extranjeras, cómo la francesa en 1838 /39 y la estadounidense en 1847, con algunos triunfos y también derrotas en batalla.  En 1854, el General Florencio Villarreal junto con otros generales proclaman el Plan de Ayutla, el cual es discutido y modificado en Acapulco, con el principal fin de cesar de una vez por todas de la presidencia a Santa Anna y comenzar a dar una forma sólida al aún débil Estado mexicano. La llamada Revolución de Ayutla tuvo gran eco y se extendió por todo el país, y logró su cometido. Fue precisamente en Acapulco donde Benito Juárez entra a territorio mexicano, después de su exilio en Nueva Orleans, y externa al Coronel Diego Álvarez (hijo de Don Juan): "Sabiendo que aquí se pelea por la libertad, he venido a ver en que puedo ser útil". Es ahí donde comienza la conformación del grupo de personajes liberales que la Historia los consigna cómo "Hombres que parecían gigantes", y que no dejarían de luchar hasta derrotar enemigos como la unión de Iglesia y Estado, y la intervención francesa, Juan Álvarez aún  vivía para constatarlo.  Álvarez fue presidente emanado del triunfo de la Revolución de Ayutla. Resultó electo Presidente, pero el cargo lo ejerció por pocos meses, renunciando a él aduciendo problemas de adaptación al clima de la capital del país. Aun así, tuvo quizás el más ilustre gabinete presidencial de la Historia con Melchor Ocampo en la cartera de relaciones exteriores, Benito Juárez en Justicia, Miguel Lerdo de Tejada en Fomento y Guillermo Prieto en Hacienda. De hecho, fue durante su fugaz presidencia que le toca proclamar la Ley Juárez así cómo expedir la convocatoria al Congreso constituyente de para la redacción de la Carta Magna de 1857. Su famosa declaración de "pobre entré a la presidencia, pobre salí de ella" se refiere más que nada a que no utilizó tan alto cargo para el lucro personal, puesto que entre otras cosas, era ya un muy rico hacendado.  Aún después de su breve paso por la Presidencia tuvo energías para participar activamente en las luchas de Reforma y el Imperio de Maximiliano. Desde su Hacienda en Acapulco, "La Providencia" (en total abandono, por cierto, pudiendo representar un importante activo cultural y turístico), apoyó de forma incondicional al ya Presidente Benito Juárez, "la pantera del sur", como era conocido en sus dominios. Álvarez dejaría de existir el 21 de agosto de 1867. Fue el último de los combatientes insurgentes en morir, así como el último Presidente de la República en haber participado activamente en esas luchas.  Su legado continuó mucho más allá de su desaparición física. Se puede decir, que hasta su legado ayudó a cristalizar las luchas agrarias acaudilladas por Emiliano Zapata durante la Revolución mexicana. Cuando el general Álvarez pasó por el territorio que hoy es Morelos, fue testigo de las inhumanas injusticias y vejaciones que sufría el campesinado, constatando que desde tiempos del Imperio Mexica, pasando por los tiempos de la Colonia y las "encomiendas", sus condiciones de vida eran peores a las de presos por crímenes horrendos.  Álvarez trató de poner remedio a esta situación mediante una carta, en 1857, a "los pueblos cultos de la Europa y de la América", consiguiendo ser difamado, sí, pero también haciendo eco sus sentidas palabras, dejando una especie de semilla que contribuiría, a posteriori, a la redención de las causas indígenas y campesinas, ocurrido esto ya durante pleno Siglo XX.  Por todo lo que Álvarez representa en la Historia de México, en la configuración clara de una Nación y la formación sólida de un Estado mexicano, y el paralelo combate a las injusticias, es que la Historia oficial no le ha hecho la justicia debida. No escuchamos nunca su nombre en las ceremonias presidenciales por el Grito de Independencia, ni hemos visto nunca su efigie en billete y/o moneda alguna de curso legal. En Acapulco el aeropuerto internacional lleva su nombre, así como la plaza de su Zócalo, y la Ciudad donde nació, lleva su apellido como segundo nombre (Atoyac de Álvarez). Ahora que se ha anunciado, que los billetes con denominación de veinte pesos saldrán de la circulación, gradualmente, para en 2025 sustituirlo, de forma permanente, por una moneda, con un grabado del rostro del General Juan Álvarez. Éste sería apenas un merecido homenaje a quien tanto aportó a la Patria, y que entre otras muchas líneas escribió, en el ya citado "manifiesto ciudadano... a los pueblos cultos: " lo siguiente, que lo pinta de cuerpo entero:  …he sido el enemigo perpetuo de los tiranos; el defensor constante e incansable de las libertades públicas; el soldado del pueblo, cuya causa santa defiendo con entusiasmo...”. Ojalá entonces, la Historia oficial se acuerde, mucho más que hasta hoy en día, de su indeleble y ejemplar legado.    " ["post_title"]=> string(45) "Juan Álvarez, el prócer patrio sin justicia" ["post_excerpt"]=> string(160) "Este mes de la patria también sirve para recordar a aquellos héroes que la historia oficial ha pasado por alto, entre ellos, el General Juan Álvarez Hurtado." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(42) "juan-alvarez-el-procer-patrio-sin-justicia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-07 13:06:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-07 18:06:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83042" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(19) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "210620f5f24484ac63d44c9fd4f6623d" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Juan Álvarez, el prócer patrio sin justicia

Este mes de la patria también sirve para recordar a aquellos héroes que la historia oficial ha pasado por alto, entre ellos,...

septiembre 7, 2022
Aimee Mann

Razones para escuchar a Aimee Mann y celebrar su cumpleaños 62

Octavio García nos dice por qué deberíamos de acercarnos a la obra de la célebre cantautora Aimee Mann.

septiembre 12, 2022




Más de categoría

Cartas a Tora 283

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días...

septiembre 23, 2022

Balduino, Fidei Defensor

“I will not cease from mental fight, /  nor shall my sword sleep in my hand / till we...

septiembre 22, 2022

Programa Mujer en UPG radio

Agradezco la invitación de mí estimada amiga Mayela Rodríguez, Conductora del Programa de Radio “Mujer” de la Universidad Pedro...

septiembre 22, 2022
Brian Palma

Brian de Palma

Brian de Palma es uno de los directores que han revolucionado la manera de hacer cine.

septiembre 22, 2022