El mes de Maia

Mayo es el quinto mes del año en el calendario gregoriano y tiene 31 días; pero era el tercer mes en el antiguo calendario romano, donde enero y febrero estaban al final del año. Puede derivar de la diosa romana Maia, también conocida como Bona Dea,...

10 de mayo, 2021

Mayo es el quinto mes del año en el calendario gregoriano y tiene 31 días; pero era el tercer mes en el antiguo calendario romano, donde enero y febrero estaban al final del año. Puede derivar de la diosa romana Maia, también conocida como Bona Dea, cuyo festival los romanos celebraban este mes que llamaban Maius. También podría provenir de la ninfa Maya, hija de Atlas y Pleione y madre de Hermes. ​ Una tercera opción de su origen podría ser del término Maius Juppiter, una reducción de maximus, el más grande.

Hemos de tener en cuenta que, en la simbología antigua de los números, los impares representaban género masculino (1º y 3º mes/marzo-Marte, mayo-Júpiter), y los pares son femenino (2º y 4º mes/abril-Naturaleza, junio-Juno). Por tanto, puede concluirse que mayo deviene de Maius Júpiter. 

En la antigua Grecia su equivalente es el mes de Targelión. Quintilis fue originalmente el nombre del quinto mes (que después fue cambiado de lugar para ocupar el séptimo) en el calendario romano, estaba ubicado después de junio y antes de sextilis. Ahora bien, de acuerdo con una tradición, la piedra de mayo es la esmeralda, y su flor el lirio.

Al mes de mayo se le sigue considerando como el más hermoso del año y, por algo el Día de las madres, aparte de México, se festeja el día 10 en Belice, Catar, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Guatemala, India, Malasia, Omán, Pakistán y Singapur; por tal motivo le enviamos nuestra felicitación a todas las madrecitas mexicanas, y también por qué no a las de los anteriores países. Desgraciadamente, también hay que lamentar el fallecimiento de un grupo de madres de familia en el reciente drama del tren metropolitano; que Dios las tenga en su gloria y resignación a sus familiares.

“En México la iniciativa fue del periodista (de Excélsior) Rafael Alducín,  quien hizo una invitación para seleccionar un día para celebrar a la madre, resultando como fecha elegida el diez de mayo que, desde 1922, conmemora a las progenitoras del país”. 

Algunos famosos se han expresado sobre mayo y la estación primaveral de la siguiente manera:




Tan lleno de espíritu como el mes de mayo, y tan hermoso como el sol en pleno verano.

William Shakespeare

Pensé que la primavera debía durar para siempre, ya que yo era joven y amada, y era mayo.

Vera Brittain

Mayo, más que cualquier otro mes del año, nos quiere hacer sentir vivos.

Fennel Hudson

La estación favorita del mundo es la primavera. Todas las cosas parecen posibles en mayo.

Edwin Way Teale

Viene la hermosa primavera y cuando la naturaleza reanuda su belleza, el alma humana también puede revivir.

Harriet Ann Jacobs

En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante y detrás de cada noche viene una aurora sonriente.

Khalil Gibran

Si no tuviéramos invierno, la primavera no nos resultaría tan hermosa.

Anne Bradstreet

La primavera es cuando la vida está en todo.

Christina Rossetti

El invierno está en mi cabeza pero la eterna primavera está en mi corazón.

Víctor Hugo

¿Pueden las palabras describir la fragancia del mismo aliento de la primavera?

Neltje Blanchan

 

Y por supuesto, no podíamos dejar de lado el sentir de nuestro poeta nayarita en su poema “EN PAZ”, donde en una de sus estrofas exclama:

“Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno:
¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!”

 

Finalmente, en el siguiente enlace podemos escuchar una bella canción mexicana de Manuel M. Ponce que alaba a la primavera:

https://www.youtube.com/watch?v=CvOKuhgaO1Q&ab_channel=BuyuchekVEVO

 

 

NOTAS:

https://es.wikipedia.org/wiki/Mayo

 

https://www.diariofemenino.com/psicologia/frases-y-reflexiones/39-frases-de-mayo-con-imagenes-citas-y-refranes-del-mes-de-las-flores/#header0

 https://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/868729.1922-se-celebra-el-primer-dia-de-las-madres-en-mexico.html

 

 

Comentarios
object(WP_Query)#17572 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65156) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-05-2021" ["before"]=> string(10) "16-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65156) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-05-2021" ["before"]=> string(10) "16-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17527 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17513 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17520 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "19-05-2021" ["before"]=> string(10) "16-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-05-19 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-06-16 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (65156) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17564 (24) { ["ID"]=> int(65623) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-21 07:53:35" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-21 12:53:35" ["post_content"]=> string(4955) "Querida Tora1: Tuvimos un problema bastante grave en la vecindad, el otro día que llovió. Es que las coladeras no se daban abasto, y el agua subió hasta metro y medio, inundando todas las viviendas de la planta baja. Con decirte que algunos muebles andaban flotando en el patio, y los vecinos se los peleaban: unos porque decían que eran suyos, y otros afirmando que ya les pertenecían por derecho de conquista. Imagínate la que se armó. Yo enseguida me dije: otra hazaña del portero. Pero no encontraba por dónde ni cómo ni por qué. Por eso mismo, me puse a investigar, mientras el portero y sus guaruras encarcelaban a los vecinos más rijosos. Sí, dije “encarcelaban”. Pero a falta de cárcel los metían en la vivienda 59, al fondo de la vecindad, que está totalmente deteriorada y llena de animales de muchas patas, con la intención de que se sosegaran. Eso lo lograron con  creces, porque el del 37 llevaba un pomo, y se puso a invitar a todos, y al rato ya estaban abrazándose y cantando “La Negra”. No cabe duda que el procedimiento fue bueno. Pero a lo que iba. Tuve que esperar unos días a que bajara el agua, para poder examinar las coladeras, porque estaba seguro de que ahí encontraría la explicación. Lo primero que encontré, en la coladera más grande del patio, fue un libro. Así como lo lees: un libro completo, con muchas páginas y cubiertas duras que, aunque deteriorado por el agua, había tapado ese desagüe. Me extrañó, porque el portero no es muy afecto a los libros (por lo menos, yo no he visto ninguno en la portería; y, mucho menos “Don Quijote de La Mancha”). Había que investigar más. Entonces, me fui metiendo a diversas viviendas. Y en el 38 oí a la señora discutiendo con  su hijo mayor, que lo habían  reprobado porque no podía entregar un trabajo de Literatura. Y el muchacho se defendía diciendo que cómo iba a leer un libro de más de mil páginas, que trataba de cosas sucedidas hace muchos años. Eso me llamó la atención, y me quedé un rato en el 38. Luego oí que el chavo hablaba con un cuate, y le decía que él había tirado el libro a la coladera para no tener siquiera la tentación de leerlo. ¿Te imaginas? Con lo que le debe haber costado el libro a la mamá. Y además, contribuyó a la inundación de la vecindad, porque no sabes el trabajo que costó a los guaruras sacarlo de la coladera. Luego me di cuenta de que muchos tiraban a las coladeras cosas grandes y duras, que seguramente se quedaban atoradas en los tubos. Pero lo peor fue en el 43. Ahí, a la chava más joven le habían regalado un  vestido para su cumpleaños. Pero a la chica no le gustó, ¿y qué crees que hizo? Lo tijereteó todo y lo echó al excusado. Claro que el vestido no se fue, por más que le jalara a la manija: se hizo una bola allá en el fondo, y no lo podían sacar, por lo que tuvieron  que empujarlo y gastar un titipuchal de agua, para que se fuera por el caño. Pero se atoró en el drenaje, junto con todas las demás porquerías, y formó un verdadero tapón en el punto donde se junta con el drenaje principal de la vecindad. El vestido no lo pudieron sacar, porque estaba hecho garras, atorado en cuanta saliente encontró a su paso. La única solución que se les ocurrió fue echar al drenaje muchos litros de destapacaños. Pero ni eso logró deshacerlo, y tuvieron que echar algunas botellas de ácido sulfúrico. “Eso lo deshace todo”, dijo un chavo que estudia química.  Sí, lo deshizo; pero también deshizo parte del tubo de drenaje, así que a ver cómo les va cuando vuelva a llover. Eso de que deshicieron parte del tubo se lo callaron, para que así, cuando llegue el problema (que llegará, no tengas la menor duda) puedan culpar al portero. Con esas letras lo dijo el del 28, que no se puede ver con el portero. Y todos estuvieron  de acuerdo (salvo los guaruras; pero esos nunca dicen nada, ni en un sentido ni en otro). Las viviendas de la planta baja tardaron varios días en secarse, y los que viven ahí tuvieron que acomodarse en otras viviendas mientras tanto. Pero todos se mostraron solidarios, y los ayudaron con gusto. Por primera vez, no se puede culpar al portero de nada. Lo que hay que ver. Te quiere, Cocatú 1 Contexto: Un alienígena llega a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. Su correspondencia tiene algo de crítica social y toques de humor" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 225" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-225" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-21 07:54:35" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-21 12:54:35" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65623" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17584 (24) { ["ID"]=> int(65989) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-28 10:31:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-28 15:31:52" ["post_content"]=> string(4859) "Querida Tora1: El otro día la vecindad estuvo muy alborotada. Y es que el chavo que trabaja (o eso quisiera él) en televisión tuvo una intervención en un “reality show” que se iba a grabar en la misma vecindad. Y claro, todos se pusieron a lavar el edificio de arriba abajo y de adentro afuera, con lo que salieron a relucir (sólo en algunas partes) los colores originales de las paredes) Pero, en general, quedó bastante bien. El muchacho estaba nerviosísimo porque, aunque sólo iba  decir “Sí” en el programa, había “convencido” al fotógrafo de que le tomara un “close up”  en ese momento. (“Close up” es cuando al actor le toman la cara de muy cerca, y llena toda la pantalla con ella). Creía que con eso iba a conseguir el estrellato (es un poco ingenuo este muchacho). Pero resulta que la noche anterior a la grabación este chavo se tropezó en la escalera y cayó de morros, según declaración de uno de los testigos presenciales, y se rompió uno de los dientes de adelante. ¿Te imaginas la tragedia? Salir chimuelo en vivo y a todo color, en proyección nacional. Todo el mundo se puso en acción para remediar el desaguisado. Lo primero que se le ocurrió al chavo fue ponerse un pedacito de queso en el hueco; pero el queso se deshizo enseguida y, además, le ensució toda la dentadura. Creo que era más grave el remedio que la enfermedad. Luego fueron con doña Sura, para que le aplicara algún remedio natural o sobrenatural. La señora los recibió con  todo el misterio que acostumbra; pero en cuanto vio el problema dijo que eso no se arreglaba ni siquiera con algún remedio hiper-natural. Al oír la palabrita, los vecinos se encogieron de miedo, y salieron corriendo, con el chavo a la cabeza. Y doña Sura los despidió con  una carcajada supra-natural que los afectó todavía más. La del 38 tuvo unas pesadillas horribles esa noche. Se refugiaron todos en la vivienda del chavo. ¿Y qué crees? La madre (nada como una madre para impulsar al hijo) estaba amarrándose un cordoncito a un diente frontal para arrancárselo y dárselo a su retoño. No sabes la impresión que eso causó en todos. Sobre todo en las viejas, que se echaron  a llorar en coro. El chavo se negó en redondo a aceptar el sacrificio de la madre, y se puso a buscar alguna solución más rápida y menos dolorosa. La madre (te lo repito: nada como una madre para sacrificarse por el hijo) le ofreció un  anillo de perla (mejor dicho, que parecía de perla) para llenar el agujero. Pero era demasiado grande y duro, y no había manera de sostenerlo en su lugar. Por fin, la novia del chavo (mujer, al fin) encontró la solución. Su mamá hacía flores de migajón y… Enseguida saltó la protesta: “Si el queso se deshizo, el migajón se deshace más aprisa”. Pero no: ese migajón se mezcla con  pegamento y se deja secar, con lo que queda bastante duro; además, se le puede dar el color deseado fácilmente. Inmediatamente corrieron a ver a la mamá, que aceptó “por el bien de mi futuro yerno y de la vecindad entera” sin cobrar. Le costó un buen  rato modelar el diente; y tardaron bastante en secarlo y pintarlo, pero para la una de la mañana ya estaba listo. Sin embargo, se lo colocaron hasta el día siguiente, a las cinco de la mañana, no fuera a remojarse más de lo debido con tantas horas en la boca. Llegó el equipo de la televisora, y estuvieron  todo el día grabando en la vecindad, ante el asombro y la complacencia de los vecinos y de la gente de las casas aledañas. Allí trabajaron, comieron, bebieron y chacotearon hasta bien entrada la noche. Y cuando llegó el momento estelar (para el chavo), resulta que el fotógrafo volteó la cámara de repente para sacar a una muchacha, actriz principiante, y la fotografió a ella mientras él decía su parlamento. Luego supimos que ella había empleado argumentos más “convincentes” para que la favoreciera  a ella. Y como la chava salió bastante bonita, eso fue lo que se quedó. Para que veas cómo se hace la televisión en este país (y en todos). Te quiere,  Cocatú  1 Contexto: Un alienígena llega a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. Su correspondencia tiene algo de crítica social y toques de humor." ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 226" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-226" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-28 10:31:52" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-28 15:31:52" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65989" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17564 (24) { ["ID"]=> int(65623) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-21 07:53:35" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-21 12:53:35" ["post_content"]=> string(4955) "Querida Tora1: Tuvimos un problema bastante grave en la vecindad, el otro día que llovió. Es que las coladeras no se daban abasto, y el agua subió hasta metro y medio, inundando todas las viviendas de la planta baja. Con decirte que algunos muebles andaban flotando en el patio, y los vecinos se los peleaban: unos porque decían que eran suyos, y otros afirmando que ya les pertenecían por derecho de conquista. Imagínate la que se armó. Yo enseguida me dije: otra hazaña del portero. Pero no encontraba por dónde ni cómo ni por qué. Por eso mismo, me puse a investigar, mientras el portero y sus guaruras encarcelaban a los vecinos más rijosos. Sí, dije “encarcelaban”. Pero a falta de cárcel los metían en la vivienda 59, al fondo de la vecindad, que está totalmente deteriorada y llena de animales de muchas patas, con la intención de que se sosegaran. Eso lo lograron con  creces, porque el del 37 llevaba un pomo, y se puso a invitar a todos, y al rato ya estaban abrazándose y cantando “La Negra”. No cabe duda que el procedimiento fue bueno. Pero a lo que iba. Tuve que esperar unos días a que bajara el agua, para poder examinar las coladeras, porque estaba seguro de que ahí encontraría la explicación. Lo primero que encontré, en la coladera más grande del patio, fue un libro. Así como lo lees: un libro completo, con muchas páginas y cubiertas duras que, aunque deteriorado por el agua, había tapado ese desagüe. Me extrañó, porque el portero no es muy afecto a los libros (por lo menos, yo no he visto ninguno en la portería; y, mucho menos “Don Quijote de La Mancha”). Había que investigar más. Entonces, me fui metiendo a diversas viviendas. Y en el 38 oí a la señora discutiendo con  su hijo mayor, que lo habían  reprobado porque no podía entregar un trabajo de Literatura. Y el muchacho se defendía diciendo que cómo iba a leer un libro de más de mil páginas, que trataba de cosas sucedidas hace muchos años. Eso me llamó la atención, y me quedé un rato en el 38. Luego oí que el chavo hablaba con un cuate, y le decía que él había tirado el libro a la coladera para no tener siquiera la tentación de leerlo. ¿Te imaginas? Con lo que le debe haber costado el libro a la mamá. Y además, contribuyó a la inundación de la vecindad, porque no sabes el trabajo que costó a los guaruras sacarlo de la coladera. Luego me di cuenta de que muchos tiraban a las coladeras cosas grandes y duras, que seguramente se quedaban atoradas en los tubos. Pero lo peor fue en el 43. Ahí, a la chava más joven le habían regalado un  vestido para su cumpleaños. Pero a la chica no le gustó, ¿y qué crees que hizo? Lo tijereteó todo y lo echó al excusado. Claro que el vestido no se fue, por más que le jalara a la manija: se hizo una bola allá en el fondo, y no lo podían sacar, por lo que tuvieron  que empujarlo y gastar un titipuchal de agua, para que se fuera por el caño. Pero se atoró en el drenaje, junto con todas las demás porquerías, y formó un verdadero tapón en el punto donde se junta con el drenaje principal de la vecindad. El vestido no lo pudieron sacar, porque estaba hecho garras, atorado en cuanta saliente encontró a su paso. La única solución que se les ocurrió fue echar al drenaje muchos litros de destapacaños. Pero ni eso logró deshacerlo, y tuvieron que echar algunas botellas de ácido sulfúrico. “Eso lo deshace todo”, dijo un chavo que estudia química.  Sí, lo deshizo; pero también deshizo parte del tubo de drenaje, así que a ver cómo les va cuando vuelva a llover. Eso de que deshicieron parte del tubo se lo callaron, para que así, cuando llegue el problema (que llegará, no tengas la menor duda) puedan culpar al portero. Con esas letras lo dijo el del 28, que no se puede ver con el portero. Y todos estuvieron  de acuerdo (salvo los guaruras; pero esos nunca dicen nada, ni en un sentido ni en otro). Las viviendas de la planta baja tardaron varios días en secarse, y los que viven ahí tuvieron que acomodarse en otras viviendas mientras tanto. Pero todos se mostraron solidarios, y los ayudaron con gusto. Por primera vez, no se puede culpar al portero de nada. Lo que hay que ver. Te quiere, Cocatú 1 Contexto: Un alienígena llega a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. Su correspondencia tiene algo de crítica social y toques de humor" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 225" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-225" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-21 07:54:35" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-21 12:54:35" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65623" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(17) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "de835981d73d222d010aad7ed286cc50" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
CARTAS A TORA

CARTAS A TORA 225

Querida Tora1: Tuvimos un problema bastante grave en la vecindad, el otro día que llovió. Es que las coladeras no se daban...

mayo 21, 2021
CARTAS A TORA

CARTAS A TORA 226

Querida Tora1: El otro día la vecindad estuvo muy alborotada. Y es que el chavo que trabaja (o eso quisiera él) en...

mayo 28, 2021




Más de categoría
CARTAS A TORA 228

CARTAS A TORA 228

Querida Tora 1: Fíjate que en el King’s el servicio está de lo peor y los empleados, cada día...

junio 11, 2021
LOS ROSTROS DEL ARTE POPULAR 

LOS ROSTROS DEL ARTE POPULAR 

Tantoyuca, Ver.- Flaviana, mujer generosa, entre canastos coloridos y grillos pintados sueña con una casa de block, pero todo...

junio 10, 2021

¿Quién fue Ernesto Blunac?

Desfallecientes se mostraban ya las postreras ventiscas invernales de 1875, cuando se hallaba de regreso en La Paz el...

junio 9, 2021

Las pequeñas cosas: elección

“Cada elección tiene su anverso, es decir, una renuncia, por lo que no hay diferencia entre el acto de...

junio 7, 2021