Cartas a Tora XIV

Otra vez fueron las vecinas a ver al portero. Otra vez, no los recibió hasta que pidieron su cita por Internet y él tuvo tiempo…       Otra vez fueron las vecinas a ver al portero. Otra vez, no...

25 de noviembre, 2016

Otra vez fueron las vecinas a ver al portero. Otra vez, no los recibió hasta que pidieron su cita por Internet y él tuvo tiempo…

      Otra vez fueron las vecinas a ver al portero. Otra vez, no los recibió hasta que pidieron su cita por Internet y él tuvo tiempo (y ganas) de recibirlos. Querían preguntarle qué iba a pasar con los lavaderos. Sólo quedan dos en buen uso, y son muchas las vecinas que tienen que lavar. El portero les dijo que no era cosa suya; que los lavaderos estaban bien, y que ellos los destrozaron al sobre-cargarlos de ropa y de jabón. El gritadero que se armó…

La única forma de callarlas fue disparando dos veces al aire. (Ni tan al aire, porque el canario del 18 cayó atravesado por una bala. Le hicieron un entierro muy bonito). Para aplacarlas, y mientras su equipo estudiaba el problema, les dijo que usarían los lavaderos por turnos. Para eso, se hizo una lista de vecinas. Cada una tenía que declarar cuánto iba a lavar, dependiendo del número de hijos, de maridos, de ad-láteres (No te esfuerces. Creo que es latín) y de parientes que vivía en  cada casa, y se les asignó un turno, de la una de la mañana a las doce de la noche (lo cual generó unas disputas espantosas, que se acallaron con otros dos tiros al aire y el entierro de un perico). Y para evitar problemas se hicieron credenciales, especificando el turno que les tocaba. Hubo problemas, porque a la del 38, que tiene ocho  hijos, tres sobrinos y dos quién sabe qué, le tocaron quince minutos; y la del 2, que es ella sola, dispone de una hora. Al portero no le quedaban más balas; así que se subió a un cajón y les pidió cordura (Nadie sabía lo que eso era): les dijo que no están en una vecindad chismosa sino en un condominio amoroso, y que los problemas se podían resolver con buena voluntad. Se acordó que las que no necesitaran mucho tiempo para lavar prestaran sus credenciales a las otras. Les pareció buena idea, y así lo hicieron durante dos días. Al tercero, la del 2 empezó a alquilar la credencial a quien le diera más. La del 33 quiso ir a acusarla con el portero, pero se lo impidieron diciéndole que les convenía más así. Vamos a ver qué pasa cuando se entere el portero. Porque se enterará, no tengas la menor duda.

También hubo otra vez Doble Día Sin Baño, porque la contaminación alcanzaba el interior de todas las viviendas del lado izquierdo. En el King’s se hicieron unas colas espantosas, y las ventas casi se duplicaron. El portero se puso muy contento, ¿y qué crees que hizo cuando pasó la emergencia? Mandó a sus guaruras a buscar en todos los basureros de la colonia todo lo que encontraran podrido; y en la noche lo tenían que echar al agujero del patio, para que siguiera la peste. El día que los vecino se enteren, seguro que le dan una paliza, por pensar lo menos; porque ya realmente les está haciendo la vida de cuadritos (o de bolitas, como más te guste; el caso es que se las dificulta mucho). Porque imagínate… Esto no lo sabe nadie más que yo, así que no lo vayas a decir. Uno de sus guaruras encontró en un basurero un pedazo de pescado podrido y lo echó al agujero, como todo lo demás; y el del 32 lo recogió, se lo comió y enfermó del estómago, y tenía que ir al baño a cada rato; pero como no le tocaba, corría al King’s a cualquier hora Total, que la fonda ya abre toda la noche. Pero a los empleados no les pagan horas extra; les dijeron que estaban haciendo una labor social muy importanate,y ellos se lo creyeron. Lo único que les da extra es un “almuerzo nocturno”, en que pueden acabar con todo lo que quedó del día anterior que ya empiece a oler un poco mal. Claro que ellos se comen primero lo que huele bien. A ver cuánto les dura el gusto, porque el portero  se entera de todo. No sé cómo le hace, porque él no puede convertirse en gato, como yo, y meterse en todos lados. A nadie le extraña verme a mi en todos los pleitos, oyendo todas las conversaciones; pero ni él ni sus achichincles pueden hacer lo mismo y, sin embargo, se enteran de todo. A veces creo que son medio brujos o que tienen drones para espiar a los vecinos.

¿Tú qué dices? ¿Son brujos o tienen drones? Sólo que sean aparatos en forma de pájaro, o de mariposa o de mosca. Eso podría ser, ¿no te parece?, porque brujas… Yo sólo conozco una, y no está aquí. No hablo de tu mamá, así que no te esponjes. Me refiero a una que vive en el bosque, cerca de mi casa, y de la que ya te he hablado. En realidad no es bruja, porque esas cosas no existen; pero así le dice la gente, porque sabe muchas cosas y es capaz de hacer mucho daño. Si alguna vez vas con ella, puedes pedirle que aleje de tu vida a quien tú sabes, que a lo mejor para eso sí sirve. Y si no vas tú, iré yo. Adiós.

         Te quiere

                  Cocatú 

Comentarios
object(WP_Query)#17675 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(13162) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-09-2021" ["before"]=> string(10) "18-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(13162) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-09-2021" ["before"]=> string(10) "18-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17674 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17681 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17720 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "20-09-2021" ["before"]=> string(10) "18-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-09-20 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-10-18 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (13162) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17671 (24) { ["ID"]=> int(70658) ["post_author"]=> string(3) "182" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-21 09:57:11" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-21 14:57:11" ["post_content"]=> string(3966) "Aquí, donde el aire es más limpio, entre guajolotes, gallinas, perros, el canto de los pájaros y hasta un venado rodean el ambiente rural de Sara y Antonio quienes desde temprano inician labores para ir a cortar a su milpa las pencas y obtener el ixtle. Ahí el calor puede ser sofocante, la naturaleza es generosa y a veces caprichosa cuando las lluvias escasean. Sorteando las exigencias de esta nueva era, los artesanos Sara Andrade y Antonio del Ángel se han mantenido estoicos en su tierra natal Potrero I, Tantoyuca, comunidad donde tienen su milpa para obtener el ixtle o zapupe que les permite imaginar y crear piezas únicas que van a dar a las manos de quienes saben apreciar el arte popular. Es en la cabecera municipal de Tantoyuca, que pertenece a la huasteca veracruzana,  cada domingo acuden puntualmente a vender sus artesanías. Instalan un puesto donde nos atrapa el colorido de cada pieza entre el ajetreo que anuncia el día de compras para las personas que salen de sus comunidades a ofrecer  lo que sus manos y la tierra producen. Entre la serie de productos que están a la vista, están los que se pueden utilizar en casa como los tortilleros o para uso personal bolsas y morrales de distintos tamaños, colores y acabados en pintura natural (que se obtienen de las plantas) o artificiales, porque hay para todos los gustos. La realidad que pocos conocen es que además del trabajo de las manos artesanas, se requiere esperar los tiempos que marca la naturaleza. Aquí donde todavía es posible ver animales como tigrillos, Sara y Antonio, cómplices en el trabajo y en la vida, se sienten animados por los pedidos que ocasionalmente reciben.  Ciertamente es poca la venta, pero no han dejado de vender.  Algunas personas se interesan en sus artesanías y los contactan para elaborar bolsas u otros productos de su interés. De esta forma han logrado mantenerse en lo que saben hacer. Dependiendo de la ruta que se tome para llegar a Potrero I es más o menos el tiempo de traslado en las camionetas de transporte rural, camino recorrido para acceder a su ambiente y conocer desde las entrañas todo el trabajo detrás antes de ver cada pieza terminada. Para tener una idea clara, elaborar una bolsa grande requiere raspar 15 pencas de una milpa que fue sembrada hace seis años. Pintar el ixtle es otro proceso. Se colocan los hilos de zapupe en un diseño especial entre dos palos y una base para comenzar otra parte del trabajo, luego a tejer en telar de cintura. La milpa de ixtle se encuentra cerca de la casa de los artesanos, entre cerros donde no es necesario cuidado especial debido a que las plantas son resistentes y requieren poca agua: la que reciben durante las lluvias. Otros artesanos les compran a Sara y Antonio el zapupe que obtienen de su trabajo y entrega diaria. La vida contemporánea los ha empujado al ingenio de presentar nuevas piezas y acrecentar su legado cultural como maestros artesanos.  " ["post_title"]=> string(49) "LOS ROSTROS DEL ARTE POPULAR: la magia del zapupe" ["post_excerpt"]=> string(114) "Un retrato de la vida cotidiana y del esfuerzo de los artesanos de Tantoyuca (Veracruz) que trabajan con el ixtle." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(48) "los-rostros-del-arte-popular-la-magia-del-zapupe" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-21 10:52:45" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-21 15:52:45" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70658" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#289 (24) { ["ID"]=> int(71507) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-13 08:47:06" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-13 13:47:06" ["post_content"]=> string(4342) "A principios de 2017, un portero nuevo empezó a trabajar en la empresa, en un edificio de oficinas en la colonia Del Valle en la Ciudad de México. El hombre era de aspecto más que taciturno, de un muy misterioso tono de piel pálida verdoso, mirada perdida y que prácticamente pasaba su jornada de trabajo de nueve horas sin pronunciar palabra alguna y cuando lo hacía casi siempre se reducían a monosílabos, emitidos con una extraña voz metálica. Lo que más llamó mi atención, ya que yo acostumbraba a ser de los primeros sino es que el primero en llegar a mi trabajo, era que el hombre cuando llegaba, esto era rayando el alba, lo hacía no solo con el mismo traje gris oscuro de siempre y su corbata setentera de tela muy gruesa, todo este "outfit" pasado de moda; un cierto temor hacia un personaje de aspecto anacrónico nos invadía a ya más de uno. Un hecho por nadie advertido, más que por mí, es que cada vez que se encaminaba a la entrada del condominio de oficinas, a ya pocos metros, en el último tramo se empezaba a sacudir sus ropas del polvo, pero mucho polvo, oscuro y pesado, que incluso lo hacía toser. En más de una ocasión percibí un tufo a alcohol. Este señor se volvió casi una obsesión para mí: ¿de dónde venía?, ¿tenía familia?, ¿dónde y con quién vivía? Incluso tenía serias dudas de su edad. Y al ser una persona tan huraña, al extremo, nunca nadie se atrevió, incluyéndome, a tratar de entablar amistad con él. Salvo lo indispensable en lo referente a su trabajo cuando se cruzaba con alguna cuestión del mío propio. Una noche me decidí a seguirlo. No tomó el metro, ni un taxi u otro transporte público, simplemente caminaba cuadras y cuadras hasta llegar a la conocida hoy como "Plaza Solidaridad", donde estuvo el regio y majestuoso Hotel Regis, mismo que vio su fin la mañana escalofriante y mortal del 19 de septiembre del año 1985. Ahí se detuvo, se sentó en una banca cercana al monumento de bronce que hace honor a las víctimas de aquella fatídica fecha y a los héroes anónimos de ese y los siguiente días y noches infernales. En fin, el señor Hernández, que era lo más que se sabía acerca de él, ya sentado en la banca sonreía, a veces soltaba una carcajada.  Al quedarme más tiempo yo, en días posteriores de proseguir la tarea de lo que estaba convencido era un loco, empecé a escuchar un murmullo de voces, copas chocando, incluso música de piano, hasta convertirse aquello en el ruido de animadísimas fiestas, pero que solo eran eso: ruidos. Una noche, que me decidí a comprar "six" tras "six" de cerveza en una tienda de conveniencia cercana y sentarme en otra banca, sin que Hernández se percatara de mi presencia, llegó la media noche, y con ella las dos, tres, cuatro y hasta seis de la mañana. Poco después de las siete, cuando Hernández se había levantado para tomar rumbo hacia el trabajo, los sonidos de fiesta terminaron, para convertirse, de golpe, en lamentos, alaridos, gritos y poco después un concierto de sonidos de sirenas y claxons. Me retiré a casa (ya que había decidido no ir al trabajo) con una mezcla de incredulidad, asombro y horror.  Nunca más volví a seguir a Hernández, pero no soportaba verlo siquiera, me invadía ya no un sentimiento de misterio si no uno de franco temor. Así fue, como llegó el 19 de septiembre. Se realizó temprano el macrosimulacro anunciado, y más tarde, a eso de la una y cuarto, lo impensable: la tierra se sacudía y lo hacía con furia. Todos alcanzamos a salir con bien; sin embargo, un edificio a dos cuadras se había venido abajo, después, vía WhatsApp, nos íbamos enterando de la magnitud de la desgracia: exactamente 32 años después volvía a ocurrir un terremoto en la Ciudad de México. Antes de irme a ver en qué podía ayudar, me acerque al módulo del portero Hernández: no estaba. Al asomarme pude ver un traje gris oscuro, lleno de polvo y una corbata setentera con manchas rojas, que ya fijándome muy bien, no eran del color de la tela sino de sangre." ["post_title"]=> string(11) "32   AÑOS" ["post_excerpt"]=> string(68) "Ginés Sánchez nos relata un cuento de misterio situado en la CDMX." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(7) "32-anos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-13 10:31:00" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-13 15:31:00" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71507" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17671 (24) { ["ID"]=> int(70658) ["post_author"]=> string(3) "182" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-21 09:57:11" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-21 14:57:11" ["post_content"]=> string(3966) "Aquí, donde el aire es más limpio, entre guajolotes, gallinas, perros, el canto de los pájaros y hasta un venado rodean el ambiente rural de Sara y Antonio quienes desde temprano inician labores para ir a cortar a su milpa las pencas y obtener el ixtle. Ahí el calor puede ser sofocante, la naturaleza es generosa y a veces caprichosa cuando las lluvias escasean. Sorteando las exigencias de esta nueva era, los artesanos Sara Andrade y Antonio del Ángel se han mantenido estoicos en su tierra natal Potrero I, Tantoyuca, comunidad donde tienen su milpa para obtener el ixtle o zapupe que les permite imaginar y crear piezas únicas que van a dar a las manos de quienes saben apreciar el arte popular. Es en la cabecera municipal de Tantoyuca, que pertenece a la huasteca veracruzana,  cada domingo acuden puntualmente a vender sus artesanías. Instalan un puesto donde nos atrapa el colorido de cada pieza entre el ajetreo que anuncia el día de compras para las personas que salen de sus comunidades a ofrecer  lo que sus manos y la tierra producen. Entre la serie de productos que están a la vista, están los que se pueden utilizar en casa como los tortilleros o para uso personal bolsas y morrales de distintos tamaños, colores y acabados en pintura natural (que se obtienen de las plantas) o artificiales, porque hay para todos los gustos. La realidad que pocos conocen es que además del trabajo de las manos artesanas, se requiere esperar los tiempos que marca la naturaleza. Aquí donde todavía es posible ver animales como tigrillos, Sara y Antonio, cómplices en el trabajo y en la vida, se sienten animados por los pedidos que ocasionalmente reciben.  Ciertamente es poca la venta, pero no han dejado de vender.  Algunas personas se interesan en sus artesanías y los contactan para elaborar bolsas u otros productos de su interés. De esta forma han logrado mantenerse en lo que saben hacer. Dependiendo de la ruta que se tome para llegar a Potrero I es más o menos el tiempo de traslado en las camionetas de transporte rural, camino recorrido para acceder a su ambiente y conocer desde las entrañas todo el trabajo detrás antes de ver cada pieza terminada. Para tener una idea clara, elaborar una bolsa grande requiere raspar 15 pencas de una milpa que fue sembrada hace seis años. Pintar el ixtle es otro proceso. Se colocan los hilos de zapupe en un diseño especial entre dos palos y una base para comenzar otra parte del trabajo, luego a tejer en telar de cintura. La milpa de ixtle se encuentra cerca de la casa de los artesanos, entre cerros donde no es necesario cuidado especial debido a que las plantas son resistentes y requieren poca agua: la que reciben durante las lluvias. Otros artesanos les compran a Sara y Antonio el zapupe que obtienen de su trabajo y entrega diaria. La vida contemporánea los ha empujado al ingenio de presentar nuevas piezas y acrecentar su legado cultural como maestros artesanos.  " ["post_title"]=> string(49) "LOS ROSTROS DEL ARTE POPULAR: la magia del zapupe" ["post_excerpt"]=> string(114) "Un retrato de la vida cotidiana y del esfuerzo de los artesanos de Tantoyuca (Veracruz) que trabajan con el ixtle." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(48) "los-rostros-del-arte-popular-la-magia-del-zapupe" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-21 10:52:45" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-21 15:52:45" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70658" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(21) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "0ba7b725115bdaf9413c82a8b857e173" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
LOS ROSTROS DEL ARTE POPULAR: la magia del zapupe

LOS ROSTROS DEL ARTE POPULAR: la magia del zapupe

Un retrato de la vida cotidiana y del esfuerzo de los artesanos de Tantoyuca (Veracruz) que trabajan con el ixtle.

septiembre 21, 2021

32   AÑOS

Ginés Sánchez nos relata un cuento de misterio situado en la CDMX.

octubre 13, 2021




Más de categoría
Entrevista con Actor y Director de la obra de teatro Almacenados

Entrevista con Actor y Director de la obra de teatro Almacenados

Almacenados es una obra teatral que toca temas centrales de las relaciones humanas. Claudia Blix nos presenta una entrevista...

octubre 15, 2021

¡Escriba, por favor!

La escritura es una de las actividades más creativas, liberadoras y terapéuticas que podemos hacer. A continuación se especifican...

octubre 14, 2021

El Nobel para Gurnah, la cumbre del mestizaje

La Academia Sueca premió a Abdulrazak Gurnah con el Nobel de Literatura. Con ello no solo se otorga un...

octubre 13, 2021

32   AÑOS

Ginés Sánchez nos relata un cuento de misterio situado en la CDMX.

octubre 13, 2021