Cartas a Tora LII

Querida Tora: La epidemia de gripa tuvo unas consecuencias que no te imaginas en el caso del portero. Todavía estaba convaleciente en su silla de… Querida Tora:          La epidemia de gripa tuvo unas consecuencias que no...

8 de septiembre, 2017

Querida Tora: La epidemia de gripa tuvo unas consecuencias que no te imaginas en el caso del portero. Todavía estaba convaleciente en su silla de…

Querida Tora:

         La epidemia de gripa tuvo unas consecuencias que no te imaginas en el caso del portero. Todavía estaba convaleciente en su silla de ruedas y vino la Flor del Mal a visitarlo y cantarle una canción para animarlo, porque estaba muy decaído; traía hasta tapabocas, para evitar el contagio. Pero al rato de estar allí, se quitó no sólo el tapabocas, sino también el tapa-vergüenzas, si sabes lo que quiero decir (y espero que lo sepas, porque más no voy a decir). Yo estaba en su ventana tomando el sol y lo vi todo. No por morbo, sino por accidente, porque éstos no se cuidan de nada. Tan no se cuidan, que el chavo del 7 salió de su vivienda y al pasar por la portería los vió.

Yo pensé que le iba a dar un síncope, de pálido que se puso. Pero no. Se repuso, entró a la portería y sacó a la Flor al patio, así como estaba, arrastrándola de los pelos. Le dijo que era una… y una … y una … (ya sabes que no me gusta emplear esas palabras tan soeces) y una desgraciada (esa sí la uso, porque estuvo muy bien empleada). Ella lloraba y decía que no era lo que parecía, que sólo lo quería a él y que aquello era una imposición del portero. Por un momento pensé que el chavo le iba a creer; pero no, se mantuvo firme en su furia y se fue contra el portero. Este se defendía diciendo que estaba enfermo, que no se hallaba en condiciones de responder; pero cada vez que decía algo, el chavo le daba de nuevo. Le dejó la cara toda ensangrentada.

Para entonces, ya habían salido los vecinos que se sentían medio bien. Los otros espiaban desde sus ventanas. Los guaruras quisieron intervenir, pero los miembros del Consejo, con la Mocha a la cabeza, se los impidieron. El portero suplicaba ayuda, pero la Mocha le decía que lo tenía merecido, por engañar al presidente del Consejo que, además, era su amigo. Todos la aplaudieron mucho.

Cuando se cansó de pegarle al portero, el chavo se volvió a la Flor. Parecía que le iba a pegar también. Pero yo vi que tenía los ojos llenos de lágrimas. Ella se tiró a sus pies, pidiéndole perdón, y se abrazó a sus rodillas. El no le dijo nada (le temblaba la voz, seguramente y no quiso dar el espectáculo) y se desembarazó de ella (con delicadeza, por cierto) porque no lo dejaba caminar. Entonces se oyó una voz que gritó “¡Tíratela! ¡Tíratela!” (Era el del 38, que es muy macho). El chavo se volteó como si lo hubiera picado una víbora, hizo un esfuerzo y dijo “No se trata de eso. El acto de amor es una comunión entre dos seres”. Hubieras visto la ovación. Pero fue sólo de las mujeres. Los hombres expresaron su disgusto a voces y algunos hasta le chiflaron. Pero al chavo no le importó. Estaba muy herido e inconscientemente volteó hacia su vivienda. En la puerta vio a su mamá, esperándolo ansiosamente. Yo creí que iba a correr hacia ella, pero se volvió a la Flor y le dijo que se fuera, que no lo buscara, que olvidara que se habían conocido, que ya no podía haber nada entre ellos. Y yo me pregunto: “¿Qué nunca se dio cuenta de todas las otras veces que había estado en la portería? ¿O en el hotel? Si hasta el del 38 tuvo que ver con ella…”. Y concluí que no, que estaba tan enamorado que no veía ni lo evidente. (Así estoy yo por ti, pero yo no estoy ciego. Así que mucho cuidado con lo que haces con el innombrable ahora que estoy lejos, porque me voy a enterar)




Pero no acabó ahí la cosa. Antes de irse, el chavo fue donde le estaban lavando la cara al portero y le dijo que ya se veía presidente (dueño) de la vecindad, pero que no iba a ser tan fácil; que una persona que traiciona a un compañero de fatigas en el gobierno de la comunidad no es digno de ocupar tal puesto; que él se iba a lanzar como candidato y que lo iba a derrotar; que él tenía estudios, una carrera universitaria y un empleo en el gobierno; que comprendía las necesidades de todos porque las compartía y no vivía en una abundancia pagada por ellos; que se preparara, porque la lucha iba a ser sin cuartel ni piedad.

Un silencio sepulcral siguió a sus palabras y al portero le volvió a sangrar la nariz. El muchacho se volvió para dirigirse a su vivienda; y ahí estaba su mamá, con una tacita de té de boldo para el coraje. El chavo se alejó tomando el té a sorbitos, apoyado en el brazo de su mamá.

Ese día era sábado, y todos temimos que no hubiera función de cine. Pero a las seis de la tarde, ya estaban los guaruras colocando las sillas. Y a las ocho en punto dio principio “La Bien Pagada”. En primera fila estaban la Flor del Mal y el portero.

¿Qué te parece?

Te quiere,

             Cocatú

Comentarios
object(WP_Query)#18155 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(16947) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "13-04-2021" ["before"]=> string(10) "11-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(16947) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "13-04-2021" ["before"]=> string(10) "11-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18056 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18163 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18063 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "13-04-2021" ["before"]=> string(10) "11-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-13 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-11 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (16947) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18091 (24) { ["ID"]=> int(64921) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-05 12:40:05" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-05 17:40:05" ["post_content"]=> string(2023) "(Boletín de prensa) El promotor cultural, escritor y periodista acapulqueño Ginés Sánchez Ramírez se hizo acreedor de un reconocimiento, por parte del Club Rotario Acapulco Centro. En el mítico hotel Los Flamingos ubicado en donde comienzan los acantilados de la zona poniente del Puerto, en sesión extraordinaria, la Presidente de dicha agrupación, LTS. Rosy Santiago Paloalto, entregó el pergamino a Sánchez, en presencia de algunos socios, familiares y amigos, entre ellos, el pintor y muralista guerrerense, Maestro Hugo Zuñiga Guzmán. El ya citado reconocimiento fue con motivo de cumplirse cuatro décadas de haber coleccionado piezas antiguas de origen prehispánico de diversas regiones y períodos, en el territorio hoy conocido cómo Mesoamérica, el cual abarca, en su más amplia parte, vastas zonas de nuestro país, México. En el acto, Ginés Sánchez recomendó a todo coleccionista registrar toda su colección ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Se tiene una falsa percepción de lo que este sencillo trámite implica. Estereotipos de muchas décadas hacen pensar que "el INAH decomisa las piezas". Nada más lejano a la realidad: el INAH solo busca trabajar de la mano con los coleccionistas privados, coadyuvando para llevar un control de ellas, por medio de su oficina de registro nacional de bienes muebles, ubicada en la alcaldía Coyoacán de la Ciudad de México. El destino de dicha colección, posiblemente esté en el museo de sitio que se encuentra en la cima de la Isla de La Roqueta, y consta de alrededor de 1500 piezas. De hecho, se conminó al público en general, recientemente y mediante la difusión de un programa permanente, lanzado por parte de INAH, a animarse al registro de colecciones privadas, como la ya aquí mencionada.  " ["post_title"]=> string(49) "Club Rotario reconoce a coleccionista en Acapulco" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "club-rotario-reconoce-a-coleccionista-en-acapulco" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-05 12:40:05" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-05 17:40:05" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64921" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18090 (24) { ["ID"]=> int(64574) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-27 09:03:03" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-27 14:03:03" ["post_content"]=> string(5460) "Siempre me emocionó que el modelo del 007 fuera un latinoamericano y aunque Porfirio Rubirosa nunca ha sido un personaje popular, para quienes conocieron sus andanzas (retratadas por Truman Capote y por Mario Vargas Llosa) constituía una especie de hito histórico; aquel hombre venido de una pequeña isla caribeña pobre, diminuta y sometida además a una de las más férreas y sanguinarias dictaduras, la de Trujillo. Rubirosa era una rara avis que volaba sobre cielos más azules que los nuestros que deslucían entre brumas y esperas; triunfaba en lugares que creíamos reservados para los franceses, los americanos o los italianos –ellos tan guapos, tan ricos y tan de avanzada–, y lo hacía con lo que entonces considerábamos nuestro capital exclusivo y de mayor valor: el don de gentes, la felicidad de palabra y como diría García Márquez en su “Buen viaje señor presidente”: “la inocencia de su corazón y el calibre de su arma…”.En fin, para quienes crecimos bajo las reglas de la guerra fría, aquello era tenerlo todo, el “ábrete sésamo” de la fortuna y la grandeza. Hoy, a la luz de los años pasados, la figura de Rubirosa merece una reinterpretación. Una nueva serie para la televisión por internet lo ofrece como un personaje más complejo, atormentado y afortunado a la vez, metido hasta el cuello en conspiraciones políticas y en situaciones límite que confirmaban su particular talento para lo mundanal y lo aventurero; hoy lo leemos distinto porque el tiempo del machismo habitual de la guerra fría se ha ido y tenemos que ensayar nuevas lecturas para poder comprender lo que nos está sucediendo en México y en el mundo. Rubirosa solo podía ser producto de aquella era en la que las dos superpotencias se demostraban mutuamente la dimensión de su fuerza y su poder, donde aparentar más era ser más y dónde afiliarse bajo el ala de los grandes era una forma de supervivencia. Porfirio Rubirosa vivió así, bajo la sombra de grandes que le permitían exhibir sus encantos y mantenerse vigente en los más augustos candeleros. El suyo era el talento de la buena fortuna, el del arrojo y la agilidad, de la astucia para estar con la República española y con el franquismo según fuera necesario, figurar como opositor y como miembro del equipo más cercano de Trujillo. El suyo era el sino del imaginario latinoamericano, el buen amante hispano que podía someter con el yugo dulce de sus encantos a las mujeres hermosas, poderosas y acaudaladas. Todo esto con la sazón de quien arriesgaba el pellejo de corazón y lograba escapar tanto de nazis como de su todopoderoso suegro, pero que se veía sometido por una noche de placer o una nueva aventura. Se convirtió en cierta forma en símbolo de su tiempo, de la impotencia y del poder de nuestro continente. Hoy lo veo en la televisión y en las nuevas publicaciones sobre él y sobre su círculo, se nos aparece como el hábil sobreviviente de su tiempo pero no como un modelo; se nos aparece más como una especie de fuga de la ficción a la realidad, pero ya no encaja con nuestros modelos de lo que consideraríamos virilidad o astucia política. Aparentemente fueron los hechos  los que echaron abajo la era interminable y perpetua de la guerra fría. A principios de los años de 1980, pensábamos que aquello sería para siempre, que no habría otra lectura del mundo; pero al mismo tiempo se ensayaban nuevas formas de leer la realidad, algo a lo que algunos llamaron “posmodernidad”, otras formas de apreciar la relación entre libertades y democracia, entre poder popular y ejercicio pacífico de los derechos, iban a formar las bases para que un grupo de personajes como el papa Wojtila, Reagan, Tatcher y Gorbachev pudieran cerrar una etapa de la historia universal. Desde luego, la cuestión era que ningún cambio político podía hacerse realidad si no se convertía en un cambio cultural de fondo. No bastaba con echar abajo el muro de Berlín –el mundo de Rubirosa y de James Bond– sino que necesitábamos construir nuevas palabras y nuevos conceptos que nos permitieran comprender ese mundo en el que nos estábamos aventurando. Una magnífica producción de televisión me ha puesto sobre la pista de un héroe ajado por el tiempo y polvoriento de viejos olvidos; lo veo como un símbolo de lo que fue y me quedo con la envoltura vistosa de sus aventuras. Volteo a mi alrededor y me fijo en que mi entorno se ha transformado, que estamos viviendo los días álgidos de un cambio que tomó tiempo cuajar y formarse; que no tenemos precisión de hasta dónde seremos capaces de llevarlo; que esta realidad que vivimos no tiene raíces en la elección presidencial pasada o en el desencuentro en que vivimos, en la caída de mitos y la falta de irrupción de los nuevos; pero que solo será fructífero en realidad si se convierte en cultura y deja huella si la trabajamos en temas como la construcción de una política cultural profunda, que fortalezca los discursos y transforme las costumbres. Un mundo en el que personajes como Rubirosa sigan siendo fascinantes por su colorido pero seamos capaces de construir otros más duraderos por su contenido.   @cesarbc70" ["post_title"]=> string(27) "Rubirosa, un mito maltrecho" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(26) "rubirosa-un-mito-maltrecho" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-27 09:03:03" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-27 14:03:03" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64574" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18091 (24) { ["ID"]=> int(64921) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-05 12:40:05" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-05 17:40:05" ["post_content"]=> string(2023) "(Boletín de prensa) El promotor cultural, escritor y periodista acapulqueño Ginés Sánchez Ramírez se hizo acreedor de un reconocimiento, por parte del Club Rotario Acapulco Centro. En el mítico hotel Los Flamingos ubicado en donde comienzan los acantilados de la zona poniente del Puerto, en sesión extraordinaria, la Presidente de dicha agrupación, LTS. Rosy Santiago Paloalto, entregó el pergamino a Sánchez, en presencia de algunos socios, familiares y amigos, entre ellos, el pintor y muralista guerrerense, Maestro Hugo Zuñiga Guzmán. El ya citado reconocimiento fue con motivo de cumplirse cuatro décadas de haber coleccionado piezas antiguas de origen prehispánico de diversas regiones y períodos, en el territorio hoy conocido cómo Mesoamérica, el cual abarca, en su más amplia parte, vastas zonas de nuestro país, México. En el acto, Ginés Sánchez recomendó a todo coleccionista registrar toda su colección ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Se tiene una falsa percepción de lo que este sencillo trámite implica. Estereotipos de muchas décadas hacen pensar que "el INAH decomisa las piezas". Nada más lejano a la realidad: el INAH solo busca trabajar de la mano con los coleccionistas privados, coadyuvando para llevar un control de ellas, por medio de su oficina de registro nacional de bienes muebles, ubicada en la alcaldía Coyoacán de la Ciudad de México. El destino de dicha colección, posiblemente esté en el museo de sitio que se encuentra en la cima de la Isla de La Roqueta, y consta de alrededor de 1500 piezas. De hecho, se conminó al público en general, recientemente y mediante la difusión de un programa permanente, lanzado por parte de INAH, a animarse al registro de colecciones privadas, como la ya aquí mencionada.  " ["post_title"]=> string(49) "Club Rotario reconoce a coleccionista en Acapulco" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "club-rotario-reconoce-a-coleccionista-en-acapulco" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-05 12:40:05" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-05 17:40:05" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64921" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(21) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "3f77e30fca516030575f71d34dd0f1bd" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Club Rotario reconoce a coleccionista en Acapulco

(Boletín de prensa) El promotor cultural, escritor y periodista acapulqueño Ginés Sánchez Ramírez se hizo acreedor de un reconocimiento, por parte del...

mayo 5, 2021

Rubirosa, un mito maltrecho

Siempre me emocionó que el modelo del 007 fuera un latinoamericano y aunque Porfirio Rubirosa nunca ha sido un personaje popular, para...

abril 27, 2021




Más de categoría

El mes de Maia

Mayo es el quinto mes del año en el calendario gregoriano y tiene 31 días; pero era el tercer mes en el antiguo calendario romano, donde enero...

mayo 10, 2021

CARTAS A TORA 223

Querida Tora: Va a haber un sorteo de la lotería, con un premio gordo muy importante (¿por qué gordo...

mayo 7, 2021

Club Rotario reconoce a coleccionista en Acapulco

(Boletín de prensa) El promotor cultural, escritor y periodista acapulqueño Ginés Sánchez Ramírez se hizo acreedor de un reconocimiento,...

mayo 5, 2021

Nuestra casa: nuestro caracol

Podríamos decir que el corazón del mundo es la casa. Ese órgano que palpita para darnos vida desde el...

mayo 4, 2021