Cartas a Tora 283

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana.

23 de septiembre, 2022

Querida Tora:

Estoy muy triste. Y me siento mal. Han pasado algunas cosas difíciles en la vecindad, y en la última tuve participación. Ya no sé si fue por mi voluntad o no; pero lo hice, y aunque todos los días me arrepiento, a veces pienso que hice bien. Te lo voy a contar, y juzga tú, con esa inteligencia tan desarrollada que tienes.

Vino una señora a vivir al 63, allá en el fondo, en las viviendas más pequeñas y más incómodas. Era una señora grande (no sé de cuántos años, pero eran muchos). Y trajo a una hija (yo creo que era nieta, por la enorme diferencia de edades que había entre ellas). Pero la muchacha estaba mal, bastante mal: no sostenía la cabeza erguida, no hablaba, las manos no la obedecían, había que ayudarla a comer, y lo único que hacía era sonreír (A veces). Me cayó bien la señora, por la devoción con que la cuidaba y el amor que le tenía, así que de vez en cuando le lamía las manos. En la vecindad también causó buena impresión, y las vecinas la ayudaban cuanto podían. Pero la señora se veía cada día más cansada y con menos fuerzas para atenderla. Además, cada día comían menos, y más mal.

La cosa se fue deteriorando, aunque la señora hacía lo posible para que nadie se diera cuenta. Pero era evidente que ya no podía con  el paquete. (Es una  forma de expresión. No es que esté yo llamando “paquete” a la muchacha, no soy tan majadero). Yo empecé a llevarle algo de la comida que me echaban, aunque fueran pellejos. Yo creo que ella se dio cuenta, porque a veces me miraba como con agradecimiento, y se formó una especie de vínculo entre los dos. El caso es que yo pasaba todas las noches a desearles buenas noches (A la manera de los gatos, claro) y ella me acariciaba el lomo y, a veces, hasta me besaba,

El caso es que la semana pasada entré como a las diez de la noche y encontré a la muchacha muy inquieta, llena de angustia. Y vi a la señora tirada en el suelo, respirando a duras penas, y casi sin poder moverse; tenia en la mano un frasco de medicinas, y se veía que se la quería dar a la hija (O nieta, o lo que fuera). Yo me acerqué a ayudarle, pero alcancé a leer la etiqueta del frasco, y vi que se trataba de un poderoso veneno. Al instante reaccioné, empujando el frasco fuera del alcance de la señora. Pero ella emitió un quejido tan intenso, tan sobrecogedor, que me quedé paralizado; y vi que con los ojos me decía que se lo diera a la chava. Yo negué con la cabeza (fue algo totalmente inconsciente, te lo juro). Y entonces ella, con voz que apenas se podía oír, dijo: “Me estoy muriendo… No tengo a nadie que se haga cargo de Violeta (así se llamaba la enfermita)… Me la quiero llevar… Su vida ha sido un infierno, y siempre estará mejor en el otro lado…”.

Le faltaron las fuerzas, y no pudo decir nada más. Pero con los ojos me suplicaba que la ayudara. Fue muy difícil, pero había una súplica tan profunda, tan fuerte en aquellos ojos, que tuve que obedecer. Y como pude… La verdad, tomé por un momento mi forma original y le di dos pastillas a Violeta con un vaso de agua. ¿Y qué crees? La chava me sonrió como si comprendiera lo que estaba pasando, y hasta me pasó la mano por el lomo (el único gesto consciente que le vi hacer en todo el tiempo que la traté).

Y allí me quedé, pensando que, a lo mejor, mi presencia allí les ayudaba a vivir el trance por el que estaban pasando. Y, efectivamente, poco a poco se fueron  quedando quietas, tranquilas, como si ya hubieran obtenido lo que deseaban.

Entonces, fui a llamar a uno de los guaruras… No sabía cómo hacerme entender, Pero afortunadamente, la señora había dejado abierta la puerta de la vivienda (Yo creo que lo hizo a propósito, para que las descubrieran lo antes posible). Le mordí el pantalón y quise arrastrarlo al departamento, pero no me hacía caso. Entonces me enfurecí y le mordí la pierna; y como sé que en el fondo me tiene un poco de miedo, lo fui conduciendo a la vivienda (Me llevé un par de puntapiés, pero no me importó), y así fue como la vecindad se enteró de lo que había pasado (Pero no de cómo había pasado).

Entre todos los vecinos (y exceptuando al portero, porque los guaruras sí cooperaron) pagaron el entierro. Y hasta guardaron unos días de luto por ellas. Yo me abstuve una semana de maullarle a la luna. No podía hacer otra cosa.

Cuando vuelva, ya me dirás lo que piensas del asunto.

Te quiere.

Cocatú

Comentarios


object(WP_Query)#16267 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(83662) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-09-2022" ["before"]=> string(10) "29-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(83662) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-09-2022" ["before"]=> string(10) "29-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16271 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16269 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16270 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "01-09-2022" ["before"]=> string(10) "29-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-01 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-09-29 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (83662) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16268 (24) { ["ID"]=> int(83042) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-07 13:06:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-07 18:06:25" ["post_content"]=> string(6720) "Nacido aún durante el Siglo XVIII, en 1790, en Atoyac, en la Costa Grande de lo que hoy es el estado de Guerrero (antes parte del Estado de México y conformado también por pequeñas partes de Michoacán y Puebla), Juan  Álvarez el principal impulsor para erigir el estado de Guerrero y fue  su primer gobernador en 1849.  Sin tanta educación formal ni gran cultura, su sentido patriótico iba desde su Patria chica, donde llegó a ser el mayor hacendado e incluso cacique, hacia la visión ya de una Nación que había dilatado en mucho su formación: prácticamente la primera mitad del Siglo XIX fue un caos en ese tan incipiente México, que se reflejó en los intermitentes mandatos de un Anastasio Bustamante y el oportunista Antonio López de Santa Anna, que sin partido definido luchaba una vez con el bando centralista, otra con el Federalista, algunas veces se afirmó como liberal, otras como conservador. Estos hechos  se reflejaron en que Don Juan peleó en ocasiones hombro con hombro con Santa Anna y otras veces abiertamente en su contra. Pero Álvarez peleó desde las luchas por la Independencia, a las órdenes, del Vicente Guerrero, del cual se consideró su heredero, luego de la traición por parte de Anastasio Bustamante que devino en su cobarde asesinato. Peleó también en invasiones extranjeras, cómo la francesa en 1838 /39 y la estadounidense en 1847, con algunos triunfos y también derrotas en batalla.  En 1854, el General Florencio Villarreal junto con otros generales proclaman el Plan de Ayutla, el cual es discutido y modificado en Acapulco, con el principal fin de cesar de una vez por todas de la presidencia a Santa Anna y comenzar a dar una forma sólida al aún débil Estado mexicano. La llamada Revolución de Ayutla tuvo gran eco y se extendió por todo el país, y logró su cometido. Fue precisamente en Acapulco donde Benito Juárez entra a territorio mexicano, después de su exilio en Nueva Orleans, y externa al Coronel Diego Álvarez (hijo de Don Juan): "Sabiendo que aquí se pelea por la libertad, he venido a ver en que puedo ser útil". Es ahí donde comienza la conformación del grupo de personajes liberales que la Historia los consigna cómo "Hombres que parecían gigantes", y que no dejarían de luchar hasta derrotar enemigos como la unión de Iglesia y Estado, y la intervención francesa, Juan Álvarez aún  vivía para constatarlo.  Álvarez fue presidente emanado del triunfo de la Revolución de Ayutla. Resultó electo Presidente, pero el cargo lo ejerció por pocos meses, renunciando a él aduciendo problemas de adaptación al clima de la capital del país. Aun así, tuvo quizás el más ilustre gabinete presidencial de la Historia con Melchor Ocampo en la cartera de relaciones exteriores, Benito Juárez en Justicia, Miguel Lerdo de Tejada en Fomento y Guillermo Prieto en Hacienda. De hecho, fue durante su fugaz presidencia que le toca proclamar la Ley Juárez así cómo expedir la convocatoria al Congreso constituyente de para la redacción de la Carta Magna de 1857. Su famosa declaración de "pobre entré a la presidencia, pobre salí de ella" se refiere más que nada a que no utilizó tan alto cargo para el lucro personal, puesto que entre otras cosas, era ya un muy rico hacendado.  Aún después de su breve paso por la Presidencia tuvo energías para participar activamente en las luchas de Reforma y el Imperio de Maximiliano. Desde su Hacienda en Acapulco, "La Providencia" (en total abandono, por cierto, pudiendo representar un importante activo cultural y turístico), apoyó de forma incondicional al ya Presidente Benito Juárez, "la pantera del sur", como era conocido en sus dominios. Álvarez dejaría de existir el 21 de agosto de 1867. Fue el último de los combatientes insurgentes en morir, así como el último Presidente de la República en haber participado activamente en esas luchas.  Su legado continuó mucho más allá de su desaparición física. Se puede decir, que hasta su legado ayudó a cristalizar las luchas agrarias acaudilladas por Emiliano Zapata durante la Revolución mexicana. Cuando el general Álvarez pasó por el territorio que hoy es Morelos, fue testigo de las inhumanas injusticias y vejaciones que sufría el campesinado, constatando que desde tiempos del Imperio Mexica, pasando por los tiempos de la Colonia y las "encomiendas", sus condiciones de vida eran peores a las de presos por crímenes horrendos.  Álvarez trató de poner remedio a esta situación mediante una carta, en 1857, a "los pueblos cultos de la Europa y de la América", consiguiendo ser difamado, sí, pero también haciendo eco sus sentidas palabras, dejando una especie de semilla que contribuiría, a posteriori, a la redención de las causas indígenas y campesinas, ocurrido esto ya durante pleno Siglo XX.  Por todo lo que Álvarez representa en la Historia de México, en la configuración clara de una Nación y la formación sólida de un Estado mexicano, y el paralelo combate a las injusticias, es que la Historia oficial no le ha hecho la justicia debida. No escuchamos nunca su nombre en las ceremonias presidenciales por el Grito de Independencia, ni hemos visto nunca su efigie en billete y/o moneda alguna de curso legal. En Acapulco el aeropuerto internacional lleva su nombre, así como la plaza de su Zócalo, y la Ciudad donde nació, lleva su apellido como segundo nombre (Atoyac de Álvarez). Ahora que se ha anunciado, que los billetes con denominación de veinte pesos saldrán de la circulación, gradualmente, para en 2025 sustituirlo, de forma permanente, por una moneda, con un grabado del rostro del General Juan Álvarez. Éste sería apenas un merecido homenaje a quien tanto aportó a la Patria, y que entre otras muchas líneas escribió, en el ya citado "manifiesto ciudadano... a los pueblos cultos: " lo siguiente, que lo pinta de cuerpo entero:  …he sido el enemigo perpetuo de los tiranos; el defensor constante e incansable de las libertades públicas; el soldado del pueblo, cuya causa santa defiendo con entusiasmo...”. Ojalá entonces, la Historia oficial se acuerde, mucho más que hasta hoy en día, de su indeleble y ejemplar legado.    " ["post_title"]=> string(45) "Juan Álvarez, el prócer patrio sin justicia" ["post_excerpt"]=> string(160) "Este mes de la patria también sirve para recordar a aquellos héroes que la historia oficial ha pasado por alto, entre ellos, el General Juan Álvarez Hurtado." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(42) "juan-alvarez-el-procer-patrio-sin-justicia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-07 13:06:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-07 18:06:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83042" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16243 (24) { ["ID"]=> int(83201) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-12 13:16:49" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-12 18:16:49" ["post_content"]=> string(6998) "Septiembre es el mes de Aimee Elizabeth Mann, ya que el día 8 la oriunda de Richmond, Virginia, cumplió 62 años. Esta es una oportunidad perfecta para adentrarse en la obra de una de las mejores cantautoras de los últimos cuarenta años. Y no, no dudo ni un segundo de la afirmación que acabo de hacer. Así que tomemos estos días para darle play a la discografía de Mann en nuestro servicio de streaming predilecto y hablemos sobre algunas razones por las cuales añadir un poco de su música a nuestra vida diaria.   La variedad de estilos Puede ser que, en años recientes, Aimee Mann se haya decantado más por el lado del folk rock más suave. Sin embargo, su carrera musical inició desde los años ochenta, con el grupo ‘Til Tuesday, una banda enraizada en el new wave. El éxito que quedó grabado en la memoria del gran público, asiduo por ese entonces al naciente MTV, fue Voices Carry (con todo y video incluido). A partir de ese éxito inicial, Mann, ya como solista, le entró de lleno al pop rock alternativo (con guitarras eléctricas reminiscentes del, en ese entonces, popular grunge) en sus primeros dos álbumes Whatever (1993) y I’m with Stupid (1995). Ya en los años 2000, Aimee Mann fue evolucionando como compositora, llegando a crear una especie de álbum conceptual en The Forgotten Arm (2005) en el que empezó a flirtear con el folk rock. Sin embargo, en cualquiera que sea la variante del rock y pop en el que trabaje, Mann siempre muestra ese talento en la creación de melodías pegajosas, inteligentes y refrescantes. Lo cual nos lleva al siguiente punto.  La banda sonora de Magnolia (y el álbum que vino después) Otro de los momentos cumbre en la carrera de Aimee Mann fue la aparición del álbum Magnolia (1999), que fungió como banda sonora para el filme del mismo nombre dirigido por Paul Thomas Anderson. Porque aquí es en donde aparecieron por primera vez los temas Save Me (nominada al Oscar en la categoría de Mejor Canción Original) y Wise Up, dos canciones que se convirtieron en clásicos instantáneos del final de la década.  Sin embargo, las canciones que Mann «donó» al proyecto de P.T. Anderson sólo eran una prueba de lo que sería su siguiente álbum, titulado Bachelor No. 2 or, the Last Remains of the Dodo (2000). En él, encontramos las canciones que aparecen en la banda sonora de Magnolia, además de varios temas más. Este disco, estrenado en pleno cambio de milenio, es una de las obras maestras de la década y ayudó a cimentar a Aimee Mann como una de las grandes compositoras del siglo XX. Aunque sólo contiene 13 pistas, Bachelor No. 2 es una especie de White Album para Mann, en cuanto a que es su proyecto más ambicioso y en el que más estilos abarca: desde el ritmo de vals de Nothing is Good Enough hasta esa obra maestra que es Red Vines, cuyas melodías vocales toman giros inesperados.  La explosiva combinación de talento melódico con inteligencia Si algo demostró Bachelor No. 2 fue que Aimee Mann es una de las (raras) compositoras que posee un fuerte talento melódico (sólo escuchen alguna canción de ese álbum e intenten sacársela de la cabeza), lo cual hace que sus canciones sean accesibles y pegajosas, con inteligencia en sus letras y temas. Por ejemplo, en su álbum más reciente, Queens of the Summer Hotel (2021), Mann se basó en el libro Girl, Interrupted de Susanna Kaysen, en el cual se tratan temas como el suicidio y las enfermedades mentales.  Por ello, me parece una de las cosas más extrañas que Mann no sea más popular: sus canciones son accesibles y melódicas y sus letras rara vez son banales o superficiales. Por ello, el hecho de que tenga alrededor de 400 mil oyentes mensuales en Spotify es una de las injusticias más grandes en el mundo de la música pop y rock, el cual está lleno de exponentes mucho más populares pero que, por decirlo amablemente, son de dudosa calidad.  Su voz Aimee Mann tiene una voz única. Sí, podrá sonar a cliché, pero hay que tomar en cuenta lo siguiente: aunque no es una de las vocalistas más capaces o con mayor rango (como, digamos, Annie Haslam o Aretha Franklin), tiene el talento único de darle la entonación perfecta a cada una de sus composiciones. Algo similar, por ejemplo, a Paul McCartney, quien, a pesar de no ser un Freddie Mercury, logra imprimir su voz de la mejor forma en sus canciones.  Esas son algunas razones para entrarle a la obra de Aimee Mann; podría quedarme aquí todo el día escribiendo más razones, pero el espacio, desafortunadamente, es limitado. Así que aquí le paro y es momento de que la misma Mann los convenza por medio de sus composiciones. Espero que los haya convencido de abrir la discografía de esta cantautora, al menos por mera curiosidad. Estimado lector, si nunca la ha escuchado, no se va a arrepentir: le puedo asegurar que le espera un verdadero agasajo. " ["post_title"]=> string(63) "Razones para escuchar a Aimee Mann y celebrar su cumpleaños 62" ["post_excerpt"]=> string(110) "Octavio García nos dice por qué deberíamos de acercarnos a la obra de la célebre cantautora Aimee Mann. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(62) "razones-para-escuchar-a-aimee-mann-y-celebrar-su-cumpleanos-62" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-12 13:16:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-12 18:16:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83201" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16268 (24) { ["ID"]=> int(83042) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-07 13:06:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-07 18:06:25" ["post_content"]=> string(6720) "Nacido aún durante el Siglo XVIII, en 1790, en Atoyac, en la Costa Grande de lo que hoy es el estado de Guerrero (antes parte del Estado de México y conformado también por pequeñas partes de Michoacán y Puebla), Juan  Álvarez el principal impulsor para erigir el estado de Guerrero y fue  su primer gobernador en 1849.  Sin tanta educación formal ni gran cultura, su sentido patriótico iba desde su Patria chica, donde llegó a ser el mayor hacendado e incluso cacique, hacia la visión ya de una Nación que había dilatado en mucho su formación: prácticamente la primera mitad del Siglo XIX fue un caos en ese tan incipiente México, que se reflejó en los intermitentes mandatos de un Anastasio Bustamante y el oportunista Antonio López de Santa Anna, que sin partido definido luchaba una vez con el bando centralista, otra con el Federalista, algunas veces se afirmó como liberal, otras como conservador. Estos hechos  se reflejaron en que Don Juan peleó en ocasiones hombro con hombro con Santa Anna y otras veces abiertamente en su contra. Pero Álvarez peleó desde las luchas por la Independencia, a las órdenes, del Vicente Guerrero, del cual se consideró su heredero, luego de la traición por parte de Anastasio Bustamante que devino en su cobarde asesinato. Peleó también en invasiones extranjeras, cómo la francesa en 1838 /39 y la estadounidense en 1847, con algunos triunfos y también derrotas en batalla.  En 1854, el General Florencio Villarreal junto con otros generales proclaman el Plan de Ayutla, el cual es discutido y modificado en Acapulco, con el principal fin de cesar de una vez por todas de la presidencia a Santa Anna y comenzar a dar una forma sólida al aún débil Estado mexicano. La llamada Revolución de Ayutla tuvo gran eco y se extendió por todo el país, y logró su cometido. Fue precisamente en Acapulco donde Benito Juárez entra a territorio mexicano, después de su exilio en Nueva Orleans, y externa al Coronel Diego Álvarez (hijo de Don Juan): "Sabiendo que aquí se pelea por la libertad, he venido a ver en que puedo ser útil". Es ahí donde comienza la conformación del grupo de personajes liberales que la Historia los consigna cómo "Hombres que parecían gigantes", y que no dejarían de luchar hasta derrotar enemigos como la unión de Iglesia y Estado, y la intervención francesa, Juan Álvarez aún  vivía para constatarlo.  Álvarez fue presidente emanado del triunfo de la Revolución de Ayutla. Resultó electo Presidente, pero el cargo lo ejerció por pocos meses, renunciando a él aduciendo problemas de adaptación al clima de la capital del país. Aun así, tuvo quizás el más ilustre gabinete presidencial de la Historia con Melchor Ocampo en la cartera de relaciones exteriores, Benito Juárez en Justicia, Miguel Lerdo de Tejada en Fomento y Guillermo Prieto en Hacienda. De hecho, fue durante su fugaz presidencia que le toca proclamar la Ley Juárez así cómo expedir la convocatoria al Congreso constituyente de para la redacción de la Carta Magna de 1857. Su famosa declaración de "pobre entré a la presidencia, pobre salí de ella" se refiere más que nada a que no utilizó tan alto cargo para el lucro personal, puesto que entre otras cosas, era ya un muy rico hacendado.  Aún después de su breve paso por la Presidencia tuvo energías para participar activamente en las luchas de Reforma y el Imperio de Maximiliano. Desde su Hacienda en Acapulco, "La Providencia" (en total abandono, por cierto, pudiendo representar un importante activo cultural y turístico), apoyó de forma incondicional al ya Presidente Benito Juárez, "la pantera del sur", como era conocido en sus dominios. Álvarez dejaría de existir el 21 de agosto de 1867. Fue el último de los combatientes insurgentes en morir, así como el último Presidente de la República en haber participado activamente en esas luchas.  Su legado continuó mucho más allá de su desaparición física. Se puede decir, que hasta su legado ayudó a cristalizar las luchas agrarias acaudilladas por Emiliano Zapata durante la Revolución mexicana. Cuando el general Álvarez pasó por el territorio que hoy es Morelos, fue testigo de las inhumanas injusticias y vejaciones que sufría el campesinado, constatando que desde tiempos del Imperio Mexica, pasando por los tiempos de la Colonia y las "encomiendas", sus condiciones de vida eran peores a las de presos por crímenes horrendos.  Álvarez trató de poner remedio a esta situación mediante una carta, en 1857, a "los pueblos cultos de la Europa y de la América", consiguiendo ser difamado, sí, pero también haciendo eco sus sentidas palabras, dejando una especie de semilla que contribuiría, a posteriori, a la redención de las causas indígenas y campesinas, ocurrido esto ya durante pleno Siglo XX.  Por todo lo que Álvarez representa en la Historia de México, en la configuración clara de una Nación y la formación sólida de un Estado mexicano, y el paralelo combate a las injusticias, es que la Historia oficial no le ha hecho la justicia debida. No escuchamos nunca su nombre en las ceremonias presidenciales por el Grito de Independencia, ni hemos visto nunca su efigie en billete y/o moneda alguna de curso legal. En Acapulco el aeropuerto internacional lleva su nombre, así como la plaza de su Zócalo, y la Ciudad donde nació, lleva su apellido como segundo nombre (Atoyac de Álvarez). Ahora que se ha anunciado, que los billetes con denominación de veinte pesos saldrán de la circulación, gradualmente, para en 2025 sustituirlo, de forma permanente, por una moneda, con un grabado del rostro del General Juan Álvarez. Éste sería apenas un merecido homenaje a quien tanto aportó a la Patria, y que entre otras muchas líneas escribió, en el ya citado "manifiesto ciudadano... a los pueblos cultos: " lo siguiente, que lo pinta de cuerpo entero:  …he sido el enemigo perpetuo de los tiranos; el defensor constante e incansable de las libertades públicas; el soldado del pueblo, cuya causa santa defiendo con entusiasmo...”. Ojalá entonces, la Historia oficial se acuerde, mucho más que hasta hoy en día, de su indeleble y ejemplar legado.    " ["post_title"]=> string(45) "Juan Álvarez, el prócer patrio sin justicia" ["post_excerpt"]=> string(160) "Este mes de la patria también sirve para recordar a aquellos héroes que la historia oficial ha pasado por alto, entre ellos, el General Juan Álvarez Hurtado." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(42) "juan-alvarez-el-procer-patrio-sin-justicia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-07 13:06:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-07 18:06:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83042" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(18) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "f8d1f8cff869bfb8c52ee05f6b0c9b86" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Juan Álvarez, el prócer patrio sin justicia

Este mes de la patria también sirve para recordar a aquellos héroes que la historia oficial ha pasado por alto, entre ellos,...

septiembre 7, 2022
Aimee Mann

Razones para escuchar a Aimee Mann y celebrar su cumpleaños 62

Octavio García nos dice por qué deberíamos de acercarnos a la obra de la célebre cantautora Aimee Mann.

septiembre 12, 2022




Más de categoría

Ar Gorle, occidente de Bretaña

“Aunque uno sepa que hasta los remotos / confines de los piélagos ignotos / le seguirá el cortejo de...

septiembre 29, 2022

Un domingo común

Breve cuento de terror.

septiembre 29, 2022

Balduino, Fidei Defensor

“I will not cease from mental fight, /  nor shall my sword sleep in my hand / till we...

septiembre 22, 2022

Programa Mujer en UPG radio

Agradezco la invitación de mí estimada amiga Mayela Rodríguez, Conductora del Programa de Radio “Mujer” de la Universidad Pedro...

septiembre 22, 2022