CARTAS A TORA 233

Querida Tora1 El chavo del 47 creció, y ya no es tan chavo. Ya hasta empezó a trabajar. Y lo primero que hizo fue comprarse una moto para ir y venir; pero no una moto cualquiera, sino...

16 de julio, 2021 CARTAS A TORA 229

Querida Tora1

El chavo del 47 creció, y ya no es tan chavo. Ya hasta empezó a trabajar. Y lo primero que hizo fue comprarse una moto para ir y venir; pero no una moto cualquiera, sino la más grande y vistosa que encontró. Claro, en la vecindad se armó un rebumbio el primer día que llegó con ella: la metió al patio y allí la estacionó. El portero protestó, diciendo que ese lugar era para los habitantes de la vecindad, Pero ellos, emocionados por la vista del poderoso vehículo, le dijeron  que la moto era como un habitante más, y que se podía quedar allí. Ese día el portero estaba de buenas o desayunó solamente rompope de Santa Engracia, porque accedió sin dificultad. Los vecinos lo festejaron como no tienes idea.

Pero durante la noche se disparó la alarma de la moto, emitiendo un ruido estridente  que despertó a todos los vecinos. El del 47 se levantó y corrió a apagarla. Pues un rato después se volvió a disparar. El chavo fue a desconectarla, al tiempo que pedía excusas. Pero la tercera vez, ya no se quiso levantar; y cuando lo fueron a llamar, contestó que tenía derecho a dormir, porque ya era “un hombre que trabaja”.

Los vecinos se quedaron como quien  ve visiones; y eso que están acostumbrados a verse por las noches en ropa de dormir (los que la tienen) o en ropa interior (los que la tienen, también). Y se pusieron a conferenciar. El resultado fue nombrar a tres vecinos que pidieran al chavo que fuera tan bondadoso de apagar su alarma, porque molestaba a todos los vecinos, entre los que había enfermos y bebés.

La respuesta fue la misma. Entonces, la del 38 fue a ver a la madre del chavo (son comadres, amigas y enemigas cuando se tercia) a pedirle que hablara con su hijo. La mujer lo intentó, pero recibió una respuesta que la mandó a meterse en su cama y no asomar ni la cabeza.

Los vecinos, no queriendo causar un problema familiar,  recurrieron a un altavoz, y se pusieron a gritar delante de la ventana del 47. Pero lo único que lograron fue que a la abuela, de 94 años y medio, le diera un infarto, porque el chavo ni siquiera abrió los ojos.




Con el correr de las horas la alarma cambió de sonido: y lo que al principio era un rugido era ya un pitido delgado y agudo. “como el de una contralto”, dijo el del 13, que presume de conocer mucho de ópera y odia a las contraltos. En consecuencia, el hombre subió a la azotea, tomó una cuerda y se descolgó por la azotehuela hasta la recámara del chavo. Pero la cuerda se rompió, y el del 13 se quedó encerrado en la azotehuela hasta que por la mañana despertó la familia y lo dejaron salir.

Los vecinos se declararon derrotados y se fueron a dormir (mejor dicho, a acostarse; porque lo que se dice dormir, pocos lo lograron). Pero cuando el chavo se levantó y quiso tomar la moto para ir a su trabajo, se encontró con que el aparato estaba bañado en aguas pestilentes. “Es la venganza de la plebe”, se dijo, airado.

Echando pestes por la boca, tomó una cubeta y se puso a lavar el aparato. Pero no solo había agua, sino también restos un poco más sólidos; y tuvo que tallarlo todo con fuerza para que salieran de las ranuras y agujeritos donde están los tornillos. Pero quedó más apestoso todavía que la moto y tuvo que volverse a bañar; pero ya había perdido su turno, y tuvo que esperar a que toda la familia se bañara para poder volver a usar la regadera. Con tan mala suerte, que el agua se le acabó a la mitad, y su mamá tuvo que enjuagarlo con una manguera que le prestó una vecina, la cual conectó en la cocina del 46, a los que tuvo que pagar una buena cantidad por el consumo exagerado que hizo de agua.

Total, que el chavo llegó tarde a su trabajo, y lo corrieron. En consecuencia, no pudo pagar las letras de la moto y la tuvo que entregar. Eso fue lo que pasó por no haber aprendido a manejar bien la alarma del aparato. ¿No te parece que hay toda una filosofía en este incidente?

Te quiere

Cocatú

1 Contexto: Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. Su correspondencia tiene algo de crítica social y toques de humor.

Comentarios
object(WP_Query)#17848 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68126) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-07-2021" ["before"]=> string(10) "04-08-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68126) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-07-2021" ["before"]=> string(10) "04-08-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17849 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17883 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17843 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "07-07-2021" ["before"]=> string(10) "04-08-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-07-07 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-08-04 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (68126) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17873 (24) { ["ID"]=> int(68167) ["post_author"]=> string(3) "182" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-19 08:54:35" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-19 13:54:35" ["post_content"]=> string(11697) "La vida en rosa Mario Alonso López Navarro es director del Museo Poeta Manuel José Othón; está comprometido con la cultura y el arte; es artífice del Festival Internacional de Poesía Abba Palabra, que nace en 2005 en San Luis Potosí como resultado de una de las preocupaciones que siempre ha tenido como escritor: ver que existe una desvinculación de la palabra con el público, provocando entonces el encuentro con la complicidad de poetas e instituciones desde distintos escenarios.  Cabe destacar que el Festival Internacional de Poesía Abba Palabra nace como parte del festejo por el XVI Aniversario del Taller Literario Manuel José Othón. Este lo coordina Mario Alonso Navarro, poeta, escritor, editor, docente, Licenciado en Economía egresado de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, investigador en el Centro de Investigaciones Literarias de la Casa de la Cultura de San Luis Potosí. La entrega que el maestro Alonso tiene con la poesía va más allá de la escritura, este noble oficio es para compartir, es el objetivo de Abba Palabra.  Gestor cultural por excelencia, formado bajo el rigor y esplendor del gran Miguel Donoso Pareja, Mario Alonso ha estado presente con poetas procedentes de Colombia, Argentina, Uruguay, Paraguay, Francia, Estados Unidos, Costa Rica, quienes aceptaron la invitación para compartir sus lecturas, presentaciones de libros y cátedras en escuelas, colegios, teatros, espacios públicos, bibliotecas, casas de barrio y centros de investigación de nuestro país. Las voces poéticas se desplazaron a muchos municipios de San Luis Potosí, y a otros estados, además de que estos eventos lograron trascender porque realizaron dos presentaciones del Festival Internacional de Poesía Abba Palabra en España.  En estas actividades literarias a las que se han unido pintores y artistas, es posible que en San Luis Potosí hayan contado con unos 30 mil invitados desde que iniciaron con este festival en 2005 y gozado de la presencia de 200 poetas, gracias al entusiasmo de todos y a que están bien coordinados.  El Festival Internacional de Poesía Abba Palabra está fuertemente posicionado en el universo de las letras en nuestro país, amén de que ha llegado hasta tierras extranjeras y ha ganado espacios, presencia con el apoyo decidido de poetas y artistas, entregados a la cultura y el arte. No le interesa –expresa Alonso– la presencia de quienes se la pasan leyéndose entre ellos su larga trayectoria y a la hora de presentar el fruto literario es poca la poesía que comparten, porque les interesan más los reflectores. Expresa que muchos se dicen poetas y se olvidan del contacto con el posible público, quedando al descubierto las mafias literarias. Julio César Ceballos es parte también de Abba Palabra que organiza en Chimalhuacán (Estado de México) y el maestro Mario Alonso está al frente de lo que se gesta en San Luis Potosí, donde coordina para presentar un festival de calidad y largo alcance.  Como gestor cultural realizó también el encuentro de escritores “Palabras Mágicas” de la que solo existen tres emisiones con menos poetas, visitaron pueblos mágicos, donde fueron bien cobijados por las presidencias municipales de San Luis Potosí: “Como era de esperarse, con la pandemia se replantearon todo, queremos ir a los centros educativos, queremos acercar la poesía a los jóvenes, Conaculta apoyo por un año este proyecto”. Para la voz poética, Mario Alonso vivir para la cultura no es una opción, se puede notar su entrega a las letras con su gran proyecto el Taller Literario Manuel José Othón que a la fecha tiene una vida de 33 años. Es ante todo un taller independiente y gratuito, fiel reflejo de su pasión que realiza de muy buen talante, que le hace feliz porque los resultados han sido generosos, uno de los alumnos al salir inició sus propios proyectos y ahora forma parte del INBA, donde propuso “Ciudad de Letras”. El maestro Mario Alonso ha publicado los poemarios: Solo la luz rompe el silencio (Dos filos- Universidad Autónoma de Zacatecas, 1982); Breve Luz (Boldo y Climent, Querétaro, 1989); Variaciones sobre un retrato hablado (Cuadernos Othonianos, 1991); La Densidad del Aire, (UNAM, 1991); La Apariencia del árbol (Desierto-Instituto de cultura Aguascalientes,1999); Murmullos (Secretaría de Cultura San Luis Potosí, 2005). Su obra ha sido traducida al flamenco, francés e inglés. Mario Alonso López Navarro ha obtenido diversos premios entre los que podemos mencionar: Premio Estatal de Literatura Manuel José Othón S.L.P. (1990), Primer Lugar Nacional en el concurso de cuento Issste-Cultura por el libro de cuentos infantiles Recuento de horas; Primer Lugar en el concurso 20 de noviembre -1991- con su obra Variaciones sobre un retrato hablado; Primer Lugar en el concurso de literatura Península de Yucatán con La apariencia del árbol; Primer Lugar en el concurso 20 de noviembre -2005- con el poemario Murmulllos; mención honorífica en los Juegos Florales de San Juan de los Lagos con el libro Desayuno del Shamán. Ha sido becario del sistema Fondo Estatal para la Cultura y las Artes. Desde 1989 coordina el reconocido Taller de Literatura Poeta Manuel José Othón. Como editor ha sido responsable de las publicaciones: Cuadernos Othonianos, Revista Verdesierto, Cuadernos de Cultura Alternativa, Colección Vela Arde. El maestro Mario Alonso ha sido incluido en las antologías San Luis Potosí 400 años de literatura, Cantera la Voz, Murmullos Poéticos, entre otros. Ha participado en múltiples festivales en México y en Bogotá, Costa Rica y Salamanca, España. Hay que decir que la literatura es un gran generador de egos, muchos se preocupan por estar más en los premios, se publican más cosas de lo que se lee, son consumidores de su arte, comenta nuestro invitado.  “Cuando tú quieres hacer cada obra porque te nace, dejas a un lado la pregunta de cómo seré visto, cómo te ensalzas, si te hizo pasar un poco desapercibido, no estar festivales con su propio nombre, la literatura me ha dado tanto de lo que es la vida para escribir, tengo que retribuir a mi medio, a mi gente, parte de esta maravilla que es la escritura, la difusión, desde San Luis Potosí, hago entonces, entre otras cosas, plaquette para difundir a los que están empezando en el camino literario”.  Si bien nació en Ciudad Guadalupe (Nuevo León), Mario Alonso desde niño se siente parte de San Luis Potosí, donde se esmera para que conozcan la poesía potosina, sabiendo que nos puede dejar algo diferente.  Alonso nos ha permitido entrar no solo en su vida y obras, sino en el ser que habita la literatura, donde nos confiesa que ésta le ha dado lo suficiente durante 33 años, ha cumplido creando nuevos cuadros. “Ocurre que me alejo de las cosas que no me llenan, de lo rimbombante, donde traen a los Premio Nobel, tenemos una deficiencia de educación, y en este replanteamiento estamos nosotros, creas la emoción, impacto al escuchar una poesía de otro país, empiezas a ver la literatura como algo cercano, se ha banalizado, hemos visto que se dicen poetas, saltándose los elementos básicos, cuando te dan algo que no se parece, no es la poética que yo creo enseñar y doy muestras de porqué es así, por qué escribo, por qué los talleres y los festivales de poesía. “Voy queriendo que la poesía vaya dejando la cosquillita de que puede ser interesante, sin esperar a que me aprueben, están los 18 premios que no ha ganado ningún tallerista, cuando empecé lo hice en un patio, es lo que se hace cuando quieres dar lo que sabes, sin grandes espacios ni comodidades que no había en ese momento”.      Del poemario Desayuno del Shaman  ENCENDER UN CIRIO  Abre la ventana, no sea ya cercano nuestro invierno y nos quedemos fuera  Eso es como quien ha perdido sus enredaderas, en tanto las cornisas se llenan las alforjas de pámpanos y cimitarras, de aureolas y palomas.  Espero mi canto, mis estrellas de la suerte, cuatro tréboles por los cuales recé este domingo. Soy mis dados, serenidad con que espero mi número certero, campana para agotar murmuraciones, levantarse por fin sin prisa. Quiero tocar un jorobado, el ombligo de buda, los conejos de la suerte. Quizá, y por comedimiento o paciencia, alguna viuda de verse. Un metal escondido. La rabieta de los perdedores.  Y por eso nada basta antes de encontrar, ni estas notas, ni abril por… Después de ello tornaremos a dormir, yo aquí y usted en su sitio. Poblado de quizás es y tal vez nos encontremos Ojos de abril en pleno. Una caracola busca mar, en la tinta azul de baldaquín. Una carta, ridícula y postal. Ese sereno provisorio de la muerte.  Nunca llamar así, desesperado, en otra puerta Cuyo nombre olvidaste súbito, en la cornisa.  " ["post_title"]=> string(82) "La vida en rosa ⏐ Festival Internacional de Poesía : Abba Palabra en la cultura" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(85) "la-vida-en-rosa-%e2%8f%90-festival-internacional-de-poesia-abba-palabra-en-la-cultura" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-19 08:54:35" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-19 13:54:35" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=68167" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17794 (24) { ["ID"]=> int(68841) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-08-03 10:04:22" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-08-03 15:04:22" ["post_content"]=> string(6881) "Hace poco más de diez años abrí, por mis medios y solo por el gusto de compartir, un blog literario que todavía existe: Cisterna de Sol, https://cesarcallejas.me/. Me inspiré no solo en el versito de Alfonso Reyes, sino en su Monterrey, aquel periódico que imprimía por sí mismo y que distribuía a sus amigos con las novedades de su actividad literaria, aquellas astillas del taller en las que exhibía su pasión de escritor y su goce de lector. Semanalmente, el blog ofrece distintas secciones: “El libro nuestro de cada martes” recomienda un libro; “El vals del minuto” ofrece una videocolumna con una reflexión diminuta sobre la reunión entre la vida y la literatura; los “miércoles del presente” obsequia con un libro de dominio público y de paso revisa la literatura clásica. Desde que abrió Cisterna de Sol, su lema fue “A leer por el gusto de leer”. Hoy me entero que todo el esfuerzo de más de una década no ha sido sino una intentona capitalista y consumista para mayor seña. Además de cornudo, apaleado, diría mi abuela, la sabia. Ahora que la diabólica frase fue pronunciada y luego victimizada y ridiculizada por lectores, escritores y actores de la vida cultural, me encuentro con respuestas todavía más audaces, que si se rediseñaron los libros de texto o que si no, que si al pobre autor de la frase se le ataca injustamente o que si se lo merece… Al final del día, entre los sombrerazos y pastelazos, nos desviamos del punto central: si debe el Estado promover la lectura y colaborar para que México se vuelva un país de lectores, así nomás por el gusto de leer y que todos los mexicanos nos beneficiemos del sentido crítico, la herencia cultural, la mejor y más clara expresión: la literaria. En cambio, quedamos como estábamos, pero todavía más confundidos. Vamos, si el propio Alfonso Reyes tenía su sueño secreto: ver convertido a México en una nueva Atenas. Hoy ya no pretendemos tanto, sino apenas que se cumpla el deseo de José Vasconcelos, otro lector avaricioso y voraz, también hecho de puro gusto porque del placer nacía el compromiso: Pan, jabón y alfabeto. Mala señal cuando se descalifica cualquier causa para leer. Primero porque se mofa de la libertad más elemental que corresponde a quien quiere leer: elegir qué, cómo y cuándo se lee, porque las razones son imposibles de determinar y cuantificar. Uno lee porque está contento o porque está triste, porque los libros son el refugio de los pecadores, decía Alfonso Reyes, y son, como dice la letanía “causa de nuestra alegría”, si no que me lo digan los miles de lectores de Tom Sawyer o del Lazarillo de Tormes. Uno lee para emocionarse, así por el gusto de la adrenalina como quien sigue a Stieg Larsson en la serie Millenium, o para encontrar la paz (Cortázar decía que de un tiempo para acá el único lugar donde se puede estar tranquilo es en los libros); sí, también se lee para aprender o para olvidar. Quevedo afirmaba que retirado en la paz de estos desiertos, con pocos pero doctos libros juntos, vivía en conversación con los difuntos y escuchaba con sus ojos a los muertos.  Es verdad que se lee para aprender, pero si lo vemos de cerca, ese es un efecto secundario. Uno lee porque está enamorado; por ahí reposa mi María de Jorge Isaac cuando estar enamorado era derramar miel y ver las estrellas o porque ya lo dejaron y de paso aprende algún dato importante leyendo Anna Karénina o a las Mujeres de ojos grandes. Uno lee por desmadre para reírse un rato y formar su sentido crítico al mismo tiempo. Ahí anda mi Diccionario del Diablo o el de Coll. Porque lo que no se vale es que –para ganar el punto, no para buscar las razones y las causas y desde ahí generar programas y compromisos– venga un señor, por más augusto y comprometido que sea su nombre, a decirme que los cientos, miles de mujeres y hombres que hemos dedicado horas y recursos para invitar a nuestro prójimo a aventurarse en la lectura, así nomás, insisto, por el gusto de leer, para sentir bonito, somos capitalistas consumistas para mayor seña. Que no me diga que el Che Guevara no leyó nomás por pasar el rato mientras vagaba por nuestro continente, y aunque me lo juren todos los dioses tutelares de Mao, el gran timonel, o del Padrecito Stalin, que no se rieron leyendo episodios de aventuras alguna vez, sí son célebres las lecturas de pasatiempo en la trinidad comunista mexicana: Diego, Frida y Trotsky. Ande usted, paladín de las fuerzas tradicionales y melancólicas de la izquierda, si no ha probado las mieles de leer a La Familia Burrón, las aventuras de El Periquillo Sarniento, porque si lo hace, tendría que reconocer lo mucho que se ha perdido y, ya se ve, eso de reconocer errores nos está de moda. Y como dicen los abogados, suponiendo sin conceder, que en efecto leer por placer sea un acto de consumismo capitalista, pues hombre, que el puerco capitalismo sirva de algo en lo que lo hacemos trizas y le entramos con fe a capitalizar las librerías de barrio, las editoriales independientes, los escritores noveles, esos elementos de la disrupción y la contrarrevolucionaria, que el buen amigo de los libros de texto gratuitos se imagina en paradisíacas mansiones sobándose las manos con la sonrisa de los villanos de caricatura imaginando como de su explotación capitalista un chico de 12 años se queda fuera de su casa, leyendo en una banca bajo el farol de la calle, con la sonrisa básica de los inocentes, por primera vez Las batallas en el desierto. Salud por esos explotadores.   @cesarbc70  " ["post_title"]=> string(29) "¡Lectores del mundo, uníos!" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "lectores-del-mundo-unios" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-08-03 10:51:27" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-08-03 15:51:27" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=68841" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17873 (24) { ["ID"]=> int(68167) ["post_author"]=> string(3) "182" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-19 08:54:35" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-19 13:54:35" ["post_content"]=> string(11697) "La vida en rosa Mario Alonso López Navarro es director del Museo Poeta Manuel José Othón; está comprometido con la cultura y el arte; es artífice del Festival Internacional de Poesía Abba Palabra, que nace en 2005 en San Luis Potosí como resultado de una de las preocupaciones que siempre ha tenido como escritor: ver que existe una desvinculación de la palabra con el público, provocando entonces el encuentro con la complicidad de poetas e instituciones desde distintos escenarios.  Cabe destacar que el Festival Internacional de Poesía Abba Palabra nace como parte del festejo por el XVI Aniversario del Taller Literario Manuel José Othón. Este lo coordina Mario Alonso Navarro, poeta, escritor, editor, docente, Licenciado en Economía egresado de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, investigador en el Centro de Investigaciones Literarias de la Casa de la Cultura de San Luis Potosí. La entrega que el maestro Alonso tiene con la poesía va más allá de la escritura, este noble oficio es para compartir, es el objetivo de Abba Palabra.  Gestor cultural por excelencia, formado bajo el rigor y esplendor del gran Miguel Donoso Pareja, Mario Alonso ha estado presente con poetas procedentes de Colombia, Argentina, Uruguay, Paraguay, Francia, Estados Unidos, Costa Rica, quienes aceptaron la invitación para compartir sus lecturas, presentaciones de libros y cátedras en escuelas, colegios, teatros, espacios públicos, bibliotecas, casas de barrio y centros de investigación de nuestro país. Las voces poéticas se desplazaron a muchos municipios de San Luis Potosí, y a otros estados, además de que estos eventos lograron trascender porque realizaron dos presentaciones del Festival Internacional de Poesía Abba Palabra en España.  En estas actividades literarias a las que se han unido pintores y artistas, es posible que en San Luis Potosí hayan contado con unos 30 mil invitados desde que iniciaron con este festival en 2005 y gozado de la presencia de 200 poetas, gracias al entusiasmo de todos y a que están bien coordinados.  El Festival Internacional de Poesía Abba Palabra está fuertemente posicionado en el universo de las letras en nuestro país, amén de que ha llegado hasta tierras extranjeras y ha ganado espacios, presencia con el apoyo decidido de poetas y artistas, entregados a la cultura y el arte. No le interesa –expresa Alonso– la presencia de quienes se la pasan leyéndose entre ellos su larga trayectoria y a la hora de presentar el fruto literario es poca la poesía que comparten, porque les interesan más los reflectores. Expresa que muchos se dicen poetas y se olvidan del contacto con el posible público, quedando al descubierto las mafias literarias. Julio César Ceballos es parte también de Abba Palabra que organiza en Chimalhuacán (Estado de México) y el maestro Mario Alonso está al frente de lo que se gesta en San Luis Potosí, donde coordina para presentar un festival de calidad y largo alcance.  Como gestor cultural realizó también el encuentro de escritores “Palabras Mágicas” de la que solo existen tres emisiones con menos poetas, visitaron pueblos mágicos, donde fueron bien cobijados por las presidencias municipales de San Luis Potosí: “Como era de esperarse, con la pandemia se replantearon todo, queremos ir a los centros educativos, queremos acercar la poesía a los jóvenes, Conaculta apoyo por un año este proyecto”. Para la voz poética, Mario Alonso vivir para la cultura no es una opción, se puede notar su entrega a las letras con su gran proyecto el Taller Literario Manuel José Othón que a la fecha tiene una vida de 33 años. Es ante todo un taller independiente y gratuito, fiel reflejo de su pasión que realiza de muy buen talante, que le hace feliz porque los resultados han sido generosos, uno de los alumnos al salir inició sus propios proyectos y ahora forma parte del INBA, donde propuso “Ciudad de Letras”. El maestro Mario Alonso ha publicado los poemarios: Solo la luz rompe el silencio (Dos filos- Universidad Autónoma de Zacatecas, 1982); Breve Luz (Boldo y Climent, Querétaro, 1989); Variaciones sobre un retrato hablado (Cuadernos Othonianos, 1991); La Densidad del Aire, (UNAM, 1991); La Apariencia del árbol (Desierto-Instituto de cultura Aguascalientes,1999); Murmullos (Secretaría de Cultura San Luis Potosí, 2005). Su obra ha sido traducida al flamenco, francés e inglés. Mario Alonso López Navarro ha obtenido diversos premios entre los que podemos mencionar: Premio Estatal de Literatura Manuel José Othón S.L.P. (1990), Primer Lugar Nacional en el concurso de cuento Issste-Cultura por el libro de cuentos infantiles Recuento de horas; Primer Lugar en el concurso 20 de noviembre -1991- con su obra Variaciones sobre un retrato hablado; Primer Lugar en el concurso de literatura Península de Yucatán con La apariencia del árbol; Primer Lugar en el concurso 20 de noviembre -2005- con el poemario Murmulllos; mención honorífica en los Juegos Florales de San Juan de los Lagos con el libro Desayuno del Shamán. Ha sido becario del sistema Fondo Estatal para la Cultura y las Artes. Desde 1989 coordina el reconocido Taller de Literatura Poeta Manuel José Othón. Como editor ha sido responsable de las publicaciones: Cuadernos Othonianos, Revista Verdesierto, Cuadernos de Cultura Alternativa, Colección Vela Arde. El maestro Mario Alonso ha sido incluido en las antologías San Luis Potosí 400 años de literatura, Cantera la Voz, Murmullos Poéticos, entre otros. Ha participado en múltiples festivales en México y en Bogotá, Costa Rica y Salamanca, España. Hay que decir que la literatura es un gran generador de egos, muchos se preocupan por estar más en los premios, se publican más cosas de lo que se lee, son consumidores de su arte, comenta nuestro invitado.  “Cuando tú quieres hacer cada obra porque te nace, dejas a un lado la pregunta de cómo seré visto, cómo te ensalzas, si te hizo pasar un poco desapercibido, no estar festivales con su propio nombre, la literatura me ha dado tanto de lo que es la vida para escribir, tengo que retribuir a mi medio, a mi gente, parte de esta maravilla que es la escritura, la difusión, desde San Luis Potosí, hago entonces, entre otras cosas, plaquette para difundir a los que están empezando en el camino literario”.  Si bien nació en Ciudad Guadalupe (Nuevo León), Mario Alonso desde niño se siente parte de San Luis Potosí, donde se esmera para que conozcan la poesía potosina, sabiendo que nos puede dejar algo diferente.  Alonso nos ha permitido entrar no solo en su vida y obras, sino en el ser que habita la literatura, donde nos confiesa que ésta le ha dado lo suficiente durante 33 años, ha cumplido creando nuevos cuadros. “Ocurre que me alejo de las cosas que no me llenan, de lo rimbombante, donde traen a los Premio Nobel, tenemos una deficiencia de educación, y en este replanteamiento estamos nosotros, creas la emoción, impacto al escuchar una poesía de otro país, empiezas a ver la literatura como algo cercano, se ha banalizado, hemos visto que se dicen poetas, saltándose los elementos básicos, cuando te dan algo que no se parece, no es la poética que yo creo enseñar y doy muestras de porqué es así, por qué escribo, por qué los talleres y los festivales de poesía. “Voy queriendo que la poesía vaya dejando la cosquillita de que puede ser interesante, sin esperar a que me aprueben, están los 18 premios que no ha ganado ningún tallerista, cuando empecé lo hice en un patio, es lo que se hace cuando quieres dar lo que sabes, sin grandes espacios ni comodidades que no había en ese momento”.      Del poemario Desayuno del Shaman  ENCENDER UN CIRIO  Abre la ventana, no sea ya cercano nuestro invierno y nos quedemos fuera  Eso es como quien ha perdido sus enredaderas, en tanto las cornisas se llenan las alforjas de pámpanos y cimitarras, de aureolas y palomas.  Espero mi canto, mis estrellas de la suerte, cuatro tréboles por los cuales recé este domingo. Soy mis dados, serenidad con que espero mi número certero, campana para agotar murmuraciones, levantarse por fin sin prisa. Quiero tocar un jorobado, el ombligo de buda, los conejos de la suerte. Quizá, y por comedimiento o paciencia, alguna viuda de verse. Un metal escondido. La rabieta de los perdedores.  Y por eso nada basta antes de encontrar, ni estas notas, ni abril por… Después de ello tornaremos a dormir, yo aquí y usted en su sitio. Poblado de quizás es y tal vez nos encontremos Ojos de abril en pleno. Una caracola busca mar, en la tinta azul de baldaquín. Una carta, ridícula y postal. Ese sereno provisorio de la muerte.  Nunca llamar así, desesperado, en otra puerta Cuyo nombre olvidaste súbito, en la cornisa.  " ["post_title"]=> string(82) "La vida en rosa ⏐ Festival Internacional de Poesía : Abba Palabra en la cultura" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(85) "la-vida-en-rosa-%e2%8f%90-festival-internacional-de-poesia-abba-palabra-en-la-cultura" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-19 08:54:35" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-19 13:54:35" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=68167" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(13) ["max_num_pages"]=> float(7) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "71dc2cc7051f2e4431bee3926d5e1e73" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
MARIO ALONSO LÓPEZ

La vida en rosa ⏐ Festival Internacional de Poesía : Abba Palabra en la cultura

La vida en rosa Mario Alonso López Navarro es director del Museo Poeta Manuel José Othón; está comprometido con la cultura y...

julio 19, 2021

¡Lectores del mundo, uníos!

Hace poco más de diez años abrí, por mis medios y solo por el gusto de compartir, un blog literario que todavía...

agosto 3, 2021




Más de categoría

¡Lectores del mundo, uníos!

Hace poco más de diez años abrí, por mis medios y solo por el gusto de compartir, un blog...

agosto 3, 2021
La vida en rosa ⏐ Luy, cuatro décadas en la caricatura

La vida en rosa ⏐ Luy, cuatro décadas en la caricatura

Cuarenta años de carrera prolífica como caricaturista celebra este 2 de agosto Oscar Manuel Rodríguez Ochoa: Luy. En su...

agosto 2, 2021

El Axolote Ilustrado Revista Cultural Iberoamericana retrata la "Diversidad cultural de México e Hispanoamérica"

 Norberto Rodríguez Carrasco y Gregorio Martínez Moctezuma, editores de la Revista “El Axolote Ilustrado Revista Cultural Iberoamericana“, iniciaron este...

julio 29, 2021

Sombras y despertares

Tuve la fortuna de escuchar una plática de la escritora Lola Ancira. Habló de los escenarios dentro de los...

julio 27, 2021