CARTAS A TORA 231

Querida Tora1: Hace unos días, el portero anunció el establecimiento de una serie de programas “sociales” (lo pongo entre comillas, porque no sé qué es lo que el portero entienda por “social”). Eso provocó una especie de...

2 de julio, 2021 CARTAS A TORA 231

Querida Tora1:

Hace unos días, el portero anunció el establecimiento de una serie de programas “sociales” (lo pongo entre comillas, porque no sé qué es lo que el portero entienda por “social”). Eso provocó una especie de mini-revolución en la vecindad, porque todos se preguntaban qué significaba aquello: unos decían que era una maravilla, y otros que no valía ni pensar en ello. El caso es que levantó muchas expectativas.

Por fin, anunció el primer programa: “Reforestación de la Vecindad”. Desilusionó un poquito a la mayoría, pero se dijeron “Peor es nada”, y preguntaron en qué consistía. Era muy sencillo: llenar de plantas toda la vecindad, ocupar todos los espacios disponibles con vegetales, “a fin de ayudar a conservar el ambiente y alegrar la vista de los vecinos”. Lo importante era que daría a quien plantara algo, lo que fuera, un “estímulo” económico; y cuando las plantas ya fueran adultas, otro más “importante” que el primero. Esto sí logró entusiasmar a todos.

Y se pusieron a pensar qué podían plantar. Tenía que ser algo pequeño, para que cupiera en la maceta, y que creciera rápido. Entonces, lo primero que hicieron fue quitar todas las plantas que ya había. Así que la vecindad quedó como cacharro recién lavado. Y aquí vino el primer problema.

El portero, al darse cuenta de que habían  arrancado todas las plantas que había, puso el grito en el cielo (más arriba no llegaba). Les preguntó (a gritos, naturalmente) por qué habían hecho eso; y le dijeron que no iban a gastar en macetas. El portero reviró afirmando que él se refería a plantas en macetas nuevas, pero todos los vecinos contestaron (en gritos que llegaron más arriba) que nunca dijo “nuevas”, y que tenía que cumplir su palabra. El portero hizo un entripado que por poco le cuesta una entrada al hospital; pero aguantó vara y sonrió como sólo él sabe hacerlo cuando está furioso. Pero a los vecinos no les importó.

Enseguida empezaron a plantar que un geranio, que un clavelito, que una matita de perejil o cilantro; y un aventado plantó hasta jitomates, porque le gusta mucho su color. Pero lo más fuerte ocurrió en la azotea. Allí usaron no sólo macetas, sino pedazos de macetas rotas, secciones de tubo, cajas de cartón o de madera, todo lo que pudiera contener un puñado de tierra. Y allí todos plantaron lo mismo: mariguana, porque cumple con los requerimientos del portero y es fácil de cultivar y, además, puede traer ingresos adicionales a la vecindad con la venta en las colonias aledañas. De esto sólo se dieron cuenta los vecinos de los patios cuando vieron bajar a los ninis más tambaleantes y risueños que nunca. Corrieron todos a la azotea (yo no, porque ya lo había visto) y se encontraron con que parecía un campo en cualquier provincia del país, de verde y reluciente que estaba. Se quedaron todos asombrados, porque allí había más metros cuadrados de plantas que en toda la vecindad.

Entonces, los ninis empezaron a exigir sus “estímulos” El portero se resistió, alegando que la mariguana estaba prohibida en el país; pero le contestaron que ya no, que ya su cultivo era libre. Y como no encontraba la manera de zafarse ni de enfrentar la cólera de los vecinos, que alegaban que aquello era trampa, porque no se valían cultivos perniciosos, de los cuales la gente decente no sabía nada, pidió un día “para consultarlo con la almohada”. ¿Y sabes lo que le aconsejó la almohada? Que quemara los cultivos de mariguana. Y dicho y hecho. Antes de que llegara la madrugada mandó a sus guaruras a echar gasolina por toda la azotea y prenderle fuego.

La vecindad no se incendió por un verdadero milagro, pero los vecinos del segundo piso sintieron que sus viviendas se convertían en hornos sin termostato, y tuvieron que abandonarlas antes de que llegaran los bomberos. Los heroicos traga-fuego arrojaron agua en todos lados, echando a perder muebles y ropa. “Pero eso es un mal menor”, les dijo luego el portero, y culpó a los “irresponsables” ninis de haber tirado algún cigarro encendido entre las plantas.

Total, que entre recoger macetas rotas y plantas ahogadas y tratar de rescatar sus bienes de la inundación (algunos fueron a dar al agujero del patio, y aquello se convirtió en una batalla naval por apoderarse de todo lo que flotara), los vecinos se olvidaron del programa por completo y mejor se ocuparon en abuchear y pellizcar a los ninis cada vez que los veían . Pero éstos ni siquiera por eso se fueron; ellos se acomodaron muy pronto en las ruinas que quedaron en la azotea (que desde antes era un montón de ruinas) y siguieron viviendo tan contentos.

El portero no ha vuelto a hablar de programas sociales. Pero algunos vecinos empiezan a recordárselos. Ya veremos qué pasa.

Te quiere

Cocatú

1 Contexto: Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. Su correspondencia tiene algo de crítica social y toques de humor.

Comentarios
object(WP_Query)#18570 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67615) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-08-2021" ["before"]=> string(10) "26-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67615) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-08-2021" ["before"]=> string(10) "26-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18569 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18577 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18556 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-08-2021" ["before"]=> string(10) "26-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-26 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (67615) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18566 (24) { ["ID"]=> int(70658) ["post_author"]=> string(3) "182" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-21 09:57:11" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-21 14:57:11" ["post_content"]=> string(3966) "Aquí, donde el aire es más limpio, entre guajolotes, gallinas, perros, el canto de los pájaros y hasta un venado rodean el ambiente rural de Sara y Antonio quienes desde temprano inician labores para ir a cortar a su milpa las pencas y obtener el ixtle. Ahí el calor puede ser sofocante, la naturaleza es generosa y a veces caprichosa cuando las lluvias escasean. Sorteando las exigencias de esta nueva era, los artesanos Sara Andrade y Antonio del Ángel se han mantenido estoicos en su tierra natal Potrero I, Tantoyuca, comunidad donde tienen su milpa para obtener el ixtle o zapupe que les permite imaginar y crear piezas únicas que van a dar a las manos de quienes saben apreciar el arte popular. Es en la cabecera municipal de Tantoyuca, que pertenece a la huasteca veracruzana,  cada domingo acuden puntualmente a vender sus artesanías. Instalan un puesto donde nos atrapa el colorido de cada pieza entre el ajetreo que anuncia el día de compras para las personas que salen de sus comunidades a ofrecer  lo que sus manos y la tierra producen. Entre la serie de productos que están a la vista, están los que se pueden utilizar en casa como los tortilleros o para uso personal bolsas y morrales de distintos tamaños, colores y acabados en pintura natural (que se obtienen de las plantas) o artificiales, porque hay para todos los gustos. La realidad que pocos conocen es que además del trabajo de las manos artesanas, se requiere esperar los tiempos que marca la naturaleza. Aquí donde todavía es posible ver animales como tigrillos, Sara y Antonio, cómplices en el trabajo y en la vida, se sienten animados por los pedidos que ocasionalmente reciben.  Ciertamente es poca la venta, pero no han dejado de vender.  Algunas personas se interesan en sus artesanías y los contactan para elaborar bolsas u otros productos de su interés. De esta forma han logrado mantenerse en lo que saben hacer. Dependiendo de la ruta que se tome para llegar a Potrero I es más o menos el tiempo de traslado en las camionetas de transporte rural, camino recorrido para acceder a su ambiente y conocer desde las entrañas todo el trabajo detrás antes de ver cada pieza terminada. Para tener una idea clara, elaborar una bolsa grande requiere raspar 15 pencas de una milpa que fue sembrada hace seis años. Pintar el ixtle es otro proceso. Se colocan los hilos de zapupe en un diseño especial entre dos palos y una base para comenzar otra parte del trabajo, luego a tejer en telar de cintura. La milpa de ixtle se encuentra cerca de la casa de los artesanos, entre cerros donde no es necesario cuidado especial debido a que las plantas son resistentes y requieren poca agua: la que reciben durante las lluvias. Otros artesanos les compran a Sara y Antonio el zapupe que obtienen de su trabajo y entrega diaria. La vida contemporánea los ha empujado al ingenio de presentar nuevas piezas y acrecentar su legado cultural como maestros artesanos.  " ["post_title"]=> string(49) "LOS ROSTROS DEL ARTE POPULAR: la magia del zapupe" ["post_excerpt"]=> string(114) "Un retrato de la vida cotidiana y del esfuerzo de los artesanos de Tantoyuca (Veracruz) que trabajan con el ixtle." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(48) "los-rostros-del-arte-popular-la-magia-del-zapupe" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-21 10:52:45" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-21 15:52:45" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70658" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18526 (24) { ["ID"]=> int(70056) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-03 08:50:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-03 13:50:25" ["post_content"]=> string(4298) "La novela HHhH, del escritor francés Laurent Binet, trata sobre el exitoso atentado contra el criminal nazi Reinhard Heydrich. La Operación Antropoide fue planeada en Londres y ejecutada el día 27 de mayo de 1942, en Praga. Heydrich, uno de los más sanguinarios y encumbrados nazis (sólo rendía cuentas a Himmler y al mismísimo Hitler), sembró el terror en la ocupada Checoslovaquia. Fue uno de los artífices, en Wannsee, de la Solución Final. Su cargo oficial al momento del atentado era Reichsprotektor de Bohemia y Moravia. Heydrich es conocido como el Carnicero de Praga por la terrible violencia que ejerció contra los checos. Se puede decir que Hitler no admiraba a nadie más que a sí mismo… y a Heydrich, a quien solemnemente se refería como el de “corazón de hierro”. Los británicos, en coordinación con la resistencia checa, planearon el atentado. Una vez muerto Heydrich, la reacción de Hitler fue brutal: miles y miles de detenidos y fusilados. El pueblo de Lidice fue exterminado: todos sus habitantes (niños, mujeres, ancianos), todos, fueron asesinados en represalia, pues las investigaciones de los SS suponían que uno de los guerrilleros provenía de dicha localidad. La inteligencia nazi fue incapaz de dar con los partisanos. Desgraciadamente nunca falta el traidor. Un checo miembro de la resistencia denunció a sus compañeros a cambio de una gran suma de dinero. Los integrantes de Operación Antropoide fueron localizados en una iglesia a las afueras de Praga. 700 soldados alemanes (SS, SA, Gestapo, etc) rodearon el inmueble. Siete partisanos checos acabaron con la vida de cientos de alemanes en un acto heroico sólo comparable al episodio de las Termópilas, en el que 300 espartanos acabaron con la vida de miles y miles de persas, antes de ser exterminados.  Estos son los tres héroes checos (bueno, uno de ellos eslovaco) que llevaron a cabo la operación: KubišGabčík y Valčík. Y este es el nombre del traidor, quien por 100,000 coronas checas delató a sus compañeros: Čurda. La masacre de Lidice puso en evidencia a los nazis. Antes de ese hecho (junio de 1942), nadie sabía a ciencia cierta la maldad de estos criminales. Después de Lidice fue manifiesto que el régimen estaba integrado por una horda de locos degenerados y acomplejados cuya sed de sangre jamás ha sido igualada en la historia de la humanidad. Al principio pensé que el título de la novela se debería a cuatro H evidentes: Hitler, Himmler, Heydrich y, claro, Holocausto. Pero el título obedece a una frase que los alemanes usaban cuando hablaban de Heydrich, lo cual nos da una idea de lo terrible que era este personaje: Himmlers Hirn heißt Heydrich: El cerebro de Himmler se llama Heydrich.  El título original de la novela era "Operación Antropoide”. El buen juicio del primer editor moldeó el título actual: "HHhH". Las 400 páginas de la edición en español de Seix Barral fluyen vertiginosamente y quitan horas de sueño. Muy recomendable. Título: HHhH Autor: Laurent Binet Seix Barrarl, 2011 400 páginas Mi calificación: 4.5 puntos de 5" ["post_title"]=> string(85) "Somos lo que leemos – HHhH, una novela que te hará odiar todavía más a los nazis" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(77) "somos-lo-que-leemos-hhhh-una-novela-que-te-hara-odiar-todavia-mas-a-los-nazis" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-03 08:50:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-03 13:50:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70056" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18566 (24) { ["ID"]=> int(70658) ["post_author"]=> string(3) "182" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-21 09:57:11" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-21 14:57:11" ["post_content"]=> string(3966) "Aquí, donde el aire es más limpio, entre guajolotes, gallinas, perros, el canto de los pájaros y hasta un venado rodean el ambiente rural de Sara y Antonio quienes desde temprano inician labores para ir a cortar a su milpa las pencas y obtener el ixtle. Ahí el calor puede ser sofocante, la naturaleza es generosa y a veces caprichosa cuando las lluvias escasean. Sorteando las exigencias de esta nueva era, los artesanos Sara Andrade y Antonio del Ángel se han mantenido estoicos en su tierra natal Potrero I, Tantoyuca, comunidad donde tienen su milpa para obtener el ixtle o zapupe que les permite imaginar y crear piezas únicas que van a dar a las manos de quienes saben apreciar el arte popular. Es en la cabecera municipal de Tantoyuca, que pertenece a la huasteca veracruzana,  cada domingo acuden puntualmente a vender sus artesanías. Instalan un puesto donde nos atrapa el colorido de cada pieza entre el ajetreo que anuncia el día de compras para las personas que salen de sus comunidades a ofrecer  lo que sus manos y la tierra producen. Entre la serie de productos que están a la vista, están los que se pueden utilizar en casa como los tortilleros o para uso personal bolsas y morrales de distintos tamaños, colores y acabados en pintura natural (que se obtienen de las plantas) o artificiales, porque hay para todos los gustos. La realidad que pocos conocen es que además del trabajo de las manos artesanas, se requiere esperar los tiempos que marca la naturaleza. Aquí donde todavía es posible ver animales como tigrillos, Sara y Antonio, cómplices en el trabajo y en la vida, se sienten animados por los pedidos que ocasionalmente reciben.  Ciertamente es poca la venta, pero no han dejado de vender.  Algunas personas se interesan en sus artesanías y los contactan para elaborar bolsas u otros productos de su interés. De esta forma han logrado mantenerse en lo que saben hacer. Dependiendo de la ruta que se tome para llegar a Potrero I es más o menos el tiempo de traslado en las camionetas de transporte rural, camino recorrido para acceder a su ambiente y conocer desde las entrañas todo el trabajo detrás antes de ver cada pieza terminada. Para tener una idea clara, elaborar una bolsa grande requiere raspar 15 pencas de una milpa que fue sembrada hace seis años. Pintar el ixtle es otro proceso. Se colocan los hilos de zapupe en un diseño especial entre dos palos y una base para comenzar otra parte del trabajo, luego a tejer en telar de cintura. La milpa de ixtle se encuentra cerca de la casa de los artesanos, entre cerros donde no es necesario cuidado especial debido a que las plantas son resistentes y requieren poca agua: la que reciben durante las lluvias. Otros artesanos les compran a Sara y Antonio el zapupe que obtienen de su trabajo y entrega diaria. La vida contemporánea los ha empujado al ingenio de presentar nuevas piezas y acrecentar su legado cultural como maestros artesanos.  " ["post_title"]=> string(49) "LOS ROSTROS DEL ARTE POPULAR: la magia del zapupe" ["post_excerpt"]=> string(114) "Un retrato de la vida cotidiana y del esfuerzo de los artesanos de Tantoyuca (Veracruz) que trabajan con el ixtle." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(48) "los-rostros-del-arte-popular-la-magia-del-zapupe" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-21 10:52:45" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-21 15:52:45" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70658" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(20) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "dc76f3e9f9bfb77ce14f4809908e01bc" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
LOS ROSTROS DEL ARTE POPULAR: la magia del zapupe

LOS ROSTROS DEL ARTE POPULAR: la magia del zapupe

Un retrato de la vida cotidiana y del esfuerzo de los artesanos de Tantoyuca (Veracruz) que trabajan con el ixtle.

septiembre 21, 2021

Somos lo que leemos – HHhH, una novela que te hará odiar todavía más a los nazis

La novela HHhH, del escritor francés Laurent Binet, trata sobre el exitoso atentado contra el criminal nazi Reinhard Heydrich. La Operación Antropoide fue planeada...

septiembre 3, 2021




Más de categoría

CARTAS A TORA 242

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le...

septiembre 24, 2021
dante estatua

Dante, a 700 años de su fallecimiento

En este artículo se ofrecen múltiples ejemplos de la influencia de Dante en la historia del arte, en homenaje...

septiembre 22, 2021
Día Nacional de la Lucha Libre y del Luchador Profesional

Día Nacional de la Lucha Libre y del Luchador Profesional

En este artículo se da cuenta de la importancia de la lucha libre y sus protagonistas como íconos culturales...

septiembre 22, 2021
dibujo guerra españoles contra indios

Ni Colón ni Tlali: Cuitláhuac y Temilotzin

Cuitláhuac y Temilotzin son dos personajes que deberían de ser considerados para sustituir el Monumento a Cristóbal Colón en...

septiembre 22, 2021