CARTAS A TORA 229

Querida Tora1: Hay un muchacho en el 48, que hace poco llegó en calidad de hijo único con mamá consentidora. Es muy serio; siempre anda con sus libros bajo el brazo, y ya hasta trabaja. La mamá...

18 de junio, 2021 CARTAS A TORA 229

Querida Tora1:

Hay un muchacho en el 48, que hace poco llegó en calidad de hijo único con mamá consentidora. Es muy serio; siempre anda con sus libros bajo el brazo, y ya hasta trabaja. La mamá (del papá no se sabe nada hace muchos años) está muy contenta con  él, y lo pondera como no sabes. En su trabajo ya ha tenido uno o dos ascensos (de puesto y de sueldo, imagínate), y todo marcha de lo mejor. Pero…

Con esta gente siempre hay algún “pero” (o varios, que es lo peor). El que nos ocupa ahora es el siguiente: un día llegó el muchacho con una señora (ella dice que es señorita, pero vete tú a saber), y la presentó a su mamá como su novia. El “pero” es que la mujer le lleva al chavo como 20 años (las malas lenguas dicen que son 26). El otro “pero” es que es su jefa en la oficina. Y el tercero es que se peleó con su familia y no tiene dónde vivir, y el chavo quiere darle alojamiento en su vivienda. Pero (¡otro!) la vivienda solo tiene dos recámaras. Eso significa que el chavo y la señora tendrían que compartir habitación; y, lo que es peor, cama.

La madre dijo inmediatamente que nones, que en su casa no tolera esas costumbres modernas; que si la mujer no tiene dónde vivir, que le rente un departamento, y allí hagan lo que les dé la gana, sin que ella se entere. Por primera vez en su vida, el chavo se insubordinó y le dijo que era una retrógrada, una antigua y una intransigente (lo que más le dolió fue lo de antigua). Pero la señora, firme en sus trece (¿en sus trece qué? Nadie me lo ha podido explicar). Total, que el hijo le dijo que se iba de la casa. La madre se calló por un momento, pero sólo uno; y luego le dijo que estaba bien, pero que su casa era un santuario que no admitía profanaciones de ninguna especie (no sabes lo contenta que se quedó cuando echó eso del pecho).

Total, que el chavo se subió a la azotea y le dijo a uno de los ninis que le rentaran un cuarto. “Cuartos no tenemos”, le contestó el barbudo que, además, estaba desnudo dizque porque se iba a bañar, “Están todos ocupados. Te podemos rentar un rinconcito en el mío. Al fin que yo nunca veo ni oigo lo que hacen los demás”. El chavo no tuvo más remedio que aceptar. Pero cuando subió la señora y vio que tenía que compartir el rinconcito de atrás del armario con un perro y tres ratas, puso el grito en el cielo (hasta allí llegó el alarido), y dijo que ella no estaba acostumbrada a esas miserias; que podía aguantar mucho en aras del amor, pero lo menos que exigía era un colchón con buenos resortes y sábanas limpias. Y se fue, dejando al chavo con un palmo de narices y una carta de renuncia para que la firmara.

El chavo no se echó a llorar porque lo estaban mirando todos los ninis con cara de risa. Nomás les dijo que él no era payaso de nadie, y se bajó a su vivienda. La madre lo recibió como si acabara de llegar de la oficina y le sirvió la cena. Sólo se molestó un poco cuando se enteró de la renuncia que tenía que firmar; pero le dijo que más vale así, que esas jefas que exigen tanto no valen la pena, y que ya encontraría otra más decente.




El pobrecito no podía dormir del disgusto, y se pasó la noche viendo la televisión, sin enterarse de lo que veía. A las seis de la mañana se levantó del sillón en el que se había derrumbado, y se lanzó a la calle en busca de trabajo, porque decidió que la cara de renuncia no la iba a firmar (“Para que aprenda” dijo, haciendo un ademán semejante al de un capitán que se lanza al asalto de un castillo con unos cuantos soldados).

Y sí. Sí consiguió el trabajo. Pero su jefe va a ser un señor un  poquito raro, que cada vez que pasa junto a él lo mira de arriba abajo y se relame los labios. A ver cómo le va.

En la azotea todo está tranquilo. Hace mucho que no te cuento nada de mis compañeros, ¿verdad? No ha ocurrido nada que valga la pena mencionarse, y yo me mantengo en el estado en que llegué (o sea, soltero irredento).

Te quiere

 Cocatú

1Contexto: Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. Su correspondencia tiene algo de crítica social y toques de humor

Comentarios
object(WP_Query)#17837 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67057) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "06-07-2021" ["before"]=> string(10) "03-08-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67057) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "06-07-2021" ["before"]=> string(10) "03-08-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17841 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17858 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17818 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "06-07-2021" ["before"]=> string(10) "03-08-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-07-06 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-08-03 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (67057) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17848 (24) { ["ID"]=> int(68744) ["post_author"]=> string(2) "39" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-29 11:23:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-29 16:23:51" ["post_content"]=> string(6769) " Norberto Rodríguez Carrasco y Gregorio Martínez Moctezuma, editores de la Revista "El Axolote Ilustrado Revista Cultural Iberoamericana", iniciaron este proyecto editorial con el propósito de concentrar en sus páginas a lo que llaman "un trozo de la diversidad cultural de México e Hispanoamérica" bajo la pluma de investigadores, historiadores, escritores, especialistas en las temáticas. Rodríguez y Martínez presentan al público el número 1 correspondiente a los meses de mayo-Junio de 2021 y agregan: "Tarea nada fácil, pues es amplísimo el panorama y limitado el espacio para mostrar la riqueza y singularidad de nuestras culturas. Sin embargo, cada respiro en la convulsa tierra es un aliciente para continuar la marcha, cada inmersión en las turbias aguas del presente es un estímulo para encontrar el tesoro perdido de nuestra identidad común iberoamericana". Área de Oportunidad Los editores resaltan que ha sido un año difícil, pero aleccionador: "las muestras de apoyo solidario y de agrado por el Número 0 nos hace abrigar la esperanza de que el esfuerzo y el tiempo invertidos valen la pena". Convicción Los editores así como todos los que conforman el Consejo Editorial y Colaboradores tienen como convicción de que:  "Fomentar el hábito de la lectura mediante temas relevantes y esenciales de nuestras culturas es una labor grata y necesaria porque el conocimiento es la base en que se asientan las sólidas construcciones sociales que hoy nos siguen congregando alrededor del fuego y de los amigos: el amor, la amistad, las afinidades y la solidaridad. Sin éstas, todo se desvanece, incluso la esperanza". En este número el lector puede encontrar 32 artículos: Contenido El Rincón de la Décima/Las sábanas de satén (dueto romántico); Editorial, Ignacio Chávez, cardiólogo de mucho corazón (Javier Pineda Bruno), "Cielito lindo, dame un abrazo" (Álvaro Ochoa Serrano), La música afroargentina en perspectiva (Norberto Pablo Cirio), La creación de Río Bravo, Tamaulipas, y Un canto en su honor (Angélica Murillo Garza), Los resabios del autoritarismo en México (Diana Flores Navarro), Siete poemas desesperados (David Marklino), El Tapiz, 1954 (Alejandro Laurentti), El camino del silencio de Miles Davis (Enrique Montañez), Pandemia (Gabriel Cosoy, Pistoleros (Paula Castiglioni, Tres braverías cultas (James R. Portoraro),  En recuerdo de El Paisa, figura del futbol llanero (Benjamín Peralta), Tiempo de cuidarse más, Axolotl (Ulises Trejo Amador), La literatura y el cine, El Aleph que nos seduce (Susana Ortega Luna), "La belleza salvará al mundo": La poesía ecfrástica de entonces y de amor (Lidia Chiarelli), Alzad las almas (Nazareth Luna Castro), Tierra de Almendros (Rafael Luna García), Joaquín García Quintana, La fascinación por la música poética (Gregorio Martínez Moctezuma), Videochat (Jesús Gómez Morán), Las expectativas de vida de la mujer novohispana (Verónica Rodríguez), Señas de identidad. Una nota sobre el  Cinema novo (Victor Manuel Ramos Lemus, José López Alavés y la "Canción mixteca" (Eduardo Martínez Muñoz) y la Impronta del Conjunto Regional Ajuchitlán en Pátzcuaro (Galilea Cambrón Figueroa). Felicitaciones al Axolote Ilustrado Revista Cultural Iberoamericana, por su trabajo de la difusión de la cultura! Contacto del Editor  https://www.facebook.com/elaxoloteilustrado/ [email protected]   Contacto @Dra_AngelicaMG [email protected] www.facebook.com/angelica.murillo.5496 https://www.facebook.com/RIEHMTY IG dra.angelicamg www.ruizhealytimes.com  " ["post_title"]=> string(114) "El Axolote Ilustrado Revista Cultural Iberoamericana retrata la "Diversidad cultural de México e Hispanoamérica"" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(110) "el-axolote-ilustrado-revista-cultural-iberoamericana-retrata-la-diversidad-cultural-de-mexico-e-hispanoamerica" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-29 11:23:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-29 16:23:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=68744" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17771 (24) { ["ID"]=> int(68118) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-16 07:15:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-16 12:15:14" ["post_content"]=> string(12569) "Sin ser conscientes de ello, gran parte de nuestra comprensión del mundo se articula por medio de metáforas. Una vez asentadas en nuestro proceso cognitivo terminan por determinar nuestro comportamiento, nuestros valores y nuestra manera de estar en el mundo. Merece la pena reflexionar acerca del tipo y calidad de metáforas solemos usar para explicarnos la existencia.  Si un buen amigo nos confiesa que, ante una situación, se siente “entre la espada y la pared”, de ningún modo pensaremos que literalmente una espada amenaza con clavarse en su pecho mientras su espalda roza con un muro infranqueable y sin embargo entendemos de inmediato que se encuentra en una disyuntiva apremiante, donde hay pocas alternativas de decisión.    Hemos entrado en el territorio de la metáfora, una figura retórica por medio de la cual se expresa una idea, una situación, un objeto o un concepto poniéndolo en relación de semejanza con otro que lo ilustre y se trata de un concepto indispensable si hablamos de la construcción de narrativas.  Esta manera de expresión implica un proceso cognitivo donde dos conceptos se ponen en relación de tal modo que uno de los términos explica al otro, pero nunca de maneta literal, sino en sentido figurado. Si ambos términos de una metáfora fueran idénticos, al grado de ser intercambiables en cualquier situación o circunstancia, estaríamos ante dos sinónimos.  Pensemos en una de las metáforas más conocidas e influyentes de nuestro mundo actual: “tiempo es dinero”. En términos abstractos el concepto de “tiempo” y el de “dinero” no tienen relación alguna. Si se toman de manera literal no hay forma de articular una idea donde ambos signifiquen lo mismo, sin embargo desde un sentido metafórico, y contextualizado de forma correcta, la relación es muy estrecha y resulta fácilmente comprensible para una persona de occidente educada en un contexto urbano.  En nuestra cultura el “tiempo” es entendido como un recurso limitado y valioso que, bien empleado, sirve para conseguir nuestras metas y generar riqueza; estas características conceptuales las comparte con el “dinero” y por ello, correctamente contextualizados, son términos susceptibles de fundirse en una metáfora.  Hasta ahí el anecdótico juego de lenguaje. El verdadero asunto está en que no solo se trata de construir comparaciones ingeniosas que faciliten la comprensión de conceptos, sino que se trata de un proceso cognitivo tan arraigado, de introyecciones tan profundas –y a tal grado inconscientes– que se confunden con realidades objetivas que terminan por determinar nuestro comportamiento, nuestros valores y nuestra manera de estar en el mundo. En el caso del ejemplo citado: “tiempo es dinero”, mucho más que una consigna perspicaz, puede convertirse en el dogma-motor de la propia vida para infinidad de personas, marcando la manera en que dicho individuo se vincula con el mundo, con los demás y consigo mismo.    Y podemos ir aún más allá: todo nuestro pensamiento está edificado a partir de metáforas. Al menos eso aseguran George Lakoff y Mark Johnson en su insustituible clásico, Methaphors we live by1, traducido al español como Metáforas de la vida cotidiana2 Para estos autores, el ser humano no solo construye metáforas mediante el lenguaje, sino que piensa mediante ellas y por ello resulta medular prestar atención en aquellas que conducen nuestros pensamientos y acciones.  Para Lakoff y Johnson erróneamente las metáforas suelen verse como herramientas del lenguaje, como un mero asunto de palabras, cuando en realidad sucede lo contrario: tanto nuestros conceptos como nuestras actividades están metafóricamente estructuradas y, por lo tanto, el lenguaje también está metafóricamente estructurado.  Las metáforas se vuelven conceptos que, lejos de quedarse en lo abstracto, crean una enorme intensidad emocional una vez que son internalizados como verdaderos. Y esos conceptos metafóricos que gobiernan nuestro pensamiento no son solo asuntos del intelecto, pues estructuran aquello que percibimos tanto del mundo como de la forma en que nos relacionamos con los demás. Por ello rigen nuestro funcionamiento cotidiano al nivel de los detalles más mundanos.  Si la mayor parte de quienes trabajan en la Bolsa de Valores piensan de verdad que “el mercado financiero es una jungla”, su manera de comportarse en ese ámbito determinará que así sea. Lo que Lakoff y Johnoson afirman es su texto no es que las metáforas describan una realidad preexistente, sino que a partir de configurar e internalizar el concepto “mercado financiero” como equivalente a una “jungla” es que éste se convierte en en una.  Literalmente no hay parecido alguno entre el “mercado financiero” y una “jungla”. Lo que hacemos es abstraer algunas características de la jungla –pasando por alto todas las demás– y retratamos con ellas al mercado financiero. La simplificación que queda tras retirar la complejidad real de ambos conceptos para utilizar solo unos cuantos de sus elementos suprime su esencia genuina. Por lo tanto una metáfora no retrata la realidad, sino una interpretación parcial de ella, aunque, desde luego, funcionan muy bien para reforzar la percepción que buscamos alimentar del concepto sujeto de la figura retórica.  Caracterizar a la Covid como un enemigo contra el que estamos en guerra o equiparar el debate con una pelea de box en la que hay que derrotar al oponente son comprensiones metafóricas que una vez internalizadas determinan la manera como encaramos las circunstancias de la vida.   Sin embargo es posible comprender que una metáfora (y en general el uso interpretativo del lenguaje) tiene límites en su efectividad y veracidad y que además son susceptibles de ser reinterpretados: aun cuando la conceptualización de un debate como una pelea de box es eficaz para cierto tipo de contienda verbal, nos hace concentrarnos excesivamente en la idea de competencia, nos obsesiona con la relación ganar-perder como eje conductor de la estrategia discursiva, dejando de lado la propósito real de un debate: la búsqueda de la verdad sin importar cuál de las partes esgrima un porcentaje mayor de ella.  Al encararlo exclusivamente desde la contienda, los participantes en un debate quedan imposibilitados para reconocer que dicho intercambio verbal también puede ser cooperativo, propositivo, enriquecedor, puede mostrar diferentes perspectivas de un problema y lo más inaudito de todo: un debate puede ser un extraordinario vehículo para cambiar de opinión, para dejarse tocar por las ideas del otro, para reconocer que hay argumentos mejores que los propios o que nuestra percepción estaba sesgada o incompleta, pero nada de esto ocurrirá mientras el centro de la metáfora con que lo conceptualizamos sea la lucha en vez del intercambio.  Continuemos con este ejemplo. Técnicamente un debate consiste en confrontar dos posturas distintas –una tesis y una antítesis– con el propósito de encontrar la verdad –la síntesis–. Pero si pensamos en un debate entre candidatos a la presidencia y los contendientes asumieran, en vez de esa postura beligerante y descalificadora, una de cooperación, diálogo e intercambio que los llevara a conciliar sus ideas y alcanzar un acuerdo o cuando menos reconocer la validez de la postura ajena, el primer desilusionado sería el público votante. Y esto ocurre porque tenemos profundamente internalizada la idea de que un debate es una contienda donde para que uno gane, el otro tiene que perder, uno tiene que tener razón y el otro estar equivocado. A partir de la metáfora –un debate es una batalla– se ha caracterizado el concepto. Aún cuando este tipo de “contiendas” suelen ser muy atractivas para el público, es muy poco lo que dejan en la práctica en términos de ideas y soluciones.   Las metáforas no contienen en sí mismas significados independientemente de los contextos en que se usan y los hablantes que se identifican con ellas. Por eso no son auténticas herramientas para entender la realidad, sino tan solo una posible interpretación de ella.  Si, por ejemplo, dentro de una pareja, uno de los miembros visualiza internamente el matrimonio como “dos viajeros que comparten una gran aventura”, mientras el otro ha internalizado el compromiso como “una camisa de fuerza que limita su libertad”, aun cuando nunca verbalicen sus convicciones internas, podemos estar seguros de que, independientemente de las condiciones y contextos externos, los problemas y desacuerdos no tardarán en llegar. Ambos individuos relacionan el concepto “pareja” con metáforas muy distintas y por ende sus comprensiones de lo que puede y debe esperarse de una relación sentimental serán muy distintas.  Es por eso que la conceptualización metafórica importa, y mucho, para construir los relatos con que nos explicamos el mundo y nuestra relación con los otros y con nostros mismos. Por su conducto llegamos a inferencias, sacamos conclusiones y concretamos comportamientos. Puesto que razonamos en términos metafóricos, las metáforas que usamos –aun sin ser conscientes de ellas– determinan en gran medida cómo vivimos nuestra vida. Y a ti, ¿qué metáforas te mueven? Si tuvieras que responder con dos o tres palabras o con un refrán popular, cómo completarías las siguientes frases: La vida es…  El amor es… El dinero es… El trabajo es… La gente es…   Las metáforas e imágenes verbales que hayas utilizado hablan mucho de tu manera de entender el mundo y tu propia existencia. Ahora sigue el preguntarse cómo esas convicciones llegaron ahí, y en caso de no gustarte, ¿cómo cambiar esas metáforas por otras más satisfactorias? La semana siguiente continuamos.    Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir   1 Lakoff, George, Methaphors we live by, Estados Unidos, The University of Chicago Press, 2003, Págs. 276 2 Lakoff George y Johnson Mark, Metáforas de la vida cotidiana, Tercera Edición, España, Cátedra, 2018, Págs. 303 LEE: Liderazgo y el carácter global de la civilización humana / por Juan Carlos Aldir | Ruiz-Healy Times (ruizhealytimes.com)" ["post_title"]=> string(51) "La Metáfora como materia prima de nuestros relatos" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "la-metafora-como-materia-prima-de-nuestros-relatos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-16 07:17:45" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-16 12:17:45" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=68118" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17848 (24) { ["ID"]=> int(68744) ["post_author"]=> string(2) "39" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-29 11:23:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-29 16:23:51" ["post_content"]=> string(6769) " Norberto Rodríguez Carrasco y Gregorio Martínez Moctezuma, editores de la Revista "El Axolote Ilustrado Revista Cultural Iberoamericana", iniciaron este proyecto editorial con el propósito de concentrar en sus páginas a lo que llaman "un trozo de la diversidad cultural de México e Hispanoamérica" bajo la pluma de investigadores, historiadores, escritores, especialistas en las temáticas. Rodríguez y Martínez presentan al público el número 1 correspondiente a los meses de mayo-Junio de 2021 y agregan: "Tarea nada fácil, pues es amplísimo el panorama y limitado el espacio para mostrar la riqueza y singularidad de nuestras culturas. Sin embargo, cada respiro en la convulsa tierra es un aliciente para continuar la marcha, cada inmersión en las turbias aguas del presente es un estímulo para encontrar el tesoro perdido de nuestra identidad común iberoamericana". Área de Oportunidad Los editores resaltan que ha sido un año difícil, pero aleccionador: "las muestras de apoyo solidario y de agrado por el Número 0 nos hace abrigar la esperanza de que el esfuerzo y el tiempo invertidos valen la pena". Convicción Los editores así como todos los que conforman el Consejo Editorial y Colaboradores tienen como convicción de que:  "Fomentar el hábito de la lectura mediante temas relevantes y esenciales de nuestras culturas es una labor grata y necesaria porque el conocimiento es la base en que se asientan las sólidas construcciones sociales que hoy nos siguen congregando alrededor del fuego y de los amigos: el amor, la amistad, las afinidades y la solidaridad. Sin éstas, todo se desvanece, incluso la esperanza". En este número el lector puede encontrar 32 artículos: Contenido El Rincón de la Décima/Las sábanas de satén (dueto romántico); Editorial, Ignacio Chávez, cardiólogo de mucho corazón (Javier Pineda Bruno), "Cielito lindo, dame un abrazo" (Álvaro Ochoa Serrano), La música afroargentina en perspectiva (Norberto Pablo Cirio), La creación de Río Bravo, Tamaulipas, y Un canto en su honor (Angélica Murillo Garza), Los resabios del autoritarismo en México (Diana Flores Navarro), Siete poemas desesperados (David Marklino), El Tapiz, 1954 (Alejandro Laurentti), El camino del silencio de Miles Davis (Enrique Montañez), Pandemia (Gabriel Cosoy, Pistoleros (Paula Castiglioni, Tres braverías cultas (James R. Portoraro),  En recuerdo de El Paisa, figura del futbol llanero (Benjamín Peralta), Tiempo de cuidarse más, Axolotl (Ulises Trejo Amador), La literatura y el cine, El Aleph que nos seduce (Susana Ortega Luna), "La belleza salvará al mundo": La poesía ecfrástica de entonces y de amor (Lidia Chiarelli), Alzad las almas (Nazareth Luna Castro), Tierra de Almendros (Rafael Luna García), Joaquín García Quintana, La fascinación por la música poética (Gregorio Martínez Moctezuma), Videochat (Jesús Gómez Morán), Las expectativas de vida de la mujer novohispana (Verónica Rodríguez), Señas de identidad. Una nota sobre el  Cinema novo (Victor Manuel Ramos Lemus, José López Alavés y la "Canción mixteca" (Eduardo Martínez Muñoz) y la Impronta del Conjunto Regional Ajuchitlán en Pátzcuaro (Galilea Cambrón Figueroa). Felicitaciones al Axolote Ilustrado Revista Cultural Iberoamericana, por su trabajo de la difusión de la cultura! Contacto del Editor  https://www.facebook.com/elaxoloteilustrado/ [email protected]   Contacto @Dra_AngelicaMG [email protected] www.facebook.com/angelica.murillo.5496 https://www.facebook.com/RIEHMTY IG dra.angelicamg www.ruizhealytimes.com  " ["post_title"]=> string(114) "El Axolote Ilustrado Revista Cultural Iberoamericana retrata la "Diversidad cultural de México e Hispanoamérica"" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(110) "el-axolote-ilustrado-revista-cultural-iberoamericana-retrata-la-diversidad-cultural-de-mexico-e-hispanoamerica" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-29 11:23:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-29 16:23:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=68744" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(15) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "15c0a5b30c44f532058b66e8a0717101" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

El Axolote Ilustrado Revista Cultural Iberoamericana retrata la "Diversidad cultural de México e Hispanoamérica"

 Norberto Rodríguez Carrasco y Gregorio Martínez Moctezuma, editores de la Revista “El Axolote Ilustrado Revista Cultural Iberoamericana“, iniciaron este proyecto editorial con...

julio 29, 2021

La Metáfora como materia prima de nuestros relatos

Sin ser conscientes de ello, gran parte de nuestra comprensión del mundo se articula por medio de metáforas. Una vez asentadas en...

julio 16, 2021




Más de categoría
La vida en rosa ⏐ Luy, cuatro décadas en la caricatura

La vida en rosa ⏐ Luy, cuatro décadas en la caricatura

Cuarenta años de carrera prolífica como caricaturista celebra este 2 de agosto Oscar Manuel Rodríguez Ochoa: Luy. En su...

agosto 2, 2021

El Axolote Ilustrado Revista Cultural Iberoamericana retrata la "Diversidad cultural de México e Hispanoamérica"

 Norberto Rodríguez Carrasco y Gregorio Martínez Moctezuma, editores de la Revista “El Axolote Ilustrado Revista Cultural Iberoamericana“, iniciaron este...

julio 29, 2021

Sombras y despertares

Tuve la fortuna de escuchar una plática de la escritora Lola Ancira. Habló de los escenarios dentro de los...

julio 27, 2021
Lo que la esgrima me ha enseñado

Lo que la esgrima me ha enseñado

Desde que era niño espero cada cuatro años los Juegos Olímpicos, es cierto que nunca he sido deportista y...

julio 27, 2021