CARTAS A TORA 226

Querida Tora1: El otro día la vecindad estuvo muy alborotada. Y es que el chavo que trabaja (o eso quisiera él) en televisión tuvo una intervención en un “reality show” que se iba a grabar en la...

28 de mayo, 2021 CARTAS A TORA

Querida Tora1:

El otro día la vecindad estuvo muy alborotada. Y es que el chavo que trabaja (o eso quisiera él) en televisión tuvo una intervención en un “reality show” que se iba a grabar en la misma vecindad. Y claro, todos se pusieron a lavar el edificio de arriba abajo y de adentro afuera, con lo que salieron a relucir (sólo en algunas partes) los colores originales de las paredes) Pero, en general, quedó bastante bien. El muchacho estaba nerviosísimo porque, aunque sólo iba  decir “Sí” en el programa, había “convencido” al fotógrafo de que le tomara un “close up”  en ese momento. (“Close up” es cuando al actor le toman la cara de muy cerca, y llena toda la pantalla con ella). Creía que con eso iba a conseguir el estrellato (es un poco ingenuo este muchacho).

Pero resulta que la noche anterior a la grabación este chavo se tropezó en la escalera y cayó de morros, según declaración de uno de los testigos presenciales, y se rompió uno de los dientes de adelante. ¿Te imaginas la tragedia? Salir chimuelo en vivo y a todo color, en proyección nacional. Todo el mundo se puso en acción para remediar el desaguisado. Lo primero que se le ocurrió al chavo fue ponerse un pedacito de queso en el hueco; pero el queso se deshizo enseguida y, además, le ensució toda la dentadura. Creo que era más grave el remedio que la enfermedad.

Luego fueron con doña Sura, para que le aplicara algún remedio natural o sobrenatural. La señora los recibió con  todo el misterio que acostumbra; pero en cuanto vio el problema dijo que eso no se arreglaba ni siquiera con algún remedio hiper-natural. Al oír la palabrita, los vecinos se encogieron de miedo, y salieron corriendo, con el chavo a la cabeza. Y doña Sura los despidió con  una carcajada supra-natural que los afectó todavía más. La del 38 tuvo unas pesadillas horribles esa noche.

Se refugiaron todos en la vivienda del chavo. ¿Y qué crees? La madre (nada como una madre para impulsar al hijo) estaba amarrándose un cordoncito a un diente frontal para arrancárselo y dárselo a su retoño. No sabes la impresión que eso causó en todos. Sobre todo en las viejas, que se echaron  a llorar en coro. El chavo se negó en redondo a aceptar el sacrificio de la madre, y se puso a buscar alguna solución más rápida y menos dolorosa.

La madre (te lo repito: nada como una madre para sacrificarse por el hijo) le ofreció un  anillo de perla (mejor dicho, que parecía de perla) para llenar el agujero. Pero era demasiado grande y duro, y no había manera de sostenerlo en su lugar.




Por fin, la novia del chavo (mujer, al fin) encontró la solución. Su mamá hacía flores de migajón y… Enseguida saltó la protesta: “Si el queso se deshizo, el migajón se deshace más aprisa”. Pero no: ese migajón se mezcla con  pegamento y se deja secar, con lo que queda bastante duro; además, se le puede dar el color deseado fácilmente. Inmediatamente corrieron a ver a la mamá, que aceptó “por el bien de mi futuro yerno y de la vecindad entera” sin cobrar. Le costó un buen  rato modelar el diente; y tardaron bastante en secarlo y pintarlo, pero para la una de la mañana ya estaba listo. Sin embargo, se lo colocaron hasta el día siguiente, a las cinco de la mañana, no fuera a remojarse más de lo debido con tantas horas en la boca.

Llegó el equipo de la televisora, y estuvieron  todo el día grabando en la vecindad, ante el asombro y la complacencia de los vecinos y de la gente de las casas aledañas. Allí trabajaron, comieron, bebieron y chacotearon hasta bien entrada la noche. Y cuando llegó el momento estelar (para el chavo), resulta que el fotógrafo volteó la cámara de repente para sacar a una muchacha, actriz principiante, y la fotografió a ella mientras él decía su parlamento. Luego supimos que ella había empleado argumentos más “convincentes” para que la favoreciera  a ella. Y como la chava salió bastante bonita, eso fue lo que se quedó.

Para que veas cómo se hace la televisión en este país (y en todos).

Te quiere, 

Cocatú

 1 Contexto: Un alienígena llega a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. Su correspondencia tiene algo de crítica social y toques de humor.

Comentarios
object(WP_Query)#17822 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65989) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "26-05-2021" ["before"]=> string(10) "23-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65989) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "26-05-2021" ["before"]=> string(10) "23-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17803 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17901 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17793 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "26-05-2021" ["before"]=> string(10) "23-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-05-26 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-06-23 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (65989) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17811 (24) { ["ID"]=> int(66998) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-17 14:14:50" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-17 19:14:50" ["post_content"]=> string(6712) "De pronto, patria, vértigo y angustia, Miedo, distancia, huecos y vacíos, De pronto lágrimas... Todo se disipa al ver brillar el sol de tus volados. Saberte, imaginarte entre mis brazos; Acudir a tu encuentro, acariciarte, oler tus humedades y tu polvo, Y tus resequedades, La injusticia. De pronto Patria; delirio de tres silabas, Te vuelves coro abrumador en mi alma Porque me acompañaste en mi destierro Cargando tu sabor y mis recuerdos, Tu música, tus rincones y mis duelos. has traído conmigo por donde quiera Mi orgullo de tu piel sobre mis huesos Tus trompos, tus canicas, tus baleros. Patria y voz en el eco de mis gritos Que desafían al mar que nos separa; Sabes que desde niño te he adorado; Que te llevo marcada como a fuego En el cuerpo y el alma. Cuántas veces arena entre tus dedos,  He salido de ti con mis hermanos; Prófugo entre migrantes; La dolorosa Eucaristía del hambre Hambre e incertidumbre Incertidumbre y miedo. Eres patria, camión por el desierto, Cargada de pesadillas y de anhelos. Nunca me fui de ti; Tus raíces se tejen bajo tierra  Entre los huesos amados de mis muertos, Que nutren las manzanas de tus huertos. Tu nombre en las batallas y en los júbilos Por los patios vacíos de mi regreso Y esta vejez que apenas amanece  Sobre los claroscuros del silencio. Me imaginaba envuelto con tus besos,  Mientras corría tu llanto por mis sienes,  Y yo miraba oscuros los insomnios solo pensando en ti... Con ansias de abrazar tus litorales y de cruzar el río de tus regresos. Vuelven a ti mi joven y mi niño Vuelve a ti mi nostalgia y se derrite Al calor de volverte a ver de nuevo. Patria de organilleros y de magos;  De héroes y de quimeras; Vuelan mis golondrinas a tus costas;  A tus senos nevados. Me imagino volviendo a ti Por el mismo desierto que he cruzado, Asido a tus canciones entonadas para que no olvidaras que soy tu hijo; Para que no olvidaras mi esperanza. Tierra de Guadalupe y de San Judas;  Tu  imagen no se borra en la distancia Tu amor no se marchita con los años.  Te llevo en mi, con orgullo en las heridas/ Que se abrieron al irme y añorarte; Estas en mis arrugas y en los callos De estas manos que sueñan con tocarte. Vértigo de volver De haberme ido, Nunca saldrás de mí porque te amo En tu crisol de lágrimas y abrazos, Calaveras de azúcar y cohetones Te recuerdo sonriendo en tus balcones. En la inmensa distancia de estos años Han llorado tus nubes a mi lado tu grito pertinaz multiplicado Caleidoscopio de canciones y relámpagos Me acercan a tu espera y tu vigilia. Quería llegar a ti;  no morir lejos. Volverme polvo sobre del suelo amado de tu norte; Morir en ti como renace el trigo. No me esperes despierta patria mía/ permite que te lleve serenata/ Y que vierta en tu suelo todo el llanto que no ha sido llorado. No me esperes despierta patria mía; deja que te me acerque por la noche, Y te diga al oído que te amo; y me acueste a tu lado ya sin miedo, Sabiéndome arropado en tu paisaje.   Stahringen Am Bodensee Baden Wurttemberg,  Alemania Verano  2011      ______________________________________  " ["post_title"]=> string(28) "No me esperes despierta... " ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "no-me-esperes-despierta-3" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-17 14:16:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-17 19:16:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=66998" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17771 (24) { ["ID"]=> int(66138) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-01 12:04:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-01 17:04:02" ["post_content"]=> string(6775) "Hay cosas que uno sabe hacer y otras que nos resultan imposibles; en mi caso, el amable lector tendrá la generosidad de saber que me esfuerzo todos los días por escribir de la mejor manera y de dominar mi idioma, una lucha eterna cuyos resultados mejoran o empeoran, avanzan y retroceden al ritmo en que voy conociendo nuestra lengua, un camino que nunca termina. Tengo cierta facilidad para los idiomas, pocas cosas me causan tanta admiración como aquellos que pueden hablar 15 o 16 lenguas, saltar de una a otra sin perder el hilo de la conversación ni la concentración cuando lo hacen. Hay algo que nunca podré hacer y debo reconocerlo, por más que quiera y por más que lo intente jamás poder cantar; aunque pueda citar a Cervantes diciendo a través del Quijote que quien canta las penas espanta, o recordar a León Felipe afirmando que si la España territorial se había quedado con la el trigo y la pistola, la peregrina se había llevado la canción. El hecho es que mi voz fue diseñada para dar clases, para dictar conferencias, sobre todo para platicar –la charla es un don que agradezco– pero que nació imposibilitada para cantar; por eso, en cuanto escucho una voz melodiosa, mi goce carece de límites tanto como mi admiración. Ya desde muy joven sentí atracción por aquellas canciones que denunciaban la realidad, me cautivaron la voz de Miriam Makeba en Sudáfrica, la de Melina Mercouri en Grecia, de Moustaki en Francia, las de la lucha por los derechos civiles en el sur de Estados Unidos y en mi propia en Latinoamérica Inti-Illimani o los Folcloristas, cuya música señalábamos con la nebulosa expresión: música de protesta;  después la nueva trova, Silvio y Pablo; todo aquello que en una larga y hermosa evolución en todo el continente llegó a tocar las puertas de la Ciudad de México con Fernando Delgadillo y su canción informal. Víctor Jara y Violeta Parra me enseñaron la grandeza de nuestro continente por su resistencia contra la opresión y la dictadura, en México Oscar Chávez se burlaba de la casita del Pedregal y me daba entender que el mundo no estaba bien por más que pareciera y por más que las apariencias dijeron otra cosa. Hace unos días, en un servicio de streaming, pude ver una película que trataba sobre los últimos días de Billie Holliday, en particular sobre su relación con la canción Strange Fruit,  aquel poema que un miembro del Partido Comunista de los Estados Unidos, Abel Meeropol, escribió para hablar de los linchamientos en el sur profundo de los Estados Unidos; el mismo que adoptó y crió a los hijos de los Rosenberg.   La crítica denominó a Strange Fruit la canción del siglo y si bien este tipo de etiquetas nunca hacen justicia ni a todas las canciones ni a todas las circunstancias, deja en claro la profunda marca que dejaron en la conciencia colectiva de estadounidenses de todas las etnias, de latinoamericanos y ciudadanos de todo el mundo, una canción y un poema hermosos y al mismo tiempo brutales; cito un poco de memoria para recrear la emoción que tuve hace tantos años la primera vez que escuché aquella canción. Hablan de un árbol en el romántico y bucólico sur de los Estados Unidos, con flores cómo magnolias aromáticas y cuyos extraños frutos son cuerpos de negros que se balancean pendiendo de sus ramas, sangre las hojas y sangre la raíces, frutos de bocas torcidas y ojos desorbitados para que se los coman los cuervos,  para que caigan y se pudran al sol con el aroma de los hombres que después del linchamiento son quemados. A Billie Holiday le costó no solamente la cárcel, sino también la persecución y hasta la muerte entonar esta canción en varias ocasiones. El hecho es que hasta la fecha el acta contra el linchamiento no ha sido probada en el Senado de los Estados Unidos aunque pesan ya sobre ella más de 60 años de haber sido propuesta.   Y es que en cuanto literatura y canción se refiere, los procesos son lentos pero irrefrenables; la conciencia colectiva comienza a través de la poesía y de la música, se organiza en la conciencia y en la voz participativa, el efecto de un poema contado de boca a oído, versificado en la penumbra de una alcoba o cantado en un colegio o en una marcha, acumula una cantidad de energía suficiente para generar cambios políticos y sociales,  algo que los políticos acostumbrados al mercadeo electrónico de la sonrisa, la mentada y la payasada digital, suelen no considerar porque siempre están lejos de ver en la cultura y en el arte una fuerza capaz de cambio.   Recuerdo la voz de Mercedes Sosa cantando sobre los desaparecidos que danzan solos, recordándole a Pinochet que su madre danza también en soledad y entonces pienso en todos cuantos están pasando en soledad este momento en nuestro país y en todo el continente, tantos y tantos marginales que no alcanzan los beneficios de la cultura y que muy pronto se verán también exiliados de la tecnología; la tarea de la canción, del poema, del libro, del teatro y el cine, es integrar, formar conciencia y con crear comunidades más compactas a través del uso de palabras y valores comunes, de anhelos compartidos y en ese sentido, ganarle la carrera al futuro.   Hace mucho tiempo, los escritores latinoamericanos identificados como el Boom, se dieron a pensar cómo caricaturizar nuestras sociedades de dictadores, los viejos y los nuevos, los contemporáneos y los decimonónicos para, de esa manera, dotar de palabras y voces al deseo de una sociedad en democracia; hoy parece que es voz se hubiera acabado, sin embargo, está ahí, en los libros que leemos todos los días y en las canciones que nos regalan belleza, en los artesanos infatigables.    Lo que nuestros artistas están haciendo ahora es plantear la posibilidad de una sociedad de ciudadanos en la que hagamos unos por otros lo que el Estado no quiere o no puede hacer, democratizar la tecnología, las fuentes de ingreso, el contacto directo entre todos, en fin dar el paso a la conciencia de la igualdad que hoy, como en tiempos de Holliday, es lo que más nos falta." ["post_title"]=> string(32) "Canciones, esos frutos extraños" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(30) "canciones-esos-frutos-extranos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-01 12:11:54" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-01 17:11:54" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=66138" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17811 (24) { ["ID"]=> int(66998) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-17 14:14:50" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-17 19:14:50" ["post_content"]=> string(6712) "De pronto, patria, vértigo y angustia, Miedo, distancia, huecos y vacíos, De pronto lágrimas... Todo se disipa al ver brillar el sol de tus volados. Saberte, imaginarte entre mis brazos; Acudir a tu encuentro, acariciarte, oler tus humedades y tu polvo, Y tus resequedades, La injusticia. De pronto Patria; delirio de tres silabas, Te vuelves coro abrumador en mi alma Porque me acompañaste en mi destierro Cargando tu sabor y mis recuerdos, Tu música, tus rincones y mis duelos. has traído conmigo por donde quiera Mi orgullo de tu piel sobre mis huesos Tus trompos, tus canicas, tus baleros. Patria y voz en el eco de mis gritos Que desafían al mar que nos separa; Sabes que desde niño te he adorado; Que te llevo marcada como a fuego En el cuerpo y el alma. Cuántas veces arena entre tus dedos,  He salido de ti con mis hermanos; Prófugo entre migrantes; La dolorosa Eucaristía del hambre Hambre e incertidumbre Incertidumbre y miedo. Eres patria, camión por el desierto, Cargada de pesadillas y de anhelos. Nunca me fui de ti; Tus raíces se tejen bajo tierra  Entre los huesos amados de mis muertos, Que nutren las manzanas de tus huertos. Tu nombre en las batallas y en los júbilos Por los patios vacíos de mi regreso Y esta vejez que apenas amanece  Sobre los claroscuros del silencio. Me imaginaba envuelto con tus besos,  Mientras corría tu llanto por mis sienes,  Y yo miraba oscuros los insomnios solo pensando en ti... Con ansias de abrazar tus litorales y de cruzar el río de tus regresos. Vuelven a ti mi joven y mi niño Vuelve a ti mi nostalgia y se derrite Al calor de volverte a ver de nuevo. Patria de organilleros y de magos;  De héroes y de quimeras; Vuelan mis golondrinas a tus costas;  A tus senos nevados. Me imagino volviendo a ti Por el mismo desierto que he cruzado, Asido a tus canciones entonadas para que no olvidaras que soy tu hijo; Para que no olvidaras mi esperanza. Tierra de Guadalupe y de San Judas;  Tu  imagen no se borra en la distancia Tu amor no se marchita con los años.  Te llevo en mi, con orgullo en las heridas/ Que se abrieron al irme y añorarte; Estas en mis arrugas y en los callos De estas manos que sueñan con tocarte. Vértigo de volver De haberme ido, Nunca saldrás de mí porque te amo En tu crisol de lágrimas y abrazos, Calaveras de azúcar y cohetones Te recuerdo sonriendo en tus balcones. En la inmensa distancia de estos años Han llorado tus nubes a mi lado tu grito pertinaz multiplicado Caleidoscopio de canciones y relámpagos Me acercan a tu espera y tu vigilia. Quería llegar a ti;  no morir lejos. Volverme polvo sobre del suelo amado de tu norte; Morir en ti como renace el trigo. No me esperes despierta patria mía/ permite que te lleve serenata/ Y que vierta en tu suelo todo el llanto que no ha sido llorado. No me esperes despierta patria mía; deja que te me acerque por la noche, Y te diga al oído que te amo; y me acueste a tu lado ya sin miedo, Sabiéndome arropado en tu paisaje.   Stahringen Am Bodensee Baden Wurttemberg,  Alemania Verano  2011      ______________________________________  " ["post_title"]=> string(28) "No me esperes despierta... " ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "no-me-esperes-despierta-3" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-17 14:16:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-17 19:16:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=66998" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(21) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "5895b8db9337d9ee5cf7036a077421dd" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

No me esperes despierta... 

De pronto, patria, vértigo y angustia, Miedo, distancia, huecos y vacíos, De pronto lágrimas… Todo se disipa al ver brillar el sol...

junio 17, 2021

Canciones, esos frutos extraños

Hay cosas que uno sabe hacer y otras que nos resultan imposibles; en mi caso, el amable lector tendrá la generosidad de...

junio 1, 2021




Más de categoría
MAESTRO JUAN HERNÁNDEZ 3

La vida en rosa ⏐ La voz de los pueblos indígenas

Qué somos sino lengua, palabra con la que se crea todo, así como Dios al séptimo día o como...

junio 22, 2021
don Ignacio Ramírez Calzada

A 203 años del nacimiento de don Ignacio Ramírez Calzada

Juan Ignacio Paulino Ramírez Calzada nació en San Miguel el Grande, Guanajuato, el 22 de junio de 1818 y falleció en  la Ciudad...

junio 22, 2021
Somos lo que leemos - El ruido del tiempo: cuando el arte se enfrenta al totalitarismo

Somos lo que leemos - El ruido del tiempo: cuando el arte se enfrenta al totalitarismo

El ruido del tiempo (The noise of time) Julian Barnes (Reino Unido) Anagrama. 200p Mi calificación: 4 de 5...

junio 18, 2021
CARTAS A TORA 229

CARTAS A TORA 229

Querida Tora1: Hay un muchacho en el 48, que hace poco llegó en calidad de hijo único con mamá...

junio 18, 2021