Amir y Hakim

Aun y cuando una multitud de vendedores que ofrecían alimentos, textiles, especias, joyería, animales domésticos y otros artículos un tanto menos atractivos así como sus potenciales clientes se apretujaban en las polvorientas calles del centro de Damasco,...

27 de octubre, 2022 Amir y Hakim

Aun y cuando una multitud de vendedores que ofrecían alimentos, textiles, especias, joyería, animales domésticos y otros artículos un tanto menos atractivos así como sus potenciales clientes se apretujaban en las polvorientas calles del centro de Damasco, llamada también “la ciudad del jazmín”, buscando un espacio para realizar sus transacciones comerciales aquél día caluroso y seco de mayo, Amir y Hakim no habían conseguido obtener más allá de unas pocas liras y eso que habían recorrido desde la Puerta de la Liberación o Bab al-Rafaj (situada al norte de la ciudad) hasta aquella llamada Bab Kisan, situada en el suroeste por donde, supuestamente, Saulo de Tarso mejor conocido como San Pablo salió huyendo en los albores del siglo I d.C. 

Lo cierto es que los tiempos habían cambiado y aunque aquella metrópoli seguía siendo populosa ya no gozaba de la plenitud económica que había tenido en décadas y, sobre todo, siglos anteriores.  Tampoco es que la gente que pasaba apresurada frente a ellos buscando intercambiar bienes se muriera de ganas de darle algo de dinero a aquel par de andrajosos mendigos, pero había días en que gozaban de mayor fortuna y otros en que no había tanta. 

Hoy había sido de estos últimos. 

Lo que habían obtenido, sin embargo, les permitió adquirir algo de pan y unos pocos dátiles para ambos, lo cual al menos lograría aminorar el hambre que hacía que sus tripas rugieran. Concluida la jornada, el alto y espigado Hakim y el pequeño y jorobado Amir atravesaron la multitud de puestos comerciales que se asientan en la calle de Bab Sharqui y se acomodaron en un pequeño rincón de esta, no muy lejos de la Capilla de Ananías, que unos años atrás aún funcionaba como bodega, con algunas cobijas viejas y un par de trastes que eran sus únicas posesiones, dispuestos a pasar ahí la noche. 

Amir: (volviéndose hacia Hakim) Caray, que mal día.

Hakim: Muy malo diría yo, caluroso como el infierno y fastidioso, sin conseguir más que unas pocas monedas; si no fuera porque nos topamos a Nabila, yo lo hubiera considerado un total fracaso en todo sentido. 

Amir: Coincido, pero es lo que hay. Por cierto, la comida la pusiste en la bolsa que está a tu izquierda, apúrate que muero de hambre. 

Hakim pasa la mano por el suelo a su siniestra y finalmente, tras algunos segundos, logra dar con la bolsa de tela roja que contiene el pan y los dátiles. La abre y los reparte en partes iguales, dejando la porción de Amir cerca de donde éste se encuentra sentado.

Hakim: En el nombre de Allah y con las bendiciones de Allah, yo empiezo a comer. 

Amir: (se persigna y toma un poco de pan) ¿Por qué crees que Dios o Allah permita el sufrimiento? Nosotros dos sufrimos a diario, a veces podemos comer y otras no pero también Nabila sufre, pobre y sin marido, también el viejo Samir y si me lo preguntas también el Gobernador debe sufrir, aunque no por las mismas razones. 

Hakim: No lo sé Amir, pero desde que tengo memoria recuerdo pocas cosas tan bien como aquellas relacionadas con el sufrimiento: el hambre, el asunto de mis ojos, la muerte de mis padres cuando era muy pequeño. Cuando tenía siete u ocho años me mordió una de esas malditas víboras de arena; iba caminando, descalzo obviamente, junto con mi hermana (Allah la tenga en su gloria) cerca de un sembradío por donde vivíamos los dos en aquél entonces cuando de pronto, detrás de una roca, ella vio a ese animal agazapado, esperándonos. 

Gritó como una loca y trató de apartarme con su brazo, yo sentí como el corazón casi se me salía, con la boca completamente seca. Todo sucedió en apenas un segundo, la serpiente se abalanzó sobre nosotros y como yo me encontraba más cerca, lo único que pude hacer fue tratar de saltar hacia un lado cuando sentí el impacto en mi pierna. Afortunadamente no logró cogerme del todo, de modo que aquello fue sólo un roce, pero aun así fue suficiente para tenerme en cama durante días, incapaz de levantarme por el mareo y la hinchazón, sangrando y sangrando. 

Recuerdo que fue horrible, mi pobre hermana pensó que iba a morirme y si me lo preguntas, yo también lo creí. Pero dentro de todo, tuve suerte, amigo mío. Supongo que la vida es así, hay multitud de cosas malas y unos pocos momentos en que tenemos que agradecer nuestra buena fortuna. La vida es cruel y, sin embargo, maravillosa. Hay que ver que a nosotros los hombres la vida no nos resulta más difícil que a cualquier ave o bicho, sino más hermosa, si aceptamos su crueldad y la muerte que es inevitable. De cualquier manera, todo esto es temporal. Cuando hayamos muerto, nos espera algo mejor. 

Sin dejar de masticar, Amir levanta la vista al cielo, que luce particularmente despejado. 

Amir: ¿Qué crees que nos espera en el paraíso amigo mío? ¿lejos de todo esto?

Hakim: (masticando un dátil) Es diferente en tu caso y en el mío.

Amir: Lo sé, por eso creo que es buen tema para pensar, de otra manera, si hablamos de los eventos del día ¿recuerdas al idiota que casi nos tira saliendo del Midhat Pasha o lo atestada que se encontraba la fuente hoy?

Hakim: Cierto, maldito tipejo, un empujón un poco más fuerte y los dos hubiéramos terminado con las narices en el polvo, además hacía demasiado calor y ni la más mínima brisa; bien pues, en mi fe como bien lo sabes, te reciben ángeles y no existe daño alguno, ni dolor ni miedo ni vejez como tampoco vergüenza. Absolutamente cada uno de tus deseos es colmado con creces, con trajes y joyas y perfumes y banquetes de frutas, carne y vinos aromáticos, acompañado de tus seres queridos en vastos y hermosos jardines. Ahí estarán mi hermana y mis padres. Y hermosas huríes para acompañarte en las noches solitarias (lo dice sonriendo).  

Amir: Lo de las huríes me parece un poco excesivo, pero lo demás no suena nada mal; en mi caso el paraíso no es necesariamente un lugar sino un estado de gracia y comunión con Dios Todopoderoso, donde tampoco existe el sufrimiento o la guerra o conflicto alguno, todo se encuentra en perfecta armonía y el alma de los justos, familiares, amigos, estarán ahí, en un estado de perpetua felicidad. 

Difícil saber cuál de los dos estará en lo correcto. 

Hakim: Yo, por supuesto. 

Amir: (ríe un poco) JA JA , ¡qué va! negando a Jesús o Isa como ustedes le llaman, no amigo, no hay manera. 

Hakim: Bueno, si vamos a eso, MI profeta tuvo una vida larga y plena, con numerosos hijos; del tuyo ni siquiera se sabe bien a bien si estaba casado y además murió joven. 

Amir: ¿Eso qué tiene que ver?

Hakim: Que todas las religiones necesitan fieles y adeptos y la procreación es parte fundamental en ellas; además, mi fe no condena el goce o placer carnal dentro de lo lícito, al contrario. Como dice el bardo: “La rama más hermosa es aquella, que se encuentra revestida por las flores, tú en cambio, eres más hermosa cuanto más desnuda”. 

Amir: ¿Tú qué sabes de placer carnal, awra estúpido?

Hakim: Más que tú, desgraciado, de eso no hay duda, de hecho una vez, hubo una mujer.. 

Amir: De acuerdo, de acuerdo, si ya me sé esa historia, la has contado varias veces. En cuyo caso te diré esto otro: Mi profeta e hijo de Dios tuvo una muerte santa, cuyo sacrificio le brindó gloria y gracia al mundo. El tuyo murió por una indigestión. 

Hakim: Envenenamiento. 

Amir: (Guarda tres dátiles para comérselos después) Da igual. 

Hakim: Además ¿qué es eso de HIJO de Dios? Allah lo es todo y ha creado todo, así como todo es suyo, no necesita andar encarnándose en humanos o transformándose en animales como lo hacían los dioses griegos. 

Amir: (comiendo otro trozo de pan) Bueno, no es que Dios vaya por ahí transformándose en una cosa u otra o tenga hijos al azar; además, la Trinidad es un concepto mucho más complejo que eso Hakim, como ya lo he explicado antes. 

Hakim: Pues no lo sé, pero hijos de Dios y aves que también son una encarnación de Dios y ese tipo de cosas no hubieran sido del agrado de los antiguos mensajeros como Moisés o Elías. 

Amir: Moisés y Elías también son parte de mi fe; al final, todos procedemos de Adán y Eva y somos hermanos, querido Hakim. Pero hay cosas en las que diferimos. 

Hakim: Lo sé, lo sé, por cierto ¿aún quedan dátiles?

Amir: Si, unos pocos 

Amir toma los tres que había guardado para después y se los pone en la mano a Hakim para que éste se los coma. 

Hakim: Gracias. 

Amir posa sus ojos en la suave luz del crepúsculo que ahora, comienza a extinguirse; la noche desciende con lentitud y el ambiente se siente un poco más fresco. Otros mendigos llegan a acomodarse en aquella zona de la ciudad antigua y Amir los observa mientras buscan un lugar para descansar; uno de ellos, viejo y enjuto, se acerca a ambos y comienza a increparles en voz alta. 

Samir: ¡Maldito par de maeaqs (término común para referirse a un discapacitado o inválido), saben perfectamente que ese es mi lugar para dormir!

Amir: (sonriendo un poco) No te lo tomes tan a pecho viejo Samir, hoy llegamos un poco antes que tú y no es que esta esquina tenga grabado tu nombre en ella. 

Samir suelta varios improperios en árabe apuntándoles con el dedo; Amir mira fijamente a aquel viejo cuerpo delgado, que parece únicamente hecho de músculo y le responde también en árabe. El anciano se retira sin dejar de observar al pequeño Amir, mascullando algo que no se alcanza a escuchar.  

Amir: (retomando la conversación) ¿Sabes algo? lo importante es que sin importar que exista más allá de esta vida, estoy seguro de que tu podrás ver todas las maravillas del mundo Hakim: los colores y sus tonalidades infinitas, los rostros, a las mujeres hermosas como Nabila, lo agradable que es cuando la primavera siembra de flores los campos.

Una sonrisa se dibuja en el rostro de Hakim, mientras Amir continúa hablando. 

Amir: Si estás en lo correcto, verás jardines y manantiales y flores exóticas, animales domésticos y salvajes de curiosos plumajes y los patrones en su pelaje; los efectos de la luz en el cielo y cuando se filtra a través de los árboles.

Hakim: (asintiendo con la cabeza) Y tú podrás andar y yo ya no tendré que cargarte en mis espaldas todo el tiempo, además no es que te estés volviendo más ligero con el paso del tiempo. 

Amir suelta una fuerte carcajada. 

Amir: JA JA JA, cierto es. Y mira que de mi tamaño podría decirse que apenas rebasa el de un perro pequeño. 

Hakim sonríe un poco y luego comienza a hablar. 

Hakim: ¿Sabes qué agradezco en verdad? El habernos encontrado Amir. No sé qué sería de nosotros lidiando con el mundo por separado. 

Amir: Yo también lo hago, no importa si es a Allah, a Yahvé, a la vida o al destino. Un buen amigo es uno de los mayores tesoros que el mundo tiene para ofrecer; cada día recuerdo cómo eran las cosas antes y cómo han sido desde que andamos juntos (hace una pequeña pausa antes de continuar)

Amir: De entrada, Samir ya nos habría puesto una buena paliza. 

Ambos ríen sonoramente. 

Hakim: JA, JA, JA, pero bueno, creo que es buena hora para tratar de pegar el ojo un rato. 

Amir: Sin duda; mañana será otro día y ojalá que tengamos mejor suerte. 

Hakim: Sin duda. 

As-salamu alaykum, querido Amir.

Amir: Dios te bendiga a ti también, amigo mío. 

La noche ha caído ya sobre la larga y sinuosa calle del centro de Damasco; algunos pocos transeúntes caminan apresurados para llegar a sus casas, la mayoría de dos pisos y pintadas de blanco, de amarillo y de terracota, con sus rectangulares ventanas y redondeados arcos, que bordean aquel sector de la metrópoli. 

Hakim y Amir sueñan con jardines, comida, amigos y familiares y también, piensan el uno en el otro.   

Comentarios


object(WP_Query)#18011 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85049) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-11-2022" ["before"]=> string(10) "29-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85049) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-11-2022" ["before"]=> string(10) "29-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18015 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18013 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18014 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "01-11-2022" ["before"]=> string(10) "29-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-01 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-29 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (85049) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(85546) ["post_author"]=> string(3) "194" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-10 10:40:30" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-10 15:40:30" ["post_content"]=> string(6258) "Steve McQueen fue el primer gran héroe de acción en Hollywood. Amante de la velocidad y de los excesos (se distinguió por no admitir que un doble lo suplantara en las escenas complicadas, acto que resultó determinante en su carrera)este rubio de penetrantes ojos azules tuvo una muy peculiar conexión con el público, quien le asignó el alias de “The King of Cool”. En su mejor momento, el oriundo de Beech Grove, Indiana, era todo un imán en la taquilla; los apasionados del séptimo arte, los cinéfilos enloquecidos, siempre recordarán títulos como El gran escapeBullitLa huidaInfierno en la torreEl gran desafíoPapillon y Los siete magníficos.   Rebelde y rudo dentro y fuera de la pantalla; un artista de la seducción, un galán amado por el sexo femenino y admirado por el masculino; Steve McQueen es catalogado como el hombre por excelencia, el referente de la clase y del estilo que marcó toda una época. Nadie como él encarna el espíritu de los sesenta y setentas. Es indudable que “The King of Cool” (magnifico sobrenombre, por cierto), siempre supo lidiar con el estrellato: lo entendía perfectamente y lo aprovechaba al máximo.  Steve era un actor de cine. Adoraba la cámara y la cámara lo adoraba a él. Siempre era auténtico, en parte porque siempre se interpretaba a sí mismo”, se lee en un añeja conversación periodística con el director Norman Jewison, que realizó tres filmes al lado del histrión.   Cabe mencionar que el actor mejor pagado de su tiempo, tuvo varios encuentros con las artes marciales. McQueen fue uno de los amigos personales del mundialmente famoso Bruce Lee, quien lo entrenó en JeetKune Doe. Además, el protagonista de la primera versión de El caso Thomas Crown, gozaba también en la vida real de un muy conocido entusiasmo por el riesgo, era un enorme fanático de la adrenalina: conducía motos y coches de carreras. Estuvo a punto de convertirse en piloto profesional; de hecho se le podía ver regularmente en circuitos automovilísticos piloteando sus propios vehículos.  “Correr es mi vida, y todo lo de antes y después, puede esperar” dice en su papel de Michael Delaney para la película Le Mans En 1968, Steve McQueen y un Ford Mustang se convierten en las estrellas absolutas del mundo del cine. Según el escritor canadiense David Gilmour, la película Bullit (historia de un policía que decide tomar la justicia en sus manos luego de que asesinan a un testigo que él debía proteger, y que se estrenó en las salas cinematográficas hace ya más de cuarenta años), “aun conserva la autoridad del acero inoxidable”. Su frenética persecución por las calles de San Francisco, plagiada hasta el hartazgo, con la música del  argentino  Lalo Schifrin(Cool Hand Luke y Mission: Impossible) detonando detrás y McQueen volando por los cerros arriba de su 390 GT verde, ha quedado como todo un icono de las secuencias de acción.   En términos generales, Steve McQueen nunca dio pie a escándalos, más allá de sus amoríos, claros. Su romance más sonado, sin duda, es el que sostuvo en 1972 con la actriz Ali MacGraw (Love story), que rompe su matrimonio con la cantante y bailarina Neile Adams. Ali, por su parte, en ese momento era la esposa del legendario productor Robert Evans, mandamás de los estudios Paramount. El noviazgo de estos dos actores comienza, saltando en seguida a los tabloides,  durante el rodaje de La huida, el clásico de Sam Peckinpah; una obra maestra que se benefició de los chismorreos de la prensa de espectáculos y acabó convirtiéndose en un éxito rotundo. Steve McQueen y Ali MacGraw se casaron el 12 de julio de 1973, pero desafortunadamente el matrimonio dura solo cuatro años. A causa de un problema pulmonar (un cáncer de los más raros: el mesotelioma), justo cuando estaba en la cima de la popularidad, Steve McQueen decide retirarse. Los mejores doctores estadounidenses le niegan toda esperanza, por eso mismo huye a México. El 7 de noviembre de 1980 fallece en un hospital de Ciudad Juárez, como consecuencia de un ataque cardiaco después de una operación. Desaparece prematuramente con 50 años de edad. “Se peleaba a muerte con los directores para hacer las cosas a su manera. Así era para todo. Siempre al límite. Siempre McQueen” afirman nostálgicos sus familiares. " ["post_title"]=> string(7) "MCQUEEN" ["post_excerpt"]=> string(166) "“Steve McQueen, when I was a little boy I wanted to grow up to be Steve McQueen, the coolest doggone motherscratcher on the silver screen” . -Drive By Truckers. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(7) "mcqueen" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-10 10:40:30" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-10 15:40:30" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85546" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17984 (24) { ["ID"]=> int(85203) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-01 12:17:41" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-01 17:17:41" ["post_content"]=> string(8058) "Algo que me parecería muy sencillo, como lo es dar mi humilde opinión sobre una película, ha resultado por demás complicado. Como si quisiera explicar el secreto de la vida y basándome en el catecismo escolar, he ido de lo simple a lo más complicado; leí y vi cualquier cantidad de críticas y entrevistas al director y los personajes, tratando de encontrar empatía. Al final de este sencillo pero exhaustivo ejercicio puedo reconocer que no lo logre. Y eso es Bardo, creo que el director se sentiría satisfecho con la confusión que ocasionó  en mí y con la falta de argumentos con la que me quedé. Bardo es una película en la que la historia va de la realidad a la ficción y de regreso, porque al final Alejandro González Iñárritu obtiene el mismo resultado de lo que pareciera ser el hilo conductor de la película y ese creo que es el verdadero final: un final abierto. Todos queremos saber qué tiene que decir Alejandro González Iñárritu, cuál es su nueva propuesta, de antemano sabemos que viene con una producción millonaria y que después de sus multipremiadas cintas será muy difícil reinventarse y sorprender a la audiencia. Yo como todos tenía muchas expectativas y ninguna, siendo la única asistente en la sala (siempre voy al cine a la hora de la comida los sábados que es cuando puedo escaparme un rato). Confieso que cuando vi en escena a Daniel Giménez Cacho, escuché su voz y me di cuenta de que era el protagonista, la perspectiva me cambió, apagué el celular, dejé a un lado las palomitas y me reacomodé en mi butaca sabiendo que lo que venía sería muy bueno. La primera frase que saltó a mi cabeza, “México no es un país, es un estado de ánimo”, me lo confirmó. Puedo decir mil cosas sobre el viaje que representa dejarse poseer por esta historia sin historia y esta secuencia de viñetas y cuadros, algunos precisos y otros desdibujados, abstractos, o perfectos como un retrato, falsos, de mal gusto, artísticos, que van de lo absurdo, lo fantástico, lo teatral, escalofriante, cómico, estruendoso, íntimo, espectral, erótico, ridícula, nostálgico, incisivo pero sobre todo irracional. Podría usar una sola palabra para conceptualizar y entender lo que es Bardo y esa idea es “Onírico”. Bardo es un sueño, un sueño inmersivo en el que el director atrapa a su espectador y le explica sin mayor pretensión cómo es la vida vista desde su interior y hacia su interior. Si bien la crítica lo ha acusado de pretencioso, narcisista y egocéntrico, olvida la crítica que cualquier obra de arte es un diálogo del artista sobre sí mismo. Esta es y no es la excepción, admiradora como lo soy de Alejandro González Iñárritu desde su lejano en el tiempo mas no en la memoria programa del “Pavo Asesino”, creo, sin temor a estar tan equivocada, que es un profesional en la materia, mucho más que un genio. Toda una vida dedicada al cine le han dado los elementos para crear con la mano izquierda y un piano en la otra una película de manufactura impecable, de un manejo de la cámara, el sonido, la edición y todo lo que en cine se conoce como Arte con maestría digna de todos los premios y reconocimientos. Él admira y reconoce abiertamente que en una especie de homenaje emula a grandes directores, escritores, pintores y músicos que sin duda han marcado no solo su carrera sino su vida privada y su historia, como nos ha pasado a todos, somos una colección de lo que hemos visto, escuchado, sentido y también de lo que nos han contado. No vacila en aceptar la influencia que tienen en él y en su trabajo Fellini, Godard, Luis Buñuel, Julio Cortázar, Jorge Luis Borges, Vivian Mayer, Magritte, Giorgio de  Chirico por mencionar sólo algunos. Tal vez la locura, la locura verdadera o sea  algo no adquirible, con la que se nace y se potencializa con los años,  la genialidad que otorga muchas veces una condición mental que no es tan disfrutable para quien la vive pero sí apetecible para quien la admira en el trabajo del artista. Es algo que tal vez no se pueda adquirir ni con todo el estudio del mundo, pero sí se puede buscar en el interior, si puede una persona introspectar lo suficiente para sumergirse hasta lo más profundo de los miedos y sentimientos y encontrar estas escenas extrañas y a veces muy difíciles de explicar, pero que hablan a la perfección para quien las quiere entender sobre la psique de cada persona. Todos hemos soñado cosas inverosímiles, es más, empezando por mí que siempre he considerado ser una persona que vive dos realidades simultáneas pero iguales en importancia cada día; una que va de todo lo que sueño o vivo a mi manera desde que pongo la cabeza en la almohada y otra a partir de qué abro los ojos al exterior. Y en esos sueños o distintas realidades como en los de todos, se combinan  los elementos de una forma fantástica y absurda. Todos podemos contar el clásico sueño sin pies ni cabeza en la que regresamos a la casa de la infancia, pero que ahora es una especie de playa contenida por paredes; o el sueño en el que caminamos tratando de avanzar en un espacio inhóspito en el que diferentes elementos se combinan para impedir nuestro paso. Eso es Bardo, la historia y la particular forma de contarla de Alejandro González sin mayor pretensión que eso, decir cómo él vive su personal realidad. Y el final es abierto y en él participamos todos los espectadores. Con el aplauso o el juicio estamos dando un final distinto para cada quién y en el que el protagonista, Silverio Gama, el alter ego de González Iñárritu, vuelve a ser el blanco de todas las opiniones y proyecciones. Por supuesto que recomiendo ver la película, es una cátedra en todo el tema técnico, en la que por mucho lo más destacable me pareció la extraordinaria actuación de Daniel Giménez Cacho, actor de altísima factura, verdadero orgullo nacional, que logra entender los requerimientos del guion y a su vez imprime su propia realidad en cada escena. Bardo es algo detenido en el tiempo, es un lugar sin lugar, es la ausencia de la razón y la lógica. Bardo vive dentro de todos nosotros, por muy trabajados que nos sintamos en cuestiones emocionales. Bardo enoja y emociona, da ternura, indignación, risa; es incongruente, repetitiva, ácida, nostálgica, profundamente emotiva, neurótica, humana. Si tuviese que resumir todas mis ideas y sensaciones en pocas palabras diría que Bardo es el más que justificable intento de Alejandro González Iñárritu por decirnos cómo se siente, a través del ejercicio de extroversión, tratar de entender quién es él." ["post_title"]=> string(46) "Bardo, falsa crónica de unas cuantas verdades" ["post_excerpt"]=> string(154) "“Bardo” enoja y emociona, da ternura, indignación, risa; es incongruente, repetitiva, ácida, nostálgica, profundamente emotiva, neurótica, humana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(44) "bardo-falsa-cronica-de-unas-cuantas-verdades" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-01 12:17:41" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-01 17:17:41" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85203" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(85546) ["post_author"]=> string(3) "194" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-10 10:40:30" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-10 15:40:30" ["post_content"]=> string(6258) "Steve McQueen fue el primer gran héroe de acción en Hollywood. Amante de la velocidad y de los excesos (se distinguió por no admitir que un doble lo suplantara en las escenas complicadas, acto que resultó determinante en su carrera)este rubio de penetrantes ojos azules tuvo una muy peculiar conexión con el público, quien le asignó el alias de “The King of Cool”. En su mejor momento, el oriundo de Beech Grove, Indiana, era todo un imán en la taquilla; los apasionados del séptimo arte, los cinéfilos enloquecidos, siempre recordarán títulos como El gran escapeBullitLa huidaInfierno en la torreEl gran desafíoPapillon y Los siete magníficos.   Rebelde y rudo dentro y fuera de la pantalla; un artista de la seducción, un galán amado por el sexo femenino y admirado por el masculino; Steve McQueen es catalogado como el hombre por excelencia, el referente de la clase y del estilo que marcó toda una época. Nadie como él encarna el espíritu de los sesenta y setentas. Es indudable que “The King of Cool” (magnifico sobrenombre, por cierto), siempre supo lidiar con el estrellato: lo entendía perfectamente y lo aprovechaba al máximo.  Steve era un actor de cine. Adoraba la cámara y la cámara lo adoraba a él. Siempre era auténtico, en parte porque siempre se interpretaba a sí mismo”, se lee en un añeja conversación periodística con el director Norman Jewison, que realizó tres filmes al lado del histrión.   Cabe mencionar que el actor mejor pagado de su tiempo, tuvo varios encuentros con las artes marciales. McQueen fue uno de los amigos personales del mundialmente famoso Bruce Lee, quien lo entrenó en JeetKune Doe. Además, el protagonista de la primera versión de El caso Thomas Crown, gozaba también en la vida real de un muy conocido entusiasmo por el riesgo, era un enorme fanático de la adrenalina: conducía motos y coches de carreras. Estuvo a punto de convertirse en piloto profesional; de hecho se le podía ver regularmente en circuitos automovilísticos piloteando sus propios vehículos.  “Correr es mi vida, y todo lo de antes y después, puede esperar” dice en su papel de Michael Delaney para la película Le Mans En 1968, Steve McQueen y un Ford Mustang se convierten en las estrellas absolutas del mundo del cine. Según el escritor canadiense David Gilmour, la película Bullit (historia de un policía que decide tomar la justicia en sus manos luego de que asesinan a un testigo que él debía proteger, y que se estrenó en las salas cinematográficas hace ya más de cuarenta años), “aun conserva la autoridad del acero inoxidable”. Su frenética persecución por las calles de San Francisco, plagiada hasta el hartazgo, con la música del  argentino  Lalo Schifrin(Cool Hand Luke y Mission: Impossible) detonando detrás y McQueen volando por los cerros arriba de su 390 GT verde, ha quedado como todo un icono de las secuencias de acción.   En términos generales, Steve McQueen nunca dio pie a escándalos, más allá de sus amoríos, claros. Su romance más sonado, sin duda, es el que sostuvo en 1972 con la actriz Ali MacGraw (Love story), que rompe su matrimonio con la cantante y bailarina Neile Adams. Ali, por su parte, en ese momento era la esposa del legendario productor Robert Evans, mandamás de los estudios Paramount. El noviazgo de estos dos actores comienza, saltando en seguida a los tabloides,  durante el rodaje de La huida, el clásico de Sam Peckinpah; una obra maestra que se benefició de los chismorreos de la prensa de espectáculos y acabó convirtiéndose en un éxito rotundo. Steve McQueen y Ali MacGraw se casaron el 12 de julio de 1973, pero desafortunadamente el matrimonio dura solo cuatro años. A causa de un problema pulmonar (un cáncer de los más raros: el mesotelioma), justo cuando estaba en la cima de la popularidad, Steve McQueen decide retirarse. Los mejores doctores estadounidenses le niegan toda esperanza, por eso mismo huye a México. El 7 de noviembre de 1980 fallece en un hospital de Ciudad Juárez, como consecuencia de un ataque cardiaco después de una operación. Desaparece prematuramente con 50 años de edad. “Se peleaba a muerte con los directores para hacer las cosas a su manera. Así era para todo. Siempre al límite. Siempre McQueen” afirman nostálgicos sus familiares. " ["post_title"]=> string(7) "MCQUEEN" ["post_excerpt"]=> string(166) "“Steve McQueen, when I was a little boy I wanted to grow up to be Steve McQueen, the coolest doggone motherscratcher on the silver screen” . -Drive By Truckers. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(7) "mcqueen" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-10 10:40:30" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-10 15:40:30" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85546" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(20) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "a048500df0eb24d3f7feee0a654f9b47" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Steve McQueen

MCQUEEN

“Steve McQueen, when I was a little boy I wanted to grow up to be Steve McQueen, the coolest doggone motherscratcher on...

noviembre 10, 2022

Bardo, falsa crónica de unas cuantas verdades

“Bardo” enoja y emociona, da ternura, indignación, risa; es incongruente, repetitiva, ácida, nostálgica, profundamente emotiva, neurótica, humana.

noviembre 1, 2022




Más de categoría

Somos lo que leemos – “La mujer de tu prójimo”, un explosivo libro sobre la liberación sexual

Título: La mujer de tu prójimo. Autor: Gay Talese. Editorial: Debate. 538 páginas. Mi calificación: 4 de 5 estrellas.

noviembre 25, 2022

Capitanes y Banksy: actividades chilangas muy recomendables

El deporte conocido como ráfaga regresó a tierra chilangas este mes de noviembre con su poderoso equipo “Capitanes”, cuya...

noviembre 25, 2022
CARTAS A TORA 228

CARTAS A TORA 291

Querida Tora: Ahora hay un campeonato internacional de futbol (ese juego en que le pegan patadas a una pelota,...

noviembre 25, 2022

Brebaje olímpico

Historia de amor.

noviembre 23, 2022