Al Infierno

"Abandonar toda esperanza, quienes aquí entráis." –Dante Alighieri

14 de febrero, 2024

El Juez da a conocer la sentencia definitiva e inapelable, luego de un largo proceso en el que el jurado, por unanimidad, emitió su veredicto: CULPABLE de todos los cargos. 

Le esperaba el penal donde cumpliría su castigo correspondiente, sin una certeza del tiempo que transcurrirá ahí, privado de su libertad, de su paz y obligado a una que otra sesión de tortura de diversa índole, y sitio del cual saldría inconsciente y metido en una suerte de cajón, luego de todo tipo de últimos tormentos, tanto físicos como psíquicos, para luego entonces sí, recobrar su condición anterior de Ciudadano libre, sin tribulaciones y acreedor pues, de nuevo, de plenos derechos. 

El acusado y sentenciado golpeó a los custodios, antes de lanzar diatribas al Juez y a todo el personal de la sala. Gritó desgarradoras palabras respecto a su inocencia e injusticia del veredicto de jurado y juzgado que le tocó por su caso de quebrantar la Ley. El sentenciado sabía que todo era inútil, acaso más bien serían expresiones estériles de desahogo a sus tan atribulados e intempestivos sentires. Había escuchado tanto de forma indirecta o bien de uno que otro ex recluso ya en libertad, y nunca imaginó encontrarse con aquel destino: el infierno reformador mismo, menos aún por una falta que él, para sus adentros, aseguraba menor. 

Pero aun así, y luego de poco más de una hora de infructuosa batalla con los guardias vestidos de blanco, fue arrojado con fuerza a su habitación, en la que se escuchaban sonidos (más bien, ruidos) de todo estilo. Ahí se supo ya sin más escape que el atravesar ese infierno, donde las más de las veces lo pasaría solo, porque de cierto y primera mano conocía que allí, en esa cárcel, la mayoría compañeros eran falsos amigos, si acaso, por mera conveniencia, ya fuera por aminorar los estragos del castigo o bien los escasos amigos verdaderos que pudiera llegar a toparse era por haber llegado ahí por una falla del sistema de administración de justicia o acaso por ya haberse reformado del todo, lo cual sería lo menos probable, dado el pésimo sistema penitenciario; si, a veces no solo sin escarmentar estos siquiera con semejante correctivo, sino empeorando sus conductas teniendo fama ese penal de una suerte de “Universidad del crimen”.

En el hospital público del centro de la Ciudad, en el piso de ginecobstetricia, en una de las cuatro salas de parto, por fin se produce un alumbramiento que, por momentos, los galenos pensaron no sería exitoso, teniendo aún por momentos por la misma vida del producto. Luego de poco más de una hora de arduos esfuerzos de médicos y enfermeras, y decidiéndose por el método de la cesárea, el bebé lanzaba alaridos de llanto, comunicándole a la madre que, al fin, todo había terminado e ido a buen puerto: un varón sano había nacido, y sus llantos y pataletas eran señal de cabal salud. 

“Su hijo– le dijo el Doctor a cargo– tendría una vida larga, feliz y sana, pero tendría que ir unas horas a los cuneros”. 

Así entonces, se cumplía por principio la condena que emanaba de la inapelable sentencia: una vida a la temible cárcel de nombre “Tierra”, destino de individuos que infringen la Ley en el planeta KUIZUO, de prácticamente plena luz divina, paz y armonía, y donde el solo mencionar la palabra TIERRA es motivo por todos ahí para los peores temores, considerado como un infierno correccional con una inexorable pena de muerte por final de sentencia y posterior liberación, pero y aún con las fallas en el sistema, se considera todavía por las más altas autoridades como sitio indispensable para mantener el estado de pleno goce eterno y felicidad que prevalecen en KUIZUO, el planeta origen del varón recién nacido en el hospital público del centro de esa terrenal Ciudad, como se le llama a las crujías de tan temible centro penitenciario.

Comentarios


Viajar por devoción: turismo religioso en Sevilla y en San Luis Potosí

Autor: Ricardo Gutiérrez Barba Profesor de Mercadotecnia, Comunicación y Educación, Universidad de Guadalajara Autor: Rogelio Martínez Cárdenas Profesor Invetigador del Departamento de...

marzo 29, 2024
CARTAS A TORA

CARTAS A TORA 344

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diariamente le escribe cartas a Tora,...

abril 5, 2024




Más de categoría
Consideraciones Éticas para el Siglo XXI

Kant cumple 300 años y está más vigente que nunca

Autor: Roberto R. Aramayo Profesor de Investigación IFS-CSIC (GI TcP Etica, Cine y Sociedad). El 22 de abril se...

abril 22, 2024
CARTAS A TORA

CARTAS A TORA 346

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diariamente le escribe...

abril 19, 2024

CARTAS A TORA 345

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diariamente le escribe...

abril 12, 2024
105 Aniversario Luctuoso de Emiliano Zapata

105 Aniversario Luctuoso de Emiliano Zapata

Zapata representa a los hombres y mujeres que trabajan la tierra.

abril 11, 2024