Acapulco: Hollywood, Tarzán y La dama de Shanghai…

Es sabido que sus playas hospedaron a las figuras cinematográficas de moda.

27 de octubre, 2022

Para Martina, mi güera costeñita. 

Sería erróneo creer que los grandes estudios estadounidenses vienen a México a filmar sus películas por una cuestión de dinero. Eso no es necesariamente cierto, pues los escenarios mexicanos, con sus maravillas naturales, su mágico folclor y sus espectaculares paisajes, son idóneos para contar estas historias. Cuando Tony Scott pasó cinco meses en  la CDMX rodando Hombre en llamas, confesó sentirse enamorado de nuestro país. Según él, “La ciudad de México no solo es un lugar más, sino es un tercer acto que entra en juego en cada una de las escenas, con su Centro Histórico con edificios del siglo XV y su gente tan singular”.  

A nivel de cine cuántas locaciones no han habido en Acapulco, por ejemplo. Es un hecho que el viejo Acapulco sedujo enormemente a Hollywood. Elegancia, opulencia, diversión, placidez: cada uno de estos adjetivos describen perfectamente al puerto guerrerense de los años cincuenta. Es sabido que sus playas hospedaron a las figuras cinematográficas de moda. En su apogeo, el famoso Hollywood Gang tomó el Hotel Los Flamingos como sede; y  bueno, esta célebre banda, esta popular pandilla, incluía entre sus miembros ni más ni menos que a  Johnny Weism Muller (el primer Tarzán), John Wayne, Frank Sinatra, Errol Flynn y Tyrone Powell. 

Para entender mejor el importante lugar que Acapulco tiene en el séptimo arte es una obligación mencionar los nombres de Orson Welles y Rita Hayworth, dos monstruos de la cinematografía mundial. En 1949 Welles (Ciudadano Kane) se puso tropical con un exótico thriller llamado La dama de Shanghai. Un guión conciso, lleno de giros, basado en un relato policial de Sherwood King, cuya principal misión era analizar los comportamientos humanos. Las circunstancias de la realización del filme fueron casi tan extrañas como su trama. Orson Welles y Rita Hayworth llegaron a rodar a Acapulco en 1946 en pleno trámite de divorcio, a punto de la separación. 

Como todas las películas de este laureado director, La dama de Shanghai es fascinante, colmada de momentos inolvidables, pero enormemente confusa. Dice la leyenda que cuando Harry Cohn, el productor de la Columbia Pictures,  vio por primera vez la cinta, ofreció mil dólares a la persona en la sala que le pudiera explicar la trama donde el marinero Michael O´Hara,  papel que interpreta  Welles, es contratado para conducir un lujoso yate en un viaje de placer por el mar del Pacífico organizado por un prestigioso abogado y su bella mujer, la femmefatale Hayworth. 

Fue una producción enorme, con presupuesto altísimo, rodada gran parte en Acapulco, mostrando sus escenarios de lujo y sus fastuosas viviendas. “La dama de Shanghai” es una magnífica película, toda una aventura cinematográfica que manifiesta el genio que Orson Welles tuvo como director;  tanto que el famoso Truman Capote (autor de A sangre fría), a mediados de la década de los cincuenta, mencionó lo mucho que la amaba, y declaró que la había visto decenas de veces y que podía  recitar de memoria sus deliciosos diálogos.

Comentarios


object(WP_Query)#18806 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85026) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-01-2023" ["before"]=> string(10) "04-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85026) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-01-2023" ["before"]=> string(10) "04-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18810 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18808 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18809 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "07-01-2023" ["before"]=> string(10) "04-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2023-01-07 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-02-04 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (85026) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18807 (24) { ["ID"]=> int(87991) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-20 10:35:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-20 15:35:02" ["post_content"]=> string(4943) "Querida Tora: No sabes la que se armó el otro día en la vecindad. Y fue por una cosa muy personal, muy privada, pero que una de las protagonistas empezó a propagar a gritos un domingo a mediodía, cuando el patio estaba lleno de gente (yo creo que calculó muy bien el día y la hora, para ver si conseguía apoyo de algunos vecinos). Pero ahorita vas a ver lo que pasó. En el 10 hay unos vecinos nuevos, un matrimonio joven que tiene un niño de meses, que se han hecho muy populares en la vecindad, precisamente porque el bebé está bonito y es muy simpático, y todos lo quieren ver y hacerle gracias para que se ría. Pues en eso estaban los vecinos, cuando entró una muchacha bastante guapa (más que guapa, era lo que aquí llaman “muy buena”) y se lanzó sobre el papá del bebé diciendo “Mi amor”, “Tesoro mío”, “¡Por fin te encontré!”, y le echó los brazos al cuello y lo besó en la boca como besan en las películas porno las artistas (según me han contado, porque a mi no me consta). Imagínate el desconcierto de todos; pero, sobre todo, el de la esposa, que no sabía qué hacer ni qué decir. Pero al cabo de un rato, le jaló el cabello a la mujer para separarla del muchacho y la increpó de fea forma. Pero ella le dio una bofetada que sonó a estampido de llanta que truena, y dijo que venía “por el amor de su vida”. Enseguida se armó un argüende tremendo, en el que todo el mundo hablaba y nadie se entendía. Al fin, sonó un estampido (de verdad, un estampido de pistola, aunque fuera de chinampinas), que logró el silencio. Y el portero se plantó en el centro del tumulto y exigió a la muchacha que se explicara. La chica dijo que ella y el chavo habían sido novios desde la primaria, pero tres años antes ella lo había dejado porque le habían ofrecido un mejor puesto de trabajo fuera de la ciudad; y para aceptarlo tuvo que romper con él. Y que se había ido con el corazón destrozado. Pero el trabajo ya se había acabado (nunca explicó qué clase de trabajo era), y ahora volvía por su verdadero amor. Esto arrancó suspiros y grititos de muchas de las viejas de la vecindad, sobre todo de las más afectas a las telenovelas. Pero hubo muchas que dijeron que eso no era justo, que ya había perdido su oportunidad. La del 10 protestó, diciendo que ella tenía un hijo del chavo, que ya habían armado su vida, que estaban contentos y que se querían. La que regresó del misterioso trabajo dijo que ella tenía derechos de antigüedad, que había cometido un error al dejarlo, pero que quería rehacer su vida y ser feliz; y que estaba dispuesta a luchar por conseguirlo. Entonces, el chavo le dijo que la había querido mucho, pero que eso ya pertenecía al pasado; que quería a su esposa y a su hijo, y le pidió que lo dejara seguir su vida, ahora que ya había alcanzado la paz. Pero la muchacha le dijo que a quien amaba era a ella, que la esposa era un error sin importancia; y el bebé, un obstáculo que un hospicio podía resolver. ¡Y que se quita la blusa! Esta vez, el griterío fue de los “caballeros”, que lo menos que hicieron  fue decir al del 10 que la chava estaba mejor que su esposa, que dejara a ésta o que se que se quedara con las dos, que es lo que hacen los hombres de verdad. Entonces, él pidió que se callaran; y cuando lo logró, apoyado por las pistolas de los guaruras (que aunque de chinampinas, son impresionantes) le puso la blusa a su ex y la condujo a la calle. Luego, pidió al portero que cerraran las puertas de la vecindad. Y la muchacha esa se quedó en la calle, gritando y exigiendo que le devolvieran a su verdadero amor, hasta que se quedó dormida en la banqueta. Y esa misma noche, los chavos del 10 y su bebé abandonaron la vecindad con destino desconocido, para evitar otros incidentes como el de ese día. Yo les doy la razón: es mejor cortar por lo sano. Porque la ex volvió a ir, pero nadie supo decirle a dónde se habían ido los chavos. Quién sabe lo que sería de ella. Me quedé un poco triste al comprobar que, a veces, la gente toma  decisiones que las perjudican. Pero más triste es ver que algunas quieren hacer su voluntad, pasando por encima de los demás y atropellando principios universales. ¿O será que ellas no tienen principios? Te lo dejo para que lo pienses. Te quiere Cocatú

Te puede gustar:

Cartas a Tora 296

" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 297" ["post_excerpt"]=> string(172) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-297" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-20 10:43:43" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-20 15:43:43" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87991" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18776 (24) { ["ID"]=> int(87759) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-13 13:44:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-13 18:44:40" ["post_content"]=> string(5597) "El 10 de enero de 2023 falleció Jeff Beck, guitarrista extraordinaire, quien, junto con Eric Clapton y Jimmy Page, se graduó de esa institución del blues rock británico que fueron los Yardbirds. Aunque los tres guitarristas se convirtieron en leyendas del rock (Clapton con Cream y después como solista, Page con Led Zeppelin), Jeff Beck fue quien experimentó más a lo largo de su carrera. Beck incorporó elementos de jazz, fusión, blues, hard rock y techno en sus álbumes a lo largo de los años.  Una de las mejores formas de honrar la memoria de Jeff Beck es a través de sus álbumes. Por ello, aquí está una lista formada por 5 álbumes que muestran esta variedad estilística del londinense.  Truth (1968) Este álbum fue lanzado por el Jeff Beck Group, en el cual el guitarrista fue acompañado por Rod Stewart en la voz, Ron Wood en el bajo y Mick Waller en la batería. Este larga duración es considerado, por muchos críticos, como un puente que unió el blues rock de Cream con el hard rock de Led Zeppelin. Grandes cortes de blues rock, como I Ain't Superstitious, Blues De Luxe y Rock My Plimsoul son muestra de que la unión de la voz de Rod Stewart con la guitarra de Beck fue uno de los eventos más afortunados en la historia del rock. Todo fanático de los álbumes Wheels of Fire y Led Zeppelin debe escuchar este LP.  Blow by Blow (1975) Ya como solista y en plena década de los setenta, Beck mezcló el rock y blues con reggae, funk, soul y disco. Blow by Blow  fue producido nada menos que por George Martin y contiene varios números que se volverían clásicos en el setlist del guitarrista, como la bizarra (aunque efectiva) versión cuasi reggae de She’s a Woman de los Beatles, así como la interpretación de Cause We’ve Ended as Lovers de Stevie Wonder (y que se puede encontrar en el segundo álbum de Syreeta). Si bien Jeff Beck no fue un compositor prolífico, este álbum demostró su excelente gusto para elegir canciones de otros autores para convertirlas suyas.   You Had it Coming (2001) Después de pasar por la inevitable comercialización de su sonido en los ochenta (con éxitos como People Get Ready, que lo vio reunirse nuevamente con Rod Stewart), Jeff Beck regresó a finales de la década de los noventa con una plena reinvención de su sonido. En 1999, con el estreno del álbum Who else!, Beck coqueteó con sonidos techno y trip-hop. Sin embargo, You Had It Coming es una obra más minimalista en este respecto. Los tracks de este disco tienen como ingredientes principales la guitarra de Jeff Beck (quien favoreció un poco más los riffs, en su mayoría cuasi metálicos, que los solos) y cajas de ritmos, con la ocasional compañía de Imogen Heap en la voz. El resultado es una especie de hard blues techno, si dicha combinación es posible. Aunque tal vez el experimento no haya sido tan influyente a la postre, You Had it Coming es una muestra de que, en el nuevo milenio, Jeff Beck seguía en la búsqueda de nuevos horizontes para los sonidos de la guitarra. Dicha búsqueda continuaría a lo largo de los años con álbumes continuistas (como Jeff de 2003) así como más radicales (Loud Hailer, de 2016, en colaboración con el dúo de alt-rock Bones).   Así que ya sabe, estimado lector. Abra su servicio de streaming musical preferido y échese un clavado en la discografía de Jeff Beck para escuchar por qué fue uno de los músicos más relevantes del rock en el siglo XX y por qué su partida deja un hueco enorme en el corazón de muchos roqueros.  " ["post_title"]=> string(64) "Jeff Beck a través de las décadas: tres álbumes fundamentales" ["post_excerpt"]=> string(156) "Estimado lector, échese un clavado en la discografía de Jeff Beck para escuchar al que fue uno de los músicos más relevantes del rock en el siglo XX. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(60) "jeff-beck-a-traves-de-las-decadas-tres-albumes-fundamentales" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-19 02:11:08" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-19 07:11:08" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87759" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18807 (24) { ["ID"]=> int(87991) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-20 10:35:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-20 15:35:02" ["post_content"]=> string(4943) "Querida Tora: No sabes la que se armó el otro día en la vecindad. Y fue por una cosa muy personal, muy privada, pero que una de las protagonistas empezó a propagar a gritos un domingo a mediodía, cuando el patio estaba lleno de gente (yo creo que calculó muy bien el día y la hora, para ver si conseguía apoyo de algunos vecinos). Pero ahorita vas a ver lo que pasó. En el 10 hay unos vecinos nuevos, un matrimonio joven que tiene un niño de meses, que se han hecho muy populares en la vecindad, precisamente porque el bebé está bonito y es muy simpático, y todos lo quieren ver y hacerle gracias para que se ría. Pues en eso estaban los vecinos, cuando entró una muchacha bastante guapa (más que guapa, era lo que aquí llaman “muy buena”) y se lanzó sobre el papá del bebé diciendo “Mi amor”, “Tesoro mío”, “¡Por fin te encontré!”, y le echó los brazos al cuello y lo besó en la boca como besan en las películas porno las artistas (según me han contado, porque a mi no me consta). Imagínate el desconcierto de todos; pero, sobre todo, el de la esposa, que no sabía qué hacer ni qué decir. Pero al cabo de un rato, le jaló el cabello a la mujer para separarla del muchacho y la increpó de fea forma. Pero ella le dio una bofetada que sonó a estampido de llanta que truena, y dijo que venía “por el amor de su vida”. Enseguida se armó un argüende tremendo, en el que todo el mundo hablaba y nadie se entendía. Al fin, sonó un estampido (de verdad, un estampido de pistola, aunque fuera de chinampinas), que logró el silencio. Y el portero se plantó en el centro del tumulto y exigió a la muchacha que se explicara. La chica dijo que ella y el chavo habían sido novios desde la primaria, pero tres años antes ella lo había dejado porque le habían ofrecido un mejor puesto de trabajo fuera de la ciudad; y para aceptarlo tuvo que romper con él. Y que se había ido con el corazón destrozado. Pero el trabajo ya se había acabado (nunca explicó qué clase de trabajo era), y ahora volvía por su verdadero amor. Esto arrancó suspiros y grititos de muchas de las viejas de la vecindad, sobre todo de las más afectas a las telenovelas. Pero hubo muchas que dijeron que eso no era justo, que ya había perdido su oportunidad. La del 10 protestó, diciendo que ella tenía un hijo del chavo, que ya habían armado su vida, que estaban contentos y que se querían. La que regresó del misterioso trabajo dijo que ella tenía derechos de antigüedad, que había cometido un error al dejarlo, pero que quería rehacer su vida y ser feliz; y que estaba dispuesta a luchar por conseguirlo. Entonces, el chavo le dijo que la había querido mucho, pero que eso ya pertenecía al pasado; que quería a su esposa y a su hijo, y le pidió que lo dejara seguir su vida, ahora que ya había alcanzado la paz. Pero la muchacha le dijo que a quien amaba era a ella, que la esposa era un error sin importancia; y el bebé, un obstáculo que un hospicio podía resolver. ¡Y que se quita la blusa! Esta vez, el griterío fue de los “caballeros”, que lo menos que hicieron  fue decir al del 10 que la chava estaba mejor que su esposa, que dejara a ésta o que se que se quedara con las dos, que es lo que hacen los hombres de verdad. Entonces, él pidió que se callaran; y cuando lo logró, apoyado por las pistolas de los guaruras (que aunque de chinampinas, son impresionantes) le puso la blusa a su ex y la condujo a la calle. Luego, pidió al portero que cerraran las puertas de la vecindad. Y la muchacha esa se quedó en la calle, gritando y exigiendo que le devolvieran a su verdadero amor, hasta que se quedó dormida en la banqueta. Y esa misma noche, los chavos del 10 y su bebé abandonaron la vecindad con destino desconocido, para evitar otros incidentes como el de ese día. Yo les doy la razón: es mejor cortar por lo sano. Porque la ex volvió a ir, pero nadie supo decirle a dónde se habían ido los chavos. Quién sabe lo que sería de ella. Me quedé un poco triste al comprobar que, a veces, la gente toma  decisiones que las perjudican. Pero más triste es ver que algunas quieren hacer su voluntad, pasando por encima de los demás y atropellando principios universales. ¿O será que ellas no tienen principios? Te lo dejo para que lo pienses. Te quiere Cocatú

Te puede gustar:

Cartas a Tora 296

" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 297" ["post_excerpt"]=> string(172) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-297" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-20 10:43:43" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-20 15:43:43" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87991" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(15) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "277f8d3735229ad0efa544597c30d705" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
CARTAS A TORA 297

CARTAS A TORA 297

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe cartas a Tora,...

enero 20, 2023
Jeff Beck

Jeff Beck a través de las décadas: tres álbumes fundamentales

Estimado lector, échese un clavado en la discografía de Jeff Beck para escuchar al que fue uno de los músicos más relevantes...

enero 13, 2023




Más de categoría
CARTAS A TORA

CARTAS A TORA 299

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe...

febrero 3, 2023
el amante

El abrazo del amante

Sólo espero el abrazo del amante.  Cálido y suave, reconfortante.  La sutil invitación,  para que me recueste y descanse. ...

febrero 2, 2023
CARTAS A TORA 298

CARTAS A TORA 298

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe...

enero 27, 2023
fotografia de klaus nomi

Klaus Nomi: el alienígena de Bowie

Tras su muerte, Klaus Nomi se convirtió en una figura de culto en lugares tan dispares como Nueva York...

enero 26, 2023