CARTAS A TORA 213

Querida Tora: Hace poco vino a vivir en la vecindad un señor muy curioso. Está tatuado, pero no creas que un tatuaje en el cuello, otro en la espalda y otro en alguna parte oculta. No, no:...

19 de febrero, 2021

Querida Tora:

Hace poco vino a vivir en la vecindad un señor muy curioso. Está tatuado, pero no creas que un tatuaje en el cuello, otro en la espalda y otro en alguna parte oculta. No, no: está tatuado de arriba abajo, por delante y por detrás, de modo que apenas si se le ve algún  pedacito original de piel. Ya te imaginarás el escándalo que causó. Todos lo querían ver. Y él se dejaba admirar, no vayas a creer que pecaba de modesto; por el contrario, todos los días salía al patio a echarse un cigarrito, según él; pero, en realidad, salía a exhibirse.

Cuando le fueron tomando confianza, los vecinos le preguntaron por qué se había tatuado en esa forma. Él contestó que tenía un alto temperamento artístico, y que le gustaba sentirse una obra de arte viviente. Y tomaba poses que él consideraba estéticas, pero que a veces resultaban grotescas. Y nos dijo también que los tatuajes le resultaban útiles. Por ejemplo, dijo, “Llevo tatuados todos los trabajos que he desempeñado en mi vida; así, cuando voy a solicitar un empleo y me piden  mi currículum vitae, todo lo que tengo que hacer es encuerarme. Si quien me entrevista es una vieja, se empeña en verlo todo al detalle; si es un hombre, suele decirme que me vaya con mis “vergüenzas” a otra parte”. “¡Y claro que me voy!”, añadía, “porque a mí no me discrimina nadie”. Resultado: que casi nunca conseguía trabajo. En la actualidad, lleva varios años desempleado. “¿Cómo le hice para vivir? Muy sencillo: me voy a un parque, me encuero, y no falta una mujer a quien le guste la pintura que se acerque a verme, entablamos conversación, le digo que soy un museo viviente, y a rascarse la barriga durante unos meses. Y si se cansa, pues que se vaya. Al fin que luego llega otra”, afirma con orgullo.

Y sí, a los pocos días de estar en la vecindad, llegó una señora a vivir con él. Enseguida se hizo amiga de todas las viejas, y les contaba lo que tenía tatuado en las partes más escondidas de su cuerpo, que nunca había exhibido en el patio. Y todas contentas.

Pero un día el señor se resbaló en las escaleras, y al rodar los escalones el barandal de fierro (colado y muy antiguo), le arrancó un pedazo de piel. No sabes cómo lo lloró, porque ya su cuerpo había perdido su uniformidad artística (Así dijo. No me preguntes por qué). La señora recogió el pedazo de piel. ¿Y qué crees que hizo? Lo puso a secar al sol, y antes de que se arrugara lo colocó en un marco y lo colgó en la sala, sobre el sofá grande.  Y luego invitó a las vecinas a tomar el té para que lo pudieran admirar con tranquilidad.

Toda la vecindad desfiló por la vivienda, pero con  el tiempo pasó la novedad, y ya nadie iba a ver el pedacito de piel. ¿Y sabes lo que se le ocurrió entonces a la vieja? Despellejar al señor totalmente, y hacerse una alfombra con la piel. “Al fin que la ciencia ya está muy adelantada. Es cuestión de que se pase unos días en cama, hasta que le salga una piel nueva. Y se vuelve a tatuar, y luego se la arrancamos otra vez”. Y ya se figuraba millonaria vendiendo tapetitos de piel humana. Luego, alguien le dijo que al pisar la alfombra podrían borrarse los tatuajes; y tras pensarlo un poco, dijo que mejor la usaría de colcha, con lo que la temperatura erótica de quien la usara iba a subir considerablemente. Y ya imaginaba un ejército de hombres tatuados esperando a ser despellejados e inundar el mercado de colchas surrealistas o barrocas o “fin de siglo” o quién sabe cuántos estilos más.

El rumor corrió por la vecindad como reguero de pólvora, y la del 38 se apresuró a poner a disposición de la señora a su marido,  que estaba bastante frondoso y daría para dos o tres colchas individuales o una “king size”, y ya estaban haciendo cuentas de lo que iban a ganar. Pero en eso llegó el  tatuado, y en cuanto se enteró de lo que estaban planeando las echó a las dos de la casa; y a su vieja le dijo que ni se parara por allí, porque la iba a freír en chapopote.

Y es que es muy fácil imaginar negocios fabulosos y disponer de las vidas de los demás. Pero en esto último se equivocan todos, porque a los demás no les gusta ser mangoneados por nadie. Claro que el tatuado se echó la enemistad de todas las viejas de la vecindad, y se tuvo que mudar; que si no, un día iba a amanecer despellejado sin tomar las precauciones higiénicas indispensables.

Total, el hombre tatuado se convirtió en una leyenda de la vecindad; y, como todas las leyendas, nadie supo si la historia era cierta o no.

Te lo dejo para que lo pienses.

Te quiere,

Cocatú

Comentarios

Google-news
object(WP_Query)#18561 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(61755) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-04-2022" ["before"]=> string(10) "20-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(61755) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-04-2022" ["before"]=> string(10) "20-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18559 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18569 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18570 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "22-04-2022" ["before"]=> string(10) "20-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(467) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-04-22 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-20 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (61755) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18556 (24) { ["ID"]=> int(78508) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-02 10:08:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-02 15:08:38" ["post_content"]=> string(4926) "El 2021 fue un año excelente para los fanáticos de The Velvet Underground, ya que se estrenó, en Apple TV+,  el documental que Todd Haynes realizó acerca del grupo neoyorkino. Sin embargo, este 2022 no se queda atrás, ya que el recital Songs for Drella, de Lou Reed y John Cale, ambos miembros fundadores de The Velvet Underground, acaba de llegar a la plataforma de streaming MUBI.  Songs for Drella es un ciclo de canciones compuestas e interpretadas por Lou Reed y John Cale acerca de la vida de Andrew Warhola Jr. (1928-1987), mejor conocido como Andy Warhol, quien fuera uno de los artistas plásticos más reconocidos del siglo XX. El nombre del proyecto fue tomado de uno de los apodos de Warhol, acuñado por Ondine, actor y uno de sus protegidos, al unir los nombres de Drácula y Cenicienta (Cinderella en inglés). En 1989, Reed y Cale interpretaron estas canciones en la Brooklyn Academy of Music y Ed Lachman grabó el acontecimiento. En 1990, las canciones se publicaron en el álbum del mismo nombre y en 2021 la película fue restaurada y llevada a los cines y al streaming El filme es minimalista: sólo encontramos a Lou Reed, guitarra en mano, y a John Cale, al piano y la ocasional viola. Como fondo, se proyectan obras, fotografías o palabras relacionadas con Andy Warhol. No hay nada más: ni bajo, ni batería, ni público. Este es el telón perfecto para las canciones, las cuales ofrecen un viaje personal por la vida del artista plástico, en donde encontraremos a personajes como Billy Name, Valerie Solanas (escritora que disparó e hirió a Warhol en 1968) y personajes de la Factory warholiana, como Edie Sedgwick. Este punto es una de las ventajas y desventajas de Songs for Drella: al abordar pasajes personales de la vida de Warhol, las canciones pueden parecer poco interesantes si uno no es conocedor de la obra del artista y del ambiente neoyorkino de la década de los sesenta y setenta. Sin embargo, todos aquellos seguidores del artista podrán conocer aspectos más personales acerca de él, ya que Lou Reed tomó pasajes de los diarios del mismo Warhol para confeccionar las letras de las composiciones. Por ejemplo, en «A Dream», John Cale narra un sueño de Warhol en el que menciona su resentimiento con el propio Lou Reed (una de las líneas dice “You know I hate Lou/I really do”). También hay menciones a los héroes de Warhol, como Truman Capote (mencionado en “Smalltown”). En ocasiones, Reed ensalza la ética laboral del artista; por ejemplo, cuando canta “The most important thing is work” (en la canción titulada justamente “Work”). En el plano musical, aunque las canciones carecen de sección rítmica, la combinación de la guitarra de Reed y el piano (y en ocasiones, la viola) de Cale produce resultados muy interesantes al oído. Por ejemplo, “Forever Changed” es una de las piezas más rápidas y en la que Reed toca un riff poderoso (y ver cómo lo toca en concierto, casi sin expresión en su rostro, es otra onda) con el piano de Cale como fondo. De hecho, con tan pocos instrumentos presentes, podemos apreciar los talentos de Reed en las seis cuerdas. En ocasiones, el piano es sustituido por viola, como en la final “Hello It's Me”, la despedida del dúo para Warhol. Sin embargo, este estilo musical, por muy bueno que sea, comienza a resultar un poco tedioso después de 15 canciones. Lo positivo es que tanto el álbum como el filme duran poco menos de una hora.  Aunque Songs for Drella es un recital austero, es también un tributo honesto y conmovedor por parte de Reed y Cale para Andy Warhol. Si tiene usted una hora libre, vale la pena adentrarse en la mente de tres de los artistas más importantes del siglo XX. " ["post_title"]=> string(50) "Songs for Drella, un tributo musical a Andy Warhol" ["post_excerpt"]=> string(37) "Reseña de “Songs for Drella”. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "songs-for-drella-un-tributo-musical-a-andy-warhol" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-02 10:08:38" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-02 15:08:38" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78508" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18475 (24) { ["ID"]=> int(78107) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-04-22 12:46:06" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-04-22 17:46:06" ["post_content"]=> string(3978) "Querida Tora: Hoy te voy a contar de un señor que vino a vivir al 4. Parece que tiene algo de dinero, y siempre anda muy bien vestido. Pero tiene un problema: es obeso. No como quien dice llenito o gordito, sino obeso, lo que se dice obeso. Enseguida le echó el ojo a la chica del 17; pero a ella no le gusta nada su volumen. La familia de la chica se ilusionó con la idea de emparentar con un rico, pero ella se resistía, se resistía. La madre le dijo que lo invitara a cenar, pero ella se negó. Fue tanta la insistencia de la mujer que al fin aceptó con una condición: que ella iba a preparar la cena y que no estuviera nadie de la familia en la casa. La madre aceptó, y el día señalado se fue con toda la familia a casa de una comadre, la del 28, porque no quería alejarse demasiado de la hija, no fuera que la necesitara; y desde allí la vio afanarse todo el día en la cocina, barrer y trapear la casa y el corredor que lleva a ella, poner la mesa (que lo hizo justo como ella le había enseñado utilizando un Manual de Buenas Costumbres) y vestirse con gusto y placer. A las ocho en punto llegó el galán, todo tembloroso porque había tenido que subir una escalera de 19 escalones, y sus carnes protestaban por el esfuerzo (pero se dijo que la llevaría a vivir a su vivienda, que está en la planta baja). Llamó al timbre, y la chica le abrió enseguida, toda sonrisas (La madre le tomó fotos a distancia y luego se fue a la ventana del comedor de su amiga, desde el cual se ve el comedor de su casa, para ver lo más posible de la entrevista). La muchacha llevó al pretendiente a la mesa inmediatamente (Quería que la entrevista fuera corta) y le sirvió un “Bloody Susy de Aceite de Hígado de Bacalao”, que al señor le supo a “diablos coronados pasteurizados” (No lo dijo, pero se le vio en la cara). Luego le sirvió una Sopa de Jugo de Cerdo al Perfume de Eneldo; pero venía muy caliente, porque en cuanto se enfriaba se convertía en lo que verdaderamente era: manteca. Por supuesto, el hombre no pudo tomar ni una cucharada, a pesar de que el eneldo disimulaba un poco la sensación grasosa de la manteca. Y como plato fuerte le dio Costillas de Cordero a las Tres Mentas con Ensalada de Geranios y Hierbas de Olor (las hierbas eran pasto del solar vecino con todos los aromas de dicho lugar; y las costillas, huesos adornados con una tirita de carne chamuscada). El hombre se sintió desilusionado, pues si esa iba a ser su comida de todos los días, no tardaría en perder la lozanía que tanto trabajo le había costado adquirir, y ya no esperó al postre (que aquí, entre nos, era piloncillo machacado con crema agria…pero muy agria, por la descomposición de las grasas, que ya iba en el sexto día), así que se despidió pretextando una ligera indisposición emotiva. Dije bien: emotiva, porque las emociones desordenadas que el banquete le había suscitado le impedían hasta pensar en la comida. La chica se quedó muy contenta por haber despachado al pretendiente; pero la madre le dio una paliza por ”desperdiciar así a un pretendiente muy acomodado”. Pero a ella no le importó, y se fue a besarse con el del 48, que hace tiempo la pretende. EL del 4 se fue de la vecindad, al darse cuenta de la jugarreta que le habían hecho. Oí que se puso a dieta para no tener más el problema de su obesidad, pero ya no supe qué más le pasó. ¿Qué te parece lo que son estas muchachas cuando las quieren obligar a casarse contra su voluntad? Te quiere  Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 264" ["post_excerpt"]=> string(190) "Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones de lo que ahí ve. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-264" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-04-22 12:46:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-04-22 17:46:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78107" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18556 (24) { ["ID"]=> int(78508) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-02 10:08:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-02 15:08:38" ["post_content"]=> string(4926) "El 2021 fue un año excelente para los fanáticos de The Velvet Underground, ya que se estrenó, en Apple TV+,  el documental que Todd Haynes realizó acerca del grupo neoyorkino. Sin embargo, este 2022 no se queda atrás, ya que el recital Songs for Drella, de Lou Reed y John Cale, ambos miembros fundadores de The Velvet Underground, acaba de llegar a la plataforma de streaming MUBI.  Songs for Drella es un ciclo de canciones compuestas e interpretadas por Lou Reed y John Cale acerca de la vida de Andrew Warhola Jr. (1928-1987), mejor conocido como Andy Warhol, quien fuera uno de los artistas plásticos más reconocidos del siglo XX. El nombre del proyecto fue tomado de uno de los apodos de Warhol, acuñado por Ondine, actor y uno de sus protegidos, al unir los nombres de Drácula y Cenicienta (Cinderella en inglés). En 1989, Reed y Cale interpretaron estas canciones en la Brooklyn Academy of Music y Ed Lachman grabó el acontecimiento. En 1990, las canciones se publicaron en el álbum del mismo nombre y en 2021 la película fue restaurada y llevada a los cines y al streaming El filme es minimalista: sólo encontramos a Lou Reed, guitarra en mano, y a John Cale, al piano y la ocasional viola. Como fondo, se proyectan obras, fotografías o palabras relacionadas con Andy Warhol. No hay nada más: ni bajo, ni batería, ni público. Este es el telón perfecto para las canciones, las cuales ofrecen un viaje personal por la vida del artista plástico, en donde encontraremos a personajes como Billy Name, Valerie Solanas (escritora que disparó e hirió a Warhol en 1968) y personajes de la Factory warholiana, como Edie Sedgwick. Este punto es una de las ventajas y desventajas de Songs for Drella: al abordar pasajes personales de la vida de Warhol, las canciones pueden parecer poco interesantes si uno no es conocedor de la obra del artista y del ambiente neoyorkino de la década de los sesenta y setenta. Sin embargo, todos aquellos seguidores del artista podrán conocer aspectos más personales acerca de él, ya que Lou Reed tomó pasajes de los diarios del mismo Warhol para confeccionar las letras de las composiciones. Por ejemplo, en «A Dream», John Cale narra un sueño de Warhol en el que menciona su resentimiento con el propio Lou Reed (una de las líneas dice “You know I hate Lou/I really do”). También hay menciones a los héroes de Warhol, como Truman Capote (mencionado en “Smalltown”). En ocasiones, Reed ensalza la ética laboral del artista; por ejemplo, cuando canta “The most important thing is work” (en la canción titulada justamente “Work”). En el plano musical, aunque las canciones carecen de sección rítmica, la combinación de la guitarra de Reed y el piano (y en ocasiones, la viola) de Cale produce resultados muy interesantes al oído. Por ejemplo, “Forever Changed” es una de las piezas más rápidas y en la que Reed toca un riff poderoso (y ver cómo lo toca en concierto, casi sin expresión en su rostro, es otra onda) con el piano de Cale como fondo. De hecho, con tan pocos instrumentos presentes, podemos apreciar los talentos de Reed en las seis cuerdas. En ocasiones, el piano es sustituido por viola, como en la final “Hello It's Me”, la despedida del dúo para Warhol. Sin embargo, este estilo musical, por muy bueno que sea, comienza a resultar un poco tedioso después de 15 canciones. Lo positivo es que tanto el álbum como el filme duran poco menos de una hora.  Aunque Songs for Drella es un recital austero, es también un tributo honesto y conmovedor por parte de Reed y Cale para Andy Warhol. Si tiene usted una hora libre, vale la pena adentrarse en la mente de tres de los artistas más importantes del siglo XX. " ["post_title"]=> string(50) "Songs for Drella, un tributo musical a Andy Warhol" ["post_excerpt"]=> string(37) "Reseña de “Songs for Drella”. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "songs-for-drella-un-tributo-musical-a-andy-warhol" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-02 10:08:38" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-02 15:08:38" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78508" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(8) ["max_num_pages"]=> float(4) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "1b14daa4a883bdc0fb3d1ca7ea9da33d" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Songs for Drella, un tributo musical a Andy Warhol

Songs for Drella, un tributo musical a Andy Warhol

Reseña de “Songs for Drella”.

mayo 2, 2022

CARTAS A TORA 264

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora,...

abril 22, 2022




Más de categoría

CARTAS A TORA 267

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días...

mayo 13, 2022

CARTAS A TORA 266

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le...

mayo 6, 2022
Songs for Drella, un tributo musical a Andy Warhol

Songs for Drella, un tributo musical a Andy Warhol

Reseña de “Songs for Drella”.

mayo 2, 2022
CARTAS A TORA

CARTAS A TORA 265

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le...

abril 29, 2022