Teletrabajo: balance laboral y personal

No es fácil el teletrabajo desde casa ya que implica enfrentarnos a muchos retos, distracciones y limitaciones de diferentes tipos.

13 de abril, 2022 Teletrabajo: balance laboral y personal

La pandemia aceleró procesos, derrumbó mitos y obstáculos. La necesidad se impuso a las dudas. Y la tecnología demostró de nuevo que puede ser una salida adecuada a viejos y nuevos retos. Pero este terrible momento de restricciones y limitaciones que nos impuso el covid-19, dejó en claro que hay temas ligados a la tecnología que hay que resolver.

Ese es el caso del trabajo a distancia, teletrabajo o home office. La tecnología permitió a muchas empresas, organizaciones, profesionales y personas seguir activos y vinculados. Además, los impactos fueron tan importantes que probablemente hayan modificado la vida laboral para siempre.

Gartner asegura que los trabajadores remotos ya representan 32% del total (en 2019 eran solo 17%), y que 51% estará trabajando al menos en un entorno híbrido (https://gtnr.it/3JrHqvF). También hay que mencionar que el uso, impacto y beneficio de la tecnología para el trabajo remoto y el teletrabajo, tuvo diferencias.

“Los trabajadores con un mayor nivel de cualificación tenían más probabilidades de teletrabajar durante la pandemia. En Estados Unidos, por ejemplo, las tasas de teletrabajo para personas con maestría o doctorado eran 15 veces más altas que para los empleados menos calificados. En la mayoría de los países para los que hay datos disponibles, las tasas de teletrabajo durante la pandemia fueron mucho más altas para las mujeres que para los hombres, aunque la brecha fue menor en Dinamarca, Suecia y el Reino Unido” (https://bit.ly/3E0Rs4G). 

Hoy está claro que la pandemia va a modificar la dinámica laboral. “La presencia ha dejado de ser mayoritaria y el teletrabajo y los modelos híbridos que combinan días de trabajo presencial y días de teletrabajo han extendido su incidencia. Las organizaciones se han dado cuenta de que esta es una herramienta efectiva a la hora de desempeñar un puesto de trabajo” (https://bit.ly/3NYBD31).

Hay quienes afirman que “la pandemia nos ha digitalizado; ante la falta de contacto físico, hemos acudido a la conexión digital. A nivel laboral, todos aquellos mensajes, reuniones, incluso conversaciones de pasillo se han transformado en videollamadas, videoconferencias y correos electrónicos. Esto ha provocado una vertiente negativa, la necesidad de estar conectados constantemente, la dependencia de las tecnologías para lograr ser efectivos a nivel laboral”.

“La ventaja de poder trabajar desde cualquier lugar y en cualquier momento se puede volver una desventaja. Debemos regular los tiempos de alguna forma. Incluso, ante el aumento de los niveles de estrés, los gobiernos han empezado a regular el derecho a la desconexión digital”.

No es fácil el teletrabajo desde casa. Enfrentamos muchos retos, distracciones y limitaciones de diferente tipo. Además, los modelos organizacionales y de administración del desempeño y del talento necesitan adaptarse.

De ahí que han empezado a darse algunas recomendaciones para que el trabajo sea adecuado, sostenible y saludable. Aquí algunas:

  • “El trabajo y la vida personal deben tener horarios. Exactamente igual que cuando acudimos a un puesto físico en una empresa, cuando trabajamos desde casa también tenemos un horario de trabajo. La rutina diaria y los horarios definidos ayudan a mantener a raya el estrés. Hay que prepararse para trabajar como si se fuera a una oficina física.
  • Debe haber un lugar diseñado para trabajar. Las exigencias laborales demandan condiciones de trabajo diferentes a las exigencias del hogar. Por ello, se debe diseñar un entorno de trabajo adecuado para el desarrollo del trabajo online.
  • Planificación y contacto personal. En el teletrabajo se aumenta considerablemente la autonomía. Eso demanda un esfuerzo más grande en la planificación de tiempos y tareas.
  • Huir del sedentarismo. Una de las principales consecuencias del teletrabajo es el sedentarismo. El teletrabajador reduce los desplazamientos y tiene una vida menos activa. Esto se debe compensar con pausas activas, aumento de la práctica deportiva e incluso mejora de la alimentación (estar en casa puede provocar que se descuide la alimentación).
  • Identificar las prioridades laborales y personales para organizar mejor el tiempo. Se deben atender las exigencias del puesto de trabajo al teletrabajador y su entorno” (https://bit.ly/3NYBD31).

El teletrabajo es ya parte de nuestra realidad laboral y personal, pero debemos de ser conscientes y atender sus riesgos y limitaciones. Puede ser una buena o mala noticia, dependiendo de cómo aprovechemos este esquema y lo mejor es tener un equilibrio sano y saludable entre lo laboral y lo personal.

Contacto: www.marcopaz.mx, [email protected], Twitter: @marcopazpellat, www.facebook.com/MarcoPazMX, www.ForoCuatro.tv y www.ruizhealytimes.com.

Comentarios


object(WP_Query)#18742 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(2) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(77815) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "09-11-2022" ["before"]=> string(10) "07-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(2) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(77815) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "09-11-2022" ["before"]=> string(10) "07-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(20) "ciencia-y-tecnologia" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18746 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(2) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(2) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18744 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18745 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "09-11-2022" ["before"]=> string(10) "07-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-09 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-12-07 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (77815) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (2) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18743 (24) { ["ID"]=> int(85643) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-14 10:23:37" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-14 15:23:37" ["post_content"]=> string(10401) "Vivimos en la era digital que, a partir de los acelerados avances tecnológicos, se encuentra en constante transformación y construcción. Las redes sociales son un reflejo de este proceso que ha revolucionado las formas conocidas de convivencia, a través de nuevas plataformas, como herramientas de comunicación social en sitios de la web y dispositivos móviles.  En esta evolución disruptiva se ha generado un rompimiento de las formas tradicionales de entablar relaciones sociales, de trabajo, de negocio e informativas que en principio han resultado ser útiles, pero parecen haber llegado a un punto de inflexión a partir de los cambios que han generado -que van desde el nivel sociocultural, hasta el financiero-, y que está marcando nuevos caminos. Las redes sociales como las conocemos actualmente, van de salida. Es manifiesto que las principales redes (Twitter, Facebook, TikTok e Instagram) enfrentan retos que deben superar para, como “medios” que son, agregar valor en las interrelaciones de sus usuarios. Twitter es hoy el caso más representativo.  “Tengan en cuenta que Twitter hará un montón de cosas tontas en los próximos meses. Dejaremos lo que funciona y cambiaremos lo que no”. Es la reciente advertencia de Musk, quien, a partir de haberla adquirido el mes pasado, tiene el “control” de la empresa. Como lo dijimos en un artículo anterior, el Twitter que usábamos y que conocíamos sus más de 250 millones de usuarios a nivel mundial, ya murió. Se reconvertirá. Y en ese proceso, habrá consecuencias. Los cambios apresurados de Musk en Twitter están afectando no solo a sus empleados, sino a todas las personas relacionadas (stakeholders). El más reciente “daño colateral” fue el desplome de la farmacéutica Eli Lilly que cayó más de 4% en la Bolsa de Nueva York el viernes pasado tras presuntamente anunciar que “la insulina será gratuita”.  Solo que no era Eli Lilly, sino una cuenta impostora verificada con la marca azul que ahora otorga Twitter a cualquiera, con el pago de 8 dólares (sin filtros adecuados). La pérdida de valor de mercado para Eli Lilly se calcula en 14 mil millones de dólares en un solo día. Para solventarlo, el magnate decidió que se agregará la advertencia de “parodia” a las cuentas impostoras verificadas, por absurdo que parezca. Musk señaló que no descarta la quiebra de Twitter por la pérdida de 4 millones de dólares diarios, por la salida de anunciantes (en espera de las nuevas políticas de contención de contenidos), y por el mal manejo anterior de la empresa. Con la compra apalancada, él añadió una carga de 13 mil millones de dólares de deuda, donde no hay flujo de caja para pagar los intereses de mil millones de dólares anuales.  Redes sociales como “social media” ¿llegando a su fin? En un muy interesante artículo en la Revista The Atlantic, titulado “La era de las redes sociales como ‘social media’ está terminando”, Ian Bogost (académico y afamado diseñador de videojuegos) señala que para “social media” el “tiempo se acabó”, ya que nunca ha sido más plausible que su era está terminando, y que será pronto. Dice que “Facebook (FB) está en declive, y Twitter es un caos”. Su posible caída, y la de otras redes, pudiera estar anticipando el fin de “social media” que, según él, “nunca representaron una forma natural de jugar, trabajar y socializar, aunque se convirtieron en nuestra segunda naturaleza”. Su práctica evolucionó a través de una “mutación rara” en nuestros hábitos, tan sutil, que no nos dimos cuenta de cómo sucedió. Su tesis gira alrededor de un análisis que vale la pena destacar (las siguientes son ideas de Bogost): 1) El cambio empezó hace 20 años, cuando a partir del uso de computadoras empezamos a recopilar “amigos”. Sin darnos cuenta, con las distintas plataformas que fueron surgiendo (antes de FB, por ejemplo, Friendster, MySpace y LinkedIn en la web 2.0) fuimos construyendo “redes” que de pronto nos convirtieron en una especie de celebridades, para proyectar la imagen de nosotros mismos y nuestras vidas, casi sin límites. Así surgió el término de “redes sociales”, que hoy usamos con ambigüedad.  2) En su origen, estas “redes” se enfocaban en conectar personas, y no en la publicación de contenidos. Su fin era el “networking”, es decir, construir o profundizar relaciones a través de “redes sociales”, creadas inicialmente a partir de gente conocida. Luego se convirtió en “social media” en 2009, con Instagram. Empezó el auge de la publicación de contenidos no solo a contactos conocidos sino al público en general.  3) Así, “social media” nos convirtió a todos en locutores (al menos aspiracionales). Sus resultados han sido desastrosos, aunque placenteros y muy rentables (la peor combinación). 4) “Red social” y “social media” se usan indistintamente pero no debe ser así. Las “redes sociales” son sistemas inactivos de recopilado de relaciones. “Social media” es un sistema activo (hiperactivo), de expulsión de contenidos constante, sin el fin principal de entablar relaciones. La visión de Zuckerberg en FB era “conectar a las personas en el mundo”, hasta que se convirtió en un medio de distribución de contenidos. 5) La toxicidad de “social media” nos ha hecho olvidar la magia inicial que tuvo conectarnos o reconectarnos con nuestros conocidos para entablar relaciones sociales con FB, hasta relaciones de trabajo y de negocios (LinkedIn). 6) Twitter, creado en 2006, es quizás la primera “social media” con el objetivo de hablar con cualquiera, como un “chat” abierto a todos. Quizás por eso se llenó de periodistas, y después, por su simplismo, de quien fuera que en pocas líneas pudiera transmitir cualquier ocurrencia (a diferencia de otros medios más elaborados como YouTube). Twitter es para crear y consumir contenido, por lo que sea, por quien sea y para lo que sea. 7) Instagram, Whatsapp, Reddit, Snapchat y TikTok pasaron de la era de la construcción de “redes” donde las conexiones entre contactos conocidos eran esencial para determinar la creación y consumo de contenidos, a llegar a “social media” donde la más mínima conexión entre contactos permite el flujo de contenidos. “Social media” como negocio: oportunidades y calamidades Ian Bogost señala que para las redes sociales el convertirse en “social media” les significó un auge donde hubo un crecimiento exponencial de usuarios de todo tipo para difundir sus contenidos y publicitarse, y se integraron anunciantes y comercializadores, convirtiéndolas en grandes negocios. Se creó una “economía de redes sociales” y la “economía de los influencers”, como canales de distribución mercadológica. Y con ello, vino el consiguiente desastre. Entre más estridente e inflamatorio el contenido, se volvió más atrayente en términos comerciales. Demasiado tarde para darse cuenta que lo más polarizador, ofensivo o de plano fraudulento en sentido informativo, es lo que más vende y tiene una distribución más fluida. La adicción a las redes y la obsesión por exhibirse, ha añadido leña al fuego. En “social media” todos creen que se merecen una audiencia. En opinión de Bogost, esta es una idea terrible.  En este punto añado lo que alguna vez Umberto Eco duramente sostuvo: “Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban solo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad y eran silenciados rápidamente (…) ahora cualquiera tiene derecho (…) es la invasión de los idiotas”.  ¿Qué sigue? Para Bogost, una posible caída de Twitter podría marcar el camino de la necesaria reconversión de “social media”, por difícil que sea porque estamos acostumbrados a este mal hábito (como lo fue dejar de fumar de manera masiva en el siglo XX). Para él, debería quedar el cimiento de las redes sociales iniciales y a partir de ahí reconstruir algo mejor. En mi opinión, “social media” es actualmente un motor desgastado como medio facilitador de la convivencia social y como negocio. Las redes sociales son parte de la era digital y tecnológica, y como tal, están en constante transformación. Sería pertinente que las autoridades emitieran una regulación clara e integral para que el proceso sea ordenado y transparente. De otra manera, como estamos viéndolo, será un camino tortuoso.  En esta era digital hay mucho que ver y esperar sobre el futuro de la creación de contenidos, de las relaciones sociales y de trabajo, los tipos de empleos, del dinero y de lo financiero. Esto apenas está empezando, y el camino hacia adelante en “redes sociales” será disruptivo y estará lejos de ser terso (quizás hasta incluya la Web 3.0 y blockchain).  Será decisión de cada uno de nosotros cómo decidamos interactuar con estas herramientas y hasta dónde permitamos que invadan nuestra esfera individual para crear relaciones de valor en lo social, laboral y de negocios: cuestión de enfoque personal." ["post_title"]=> string(66) "Las Redes Sociales “agonizan”, al menos como hoy las conocemos" ["post_excerpt"]=> string(190) "En esta era digital hay mucho que ver y esperar sobre el futuro de la creación de contenidos, de las relaciones sociales y de trabajo, los tipos de empleos, del dinero y de lo financiero. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(59) "las-redes-sociales-agonizan-al-menos-como-hoy-las-conocemos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-14 10:35:29" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-14 15:35:29" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85643" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18717 (24) { ["ID"]=> int(86344) ["post_author"]=> string(3) "129" ["post_date"]=> string(19) "2022-12-02 12:22:45" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-12-02 17:22:45" ["post_content"]=> string(7684) "Cuántas veces nos hemos cuestionado acerca de tener un entorno en línea seguro y responsable. Es un hecho que en la mayoría de los países existen lineamientos, al menos sobre comercio electrónico, con la finalidad de tener un piso parejo y adecuadamente regulado. Evidentemente, hay países o regiones cuyas regulaciones son mejores, pero en lo personal me llama la atención la Ley de Servicios Digitales de la Unión Europea (UE). Por primera vez se define un conjunto común de normas sobre las obligaciones de los intermediarios y la rendición de cuentas en todo el mercado, garantizando al mismo tiempo un elevado nivel de protección a todos los usuarios, con independencia del lugar donde residan en la UE. Veamos un poco de ella.

OBJETIVOS CLAVE DE LA LEY DE SERVICIOS DIGITALES

Podemos citar en forma general los siguientes:
  • Proteger mejor a los consumidores y sus derechos fundamentales en línea.
  • Establecer un sólido marco de transparencia y rendición de cuentas para las plataformas en línea.
  • Impulsar la innovación, el crecimiento y la competitividad en el mercado único.
Ahora, también existen objetivos a perfiles específicos del mercado: Para los ciudadanos: mejor protección de los derechos fundamentales; más opciones, precios más bajos; menor exposición a contenidos ilícitos. Para los provedores: seguridad jurídica y armonización de las normas; puesta en marcha y expansión más fáciles en Europa. Para las empresas usuarias de servicios digitales: más opciones, precios más bajos; acceso a los mercados de la UE a través de las plataformas; igualdad de condiciones frente a los proveedores de contenidos ilícitos. Para la sociedad en general: mayor control democrático y supervisión de las plataformas sistémicas; atenuación de riesgos sistémicos tales como la manipulación o la desinformación.

¿QUÉ PROVEEDORES SE CONTEMPLAN?

Servicios de intermediación, que ofrecen infraestructuras de red; proveedores de acceso a internet, registradores de nombres de dominio, que a su vez incluyen: Servicios de alojamiento de datos tales como servicios en nube y de alojamiento web, que a su vez incluyen: Plataformas en línea que reúnen a vendedores y consumidores, tales como mercados en línea, tiendas de aplicaciones, plataformas de economía colaborativa y plataformas de redes sociales.   Las plataformas en línea de muy gran tamaño plantean especiales riesgos en cuanto a difusión de contenidos ilícitos y nocivos para la sociedad. Se contemplan normas específicas para las plataformas que llegan al 10 % de los 450 millones de usuarios europeos.

NUEVAS OBLIGACIONES

  1. Medidas para luchar contra los bienes, servicios o contenidos ilícitos en línea, tales como un mecanismo para que los usuarios denuncien este tipo de contenidos y para que las plataformas cooperen con “alertadores fiables”.
  2. Nuevas obligaciones sobre trazabilidad de las empresas usuarias en los mercados en línea, para ayudar a detectar a los vendedores de bienes ilícitos, o esfuerzos razonables por parte de los mercados en línea para comprobar aleatoriamente si los productos o servicios han sido identificados como ilegales en alguna base de datos oficial.
  3. Garantías eficaces para los usuarios, incluida la posibilidad de impugnar las decisiones de los moderadores de contenidos de las plataformas.
  4. Prohibición de determinado tipo de anuncios selectivos en las plataformas en línea (cuando van dirigidos a menores o cuando utilizan categorías especiales de datos personales, como la etnia, las opiniones políticas o la orientación sexual).
  5. Medidas de transparencia para las plataformas en línea, inclusive sobre los algoritmos utilizados para las recomendaciones.
  6. Obligación para las plataformas en línea de muy gran tamaño y los motores de búsqueda de muy gran tamaño de evitar abusos de sus sistemas gracias a medidas basadas en el riesgo y auditorías independientes de su gestión de riesgos.
  7. Acceso de los investigadores a los datos clave de las plataformas y los motores de búsqueda de mayor tamaño a fin de comprender cómo evolucionan los riesgos en línea.
  8. Estructura de supervisión adecuada a la complejidad del ciberespacio: los países de la UE desempeñarán el papel principal, con el apoyo de una nueva Junta Europea de Servicios Digitales; en el caso de las plataformas de muy gran tamaño, la Comisión se encargará de la supervisión y la ejecución.

CONCLUSIONES

Tener una ley como la que plantea la Unión Europea permite una regulación mucho más favorable a los consumidores, tengamos en cuenta 2 ejemplos: iPhone – La obligatoriedad de evolucionar al puerto USB Twitter – Cumplir con lo dispuesto de Plataformas en Línea Esto haría que el mundo en línea sea mucho más adecuado y confiable para los participantes. Ojalá que algo así suceda en México, ya sea solo o como miembro del bloque comercial de América Comercial.

REFERENCIAS

https://www.eff.org/es/issues/eu-policy-principles  " ["post_title"]=> string(47) "Ley de servicios digitales de la Unión Europea" ["post_excerpt"]=> string(213) "Por primera vez se define un conjunto común de normas sobre las obligaciones de los intermediarios y la rendición de cuentas en todo el mercado, garantizando la protección a los usuarios de servicios digitales." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(46) "ley-de-servicios-digitales-de-la-union-europea" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-12-02 12:23:20" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-12-02 17:23:20" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86344" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18743 (24) { ["ID"]=> int(85643) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-14 10:23:37" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-14 15:23:37" ["post_content"]=> string(10401) "Vivimos en la era digital que, a partir de los acelerados avances tecnológicos, se encuentra en constante transformación y construcción. Las redes sociales son un reflejo de este proceso que ha revolucionado las formas conocidas de convivencia, a través de nuevas plataformas, como herramientas de comunicación social en sitios de la web y dispositivos móviles.  En esta evolución disruptiva se ha generado un rompimiento de las formas tradicionales de entablar relaciones sociales, de trabajo, de negocio e informativas que en principio han resultado ser útiles, pero parecen haber llegado a un punto de inflexión a partir de los cambios que han generado -que van desde el nivel sociocultural, hasta el financiero-, y que está marcando nuevos caminos. Las redes sociales como las conocemos actualmente, van de salida. Es manifiesto que las principales redes (Twitter, Facebook, TikTok e Instagram) enfrentan retos que deben superar para, como “medios” que son, agregar valor en las interrelaciones de sus usuarios. Twitter es hoy el caso más representativo.  “Tengan en cuenta que Twitter hará un montón de cosas tontas en los próximos meses. Dejaremos lo que funciona y cambiaremos lo que no”. Es la reciente advertencia de Musk, quien, a partir de haberla adquirido el mes pasado, tiene el “control” de la empresa. Como lo dijimos en un artículo anterior, el Twitter que usábamos y que conocíamos sus más de 250 millones de usuarios a nivel mundial, ya murió. Se reconvertirá. Y en ese proceso, habrá consecuencias. Los cambios apresurados de Musk en Twitter están afectando no solo a sus empleados, sino a todas las personas relacionadas (stakeholders). El más reciente “daño colateral” fue el desplome de la farmacéutica Eli Lilly que cayó más de 4% en la Bolsa de Nueva York el viernes pasado tras presuntamente anunciar que “la insulina será gratuita”.  Solo que no era Eli Lilly, sino una cuenta impostora verificada con la marca azul que ahora otorga Twitter a cualquiera, con el pago de 8 dólares (sin filtros adecuados). La pérdida de valor de mercado para Eli Lilly se calcula en 14 mil millones de dólares en un solo día. Para solventarlo, el magnate decidió que se agregará la advertencia de “parodia” a las cuentas impostoras verificadas, por absurdo que parezca. Musk señaló que no descarta la quiebra de Twitter por la pérdida de 4 millones de dólares diarios, por la salida de anunciantes (en espera de las nuevas políticas de contención de contenidos), y por el mal manejo anterior de la empresa. Con la compra apalancada, él añadió una carga de 13 mil millones de dólares de deuda, donde no hay flujo de caja para pagar los intereses de mil millones de dólares anuales.  Redes sociales como “social media” ¿llegando a su fin? En un muy interesante artículo en la Revista The Atlantic, titulado “La era de las redes sociales como ‘social media’ está terminando”, Ian Bogost (académico y afamado diseñador de videojuegos) señala que para “social media” el “tiempo se acabó”, ya que nunca ha sido más plausible que su era está terminando, y que será pronto. Dice que “Facebook (FB) está en declive, y Twitter es un caos”. Su posible caída, y la de otras redes, pudiera estar anticipando el fin de “social media” que, según él, “nunca representaron una forma natural de jugar, trabajar y socializar, aunque se convirtieron en nuestra segunda naturaleza”. Su práctica evolucionó a través de una “mutación rara” en nuestros hábitos, tan sutil, que no nos dimos cuenta de cómo sucedió. Su tesis gira alrededor de un análisis que vale la pena destacar (las siguientes son ideas de Bogost): 1) El cambio empezó hace 20 años, cuando a partir del uso de computadoras empezamos a recopilar “amigos”. Sin darnos cuenta, con las distintas plataformas que fueron surgiendo (antes de FB, por ejemplo, Friendster, MySpace y LinkedIn en la web 2.0) fuimos construyendo “redes” que de pronto nos convirtieron en una especie de celebridades, para proyectar la imagen de nosotros mismos y nuestras vidas, casi sin límites. Así surgió el término de “redes sociales”, que hoy usamos con ambigüedad.  2) En su origen, estas “redes” se enfocaban en conectar personas, y no en la publicación de contenidos. Su fin era el “networking”, es decir, construir o profundizar relaciones a través de “redes sociales”, creadas inicialmente a partir de gente conocida. Luego se convirtió en “social media” en 2009, con Instagram. Empezó el auge de la publicación de contenidos no solo a contactos conocidos sino al público en general.  3) Así, “social media” nos convirtió a todos en locutores (al menos aspiracionales). Sus resultados han sido desastrosos, aunque placenteros y muy rentables (la peor combinación). 4) “Red social” y “social media” se usan indistintamente pero no debe ser así. Las “redes sociales” son sistemas inactivos de recopilado de relaciones. “Social media” es un sistema activo (hiperactivo), de expulsión de contenidos constante, sin el fin principal de entablar relaciones. La visión de Zuckerberg en FB era “conectar a las personas en el mundo”, hasta que se convirtió en un medio de distribución de contenidos. 5) La toxicidad de “social media” nos ha hecho olvidar la magia inicial que tuvo conectarnos o reconectarnos con nuestros conocidos para entablar relaciones sociales con FB, hasta relaciones de trabajo y de negocios (LinkedIn). 6) Twitter, creado en 2006, es quizás la primera “social media” con el objetivo de hablar con cualquiera, como un “chat” abierto a todos. Quizás por eso se llenó de periodistas, y después, por su simplismo, de quien fuera que en pocas líneas pudiera transmitir cualquier ocurrencia (a diferencia de otros medios más elaborados como YouTube). Twitter es para crear y consumir contenido, por lo que sea, por quien sea y para lo que sea. 7) Instagram, Whatsapp, Reddit, Snapchat y TikTok pasaron de la era de la construcción de “redes” donde las conexiones entre contactos conocidos eran esencial para determinar la creación y consumo de contenidos, a llegar a “social media” donde la más mínima conexión entre contactos permite el flujo de contenidos. “Social media” como negocio: oportunidades y calamidades Ian Bogost señala que para las redes sociales el convertirse en “social media” les significó un auge donde hubo un crecimiento exponencial de usuarios de todo tipo para difundir sus contenidos y publicitarse, y se integraron anunciantes y comercializadores, convirtiéndolas en grandes negocios. Se creó una “economía de redes sociales” y la “economía de los influencers”, como canales de distribución mercadológica. Y con ello, vino el consiguiente desastre. Entre más estridente e inflamatorio el contenido, se volvió más atrayente en términos comerciales. Demasiado tarde para darse cuenta que lo más polarizador, ofensivo o de plano fraudulento en sentido informativo, es lo que más vende y tiene una distribución más fluida. La adicción a las redes y la obsesión por exhibirse, ha añadido leña al fuego. En “social media” todos creen que se merecen una audiencia. En opinión de Bogost, esta es una idea terrible.  En este punto añado lo que alguna vez Umberto Eco duramente sostuvo: “Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban solo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad y eran silenciados rápidamente (…) ahora cualquiera tiene derecho (…) es la invasión de los idiotas”.  ¿Qué sigue? Para Bogost, una posible caída de Twitter podría marcar el camino de la necesaria reconversión de “social media”, por difícil que sea porque estamos acostumbrados a este mal hábito (como lo fue dejar de fumar de manera masiva en el siglo XX). Para él, debería quedar el cimiento de las redes sociales iniciales y a partir de ahí reconstruir algo mejor. En mi opinión, “social media” es actualmente un motor desgastado como medio facilitador de la convivencia social y como negocio. Las redes sociales son parte de la era digital y tecnológica, y como tal, están en constante transformación. Sería pertinente que las autoridades emitieran una regulación clara e integral para que el proceso sea ordenado y transparente. De otra manera, como estamos viéndolo, será un camino tortuoso.  En esta era digital hay mucho que ver y esperar sobre el futuro de la creación de contenidos, de las relaciones sociales y de trabajo, los tipos de empleos, del dinero y de lo financiero. Esto apenas está empezando, y el camino hacia adelante en “redes sociales” será disruptivo y estará lejos de ser terso (quizás hasta incluya la Web 3.0 y blockchain).  Será decisión de cada uno de nosotros cómo decidamos interactuar con estas herramientas y hasta dónde permitamos que invadan nuestra esfera individual para crear relaciones de valor en lo social, laboral y de negocios: cuestión de enfoque personal." ["post_title"]=> string(66) "Las Redes Sociales “agonizan”, al menos como hoy las conocemos" ["post_excerpt"]=> string(190) "En esta era digital hay mucho que ver y esperar sobre el futuro de la creación de contenidos, de las relaciones sociales y de trabajo, los tipos de empleos, del dinero y de lo financiero. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(59) "las-redes-sociales-agonizan-al-menos-como-hoy-las-conocemos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-14 10:35:29" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-14 15:35:29" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85643" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(10) ["max_num_pages"]=> float(5) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "6d957e69e5f46b201ad561a19cb22e9b" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Las Redes Sociales “agonizan”, al menos como hoy las conocemos

En esta era digital hay mucho que ver y esperar sobre el futuro de la creación de contenidos, de las relaciones sociales...

noviembre 14, 2022

Ley de servicios digitales de la Unión Europea

Por primera vez se define un conjunto común de normas sobre las obligaciones de los intermediarios y la rendición de cuentas en...

diciembre 2, 2022




Más de categoría
Ingreso básico creativo

Ingreso básico creativo

Hoy en día, 6 de cada 10 personas en el mundo son usuarias de redes sociales.

diciembre 7, 2022

Un gran ejemplo

Antonio G. Trejo nos muestra una clara evidencia del alto nivel de conciencia, percepción, inteligencia y análisis de riesgos...

diciembre 5, 2022

Ley de servicios digitales de la Unión Europea

Por primera vez se define un conjunto común de normas sobre las obligaciones de los intermediarios y la rendición...

diciembre 2, 2022

La uberización de la educación

Con las nuevas plataformas digitales han proliferado nuevas ofertas educativas.

noviembre 28, 2022