Economía de contenidos

La existencia de distintas plataformas digitales ha suscitado una nueva forma de emprendedores: los creadores de contenido. A continuación se expone cómo ha crecido este nicho de mercado en los últimos años.

23 de septiembre, 2021

El mundo digital ha venido ganando terreno en todos los ámbitos, desde el tiempo de interacción de los internautas en la red hasta convertirse en un poderoso y creciente negocio creando diversos y pujantes mercados. La feroz pelea por el tiempo de atención en la red, base del mundo digital, ha impulsado un mercado de creadores de contenidos para redes sociales y sitios web. Con ello se ha desarrollado la economía de contenidos.

De acuerdo con SignalFire, se calcula que en la actualidad hay más de 50 millones de esta nueva clase de emprendedores digitales, de los cuales 2 millones se dedican de tiempo completo y profesionalmente a ello. Ellos crean contenidos para las diferentes redes sociales, como YouTube, Facebook, Twitter, Instagram, TikTok, SnapChat, Twitch, entre otras, para buscar capturar la atención de los usuarios y tener influencia sobre ellos para fines publicitarios (https://bit.ly/3hXreWN). 

Un motor importante para incentivar la economía de contenidos son las inversiones de las principales redes sociales para estimular la creación de contenidos. Facebook ha anunciado una inversión de 1200 millones de dólares para ello. TikTok invertirá 100 000 millones de dólares en los próximos tres años. YouTube ha pagado 30 000 millones de dólares a los creadores de contenidos de su plataforma en los últimos tres años (https://bit.ly/3Ax5ete). 

Los números de la economía de contenidos son impresionantes. De acuerdo con la empresa NeoReach, estas son las principales cifras de la economía de contenidos:

  • Para mayo de este año se estima que el valor de este mercado será de 104 200 millones de dólares.
  • 43% de los creadores de contenido obtendrán ingresos por 50 000 millones de dólares anuales.
  • Se han invertido 1000 millones de dólares en los últimos 10 meses en startups pertenecientes a dicha economía.

El modelo de negocios de la economía de contenidos se basa en la creación de piezas atractivas que generen ingresos por publicidad, contenido patrocinado, suscripciones, posicionamiento de productos y servicios, eventos, venta de libros, cursos y conferencias, artículos publicitarios y demás.

La nueva profesión de creador de contenidos se ha popularizado de manera exponencial entre los usuarios de las redes. Todos quieren ser creadores. Una muestra es el reciente resultado de una encuesta aplicada en Estados Unidos, donde hoy 29% de los niños aspira a convertirse en “youtuber”, mientras que solo 11% desea ser astronauta (https://bit.ly/3nVnEQJ). 

A la par de las grandes plataformas sociales, durante la pandemia han crecido otras opciones como Patreon, Cameo y OnlyFans, que permiten a millones de creativos vender fotos, videos e interacciones digitales por evento o a través de subscripciones.

Hoy en día el mundo digital ha venido ganando tiempo de atención de sus usuarios, y mucho de ello se debe al talento creativo de millones de personas que han encontrado en las redes sociales el espacio para mostrar y comercializar su talento y creatividad.

El desarrollo de la economía de contenidos es una muestra del poder de la tecnología para convertirse en una plataforma para la innovación y la creatividad de millones de personas en todo el mundo. Y, a pesar de algunos excesos y manipulaciones, creo que ello es una buena noticia. ¿No lo creen así?

Contacto: www.marcopaz.mx, [email protected], Twitter: @marcopazpellat, www.facebook.com/MarcoPazMX, www.ForoCuatro.tv y www.ruizhealytimes.com

Comentarios
object(WP_Query)#17670 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(2) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70756) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-09-2021" ["before"]=> string(10) "21-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(2) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70756) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-09-2021" ["before"]=> string(10) "21-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(20) "ciencia-y-tecnologia" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17669 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(2) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(2) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17674 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17679 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "23-09-2021" ["before"]=> string(10) "21-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(462) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-09-23 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-10-21 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (70756) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (2) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17666 (24) { ["ID"]=> int(70775) ["post_author"]=> string(2) "57" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-23 13:08:34" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-23 18:08:34" ["post_content"]=> string(7361) "El SARS-CoV-2, también conocido como COVID-19, es un virus devastador. La sintomatología que se ha descrito en la mayoría de los casos es la respiratoria; es lamentable que la premura y la urgencia con que se ha presentado la pandemia ha dado poca oportunidad para evaluar otros síntomas que se han presentado y apenas ha habido una leve oportunidad para empezar a comprender cuáles son los daños que afectan nuestra capacidad cognoscitiva. ¿Cómo es que sabemos nuestro entorno y respondemos?  Nuestras sensaciones externas son captadas, registradas y respondidas mediante nuestros órganos sensoriales que están conectados con un sistema nervioso central y las respuestas son emitidas a través de una vasta red de nervios que recorre todo nuestro cuerpo. Los estímulos nerviosos son percepciones registrados en nuestros órganos sensoriales que envían la información (por medio de reacciones químicas o flujos bioeléctricos) hacia el cerebro, que integra los detalles, analiza la información y envía una respuesta a través de la complicada red nerviosa localizada en todo el interior de nuestro cuerpo.  El órgano maestro de toda la operación es el cerebro. Los elementos conductores de la información son las neuronas, que están rodeadas de unas estructuras celulares llamadas astrocitos. La función de los astrocitos es asegurar el buen funcionamiento de las neuronas, en toda la extensión de la palabra, es decir, procurarles nutrientes, neurotransmisores, manteniendo y acondicionando los potenciales iónicos y bioeléctricos, etc.  Cualquier deficiencia de o en los astrocitos simplemente se reflejará en las neuronas y de inmediato habrá trastornos o el inicio de alguna enfermedad mental. En la actualidad cientos de investigadores en todo el mundo están trabajando en algún tema relacionado con la pandemia. Estudios realizados en diversas clínicas han reportado que el virus ataca selectivamente los agregados celulares llamados astrocitos. La vía de entrada del SARS-CoV-2 a nuestro cuerpo es a través de la mucosa nasal, lo cual justifica en pleno el uso del tapabocas a toda hora y en cualquier circunstancia. El virus se adhiere a la mucosa nasal y de ahí pasa a las regiones anteriores del cerebro. En forma casi inmediata se manifiesta una disminución en los volúmenes del riego sanguíneo al cerebro o se inicia la síntesis de anti anticuerpos, es decir, moléculas que atacan a los tejidos neuronales normales produciéndose diversos trastornos que pueden ser: pérdida de la visión, debilidad en brazos y piernas, confusión, depresión, lentitud en el razonamiento, pérdida de memoria, etc.1  En términos generales, se calcula  que un 80% de los pacientes admitidos en el hospital sufre alguno de los síntomas descritos. Es oportuno mencionar que varios de los síntomas son disminuidos o totalmente aliviados mediante la administración de inmunoglobulina intravenosa. La situación del coronavirus es muy compleja porque muestra un alto índice de mutación, la altísima selectividad para determinar los sitios durante el proceso de adhesión a las células de los pacientes y ahora con el gran potencial para infectar exclusivamente los astrocitos humanos. Esto tiene particular importancia porque sugiere que existe un poderoso mecanismo evolutivo que mantiene la sobrevivencia y la capacidad infecciosa del virus.  Los hallazgos preliminares de la infección a nivel molecular se hicieron en ratones, donde la respuesta fue más o menos constante. Después se descubrió que los felinos, aunque mostraban ciertas diferencias intraespecíficas también eran susceptibles al virus, de hecho, ya se han registrado algunas muertes en varios zoológicos de Asia. Posteriormente, se demostró que los astrocitos aislados de diferentes especies de primates son semejantes a los de los humanos, con una gran diferencia; los humanos son mucho más susceptibles al ataque viral. Eso habla de una altísima selectividad evolutiva si consideramos que el genoma del coronavirus es pequeño (con un tamaño de 30 Kb, codifica para 50 proteínas de las cuales ocupa aproximadamente más de la mitad para el solo proceso de adhesión).2 Para hacer todavía más intrigante la situación evolutiva de este virus, varios autores nórdicos han reportado la presencia del virus en rebaños de diferentes especies de venados, donde éstos están actuando como portadores asintomáticos. Estos detalles podrían interpretarse como una existencia muy remota de este virus que ha pasado por diferentes escalas de la vida evolutiva de varios animales y que ha seleccionado al hombre como su víctima preferida. Cabe enfatizar que el destino final de los pacientes atacados por el virus depende en gran parte de su propio estado clínico, es decir, de sus enfermedades, vicios, achaques, accidentes anteriores, etc. y que el virus solo se presenta como un verdugo implacable que cumple su misión inexorablemente.  Después de todo, es humano echarle la culpa a alguien ajeno a nosotros. A propósito de esta palabra: alguien o alguno que se repite en el texto y que implica falta de definición, inseguridad, algo vago, indeciso; es como un recordatorio a lo que estamos pasando hoy en día en nuestro malogrado país. Que la pasen bien, estimados lectores, y se diga lo que se diga: usen el cubrebocas.   REFERENCIAS  
  • 1.- Michael Marshall. COVID and the BRAIN: RESEARCHERS ZERO in HOW DAMAGE OCCURS. Nature. 595 22 July 2021.
  • 2.- Flora Vasile; Elena N. Rouach. Human Astrocytes: Structure and Function in the Healthy Brain. Brain Structure and Function. 222 2017 Springer.
  Correo electrónico:  [email protected]" ["post_title"]=> string(31) "EL CORONAVIRUS DAÑA el CEREBRO" ["post_excerpt"]=> string(88) "El autor nos advierte de las consecuencias cerebrales que puede desarrollar el COVID-19." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "el-coronavirus-da%e1%b9%85a-el-cerebro" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-23 16:49:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-23 21:49:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70775" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17612 (24) { ["ID"]=> int(71215) ["post_author"]=> string(2) "47" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-05 13:03:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-05 18:03:38" ["post_content"]=> string(6749) "La caída de las redes sociales como Facebook, WhatsApp e Instagram opacaron todo lo que estaba sucediendo en el mundo. Mucha gente entró a otras plataformas, como “Telegram” y el MSM, entre otras. Las personas se desesperaron por enviar sus fotos y comentarios. Sus recetas de cocina o sus documentos importantes. Todos tenemos algo que compartir y nos hemos acostumbrado a las redes sociales, a las plataformas como las que cayeron. Ayer nos hemos dado cuenta que tanto hemos perdido el contacto personal con la gente. Lo podemos ver en los “memes” que circulan. Ayer, “conocimos a personas que viven en nuestra casa”, dijo un colega. Por su parte, una señora publicó: “tuve tanto tiempo libre y nada qué hacer, que me puse a limpiar mi casa”. Bueno, esas son muestras de situaciones jocosas que se vivieron entre las personas. Seguro hubo otras muy serias que nos vamos a ir enterando de ellas. De acuerdo con El Economista, “las acciones de Facebook, la red social más grande del mundo, cayeron 4.89% en el NASDAQ, el día de ayer, lo que le hizo perder 47 311 millones de dólares en su valor de mercado”. La caída de estas plataformas ha difuminado o cubierto hechos como el de, Frances Haugen, una excolaboradora de Facebook que reveló “malas prácticas” y conflicto de interés en esas plataformas. ¿Como cuáles prácticas? Como el que Facebook sabe que el consumo de su producto es dañino para la salud y no lo ha advertido propiamente. Este tema ha sido tema de discusión y análisis por algunos años y ayer, nos dimos cuenta de la dependencia tan alta que tenemos del uso de estas plataformas, pero eso no es todo. Lo grave es darse cuenta del gran poder de influencia que tienen en la vida diaria. De aseverar o de negar, de afirmar o desmentir hechos o situaciones que pueden afectar la seguridad no solo de personas sino de naciones, empresas y la vida misma. Y no tienen límites. La caída sufrida el día de ayer, opacó información como esta que sin duda tendrá su efecto en los días por venir. ¿Estaría calculada la caída? Frances Haugen, comparecerá hoy martes en el Senado de Estados Unidos. ¿Qué va a declarar?  Ella ya dijo al Washington Post y al programa 60 minutos de la CBS que, “FB ha sido negligente en eliminar la violencia, la desinformación y otros contenidos dañinos de sus servicios, y que ha engañado a los inversores sobre estos esfuerzos”. La exgerente de producción de Facebook, Frances Haugen, filtró miles de páginas de investigación interna de esa compañía, la cual muestra o comprueba lo que asevera. ¿Duda usted que así sea? Es un hecho que debido a la existencia no solo de Facebook, sino de las plataformas como esa, las malas prácticas de la información aparezcan o se den con mayor fuerza y frecuencia. Las redes sociales, como las monedas, tienen dos lados: el bueno y el malo. Tendemos a no ver lo malo por el servicio que nos prestan por la diversión y entretenimiento que ofrecen, por el acercamiento del mundo que nos dan. Sin embargo, eso no le quita lo otro, que es lo que Frances Haugen está exponiendo al mundo. Uno de los graves problemas a nivel mundial en cuanto a la información es el fenómeno de certeza que la gente le da a lo que aparece publicado en Facebook. No tengo duda de que el fenómeno social conocido como “La era de la Posverdad” ha sido duramente impulsado por las publicaciones en las redes sociales que muchas personas toman como fuente verdadera. La manipulación que se deriva de ello, no se podía evaluar o medir hasta ahora que hemos sufrido esta caída.  La certeza y la sinceridad son elementos vitales para tener credibilidad en toda forma de comunicación. Estos se ven alterados por la manipulación y aportación de hechos que en apariencia son reales. El peligro radica en que generan creencias y falsas verdades. La plataforma no es culpable de manera directa. Claro. Y es independiente de toda la incomodidad que genera el no tener accesible el medio de comunicación del que dependemos tanto. Haugen menciona conflictos de intereses. “Entre lo que era bueno para el público y lo que era bueno para Facebook. Y Facebook, una y otra vez, optó por optimizar para sus propios intereses, como ganar más dinero (…) La conclusión que se deriva de los documentos filtrados, es que los directivos de Facebook saben que las plataformas de la empresa (Instagram, WhatsApp y Messenger, además de la propia red social) son, en muchos casos, nocivas para los usuarios” dijo Haugen en su entrevista televisiva con 60 minutos. La red social se reestableció. Las plataformas funcionaron de nueva cuenta y, por así decirlo, el mundo volvió a girar. Sin embargo, el conflicto o el problema le ha costado a Zuckerberg más de 6 mil millones de dólares, no solo por la caída del sistema sino que, creo, es por las declaraciones de Frances Haugen. Ayer lunes, antes de la caída de Facebook, Instagram y Whatsapp, sus acciones habían caído un 4.89%. Y sin duda hoy se incrementarán. Pero regresando a lo local, a lo personal. ¿le afectó el no usar redes sociales por seis horas, o es de las personas que descubrió que hay vida lejos de ellas? Ahí el Meollo del Asunto. Fuentes:  https://aristeguinoticias.com/0410/mexico/ex-empleada-de-facebook-revela-malas-practicas-de-la-compania-y-detona-un-escandalo/  https://www.eleconomista.com.mx/tecnologia/Facebook-explica-por-que-dejo-de-funcionar-junto-con-Whatsapp-e-Instagram-20211005-0043.html  " ["post_title"]=> string(44) "El Meollo del Asunto | La caída de Facebook" ["post_excerpt"]=> string(195) "La dependencia que tenemos de las plataformas digitales es más grande de lo que creemos, sentimos o pensamos. Es un hecho: vivimos en la virtualidad más tiempo de lo que vivimos en la realidad." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(41) "el-meollo-del-asunto-la-caida-de-facebook" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-05 13:04:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-05 18:04:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71215" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17666 (24) { ["ID"]=> int(70775) ["post_author"]=> string(2) "57" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-23 13:08:34" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-23 18:08:34" ["post_content"]=> string(7361) "El SARS-CoV-2, también conocido como COVID-19, es un virus devastador. La sintomatología que se ha descrito en la mayoría de los casos es la respiratoria; es lamentable que la premura y la urgencia con que se ha presentado la pandemia ha dado poca oportunidad para evaluar otros síntomas que se han presentado y apenas ha habido una leve oportunidad para empezar a comprender cuáles son los daños que afectan nuestra capacidad cognoscitiva. ¿Cómo es que sabemos nuestro entorno y respondemos?  Nuestras sensaciones externas son captadas, registradas y respondidas mediante nuestros órganos sensoriales que están conectados con un sistema nervioso central y las respuestas son emitidas a través de una vasta red de nervios que recorre todo nuestro cuerpo. Los estímulos nerviosos son percepciones registrados en nuestros órganos sensoriales que envían la información (por medio de reacciones químicas o flujos bioeléctricos) hacia el cerebro, que integra los detalles, analiza la información y envía una respuesta a través de la complicada red nerviosa localizada en todo el interior de nuestro cuerpo.  El órgano maestro de toda la operación es el cerebro. Los elementos conductores de la información son las neuronas, que están rodeadas de unas estructuras celulares llamadas astrocitos. La función de los astrocitos es asegurar el buen funcionamiento de las neuronas, en toda la extensión de la palabra, es decir, procurarles nutrientes, neurotransmisores, manteniendo y acondicionando los potenciales iónicos y bioeléctricos, etc.  Cualquier deficiencia de o en los astrocitos simplemente se reflejará en las neuronas y de inmediato habrá trastornos o el inicio de alguna enfermedad mental. En la actualidad cientos de investigadores en todo el mundo están trabajando en algún tema relacionado con la pandemia. Estudios realizados en diversas clínicas han reportado que el virus ataca selectivamente los agregados celulares llamados astrocitos. La vía de entrada del SARS-CoV-2 a nuestro cuerpo es a través de la mucosa nasal, lo cual justifica en pleno el uso del tapabocas a toda hora y en cualquier circunstancia. El virus se adhiere a la mucosa nasal y de ahí pasa a las regiones anteriores del cerebro. En forma casi inmediata se manifiesta una disminución en los volúmenes del riego sanguíneo al cerebro o se inicia la síntesis de anti anticuerpos, es decir, moléculas que atacan a los tejidos neuronales normales produciéndose diversos trastornos que pueden ser: pérdida de la visión, debilidad en brazos y piernas, confusión, depresión, lentitud en el razonamiento, pérdida de memoria, etc.1  En términos generales, se calcula  que un 80% de los pacientes admitidos en el hospital sufre alguno de los síntomas descritos. Es oportuno mencionar que varios de los síntomas son disminuidos o totalmente aliviados mediante la administración de inmunoglobulina intravenosa. La situación del coronavirus es muy compleja porque muestra un alto índice de mutación, la altísima selectividad para determinar los sitios durante el proceso de adhesión a las células de los pacientes y ahora con el gran potencial para infectar exclusivamente los astrocitos humanos. Esto tiene particular importancia porque sugiere que existe un poderoso mecanismo evolutivo que mantiene la sobrevivencia y la capacidad infecciosa del virus.  Los hallazgos preliminares de la infección a nivel molecular se hicieron en ratones, donde la respuesta fue más o menos constante. Después se descubrió que los felinos, aunque mostraban ciertas diferencias intraespecíficas también eran susceptibles al virus, de hecho, ya se han registrado algunas muertes en varios zoológicos de Asia. Posteriormente, se demostró que los astrocitos aislados de diferentes especies de primates son semejantes a los de los humanos, con una gran diferencia; los humanos son mucho más susceptibles al ataque viral. Eso habla de una altísima selectividad evolutiva si consideramos que el genoma del coronavirus es pequeño (con un tamaño de 30 Kb, codifica para 50 proteínas de las cuales ocupa aproximadamente más de la mitad para el solo proceso de adhesión).2 Para hacer todavía más intrigante la situación evolutiva de este virus, varios autores nórdicos han reportado la presencia del virus en rebaños de diferentes especies de venados, donde éstos están actuando como portadores asintomáticos. Estos detalles podrían interpretarse como una existencia muy remota de este virus que ha pasado por diferentes escalas de la vida evolutiva de varios animales y que ha seleccionado al hombre como su víctima preferida. Cabe enfatizar que el destino final de los pacientes atacados por el virus depende en gran parte de su propio estado clínico, es decir, de sus enfermedades, vicios, achaques, accidentes anteriores, etc. y que el virus solo se presenta como un verdugo implacable que cumple su misión inexorablemente.  Después de todo, es humano echarle la culpa a alguien ajeno a nosotros. A propósito de esta palabra: alguien o alguno que se repite en el texto y que implica falta de definición, inseguridad, algo vago, indeciso; es como un recordatorio a lo que estamos pasando hoy en día en nuestro malogrado país. Que la pasen bien, estimados lectores, y se diga lo que se diga: usen el cubrebocas.   REFERENCIAS  
  • 1.- Michael Marshall. COVID and the BRAIN: RESEARCHERS ZERO in HOW DAMAGE OCCURS. Nature. 595 22 July 2021.
  • 2.- Flora Vasile; Elena N. Rouach. Human Astrocytes: Structure and Function in the Healthy Brain. Brain Structure and Function. 222 2017 Springer.
  Correo electrónico:  [email protected]" ["post_title"]=> string(31) "EL CORONAVIRUS DAÑA el CEREBRO" ["post_excerpt"]=> string(88) "El autor nos advierte de las consecuencias cerebrales que puede desarrollar el COVID-19." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "el-coronavirus-da%e1%b9%85a-el-cerebro" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-23 16:49:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-23 21:49:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70775" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(15) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "ae1ba735bce08a771930f7587bb11d87" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

EL CORONAVIRUS DAÑA el CEREBRO

El autor nos advierte de las consecuencias cerebrales que puede desarrollar el COVID-19.

septiembre 23, 2021

El Meollo del Asunto | La caída de Facebook

La dependencia que tenemos de las plataformas digitales es más grande de lo que creemos, sentimos o pensamos. Es un hecho: vivimos...

octubre 5, 2021




Más de categoría
Nos alcanzó el cambio climático

Nos alcanzó el cambio climático

El cambio climático ha sido tema de especial atención en los últimos años. ¿Estaremos a la altura para entender...

octubre 20, 2021
Foto y video en Smartphones

Foto y video en Smartphones

La fotografía y el video, desde sus inicios han sido una muy interesante actividad, profesión y afición.

octubre 15, 2021

LA CRISIS QUE LLEGÓ PARA QUEDARSE

Una de las caras más angustiantes del covid son las secuelas que deja en sus pacientes aun cuando éstos...

octubre 14, 2021

Pandora Papers: triunfo de la ciencia de datos

A continuación se cuenta cómo incidió la ciencia de datos para desentrañar la compleja trama de los Pandora Papers. 

octubre 13, 2021