Ciencia de redes

La vida es compleja. Esta sencilla pero muy válida afirmación nos ha servido para aceptar que para entender cómo funciona nuestro alrededor tenemos que aceptar que existen una cantidad infinita de sistemas que están interconectados para ofrecer...

10 de junio, 2021 netword

La vida es compleja. Esta sencilla pero muy válida afirmación nos ha servido para aceptar que para entender cómo funciona nuestro alrededor tenemos que aceptar que existen una cantidad infinita de sistemas que están interconectados para ofrecer diferentes tipos de resultados que nos impactan de diferente manera. Además, estos resultados se van alterando conforme existen cambios internos de diferente tipo entre los mismos sistemas, y entre las conexiones de todos los sistemas. De ello nace la ciencia de redes, más allá de la explotación de los datos que hoy nos permite el avance de la ciencia, la tecnología y la innovación. 

De acuerdo con Wikipedia, la ciencia de redes “es un campo académico que estudia redes complejas, tales como redes de telecomunicaciones, redes informáticas, redes biológicas, redes semánticas y cognitivas, y redes sociales, considerando distintos elementos o actores representados por nodos (o vértices) y las conexiones entre los elementos o actores como enlaces (o aristas). El campo se basa en teorías y métodos que incluyen la teoría de grafos de las matemáticas, la mecánica estadística de la física, la minería de datos y la visualización de la información de ciencias de la computación, la estadística inferencial de la estadística y la estructura social de la sociología”.

El Consejo Nacional de Investigación de Estados Unidos define la ciencia de redes como “el estudio de las representaciones como red de fenómenos físicos, biológicos y sociales que conducen a modelos predictivos de estos fenómenos”.

De acuerdo a la Dra. Georgina Hernández Montes (https://bit.ly/3cpcLAc), es tan fácil como mirar a nuestro alrededor para comprobar que existen estos sistemas complejos, como en lo económico, donde millones de personas interactúan para producir bienes y servicios para que una empresa, ciudad, región, país y sistema mundial funcione hasta a veces de manera ordenada y adecuada.

Uno de los ejemplos más claros, retadores y alentadores son los sistemas de telecomunicaciones (millones de celulares, computadoras y satélites) que capturan y procesan información información (datos) de todo tipo de los sistemas económicos, políticos, sociales, biológicos, de movilidad, de hábitos y comportamientos, y demás.

La buena noticia es que ya podemos conocerlos a una profundidad suficiente para  interpretarlos y poder aprender de ellos y hasta predecir resultados. Dice la Dra. Hernández que por ello que su “comprensión, descripción matemática y eventual control es uno de los principales retos tanto intelectuales como científicos de nuestra época”.




Agrega, “los sistemas complejos tienen tres características que los definen: 1) el comportamiento emergente, 2) la emisión y procesamiento de la información y 3) la adaptación al entorno. Matemáticamente se dice que estas interrelaciones están marcadas por un principio de carácter no lineal, lo que indica que esta interacción produce un estado constante de inestabilidad.

Sin embargo, a partir de estas interacciones internas emerge un comportamiento colectivo y auto organizado. Uno de los intereses científicos y económicos -de nuestra época- es comprender, predecir y controlar estos sistemas”.

Existen varios ejemplos que prueban la utilidad y valor de la ciencia de redes. Uno de ellos es la comprensión de la expansión de las pandemias a partir del brote de de la influenza H1N1. Gracias a que pudimos entender el sistema de transporte de los contagios es como pudimos predecir y controlar su curso y evolución, elementos claves para el actual control del covid-19. Hasta antes del año 2000, el estudio de los modelos epidemiológicos estaba basado básicamente en el comportamiento de las personas y sus entornos.

Esta ciencia de redes ha sido muy útil para mejorar y potenciar a las organizaciones, pues estudia y analiza los datos más allá de las jerarquías, y encuentra las relaciones y redes informales donde se produce la colaboración, el conocimiento y la mayor productividad. Lo mismo se empieza a aplicar para resolver el combate a la delincuencia organizada, pues sus bases están en la distribución de sus productos y sus finanzas, ambos elementos posibles de entender, aprender, controlar, predecir y resolver.

Pronto veremos resultados sorprendentes producto de la ciencia de redes en nuestras ciudades, gobiernos, organizaciones y mercados. De ahí la importancia de seguir apoyando con recursos a la ciencia, la tecnología y la innovación. Sin conocimiento no hay progreso sostenible.

Te puede interesar:e-Estonia, un gobierno digital exitoso

Contacto: www.marcopaz.mx, [email protected], Twitter: @marcopazpellat, www.facebook.com/MarcoPazMX, www.ForoCuatro.tv y www.ruizhealytimes.com

 

Comentarios
object(WP_Query)#17776 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(2) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(66702) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-05-2021" ["before"]=> string(10) "16-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(2) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(66702) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-05-2021" ["before"]=> string(10) "16-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(20) "ciencia-y-tecnologia" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17755 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(2) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(2) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17742 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17748 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "19-05-2021" ["before"]=> string(10) "16-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(462) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-05-19 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-06-16 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (66702) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (2) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17737 (24) { ["ID"]=> int(66795) ["post_author"]=> string(2) "57" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-11 10:36:06" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-11 15:36:06" ["post_content"]=> string(13906) "Hace algunos días, el presidente Joe Biden pidió a varias de sus agencias que investiguen los orígenes del coronavirus que ha causado la muerte de 3.6 millones de humanos y que ha dejado baldados a miles con lesiones considerables. Esta pandemia se originó en noviembre de 2019 en Wuhan, una próspera ciudad China que goza de buenos estándares de vida y un ambiente científico justificado por dos instituciones dedicadas a la microbiología y la biología molecular. Tal parece que hubo uno o varios casos de neumonía atípica que no fueron reportados en forma inmediata sino hasta enero de 2020. El registro oficial se hizo como neumonía controlable con el fin de evitar detalles alarmantes a los medios de comunicación. En un lapso de 15 días surgieron otros 27 casos de la agresiva neumonía que fueron reportados a la Organización Mundial de la Salud (WHO por sus siglas en inglés) por los canales sociales, nunca por los medios oficiales del gobierno chino. Los datos solo contenían información parca y escueta, sin mayores detalles. El 2 de enero del 2020, Zhang Yongzhen, virólogo residente en Shangai, determinó la secuencia del genoma viral y descubrió que era muy semejante a la cepa infecciosa detectada en 2002. Para el 9 de enero los hospitales de Wuhan estaban saturados, la población civil sumida en el terror y el caos de la desinformación al igual que el resto de China que también ignoraba lo sucedido; el resto es historia.1 La pandemia se transformó en endemia rápidamente. Los virólogos de todo el mundo se aprestaron al estudio de la cepa y pronto se dieron cuenta que se trataba de varias mutantes que atacaban a los humanos con una agresividad inusitada, 4, 5,… 10 cepas diferentes han sido descritas en diferentes partes del mundo, su paso ha dejado miles o millones de pacientes infectados y todavía siguen surgiendo otras mutantes; la mortandad se ha detenido parcialmente por los millones de vacunas que se han aplicado en todo el mundo; sin embargo, el riesgo del contagio sigue ahí, latente como una grave amenaza sobre el género humano. Para nadie es un secreto que los países del primer mundo libran desde hace mucho tiempo una ardua pugna desarrollando nuevas armas, entre las cuales se encuentran las armas biológicas. Como su nombre lo indica, la pieza angular de estos proyectos son los microorganismos de naturaleza patógena (bacterias, hongos, virus, algas) que se perfeccionan con el fin de usarlos contra sus enemigos. El término perfección implica la manipulación de las características bioquímicas y genéticas del agente patógeno en el laboratorio con el fin de incrementar su capacidad infectiva y su letalidad. Desafortunadamente, los países del primer mundo gastan millones de dólares investigando y desarrollando la patogenicidad de estos microorganismos con el fin de intimidar y/o amenazar a sus enemigos. Los avances científicos en la bioquímica, la inmunología, el cultivo masivo de células, la genética y la tecnología computacional son las herramientas que usan para lograr sus propósitos. Miles de técnicos especializados trabajan en estos Programas que están inmersos en el secreto y la siniestra manipulación. Wuhan, una ciudad de 11 millones de habitantes, es la sede de La Universidad de Wuhan y del Instituto de Biología Molecular. Ambas instituciones cuentan con el personal y equipo suficientes para emprender este tipo de actividades, de hecho, existen antecedentes de proyectos de investigación con la cepa SARS-CoV desde hace años.  En el lapso 2019-2020, el entonces presidente D. Trump al saber todos estos detalles explotó amenazando a China que si se llegara a comprobar que ellos habían intervenido en la dispersión de este coronavirus, habría graves consecuencias. Obviamente, no fue una gestión muy adecuada y rápidamente pasó desapercibida. Sin embargo, muchos de los laboratorios dedicados a estos proyectos de inmediato trataron de determinar si el virus era un patógeno natural o un recombinante obtenido en el laboratorio. Investigadores de varios países concluyeron que se trataba de una cepa de coronavirus, inocuo huésped natural de los murciélagos, quienes por supuesto, no sufrían daño alguno. Luego, a la fecha NO existe una prueba científica que compruebe que el SARS-CoV-2, patógeno responsable de la actual pandemia, haya sido producto de alguna manipulación genética.2 De inmediato han surgido algunas teorías que tratan de explicar los orígenes de esta megainfección, algunas de las más coherentes son:
  • El contagio con el virus se hace de animal a animal. Es decir, siendo un huésped inocuo en los murciélagos, el coronavirus se transmite a otros murciélagos y de aquí pudiera ser que se contaminen algunos felinos, minks, pangolín u otros animales silvestres de la región. También es factible que el virus también haya invadido algunos criaderos de animales.
  • Es posible que la infección se haya realizado directamente de algún animal hacia el humano, no es de esperarse que necesariamente haya sido un murciélago sino algún otro animal en su papel de huésped intermediario. Recordemos que en China existe un activo mercado de una gran cantidad de animales vivos. Se ha demostrado que esta vía de contagio incrementa la agresividad del coronavirus hacia los humanos.
  • En un tiempo se consideró que los virus habían contaminado alimentos refrigerados o congelados, pronto se descubrió que el virus se transmitía únicamente por la vía respiratoria, no hubo contagios digestivos fuera o dentro de Wuhan, lo cual invalidó la teoría.
Ninguna de las teorías anteriores satisficieron ampliamente las expectativas de las autoridades sanitarias y las financieras, y aún se sigue sospechando de que ha habido algún factor que nadie quiere mencionar pero que pudiera ser la causa de esta desgracia. Dicha posibilidad pudiera ser que la contaminación provino de algún laboratorio de Wuhan y que se dispersó en forma involuntaria. Si esto fuese la verdad convendría saber si alguno de los laboratoristas se infectó sin darse cuenta y propagó el virus al medio ambiente o contaminó a otra persona. A la fecha todas son especulaciones, nada definitivo; las cuevas donde abundan los murciélagos están en Yunnan, una localidad que está a 1600 kilómetros de Wuhan; demasiado lejos para ser la principal fuente de contaminación. Las autoridades chinas han estado muy herméticas en sus declaraciones, se podría decir que evitan toda responsabilidad y en ocasiones se han dado declaraciones contradictorias, como por ejemplo: los investigadores del Wuhan Institute of Virology y del Wuhan Center for Disease Control and Prevention declararon que la cepa: CoV RaTG13 es 96.2% similar a la SARS-CoV-2; mientras que el Reporte de los investigadores de la WHO no mencionaron ningún proyecto con coronavirus semejante o parecido a cualquiera de las dos cepas mencionadas. Tampoco mencionaron que algún especialista hubiera resultado infectado o con los síntomas de la infección. El asunto se vuelve más siniestro y confuso cuando el 23 de mayo del 2021 el Wall Street Journal publica que los Departamentos de Inteligencia Norteamericana sabían que tres investigadores del Wuhan Institute of Virology habían acudido al hospital en noviembre del 2019 con síntomas muy semejantes a los del COVID 19.2  En febrero 2 del 2021, un grupo de virólogos fueron comisionados por la WHO para inspeccionar los sitios y los laboratorios en Wuhan. Al parecer, los virólogos no quedaron satisfechos con las respuestas y los obstáculos que las autoridades chinas pusieron durante las auditorías. Su reporte de abril de 2021 fue muy breve y escueto, lo cual les hizo acreedores a innumerables críticas que señalaron una considerable falta de rigor en los procedimientos. Tal parece que las autoridades chinas evitaron las respuestas a las preguntas difíciles que se realizan en todo tipo de auditoría científica.  Los críticos investigadores en todo el mundo determinaron que es muy difícil obtener una conclusión válida en esas condiciones y declararon que sería necesario realizar nuevas investigaciones con mayor rigor y formalidad. Tal vez estas declaraciones y las actuales condiciones de la endemia en todas partes del mundo incitaron al presidente Biden a solicitar a las autoridades sanitarias respectivas nacionales e internacionales para que realicen otra serie de investigaciones que determinen sin duda el origen y los mecanismos de la infección de este coronavirus. Es tanto el caos y el desfalco político, económico y social que ha causado esta pandemia que un equipo de virólogos independientes han propuesto todo un Programa del tipo de Auditorías que deben efectuarse en este caso; las acciones prioritarias que se han sugerido son:
  • Realizar un cuidadoso monitoreo de los animales salvajes capturados y comparar los datos con los datos de los animales mantenidos en cautiverio o granjas de reproducción masiva.
  • Analizar las virologías de los coronavirus en los murciélagos chinos y compararlos con los de otros países en el sudeste asiático. Esto proporcionará la identificación de posibles cepas con el potencial de causar futuras infecciones masivas  
  • Revisar detalladamente la epidemiología de los primeros casos del COVID 19 en Wuhan.
Ellos garantizan que es muy necesario entender y definir el origen y otros detalles de esta endemia para adquirir el conocimiento y la experiencia básica que nos permitan establecer las medidas preventivas y las estrategias de aislamiento, tratamiento y vacunación en el caso de futuros incidentes. La iniciativa del presidente Biden es extraordinaria. Estamos viviendo una época en que sobran las palabras y nos hacen falta las acciones y los planteamientos positivos; sin distinción de razas, colores, modas y sabores. Espero que los jerarcas y líderes de los demás países apoyen esta propuesta sin restricciones…ya nos merecemos una muestra de solidaridad con nosotros mismos. REFERENCIAS: 1 Antonio G. Trejo. La Versión China del Coronavirus. Ruiz Healy Times. Febrero 15, 2021. 2 Amy MCKeever.  We still don’t know the origins of the coronavirus. Here are 4 scenarios.National Geographic Magazine. June, 3rd 2021.                      Correo electrónico: [email protected] Te podría interesar: LAS INFECCIONES OPORTUNISTAS | Ruiz-Healy Times (ruizhealytimes.com)    " ["post_title"]=> string(40) "El SARS-CoV-2…. ¿una arma biológica?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "el-sars-cov-2-una-arma-biologica" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-11 10:37:36" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-11 15:37:36" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=66795" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17715 (24) { ["ID"]=> int(65662) ["post_author"]=> string(3) "129" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-21 10:56:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-21 15:56:01" ["post_content"]=> string(6356) "La palabra internet (también interred) es simplemente una contracción de la frase interconnected network (red interconectada); sin embargo cuando se escribe con una "I" mayúscula se refiere al conjunto a nivel mundial de redes interconectadas, así que Internet es una interred. Nace a finales de los años 60 con ARPANET (Advanced Research Projects Agency Network o Red de la Agencia para los Proyectos de Investigación Avanzada de los Estados Unidos), que nos legó el trazado de una red inicial de comunicaciones de alta velocidad a la cual fueron integrándose otras instituciones gubernamentales y redes académicas. Investigadores, científicos, profesores y estudiantes se beneficiaron de la comunicación con otras instituciones y colegas en su rama, así como de la posibilidad de consultar la información disponible en otros centros académicos y de investigación.  En 1990 se construyó el primer cliente Web, llamado World Wide Web (WWW), el primer servidor web y el lenguaje HTML, que es lo más cercano cuando usamos esta red.
El 3 de enero del 2006 se contabilizaron mil cien millones de internautas, lo cual demostraba el éxito y beneficio de esta red. Se estima que el 53.6% de la población mundial tiene acceso a esta red, con un crecimiento importante del 2005 al 2019.
  Los idiomas más usados en la red son el inglés (25.9%), el chino (20.9%) y el español (7.6%).

IMPORTANCIA DEL INTERNET

En el ejercicio de inventariar los inventos que han cambiado al mundo, podemos citar los siguientes:
  • La rueda, los engranes, electricidad, máquina de vapor, imprenta, telégrafo, teléfono, televisión, radio, los transistores, la computadora y, por supuesto,el internet.
¿Qué haríamos ahora mismo sin Internet? Internet es parte de nuestras vidas, en todo momento vivimos, convivimos, trabajamos, estudiamos, nos entretenemos, cobramos, pagamos, nos comunicamos, compramos, nos informamos, desinformamos, en fin… Es parte fundamental de nuestro día a día.

17 DE MAYO

Desde el año 2005 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decidió que el 17 de mayo se celebrara el Día Mundial de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información. En esa fecha recordamos la importancia de la conectividad y la democratización de Internet.  En este fecha se promueve un buen uso de estas herramientas en línea y la necesidad de acortar la brecha digital para avanzar rumbo a una democratización de Internet. Este 2021 se celebra el Día de Internet bajo el lema “Internet, palanca de transformación digital y resiliencia”, se trata de una temática inspirada en la pandemia. Por un lado se resalta las bondades de Internet durante “la crisis de COVID-19 no sólo ha puesto de relieve el papel fundamental de Internet para conseguir dar continuidad al funcionamiento de empresas, servicios y actividades”, pero al mismo tiempo se hace énfasis en que este contexto “ha puesto de manifiesto las sorprendentes desigualdades digitales entre los diferentes colectivos y ha contribuido a esa labor de resistencia y superación que denominamos resiliencia”, se indica en la página web oficial dedicada a esta celebración.

¿CUÁL ES LA IMPORTANCIA DE INTERNET?

Es bestial, sin igual, no hay comparación. No hay forma de renunciar a esta revolución y es una tarea de todos el contribuir a la evolución y mejora continua de este servicio y medio de comunicación. TODOS, y enfatizó TODOS los aspectos de la vida se benefician de internet, cualquier idea que pongamos en la mesa tiene por mucho un componente de experiencia digital y sin duda el internet está presente. Es un hecho que un banco, empresa de venta minorista, venta mayorista, servicios, escuela o lo que sea tiene a internet como un elemento indiscutible, por más simple que sea la actividad o pequeño que sea el emprendimiento. ¿Cómo hubiéramos sobrevivido a la pandemia sin la ventaja de internet? Internet es el gran protagonista de este periodo, esta supercarretera de la información estuvo a prueba durante este tiempo y por mucho, su aportación fue determinante.

CONCLUSIÓN

¿Qué sigue? Todavía mucho, es una gran herramienta, pero es altamente perfectible, hay temas pendientes donde hay que trabajar y mucho, citamos algunos puntos:
  • Internet para todos, a precios competitivos y mucho mejor ancho de banda.
  • Internet confiable, requerimos que este medio de comunicación mejore día a día la seguridad y privacidad.  
En albores del despliegue de la tecnología 5G, la cual tendrá una velocidad y ancho de banda sin precedentes, nuestra vida será muy diferente, con las ventajas y desventajas que la tecnología ofrece en todos sentidos, es la supercarretera de la información el elemento disruptivo y necesario… nunca más podremos vivir sin Internet." ["post_title"]=> string(25) "Día Mundial del Internet" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "dia-mundial-del-internet" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-21 10:58:08" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-21 15:58:08" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65662" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17737 (24) { ["ID"]=> int(66795) ["post_author"]=> string(2) "57" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-11 10:36:06" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-11 15:36:06" ["post_content"]=> string(13906) "Hace algunos días, el presidente Joe Biden pidió a varias de sus agencias que investiguen los orígenes del coronavirus que ha causado la muerte de 3.6 millones de humanos y que ha dejado baldados a miles con lesiones considerables. Esta pandemia se originó en noviembre de 2019 en Wuhan, una próspera ciudad China que goza de buenos estándares de vida y un ambiente científico justificado por dos instituciones dedicadas a la microbiología y la biología molecular. Tal parece que hubo uno o varios casos de neumonía atípica que no fueron reportados en forma inmediata sino hasta enero de 2020. El registro oficial se hizo como neumonía controlable con el fin de evitar detalles alarmantes a los medios de comunicación. En un lapso de 15 días surgieron otros 27 casos de la agresiva neumonía que fueron reportados a la Organización Mundial de la Salud (WHO por sus siglas en inglés) por los canales sociales, nunca por los medios oficiales del gobierno chino. Los datos solo contenían información parca y escueta, sin mayores detalles. El 2 de enero del 2020, Zhang Yongzhen, virólogo residente en Shangai, determinó la secuencia del genoma viral y descubrió que era muy semejante a la cepa infecciosa detectada en 2002. Para el 9 de enero los hospitales de Wuhan estaban saturados, la población civil sumida en el terror y el caos de la desinformación al igual que el resto de China que también ignoraba lo sucedido; el resto es historia.1 La pandemia se transformó en endemia rápidamente. Los virólogos de todo el mundo se aprestaron al estudio de la cepa y pronto se dieron cuenta que se trataba de varias mutantes que atacaban a los humanos con una agresividad inusitada, 4, 5,… 10 cepas diferentes han sido descritas en diferentes partes del mundo, su paso ha dejado miles o millones de pacientes infectados y todavía siguen surgiendo otras mutantes; la mortandad se ha detenido parcialmente por los millones de vacunas que se han aplicado en todo el mundo; sin embargo, el riesgo del contagio sigue ahí, latente como una grave amenaza sobre el género humano. Para nadie es un secreto que los países del primer mundo libran desde hace mucho tiempo una ardua pugna desarrollando nuevas armas, entre las cuales se encuentran las armas biológicas. Como su nombre lo indica, la pieza angular de estos proyectos son los microorganismos de naturaleza patógena (bacterias, hongos, virus, algas) que se perfeccionan con el fin de usarlos contra sus enemigos. El término perfección implica la manipulación de las características bioquímicas y genéticas del agente patógeno en el laboratorio con el fin de incrementar su capacidad infectiva y su letalidad. Desafortunadamente, los países del primer mundo gastan millones de dólares investigando y desarrollando la patogenicidad de estos microorganismos con el fin de intimidar y/o amenazar a sus enemigos. Los avances científicos en la bioquímica, la inmunología, el cultivo masivo de células, la genética y la tecnología computacional son las herramientas que usan para lograr sus propósitos. Miles de técnicos especializados trabajan en estos Programas que están inmersos en el secreto y la siniestra manipulación. Wuhan, una ciudad de 11 millones de habitantes, es la sede de La Universidad de Wuhan y del Instituto de Biología Molecular. Ambas instituciones cuentan con el personal y equipo suficientes para emprender este tipo de actividades, de hecho, existen antecedentes de proyectos de investigación con la cepa SARS-CoV desde hace años.  En el lapso 2019-2020, el entonces presidente D. Trump al saber todos estos detalles explotó amenazando a China que si se llegara a comprobar que ellos habían intervenido en la dispersión de este coronavirus, habría graves consecuencias. Obviamente, no fue una gestión muy adecuada y rápidamente pasó desapercibida. Sin embargo, muchos de los laboratorios dedicados a estos proyectos de inmediato trataron de determinar si el virus era un patógeno natural o un recombinante obtenido en el laboratorio. Investigadores de varios países concluyeron que se trataba de una cepa de coronavirus, inocuo huésped natural de los murciélagos, quienes por supuesto, no sufrían daño alguno. Luego, a la fecha NO existe una prueba científica que compruebe que el SARS-CoV-2, patógeno responsable de la actual pandemia, haya sido producto de alguna manipulación genética.2 De inmediato han surgido algunas teorías que tratan de explicar los orígenes de esta megainfección, algunas de las más coherentes son:
  • El contagio con el virus se hace de animal a animal. Es decir, siendo un huésped inocuo en los murciélagos, el coronavirus se transmite a otros murciélagos y de aquí pudiera ser que se contaminen algunos felinos, minks, pangolín u otros animales silvestres de la región. También es factible que el virus también haya invadido algunos criaderos de animales.
  • Es posible que la infección se haya realizado directamente de algún animal hacia el humano, no es de esperarse que necesariamente haya sido un murciélago sino algún otro animal en su papel de huésped intermediario. Recordemos que en China existe un activo mercado de una gran cantidad de animales vivos. Se ha demostrado que esta vía de contagio incrementa la agresividad del coronavirus hacia los humanos.
  • En un tiempo se consideró que los virus habían contaminado alimentos refrigerados o congelados, pronto se descubrió que el virus se transmitía únicamente por la vía respiratoria, no hubo contagios digestivos fuera o dentro de Wuhan, lo cual invalidó la teoría.
Ninguna de las teorías anteriores satisficieron ampliamente las expectativas de las autoridades sanitarias y las financieras, y aún se sigue sospechando de que ha habido algún factor que nadie quiere mencionar pero que pudiera ser la causa de esta desgracia. Dicha posibilidad pudiera ser que la contaminación provino de algún laboratorio de Wuhan y que se dispersó en forma involuntaria. Si esto fuese la verdad convendría saber si alguno de los laboratoristas se infectó sin darse cuenta y propagó el virus al medio ambiente o contaminó a otra persona. A la fecha todas son especulaciones, nada definitivo; las cuevas donde abundan los murciélagos están en Yunnan, una localidad que está a 1600 kilómetros de Wuhan; demasiado lejos para ser la principal fuente de contaminación. Las autoridades chinas han estado muy herméticas en sus declaraciones, se podría decir que evitan toda responsabilidad y en ocasiones se han dado declaraciones contradictorias, como por ejemplo: los investigadores del Wuhan Institute of Virology y del Wuhan Center for Disease Control and Prevention declararon que la cepa: CoV RaTG13 es 96.2% similar a la SARS-CoV-2; mientras que el Reporte de los investigadores de la WHO no mencionaron ningún proyecto con coronavirus semejante o parecido a cualquiera de las dos cepas mencionadas. Tampoco mencionaron que algún especialista hubiera resultado infectado o con los síntomas de la infección. El asunto se vuelve más siniestro y confuso cuando el 23 de mayo del 2021 el Wall Street Journal publica que los Departamentos de Inteligencia Norteamericana sabían que tres investigadores del Wuhan Institute of Virology habían acudido al hospital en noviembre del 2019 con síntomas muy semejantes a los del COVID 19.2  En febrero 2 del 2021, un grupo de virólogos fueron comisionados por la WHO para inspeccionar los sitios y los laboratorios en Wuhan. Al parecer, los virólogos no quedaron satisfechos con las respuestas y los obstáculos que las autoridades chinas pusieron durante las auditorías. Su reporte de abril de 2021 fue muy breve y escueto, lo cual les hizo acreedores a innumerables críticas que señalaron una considerable falta de rigor en los procedimientos. Tal parece que las autoridades chinas evitaron las respuestas a las preguntas difíciles que se realizan en todo tipo de auditoría científica.  Los críticos investigadores en todo el mundo determinaron que es muy difícil obtener una conclusión válida en esas condiciones y declararon que sería necesario realizar nuevas investigaciones con mayor rigor y formalidad. Tal vez estas declaraciones y las actuales condiciones de la endemia en todas partes del mundo incitaron al presidente Biden a solicitar a las autoridades sanitarias respectivas nacionales e internacionales para que realicen otra serie de investigaciones que determinen sin duda el origen y los mecanismos de la infección de este coronavirus. Es tanto el caos y el desfalco político, económico y social que ha causado esta pandemia que un equipo de virólogos independientes han propuesto todo un Programa del tipo de Auditorías que deben efectuarse en este caso; las acciones prioritarias que se han sugerido son:
  • Realizar un cuidadoso monitoreo de los animales salvajes capturados y comparar los datos con los datos de los animales mantenidos en cautiverio o granjas de reproducción masiva.
  • Analizar las virologías de los coronavirus en los murciélagos chinos y compararlos con los de otros países en el sudeste asiático. Esto proporcionará la identificación de posibles cepas con el potencial de causar futuras infecciones masivas  
  • Revisar detalladamente la epidemiología de los primeros casos del COVID 19 en Wuhan.
Ellos garantizan que es muy necesario entender y definir el origen y otros detalles de esta endemia para adquirir el conocimiento y la experiencia básica que nos permitan establecer las medidas preventivas y las estrategias de aislamiento, tratamiento y vacunación en el caso de futuros incidentes. La iniciativa del presidente Biden es extraordinaria. Estamos viviendo una época en que sobran las palabras y nos hacen falta las acciones y los planteamientos positivos; sin distinción de razas, colores, modas y sabores. Espero que los jerarcas y líderes de los demás países apoyen esta propuesta sin restricciones…ya nos merecemos una muestra de solidaridad con nosotros mismos. REFERENCIAS: 1 Antonio G. Trejo. La Versión China del Coronavirus. Ruiz Healy Times. Febrero 15, 2021. 2 Amy MCKeever.  We still don’t know the origins of the coronavirus. Here are 4 scenarios.National Geographic Magazine. June, 3rd 2021.                      Correo electrónico: [email protected] Te podría interesar: LAS INFECCIONES OPORTUNISTAS | Ruiz-Healy Times (ruizhealytimes.com)    " ["post_title"]=> string(40) "El SARS-CoV-2…. ¿una arma biológica?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "el-sars-cov-2-una-arma-biologica" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-11 10:37:36" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-11 15:37:36" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=66795" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(6) ["max_num_pages"]=> float(3) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "b010d4faf2a6a5824f3f28f92c0a750f" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
El SARS-CoV-2…. ¿una arma biológica?

El SARS-CoV-2…. ¿una arma biológica?

Hace algunos días, el presidente Joe Biden pidió a varias de sus agencias que investiguen los orígenes del coronavirus que ha causado...

junio 11, 2021

Día Mundial del Internet

La palabra internet (también interred) es simplemente una contracción de la frase interconnected network (red interconectada); sin embargo cuando se escribe con...

mayo 21, 2021




Más de categoría
El SARS-CoV-2…. ¿una arma biológica?

El SARS-CoV-2…. ¿una arma biológica?

Hace algunos días, el presidente Joe Biden pidió a varias de sus agencias que investiguen los orígenes del coronavirus...

junio 11, 2021

La reina kazaja de la piratería científica

Es bien sabido en el ámbito científico que el máximo grado de conocimientos y bibliografía actualizada se obtiene de...

junio 4, 2021

GOOGLE TRENDS: Qué dice sobre las elecciones

Uno de los servicios de la plataforma Google se llama Google Trends, también denominado tendencias de búsqueda de Google....

mayo 28, 2021
Velsicol Chemical Company

INCÓMODO DESPERTAR

Hace muchos años, pediatras norteamericanos y canadienses quedaron horrorizados al recibir entre sus pacientes a niñas entre 8 y...

mayo 24, 2021