¿Qué es la meditación?

La meditación está rodeada de mitos y de prejuicios. Maribel Rodríguez nos aclara qué es meditar y los beneficios que conlleva esta actividad.

10 de mayo, 2022

“¡No quiero saber de religión!; Yo soy católico, evangélico, cristiano… “. Estas son unas de las justificativas o preocupaciones de muchas personas al oír hablar sobre meditación. La meditación no tiene nada que ver con ninguna religión, a pesar de que en algunas de ellas como en el budismo, es su práctica principal. Para quien no quiera saber de religión puede quedarse tranquilo, pues no tiene nada que ver con ella; para quien no quiera interferir con su religión, también puede estar tranquilo, pues no interfiere con sus prácticas espirituales, o sea, que todo mundo la puede practicar sin ningún problema. 

¿Qué es la meditación? 

Es una práctica contemplativa que ha estado presente en escuelas de desarrollo humano y en las tradiciones espirituales, principalmente en el budismo. Se ha comprobado científicamente que la meditación ayuda con una gran variedad de problemas físicos (cáncer, dolores crónicos, etc.) y mentales (estrés, depresión, ansiedad, etc.).

El término “meditación” engloba una serie de prácticas ancestrales, utilizadas con diferentes fines, como la contemplación espiritual, la relajación, el entrenamiento de la atención, el desarrollo del autocontrol, la concentración, la conciencia y la percepción (GOYAL, 2014). Si bien la meditación nos remite principalmente a prácticas esencialmente orientales, provenientes de tradiciones religiosas y filosóficas como el budismo y el hinduismo, se sugiere cada vez más una concepción global y ampliada de los orígenes de los fenómenos meditativos (SAMPAIO, 2014).

¿Cómo empezar a meditar?

Primero hay que buscar un espacio adecuado tranquilo y ordenado. Para meditar es necesario adoptar una postura que mejor facilite la práctica, puede ser sentado con las piernas cruzadas en forma de Flor de Lotus en un cojín en el suelo o sentados en una silla o sofá con la planta de los pies en el suelo y siempre con la espalda recta. La barbilla ligeramente hacia abajo, los ojos ligeramente cerrados dejando entrar un poco de luz para no dormirse. El rostro con una expresión suave y una ligera sonrisa. Las manos apoyadas en las piernas o en un mudra (posición tradicional). Después de esto, empezar a respirar naturalmente, de preferencia por la nariz, sin preocuparnos por controlar la respiración e intentar estar conscientes de la sensación de la respiración a medida que el aire entra y sale por la nariz.

En este momento nuestra mente estará bastante agitada y seguramente lleguen muchos pensamientos y nuestra tendencia será seguirlos a medida que surgen; no debemos evitarlos, simplemente dejarlos que vengan y desaparezcan sin aferrarnos a ellos y volver a enfocarnos en la sensación de la respiración, una y otra vez hasta que nuestra mente se tranquilice y empecemos a sentir una sensación de paz interior y relajamiento. Es recomendable empezar a meditar de 10 a 15 minutos todos los días.

¿Cuáles son algunos beneficios de la meditación?

Cuando alcanzamos esa sensación de tranquilidad, surge naturalmente una sensación de felicidad y tranquilidad profundas. Al mantener una mente tranquila, clara y feliz, podremos lidiar mejor con nuestros problemas habituales, sentirnos bien dispuestos con nosotros mismos y con los demás.

 Esta sensación de bienestar nos ayuda a enfrentar las tareas y dificultades de la vida cotidiana. Gran parte del estrés y de la tensión que sentimos viene de nuestra mente, y muchos de los problemas que vivimos, incluso problemas de salud, son causados o agravados por este estrés.

Además de mejorar nuestro estado de ánimo, de volvernos más conscientes de lo que nos rodea, de reducir nuestro nivel de estrés, de mejorar nuestra memoria y de devolvernos la habilidad de controlar nuestras emociones, la meditación también hace que nuestros cerebros procesen información más rápidamente.

¿En qué consiste el enfoque de la atención?

El “enfoque de la atención” es nuestra mirada interna. Existen dos tipos de enfoque:

  • El que se dirige a un objeto y excluye el resto del panorama, por ejemplo: la llama de una vela, una flor, una imagen, etc.
  • Un enfoque de mirada abierta y panorámica que observa la totalidad del campo visual.

¿Qué no es meditar?

  • No es poner la mente en blanco.
  • No es entrar en trance.
  • No es imaginar lugares bonitos y agradables.
  • No es esforzarse para ver colores o imágenes.
  • No es evitar que lleguen pensamientos y sensaciones.

Referencias:

Novo Manual de Meditação, Geshe Kelsang Gyatso

Meditación Transpersonal, 59 preguntas, EDT Escuela Española de Desarrollo Transpersonal. (Manual)

Apostila Pós-graduação Lato Sensu, Mindfulness e Terapias Integrativas, CBI of Miami.

Comentarios


Las pequeñas cosas: Anthony

Las pequeñas cosas: Anthony

“You are always on my mind…”. – Elvis Presley

noviembre 6, 2023
Las pequeñas cosas: Revolución

Las pequeñas cosas: Revolución

“Marieta no seas coqueta porque los hombres son muy malos, prometen muchos regalos y lo que dan son puros palos”. – Marieta...

noviembre 20, 2023




Más de categoría
Retorno

Retorno

“Una revolución no es sino el desplazamiento de un móvil que, luego de recorrer su camino, retorna al punto...

noviembre 28, 2023
Dos tips para incrementar tus “superpoderes”

Dos tips para incrementar tus “superpoderes”

La fortaleza que necesitas se halla en un solo sitio; encontrarla es sencillo cuando es tu objetivo.

noviembre 23, 2023
Las pequeñas cosas: Revolución

Las pequeñas cosas: Revolución

“Marieta no seas coqueta porque los hombres son muy malos, prometen muchos regalos y lo que dan son puros...

noviembre 20, 2023
Las pequeñas cosas: crisis

Las pequeñas cosas: crisis

“Crisis brutal, crisis total, crisis brutal, crisis fatal” – Un grito en la noche / Alejandra Guzmán.

noviembre 13, 2023