LO QUE EN VERDAD IMPORTA

Hay ciertos días en que me levanto con el chip en modo “escribir”.  Son aquellos cuando debo de cumplir con los compromisos que tengo para publicar en algunos medios impresos y electrónicos. Esta mañana, cuando revisé mi...

2 de febrero, 2021

Hay ciertos días en que me levanto con el chip en modo “escribir”.  Son aquellos cuando debo de cumplir con los compromisos que tengo para publicar en algunos medios impresos y electrónicos. Esta mañana, cuando revisé mi inventario de temas, me sorprendí a mí misma  eligiendo por enésima vez asuntos pandémicos: que si el virus, que si el contagio, que si las vacunas…  En esas estaba cuando me llegó –¡bendita tecnología!– una fotografía enviada por mi hermana, que muestra a su hija, joven especialista en medio ambiente, impartiendo una clase frente a chicos de primaria.  Su comentario: “Los niños la hicieron reír mucho”.  Eso fue suficiente para dar un viraje de 180 grados a mi carrusel temático y decidirme por otra cosa a desarrollar en la presente colaboración.

La pandemia se ha ido infiltrando en todos nuestros comentarios, como hace la humedad.  Contrario a emergencias sanitarias de otras épocas, ésta llega cuando la humanidad carga con condiciones psicosociales que no facilitan integrar grupos en los que todos cooperen. Me parece que con el estilo de vida que impone el tercer milenio, hemos privilegiado la velocidad y la eficiencia por encima de cualquier clase de convivencia humana. Vamos todos en una carrera contra el tiempo y contra los compañeros de ruta, procurando ser los primeros y los mejores.

Los cánones dictan que no se vale perder  tiempo en asuntos que no tengan que ver con la competitividad. De este modo hemos ido perdiendo nuestra entrañable condición de humanos, esa que permite comunicarnos, construir puentes, crear comunidad. Estamos tantas veces tan solos, tan faltos de relaciones humanas, que resulta turbador. Somos un tanto el “Truman” de aquella película de finales de los años noventa Historia de una vida, en la que Jim Carrey encarna un personaje cuya vida se desarrolla dentro de un estudio de televisión, tan bien construido, que él tarda muchos años en descubrir la farsa y  tratar de escapar de ahí.

Si alguien nos pidiera enumerar los diez momentos más significativos en nuestra vida, me atrevo a suponer que en cada uno de ellos aparecerían  rostros, gestos, palabras, más que otra cosa.  Y así con cada pequeño acto de nuestra diaria jornada. Esta imagen que llega a mi teléfono móvil comunica el gusto de mi hermana como mamá, por los logros de su hija.  Me hace partícipe del gozo que una y otra experimentan a un océano de distancia de donde yo estoy, y juntas hacemos comunidad familiar. Finalmente es sentirnos parte de lo mismo; reforzar las raíces y enaltecer las jóvenes ramas que se elevan, queriendo alcanzar  los cielos.

La crisis sanitaria nos sorprendió en un mundo formado por individuos que poco se ocupan de otra cosa que no sea su propia persona. Ahí tenemos los resultados de privilegiar mi gusto personal por encima del bienestar colectivo: un virus que evoluciona, se diversifica y cada día se vuelve más difícil de controlar.

Nuestras sociedades no tienen mayor cabida para los abuelos, personajes que representan el origen de la familia, cuyo papel en la crianza de los niños se enfoca a reforzar la autoestima.  El amor de papá es condicionado, el de mamá en su forma original era un amor incondicional; pero dentro de las condiciones de vida actual donde ella sale a trabajar, regresa a casa con muchos patrones de crianza similares a los de papá. Por su parte, los abuelos en esencia son portadores de un amor incondicional, apapachador y tolerante, que mucho beneficia al pequeño.  Si se portó bien o se portó mal, si sacó buenas o regulares notas, el amor de los abuelos se va a expresar del mismo modo, lo que refuerza su sentido de pertenencia y de identidad.

En un mundo de seres humanos que giran sobre su propio eje de forma continua, viene a caer la pandemia, lo que ha sido, en muchos casos, catastrófico.  ¡Vaya! con los recursos tecnológicos, médicos y de comunicación que tenemos hoy en día, era de esperarse que la enfermedad se hubiera controlado desde sus etapas iniciales. Esa actitud egocéntrica y en gran medida hedonista, que nos lleva a anteponer lo propio por delante de cualquier otra cosa, nos ha colocado en el punto en el que estamos.

En estos tiempos que corren hay que compartir las pequeñas cosas de cada día, hacer partícipe al otro de lo que a mí me alegra, estar ahí para apoyar colocando una bandita adhesiva en las heridas que el ser querido sufre en el camino…  eso es empatía, eso es sentirnos acompañados unos por otros, crear comunidad y hallar motivos renovados para seguir adelante. Lo valioso es tener la seguridad de que en un punto geográfico está una persona para la cual yo soy importante, así, con mis defectos y mis inconsistencias, que me acepta como soy, que me acoge nada más porque sí, ajeno a imponer requisitos de admisión. Lo que en verdad importa es reconocernos, aceptarnos en nuestra gran variedad y ser solidarios.  De este modo el camino es más llevadero y agradable, y se avanza mejor.

Me prometí no hablar hoy de la pandemia, pero está más allá de mi capacidad de evitar el tema.  Concluyo, pues, diciendo que la emergencia sanitaria es la gran prueba de la cual hemos de salir fortalecidos, en la medida en que estemos dispuestos a cambiar, comenzando cada uno de nosotros por la propia persona, por los pequeños momentos del día, por nuestros seres queridos.

Comentarios
object(WP_Query)#17658 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60967) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60967) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17657 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17664 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17665 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(462) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-24 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-21 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (60967) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17654 (24) { ["ID"]=> int(74167) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-03 10:50:46" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-03 15:50:46" ["post_content"]=> string(6285) "“En esta nueva sociedad, dominada por los hombres grises, «ya no hay tiempo para charlar, para sonreír, para soñar, ya no hay espacio para la imaginación, la creatividad, pero sobre todo ya no hay tiempo para escuchar.”  – Michael Ende (1929-1995) escritor alemán.   Cierta tarde de domingo adolescente, mientras organizaba mis pinturas de madera por tamaños, mi tío Jorge me dio una breve explicación sobre la gama de colores (como buen artista plástico). Aquellos lápices (de los cuales todavía conservo algunos) terminaron guardados en una lata cilíndrica de galletas, pero la lección trascendió al punto de colocar al color como eje en todo cuanto hice a partir de ese momento a través de los trajes de danza, las notas escolares, las flores y recientemente los bordados, porque sí, la vida es a colores. El color es intrínseco a la existencia humana, nos habla desde la naturaleza, la gastronomía, el diseño, el cine, el arte y también en las banderas de los movimientos sociales. Al respecto he escrito aquí, aquí y aquí porque cada año, la empresa Pantone selecciona el color que habrá de dominar el escenario de la industria de la moda y la mercadotecnia entre otros, como parte de lo que suelen llamar “tendencia” (que es el resultado del estudio del comportamiento consumista) y porque desde la psicología, el color se traduce en conductas, pensamientos y emociones como lo muestra la película Intensamente, en la que cada emoción es representada por una tonalidad diferente.  El mundo del arte que tiene las mejores respuestas para las grandes preguntas existenciales nos aporta ideas absolutas respecto al color: “Cada persona tiene su propio color, una tonalidad cuya luz se filtra apenas a lo largo de los contornos del cuerpo. Una especie de halo. Como en las figuras vistas a contraluz.” (Haruki Murakami). Como evidencia de lo anterior, diré que tuve un gran amigo que era invidente y siempre me decía que la guía para “conocer” a una persona sin hablarle o aproximarse era por la luz que emitía su cuerpo, una especie de “brillo”. “Cuando no tengo azul, pongo rojo” (Pablo Picasso). Hay épocas en nuestra vida que son marcadas por un color u otro, de Picasso se dice que su etapa azul se originó en el suicidio de su amigo Carlos Casagemas, hecho que lo sumió en el dolor y la tristeza. “Una mañana, a uno de nosotros se le terminó el negro, y ese fue el nacimiento del Impresionismo” (Pierre-Auguste Renoir). El uso del color puro distinguió al periodo impresionista del arte, lo que importaba era plasmar la luz y el instante.  “He intentado expresar las terribles pasiones de la humanidad mediante el rojo y el verde” (Vincent Van Gogh). No escribo de lo que no sé, pero la obra de Van Gogh trascendió hasta nuestros días justo por su nivel de expresión de la realidad. “Al entrar en contacto con un color determinado, éste se sincroniza de inmediato con el espíritu humano, produciendo un efecto decidido e importante en el estado de ánimo” (Johann Wolfgang von Goethe). La psicología del color analiza su efecto en la percepción y la conducta humana. “El color es la lengua materna del subconsciente” (Carl Gustav Jung). No es fácil diseñar nuestra vida en función del color; sin embargo, se trata de una de #laspequeñascosas que merece atención según la ocasión y el estado de ánimo para convertirse en un acto con intención y propósito que nos puede servir de guía para saber lo que pasa en nuestro interior. A manera de colofón: Este año veremos al Very Peri predominar todos los campos productivos: “A medida que la sociedad reconoce los colores como una forma de comunicación fundamental y como una manera de expresar, captar, conectar e influir en ideas y emociones, esta nueva y compleja tonalidad azul fusionada con un rojo violáceo resalta el abanico de posibilidades que se nos presenta. Al englobar las cualidades de los azules y, al mismo tiempo, contar con un matiz rojo violáceo, PANTONE 17-3938 Very Peri muestra una actitud alegre y animada, así como una presencia dinámica que estimula la valentía de crear y una expresión imaginativa” (Leatrice Eiseman, Directora Ejecutiva del Pantone Color Institute). En contraste y de cara a la nueva ola pandémica, la empresa Trendo también vislumbra al verde quetzal como el color que predominará el “street style” dado que ha sido el favorito de las grandes firmas de diseñadores en sus pasarelas para 2022. El verde, como sello de permisibilidad, de fuerza, motivación y avance tras los rezagos del confinamiento por la presencia de un virus que parece no dar tregua y, mucho menos, desaparecer." ["post_title"]=> string(26) "Las pequeñas cosas: color" ["post_excerpt"]=> string(182) "El color es intrínseco a la existencia humana, nos habla desde la naturaleza, la gastronomía, el diseño, el cine, el arte y también en las banderas de los movimientos sociales. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "las-pequenas-cosas-color" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-03 13:53:27" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-03 18:53:27" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74167" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17600 (24) { ["ID"]=> int(74736) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-19 10:37:59" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-19 15:37:59" ["post_content"]=> string(3236) "La vida no es tan complicada como solemos pensar, tampoco es que busque “ensañarse” con nosotros. El Universo se rige por ciertas leyes, si las conocemos, estudiamos y logramos comprenderlas fluiremos mejor y nos irá igual.  Todo lo que damos regresa a nuestra vida, absolutamente todo. Si no estás totalmente convencido de esto te animo a mirar a tu alrededor. ¿Qué sucede cuando plantas una semilla, la riegas y la cuidas? Al cabo de unas semanas tienes una plantita hermosa, ¿cierto? ¿Y cuando le dices a tu hijo, pareja o algún ser querido palabras lindas, de esas que llegan directito al corazón? ¡Apuesto a que recibes un abrazo fuerte o alguna otra muestra de cariño, de inmediato!  Por el contrario, cuando vas en tu auto y respondes el insulto de otro conductor, ¿no es verdad que comienza un pleito que a veces deriva en algo grave? Pero si contienes el coraje y las ganas de devolver la agresión, el otro sencillamente sigue su camino.  ¿Qué pasa cuando le das alimentos saludables a tu cuerpo, o cuando abusas de algo que de antemano sabes que lo dañará? Si aún no estás convencido, tal vez valga la pena que recuerdes la tercera Ley de Newton, la cual indica que a toda acción corresponde una reacción; es decir, cuando un cuerpo ejerce una fuerza o acción sobre otro cuerpo, éste reacciona con una fuerza igual en magnitud y dirección, pero de sentido contrario.  La explicación anterior nos ayuda a comprender que todas nuestras acciones indudablemente tienen consecuencias. No es que la vida se trate de premios o castigos, sino de responsabilidad y de asumir que todas nuestras acciones derivarán en ciertas reacciones/consecuencias. Esto es posible únicamente cuando somos concientes y practicamos la honestidad, sobre todo con nosotros mismos.  Ser responsables de nuestros actos no nos libra de las adversidades de la vida, sencillamente porque la vida tiene matices, porque somos finitos y porque estamos aquí para aprender (las subidas y bajadas son normales), pero sí nos asegura tener una vida más conciente, más plena y, sobre todo, nos coloca en el círculo de la responsabilidad.  La invitación en esta ocasión es a reflexionar acerca de cómo te estás comportando con ciertas personas o cómo te comportas en ciertas circunstancias; a ser conciente, todos los días y en cada momento, de los resultados que tendrás con cada decisión que tomes, con cada acción que ejerzas. Al final el único responsable de tu vida eres tú [email protected]  Si te gustaron estas ideas te animo a compartirlas en tus redes. Si tienes alguna otra idea y quieres contarme, te invito a contactarme: Twitter: @nanfuentes2021 / Linkedin: Nancy Fuentes Juárez / [email protected]  " ["post_title"]=> string(18) "El efecto búmeran" ["post_excerpt"]=> string(147) "A menudo nos invade la queja y no entendemos por qué nos suceden ciertas cosas. La respuesta llega después de que somos concientes y honestos. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "el-efecto-bumeran" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-19 10:37:59" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-19 15:37:59" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74736" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17654 (24) { ["ID"]=> int(74167) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-03 10:50:46" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-03 15:50:46" ["post_content"]=> string(6285) "“En esta nueva sociedad, dominada por los hombres grises, «ya no hay tiempo para charlar, para sonreír, para soñar, ya no hay espacio para la imaginación, la creatividad, pero sobre todo ya no hay tiempo para escuchar.”  – Michael Ende (1929-1995) escritor alemán.   Cierta tarde de domingo adolescente, mientras organizaba mis pinturas de madera por tamaños, mi tío Jorge me dio una breve explicación sobre la gama de colores (como buen artista plástico). Aquellos lápices (de los cuales todavía conservo algunos) terminaron guardados en una lata cilíndrica de galletas, pero la lección trascendió al punto de colocar al color como eje en todo cuanto hice a partir de ese momento a través de los trajes de danza, las notas escolares, las flores y recientemente los bordados, porque sí, la vida es a colores. El color es intrínseco a la existencia humana, nos habla desde la naturaleza, la gastronomía, el diseño, el cine, el arte y también en las banderas de los movimientos sociales. Al respecto he escrito aquí, aquí y aquí porque cada año, la empresa Pantone selecciona el color que habrá de dominar el escenario de la industria de la moda y la mercadotecnia entre otros, como parte de lo que suelen llamar “tendencia” (que es el resultado del estudio del comportamiento consumista) y porque desde la psicología, el color se traduce en conductas, pensamientos y emociones como lo muestra la película Intensamente, en la que cada emoción es representada por una tonalidad diferente.  El mundo del arte que tiene las mejores respuestas para las grandes preguntas existenciales nos aporta ideas absolutas respecto al color: “Cada persona tiene su propio color, una tonalidad cuya luz se filtra apenas a lo largo de los contornos del cuerpo. Una especie de halo. Como en las figuras vistas a contraluz.” (Haruki Murakami). Como evidencia de lo anterior, diré que tuve un gran amigo que era invidente y siempre me decía que la guía para “conocer” a una persona sin hablarle o aproximarse era por la luz que emitía su cuerpo, una especie de “brillo”. “Cuando no tengo azul, pongo rojo” (Pablo Picasso). Hay épocas en nuestra vida que son marcadas por un color u otro, de Picasso se dice que su etapa azul se originó en el suicidio de su amigo Carlos Casagemas, hecho que lo sumió en el dolor y la tristeza. “Una mañana, a uno de nosotros se le terminó el negro, y ese fue el nacimiento del Impresionismo” (Pierre-Auguste Renoir). El uso del color puro distinguió al periodo impresionista del arte, lo que importaba era plasmar la luz y el instante.  “He intentado expresar las terribles pasiones de la humanidad mediante el rojo y el verde” (Vincent Van Gogh). No escribo de lo que no sé, pero la obra de Van Gogh trascendió hasta nuestros días justo por su nivel de expresión de la realidad. “Al entrar en contacto con un color determinado, éste se sincroniza de inmediato con el espíritu humano, produciendo un efecto decidido e importante en el estado de ánimo” (Johann Wolfgang von Goethe). La psicología del color analiza su efecto en la percepción y la conducta humana. “El color es la lengua materna del subconsciente” (Carl Gustav Jung). No es fácil diseñar nuestra vida en función del color; sin embargo, se trata de una de #laspequeñascosas que merece atención según la ocasión y el estado de ánimo para convertirse en un acto con intención y propósito que nos puede servir de guía para saber lo que pasa en nuestro interior. A manera de colofón: Este año veremos al Very Peri predominar todos los campos productivos: “A medida que la sociedad reconoce los colores como una forma de comunicación fundamental y como una manera de expresar, captar, conectar e influir en ideas y emociones, esta nueva y compleja tonalidad azul fusionada con un rojo violáceo resalta el abanico de posibilidades que se nos presenta. Al englobar las cualidades de los azules y, al mismo tiempo, contar con un matiz rojo violáceo, PANTONE 17-3938 Very Peri muestra una actitud alegre y animada, así como una presencia dinámica que estimula la valentía de crear y una expresión imaginativa” (Leatrice Eiseman, Directora Ejecutiva del Pantone Color Institute). En contraste y de cara a la nueva ola pandémica, la empresa Trendo también vislumbra al verde quetzal como el color que predominará el “street style” dado que ha sido el favorito de las grandes firmas de diseñadores en sus pasarelas para 2022. El verde, como sello de permisibilidad, de fuerza, motivación y avance tras los rezagos del confinamiento por la presencia de un virus que parece no dar tregua y, mucho menos, desaparecer." ["post_title"]=> string(26) "Las pequeñas cosas: color" ["post_excerpt"]=> string(182) "El color es intrínseco a la existencia humana, nos habla desde la naturaleza, la gastronomía, el diseño, el cine, el arte y también en las banderas de los movimientos sociales. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "las-pequenas-cosas-color" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-03 13:53:27" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-03 18:53:27" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74167" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(13) ["max_num_pages"]=> float(7) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "ef03e5349a7a5fb038ffc6874987ac2b" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Las pequeñas cosas: color

Las pequeñas cosas: color

El color es intrínseco a la existencia humana, nos habla desde la naturaleza, la gastronomía, el diseño, el cine, el arte y...

enero 3, 2022
El efecto búmeran

El efecto búmeran

A menudo nos invade la queja y no entendemos por qué nos suceden ciertas cosas. La respuesta llega después de que somos...

enero 19, 2022




Más de categoría
El efecto búmeran

El efecto búmeran

A menudo nos invade la queja y no entendemos por qué nos suceden ciertas cosas. La respuesta llega después...

enero 19, 2022
Las pequeñas cosas: relatividad

Las pequeñas cosas: relatividad

El cambio es lo único constante y en la máquina de la relatividad en la que vivimos también estamos...

enero 17, 2022

¿Quién controla tu vida?

¿Sabes por qué hay personas convencidas de que su existencia está determinada por factores externos como la suerte, mientras...

enero 12, 2022

Las pequeñas cosas: magia

La magia se traduce en cada una de #laspequeñascosas que realizamos en la vida cotidiana. El mejor hechizo que...

enero 10, 2022