Las pequeñas cosas: positivo, negativo

“Positivo” y “negativo” son dos términos cotidianos de la “nueva normalidad” que demuestran la relatividad en la que vivimos, donde un resultado positivo es lo más negativo que nos puede suceder en estos días.

24 de enero, 2022

“La derrota tiene algo positivo: nunca es definitiva. En cambio, la victoria tiene algo negativo: jamás es definitiva”. 

–José Saramago (1922-2010), escritor portugués.

Lo positivo (del latín positivus) afirmativo, beneficioso, cierto, efectivo, que no ofrece duda, que implica la existencia de algo y se aplica al resultado de una prueba (como el positivo a COVID-19), también se aplica a una persona que tiende a ver el aspecto favorable de las cosas. En el ámbito de la fotografía es la imagen reproducida con sus claros y oscuros y los colores como se ven en la realidad y en física significa que tiene carga eléctrica de tipo opuesto a la del electrón.

Lo negativo (del latín negativus), relativo a la negación, se aplica a la inexistencia de algo como el resultado de una prueba (como el negativo a COVID-19). Se refiere al rechazo, lo perjudicial, y se dice de la persona que ve el aspecto desfavorable de las cosas, así como del valor menor a cero. En fotografía es la imagen reproducida contraria a lo que se ve en realidad y en física se refiere a que tiene carga eléctrica del mismo tipo que la del electrón.

Hemos pasado los últimos tres años entre resultados positivos y negativos, lo que me hace pensar en la relatividad constante en que vivimos porque recibir un resultado positivo nos coloca al mismo tiempo en el plano de lo negativo como “fuera de la jugada” y cuando obtenemos el tan ansiado resultado negativo; en realidad, nos colocamos en el lado favorable de la pandemia (si es que alguno queda) y volvemos al “campo de juego”. Así vamos de lo positivo a lo negativo como polos opuestos de una pila eléctrica.

Obtener un resultado negativo en tiempos pandémicos también provoca cierto grado de culpa por estar del otro lado del campo de batalla y desconocer el sufrimiento que padecen los que resultan positivos y entonces todo se vuelve confuso y contradictorio porque ser positivo equivale a entrar en el plano negativo de la existencia y viceversa. Ver el lado positivo de una situación no siempre es posible si se está sumido en una actitud negativa por algún suceso en particular.

Y así vamos de positivo a negativo sin lograr distinguir lo uno de lo otro porque apenas se vislumbra un pensamiento positivo y llega la sombra de lo negativo para derrumbar toda ilusión y porque resulta complejo sentirse positivo en medio de tanta negatividad esparciéndose por todas partes.

Así es que se le va dando importancia a #laspequeñascosas de la vida porque es probable que no hayamos dedicado tiempo a reflexionar respecto a esas cuestiones positivas o negativas que nos rodean y a la interpretación que les damos o a la percepción desde la cual las juzgamos puesto que no habíamos experimentado un suceso de tal magnitud como lo es una pandemia que nos colocara de cabeza en todos los sentidos y que pusiera el foco en todo eso que es invisible a los ojos (parafraseando al personaje de El Principito). No es que se trate de ser lo uno o lo otro sino de reconocer que vivimos entre ambas polaridades, lo cual nos impulsa a guardar el equilibrio para no perecer en las garras del falso positivo ni del extremo negativo.

A manera de colofón: En menos de una semana, tres de siete colaboradores de mi equipo de trabajo resultaron positivos a COVID-19, una más tiene fuerte infección en la garganta con probabilidad de evolucionar a bronquitis y al cierre de la presente colaboración, la profesora titular de mi hijo envió mensaje de suspensión de clases virtuales por el mismo caso. Hace algunas semanas la doctora Jo Ruiz-Healy advertía que esto sucedería y que el problema no paraba en los contagios sino en los ausentismos laborales, en la falta de servicios y en la baja de productividad; desde entonces, empecé a utilizar doble cubrebocas y reforcé las medidas de prevención que todos ya conocemos, aun así, el día sábado tuve que hacer una prueba para descartar el contagio y afortunadamente salí negativa (lo cual me hizo sentir positiva) pero sin fuerza de trabajo nada puede hacerse en el campo laboral; del otro lado de la moneda, la angustia por tener que elegir entre conectar a mi hijo a sus clases virtuales o dedicarle tiempo al trabajo desaparece con el resultado positivo de su profesora, lo cual se vuelve un impacto negativo para la formación y aprovechamiento escolar del niño.

 

Comentarios


object(WP_Query)#18068 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(74863) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-06-2022" ["before"]=> string(10) "02-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(74863) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-06-2022" ["before"]=> string(10) "02-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18071 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17934 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17932 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "04-06-2022" ["before"]=> string(10) "02-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-04 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-07-02 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (74863) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17969 (24) { ["ID"]=> int(79891) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-14 11:46:35" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 16:46:35" ["post_content"]=> string(4844) "Los mexicanos estamos más gordos que nunca. No lo digo yo, lo dice la OMS. En las últimas cuatro décadas hemos pasado de vivir en un país en el que el número de personas con bajo peso doblaba al de los obesos a uno en el que hay más obesos que personas con delgadez extrema. Así lo dice también el Imperial College de Londres (Reino Unido) en un estudio recientemente publicado en la revista científica The Lancet, y que alerta sobre la epidemia mundial de obesidad que tendrá consecuencias para la salud de magnitudes indescriptibles. México ocupa el 5to. lugar de obesidad en el mundo, se estima que la cifra aumente en 35 millones de adultos para la siguiente década, advirtió la federación mundial de obesidad. De acuerdo con el Atlas Mundial de Obesidad más de mil millones de personas en todo el mundo vivirán con obesidad para 2030, a su vez el 13% de los niños y adolescentes se verán afectados. La cifra se duplicará con creces en los países de bajos ingresos en dicho periodo. La pregunta del millón: ¿Por qué en un país multidiverso como lo es México, en el que se pueden consumir frutas, verduras y alimentos naturales todo el año, los mexicanos seguimos alimentándonos de comida procesada y alimentos chatarra? Si además la economía de las familias  apunta a que comer en la calle es mucho más caro que consumir alimentos preparados en casa. ¿A qué debemos nuestros malos hábitos alimenticios? Cuando la dieta de los mexicanos estaba basada en maíz, frijol, chile y verduras, todo de origen  natural y sin grasa. Desde hace ya varias décadas la única oferta alimenticia para los niños en las escuelas y la única fuente de hidratación son botanas chatarra y refrescos y bebidas azucaradas, eso ha repercutido gravemente en nuestra salud, el significativo aumento de peso, es mucho más grave de lo que suponemos y va mucho más allá de ser un problema estético, siendo esto algo aprendido; lo que no es aprendido es la repercusión en la mala circulación, la afectación a los huesos, la posibilidad de desarrollar diabetes tipo 2, hipertensión, problemas de hígado, de corazón  y otras enfermedades además del bajo rendimiento que se sufre cuando la persona vive con obesidad. Tememos una dieta pobre y poco variada, no comemos lo suficiente en calidad ni en valor nutritivo, lo que nos ocasiona una deficiencia de calcio, hierro y por difícil que parezca de creer padecemos sobre peso y anemia al mismo tiempo. No tener dinero y a la vez sufrir sobrepeso puede resultar contradictorio. En México 7 de cada 10 adultos y 3 de cada 5 niños padecen sobrepeso. Según la organización mundial de la salud y la nutrición, las personas en condición de pobreza tienden a buscar alimentos de bajo contenido nutricional y altos en grasa y azúcares, para satisfacer el hambre de forma rápida y a un bajo costo. La desnutrición de los primeros años programa el metabolismo para toda la vida, para un ambiente de escasez y desnutrición. Los costos a la economía no son menos graves. Se estima que el costo por atender las enfermedades ocasionadas por la obesidad superan los 120 millones de pesos anuales, un dato gravísimo para un país que no sufre por problemas de clima ni por falta de oferta alimenticia saludable. No existen hambrunas sin desequilibrio social, siendo la gastronomía mexicana patrimonio de la humanidad, somos una de las sociedades peor alimentadas del mundo. Otro engaño al que nos enfrentamos en los últimos años es el mal llamado “Body Positive”, término acuñado a la filosofía de dejar de pelear contra tu cuerpo y aceptarlo tal y como es, esto se ha vuelto una peligrosa trampa, porque si bien es cierto que nuestro cuerpo es único y perfecto y debemos amarlo a pesar y por encima de sus “Defectos”, este término se refería en un principio más a dejar de buscar la perfección y sentirnos fatal por no tener un cuerpo con medidas perfectas, de tratar de esconder nuestros “Defectos” que no son otra cosa que características del cuerpo de cada quién. A este término nos debemos prácticamente el total de la población ya que ninguno de nosotros de alguna u otra manera  encajamos en los inalcanzables estándares de belleza perfecta que propone la industria de la moda y la publicidad. El problema es que disfrazando de positivismo y aceptación estamos disculpando problemas que mucho más allá de lo estético nos están condenando a problemas irreversibles de salud. No es lo mismo una talla  extra grande de ropa que una talla extragrande de intestino u estómago o un cuerpo curvy, que unas arterias o un corazón curvy. No se trata de no aceptarnos, amarnos es proveer la mejor alimentación a nuestro organismo a la vez que ver con cariño y admiración nuestro reflejo en el espejo." ["post_title"]=> string(35) "“BODY POSITIVE”  ¿UNA TRAMPA?" ["post_excerpt"]=> string(121) "México padece una crisis de obesidad que empieza desde la infancia. Las consecuencias a nuestra salud son incalculables." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "body-positive-una-trampa" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-14 11:57:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 16:57:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79891" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17867 (24) { ["ID"]=> int(80283) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-27 12:36:29" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-27 17:36:29" ["post_content"]=> string(4876) "“Bien están los buenos pensamientos, pero resultan tan livianos como burbuja de jabón, si no los sigue el esfuerzo para concretarlos en acción.”  – Gaspar Melchor de Jovellanos (1744-1811), literato, economista y político español. Hay días en que no ocurre nada o que simplemente la creatividad está de vacaciones. Uno de esos días ocurrieron esta semana porque soy una simple mortal a quien se le descompone el refrigerador, la regadera del baño y el boiler como cualquier ciudadana que habita en un condominio exclase mediero con más tintas de convertirse en sucursal de barrio bajo que de prosperar y regresar a sus buenos tiempos. Ocurre también que vivimos tiempos violentos y de incertidumbre en medio de una pandemia que no cesa y que cada día trae nuevos retos y variantes y estadísticas y datos como en una espiral sin fin, mientras que los ciudadanos nos debatimos entre conseguir el sustento diario, seguir adelante y cuidar de la salud; todo, en una sola exhibición (como dicen los contadores) y sin garantía de nada, porque lo único seguro es que los precios van a la alza mientras nuestros bolsillos se vacían velozmente y de una forma que nunca antes me tocó vivir.  Dicen los que saben que vienen tiempos más catastróficos económicamente hablando. Como no soy experta, no me toca juzgar si es verdad o falso, pero lo que veo, escucho, percibo y vivo cada día es que el ambiente está enrarecido, los maleantes se pasean a la luz del día, los delitos se cometen públicamente, los políticos hacen show cada día en las cámaras de diputados y senadores (por cierto, hoy en día ser político está entre las profesiones con mala reputación, pero esa es otra historia), las grandes empresas siguen ofreciendo productos innecesarios a los consumidores, las escuelas siguen trabajando en formato híbrido al igual que algunas empresas, los burócratas lo son cada vez más y en resumen. Me parece que no necesitamos igualarnos a Venezuela, Chile o Cuba porque ya vivimos en la decadencia social y personal entre personas cada vez más enojadas, frustradas o ambiciosas peleando por el poder y/o el dinero porque tenemos la falsa idea de que es la máxima aspiración del ser humano. Si lo anterior no fuera cierto, este espacio no existiría como una propuesta para expresarse, reflexionar, opinar e invitar a crearse un criterio propio, labor fundamental para crear conciencia entre la población, porque la vida es más que nacer, crecer, reproducirse y morir; eso lo realizan las plantas de forma magistral y el reino animal. Es nuestro deber hacer algo más con el respiro que damos al nacer. Me persigue la idea de que la vida es un ratito y se debe disfrutar al máximo aun frente a la crisis y el desaliento porque hemos visto partir seres queridos a lo largo de dos años, personas extraordinarias que han perecido en la lucha contra el mortal virus que nos aqueja. La vida es un ratito y estamos perdiendo la oportunidad de generar un barbecho (sistema de cultivo que consiste en dejar de sembrar la tierra periódicamente para que se regenere) en nuestras vidas. Descansar, regenerarse del impacto de una cruel y despiadada pandemia que no da tregua pero que nos ha golpeado de múltiples de formas, dañando no solo nuestra salud física sino también la salud mental y estamos cansados, hartos, hastiados, frustrados y sin esperanzas, porque no hay para dónde moverse y si el movimiento no es posible hay que buscar otras formas de movimiento como la flexibilidad del pensamiento para encontrar #laspequeñascosas que le dan sentido y sustento a la vida más allá de la fertilidad que todo terreno debe tener. Las pausas son necesarias en tanto nos ayudan a reconstruirlo todo de forma interna y externa.  A manera de colofón. Hemos corrido creyendo que podíamos retomar nuestras vidas, lo cierto es que nada es igual y que vale la pena replantearse los pasos a seguir en medio de una guerra que no es sólo bélica sino mental y de actitud porque vivimos peleados con un montón de cosas que vienen del exterior y que no podemos controlar. La pandemia es una amenaza, conviene buscar nuestras fortalezas y oportunidades para seguir adelante, siempre adelante o, como escribió Albert Camus: “En lo profundo del invierno finalmente aprendí que dentro de mí había un verano invencible”. Aprovechemos el verano que estamos viviendo.  " ["post_title"]=> string(30) "Las pequeñas cosas | Barbecho" ["post_excerpt"]=> string(118) "Me persigue la idea de que la vida es un ratito y se debe disfrutar al máximo aun frente a la crisis y el desaliento." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "las-pequenas-cosas-barbecho" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-27 12:36:29" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-27 17:36:29" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80283" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17969 (24) { ["ID"]=> int(79891) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-14 11:46:35" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 16:46:35" ["post_content"]=> string(4844) "Los mexicanos estamos más gordos que nunca. No lo digo yo, lo dice la OMS. En las últimas cuatro décadas hemos pasado de vivir en un país en el que el número de personas con bajo peso doblaba al de los obesos a uno en el que hay más obesos que personas con delgadez extrema. Así lo dice también el Imperial College de Londres (Reino Unido) en un estudio recientemente publicado en la revista científica The Lancet, y que alerta sobre la epidemia mundial de obesidad que tendrá consecuencias para la salud de magnitudes indescriptibles. México ocupa el 5to. lugar de obesidad en el mundo, se estima que la cifra aumente en 35 millones de adultos para la siguiente década, advirtió la federación mundial de obesidad. De acuerdo con el Atlas Mundial de Obesidad más de mil millones de personas en todo el mundo vivirán con obesidad para 2030, a su vez el 13% de los niños y adolescentes se verán afectados. La cifra se duplicará con creces en los países de bajos ingresos en dicho periodo. La pregunta del millón: ¿Por qué en un país multidiverso como lo es México, en el que se pueden consumir frutas, verduras y alimentos naturales todo el año, los mexicanos seguimos alimentándonos de comida procesada y alimentos chatarra? Si además la economía de las familias  apunta a que comer en la calle es mucho más caro que consumir alimentos preparados en casa. ¿A qué debemos nuestros malos hábitos alimenticios? Cuando la dieta de los mexicanos estaba basada en maíz, frijol, chile y verduras, todo de origen  natural y sin grasa. Desde hace ya varias décadas la única oferta alimenticia para los niños en las escuelas y la única fuente de hidratación son botanas chatarra y refrescos y bebidas azucaradas, eso ha repercutido gravemente en nuestra salud, el significativo aumento de peso, es mucho más grave de lo que suponemos y va mucho más allá de ser un problema estético, siendo esto algo aprendido; lo que no es aprendido es la repercusión en la mala circulación, la afectación a los huesos, la posibilidad de desarrollar diabetes tipo 2, hipertensión, problemas de hígado, de corazón  y otras enfermedades además del bajo rendimiento que se sufre cuando la persona vive con obesidad. Tememos una dieta pobre y poco variada, no comemos lo suficiente en calidad ni en valor nutritivo, lo que nos ocasiona una deficiencia de calcio, hierro y por difícil que parezca de creer padecemos sobre peso y anemia al mismo tiempo. No tener dinero y a la vez sufrir sobrepeso puede resultar contradictorio. En México 7 de cada 10 adultos y 3 de cada 5 niños padecen sobrepeso. Según la organización mundial de la salud y la nutrición, las personas en condición de pobreza tienden a buscar alimentos de bajo contenido nutricional y altos en grasa y azúcares, para satisfacer el hambre de forma rápida y a un bajo costo. La desnutrición de los primeros años programa el metabolismo para toda la vida, para un ambiente de escasez y desnutrición. Los costos a la economía no son menos graves. Se estima que el costo por atender las enfermedades ocasionadas por la obesidad superan los 120 millones de pesos anuales, un dato gravísimo para un país que no sufre por problemas de clima ni por falta de oferta alimenticia saludable. No existen hambrunas sin desequilibrio social, siendo la gastronomía mexicana patrimonio de la humanidad, somos una de las sociedades peor alimentadas del mundo. Otro engaño al que nos enfrentamos en los últimos años es el mal llamado “Body Positive”, término acuñado a la filosofía de dejar de pelear contra tu cuerpo y aceptarlo tal y como es, esto se ha vuelto una peligrosa trampa, porque si bien es cierto que nuestro cuerpo es único y perfecto y debemos amarlo a pesar y por encima de sus “Defectos”, este término se refería en un principio más a dejar de buscar la perfección y sentirnos fatal por no tener un cuerpo con medidas perfectas, de tratar de esconder nuestros “Defectos” que no son otra cosa que características del cuerpo de cada quién. A este término nos debemos prácticamente el total de la población ya que ninguno de nosotros de alguna u otra manera  encajamos en los inalcanzables estándares de belleza perfecta que propone la industria de la moda y la publicidad. El problema es que disfrazando de positivismo y aceptación estamos disculpando problemas que mucho más allá de lo estético nos están condenando a problemas irreversibles de salud. No es lo mismo una talla  extra grande de ropa que una talla extragrande de intestino u estómago o un cuerpo curvy, que unas arterias o un corazón curvy. No se trata de no aceptarnos, amarnos es proveer la mejor alimentación a nuestro organismo a la vez que ver con cariño y admiración nuestro reflejo en el espejo." ["post_title"]=> string(35) "“BODY POSITIVE”  ¿UNA TRAMPA?" ["post_excerpt"]=> string(121) "México padece una crisis de obesidad que empieza desde la infancia. Las consecuencias a nuestra salud son incalculables." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "body-positive-una-trampa" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-14 11:57:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 16:57:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79891" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(14) ["max_num_pages"]=> float(7) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "9f82f6290fe3ddd72576d9834ecc1564" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

“BODY POSITIVE”  ¿UNA TRAMPA?

México padece una crisis de obesidad que empieza desde la infancia. Las consecuencias a nuestra salud son incalculables.

junio 14, 2022

Las pequeñas cosas | Barbecho

Me persigue la idea de que la vida es un ratito y se debe disfrutar al máximo aun frente a la crisis...

junio 27, 2022




Más de categoría
eutanasia y los cuidados paliativos

La eutanasia y los cuidados paliativos

El filósofo José Enrique Gómez Álvarez explora las implicaciones bioéticas de la eutanasia en un contexto como el de...

julio 1, 2022

Enfrenta tus monstruos

Cuando estamos solos,  el silencio nos obliga a enfrentarnos a nuestros propios pensamientos y a los miedos que alimentan...

junio 30, 2022
¿Aún no sabes cómo el Smart Working puede mejorar tu vida laboral?

¿Aún no sabes cómo el Smart Working puede mejorar tu vida laboral?

La rigidez está quedando atrás para dar cabida a procesos más flexibles.

junio 30, 2022

Las pequeñas cosas | Barbecho

Me persigue la idea de que la vida es un ratito y se debe disfrutar al máximo aun frente...

junio 27, 2022