El primer paso

Me pregunto si  alguna vez ha existido una sociedad ideal, en donde las necesidades colectivas sean tomadas en cuenta, y se busque solución a todas y cada una de ellas.  A ratos me imagino que los grupos...

19 de enero, 2021

Me pregunto si  alguna vez ha existido una sociedad ideal, en donde las necesidades colectivas sean tomadas en cuenta, y se busque solución a todas y cada una de ellas.  A ratos me imagino que los grupos sociales cuya prioridad es cubrir las necesidades más elementales son capaces de desarrollar un sentido de comunidad  auténtico, pues de no cooperar todos para satisfacer necesidades de sobrevivencia, como la comida o el albergue, estarían  en riesgo de perecer. Y en la medida en que los grupos sociales evolucionan y alcanzan niveles más elevados de desarrollo, según la pirámide de Maslow, comienzan a desarrollarse interacciones más complejas entre sus miembros.

Si observamos con detenimiento cualquier colectividad, detectaremos que existe un liderazgo que se manifiesta de  manera única, según la especie.  Los gorriones expresan de forma clara  una singular lucha por el mando.  Participan dos o tres machos por conseguir la mejor rama, el alimento o  la hembra que buscan fertilizar.  Se arman unos alegatos descomunales entre ellos, uno –el más viejo—defendiendo su posición, y una o dos aves más jóvenes, intentando desplazarlo.  Observo que es más el barullo que arman que el daño que se provocan.  Muy rara vez he visto que se den de picotazos; lo que más comúnmente sucede es que despliegan las alas como un modo de intimidar a la parte contraria.  Luego de unos minutos, la reyerta  termina y todo vuelve a la paz.  

De los gorriones pasamos a los seres humanos y a la satisfacción de sus necesidades.  La conciencia modifica cómo percibimos nuestra vida y cómo estamos dispuestos a satisfacer las necesidades propias. Pasamos, nuevamente con Maslow, de las necesidades vitales a las de rango medio. El poder representa algo más que resolver las necesidades inmediatas. El ser humano ahora parte de una reflexión más elaborada. Luego de que descubre el valor del tiempo, razona en la necesidad de acumular recursos para el futuro. Algunos estudiosos atribuyen a este razonamiento el principio que lleva a la codicia y al acaparamiento, y de alguna manera va desvirtuando el sentido de comunidad.  Conforme crece un grupo social, aumentan estas tendencias en la esfera económica y  política.

Bien señala el sociólogo polaco Zygmunt Bauman que en la era digital cada uno de los internautas somos, a la vez, clientes y mercancía.  Los afanes por mejorar nuestra imagen en redes sociales nacen del propósito de convertirnos en una mercancía que venda: subimos la mejor fotografía; tal vez la manipulemos con recursos digitales, para proyectar una imagen de cómo deseamos que los demás nos vean, y así conseguir  aceptación social.  A más “me gusta” o reproducciones, que den cuenta de nuestra popularidad, nos sentimos mejor, aunque esa sensación sea pasajera. Pronto desaparece su efecto dopamínico y salimos a postular algo nuevo, para volver a conseguir la aprobación de los demás. Quienes más popularidad ganan, se van colocando como líderes en la red; su opinión es cada vez más reconocida por sus seguidores, quienes los empoderan.  Así es como se establecen cotos de poder; surge un líder que impone tendencias y una grey hambrienta de aceptación, que comienza a seguir al líder a ojos cerrados.  De ese tamaño su necesidad de pertenencia. Ahí tenemos circulando hipótesis de lo más absurdo que, por la capacidad de convicción de quienes las postulan, engatusan a muchos.

A lo largo de la historia reciente surgen líderes que marcan honda huella en el mundo, esos que ven siempre por los intereses de otros. Viene a mi mente Martin Luther King Jr., cuyo natalicio se celebra por estas fechas.  En su persona se condensan los deseos de igualdad de muchos estadounidenses, cuyo color de piel, en los años sesenta del siglo pasado, los ponía en desventaja respecto a otros ciudadanos. Nacido en Georgia, un estado del sudeste norteamericano, afectado por la Guerra Civil, vivió de manera directa el trato diferenciado que se daba a los derechos civiles de los negros. Por su lucha a favor de los grupos marginados, recibió el Premio Nobel de la Paz en 1964. Fue ministro bautista de carrera, autor de diversos documentos y libros, que buscan conciliar la condición divina y la humana en el hombre, y la forma en que, por ello mismo, está obligado a actuar para con los demás. Me atrevo a decir que Luther King buscaba conseguir esa sociedad ideal, afectando muchos intereses con su lucha, lo que le costó la vida.

Con respecto al orden social, tomar ventaja dentro de un grupo, señala dos cosas que tienen un origen común: No creemos en que exista la justicia, y desde esa idea actuamos.  O bien, nos valemos de nuestra capacidad de romper las reglas, para asegurar nuestro propio beneficio. En ninguno de los casos nuestra actuación está aportando nada al establecimiento de un orden colectivo.  Actuamos apegados a esa expresión popular que dice: “Primero mis dientes y luego mis parientes”.  Burdos ejemplos de ello hemos visto en estos días, con motivo de la aplicación de la vacuna contra COVID.  Venturosamente, al menos en dos entidades, la autoridad ha actuado en contra de esos ciudadanos ventajosos.




El día cuando en la mente de cada uno de nosotros exista la convicción de que la ruta hacia una sociedad justa comienza conmigo, y estemos todos dispuestos a actuar con tal idea en mente, estaremos en camino de conseguir el mundo que  deseamos para nuestros hijos. El primer paso del camino está justo a nuestros pies.

Comentarios
object(WP_Query)#18187 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60378) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "18-04-2021" ["before"]=> string(10) "16-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60378) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "18-04-2021" ["before"]=> string(10) "16-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18175 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18172 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18203 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "18-04-2021" ["before"]=> string(10) "16-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(462) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-18 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-16 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (60378) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18115 (24) { ["ID"]=> int(64546) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-26 12:37:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-26 17:37:09" ["post_content"]=> string(5021) "“La única patria que tiene el hombre es su infancia.”  – Rainer María Rilke (1875 - 1926), poeta y novelista austriaco. Por segundo año consecutivo las niñas y niños pasarán el 30 de abril encerrados en casa. 13 meses han pasado desde que abandonaron los pupitres y aulas para resguardarse en su hogar junto a sus familias y aunque esta nueva era nos ha enseñado que las fechas conmemorativas no son sinónimo de celebración, es importante insistir en el bienestar de la infancia particularmente en tiempos pandémicos. Serrat nos heredó unas bellas palabras sobre la infancia: “Esos locos bajitos que se incorporan con los ojos abiertos de par en par sin respeto al horario ni a las costumbres y a los que por su bien, hay que domesticar.” Y es que en nuestro acelerado ritmo de vida entre vacunas, elecciones, falta de agua, violencia y migración, entre otros “asuntos de mayores”, los peques van quedando olvidados, arrinconados, sin defensa. Basta con ser una madre o padre para notar la carencia de espacios y servicios; por ejemplo, el menú infantil en los restaurantes no es más que una versión en pequeño con gran cantidad de azúcares, carbohidratos y grasas para ellos, pero no existen variantes de papillas para los más pequeños o bebidas apropiadas, las sillas mal llamadas periqueras los colocan en riesgo entre el correr de las meseras y el descuido de los adultos, la ropa se ha vuelto un asunto de moda y marketing que los hiper sexualiza en edades cada vez más tempranas, y así podría seguir anotando una serie de abusos en su contra porque exigimos de ellos que crezcan rápido, que aprendan, que ya hablen, que sean multitareas, que nos entiendan, que se comporten y les endosamos una enorme cantidad de expectativas que el mundo no les condonará si es que quieren ganarse un lugar en él y es que llegan a esta vida como un lienzo en blanco y los adultos no siempre tienen la precaución de apenas esbozar dibujos, sino que algunos rayan, manchan o rasgan el  lienzo hasta pervertirlo, lo lastiman de forma irremediable en la mayoría de las ocasiones. Walter Benjamin (filósofo alemán) consideraba que es a través de los juegos infantiles y ese hablar desparpajado donde se halla la semilla del cambio social de un despertar del mundo dominado por los adultos pero quizá hemos fallado como sociedad y como apunta Guadalupe Nettel (escritora mexicana): “Nos corresponde a todos responsabilizarnos de que la infancia sea lo más luminosa posible porque los niños son sin lugar a dudas los más vulnerables entre los humanos. Su pequeñez, su debilidad física, su candidez, su mente abierta e impresionable, los convierten en presas fáciles para los depredadores.” Lo cierto es que la historia cuenta con una galardonada al Premio Nobel de la Paz con tan sólo 17 años, llamada Malala Yousafzai, es posible disfrutar la ópera “Las bodas de Fígaro” gracias al talento que desde los cinco años desarrolló Wolfgang Amadeus Mozart, el calentamiento global encontró una vocera mundial a través de Greta Thunberg quien con 16 años realizaba huelgas estudiantiles en las afueras del Riksdag y es que dominar a edad precoz una aptitud (artística, cultural o científica) que normalmente llevaría años desarrollarla los convirtió en “niños prodigio” a través de la práctica continua de aquéllas habilidades naturales y del tiempo dedicado también a otras actividades lúdicas que no es igual a llenarles la agenda de clases (ahora por zoom), sino que se trata justamente de darles libertad para jugar, explorar, aprender, conocer su interés y acompañarlos en el proceso para que lo disfruten y no se convierta en sufrimiento como ocurre con pequeños talentos que son explotados y obligados a vivir como adultos.  La infancia (del latín infans = el que no habla y basado en el verbo for = hablar, decir) es esa etapa comprendida entre el nacimiento y la adolescencia aunque para la ONU se considera hasta antes de los 18 años. Es una brevedad en la historia de vida de cada uno, el momento en que ser grande significa usar los zapatos de mamá o papá, la oportunidad de explorar y descubrir libremente, ajenos al transcurrir de las horas y minutos, el tiempo de ser pequeños y no por ello, evitar impactos mayúsculos en su entorno porque por cada niña o niño que nace, el mundo de dos adultos se transforma sin retorno." ["post_title"]=> string(29) "Las pequeñas cosas: infancia" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(29) "las-pequenas-cosas-infancia-2" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-26 12:37:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-26 17:37:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64546" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18116 (24) { ["ID"]=> int(64248) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-19 12:42:12" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-19 17:42:12" ["post_content"]=> string(5470) "“Con la ayuda de los microscopios, no hay nada tan pequeño como para escapar de nuestra investigación, de ahí que haya un nuevo mundo visible descubierto para el entendimiento.”  – Robert Hooke, Científico inglés (1635 – 1703) Un núcleo de ácido ribonucleico y una membrana de proteínas envuelven el material genético del virus que puso en jaque al mundo entero desde hace más de un año. 30 horas después de la fecundación, el óvulo se divide en dos células llamadas gametos cuya fusión de los 23 cromosomas que comparten determina el ADN durante la tercera semana del embarazo. El dispositivo electrónico con red inalámbrica que llevamos durante todo el día nos permite realizar telecomunicaciones a larga distancia y desde cualquier punto geográfico. Todo ello, gracias a la unidad más pequeña que compone a los seres vivos y que se encuentra presente también en la tecnología para dotar de “vida” a toda serie de artefactos: la célula. Hacia 1665 y con ayuda de los primeros y rudimentarios microscopios, Robert Hooke realizó numerosas observaciones de tejidos vegetales a partir del microscopio que él mismo desarrolló, descubriendo así unidades que se repetían en forma de celdillas semejantes a un panal y que nombró como célula (del latín cellula, diminutivo de cella = celda) que hoy sabemos es la unidad morfológica y funcional de todo ser vivo. La maravilla de una célula no solo radica en la capacidad que tiene para generar todas las funciones vitales de los organismos y su interacción con otras células, sino del poder que brinda al cuerpo humano a través de los cientos de billones que lo componen y en las cuales se presentan y expresan receptores, además de que se emiten neurotransmisores como la serotonina, la adrenalina o la oxitocina, como lo describe Eduardo Punset (divulgador científico español): “Con cada estímulo que desencadena una emoción se generan nuevas conexiones entre grupos de células en nuestro cerebro.” Ello nos convierte en infinitos a pesar de tener fecha de caducidad, pues nuestras reservas no se agotan como lo demuestran las investigaciones respecto a la capacidad de generar nuevas neuronas gracias a la ayuda de la tecnología y la ciencia.  Las células segregan sustancias, nos dotan de neuronas, adipocitos, epitelios, fibroplastos, leucocitos y eritrocitos entre otros. “Todas las células surgen de células. Toda célula nace de una célula anterior, que a su vez nació de otra célula anterior. La vida surge de la vida. La vida engendra vida que engendra vida que engendra vida que engendra vida." (Bajo la misma estrella, 2012). El cáncer es el desarrollo de células “anormales” que se dividen, crecen y se diseminan sin control por el organismo, las mismas que en condición “normal” se encargan de estimularnos positivamente para hacernos sentir placer y alegría o nos llevan al extremo en casos de estrés. La citología o biología celular, como actualmente la llaman, se encarga del estudio de las células y es un pozo sin fondo del cual debemos tener cuidado de no caer porque este espacio no es de divulgación científica, pero coloca la mirada en las pequeñas cosas y su impacto en nuestro universo (personal y social). Así que las células son el punto de partida para todo aquello que se relaciona a la experiencia tanto interna como externa en nuestro tránsito por la vida humana porque somos materia, pero también somos alma (esencia, espíritu, etc.) y mente. No es que pasemos la tarde pensando en la cantidad de células que contiene nuestro organismo sino que reflexionemos en el universo entero que llevamos dentro y que transportamos diariamente en el auto, el transporte, caminando o conectándonos al ciberespacio para realizar una videollamada y que en comparación al universo, somos apenas una célula con el poder de desarrollar culturas, arte, tecnología, ciencia y con ello, transformar el mundo en el que nos tocó vivir.  En 1998 se estrenó la película “Bichos: una aventura en miniatura” cuyo eje es la historia de una hormiga fuera de lo común que elige salir del grupo para buscar ayuda contra los saltamontes que las obligan a recolectar comida para ellos y en algún momento, el personaje principal enfrenta al villano para decirle: “No tenemos por qué servirles, ustedes nos necesitan. Somos más fuertes de lo que ustedes creen y te consta. ¿No es cierto?”. El poder que representan #laspequeñascosas es microscópico, la mayoría de las veces imperceptible, pero el resultado es gigantesco si pensamos en términos de vida y de tiempo, porque empezamos siendo células y en células nos convertiremos al morir." ["post_title"]=> string(30) "Las pequeñas cosas: célula " ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "las-pequenas-cosas-celula" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-19 13:22:00" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-19 18:22:00" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64248" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18115 (24) { ["ID"]=> int(64546) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-26 12:37:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-26 17:37:09" ["post_content"]=> string(5021) "“La única patria que tiene el hombre es su infancia.”  – Rainer María Rilke (1875 - 1926), poeta y novelista austriaco. Por segundo año consecutivo las niñas y niños pasarán el 30 de abril encerrados en casa. 13 meses han pasado desde que abandonaron los pupitres y aulas para resguardarse en su hogar junto a sus familias y aunque esta nueva era nos ha enseñado que las fechas conmemorativas no son sinónimo de celebración, es importante insistir en el bienestar de la infancia particularmente en tiempos pandémicos. Serrat nos heredó unas bellas palabras sobre la infancia: “Esos locos bajitos que se incorporan con los ojos abiertos de par en par sin respeto al horario ni a las costumbres y a los que por su bien, hay que domesticar.” Y es que en nuestro acelerado ritmo de vida entre vacunas, elecciones, falta de agua, violencia y migración, entre otros “asuntos de mayores”, los peques van quedando olvidados, arrinconados, sin defensa. Basta con ser una madre o padre para notar la carencia de espacios y servicios; por ejemplo, el menú infantil en los restaurantes no es más que una versión en pequeño con gran cantidad de azúcares, carbohidratos y grasas para ellos, pero no existen variantes de papillas para los más pequeños o bebidas apropiadas, las sillas mal llamadas periqueras los colocan en riesgo entre el correr de las meseras y el descuido de los adultos, la ropa se ha vuelto un asunto de moda y marketing que los hiper sexualiza en edades cada vez más tempranas, y así podría seguir anotando una serie de abusos en su contra porque exigimos de ellos que crezcan rápido, que aprendan, que ya hablen, que sean multitareas, que nos entiendan, que se comporten y les endosamos una enorme cantidad de expectativas que el mundo no les condonará si es que quieren ganarse un lugar en él y es que llegan a esta vida como un lienzo en blanco y los adultos no siempre tienen la precaución de apenas esbozar dibujos, sino que algunos rayan, manchan o rasgan el  lienzo hasta pervertirlo, lo lastiman de forma irremediable en la mayoría de las ocasiones. Walter Benjamin (filósofo alemán) consideraba que es a través de los juegos infantiles y ese hablar desparpajado donde se halla la semilla del cambio social de un despertar del mundo dominado por los adultos pero quizá hemos fallado como sociedad y como apunta Guadalupe Nettel (escritora mexicana): “Nos corresponde a todos responsabilizarnos de que la infancia sea lo más luminosa posible porque los niños son sin lugar a dudas los más vulnerables entre los humanos. Su pequeñez, su debilidad física, su candidez, su mente abierta e impresionable, los convierten en presas fáciles para los depredadores.” Lo cierto es que la historia cuenta con una galardonada al Premio Nobel de la Paz con tan sólo 17 años, llamada Malala Yousafzai, es posible disfrutar la ópera “Las bodas de Fígaro” gracias al talento que desde los cinco años desarrolló Wolfgang Amadeus Mozart, el calentamiento global encontró una vocera mundial a través de Greta Thunberg quien con 16 años realizaba huelgas estudiantiles en las afueras del Riksdag y es que dominar a edad precoz una aptitud (artística, cultural o científica) que normalmente llevaría años desarrollarla los convirtió en “niños prodigio” a través de la práctica continua de aquéllas habilidades naturales y del tiempo dedicado también a otras actividades lúdicas que no es igual a llenarles la agenda de clases (ahora por zoom), sino que se trata justamente de darles libertad para jugar, explorar, aprender, conocer su interés y acompañarlos en el proceso para que lo disfruten y no se convierta en sufrimiento como ocurre con pequeños talentos que son explotados y obligados a vivir como adultos.  La infancia (del latín infans = el que no habla y basado en el verbo for = hablar, decir) es esa etapa comprendida entre el nacimiento y la adolescencia aunque para la ONU se considera hasta antes de los 18 años. Es una brevedad en la historia de vida de cada uno, el momento en que ser grande significa usar los zapatos de mamá o papá, la oportunidad de explorar y descubrir libremente, ajenos al transcurrir de las horas y minutos, el tiempo de ser pequeños y no por ello, evitar impactos mayúsculos en su entorno porque por cada niña o niño que nace, el mundo de dos adultos se transforma sin retorno." ["post_title"]=> string(29) "Las pequeñas cosas: infancia" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(29) "las-pequenas-cosas-infancia-2" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-26 12:37:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-26 17:37:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64546" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(11) ["max_num_pages"]=> float(6) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "e5ae520a8e59e9ded57a7daaff787fee" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Las pequeñas cosas: infancia

“La única patria que tiene el hombre es su infancia.”  – Rainer María Rilke (1875 – 1926), poeta y novelista austriaco. Por...

abril 26, 2021

Las pequeñas cosas: célula 

“Con la ayuda de los microscopios, no hay nada tan pequeño como para escapar de nuestra investigación, de ahí que haya un...

abril 19, 2021




Más de categoría

Redes sociales: cómo nos volvemos caja de resonancia de mentiras y rumores 

Estamos inundados de una mezcla de sobre-información, mentiras y datos contradictorios… Entre docenas de versiones del mismo hecho, no...

mayo 14, 2021

La importancia del cambio climático

En la imagen, el incendio de la sierra de Santiago, Marzo 2021. En las últimas décadas, las condiciones del...

mayo 12, 2021

El lujoso departamento que compró Lionel Messi en Miami

Lionel Messi ha sido noticia recientemente por adquirir un lujoso departamento junto a su esposa Antonella Roccuzzo y sus...

mayo 12, 2021

Las pequeñas cosas: maternitas

“La maternidad ha cambiado, como la vida misma de las mujeres que arribamos a la contemporaneidad.”  – Ileana Medina...

mayo 10, 2021