El abrazo que no te di

Román Navarro reflexiona sobre el impacto de la pandemia en su vida personal y también comparte las enseñanzas de vida que le ha traído esta difícil experiencia.

11 de octubre, 2021

 En abril del año 2020, nuestro grupo de amigos y familiares tuvimos nuestra última llamada para los próximos festejos, con la promesa de volver a vernos al término de la pandemia cuando se decía que ésta duraría 15 a 20 días en nuestro país y que todo estaba controlado.

Decidí junto con mi familia pasar esta tragedia en la casa de campo, aprovechando que no habría escuela ni trabajo. Todo pintaba como unas vacaciones imprevistas; sin embargo, las cosas cada día se ponían de color gris. El encierro nos llenaba de ansiedad y estrés, los espacios habitacionales por más grandes que fueran parecían reducirse como si las paredes día a día se juntaran unas con otras; el contacto con nuestros seres queridos solo era por redes sociales o llamadas telefónicas… pero nunca pensamos que esas llamadas se fueran reduciendo por los decesos de los parientes y conocidos.

La vida que en un principio parecía de colores, tomaba un tono monocromático donde el color negro dominaba. Los mensajes en el teléfono se llenaban de esperanzas de vida y condolencias, pero el chat decía adiós a nuestros seres queridos, los planes quedaban como una promesa sin fecha de vencimiento: citas que no se cumplieron, festejos que se pospusieron.

 El sentimiento de incertidumbre crece cada vez más y con más fuerza, obligándonos a aprender a vivir con nosotros mismo y los más cercanos. Llevamos año y medio de pandemia y no podemos juntarnos por seguridad de no contagiarnos.

Ese pariente, aquel amigo que solía visitarnos y estar en las reuniones, ya no está. Se fue para no regresar. Ese abrazo afectuoso que no pude dar ni recibir, quedará en el limbo.

Todo se pintó de gris.  No hay más colores: el negro se apoderó del presente, avanzó como si estuviera en un puente sobre aguas turbulentas, donde no puedo detenerme porque es inestable. Pero al frente puedo ver el final, lo que tengo que hacer es no frenar, llevar paso firme sin desistir, mirar el objetivo sin voltear atrás, recordando de dónde vine y quien soy, sin olvidar a los que me amaron y agradeciendo el seguir aquí y ser paciente para dar ese abrazo que no se cumplió a quiénes seguimos en la vida.

Me pregunto quién soy. Soy testigo de lo que ha pasado  hasta el día de hoy, sobreviviente de los hechos; he vivido la fuerza de la enfermedad que me confrontó con la realidad y que me mostró el rostro de la muerte; he vivido la dureza de ver partir a los amados, pero con la fortaleza de seguir con los que me necesitan y también me aman. Simplemente estoy en la oportunidad de vivir y de hacerlo de la mejor manera, dejando un legado de vida, no de muerte, porque soy actor en esta tragedia y estar vivo es parte del protagonismo.

 Y me gustaría cerrar este escrito citando estas palabras de un cantautor “gracias a la vida que me ha dado tanto”, agradecido por enseñarme a valorar a las personas aun en la peores tempestades, y hacer de la adversidad una ventaja una oportunidad para mejorar.

 Ese abrazo que no te di me enseñó lo que vales y no supe atesorar, pero también me enseñó a valorar a los que sí están aquí esperando a que pase la tempestad para recibir ese abrazo que no se ha consumado.

 

“ESTA ES LA NATURALEZA DE MI SER”.

 

Comentarios


object(WP_Query)#16262 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(71410) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-09-2022" ["before"]=> string(10) "06-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(71410) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-09-2022" ["before"]=> string(10) "06-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16266 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16264 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16265 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "08-09-2022" ["before"]=> string(10) "06-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-08 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-10-06 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (71410) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16263 (24) { ["ID"]=> int(83192) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-12 10:42:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-12 15:42:48" ["post_content"]=> string(5116) "En mi clase de budismo del domingo tuvimos esta enseñanza, es una de las que más me gusta y no me canso de escucharla, pues me parece vital para entender y poner en práctica en mi vida diaria el poder apreciar a los otros. ¿Pero por qué es importante apreciar a otros? Yo estimo a mis amigos, a mi familia, a mi pareja, a mis mascotas, a algunas personas cercanas… ¿Por qué debo apreciar a otros? Según nuestro maestro Geshe Kelsang Gyatso existen tres grupos de personas: Aquellas con las que más nos identificamos, con las que tenemos algo en común, a nuestros hijos, familia, pareja, amigos, aquellas personas que nos parecen atractivas por sus encantos físicos, por sus éxitos profesionales, por su popularidad, por su liderazgo, por su inteligencia, etc. A este grupo de personas es muy fácil que las apreciemos pues son personas con las cuales nos identificamos, nos sentimos bien con su presencia o nos gustaría llegar a ser como ellas. El otro grupo son aquellas personas que no nos caen muy bien, o con las que no podemos mantener una buena relación por cualquier motivo, ya sea personal o profesional, o aquellas que simplemente nada más de verlas ya nos desagradan por algún motivo. Y el tercer grupo es el llamado “neutro”, aquellas personas que ni nos afectan ni nos benefician en nada, prácticamente los desconocidos, los que van caminando por la calle, nuestros vecinos, todas aquellas personas que vemos o nos cruzamos con ellas en el transcurso de nuestro día o nuestra vida. Lo primero que nos preguntamos es: ¿por qué apreciar a aquellas personas que me caen mal o que simplemente por más que intento no puedo tener una buena relación, o aquel desconocido que no aporta nada a mi vida? Geshe Kelsang Gyatso en su libro “Nuevo Ocho Pasos para la Felicidad” nos explica la importancia de apreciar a los otros sin excepción. Si paramos para pensar un poco en todo lo que tenemos y hemos conseguido durante toda nuestra vida (cosas materiales) lo primero que nos vendría a la mente sería que tenemos todo esto por nuestros propios méritos, por tantos años de trabajo , esfuerzo, dedicación y sacrificios. Por una parte es verdad, pero todo es resultado de la ayuda de otras personas, por ejemplo: las personas que en su momento confiaron en nosotros para desempeñar nuestros trabajos, las oportunidades que otras personas nos dieron, la confianza de nuestros clientes y un sin número de personas que pasaron por nuestras vidas aportando algo para nuestro crecimiento; nada de lo que tenemos lo hemos conseguido solos. Si pensamos ahora en las cosas más básicas como nuestra alimentación, que está perfectamente claro que sin trabajo y sin recursos no podríamos comprar nada para alimentarnos, pero detrás de todos estos alimentos que llegan a nuestra mesa hay miles de personas que participaron para poder plantar, cosechar, transportar, vender, preparar todos y cada uno de estos alimentos. Al bañarnos, el simple hecho de poder abrir la llave y que salga el chorro de agua en nuestras regaderas… los millares de personas que tuvieron que trabajar en las obras hidráulicas y drenajes para tener los servicios básicos para nuestro aseo y necesidades personales. Al salir de casa y dirigirnos a nuestros trabajos o transitando por las calles… las innumerables personas que tuvieron que trabajar para construir calles, carreteras, puentes, las personas que limpian las vías públicas…. Absolutamente todo, alguien lo hizo. Tal vez nos preguntemos dónde entra el grupo de nuestros “enemigos” o las personas con las que menos nos llevamos… Estas personas siempre van a tener alguien que las ame, que las aprecie, que las cuide, pues esa etiqueta que les pusimos es solo nuestra percepción, solo existe en nuestra mente. Todos y cada uno de nosotros le debemos la vida a alguien, a nuestros padres por habernos engendrado, a quienes nos cuidaron cuando éramos indefensos, a quien nos pagó nuestros estudios, a nuestros profesores, a quienes nos orientaron en el transcurso de nuestra vida para poder llegar justo donde nos encontramos. Y así podría enumerar un sinfín de cosas, todas ellas hechas por desconocidos para beneficiar a los otros. DE AHÍ LA IMPORTANCIA DE APRECIAR A LOS OTROS. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS: “Novo Oito Passos para a Felicidade” Geshe Kelsang Gyatso, Ed. Tharpa, Brasil, 2020." ["post_title"]=> string(38) "La importancia de apreciar a los otros" ["post_excerpt"]=> string(142) "“Ningún hombre es una isla / por sí mismo. / Cada hombre es una pieza de un continente, / una parte del todo”. -John Donne (1572-1631) " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "la-importancia-de-apreciar-a-los-otros" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-12 10:42:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-12 15:42:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83192" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16239 (24) { ["ID"]=> int(83152) ["post_author"]=> string(2) "97" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-09 13:44:44" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-09 18:44:44" ["post_content"]=> string(4133) " Te contaré que la pandemia se ha llevado algunos seres queridos y amigos. Me atacó, pero finalmente superé la enfermedad y no solo eso, me favoreció porque he logrado algunas metas que en nuestras pláticas comenté que me gustaría realizar. Me da mucho gusto decirte que tenías razón cuando decías que podía cumplir lo que deseara siempre y cuando tuviera fe en mí que las cosas podían lograrse a cualquier edad. Pues te doy la sorpresa que soy columnista de un gran periódico digital. ¿Sabes cuál? RUIZ-HEALY TIMES. Sí, qué sorpresa ¿verdad? Además la tienda de artesanías mexicanas va creciendo cada día más.  He tenido la suerte de que Eduardo me diera un espacio en Radio Fórmula donde platicamos de la Talavera artesanal. Fue increíble: todos los amigos y parientes estuvieron al pendiente. En la televisión tus recetas son un éxito, pues cada semana las presento en un canal que se transmite en todo el estado. Recuerdo cómo disfrutaba la hora de cocinar a tu lado. Aprendí mucho de ti, aunque tu sazón es superior al mío.   Me gusta ponerte al tanto de mis días, los logros y las metas por cumplir. Sé lo contenta y orgullosa que te sientes, además  que te gusta presumir con las personas que te rodean a tus hijos.  Cambiando de tema, te diré que añoro esos días de juegos de dominó, aunque casi siempre ganabas tú. Cómo olvidar la música que compartíamos y descubrimos juntos. Y ser tu cómplice en las bromas a los demás. Tus nietas están cada día más grandes y, por cierto, gracias por la buena educación que les diste, ellas están agradecidas por haberlas enseñado a leer pues siempre fuiste una gran maestra en tu profesión y con tu familia. ¿Sabes? No puedo olvidar cuando tomé esa caja de mármol en mis manos. Es muy bonita, pero muy fría y pesada. Ha de ser porque llevaba mucho amor dentro, ese amor de madre incondicional… yo creo que sí, pues lleva tu nombre.    Y cómo no recordar la última vez que besé tu frente. Te veías tan hermosa recostada con ese traje blanco que tanto te gusta. De hecho es la última vez que te lo vi puesto.  Te confieso que regularmente entras en mis sueños: reímos, platicamos como siempre… Sí, allí en mi descanso también me haces compañía.   En la soledad estás en mi mente. Tu recuerdo me reconforta, aunque por momentos mis ojos se cristalizan y las lágrimas se cuelgan de mis párpados tratando de no caer en mis mejillas, para mitigar el dolor de tu ausencia.  Así, querida July, han sido estos ocho años en que repentinamente partiste, dejando un hermoso camino de huellas a seguir, pero que también dejó muchas cosas en el tintero. El vacío de tu ausencia a veces lo lleno con tu memoria, pero siempre está vigente. Y ahora te recuerdo entre líneas. Tu personalidad única te hizo una gran madre, por eso duele tanto ya no verte.  Imposible pasar un momento sin que estés presente en la cocina o al escuchar música, en mis propias palabras esas que adopte de ti, ¿quién dijo que te fuiste? si en cada rincón que recorro estas tú.   Marcaste nuestras vidas volviéndote inmortal en la mente de quien te conoció y convivió a tu lado. Dejaste un hueco que no se ha podido llenar porque sigues vigente aun en tu ausencia.   Me despido hoy pero mañana te reviviré nuevamente para que ilumines mi camino con la fuerza del amor que dejaste en tu presencia.  “ESTA ES LA NATURALEZA DE MI SER”.  " ["post_title"]=> string(27) "La presencia de tu ausencia" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "la-presencia-de-tu-ausencia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-09 13:44:44" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-09 18:44:44" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83152" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16263 (24) { ["ID"]=> int(83192) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-12 10:42:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-12 15:42:48" ["post_content"]=> string(5116) "En mi clase de budismo del domingo tuvimos esta enseñanza, es una de las que más me gusta y no me canso de escucharla, pues me parece vital para entender y poner en práctica en mi vida diaria el poder apreciar a los otros. ¿Pero por qué es importante apreciar a otros? Yo estimo a mis amigos, a mi familia, a mi pareja, a mis mascotas, a algunas personas cercanas… ¿Por qué debo apreciar a otros? Según nuestro maestro Geshe Kelsang Gyatso existen tres grupos de personas: Aquellas con las que más nos identificamos, con las que tenemos algo en común, a nuestros hijos, familia, pareja, amigos, aquellas personas que nos parecen atractivas por sus encantos físicos, por sus éxitos profesionales, por su popularidad, por su liderazgo, por su inteligencia, etc. A este grupo de personas es muy fácil que las apreciemos pues son personas con las cuales nos identificamos, nos sentimos bien con su presencia o nos gustaría llegar a ser como ellas. El otro grupo son aquellas personas que no nos caen muy bien, o con las que no podemos mantener una buena relación por cualquier motivo, ya sea personal o profesional, o aquellas que simplemente nada más de verlas ya nos desagradan por algún motivo. Y el tercer grupo es el llamado “neutro”, aquellas personas que ni nos afectan ni nos benefician en nada, prácticamente los desconocidos, los que van caminando por la calle, nuestros vecinos, todas aquellas personas que vemos o nos cruzamos con ellas en el transcurso de nuestro día o nuestra vida. Lo primero que nos preguntamos es: ¿por qué apreciar a aquellas personas que me caen mal o que simplemente por más que intento no puedo tener una buena relación, o aquel desconocido que no aporta nada a mi vida? Geshe Kelsang Gyatso en su libro “Nuevo Ocho Pasos para la Felicidad” nos explica la importancia de apreciar a los otros sin excepción. Si paramos para pensar un poco en todo lo que tenemos y hemos conseguido durante toda nuestra vida (cosas materiales) lo primero que nos vendría a la mente sería que tenemos todo esto por nuestros propios méritos, por tantos años de trabajo , esfuerzo, dedicación y sacrificios. Por una parte es verdad, pero todo es resultado de la ayuda de otras personas, por ejemplo: las personas que en su momento confiaron en nosotros para desempeñar nuestros trabajos, las oportunidades que otras personas nos dieron, la confianza de nuestros clientes y un sin número de personas que pasaron por nuestras vidas aportando algo para nuestro crecimiento; nada de lo que tenemos lo hemos conseguido solos. Si pensamos ahora en las cosas más básicas como nuestra alimentación, que está perfectamente claro que sin trabajo y sin recursos no podríamos comprar nada para alimentarnos, pero detrás de todos estos alimentos que llegan a nuestra mesa hay miles de personas que participaron para poder plantar, cosechar, transportar, vender, preparar todos y cada uno de estos alimentos. Al bañarnos, el simple hecho de poder abrir la llave y que salga el chorro de agua en nuestras regaderas… los millares de personas que tuvieron que trabajar en las obras hidráulicas y drenajes para tener los servicios básicos para nuestro aseo y necesidades personales. Al salir de casa y dirigirnos a nuestros trabajos o transitando por las calles… las innumerables personas que tuvieron que trabajar para construir calles, carreteras, puentes, las personas que limpian las vías públicas…. Absolutamente todo, alguien lo hizo. Tal vez nos preguntemos dónde entra el grupo de nuestros “enemigos” o las personas con las que menos nos llevamos… Estas personas siempre van a tener alguien que las ame, que las aprecie, que las cuide, pues esa etiqueta que les pusimos es solo nuestra percepción, solo existe en nuestra mente. Todos y cada uno de nosotros le debemos la vida a alguien, a nuestros padres por habernos engendrado, a quienes nos cuidaron cuando éramos indefensos, a quien nos pagó nuestros estudios, a nuestros profesores, a quienes nos orientaron en el transcurso de nuestra vida para poder llegar justo donde nos encontramos. Y así podría enumerar un sinfín de cosas, todas ellas hechas por desconocidos para beneficiar a los otros. DE AHÍ LA IMPORTANCIA DE APRECIAR A LOS OTROS. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS: “Novo Oito Passos para a Felicidade” Geshe Kelsang Gyatso, Ed. Tharpa, Brasil, 2020." ["post_title"]=> string(38) "La importancia de apreciar a los otros" ["post_excerpt"]=> string(142) "“Ningún hombre es una isla / por sí mismo. / Cada hombre es una pieza de un continente, / una parte del todo”. -John Donne (1572-1631) " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "la-importancia-de-apreciar-a-los-otros" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-12 10:42:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-12 15:42:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83192" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(15) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "d043c1a2ebf4a5111d1f27e0a23ff975" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
La importancia de apreciar a los otros

La importancia de apreciar a los otros

“Ningún hombre es una isla / por sí mismo. / Cada hombre es una pieza de un continente, / una parte del...

septiembre 12, 2022

La presencia de tu ausencia

 Te contaré que la pandemia se ha llevado algunos seres queridos y amigos. Me atacó, pero finalmente superé la enfermedad y no...

septiembre 9, 2022




Más de categoría

¿Qué tan poderoso eres?

Seis ideas que te impulsan hacia el éxito verdadero y duradero.

octubre 5, 2022
Las pequeñas cosas: decepción

Las pequeñas cosas: decepción

La forma más recomendable para curar una herida emocional es atravesando por el dolor y permitirse sentir lo que...

octubre 3, 2022

Estar conforme vs ser conformista

Haz tu mayor esfuerzo por no caer en el conformismo porque éste aprisiona tu anhelo de ser mejor.

octubre 3, 2022

¡Saca provecho de las malas experiencias!

Dale un giro a tu situación a partir de cuatro ideas. 

septiembre 28, 2022