Cortisol: ¿amigo o enemigo en “postpandemia”?

Después de casi dos años de incertidumbre y aislamiento, por fin parece que la pandemia empieza a darnos una tregua y poco a poco hemos ido retornando a nuestras actividades habituales. Sin embargo, una de las cosas...

12 de mayo, 2022

Después de casi dos años de incertidumbre y aislamiento, por fin parece que la pandemia empieza a darnos una tregua y poco a poco hemos ido retornando a nuestras actividades habituales. Sin embargo, una de las cosas que, sin duda, podemos observar en nosotros mismos y en quienes nos rodean, es que, si bien hemos podido regresar a “las cosas de siempre”, parece que ninguno de nosotros es “el mismo de siempre”: estamos más irritables, agresivos  o sensibles, más gordos o más flacos, poco tolerantes o absolutamente indolentes, tristes unas veces y eufóricos otras… 

Pero, lo importante de estos cambios que todos presentamos es darnos cuenta de que, si bien la causa es mucho más profunda de lo que podemos apreciar a simple vista, también hay diversas estrategias que pueden ayudarnos a solucionar el problema de fondo.

El estrés, el cortisol y el cerebro

Históricamente el estrés ha sido un elemento esencial en la vida del hombre y es, de hecho, gracias a él que hemos logrado sobrevivir como especie, ya que nos permite hacer frente a todo tipo de amenazas tanto físicas, como ambientales, sociales y psicológicas.

Cuando estamos estresados nuestro cuerpo manda una señal de alerta que libera diversas hormonas que actúan como neurotransmisores, para provocar reacciones específicas en nuestro organismo y de entre las cuales la más importante es el cortisol.

Este se produce en las glándulas suprarrenales y, junto con la adrenalina, nos permite enfrentar el peligro, resolver problemas y huir de amenazas potenciales (acelerando la frecuencia cardíaca, elevando la presión arterial, maximizando los suministros de energía y los azúcares (la glucosa) en el torrente sanguíneo, mejorando el uso de esta sustancia en el cerebro, aumenta la disponibilidad de sustancias que reparan los tejidos, alterando las respuestas del sistema inmunitario, suprimiendo los sistemas digestivos reproductor y los procesos de crecimiento, y limitando las funciones que serían no esenciales o perjudiciales en una situación de lucha o huida. 

Y además de todo, este complejo sistema de alarma natural también se comunica con las regiones del cerebro que controlan el estado de ánimo, la motivación y el miedo.

Es por esto que cuando tenemos un subidón de cortisol (y adrenalina) todos nuestros sentidos se alteran, el hipotálamo y la corteza prefrontal se nublan y no somos capaces de ver más allá del peligro que enfrentamos.

La realidad es que todos estos son procesos naturales que, como ya mencionamos, han sido “programados” para garantizar la supervivencia de la especie humana y hasta aquí todo va bien, pero… 

¿Qué pasa cuando los factores de alarma no desaparecen, nuestros niveles de estrés son muy altos (y/o constantes) y el cuerpo no deja de producir cortisol y adrenalina? 

Pros y contras del cortisol sobre el organismo

Cuando los niveles de cortisol están balanceados nuestros órganos y sistemas funcionan en armonía. Sin embargo, cuando esta hormona se mantiene elevada (por factores estresantes que no desaparecen, como los causados por la pandemia o los que provoca el estilo de vida frenético y acelerado y lleno de estímulos al que “felizmente” regresamos) puede derivar en una alteración endocrina conocida como “hipercortisolismo”, que produce efectos muy negativos en las funciones de las células de todo el cuerpo. Es curioso que los efectos adversos, en la mayoría de los casos, afecten exactamente los mismos órganos y funciones a los que ayudan cuando los niveles hormonales son normales, como podemos apreciar en esta tabla:

Cortisol vs Oxitocina

Por fortuna para todos, el cuerpo humano es una “máquina” increíblemente bien diseñada que tiene la capacidad de regularse, regenerarse e incluso, hasta de sanarse en las condiciones adecuadas.

Y cuando hablamos de neurotransmisores, resulta ser que, existe todo un mecanismo en nuestro cuerpo en el que otras diversas sustancias también son liberadas para que podamos pasar de estados de alerta a momentos de calma y de emociones negativas exaltadas a estados de paz interior y de alegría.

Una de estas sustancias (y la que más puede ayudarnos en estos momentos de tensión “postmandémica”) es la oxitocina.

También conocida como la “hormona del amor”, la oxitocina se produce en altas cantidades cuando abrazamos, damos la mano, sonreímos, bailamos, tenemos buena actitud, compartimos con los amigos, evocamos buenos recuerdos, etcétera y entre sus principales beneficios se encuentra el hecho de que nos ayuda a disminuir notoriamente los niveles de cortisol en el organismo y con ellos, la ansiedad, la depresión, la irritabilidad y hasta los kilitos de más o de menos de los que hablábamos antes.

5 tips infalibles para bajar cortisol y elevar la oxitocina

Las investigaciones neurocientíficas han avanzado increíblemente en último siglo y a veces resulta hasta increíble darnos cuenta de que las soluciones que encuentra son más simples de lo que imaginamos, sino que se encuentran presentes cuando nos enfocamos en lo más importante que tenemos; la parte humana.

Desde luego, lo primero que tenemos que tener en cuenta es que todo cambio requiere de decisión, voluntad, perseverancia y disciplina, por lo que repetir las siguientes estrategias tanto como podamos y convertirlas en hábitos, será un factor clave para lograr el éxito:

  • Hacer deporte
  • Cantar
  • Bailar
  • Sonreír
  • Abrazar 

Convertir la felicidad en nuestra “nueva normalidad”

Un niño feliz es un niño que aprende y un adulto feliz es un adulto productivo.

Poner en práctica estas estrategias nos ayudará a disminuir el estrés y generar neurotransmisores que se traduzcan en emociones positivas, activando nuestra química cerebral, poniendo en funcionamiento la de todo el cuerpo y creando una especie de “red de conciencia celular” que nos permita fortalecernos a todos los niveles.

Quizá nos falte un largo trecho por recorrer para poder decir que superamos esta crisis, pero lejos de sentarnos a esperar a que termine, nuestra obligación es actuar para que cada instante valga la pena, para que cada día sea el más importante y para que la felicidad no se encuentre al final del camino, sino que sea parte de él y nos lleve a salir de esto más sanos, más fuertes y más preparados para ayudar a quienes aún no se hayan dado cuenta de que la vida se trata de ser felices hoy.

¡Visita nuestro sitio web y encuentra más información como esta en mazenod.edu.mx !

Comentarios


object(WP_Query)#18060 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(78869) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-04-2022" ["before"]=> string(10) "26-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(78869) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-04-2022" ["before"]=> string(10) "26-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18063 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17951 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17947 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "28-04-2022" ["before"]=> string(10) "26-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-04-28 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-26 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (78869) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17986 (24) { ["ID"]=> int(79030) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-18 09:27:13" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-18 14:27:13" ["post_content"]=> string(5439) "¡Hola! Hoy te hablo de un tema que estoy segura es de tu interés: el cierre de un ciclo. ¿Qué es un ciclo? Es una etapa de la vida que tiene una duración determinada y está marcada por una serie de acontecimientos.  Aunque lo natural es ir dejando etapas o cerrando ciclos para experimentar nuevos, a veces hay resistencia a dejar ir algo que a todas luces ya no tiene cabida en la vida. ¿Por qué sucede? Sencillamente por no querer aceptar ni soltar, por no confiar en el proceso de la vida; pero negarse a cerrar un ciclo impide avanzar pues lo natural es que la vida fluya y que en ese fluir lleguen los cambios.  Todo pasa para algo Saber esto ayuda a aceptar, y aceptar no significa que te guste lo que está pasando, significa ser consciente de que no está en tus manos modificarlo, intentarlo sólo provocaría un desgaste innecesario. Cuando preguntas “¿por qué?” no hallas respuestas, en cambio, el “¿para qué?” siempre abre nuevas posibilidades.  Practicar el perdón A veces no puedes cerrar un ciclo debido a que no perdonas a otros o no te perdonas a ti mismo. Perdonar no significa olvidar y sí ayuda a sentirte en paz. Perdonar no tiene que ver con los otros sino con liberarte de esas cadenas de amargura. Cuando perdonas estás confiando en las leyes universales; cuando te perdonas dejas de juzgarte y la vida se aligera de inmediato.  Anclarse al presente Te lo digo una vez más, el presente es el único tiempo que hay. Cuando te aferras a un episodio de tu vida que ya pasó, te estás aferrando a vivir en un tiempo inexistente. Vivir pensando en lo que ya fue te sumerge en un estado depresivo. El agua estancada huele mal, sólo la que corre es cristalina y posee beneficios. Deja atrás y cierra el ciclo para que a tu vida llegue todo lo fresco, lo renovado.  Analizar/reflexionar Cuando te aferras a algo tu mente se nubla. Haz un alto para analizar tu situación y tomar una decisión con base en lo que quieres en este momento. Toma distancia, desmenuza, valora y reflexiona. Pon en la balanza y decide; si lo que hay en tu vida ahora mismo ya no te aporta o no te está permitiendo avanzar es tiempo de dar vuelta a la página (incluso de arrancarla) y comenzar a escribir un nuevo capítulo.  Abrir nuevas posibilidades Cuando cierras un ciclo, por una parte le estás diciendo no a algo, pero por otra estás dejando entrar a tu vida un abanico de posibilidades. Los seres humanos somos los únicos que creemos en la escasez, pero te aseguro que en tu vida solo hay abundancia. Por cada puerta que decides cerrar se abren muchas otras y todas conducen a caminos marcados por el amor, lo único que tienes que hacer para que aparezcan es aceptarlo. Si bien un cierre implica pérdidas, también tiene ganancias, abre tus ojos para que puedas verlas y aprovecharlas.  La importancia de agradecer Sin duda algo muy importante al cerrar una etapa de la vida o ciclo es dar las gracias por eso que fue. Nunca dejes ir algo/alguien sin agradecerle todo lo que te brindó en su momento. Si lo haces desde lo más profundo de tu corazón notarás como algo dentro de ti fluye y la aceptación llega más fácilmente.  Como ves, cerrar ciclos es muy importante para seguir avanzando. Vive en conciencia para detectar qué cosas, personas o situaciones siguen estando vigentes en tu vida y cuáles es necesario dejar atrás. Negarse a cerrar tiene un costo, pregúntate si estás dispuesto a pagarlo o prefieres confiar en el curso de la vida.  Si ahora mismo te das cuenta que quieres cerrar uno o más ciclos de tu vida pero te está costando trabajo te invito a que:
  • Seas valiente
  • Confíes en tu intuición
  • Analices bien tu situación antes de tomar una decisión
  • Escribas los pros y los contras de permanecer o abandonar
  • Comprendas que los cambios son parte del proceso natural de la vida
  • Tengas la certeza de que con cada pérdida también llega una o varias ganancias
Si estas ideas te aportaron algo positivo, te animo a compartirlas en tus redes sociales y a dejarme un comentario aquí o en mi mail: [email protected] Si quieres mejorar algún aspecto de tu vida cotidiana también puedes contactarme por WhatsApp (55-20 82 88 71), es un gusto saber de ti ☺" ["post_title"]=> string(31) "La importancia de cerrar ciclos" ["post_excerpt"]=> string(70) "Vivir en el pasado implica anclarte a la tristeza y al sufrimiento. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(31) "la-importancia-de-cerrar-ciclos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-18 09:27:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-18 14:27:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79030" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17887 (24) { ["ID"]=> int(78744) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-09 11:01:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-09 16:01:48" ["post_content"]=> string(6491) "“Para toda mujer, decidir ser mamá es una elección única y personal.” Yo, Mamá, Editorial Acribus, 2015. A mi mente vienen los recuerdos de aquellos años de infancia en los que celebrar el 10 de mayo equivalía a participar en los bailables que formaban parte del festival escolar y lo cual garantizaba buscar trajes típicos, aprenderse los pasos y las coreografías y pasado el suceso revisar las fotografías que mi padre capturaba del evento. Así que vestí algunos trajes típicos de Oaxaca, Michoacán, Estado de México, Brasil, Guerrero y Tamaulipas, quizá me motivaba más el espíritu dancístico que la celebración en sí pero tampoco puedo asegurarlo. El hecho es que mi memoria me manda esos recuerdos y no puedo evitar preguntarme qué significaba para mi madre ese día. Tengo una madre biológica de la cual me separé a los seis meses de edad cuando fui a vivir a casa de mis tíos. Mi tía (hermana de mi mamá) se convirtió en mi segunda madre si no es que en la única dado que fue a la que vi todos y cada uno de los días en que mi madre biológica no estuvo conmigo, aunque siempre supe que su ausencia se debía a la precariedad en la que vivía y a su horario laboral que le impedía cuidarme y dedicarme su tiempo completo. Así que soy la hija de una madre soltera y trabajadora pero también lo soy de una madre que me dedicó todo su tiempo y que acompañó mis días y mis noches (y digamos que para la década de los ochentas aún no se hablaba de matrimonios homoparentales o al menos, no eran el centro de la atención).  Y así fue como crecí entre dos modelos maternales muy diferentes y opuestos. De un lado existió siempre la bondad y el consentimiento; del otro, la exigencia y la disciplina, pero ambos se complementaron de tal forma que hicieron de mí la mujer que ahora soy sin juzgar si fue bueno o malo. Como preámbulo a la acostumbrada celebración por el 10 de mayo a nivel nacional, me permití escribir estas líneas en primera persona porque me siento cómoda en la autobiografía y porque sigo creyendo en la trascendencia de la maternidad como punto central de la crianza y acto vital en tanto que se trata de la gestación de vida, lo cual no es poca cosa. Por ello es que he escrito aquí, aquí, aquí y aquí al respecto y lo seguiré haciendo en tanto se me permita utilizar este foro para poner el tema sobre la mesa desde la experiencia personal pero también a partir de la reflexión respecto al impacto que el ejercicio de maternar tiene en la sociedad. Durante el tiempo de gestación de mi unigénito leí cierta cantidad de artículos y libros. Vi hermosos documentales sobre la vida de las madres en la naturaleza y sus procesos biológicos de reproducción, los cuales me maravillaban y me ayudaban a imaginar qué tipo de mamá quería ser. Cuando él nació, todo lo imaginado se quedó en el olvido porque el primer descubrimiento es que no hay recetas, no existen manuales y no es posible una forma única de ser madre porque no se trata de un molde que se adquiere en la tienda. Se es la madre que se puede ser con todos los miedos, tabúes y críticas habidos y por haber, con la presión social de quienes se asumen como superiores porque tienen la teoría pero no la práctica y porque todos son los mejores padres hasta que les toca ejercer el rol en primera persona. No es posible un modelo único porque la vida no surge en moldes, la vida es con sus negros, blancos, grises y colores. Y sí, queda mucho por aprender, por corregir, por aportar y principalmente, queda mucho por abrigar, apoyar y acompañar a las madres en un mundo hostil en el que hay más padres ausentes cada vez (lo cual no me toca juzgar porque cada cual sabrá el lugar que le toca) y menos empatía para quienes son madres solteras por elección o por abandono de las parejas. Hace falta poner a la maternidad en su justo lugar porque “ser madre hoy debe considerarse como una forma diferente de enfrentarse a la vida sin perder la identidad como mujeres independientes de la época moderna, revalorizando y defendiendo la función que tenemos en la sociedad en tanto raíces de nuestra sociedad futura” (Yo, Mamá / Ed. Acribus) y porque la experiencia de maternar es una de #laspequeñascosas que dan sustento, forma y amor incondicional a la vida. A manera de colofón: En 2016, como consecuencia de la publicación de mi primer libro autobiográfico “Yo, Mamá” y con ayuda de un súper amigo artista y diseñador gráfico abrí un espacio digital al que llamé Nantli = madre en náhuatl según registros de Fray Bernardino de Sahagún, y me di a la tarea de conectar con otras madres para realizar toda serie de actividades en torno a la maternidad. El resultado fue más que satisfactorio y aleccionador porque una nunca deja de aprender cuando se es madre, lo primero que ocurre es reconocerse como mujer y reencontrarse con la esencia propia para luego ir haciendo camino al andar por el sendero de la crianza porque es un rol para toda la vida con fecha de inicio pero sin final y es también una aventura, un reto, un aprendizaje y sobretodo un acto de rendición ante el amor inocente de un nuevo ser que requiere de toda nuestra atención, dedicación y mejor versión de nosotras mismas." ["post_title"]=> string(27) "Las pequeñas cosas: nantli" ["post_excerpt"]=> string(138) "Lo que yo vi fue a una mujer que ambiciosa o no, impulsa a un hombre a ocupar el lugar que merece dentro de una dinastía poco honesta. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "las-pequenas-cosas-nantli" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-09 11:01:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-09 16:01:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78744" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17986 (24) { ["ID"]=> int(79030) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-18 09:27:13" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-18 14:27:13" ["post_content"]=> string(5439) "¡Hola! Hoy te hablo de un tema que estoy segura es de tu interés: el cierre de un ciclo. ¿Qué es un ciclo? Es una etapa de la vida que tiene una duración determinada y está marcada por una serie de acontecimientos.  Aunque lo natural es ir dejando etapas o cerrando ciclos para experimentar nuevos, a veces hay resistencia a dejar ir algo que a todas luces ya no tiene cabida en la vida. ¿Por qué sucede? Sencillamente por no querer aceptar ni soltar, por no confiar en el proceso de la vida; pero negarse a cerrar un ciclo impide avanzar pues lo natural es que la vida fluya y que en ese fluir lleguen los cambios.  Todo pasa para algo Saber esto ayuda a aceptar, y aceptar no significa que te guste lo que está pasando, significa ser consciente de que no está en tus manos modificarlo, intentarlo sólo provocaría un desgaste innecesario. Cuando preguntas “¿por qué?” no hallas respuestas, en cambio, el “¿para qué?” siempre abre nuevas posibilidades.  Practicar el perdón A veces no puedes cerrar un ciclo debido a que no perdonas a otros o no te perdonas a ti mismo. Perdonar no significa olvidar y sí ayuda a sentirte en paz. Perdonar no tiene que ver con los otros sino con liberarte de esas cadenas de amargura. Cuando perdonas estás confiando en las leyes universales; cuando te perdonas dejas de juzgarte y la vida se aligera de inmediato.  Anclarse al presente Te lo digo una vez más, el presente es el único tiempo que hay. Cuando te aferras a un episodio de tu vida que ya pasó, te estás aferrando a vivir en un tiempo inexistente. Vivir pensando en lo que ya fue te sumerge en un estado depresivo. El agua estancada huele mal, sólo la que corre es cristalina y posee beneficios. Deja atrás y cierra el ciclo para que a tu vida llegue todo lo fresco, lo renovado.  Analizar/reflexionar Cuando te aferras a algo tu mente se nubla. Haz un alto para analizar tu situación y tomar una decisión con base en lo que quieres en este momento. Toma distancia, desmenuza, valora y reflexiona. Pon en la balanza y decide; si lo que hay en tu vida ahora mismo ya no te aporta o no te está permitiendo avanzar es tiempo de dar vuelta a la página (incluso de arrancarla) y comenzar a escribir un nuevo capítulo.  Abrir nuevas posibilidades Cuando cierras un ciclo, por una parte le estás diciendo no a algo, pero por otra estás dejando entrar a tu vida un abanico de posibilidades. Los seres humanos somos los únicos que creemos en la escasez, pero te aseguro que en tu vida solo hay abundancia. Por cada puerta que decides cerrar se abren muchas otras y todas conducen a caminos marcados por el amor, lo único que tienes que hacer para que aparezcan es aceptarlo. Si bien un cierre implica pérdidas, también tiene ganancias, abre tus ojos para que puedas verlas y aprovecharlas.  La importancia de agradecer Sin duda algo muy importante al cerrar una etapa de la vida o ciclo es dar las gracias por eso que fue. Nunca dejes ir algo/alguien sin agradecerle todo lo que te brindó en su momento. Si lo haces desde lo más profundo de tu corazón notarás como algo dentro de ti fluye y la aceptación llega más fácilmente.  Como ves, cerrar ciclos es muy importante para seguir avanzando. Vive en conciencia para detectar qué cosas, personas o situaciones siguen estando vigentes en tu vida y cuáles es necesario dejar atrás. Negarse a cerrar tiene un costo, pregúntate si estás dispuesto a pagarlo o prefieres confiar en el curso de la vida.  Si ahora mismo te das cuenta que quieres cerrar uno o más ciclos de tu vida pero te está costando trabajo te invito a que:
  • Seas valiente
  • Confíes en tu intuición
  • Analices bien tu situación antes de tomar una decisión
  • Escribas los pros y los contras de permanecer o abandonar
  • Comprendas que los cambios son parte del proceso natural de la vida
  • Tengas la certeza de que con cada pérdida también llega una o varias ganancias
Si estas ideas te aportaron algo positivo, te animo a compartirlas en tus redes sociales y a dejarme un comentario aquí o en mi mail: [email protected] Si quieres mejorar algún aspecto de tu vida cotidiana también puedes contactarme por WhatsApp (55-20 82 88 71), es un gusto saber de ti ☺" ["post_title"]=> string(31) "La importancia de cerrar ciclos" ["post_excerpt"]=> string(70) "Vivir en el pasado implica anclarte a la tristeza y al sufrimiento. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(31) "la-importancia-de-cerrar-ciclos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-18 09:27:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-18 14:27:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79030" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(15) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "592e3ff2185e9b310a4fc8bb686ccfdb" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
La importancia de cerrar ciclos

La importancia de cerrar ciclos

Vivir en el pasado implica anclarte a la tristeza y al sufrimiento.

mayo 18, 2022
Las pequeñas cosas: nantli

Las pequeñas cosas: nantli

Lo que yo vi fue a una mujer que ambiciosa o no, impulsa a un hombre a ocupar el lugar que merece...

mayo 9, 2022




Más de categoría
Propuestas infalibles para deshacerte del drama

Propuestas infalibles para deshacerte del drama

Alejarlo para siempre te permitirá disfrutar de una vida abundante y en paz.

mayo 25, 2022

¿Qué es vivir en Atención Plena?

Sobre el Mindfulness hay muchos mitos. Muy pocos saben cómo alcanzarlo y ponerlo en práctica. Maribel Rodríguez Pacheco, especialista...

mayo 23, 2022
LA CONSTITUCIÓN. ¿Y ESO CON QUÉ SE COME?

LA CONSTITUCIÓN. ¿Y ESO CON QUÉ SE COME?

La Carta Magna busca proteger los derechos e intereses de todos los ciudadanos en relación con el actuar del...

mayo 19, 2022
La importancia de cerrar ciclos

La importancia de cerrar ciclos

Vivir en el pasado implica anclarte a la tristeza y al sufrimiento.

mayo 18, 2022