Certificación Great Place to Study: ¿la felicidad se puede medir?

El bienestar no solo se traduce en un mayor estado de felicidad, sino también en un ambiente más sano y óptimo para el aprendizaje. 

21 de enero, 2022

Unas décadas atrás, las industrias y los gobiernos se dieron cuenta de la necesidad de medir ciertos estándares para garantizar que los niveles de calidad de la producción fueran los esperados y cumplieran las expectativas de los consumidores. Sin embargo, esas mediciones estaban casi exclusivamente centradas en los productos y en los procesos y dejaban a un lado el elemento más importante: el factor humano. Debido a eso, la forma de “calificar” la calidad de una empresa, se fue modificando para tomar en cuenta aspectos como el respeto a los derechos humanos y el medio ambiente, las condiciones laborales, el entorno de trabajo, la calidad de vida y, sorprendentemente, el bienestar y el índice de felicidad de los empleados.

Y si eso han hecho las empresas para posicionarse como “las mejores en el mercado”… ¿No suena lógico que lo hagan también los colegios?

Pero… ¿De verdad se puede medir la felicidad?

No solo se puede sino que debe hacerse. No nada más porque hoy sabemos que el bienestar integral (físico, mental y espiritual) es un factor determinante para que los alumnos puedan aprender y los maestros enseñen mejor, sino además –en medio del huracán al que nos ha orillado la Pandemia– porque hoy vivimos momentos en los que necesitamos, primero, dar contención emocional a nuestras comunidades educativas y después, contar con planes de acción que nos permitan salir avante, fortalecidos y plenamente adaptados (y adaptables) a las necesidades de un mundo que cambia vertiginosamente.

Great Place to Study nace como una extensión de la conocida empresa internacional Great Place to Work, con la intención de ayudar a los colegios a conocer, de manera tangible y, mediante estudios de datos científicos recopilados en encuestas de satisfacción previamente diseñadas, los niveles de satisfacción de sus comunidades educativas y el índice de felicidad de sus alumnos. Estos estudios “califican” a los colegios permitiendo que alumnos, exalumnos, padres y maestros, expresen su opinión desde su propia experiencia y de manera anónima, tomando en cuenta seis factores determinantes: experiencia de aprendizaje, infraestructura, vida en el campus, actividades extracurriculares, factor de felicidad y satisfacción de padres y maestros.

Lo que no se mide no se puede mejorar

Todos sabemos que para poder curar lo que nos duele hay que ir al médico. Pero… ¿qué pasa cuando no sabemos ni cómo nos sentimos? En el ámbito de la educación, aunque para los colegios siempre ha sido importante tener parámetros que les indiquen cómo van, si lo que están haciendo es efectivo y hacia dónde se dirigen, los momentos que vivimos actualmente los obligan a hacer una pausa de recapitulación, en algunos casos para saber si se están haciendo bien las cosas y en otros por desgracia, incluso para saber qué hacer en este océano de clases a veces presenciales, a veces online, a veces híbridas y a veces “como se pueda”.

Me atrevo a decir que ningún Colegio, por mejor preparado que estuviera, imaginó siquiera que tendríamos que enfrentar algo así y, aún hoy, no sabemos qué nos depara el futuro inmediato, porque son situaciones que nunca habíamos vivido.

Por ello, considerar hacer una valoración de 360 grados sobre cómo estamos hoy (¿Cómo se sienten nuestros niños? ¿Cómo está su corazón? ¿Qué preocupaciones tienen nuestros padres de familia? ¿Cómo han “sobrevivido” nuestros maestros?) es necesaria e indispensable para toda institución educativa que pretenda mejorar sus prácticas, sus estrategias, sus directrices y sobre todo, hoy, brindar verdadera contención emocional a sus comunidades y garantizar la continuidad del aprovechamiento académico de sus alumnos.

Colegio Eugenio de Mazenod: ¡Un gran lugar para estudiar!

Tomar la decisión de ser “calificados” justo en el ojo del huracán, en medio de una crisis tan fuerte y al haber sido obligados a cambiar todo aquello a lo que estábamos acostumbrados, fue difícil. Pero hoy, después de haber pasado por el proceso de evaluación, de encontrarnos con resultados que superaron nuestras expectativas y de haber tenido la valiosa oportunidad de identificar con claridad nuestras áreas de oportunidad, nos sentimos muy orgullosos de constatar que somos un colegio con un Factor de Felicidad muy alto, que tenemos uno de los mejores programas de educación socioemocional y de valores de país, y que nuestros niños, maestros y papás saben que están en un colegio que sabe hacer muy bien las cosas.

¡Felicitamos a toda la Familia Mazenod por esta certificación que no nada más nos hace parte de una red internacional del colegios privilegiada, sino que reafirma nuestro compromiso con el bienestar, el corazón y la parte humana de todos los que integramos esta comunidad educativa!

Visítanos hoy y descubre por qué somos la mejor opción para tu familia.

Comentarios


object(WP_Query)#18060 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(74834) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-05-2022" ["before"]=> string(10) "29-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(74834) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-05-2022" ["before"]=> string(10) "29-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18063 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17951 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17949 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "01-05-2022" ["before"]=> string(10) "29-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-05-01 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-29 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (74834) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17986 (24) { ["ID"]=> int(78744) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-09 11:01:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-09 16:01:48" ["post_content"]=> string(6491) "“Para toda mujer, decidir ser mamá es una elección única y personal.” Yo, Mamá, Editorial Acribus, 2015. A mi mente vienen los recuerdos de aquellos años de infancia en los que celebrar el 10 de mayo equivalía a participar en los bailables que formaban parte del festival escolar y lo cual garantizaba buscar trajes típicos, aprenderse los pasos y las coreografías y pasado el suceso revisar las fotografías que mi padre capturaba del evento. Así que vestí algunos trajes típicos de Oaxaca, Michoacán, Estado de México, Brasil, Guerrero y Tamaulipas, quizá me motivaba más el espíritu dancístico que la celebración en sí pero tampoco puedo asegurarlo. El hecho es que mi memoria me manda esos recuerdos y no puedo evitar preguntarme qué significaba para mi madre ese día. Tengo una madre biológica de la cual me separé a los seis meses de edad cuando fui a vivir a casa de mis tíos. Mi tía (hermana de mi mamá) se convirtió en mi segunda madre si no es que en la única dado que fue a la que vi todos y cada uno de los días en que mi madre biológica no estuvo conmigo, aunque siempre supe que su ausencia se debía a la precariedad en la que vivía y a su horario laboral que le impedía cuidarme y dedicarme su tiempo completo. Así que soy la hija de una madre soltera y trabajadora pero también lo soy de una madre que me dedicó todo su tiempo y que acompañó mis días y mis noches (y digamos que para la década de los ochentas aún no se hablaba de matrimonios homoparentales o al menos, no eran el centro de la atención).  Y así fue como crecí entre dos modelos maternales muy diferentes y opuestos. De un lado existió siempre la bondad y el consentimiento; del otro, la exigencia y la disciplina, pero ambos se complementaron de tal forma que hicieron de mí la mujer que ahora soy sin juzgar si fue bueno o malo. Como preámbulo a la acostumbrada celebración por el 10 de mayo a nivel nacional, me permití escribir estas líneas en primera persona porque me siento cómoda en la autobiografía y porque sigo creyendo en la trascendencia de la maternidad como punto central de la crianza y acto vital en tanto que se trata de la gestación de vida, lo cual no es poca cosa. Por ello es que he escrito aquí, aquí, aquí y aquí al respecto y lo seguiré haciendo en tanto se me permita utilizar este foro para poner el tema sobre la mesa desde la experiencia personal pero también a partir de la reflexión respecto al impacto que el ejercicio de maternar tiene en la sociedad. Durante el tiempo de gestación de mi unigénito leí cierta cantidad de artículos y libros. Vi hermosos documentales sobre la vida de las madres en la naturaleza y sus procesos biológicos de reproducción, los cuales me maravillaban y me ayudaban a imaginar qué tipo de mamá quería ser. Cuando él nació, todo lo imaginado se quedó en el olvido porque el primer descubrimiento es que no hay recetas, no existen manuales y no es posible una forma única de ser madre porque no se trata de un molde que se adquiere en la tienda. Se es la madre que se puede ser con todos los miedos, tabúes y críticas habidos y por haber, con la presión social de quienes se asumen como superiores porque tienen la teoría pero no la práctica y porque todos son los mejores padres hasta que les toca ejercer el rol en primera persona. No es posible un modelo único porque la vida no surge en moldes, la vida es con sus negros, blancos, grises y colores. Y sí, queda mucho por aprender, por corregir, por aportar y principalmente, queda mucho por abrigar, apoyar y acompañar a las madres en un mundo hostil en el que hay más padres ausentes cada vez (lo cual no me toca juzgar porque cada cual sabrá el lugar que le toca) y menos empatía para quienes son madres solteras por elección o por abandono de las parejas. Hace falta poner a la maternidad en su justo lugar porque “ser madre hoy debe considerarse como una forma diferente de enfrentarse a la vida sin perder la identidad como mujeres independientes de la época moderna, revalorizando y defendiendo la función que tenemos en la sociedad en tanto raíces de nuestra sociedad futura” (Yo, Mamá / Ed. Acribus) y porque la experiencia de maternar es una de #laspequeñascosas que dan sustento, forma y amor incondicional a la vida. A manera de colofón: En 2016, como consecuencia de la publicación de mi primer libro autobiográfico “Yo, Mamá” y con ayuda de un súper amigo artista y diseñador gráfico abrí un espacio digital al que llamé Nantli = madre en náhuatl según registros de Fray Bernardino de Sahagún, y me di a la tarea de conectar con otras madres para realizar toda serie de actividades en torno a la maternidad. El resultado fue más que satisfactorio y aleccionador porque una nunca deja de aprender cuando se es madre, lo primero que ocurre es reconocerse como mujer y reencontrarse con la esencia propia para luego ir haciendo camino al andar por el sendero de la crianza porque es un rol para toda la vida con fecha de inicio pero sin final y es también una aventura, un reto, un aprendizaje y sobretodo un acto de rendición ante el amor inocente de un nuevo ser que requiere de toda nuestra atención, dedicación y mejor versión de nosotras mismas." ["post_title"]=> string(27) "Las pequeñas cosas: nantli" ["post_excerpt"]=> string(138) "Lo que yo vi fue a una mujer que ambiciosa o no, impulsa a un hombre a ocupar el lugar que merece dentro de una dinastía poco honesta. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "las-pequenas-cosas-nantli" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-09 11:01:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-09 16:01:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78744" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17887 (24) { ["ID"]=> int(78591) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-04 09:24:36" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-04 14:24:36" ["post_content"]=> string(4133) "Cuando preparas un viaje sigues diversos pasos con el objetivo de que todo salga bien y disfrutes; buscas los precios que se ajustan a tu presupuesto, eliges la aerolínea o línea de autobús que te trasladará además de una cadena hotelera, etc. Entre las sugerencias para que el traslado sea más placentero está la de llevar pocas cosas a fin de tener mayor movilidad.  A menudo se nos olvida que la vida también es un viaje y por lo tanto vale la misma recomendación. Pero, ¿cómo ir más ligeros? Cuando iniciamos el recorrido (nacemos) nos arrojan prácticamente sin nada, por eso los primeros años los vivimos de una manera muy libre, pero a medida que vamos creciendo vamos llenando primero bolsas, luego mochilas y al final maletas completas que nos impiden movernos con la misma ligereza y nuestro viaje se torna cada vez más pesado.  ¿Qué cargamos en esos contenedores? Apego. Nos resistimos a soltar, nos aferramos a los bienes materiales y a las personas. No comprendemos que todo en esta vida es prestado, TODO. Aprendamos a disfrutar mientras las cosas/personas estén con nosotros, pero cuando por alguna razón tengan que irse, simplemente agradezcamos y dejemos ir. No es sencillo, lo sé, pero es posible.  Miedo. Es positivo porque nos alerta del peligro, empero, se vuelve una carga cuando permitimos que nos domine. El miedo sólo se supera experimentando eso a lo que tanto le tememos; no siempre es fácil pero es la mejor manera de derrotarlo.  Culpa. Tiene mucho que ver con el “deber ser”. La mejor forma de prevenirla es viviendo en la consciencia para actuar con responsabilidad y dejando el pasado en su lugar, pues ya no existe. Tampoco permitas que tu dirección esté marcada por la opinión de los demás o por lo que, desde su juicio, es “bueno”, “malo” para ti. Nada es bueno ni malo per se, sólo hay opciones diversas y cada quien es libre de elegir la que más le conviene con base en lo que mejor le ajusta en un momento determinado de su vida.  Sé simple. La simplicidad conduce a la felicidad. Hace unas semanas te compartí 10 pasos para simplificar tu vida. Te animo a revisarlos nuevamente https://ruizhealytimes.com/vivir-mejor/simplifica-tu-vida-siguiendo-10-pasos/ Establece tus prioridades. Si lo tienes claro sabrás mejor qué decisiones tomar y hacia dónde dirigirte, con mayor certeza.  Asegúrate de no empacar el traje de víctima. Suena tentador portarlo pero te aseguro que no deja nada bueno. Cuando nos sentimos víctimas no tenemos la posibilidad de elegir toda vez que creemos que lo que nos sucede siempre es responsabilidad de otros, o del destino. Si quieres ser el dueño de tu vida (¡lo eres!) sé responsable de tus acciones en todo momento.  La lista puede ser más larga, pero con que te asegures de no ir cargando lo anterior te garantizo que te sentirás mucho más ligero. Sonreír también hace el viaje más placentero ☺ Gracias por leerme en este espacio. Si te aportaron algo positivo estas ideas te pido que las compartas en tus redes sociales. Si deseas mejorar algún aspecto de tu vida cotidiana mediante una charla personalizada mándame un mensaje vía e-mail o WhatsApp. Igual si te interesa una experiencia espiritual gratificante.  [email protected] / 55 20 82 88 71 / LinkedIn: Nancy Fuentes Juárez" ["post_title"]=> string(13) "VIAJAR LIGERO" ["post_excerpt"]=> string(125) "Esta vez no me refiero a los viajes para conocer algún destino turístico sino a al viaje más importante: el de tu vida. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "viajar-mas-ligero" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-04 11:17:44" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-04 16:17:44" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78591" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17986 (24) { ["ID"]=> int(78744) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-09 11:01:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-09 16:01:48" ["post_content"]=> string(6491) "“Para toda mujer, decidir ser mamá es una elección única y personal.” Yo, Mamá, Editorial Acribus, 2015. A mi mente vienen los recuerdos de aquellos años de infancia en los que celebrar el 10 de mayo equivalía a participar en los bailables que formaban parte del festival escolar y lo cual garantizaba buscar trajes típicos, aprenderse los pasos y las coreografías y pasado el suceso revisar las fotografías que mi padre capturaba del evento. Así que vestí algunos trajes típicos de Oaxaca, Michoacán, Estado de México, Brasil, Guerrero y Tamaulipas, quizá me motivaba más el espíritu dancístico que la celebración en sí pero tampoco puedo asegurarlo. El hecho es que mi memoria me manda esos recuerdos y no puedo evitar preguntarme qué significaba para mi madre ese día. Tengo una madre biológica de la cual me separé a los seis meses de edad cuando fui a vivir a casa de mis tíos. Mi tía (hermana de mi mamá) se convirtió en mi segunda madre si no es que en la única dado que fue a la que vi todos y cada uno de los días en que mi madre biológica no estuvo conmigo, aunque siempre supe que su ausencia se debía a la precariedad en la que vivía y a su horario laboral que le impedía cuidarme y dedicarme su tiempo completo. Así que soy la hija de una madre soltera y trabajadora pero también lo soy de una madre que me dedicó todo su tiempo y que acompañó mis días y mis noches (y digamos que para la década de los ochentas aún no se hablaba de matrimonios homoparentales o al menos, no eran el centro de la atención).  Y así fue como crecí entre dos modelos maternales muy diferentes y opuestos. De un lado existió siempre la bondad y el consentimiento; del otro, la exigencia y la disciplina, pero ambos se complementaron de tal forma que hicieron de mí la mujer que ahora soy sin juzgar si fue bueno o malo. Como preámbulo a la acostumbrada celebración por el 10 de mayo a nivel nacional, me permití escribir estas líneas en primera persona porque me siento cómoda en la autobiografía y porque sigo creyendo en la trascendencia de la maternidad como punto central de la crianza y acto vital en tanto que se trata de la gestación de vida, lo cual no es poca cosa. Por ello es que he escrito aquí, aquí, aquí y aquí al respecto y lo seguiré haciendo en tanto se me permita utilizar este foro para poner el tema sobre la mesa desde la experiencia personal pero también a partir de la reflexión respecto al impacto que el ejercicio de maternar tiene en la sociedad. Durante el tiempo de gestación de mi unigénito leí cierta cantidad de artículos y libros. Vi hermosos documentales sobre la vida de las madres en la naturaleza y sus procesos biológicos de reproducción, los cuales me maravillaban y me ayudaban a imaginar qué tipo de mamá quería ser. Cuando él nació, todo lo imaginado se quedó en el olvido porque el primer descubrimiento es que no hay recetas, no existen manuales y no es posible una forma única de ser madre porque no se trata de un molde que se adquiere en la tienda. Se es la madre que se puede ser con todos los miedos, tabúes y críticas habidos y por haber, con la presión social de quienes se asumen como superiores porque tienen la teoría pero no la práctica y porque todos son los mejores padres hasta que les toca ejercer el rol en primera persona. No es posible un modelo único porque la vida no surge en moldes, la vida es con sus negros, blancos, grises y colores. Y sí, queda mucho por aprender, por corregir, por aportar y principalmente, queda mucho por abrigar, apoyar y acompañar a las madres en un mundo hostil en el que hay más padres ausentes cada vez (lo cual no me toca juzgar porque cada cual sabrá el lugar que le toca) y menos empatía para quienes son madres solteras por elección o por abandono de las parejas. Hace falta poner a la maternidad en su justo lugar porque “ser madre hoy debe considerarse como una forma diferente de enfrentarse a la vida sin perder la identidad como mujeres independientes de la época moderna, revalorizando y defendiendo la función que tenemos en la sociedad en tanto raíces de nuestra sociedad futura” (Yo, Mamá / Ed. Acribus) y porque la experiencia de maternar es una de #laspequeñascosas que dan sustento, forma y amor incondicional a la vida. A manera de colofón: En 2016, como consecuencia de la publicación de mi primer libro autobiográfico “Yo, Mamá” y con ayuda de un súper amigo artista y diseñador gráfico abrí un espacio digital al que llamé Nantli = madre en náhuatl según registros de Fray Bernardino de Sahagún, y me di a la tarea de conectar con otras madres para realizar toda serie de actividades en torno a la maternidad. El resultado fue más que satisfactorio y aleccionador porque una nunca deja de aprender cuando se es madre, lo primero que ocurre es reconocerse como mujer y reencontrarse con la esencia propia para luego ir haciendo camino al andar por el sendero de la crianza porque es un rol para toda la vida con fecha de inicio pero sin final y es también una aventura, un reto, un aprendizaje y sobretodo un acto de rendición ante el amor inocente de un nuevo ser que requiere de toda nuestra atención, dedicación y mejor versión de nosotras mismas." ["post_title"]=> string(27) "Las pequeñas cosas: nantli" ["post_excerpt"]=> string(138) "Lo que yo vi fue a una mujer que ambiciosa o no, impulsa a un hombre a ocupar el lugar que merece dentro de una dinastía poco honesta. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "las-pequenas-cosas-nantli" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-09 11:01:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-09 16:01:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78744" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(15) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "195ab146c69d854875bd5ce3616e783a" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Las pequeñas cosas: nantli

Las pequeñas cosas: nantli

Lo que yo vi fue a una mujer que ambiciosa o no, impulsa a un hombre a ocupar el lugar que merece...

mayo 9, 2022
VIAJAR MÁS LIGERO

VIAJAR LIGERO

Esta vez no me refiero a los viajes para conocer algún destino turístico sino a al viaje más importante: el de tu...

mayo 4, 2022




Más de categoría
Propuestas infalibles para deshacerte del drama

Propuestas infalibles para deshacerte del drama

Alejarlo para siempre te permitirá disfrutar de una vida abundante y en paz.

mayo 25, 2022

¿Qué es vivir en Atención Plena?

Sobre el Mindfulness hay muchos mitos. Muy pocos saben cómo alcanzarlo y ponerlo en práctica. Maribel Rodríguez Pacheco, especialista...

mayo 23, 2022
LA CONSTITUCIÓN. ¿Y ESO CON QUÉ SE COME?

LA CONSTITUCIÓN. ¿Y ESO CON QUÉ SE COME?

La Carta Magna busca proteger los derechos e intereses de todos los ciudadanos en relación con el actuar del...

mayo 19, 2022
La importancia de cerrar ciclos

La importancia de cerrar ciclos

Vivir en el pasado implica anclarte a la tristeza y al sufrimiento.

mayo 18, 2022