CELEBREMOS LA VIDA

En estos aciagos días dominados por la pandemia se nos ofrece una oportunidad para celebrar la vida y reflexionar sobre la cercanía de la muerte; la realidad de nuestra efímera existencia; el cambio radical que se presenta...

12 de agosto, 2021 CELEBREMOS LA VIDA

En estos aciagos días dominados por la pandemia se nos ofrece una oportunidad para celebrar la vida y reflexionar sobre la cercanía de la muerte; la realidad de nuestra efímera existencia; el cambio radical que se presenta en nuestras existencias; la separación definitiva de familiares, seres queridos, compañeros de trabajo y de figuras públicas cuya presencia en los diferentes medios nos era familiar; así como la necesidad de protocolos diferentes, cambios en las rutinas diarias, trabajos, escuelas, vida social y familiar, que nos está llevando a una restructuración de nuestra vida.

Lo primero que tenemos que hacer es dar gracias a Dios por estar aquí, escribiendo, leyendo, mirando, escuchando, viviendo; por no ser ahora un simple número de las estadísticas de muertos, correctas o incorrectas, pero todas aterrorizantes. Tenemos conciencia de que con facilidad podríamos formar parte de ellas, para evitarlo tendremos que seguir cuidándonos.

Entonces llega el momento importante: revisar nuestra posición ante el futuro que nos espera; reordenar nuestra escala de valores; cuestionar lo que hemos recorrido hasta hoy, los logros y fracasos obtenidos; justificar nuestras acciones y cuestionar la validez de las mismas a emprender en el futuro inmediato y la necesidad de continuar con nuestras modificaciones de conducta ante el nuevo mundo que se nos presenta.

Nada hay nuevo bajo el sol, el cambio que nos espera es similar al de hace 500 años de la caída de Tenochtitlan cuando tuvimos que construir una nueva nación con habitantes completamente divididos, radicalmente opuestos y con motivaciones enfrentadas entre sí. Las palabras reportadas en La Visión de los Vencidos por de don José de León Portilla:

… ¿no tienen compasión de los pobres, de los niños, de los viejitos, de las viejitas? ¿acaso todavía pueden las vanas palabras? ¡todo está ya terminado!

Versos dedicados en su momento a Pedro de Alvarado o sus capitanes y que hoy encajarían perfectamente con Hugo López-Gatel y colaboradores. Sorprende la cantidad de similitudes que encontramos en paralelo a los acontecimientos históricos con la experiencia actual:

Los aparentes triunfadores en ambas conquistas fracasaron en sus primeros intentos de hacerse con el gobierno: la derrota de la Noche Triste o Victoriosa, según quien la relate, y las elecciones perdidas; la necesidad de hacerse de aliados a quienes se les prometen las perlas de la Virgen para su colaboración: tlaxcaltecas y pueblos sojuzgados y los habitantes de la República decepcionados de los malos gobiernos; la hipócrita proclamación de valores: supresión de sacrificios humanos y religión del amor y limpieza de corrupción mediante abrazos sin balazos; la formación de una sociedad superior a la existente está en la base de la esperanza de la nueva transformación, primera o cuarta.

En verdad es esa esperanza bien manipulada la que triunfa y al cumplir el objetivo se enseña el cobre tan bien escondido durante las campañas y la fiebre del oro de los españoles y el ansia de poder de los actuales se muestran en todo su esplendor hundiendo en el lodo de la putrefacción de los cadáveres todas las promesas. Los primeros en caer son los aliados que no reciben los cargos de gobierno ofrecidos, repartidos entre los incondicionales peninsulares o leales al 90 % capaces al 10 % según la época, se inventan traiciones (“complós”) castigando sin pruebas a un Cuauhtémoc o a una Rosario Robles, se destruyen instituciones funcionales, perfectibles con la colaboración de vencedores y vencidos, como el Calmécac o el Mercado de Tlatelolco y el Seguro Popular y los fideicomisos sin suplirlos por algo que al menos intente dar el mismo servicio.

Las Guerras Floridas causaban dolorosas bajas en los pueblos sojuzgados, pero las matanzas de los españoles superaron con creces el número de muertos de la misma manera que durante los gobiernos anteriores se sufrían las muertes de la guerra al narcotráfico y la cuarta devastación supera a paso acelerado el número de muertos aún cuando se le ha dotado de recursos humanos y financieros incomparables con los que se disponía antes.

Continuando con las similitudes nos encontramos con la pandemia posterior a la derrota, la millonaria en personas; devastación causada por el virus de viruela para el que carecíamos de anticuerpos hasta que los pocos sobrevivientes adquirieron la inmunidad de rebaño. Este panorama hubiera sido nuestro destino actual de no ser por las vacunas que hemos mendigado ya que no nos interesó ni controlar el contagio ni producirlas como si no fuéramos capaces de hacerlo; sin embargo, se requería de inversión que desviaría recursos que tienen otras prioridades como la compra de voluntades, la creación de una imagen mesiánica y la terminación de obras faraónicas cuya urgencia es altamente cuestionable.

El parto de la mexicanidad nos llevó a crear una idiosincrasia de veneración a la derrota en un intento de darnos algo de autoestima que hoy intenta con falsedad valorar cuartos lugares como si se tratase de medallas de oro, como lo pueden ejemplificar unos versos entresacados de la “Suave Patria” de Ramón López Velarde:

 

… Joven abuelo: escúchame loarte,

único héroe a la altura del arte.

 

Anacrónicamente, absurdamente,

a tu nopal inclínase el rosal;

al idioma del blanco, tú lo imantas

y es surtidor de católica fuente

que de responsos llena el victorial

zócalo de cenizas de tus plantas.

 

No como a César el rubor patricio

te cubre el rostro en medio del suplicio:

tu cabeza desnuda se nos queda,

hemisféricamente de moneda.

 

Moneda espiritual en que se fragua

todo lo que sufriste: la piragua

prisionera, el azoro de tus crías,

el sollozar de tus mitologías,

la Malinche, los ídolos a nado,

y por encima, haberte desatado

del pecho curvo de la emperatriz

como del pecho de una codorniz…

 

Sin menoscabo de reconocer la heroica resistencia del Tlatoani, no debemos hacerlo paradigma de perdedor: es tiempo de cambiar.

VIVA LA VIDA. 

Tenemos que  superar este difícil tramo. Animémonos que ya solo nos faltan tres años del peor gobierno que hemos tenido y aprendamos de la experiencia aportando lo mejor de cada uno en la construcción que requerimos para hacernos la vida más productiva, realizándonos como personas dejando una huella para que este mundo sea un poco mejor de lo que lo encontramos para beneficio de los que nos siguen.

 

*Las opiniones expresadas en los artículos de esta página son de exclusiva responsabilidad de sus autores.

 

Comentarios
object(WP_Query)#18568 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69202) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-08-2021" ["before"]=> string(10) "25-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69202) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-08-2021" ["before"]=> string(10) "25-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18567 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18576 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18669 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "28-08-2021" ["before"]=> string(10) "25-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(462) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-28 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-25 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (69202) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18564 (24) { ["ID"]=> int(70450) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-15 10:46:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-15 15:46:01" ["post_content"]=> string(5377) "Hoy todos estamos centrados en la COVID-19. Olvidamos que existen otras enfermedades y que hay seres humanos que experimentan sufrimiento desde antes de la pandemia. La salud es el bienestar que engloba las cuatro esferas del ser humano: biológica, psicológica, social y espiritual. La enfermedad provoca el desequilibrio de estas esferas e inestabilidad en el ser humano. Cuando no hay funcionalidad, simplemente se pierde el bienestar. Es cierto que nadie quiere perder la salud, pero también es un hecho que hay momentos en los que puede ausentarse. Para enfrentar esta pérdida tenemos que saber que, como dice Nancy O´Connor en su libro Déjalos ir con amor, no se trata de darle la bienvenida a la enfermedad sino de valorarla como una experiencia espiritual enriquecedora porque nos permite ir a lo más profundo de nuestro interior, porque nos hace más conscientes, porque propicia el acercamiento con nuestros seres queridos, porque propicia la reconciliación, porque nos ayuda a descubrirnos de otra manera… ¿Guerra o paz? Es común escuchar, sobre todo en personas con cáncer, que son unos “guerreros”. Esta es la etiqueta que se les coloca para motivarlos a seguir “luchando” contra su enfermedad. Aunque estos comentarios suelen ser bien intencionados, también pueden introducirlos en una dinámica agotadora. Si la enfermedad es el desequilibrio en nuestras cuatro esferas, lo que necesitamos cuando enfermamos es retornar a ese equilibrio, pero no luchando, no odiando nuestro cuerpo, sino amándolo más que nunca, aceptando y decretando que lo que está sucediendo es transitorio.  Mi propuesta Qué tal si en lugar de visualizarte como un guerrero con todo tipo de armas para atacar a eso que no ves pero que odias por dañar tu vida y cortar de tajo tus planes (en casos extremos), haces lo siguiente: - Visualízate en una burbuja de luz. Sobre todo la parte de tu organismo que esté dañada. -Mantén tu atención en lo bueno que tienes y no en lo que has perdido. -No te obsesiones con la enfermedad, recuerda que donde pones el foco, a eso le estás otorgando el poder para que actúe en tu vida. No significa desatender tu tratamiento, solo propongo no enfocarte 100% en lo que te está dañando. - Abre el diálogo interno. - Estrecha lazos con tus seres queridos. -Aprovecha el tiempo para estar contigo, apapacharte y regalarte lo que antes te negabas por “falta de horas”. Ni premios ni castigos Cuando alguien enferma, sobre todo de gravedad, el primer sentimiento que aparece es la ira. Es normal, pues en ocasiones se cortan de tajo los planes y hay temor de no poder realizar todo lo deseado; sin embargo, también es bueno recordar que, como dice la tanatóloga Gaby Pérez Islas, la vida no se trata de premios o castigos. A la gente buena le pasan cosas buenas y malas, a la gente mala igual, sencillamente porque así es la vida. Si no experimentáramos cosas que nos sacuden, nunca valoraríamos lo que tenemos, nuestra escala de prioridades nunca se movería y probablemente nunca creceríamos como seres humanos.  Depende del cristal con que se mire Es un dicho popular que aplica muy bien en este caso. Y es que lo que importa no es lo que nos ocurre sino cómo reaccionamos ante eso. La invitación es a retarnos para mirar lo que nos sucede desde otra perspectiva, porque como decía Víktor Frankl ꟷpsiquiatra judío quien sobrevivió a varios campos de concentraciónꟷ, cuando no podemos cambiar una situación, lo que nos queda es transformarnos a nosotros mismos. ¿Sencillo? Sin duda no, pero si de todas formas tenemos que experimentarlo, ¿no sería más fácil hacer todo para tener una vida tranquila y una mente más serena, que anclarnos al dolor?  Te animo a mirar tu situación desde otra posición, a darte la oportunidad para hacer una transformación profunda, a reconciliarte o descubrir tu espiritualidad. No importa si la vida dura mucho o poco. Lo más valioso es aprovechar cada segundo y pensar en hacer algo grande con la vida, aún en los momentos más complicados. Si quieres una charla personalizada no dudes en contactarme: Twitter: @nanfuentes2021 LinkedIn: Nancy Fuentes Juárez *Diplomado en Tanatología por el Instituto Mexicano de Tanatología *Curso online de Primeros Auxilios Psicológicos (versión especial COVID-19) por la Universidad Autónoma de Barcelona. Estudiante autónoma y en aprendizaje permanente.       " ["post_title"]=> string(39) "Cómo otorgarle sentido a la enfermedad" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "como-otorgarle-sentido-a-la-enfermedad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-22 09:18:43" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-22 14:18:43" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70450" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18521 (24) { ["ID"]=> int(70690) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-22 09:10:45" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-22 14:10:45" ["post_content"]=> string(5961) "El objetivo de este texto es compartir algunas ideas de expertos en el tema y brindar información que contribuya a entender lo que a veces sentimos y no logramos explicar. Wikipedia dice que la ansiedad es una respuesta de anticipación involuntaria del organismo frente a estímulos externos o internos, como pensamientos, ideas, imágenes, etc., que son percibidos como amenazantes o peligrosos. Provoca sentimientos desagradables o síntomas de tensión. Se trata de una señal de alerta que advierte sobre un peligro inminente y permite adoptar las medidas necesarias para enfrentarse a una amenaza. Reneau Z. Peurifoy es psicólogo, terapeuta y docente que se caracteriza por sus explicaciones sencillas. Para él la ansiedad es un mensajero que nos advierte sobre uno o más aspectos que hay que resolver al mismo tiempo, pueden ser problemas de relacionamiento o existenciales. El también escritor dice que la mayoría de las veces nos centramos en el mensajero, es decir, en los síntomas, perdiendo de vista el mensaje: ¿qué trata de avisarnos la ansiedad? Su propuesta se basa, más que en desaparecer los síntomas, en aprender a manejarlos.  Propone abocarnos a descubrir por qué sentimos ansiedad.  Para darnos esa explicación breve de por qué nos sentimos de esta forma podemos considerar tres cosas:
  1. factores de la infancia
  2. factores que ocasionaron los síntomas iniciales
  3. factores actuales que contribuyen a mantener los síntomas
Cuando consideremos los factores de la infancia también consideremos las personas que tuvieron mayor peso en nuestro desarrollo, nuestra interacción con ellos y las huellas que creemos que dejaron en nosotros. ¿Y las emociones? Otro aspecto sumamente importante es saber qué son las emociones. Peurifoy dice que son mentales, pues son provocadas por la interpretación de un suceso, lo que produce una serie compleja de reacciones bioquímicas que describimos como un sentimiento. Las emociones provocan conductas, actividad mental y comunicación no verbal (expresión facial, postura corporal, tono de voz, etc.). Las emociones son en realidad una respuesta a una necesidad. El experto dice que si un hecho satisface una necesidad entonces la emoción será positiva, pero si frustra una necesidad la emoción será negativa. Así, depende de cómo estemos interpretando lo que nos sucede tendremos emociones agradables o desagradables. Una emoción desagradable (o una serie de emociones) puede desencadenar ansiedad. Partiendo de esta idea, es posible controlar nuestras emociones cambiando nuestra interpretación de los sucesos, lo que muy probablemente también reduzca esa sensación de ansiedad. Y es que la felicidad, más que asociarse a la realidad, tiene que ver con la interpretación que hacemos de la misma (vaso medio lleno o medio vacío), afirma la psicóloga española Marián Rojas Estapé. Si somos conscientes de esto, es posible que podamos evitar los síntomas de la ansiedad, o por lo menos sea más sencillo manejarlos. Minimizar / Maximizar Peurifoy, autor del libro “Cómo vencer la ansiedad” asegura que las personas tendemos a magnificar los sucesos para convertirlos en algo peor de lo que realmente son; por el contrario, minimizamos el valor de nuestros aspectos positivos o de las cosas vinculadas a nosotros mismos. ¿Qué pasaría si lo hacemos al revés, cómo nos sentiríamos? Tips que contribuyen a que nos sintamos mejor:
  1. a) Considerar que en la vida todo es elección, o casi todo
  2. b) Pensar que la gente es como es y no cambiará
  3. c) No depender de que los demás respondan como queremos
  4. d) No depender de la motivación externa
El asunto es complejo y no pretendo minimizar este padecimiento que sin duda es muy serio y que envuelve a muchos seres humanos, sobre todo en la actualidad debido al ritmo de vida frenético que experimentamos y a la pandemia, pero atender y entender los puntos anteriores puede darnos la pauta para comenzar a desenmarañar el nudo de esa madeja que nos ata con fuerza.  El proceso puede ser largo pero existe solución. La próxima vez que detectes síntomas de ansiedad revisa qué cosas tienes pendientes y trata de ir al fondo de lo que estás experimentando. Aceptar y ser más conscientes de lo que sentimos para comprenderlo contribuye a que demos pasos firmes hacia una vida más saludable y feliz.   ¿Cómo te sientes hoy, quieres contarme?    Twitter: @nanfuentes2021 LinkedIn: Nancy Fuentes Juárez *Diplomado en Tanatología por el Instituto Mexicano de Tanatología *Curso online de Primeros Auxilios Psicológicos (versión especial COVID-19) por la Universidad Autónoma de Barcelona. Estudiante autónoma y en aprendizaje permanente.   " ["post_title"]=> string(54) "Que no te controle la ansiedad. ¡Aprende a dominarla!" ["post_excerpt"]=> string(156) "Todos en algún momento de nuestra vida hemos experimentado ansiedad en algún grado y por distintas situaciones. ¿Qué es realmente y por qué aparece? " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "que-no-te-controle-la-ansiedad-aprende-a-dominarla" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-22 10:01:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-22 15:01:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70690" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18564 (24) { ["ID"]=> int(70450) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-15 10:46:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-15 15:46:01" ["post_content"]=> string(5377) "Hoy todos estamos centrados en la COVID-19. Olvidamos que existen otras enfermedades y que hay seres humanos que experimentan sufrimiento desde antes de la pandemia. La salud es el bienestar que engloba las cuatro esferas del ser humano: biológica, psicológica, social y espiritual. La enfermedad provoca el desequilibrio de estas esferas e inestabilidad en el ser humano. Cuando no hay funcionalidad, simplemente se pierde el bienestar. Es cierto que nadie quiere perder la salud, pero también es un hecho que hay momentos en los que puede ausentarse. Para enfrentar esta pérdida tenemos que saber que, como dice Nancy O´Connor en su libro Déjalos ir con amor, no se trata de darle la bienvenida a la enfermedad sino de valorarla como una experiencia espiritual enriquecedora porque nos permite ir a lo más profundo de nuestro interior, porque nos hace más conscientes, porque propicia el acercamiento con nuestros seres queridos, porque propicia la reconciliación, porque nos ayuda a descubrirnos de otra manera… ¿Guerra o paz? Es común escuchar, sobre todo en personas con cáncer, que son unos “guerreros”. Esta es la etiqueta que se les coloca para motivarlos a seguir “luchando” contra su enfermedad. Aunque estos comentarios suelen ser bien intencionados, también pueden introducirlos en una dinámica agotadora. Si la enfermedad es el desequilibrio en nuestras cuatro esferas, lo que necesitamos cuando enfermamos es retornar a ese equilibrio, pero no luchando, no odiando nuestro cuerpo, sino amándolo más que nunca, aceptando y decretando que lo que está sucediendo es transitorio.  Mi propuesta Qué tal si en lugar de visualizarte como un guerrero con todo tipo de armas para atacar a eso que no ves pero que odias por dañar tu vida y cortar de tajo tus planes (en casos extremos), haces lo siguiente: - Visualízate en una burbuja de luz. Sobre todo la parte de tu organismo que esté dañada. -Mantén tu atención en lo bueno que tienes y no en lo que has perdido. -No te obsesiones con la enfermedad, recuerda que donde pones el foco, a eso le estás otorgando el poder para que actúe en tu vida. No significa desatender tu tratamiento, solo propongo no enfocarte 100% en lo que te está dañando. - Abre el diálogo interno. - Estrecha lazos con tus seres queridos. -Aprovecha el tiempo para estar contigo, apapacharte y regalarte lo que antes te negabas por “falta de horas”. Ni premios ni castigos Cuando alguien enferma, sobre todo de gravedad, el primer sentimiento que aparece es la ira. Es normal, pues en ocasiones se cortan de tajo los planes y hay temor de no poder realizar todo lo deseado; sin embargo, también es bueno recordar que, como dice la tanatóloga Gaby Pérez Islas, la vida no se trata de premios o castigos. A la gente buena le pasan cosas buenas y malas, a la gente mala igual, sencillamente porque así es la vida. Si no experimentáramos cosas que nos sacuden, nunca valoraríamos lo que tenemos, nuestra escala de prioridades nunca se movería y probablemente nunca creceríamos como seres humanos.  Depende del cristal con que se mire Es un dicho popular que aplica muy bien en este caso. Y es que lo que importa no es lo que nos ocurre sino cómo reaccionamos ante eso. La invitación es a retarnos para mirar lo que nos sucede desde otra perspectiva, porque como decía Víktor Frankl ꟷpsiquiatra judío quien sobrevivió a varios campos de concentraciónꟷ, cuando no podemos cambiar una situación, lo que nos queda es transformarnos a nosotros mismos. ¿Sencillo? Sin duda no, pero si de todas formas tenemos que experimentarlo, ¿no sería más fácil hacer todo para tener una vida tranquila y una mente más serena, que anclarnos al dolor?  Te animo a mirar tu situación desde otra posición, a darte la oportunidad para hacer una transformación profunda, a reconciliarte o descubrir tu espiritualidad. No importa si la vida dura mucho o poco. Lo más valioso es aprovechar cada segundo y pensar en hacer algo grande con la vida, aún en los momentos más complicados. Si quieres una charla personalizada no dudes en contactarme: Twitter: @nanfuentes2021 LinkedIn: Nancy Fuentes Juárez *Diplomado en Tanatología por el Instituto Mexicano de Tanatología *Curso online de Primeros Auxilios Psicológicos (versión especial COVID-19) por la Universidad Autónoma de Barcelona. Estudiante autónoma y en aprendizaje permanente.       " ["post_title"]=> string(39) "Cómo otorgarle sentido a la enfermedad" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "como-otorgarle-sentido-a-la-enfermedad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-22 09:18:43" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-22 14:18:43" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70450" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(8) ["max_num_pages"]=> float(4) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "31fd20a3ce46367acba7c53f7d5f509e" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Cómo otorgarle sentido a la enfermedad

Hoy todos estamos centrados en la COVID-19. Olvidamos que existen otras enfermedades y que hay seres humanos que experimentan sufrimiento desde antes...

septiembre 15, 2021

Que no te controle la ansiedad. ¡Aprende a dominarla!

Todos en algún momento de nuestra vida hemos experimentado ansiedad en algún grado y por distintas situaciones. ¿Qué es realmente y por...

septiembre 22, 2021




Más de categoría

Que no te controle la ansiedad. ¡Aprende a dominarla!

Todos en algún momento de nuestra vida hemos experimentado ansiedad en algún grado y por distintas situaciones. ¿Qué es...

septiembre 22, 2021

Las pequeñas cosas: responsabilidad

“Somos la memoria que tenemos y la responsabilidad que asumimos. Sin memoria no existimos y sin responsabilidad quizá no...

septiembre 20, 2021

Cómo otorgarle sentido a la enfermedad

Hoy todos estamos centrados en la COVID-19. Olvidamos que existen otras enfermedades y que hay seres humanos que experimentan...

septiembre 15, 2021

Las pequeñas cosas: regreso

“La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre...

septiembre 13, 2021