Septiembre sin $

El alza en los precios nos castiga a todos y es una cadena que tarde o temprano nos encuentra por detrás, como un camino de fichas de dominó que cae sin remedio.

6 de septiembre, 2022 festejos patrios mexico

¿Cómo pasó? No lo puedo creer, si el 2021 se me fue volando, ¿qué puedo decir de este año? Siento que anoche estaba estrenando un nuevo calendario y hoy está ya en el noveno mes. ¡Ya vamos en el pozole y los chiles en nogada!

Los mexicanos somos resilientes porque haber avanzado hasta aquí, perdón, pero ha sido un logro inconmensurable, uno de los años más cuesta arriba que la mayoría recordaremos. El presidente de la República, los gobernadores, alcaldes y delegados dan sus informes de gobierno. Todos tenemos distintos datos: ellos los suyos y cada ciudadano los propios. Una cosa muy distinta me dice mi estado de cuenta bancario a lo qué me dicen los números oficiales, aún así sigo sin entender un millón de cosas.

Creo que los mexicanos estamos viviendo una euforia colectiva por recuperar nuestras vidas, por volver a salir, a ver a los amigos, a vivir como solíamos hacerlo, de una forma “normal”, a acercarnos sin miedo, a reírnos sin miedo, a tocarnos sin miedo.

Todos tenemos deudas, de eso no tengo la menor duda. La pandemia nos dejó en números rojos a casi todos; sin embargo, hay una efervescencia en las calles, fiestas, restaurantes a tope, bares y cantinas, para todos los niveles, para todos los presupuestos. Los mexicanos buscamos vacacionar, celebrar, recuperar el tiempo perdido, aunque esto signifique hacer más grande el hueco en nuestros bolsillos.

Las Lauras Zapatas y los Ricardos Anayas del mundo dirán que todo es culpa  de las ayudas sociales que utilizamos para no trabajar y para  despilfarrar en fiestas. Poco entienden que estas personas que con mil quinientos pesos o lo que el gobierno pueda dar en apoyos no alcanza ni para pasajes. 

Los mexicanos estamos trabajando, estamos saliendo desde temprano a buscar la chuleta que nuestras familias esperan en casa. En lo que va del año aumentaron, según datos oficiales del cuarto informe de gobierno, 623 330 nuevos trabajadores en el Seguro Social. Estamos lejos de decir que hemos vuelto a la normalidad, pero es un hecho que aguantamos la tempestad y estamos listos para seguir dando batalla.

Mermados, cansados, muchos con secuelas de COVID, muchos teniendo que empezar de cero nuevamente en sus negocios u oficios pero aquí estamos. Sí es cierto esto que versa nuestro himno nacional “Un soldado en cada hijo te dio” porque aquí estamos presentando armas y listos para volver al frente.

No se parecen en mucho mis ganas de vivir la vida que mi presupuesto semanal para hacerlo. Las cosas están cada vez más caras. Es cierto que no ha subido la gasolina y que el dólar se mantiene estable; sin embargo, la canasta básica, las colegiaturas y los servicios están por las nubes. Todo está carísimo y aun así los que ofrecemos servicios no nos atrevemos a subir nuestros precios por miedo a perder clientela.

Carlos Slim, el hombre más rico de México, desde su inquebrantable salud propone que la jubilación se retrase hasta los 75 años, en un país en el que la esperanza de vida es precisamente esa y en datos de este año El Economista asegura que el promedio bajó cuatro años después de la pandemia y en la que no todo el mundo tiene una salud envidiable, es verdad que muchos adultos mayores ya se ven mermados en su rendimiento físico o padecen de alguna enfermedad.

Propone también que se acorte la jornada laboral y que se hagan turnos de tres días con doce horas, claro, como lo que mejor funciona es el sistema de guarderías y estancias infantiles. Y ya por último, subestima el esfuerzo que hacen los estudiantes universitarios  para presentar una tesis y obtener el título profesional con todos los requisitos que no tienen por qué ser pocos; ingresar a la fuerza laboral de éste y cualquier país requiere de ciudadanos serios y comprometidos, que no se salten los procesos ni escatimen en esfuerzos para demostrar su capacidad y poder después competir por un mejor empleo.

Creo que es momento de ser conscientes, solidarios y no de dientes para afuera, solidarios de verdad, porque a todos nos conviene, todos nos necesitamos. Si no ponemos de nuestra parte, este barco no va a poder hacerse a la mar de nuevo. El alza en los precios nos castiga a todos y es una cadena que tarde o temprano nos encuentra por detrás como un camino de fichas de dominó que cae sin remedio.

No queremos ser un país de pasantes, de trabajadores de medio tiempo. Creo que sería mucho más útil reconsiderar la situación de muchísimas familias en las que solo trabaja el padre y la madre prefiere quedarse en casa al cuidado de los hijos aunque estos ya tengan más de veinte años.

Solamente remando parejo y sin abusos de la clase alta a la clase trabajadora vamos a notar un verdadero avance, pagando sueldos justos, inscribiendo a los trabajadores en el seguro social y dándoles las prestaciones que merecen por ley, pagando impuestos y claros en que estos serán utilizados eficientemente por el gobierno y que esto nos beneficia a todos. Confiando y trabajando, rezando y con el mazo dando como decían las abuelas.

Es tiempo de sumar y dejar de dividir, echar la culpa al discurso político de este gobierno o de los anteriores resulta ya un discurso obsoleto. Al final somos la sociedad civil los únicos que podemos sacar del atolladero a nuestro país, ni lamentándonos, no polarizando, haciendo cada quien su chamba y empujando la carreta sin egoísmos ni falsas pretensiones.

Bueno, eso pienso yo como ciudadana de a pie. ¿Qué piensan ustedes al respecto? ¿Cómo vamos a llegar a final de año? ¿Entendimos la lección o estamos peor que al principio? ¿Nos vamos a dar la mano o volveremos a llenar nuestras casas de cantidades incalculables de papel de baño y víveres sin importar que los demás se queden sin nada?

Comentarios


object(WP_Query)#16261 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(82979) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(82979) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16265 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16263 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16264 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-08-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-09-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (82979) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16262 (24) { ["ID"]=> int(83276) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-14 11:10:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-14 16:10:04" ["post_content"]=> string(10919) "“En Un Balcón Lejano De Chihuahua Juega Mi Padre Niño A Lo Único Que Sabe: Él Juega A Fusilar A Sus Soldados Sus Soldados De Plomo Hechos En Molde Por Sus Manos  Ingenuas. Siento En El Alma Su Dolor Intenso Su Miedo Al Desarraigo De Su Padre; Su Dolor De  Clarines Y  Cañones. Mientras Su Hermano Oscar,  A Paso Redoblado,  Su Hermano Niño Héroe,  Desafía A La Tormenta De La Muerte En La Decena Trágica De Mexico.” (1)  Dedico estas líneas, en homenaje a Oscar, Mario y Julio Chavezmontes, niños héroes y soldados de nuestra patria. Su heroísmo vive en el corazón de sus hijos.   Cuando vivía yo en el Molino de Santo Domingo, en las alturas de Tacubaya, una madrugada me despertó el toque de ordenanza del cuartel de Molino del Rey; la voz de los clarines y el redoble de los tambores resonaban los acordes de la antigua diana, adueñándose con su eco, de todos los rincones de la plaza. Al escuchar tan claramente la vieja tonada militar, mi mente viajó al 13 de septiembre de 1847, cuando desde el mismo sitio en el que ahora vivía yo, la artillería del ejército invasor comenzó a bombardear el Castillo de Chapultepec, para debilitar las defensas instaladas por los cadetes del Colegio Militar que entonces se encontraba en el mítico alcázar. Recordé cómo, cuatro días antes, durante la batalla de Molino del Rey, la caballería al mando  del General Juan N. Alvarez, permaneció pasiva en la Hacienda de Los Morales, cuando de haberse unido a la refriega, nos habríamos alzado con una victoria decisiva, en un momento que, en el Congreso de los Estados Unidos iba creciendo la oposición a la aventura expansionista del presidente James Polk, liderada por el Senador Thomas Corwin del Estado de Ohio, cuya defensa de México puede consultarse como The Corwin Speech on the Mexican War.  Pero Juan N. Álvarez, al que hoy se llama “benemérito de la patria” (como al falso ídolo masón  Benito Juárez), decidió no intervenir en las acciones, porque tenía una enemistad personal con el General Santa Anna, en cuya contra se levantaría en la Revolución de Ayutla, seis años más tarde. Mientras me dejaba llevar arrullado por la antigua diana, reviví la frustración de los defensores de Churubusco, entre mis recuerdos infantiles, de cuando mi padre me llevó a ver el convento donde podían apreciarse en la madera de los pisos, los bayonetazos desesperados de la tropa que intentaba liberar los cañones de sus fusiles, para desatascarlos de las balas cuyo calibre había resultado fatalmente equivocado. En las alturas de Chapultepec, el 13 de septiembre de 1847, todos los combatientes eran niños, que apenas estaban transitando a la adolescencia, delatada por la clásica voz destemplada de quienes comenzaban a ser hombres, y esa mañana se volvieron héroes; héroes todos. Entre aquellos niños de septiembre, figuró el joven Miguel  Miramón, que fue condecorado por su heroísmo en ese encuentro, llegando a ser, años más tarde, el presidente más joven de México contando 29 años de edad, al ocupar el cargo en 1860. Miguel Miramón, el patriota indomable, culminó su vida en el LUGAR DE HONOR  que le cedió el también mexicano Maximiliano de Habsburgo, en el cerro de las Campanas, donde con Tomás Mejía alcanzaron la inmortalidad de los valientes. Mientras pensaba yo en todo ésto, los ecos de la diana seguían resonando en mi alma, en un clamor interminable; fue entonces que recordé a mi tío Oscar, hermano de mi padre, que murió en Chihuahua combatiendo contra las fuerzas de Francisco Villa, después de haber participado como cadete del Colegio Militar en la jornada de la lealtad acompañando al Presidente Madero de Chapultepec al Palacio Nacional en febrero de 1913. Recordé a mi padre y a su hermano Mario, (cuya imagen ilustra esta remembranza) que se presentaron como voluntarios al General Rivas Guillén, para defender México contra las fuerzas del General John Pershing en 1916, durante la expedición punitiva lanzada para capturar a Francisco Villa. En aquel hecho de armas, las fuerzas mexicanas impidieron el paso de los invasores, que desistieron de su expedición y volvieron derrotados a Estados Unidos, porque además, no podían permitirse seguir enfrascados en esa persecución, cuando era inminente la entrada de Estados Unidos a la Primera Guerra Mundial. Evocando todos estos recuerdos, decidí salir a caminar al campo vecino, y me senté en una vieja banca que sirve para descanso de los ciclistas que circulan en dirección a Guttingen o a Wahlwies; la milpa detrás mío trajo a mi corazón en un murmullo, la lejana y dulce voz de México; desde aquí, pude ver a mis pequeños hijos, esperando ávidos el paso de los cadetes por Reforma y  Niza, en el ritual repetido desde mi propia infancia  sin faltar jamás, cada 16 de septiembre, excepto cuando al igual que ahora he estado como  estoy lejos de México.  Anoche traía en mi mano la pequeña bandera que me regaló  mi sobrino Paul en su única visita a este pequeño pueblo  de Stahringen en el extremo sur de Alemania; en el cielo claro, se veían las mismas estrellas que adornaban las noches cuando vivía yo en Churubusco. Como un regalo enviado desde mi patria, las campanas de nuestra pequeña iglesia de San Zeno, tañeron las once de la noche, cuando la tarde no había caído en México todavía; el eco de Molino del Rey hasta el Molino de Santo Domingo,  llegó claramente hasta este rincón a la orilla del bosque de Homburg, en cuyas alturas se asoman las ruinas de  un Ritterburg medieval que me recuerda Chapultepec. Desde su cima, la vista a través de los Alpes nevados, permite atisbar la inigualable belleza del Iztaccíhuatl y del Popocatépetl. Conforme caminé tranquilamente de regreso a mi casa, reviví las imágenes de las Fiestas Patrias en Chinameca, cuando mi hermano Renato fue ayudante municipal y a mí me habilitó de Cura Hidalgo, con una peluca blanca de algodón y unas polainas de cartón negro que cubrían mis huaraches aparentando botas. En aquella ocasión, desfilamos por todo Chinameca en una camioneta pick up, engalanada por una bellísima joven que portaba un vestido de china poblana confeccionado para ella por su mamá. Hoy he recordado las palabras de esa joven, que al momento  que la banda de la escuela local, comenzó a redoblar sus tambores y a tocar sus clarines, me miró emocionada hasta las lágrimas  y me dijo: ¡Qué  orgullo que somos mexicanos! Anoche pude ver las caras alegres de cientos de pequeños que nos vitoreaban  entonces al pasar por las calles de Chinameca, mientras nosotros les lanzábamos caramelos, silbatos y matracas cuyo sonido se sumaba de inmediato a la música marcial de la banda que encabezaba el desfile. Mañana, Dios mediante, llamaré por teléfono a mi hermana Ángeles, para encargarle que ponga por el altavoz de la centenaria Panaderia Cárdenas, las Mañanitas dedicadas a nuestra patria que jamás está distante; porque esta casa es un rincón de México  donde reina la Virgen de Guadalupe, con su imagen en todos los rincones, y donde nuestra bandera ondea festiva en el balcón desde el 1º de este mes. “Patria de organilleros y de magos;  De héroes y de quimeras; Vuelan mis golondrinas a tus costas;  A tus senos nevados. Me imagino volviendo a ti Por el mismo desierto que he cruzado, Asido a tus canciones entonadas para que no olvidaras que soy tu hijo; Para que no olvidaras mí esperanza. Nunca saldrás de mí porque te amo En tu crisol de lágrimas y abrazos, Calaveras de azúcar y cohetones Te recuerdo sonriendo en tus balcones. Tierra de Guadalupe y de San Judas;  Tu  imagen no se borra en la distancia Tu amor no se marchita con los años.  Te llevo en mi, con orgullo en las heridas/ Que se abrieron al irme y añorarte; Estas en mis arrugas y en los callos De estas manos que sueñan con tocarte.”(2)      _____________________________________ Stahringen am Bodensee, Baden Wurttemberg, México  Con Chinameca en mi corazón. 
  1. Fragmento de La Nogalera (Chihuahua, 2004)
  2. Fragmento de No me Esperes Despierta (Stahringen 2006)
" ["post_title"]=> string(24) "Todos los niños héroes" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(22) "todos-los-ninos-heroes" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-14 11:10:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-14 16:10:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83276" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16238 (24) { ["ID"]=> int(83677) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-23 11:46:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-23 16:46:07" ["post_content"]=> string(10940) "En mi opinión personal Y PROFESIONAL,  el más importante de los tres poderes que integran el Gobierno Mexicano es el Poder Judicial, actuando en coordinación con la Fiscalía General de la República, cuya autonomía la hace un organismo formidable para contener y revertir los abusos de poder y los delitos cometidos por el presidente de la República y por cualquier otro servidor público en el ámbito federal. Hoy que México tiene un presidente autoritario para el que LA LEY ES COSA DE CUENTO, necesitaríamos tener al frente del Poder Judicial, a un clásico impartidor de JUSTICIA capaz de actuar en  coordinación con Alejandro Gertz Manero, que, a partir de su experiencia y sus facultades, lleve a los delincuentes ante los tribunales, sin importar que se trate de  López Obrador o quien quiera que fuere. Un IMPARTIDOR y un PROCURADOR DE JUSTICIA son personajes cuyas principales virtudes deben ser LA FIRMEZA, LA SERENIDAD, LA ECUANIMIDAD, LA DIGNIDAD, LA SABIDURÍA, LA COMPASIÓN, LA DILIGENCIA, LA EMPATÍA, LA SOBRIEDAD, LA HONESTIDAD, LA CONFIABILIDAD Y EL AMOR POR EL DERECHO AL SERVICIO DE LA PATRIA. Arturo Zaldívar, es el Presidente del Consejo de la Judicatura Federal y Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación; Alejandro Gertz Manero es el primer Fiscal General Autónomo en la historia de México.  Arturo Zaldívar, en el cargo que ocupa, podría haber optado por servir a México cumpliendo con una de sus principales funciones, que es la de servir como contrapeso al autoritarismo del todavía presidente de la República. Cuando López Obrador quiso violentar la Constitución extendiendo el periodo de Zaldívar al frente del Poder Judicial Federal, el Ministro Presidente debió salir de inmediato al paso del intento del Ejecutivo Federal desechándolo y exponiéndolo como INCONSTITUCIONAL. Con su silencio, Zaldívar debilitó al Poder Judicial Federal, haciéndolo más vulnerable ante los embates autoritarios del tabasqueño. Cada vez que López Obrador ofende a jueces, ministros y magistrados y Zaldívar guarda silencio, debilita aún más al Poder Judicial, y le aleja de  la confianza ciudadana. Las maniobras de AMLO en torno a la llamada Guardia Nacional, deberían ser expuestas y rechazadas de oficio por el Ministro Zaldívar, como se lo autoriza y se lo ordena la Constitución en sus artículos 29 y 136. Según datos oficiales, hay un cúmulo de controversias constitucionales sin resolver, porque el Ministro Zaldívar ha optado por mandarlas al congelador para complacer al Ejecutivo Federal. Entiendo que hay nueve controversias presentadas por la Comisión Federal de Competencia Económica; hay cinco promovidas por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales; cinco interpuestas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones, y cuatro por el Instituto Nacional Electoral, sin perjuicio de 28 iniciadas por gobiernos municipales y 12 por gobiernos estatales. Una de las más relevantes ha sido la presentada por el INAI contra la declaración de que las obras de infraestructura del Gobierno Federal son cuestión de seguridad nacional según decreto publicado el 22 de noviembre de 2021. Arturo Zaldívar y sus ministros cómplices pasan por alto que si bien es cierto que la Ley que reglamenta las Controversias Constitucionales y las Acciones de Inconstitucionalidad NO TIENEN MARCADOS PLAZOS DE TRAMITACIÓN, debe regirse aplicando las normas sobre plazos contenidas en el Código Federal de Procedimientos Civiles que es de aplicación supletoria a todos los procedimientos federales SIN EXCEPCIÓN, INCLUYENDO LAS CONTROVERSIAS CONSTITUCIONALES Y LAS ACCIONES DE INCONSTITUCIONALIDAD. Esto significa que tan luego como les fueron presentadas las controversias y las acciones de inconstitucionalidad, DEBIERON DICTAR AUTOS DE ADMISIÓN a trámite, turnándolas al ministro que correspondiese y fijándoles fecha de audiencia para resolución.  En vista de lo anterior,  NADA JUSTIFICA que la Suprema Corte, sometida a la voluntad de López Obrador, congele las controversias y las acciones de inconstitucionalidad, DEMORANDO DOLOSAMENTE SU ESTUDIO Y RESOLUCIÓN. La congelación de las controversias constitucionales y de las acciones de inconstitucionalidad que hace la Suprema Corte, TIPIFICAN DOS DELITOS FEDERALES: DELITOS CONTRA LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA Y COALICIÓN DE SERVIDORES PÚBLICOS. Artículo 225.- SON DELITOS CONTRA LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA, cometidos por servidores públicos los siguientes: VII.- Ejecutar actos o incurrir en omisiones que produzcan un daño o concedan a alguien una ventaja indebida; La omisión de estudiar y resolver las controversias constitucionales y las acciones de inconstitucionalidad, daña al estado de derecho y concede ventajas indebidas al presidente de la República. VIII.- Retardar o entorpecer maliciosamente o por negligencia la administración de justicia; Zaldívar y sus ministros cómplices, retardan maliciosamente la administración de justicia, al mantener desatendidas todas las controversias constitucionales y las acciones de inconstitucionalidad que he mencionado; y lo hacen para favorecer los caprichos de López Obrador. ARTURO ZALDÍVAR NO ACTÚA SOLO. Arturo Zaldívar, actúa en connivencia con el Ejecutivo Federal (López Obrador); actúa en complicidad con los otros ministros de la Corte; los legisladores de MORENA, PT y Partido Verde, son igualmente copartícipes; entre todos ellos, conforman una COALICIÓN DE SERVIDORES PÚBLICOS según la describe el Código Penal Federal en su artículo 216, que a la letra dice: Artículo 216.-Cometen el delito de COALICIÓN DE SERVIDORES PÚBLICOS, los que teniendo tal carácter se coaliguen para tomar medidas contrarias a una ley, reglamento u otras disposiciones de carácter general, impedir su ejecución o para hacer dimisión de sus puestos con el fin de impedir o suspender la administración pública en cualquiera de sus ramas…”. Todos estos servidores públicos, desde el presidente de la República, los ministros de la Corte y los legisladores federales mencionados, se han coaligado para impedir el cumplimiento de las disposiciones de la Constitución Federal, dejándola sin efecto, y abriendo la puerta al autoritarismo descarado del tabasqueño que habita OPULENTAMENTE EL PALACIO NACIONAL. ¿Qué podría hacer la oposición para ponerle remedio a esta delincuencia impune? Cualquier legislador, e incluso cualquier ciudadano, pueden denunciar ante la Fiscalía General de la República los delitos aquí mencionados; el Fiscal Gertz Manero está obligado a actuar incluso de oficio contra estos delincuentes. El destino de México no depende de los procesos electorales, sino de nuestras instancias de impartición de JUSTICIA; la Suprema Corte de Justicia y la Fiscalía General de la República que deberían y podrían asumir su función autónoma y soberana, y ponerle un alto inmediato al autoritarismo y a la violación sistemática de la ley que ha caracterizado al actual régimen. La Fiscalía General de la República tiene la obligación de actuar de oficio en tratándose de delitos como los atribuidos al senador José Narro Céspedes, Américo Villarreal y Mario Delgado entre otros. Aquí no se trata de una simple filtración de información de la DEA sobre los vínculos de MORENA y el narcotráfico. PORFIRIO MUÑOZ LEDO LO HA DENUNCIADO LO MISMO QUE CUAUHTÉMOC CÁRDENAS; EL GOBIERNO DE LÓPEZ OBRADOR SE HA ALIADO CON EL CRIMEN ORGANIZADO PARA RETENER EL PODER Y DESCARRILAR LAS ELECCIONES DEL 2024, en caso de que sus corcholatas no ganen por la buena. Tanto Arturo Zaldívar como Alejandro Gertz Manero SON EGRESADOS DE LA ESCUELA LIBRE DE DERECHO. Ambos deberían recordar el lema que encabeza NUESTROS títulos de abogado: “JUS NEQUE INFLECTI GRATIA; NEQUE PERFRINGI POTENTIA, NEQUE ADULTERARE PECUNIA DEBET”. EL DERECHO NO FAVORECE LAS INFLUENCIAS; NO SE SOMETE AL PODER NI SE CORROMPE POR EL DINERO. La lealtad del Poder Judicial y de la Fiscalía General de la República no son ni deben ser para con el presidente de la República, ni para con un movimiento o un partido; SU ÚNICA LEALTAD DEBE SER  PARA CON LA PATRIA Y PARA CON LOS MEXICANOS. *LAS OPINIONES EXPRESADAS EN LOS ARTÍCULOS DE ESTA PÁGINA SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES. DE NINGUNA MANERA REFLEJAN LA POSTURA EDITORIAL DE ESTE PORTAL." ["post_title"]=> string(49) "Delincuente contra la administración de justicia" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(48) "delincuente-contra-la-administracion-de-justicia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-23 11:46:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-23 16:46:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83677" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16262 (24) { ["ID"]=> int(83276) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-14 11:10:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-14 16:10:04" ["post_content"]=> string(10919) "“En Un Balcón Lejano De Chihuahua Juega Mi Padre Niño A Lo Único Que Sabe: Él Juega A Fusilar A Sus Soldados Sus Soldados De Plomo Hechos En Molde Por Sus Manos  Ingenuas. Siento En El Alma Su Dolor Intenso Su Miedo Al Desarraigo De Su Padre; Su Dolor De  Clarines Y  Cañones. Mientras Su Hermano Oscar,  A Paso Redoblado,  Su Hermano Niño Héroe,  Desafía A La Tormenta De La Muerte En La Decena Trágica De Mexico.” (1)  Dedico estas líneas, en homenaje a Oscar, Mario y Julio Chavezmontes, niños héroes y soldados de nuestra patria. Su heroísmo vive en el corazón de sus hijos.   Cuando vivía yo en el Molino de Santo Domingo, en las alturas de Tacubaya, una madrugada me despertó el toque de ordenanza del cuartel de Molino del Rey; la voz de los clarines y el redoble de los tambores resonaban los acordes de la antigua diana, adueñándose con su eco, de todos los rincones de la plaza. Al escuchar tan claramente la vieja tonada militar, mi mente viajó al 13 de septiembre de 1847, cuando desde el mismo sitio en el que ahora vivía yo, la artillería del ejército invasor comenzó a bombardear el Castillo de Chapultepec, para debilitar las defensas instaladas por los cadetes del Colegio Militar que entonces se encontraba en el mítico alcázar. Recordé cómo, cuatro días antes, durante la batalla de Molino del Rey, la caballería al mando  del General Juan N. Alvarez, permaneció pasiva en la Hacienda de Los Morales, cuando de haberse unido a la refriega, nos habríamos alzado con una victoria decisiva, en un momento que, en el Congreso de los Estados Unidos iba creciendo la oposición a la aventura expansionista del presidente James Polk, liderada por el Senador Thomas Corwin del Estado de Ohio, cuya defensa de México puede consultarse como The Corwin Speech on the Mexican War.  Pero Juan N. Álvarez, al que hoy se llama “benemérito de la patria” (como al falso ídolo masón  Benito Juárez), decidió no intervenir en las acciones, porque tenía una enemistad personal con el General Santa Anna, en cuya contra se levantaría en la Revolución de Ayutla, seis años más tarde. Mientras me dejaba llevar arrullado por la antigua diana, reviví la frustración de los defensores de Churubusco, entre mis recuerdos infantiles, de cuando mi padre me llevó a ver el convento donde podían apreciarse en la madera de los pisos, los bayonetazos desesperados de la tropa que intentaba liberar los cañones de sus fusiles, para desatascarlos de las balas cuyo calibre había resultado fatalmente equivocado. En las alturas de Chapultepec, el 13 de septiembre de 1847, todos los combatientes eran niños, que apenas estaban transitando a la adolescencia, delatada por la clásica voz destemplada de quienes comenzaban a ser hombres, y esa mañana se volvieron héroes; héroes todos. Entre aquellos niños de septiembre, figuró el joven Miguel  Miramón, que fue condecorado por su heroísmo en ese encuentro, llegando a ser, años más tarde, el presidente más joven de México contando 29 años de edad, al ocupar el cargo en 1860. Miguel Miramón, el patriota indomable, culminó su vida en el LUGAR DE HONOR  que le cedió el también mexicano Maximiliano de Habsburgo, en el cerro de las Campanas, donde con Tomás Mejía alcanzaron la inmortalidad de los valientes. Mientras pensaba yo en todo ésto, los ecos de la diana seguían resonando en mi alma, en un clamor interminable; fue entonces que recordé a mi tío Oscar, hermano de mi padre, que murió en Chihuahua combatiendo contra las fuerzas de Francisco Villa, después de haber participado como cadete del Colegio Militar en la jornada de la lealtad acompañando al Presidente Madero de Chapultepec al Palacio Nacional en febrero de 1913. Recordé a mi padre y a su hermano Mario, (cuya imagen ilustra esta remembranza) que se presentaron como voluntarios al General Rivas Guillén, para defender México contra las fuerzas del General John Pershing en 1916, durante la expedición punitiva lanzada para capturar a Francisco Villa. En aquel hecho de armas, las fuerzas mexicanas impidieron el paso de los invasores, que desistieron de su expedición y volvieron derrotados a Estados Unidos, porque además, no podían permitirse seguir enfrascados en esa persecución, cuando era inminente la entrada de Estados Unidos a la Primera Guerra Mundial. Evocando todos estos recuerdos, decidí salir a caminar al campo vecino, y me senté en una vieja banca que sirve para descanso de los ciclistas que circulan en dirección a Guttingen o a Wahlwies; la milpa detrás mío trajo a mi corazón en un murmullo, la lejana y dulce voz de México; desde aquí, pude ver a mis pequeños hijos, esperando ávidos el paso de los cadetes por Reforma y  Niza, en el ritual repetido desde mi propia infancia  sin faltar jamás, cada 16 de septiembre, excepto cuando al igual que ahora he estado como  estoy lejos de México.  Anoche traía en mi mano la pequeña bandera que me regaló  mi sobrino Paul en su única visita a este pequeño pueblo  de Stahringen en el extremo sur de Alemania; en el cielo claro, se veían las mismas estrellas que adornaban las noches cuando vivía yo en Churubusco. Como un regalo enviado desde mi patria, las campanas de nuestra pequeña iglesia de San Zeno, tañeron las once de la noche, cuando la tarde no había caído en México todavía; el eco de Molino del Rey hasta el Molino de Santo Domingo,  llegó claramente hasta este rincón a la orilla del bosque de Homburg, en cuyas alturas se asoman las ruinas de  un Ritterburg medieval que me recuerda Chapultepec. Desde su cima, la vista a través de los Alpes nevados, permite atisbar la inigualable belleza del Iztaccíhuatl y del Popocatépetl. Conforme caminé tranquilamente de regreso a mi casa, reviví las imágenes de las Fiestas Patrias en Chinameca, cuando mi hermano Renato fue ayudante municipal y a mí me habilitó de Cura Hidalgo, con una peluca blanca de algodón y unas polainas de cartón negro que cubrían mis huaraches aparentando botas. En aquella ocasión, desfilamos por todo Chinameca en una camioneta pick up, engalanada por una bellísima joven que portaba un vestido de china poblana confeccionado para ella por su mamá. Hoy he recordado las palabras de esa joven, que al momento  que la banda de la escuela local, comenzó a redoblar sus tambores y a tocar sus clarines, me miró emocionada hasta las lágrimas  y me dijo: ¡Qué  orgullo que somos mexicanos! Anoche pude ver las caras alegres de cientos de pequeños que nos vitoreaban  entonces al pasar por las calles de Chinameca, mientras nosotros les lanzábamos caramelos, silbatos y matracas cuyo sonido se sumaba de inmediato a la música marcial de la banda que encabezaba el desfile. Mañana, Dios mediante, llamaré por teléfono a mi hermana Ángeles, para encargarle que ponga por el altavoz de la centenaria Panaderia Cárdenas, las Mañanitas dedicadas a nuestra patria que jamás está distante; porque esta casa es un rincón de México  donde reina la Virgen de Guadalupe, con su imagen en todos los rincones, y donde nuestra bandera ondea festiva en el balcón desde el 1º de este mes. “Patria de organilleros y de magos;  De héroes y de quimeras; Vuelan mis golondrinas a tus costas;  A tus senos nevados. Me imagino volviendo a ti Por el mismo desierto que he cruzado, Asido a tus canciones entonadas para que no olvidaras que soy tu hijo; Para que no olvidaras mí esperanza. Nunca saldrás de mí porque te amo En tu crisol de lágrimas y abrazos, Calaveras de azúcar y cohetones Te recuerdo sonriendo en tus balcones. Tierra de Guadalupe y de San Judas;  Tu  imagen no se borra en la distancia Tu amor no se marchita con los años.  Te llevo en mi, con orgullo en las heridas/ Que se abrieron al irme y añorarte; Estas en mis arrugas y en los callos De estas manos que sueñan con tocarte.”(2)      _____________________________________ Stahringen am Bodensee, Baden Wurttemberg, México  Con Chinameca en mi corazón. 
  1. Fragmento de La Nogalera (Chihuahua, 2004)
  2. Fragmento de No me Esperes Despierta (Stahringen 2006)
" ["post_title"]=> string(24) "Todos los niños héroes" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(22) "todos-los-ninos-heroes" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-14 11:10:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-14 16:10:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83276" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(54) ["max_num_pages"]=> float(27) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "aab456dd6deb84be8c83c71c9f27ea34" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Todos los niños héroes

“En Un Balcón Lejano De Chihuahua Juega Mi Padre Niño A Lo Único Que Sabe: Él Juega A Fusilar A Sus Soldados...

septiembre 14, 2022

Delincuente contra la administración de justicia

En mi opinión personal Y PROFESIONAL,  el más importante de los tres poderes que integran el Gobierno Mexicano es el Poder Judicial,...

septiembre 23, 2022




Más de categoría

Seguridad Nacional

En varios foros se ha discutido hasta el cansancio la militarización de la Guardia Nacional, que ante la falta...

septiembre 27, 2022

Camila Parker y la reivindicación de las mujeres que aman demasiado

“Hombres necios que acusáis / a la mujer sin razón / sin ver que sois la ocasión / de...

septiembre 27, 2022

Abarca, los 43 de Ayotzinapa y panem et circenses

Como cada semana, Fernando Navarrete comenta los acontecimientos más importantes a nivel nacional con su singular estilo.

septiembre 27, 2022
Del neoliberalismo al populismo

Del neoliberalismo al populismo

El desafío de la democracia liberal es limitar el poder del capital y de los “hombres fuertes”.

septiembre 27, 2022