¿Seguiremos sin un pedagogo al frente de la SEP?

Otro sexenio comienza sin que llegue un verdadero especialista en administración educativa a la Secretaría de Educación Pública.

10 de julio, 2024 Mario Delgado Carrillo, nuevo titular de la Secretaría de Educación Pública.

Comenzaremos un nuevo período de gobierno y la presidente electa Claudia Sheinbaum ya ha nombrado a varios de los futuros secretarios de Estado del país. Mientras que algunos de los nuevos funcionarios han destacado por su perfil académico o su trayectoria profesional, otros han sido objeto de controversia. Uno de los más señalados ha sido Mario Delgado Carrillo, nuevo titular de la Secretaría de Educación Pública. 

Mario Delgado, con licenciatura y posgrados en Economía, tiene ya una larga carrera en la política mexicana. Su último cargo fue el de diputado federal, puesto que ocupó de 2018-2024, además de su gestión como presidente nacional del Movimiento de Regeneración Nacional de 2020 a 2024. Antes de eso había sido senador (2012-2018) y secretario de Finanzas del Distrito Federal (2006-2010).  

Dentro del currículum de Mario Delgado, el cargo de mayor relevancia para su futuro nombramiento ha sido su paso por la Secretaría de Educación del Distrito Federal de 2010 a 2012 y el haber estado involucrado en el desarrollo del programa de becas Impulso Joven, luego Prepa Sí, mientras trabajó como asesor de Marcelo Ebrard en la Secretaría de Desarrollo Social. 

Las críticas sobre Mario Delgado han sido numerosas y bastante fuertes, tal como lo relata la Revista Aula. El cuestionamiento ha adquirido diferentes matices, desde el papel de Delgado como senador durante la aprobación de la reforma educativa de 2013 hasta su corta experiencia en el área de la administración educativa. 

La polémica sobre el nuevo titular de la SEP me hizo recordar una conversación hace ya varios años con profesores y estudiantes de la carrera de pedagogía de la UNAM. La duda era por qué nunca habíamos tenido a un verdadero pedagogo. 

Ahora ¿por qué un pedagogo sería deseable? La pedagogía, como estudio de todas las áreas del fenómeno educativo, es una carrera en la que se prepara a los profesionistas para desempañarse en diferentes áreas, tanto la teoría de la educación, como en la didáctica o la administración. La idea es que los pedagogos pueden coordinar las acciones de educadores y funcionarios dentro de un sistema educativo tan complejo como el mexicano.

Desde que la Secretaría de Instrucción Pública heredada del régimen de Porfirio Díaz se transformó en la Secretaría de Educación Pública en 1921, han circulado por ella funcionarios de distinto mérito y trayectoria. 

Los considerados como los tres más importantes funcionarios en los cien años de la SEP han sido José Vasconcelos (1921-1924), Jaime Torres Bodet (1943-1946, 1958-1964) y Narciso Bassols (1931-1934). Vasconcelos, fundador de la SEP y creador de las misiones culturales era abogado de carrera muy involucrado con el círculo intelectual del Ateneo de México. Torres Bodet, poeta y escritor, fue el impulsor de los libros de texto gratuitos y de la construcción de numerosas escuelas y museos, como el de Antropología e Historia. Por su parte, Bassols, abogado, formó parte de la fundación del Instituto Politécnico Nacional y siguió con el modelo de misiones culturales para reducir el analfabetismo.

Hubo otros secretarios de labor destacada. Por ejemplo, Agustín Yáñez Delgadillo (1964-1970), novelista laureado que estuvo a cargo de la campaña nacional de alfabetización y de la creación de las telesecundarias. Su sucesor, Víctor Bravo Ahuja (1970-1976) era un ingeniero aeronáutico que primero fue rector del Tec de Monterrey y que luego en la SEP llevó a cabo la fundación de varias escuelas de ingeniería y del mismísimo Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). 

Después tenemos una larga lista de funcionarios de diversa índole. Un grupo lo conforman los políticos de carrera con gran cantidad de nombramientos en diversas áreas como Luís Sanchez Pontón (1940-1941), Porfirio Muñoz Ledo (1970-1977), Jesús Reyes Heroles (1982-1985), Manuel Bartleet (1982-1985), Ernesto Zedillo (1992-1993) o Emilio Chuayfett (2012-2015).

También tenemos a los escritores e intelectuales, donde, además de Vasconcelos y Torres Bodet, encontraríamos a Moisés Sáenz García (1928), Ezequiel Padilla Peñaloza (1928-1930), José Manuel Puig (1930-1931) y Miguel González Avelar (1985-1988). 

En un grupo más pequeño están los de perfil académico y científico, como el ya mencionado Bravo Ahuja, Manuel Gual Vidal (1946-1952) o Reyes Tamez Guerra (2000-2006). Un poco diferentes son los casos de Otto Granados (2017-2018) que tenía una larga trayectoria política, así como experiencia en diferentes asociaciones educativas y en la propia SEP y Delfina Gómez (2021-2022) que ha sido la única maestra normalista que ha llegado al puesto. 

Además de la variopinta galería de titulares de la SEP, otro aspecto para resaltarse es la poca continuidad en el puesto. Hemos tenido secretarios que duraron apenas un año y, después del paso de Tamez Guerra a principios de siglo, ningún otro secretario ha permanecido en el cargo durante un sexenio completo. Es difícil sostener un proyecto cuando, además de tener reformas educativas cada 5 años, entran y salen tantos secretarios responsables de su gestión. Solo para el desarrollo e implementación de la Nueva Escuela Mexicana, tuvimos a tres secretarios diferentes. 

Ser pedagogo no es requisito para estar al frente de la SEP. Hemos tenido abogados, escritores, diplomáticos y hasta militares, algunos con resultados muy positivos incluso sin tener especialidad en educación. Otros, con un desempeño lamentable.  Pero, dentro de esa diversidad de figuras, parece que tendremos que seguir esperando para contar con un verdadero pedagogo ocupando el despacho de Vasconcelos. 

Para Mario Delgado el panorama educativo nacional aparece lleno de desafíos y tareas prioritarias. No es fácil ser secretario de gobierno, así que no está de más desearle algo de suerte, puesto que la exigencia es máxima y seremos los ciudadanos quienes juzgaremos su trabajo. 

Te puede interesar:

Dos populismos latinoamericanos (Primera parte)

Comentarios


Con el atentado en contra del expresidente Donald Trump, sus posibilidades de ser reelecto Presidente de los Estados Unidos de América crecen exponencialmente, ya que si usted tenía alguna duda sobre su fuerza política, este atentado viene reforzar su gran popularidad entre la gente de derecha.

Como Anillo al Dedo

Con el atentado en contra del expresidente Donald Trump, sus posibilidades de ser reelecto Presidente de los Estados Unidos de América crecen...

julio 15, 2024
El cristianismo y la aparición del SIDA

MUERTE SIN SENTIDO

Como sociedad debemos de apoyar económicamente a los cuerpos independientes de rescate, los cuales deben ser certificados por Protección Civil.

junio 28, 2024




Más de categoría

De Frente Y Claro | LA INSEGURIDAD EN TIENDAS DE AUTOSERVICIO DE LA CDMX 

Estos delincuentes de supermercados actúan en grupos de dos a cinco personas, eligen a sus víctimas, las rodean, simulan...

julio 18, 2024

Alito te quiere gobernar y Piña le sigue la corriente

En un acto digno de los mejores gánsteres, Alito Moreno modificó los estatutos del PRI para poder reelegirse en...

julio 18, 2024
Ya ni los Marines en Iwo Jima

Ya ni los Marines en Iwo Jima

Juvenil, fuerte, con rostro de líder guerrero, con el puño desafiando al destino y de remate: ¡la bandera de...

julio 17, 2024

(Falta de) SEGURIDAD

“Hapiness is submission to GODzilla” -Troy's bucket

julio 16, 2024