¿Qué tienen las historias sobre asesinos que nos fascinan?

El morbo disfrazado de curiosidad nos lleva a creer que queremos ver la parte humana de los personajes para entender qué o quién los llevó a volverse asesinos.

18 de octubre, 2022 ¿Qué tienen las historias sobre asesinos que nos fascinan?

Yo respondería: ¿Le fascinan a quien? ¡Yo las odio!

La verdad es otra, desde que tengo uso de razón siempre me han encantado las historias contadas ya sea en libros, series, documentales o películas sobre asesinos seriales y psicópatas.

Todos conocemos cualquier cantidad de historias, incluso leyendas urbanas, cuentos contados de generación en generación, historias de alguien que alguien conoció.

Desde Jack el Destripador, pasando por Hannibal Lecter (recuerdo mi emoción cuando yo ya me sentía una verdadera cinéfila y “El silencio de los inocentes” ganó todos los premios de la academia). Fue una gran película, pero sobre todo una gran historia. De adolescente fui fan de “Natural Born Killers” y de todas las películas de Quentin Tarantino, “The Jocker,”, “Ted Bundy”, “Monster”, “El Patrón del mal”,  “El Ángel”; y ya últimamente “You” y la superexitosa “Dahmer”. 

No hay serie o película sobre historias de la vida real o ficticios que se me haya escapado.

Cuando comenté en algún sitio que estaba viendo “Dahmer”, no solo obtuve una respuesta masiva de todos los que estaban “Picadísimos” con la serie igual que yo, sino que recibí desde un montón de recomendaciones más sobre las cintas en donde se escucha su voz real reconociendo y narrando con lujo de detalles sus crímenes, hasta historias de otros asesinos aún más cruentos y depravados. Esta última historia ha sido reproducida en la plataforma Netflix 56 millones de veces, calculando que en la mayoría de las veces vemos las series en compañía.

Mon bb, persona crítica por naturaleza y confrontativa por elección, me cuestionó sobre si yo veía normal el gusto de tanta gente por este tipo de historias, al grado de volver a los personajes celebridades, que son reconocidos casi como ídolos, líderes de opinión  o estrellas de rock, personas que en la cárcel reciben cartas de sus admiradores diciéndoles que sueñan ser como ellos, a quienes afuera de los juzgados grupos de manifestantes los defienden, a quienes les componen canciones, hacen historietas e incluso sitios de Internet en el que sus fans comparten con entusiasmo información y detalles sobre su afición por este tipo de historias y personajes.

En todos los casos, los multihomicidas cometen sus crímenes de las formas más violentas, premeditadas, antinaturales y exóticas, la gran mayoría de los asesinos cuentan con una o varias características que los deberían volver predecibles y, sin embargo, no es así, como el hecho de ser por lo general blancos, muy religiosos y en muchas ocasiones contar con un coeficiente intelectual superior a la media.

Con todos esos detalles, la policía y la sociedad seguimos asombrándonos cada que un hombre blanco ataca a sus compañeros de colegio, o es descubierto con cadaveres de decenas de personas en el sótano de su misteriosa casa y elementos de tortura e incluso de herramientas para descuartizar y o disolver los cuerpos, solamente del caso de Charles Manson se han escrito más de cincuenta libros y cantantes de rock han usado su nombre como seudónimo.

En sus confesiones la mayoría acepta que después de cada asesinato sentía una necesidad de volver a hacerlo y la certeza de que el siguiente calmaría su ansiedad y a nosotros nos pasa algo similar viendo desde la seguridad de nuestras casas sus historias, cada vez que terminamos una serie, libro o película quedamos con una necesidad inconsciente de ver más historias parecidas.

Se  han definido varios padecimientos mentales relacionados con esta afición:

Hibridtofilia: placer sexual que se obtiene al tener relaciones con gente peligrosa.

Enclitofilia: cuando otras personas en especial mujeres de personalidad frágil, manipulables y con rasgos masoquistas  se sienten atraídas a involucrarse con este tipo de personales.

En la pantalla y en los libros hemos podido observar las más exóticas formas de asesinato, las conductas más impredecibles y retorcidas y también las más increíbles enfermedades mentales por parte de los protagonistas que siempre son los asesinos.

Canibalismo, Necrofilia, Masoquismo y muchísimas y cada vez más sofisticadas y complicadas de entender más.

Nunca alguien recordará el nombre de la víctima; sin embargo, el homicida es en cada una de las historias no solo el protagonista sino al final una celebridad.

El morbo disfrazado de curiosidad, de conciencia o de compasión nos lleva a creer que queremos ver la parte humana de los personajes para entender qué o quién los llevó a volverse unos violadores, acosadores y asesinos.

Como si quisiéramos conocerlos bien para asegurarnos que esa es una realidad muy lejana a la nuestra y que jamás estaríamos ni cerca de empatizar con ellos, solo tener la certeza de que no somos del mismo bando, que en ningún momento podríamos volvernos locos y elucubrar un plan para desaparecer de este mundo a la gente que no nos parece digna de vivir en él.

Son cientos, miles las investigaciones sobre este tipo de conducta, antropólogos, policías, investigadores, científicos, médicos, psicólogos han tratado de entender el fenómeno. 

A la fecha no sabemos mucho. Estudios ciegos tratan de entender el patrón psicopático y han llegado a la conclusión de que varios de los cerebros de los asesinos estudiados presentan una falta de actividad en la corteza ocular, el sistema límbico que es el que contiene las áreas de empatía, entendimiento, preocupación o conciencia; sin embargo, esa no es una generalidad ni un condicionamiento y no podría la sociedad presuponer que cualquiera que tenga esta característica puede convertirse en un asesino y aislarlo por prevención.

Al final entender el perfil de la persona y el contexto en el que perpetró sus crímenes nos da la certeza de que no tenemos nada en común con un asesino serial y  no podríamos nunca caer en esa tentación y matar por necesidad.

¿O sí?

Comentarios


object(WP_Query)#18009 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(84674) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(84674) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18013 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18011 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18012 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-02 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-30 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (84674) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18010 (24) { ["ID"]=> int(85808) ["post_author"]=> string(2) "62" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-17 14:40:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 19:40:40" ["post_content"]=> string(7564) "La pasada marcha en defensa del Instituto Nacional Electoral (INE)) convocada por los partidos políticos reaglutinados en la organización Unidos y capitaneadas desde las cúpulas empresariales por el magnate Claudio X González y Gustavo de Hoyos, tuvo una afluencia importante, con los contrastes de asociaciones y personalidades totalmente opuestas en su historial democrático. Con un odio común en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sin un proyecto alternativo de nación, pero con la convicción de ser los salvadores de la patria en contra de la embestida “dictatorial”, miles de manifestantes que no son tradicionalmente fieles de las marchas, se movilizaron exitosamente. Como se recordará el titular del ejecutivo envió una iniciativa de ley que pretende reformar al INE en ejes centrales de su tradicional funcionamiento, previo a los comicios del Estado de México y Durango, pero sobre todo, a la gran batalla que podría ser la elección presidencial de 2024. Con la oferta tentadora de hacer más económicos los procesos electorales, disminuir el número de legisladores y senadores, así como buscar que los consejeros y magistrados electorales sean elegidos por voto popular, además de desaparecer los órganos electorales estatales, tratar de implementar el voto electrónico, la polémica reforma ha sido objeto de toda clase descalificaciones y de análisis tendenciosos de una y otra parte. Al parecer no transitará por lo polarizado del ambiente político en el congreso. La respuesta de la oposición fue convocar a una marcha en defensa del INE al acusar un intento de desaparecer al árbitro electoral. Desde las cúpulas empresariales y de los partidos coaligados opositores, se gestó un movimiento en favor del instituto electoral que tiene una operatividad en la realización de comicios, así como brindar certidumbre a la ciudadanía en sus resultados a pesar de lo oneroso de su funcionamiento.  Sin embargo, existen dos elecciones presidenciales que han demostrado que los alcances de  dicho instituto, son por lo menos limitados y poco efectivos, cuando se trata de calificar elecciones cerradas, como la de 2006 o la de 2012 donde el rebase de topes presupuestales  no pudo ser sancionado de forma expedita. Se recuerdan dos multas históricas al PRI y PAN, por el pemexgate y amigos de Fox, que al final no representaron un cambio en la forma de operación electoral de la clase política mexicana. En aquel periodo del conflicto poselectoral estaba a cargo del entonces IFE, Luis Carlos Ugalde, que en comparación con la figura de José Woldenberg, resultaba una pieza insuficiente, sin personalidad, errática y tendiente a la parcialidad. A la postre con las reformas electorales que permitieron el voto por voto y los límites a la descarada participación de los privados en la contratación de propaganda, el polémico expresidente del INE fue defenestrado y se refugió en una consultoría que sigue succionando recursos públicos a cambio de sobrevaluados estudios electorales. Lorenzo Córdova, extendió su mandato como presidente consejero al transformarse el IFE en el actual INE, con las tradicionales cuotas de poder que los partidos hegemónicos en el congreso aplican para privilegiar sus intereses. No es que la estructura del organismo autónomo sea afectado por las politiquerías de la partidocracia, pues la estructura y logística de los procesos electorales han sido perfeccionados por décadas, pero los protagonismos y la falta de imparcialidad del presidente Córdova y del consejero Ciro Murayama son más que evidentes y rayaron en el golpismo político en contra del régimen actual. Sin olvidar su defensa irracional a sus privilegios como burocracia dorada a costa del erario. Con todo el prestigio y actuar que tiene el INE, su gran fracaso ha sido el fiscalizar de manera real, las fortunas económicas que se manejan en todos los partidos políticos para favorecer candidatos, comprar conciencias, contratar publicidad y sobre todo operar con mapaches electorales en el día de la jornada electoral. Al ser tan difícil perseguir los delitos electorales cometidos con dinero, el cacareado instituto le  ha fallado a los mexicanos que padecen la intervención descarada de actores políticos, sindicatos, poderes fácticos regionales y nacionales que inciden en los sufragios personales de los ciudadanos coptados. En esa lógica de delincuencia electoral, muchos de los actores perfectamente identificados con las prácticas clientelares en elecciones, como el exgobernador Roberto Madrazo a quien se le documento rebase estratosférico de los topes de campaña en Tabasco, no tienen empacho de trasvestirse de demócratas.  Así como las cúpulas empresariales que tradicionalmente se han beneficiado de gobiernos con dudosa legitimidad como el de Carlos Salinas de Gortari y sobre todo con Enrique Peña Nieto. El halo legitimador de la marcha alcanzó a la operadora estrella del magisterio sindical, Elba Esther Gordillo que hizo posible el voto corporativo a favor de Felipe Calderón y quien le permitió hacer sus mejores negocios desde la Secretaría de Educación. El expresidente Fox marchó junto a los creadores de Unidos sin acordarse mucho que desde el Tribunal Electoral se le señaló como la principal anomalía durante el traumático proceso de 2006, debido a sus posicionamientos y sobre todo por haber intentado proceder jurídicamente contra el entonces candidato AMLO, en una acción ventajista que buscaba sacarlo a la mala de la boleta presidencial. La marcha tuvo una afluencia mucho mayor a la esperada por sus organizadores que no se atrevieron a llegar al zócalo capitalino. Movilizó a importantes y diferentes sectores enfrentados con el régimen morenista, pero sobre todo con la enorme animadversión y odio en contra del presidente AMLO, al que le asistiría razón si matizar que muchos de las principales figuras opositoras son clasistas, racistas, simuladores y con un historial poco democrático. Incluso el líder del PRI nacional, Alejandro Moreno, acudió a marchar ante el rechazo de la asistencia, pero al que no despreciarán cuando los votos en contra de los diputados tricolores permitan dar palo a la reforma electoral. Se dice, se comenta y se rumora, que esta “reivindicación” democrática del líder tricolor pasa más porque no se pudo negociar la gubernatura de Coahuila a cambio de los votos necesarios para la reforma.  La denominada sociedad civil, que en épocas recientes se disfraza de militantes y expanistas, se ofertan como independientes y representantes de ciudadanos apartidistas ha logrado reagruparse. El cúmulo de organizaciones y partidos políticos parecen encontrar el común denominador de la defensa de sus intereses, con el enorme pendiente de tener un proyecto político que agrupe las necesidades ciudadanas, como el combate a la inseguridad que es un calvario para todos los mexicanos desde hace varios sexenios, y del cual son directa o indirectamente corresponsables." ["post_title"]=> string(23) "De Woldenberg a Madrazo" ["post_excerpt"]=> string(205) "La marcha tuvo una afluencia mucho mayor a la esperada. Movilizó a importantes y diferentes sectores enfrentados con el régimen morenista, pero sobre todo con la enorme animadversión y odio contra AMLO." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(23) "de-woldenberg-a-madrazo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-17 14:40:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 19:40:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85808" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17983 (24) { ["ID"]=> int(85798) ["post_author"]=> string(3) "195" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-17 13:18:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 18:18:55" ["post_content"]=> string(6491) "Las constantes tensiones entre sindicatos y autoridades por incrementos salariales y mejoras en las condiciones laborales, los conflictos internos, los casos de corrupción, el discurso oficial muchas veces adverso y las denuncias sobre diversas formas de violencia, afectan la credibilidad y opacan una serie de cambios del sistema universitario público que lentamente se vienen gestando y venciendo resistencias.  Las últimas dos décadas han representado para las instituciones de educación superior, en particular para las públicas, una época de modificaciones constantes en varias áreas: modelos de planeación, gestión de nuevas carreras y planes de estudio, reordenamiento del presupuesto y aplicación del gasto, reformas en los sistemas de apoyo a la investigación y para la distribución de plazas de tiempo completo, incorporación de la perspectiva de los derechos humanos a las políticas institucionales y dos aspectos que serán fundamentales para su desarrollo en los próximos años: la acreditación y la internacionalización. En el primer caso, la acreditación, en términos muy generales implica el cotejo de las evidencias de actividades realizadas por un programa académico en un periodo de tiempo determinado, a las que se les asigna un valor. La serie de puntos obtenidos después de revisar todos los datos y compararla con otras técnicas de recolección de información, determina el resultado y el rango de calidad en la que se ubica el programa académico sometido a evaluación. La evaluación y por consiguiente la acreditación de licenciaturas y los diferentes programas no es un asunto de mercadotecnia educativa, sino de políticas públicas de educación superior a nivel nacional e internacional.  Se han generado asociaciones civiles que mediante comisiones integradas por representantes de diversas instituciones educativas, se dedican a revisar determinados indicadores del trabajo de las universidades, los cuales van desde aspectos jurídicos y administrativos hasta programas de vinculación, intercambio estudiantil y productividad en varias áreas del ejercicio del cuerpo magisterial. Por asuntos vinculados a la transparencia de información, los organismos acreditadores tanto nacionales como internacionales tienen a disposición en sus sitios digitales información relativa a sus actividades.  De igual forma las universidades que han sometido programas educativos a procesos de acreditación a nivel nacional o internacional exponen la información correspondiente en sus páginas de internet.  La cultura de la evaluación entre pares crece, una gran cantidad de programas académicos de todas las ramas del conocimiento de un amplio universo de instituciones de educación superior, se  han sometido a procesos de acreditación lo que asegura la revisión externa de la actividad institucional, recomendaciones y compromisos de acciones para modificar lo que haya que mejorar de la dinámica universitaria.  Entre lo mucho que falta por mejorar en las universidades públicas, entre lo difícil que es mover estructuras administrativas, formas de pensar o modificar rutinas laborales ya muy enraizadas, e incluso entre lo complicado que es recomponer relaciones laborales e interpersonales que entran en fricción constantemente, se vienen sentando las bases para modificar a futuro, los procesos y rutinas de productividad así como criterios para establecer la calidad de las instituciones públicas de educación superior.  Particularmente importantes son los cambios vinculados a los estudiantes. La participación de estos en actividades de intercambio estudiantil tanto a nivel nacional como internacional es necesaria tanto por el contexto de globalización en el que vivimos como porque son elementos de política pública ya establecidos con recursos asignados, reglamentación definida y amparados en convenios de vinculación interuniversitarios.  La incorporación del colectivo estudiantil en procesos de internacionalización aún debe ser retomada con mayor impulso y ampliar su concepción no solo a su etapa como alumno, sino a crear condiciones más precisas para que se incorpore al mercado laboral extranjero. De entrada implica mayores recursos para gestionar sus estancias en universidades extranjeras y para lograr que sean más los estudiantes inmersos en convenios de movilidad internacional estudiantil. Pero las limitantes no están en los recursos únicamente, sino en elementos como el aprendizaje de segundos y terceros idiomas, el desarrollo de competencias hoy llamadas globales en la institución nacional en la que estudian, la base familiar que incluye recursos financieros y de interacción. Ante ello, la aplicación de estrategias de impulso a la movilidad estudiantil se impone como algo que debe ser integral, que se insiste, tenga en su perspectiva la posibilidad de incorporación del estudiante a un mercado laboral internacional.  Si la base conceptual y práctica de la internacionalización se sostiene como un asunto de cooperación internacional para el desarrollo, las universidades públicas expanden sus áreas de oportunidad: profesores incorporados a experiencias binacionales de docencia, más investigadores integrados a grupos con estándares internacionales, estudiantes, planes de estudio y desarrollo curricular, intercambio de información, y una larga lista adicional de factores a influir.  La velocidad de los cambios debe incrementarse y debe renovarse también la responsabilidad social y vocación democrática de estas instituciones en su sentido más amplio. Incrementar la supervisión sobre el ejercicio de los recursos, revisar los mecanismos de ingreso a las universidades, generar actividades de mayor impacto relativas a la inclusión, democratizar la toma de decisiones, impulsar el sistema semipresencial, en realidad son muchos los cambios necesarios, pero es inevitable también valorar lo alcanzado en las diferentes áreas.   " ["post_title"]=> string(62) "Universidades Públicas: acreditación e internacionalización" ["post_excerpt"]=> string(94) "Ante un mundo globalizado y cambiante, ¿cómo deben de responder las universidades públicas?" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(58) "universidades-publicas-acreditacion-e-internacionalizacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-17 13:18:55" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 18:18:55" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85798" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18010 (24) { ["ID"]=> int(85808) ["post_author"]=> string(2) "62" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-17 14:40:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 19:40:40" ["post_content"]=> string(7564) "La pasada marcha en defensa del Instituto Nacional Electoral (INE)) convocada por los partidos políticos reaglutinados en la organización Unidos y capitaneadas desde las cúpulas empresariales por el magnate Claudio X González y Gustavo de Hoyos, tuvo una afluencia importante, con los contrastes de asociaciones y personalidades totalmente opuestas en su historial democrático. Con un odio común en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sin un proyecto alternativo de nación, pero con la convicción de ser los salvadores de la patria en contra de la embestida “dictatorial”, miles de manifestantes que no son tradicionalmente fieles de las marchas, se movilizaron exitosamente. Como se recordará el titular del ejecutivo envió una iniciativa de ley que pretende reformar al INE en ejes centrales de su tradicional funcionamiento, previo a los comicios del Estado de México y Durango, pero sobre todo, a la gran batalla que podría ser la elección presidencial de 2024. Con la oferta tentadora de hacer más económicos los procesos electorales, disminuir el número de legisladores y senadores, así como buscar que los consejeros y magistrados electorales sean elegidos por voto popular, además de desaparecer los órganos electorales estatales, tratar de implementar el voto electrónico, la polémica reforma ha sido objeto de toda clase descalificaciones y de análisis tendenciosos de una y otra parte. Al parecer no transitará por lo polarizado del ambiente político en el congreso. La respuesta de la oposición fue convocar a una marcha en defensa del INE al acusar un intento de desaparecer al árbitro electoral. Desde las cúpulas empresariales y de los partidos coaligados opositores, se gestó un movimiento en favor del instituto electoral que tiene una operatividad en la realización de comicios, así como brindar certidumbre a la ciudadanía en sus resultados a pesar de lo oneroso de su funcionamiento.  Sin embargo, existen dos elecciones presidenciales que han demostrado que los alcances de  dicho instituto, son por lo menos limitados y poco efectivos, cuando se trata de calificar elecciones cerradas, como la de 2006 o la de 2012 donde el rebase de topes presupuestales  no pudo ser sancionado de forma expedita. Se recuerdan dos multas históricas al PRI y PAN, por el pemexgate y amigos de Fox, que al final no representaron un cambio en la forma de operación electoral de la clase política mexicana. En aquel periodo del conflicto poselectoral estaba a cargo del entonces IFE, Luis Carlos Ugalde, que en comparación con la figura de José Woldenberg, resultaba una pieza insuficiente, sin personalidad, errática y tendiente a la parcialidad. A la postre con las reformas electorales que permitieron el voto por voto y los límites a la descarada participación de los privados en la contratación de propaganda, el polémico expresidente del INE fue defenestrado y se refugió en una consultoría que sigue succionando recursos públicos a cambio de sobrevaluados estudios electorales. Lorenzo Córdova, extendió su mandato como presidente consejero al transformarse el IFE en el actual INE, con las tradicionales cuotas de poder que los partidos hegemónicos en el congreso aplican para privilegiar sus intereses. No es que la estructura del organismo autónomo sea afectado por las politiquerías de la partidocracia, pues la estructura y logística de los procesos electorales han sido perfeccionados por décadas, pero los protagonismos y la falta de imparcialidad del presidente Córdova y del consejero Ciro Murayama son más que evidentes y rayaron en el golpismo político en contra del régimen actual. Sin olvidar su defensa irracional a sus privilegios como burocracia dorada a costa del erario. Con todo el prestigio y actuar que tiene el INE, su gran fracaso ha sido el fiscalizar de manera real, las fortunas económicas que se manejan en todos los partidos políticos para favorecer candidatos, comprar conciencias, contratar publicidad y sobre todo operar con mapaches electorales en el día de la jornada electoral. Al ser tan difícil perseguir los delitos electorales cometidos con dinero, el cacareado instituto le  ha fallado a los mexicanos que padecen la intervención descarada de actores políticos, sindicatos, poderes fácticos regionales y nacionales que inciden en los sufragios personales de los ciudadanos coptados. En esa lógica de delincuencia electoral, muchos de los actores perfectamente identificados con las prácticas clientelares en elecciones, como el exgobernador Roberto Madrazo a quien se le documento rebase estratosférico de los topes de campaña en Tabasco, no tienen empacho de trasvestirse de demócratas.  Así como las cúpulas empresariales que tradicionalmente se han beneficiado de gobiernos con dudosa legitimidad como el de Carlos Salinas de Gortari y sobre todo con Enrique Peña Nieto. El halo legitimador de la marcha alcanzó a la operadora estrella del magisterio sindical, Elba Esther Gordillo que hizo posible el voto corporativo a favor de Felipe Calderón y quien le permitió hacer sus mejores negocios desde la Secretaría de Educación. El expresidente Fox marchó junto a los creadores de Unidos sin acordarse mucho que desde el Tribunal Electoral se le señaló como la principal anomalía durante el traumático proceso de 2006, debido a sus posicionamientos y sobre todo por haber intentado proceder jurídicamente contra el entonces candidato AMLO, en una acción ventajista que buscaba sacarlo a la mala de la boleta presidencial. La marcha tuvo una afluencia mucho mayor a la esperada por sus organizadores que no se atrevieron a llegar al zócalo capitalino. Movilizó a importantes y diferentes sectores enfrentados con el régimen morenista, pero sobre todo con la enorme animadversión y odio en contra del presidente AMLO, al que le asistiría razón si matizar que muchos de las principales figuras opositoras son clasistas, racistas, simuladores y con un historial poco democrático. Incluso el líder del PRI nacional, Alejandro Moreno, acudió a marchar ante el rechazo de la asistencia, pero al que no despreciarán cuando los votos en contra de los diputados tricolores permitan dar palo a la reforma electoral. Se dice, se comenta y se rumora, que esta “reivindicación” democrática del líder tricolor pasa más porque no se pudo negociar la gubernatura de Coahuila a cambio de los votos necesarios para la reforma.  La denominada sociedad civil, que en épocas recientes se disfraza de militantes y expanistas, se ofertan como independientes y representantes de ciudadanos apartidistas ha logrado reagruparse. El cúmulo de organizaciones y partidos políticos parecen encontrar el común denominador de la defensa de sus intereses, con el enorme pendiente de tener un proyecto político que agrupe las necesidades ciudadanas, como el combate a la inseguridad que es un calvario para todos los mexicanos desde hace varios sexenios, y del cual son directa o indirectamente corresponsables." ["post_title"]=> string(23) "De Woldenberg a Madrazo" ["post_excerpt"]=> string(205) "La marcha tuvo una afluencia mucho mayor a la esperada. Movilizó a importantes y diferentes sectores enfrentados con el régimen morenista, pero sobre todo con la enorme animadversión y odio contra AMLO." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(23) "de-woldenberg-a-madrazo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-17 14:40:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 19:40:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85808" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(49) ["max_num_pages"]=> float(25) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "e92747aaca9796d41bbe26b5dd6e8a3e" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

De Woldenberg a Madrazo

La marcha tuvo una afluencia mucho mayor a la esperada. Movilizó a importantes y diferentes sectores enfrentados con el régimen morenista, pero...

noviembre 17, 2022

Universidades Públicas: acreditación e internacionalización

Ante un mundo globalizado y cambiante, ¿cómo deben de responder las universidades públicas?

noviembre 17, 2022




Más de categoría
la 4T y la selección mexicana

Los fracasos del fin de semana: la 4T y la selección mexicana

La política y la Selección Mexicana: los vertederos de las ilusiones de los mexicanos.

noviembre 29, 2022
Marcha de AMLO

Marcha de AMLO

El dispendio de recursos para la marcha del domingo no pasó inadvertido.

noviembre 29, 2022
Buenos contra malos

Buenos contra malos

Como un gigantesco tablero de ajedrez, los mexicanos le hacemos el caldo gordo a un grupo reducido de personas...

noviembre 29, 2022
horario del bienestar

¡Preparémonos para los efectos del horario del bienestar!

Bienvenido sea el “horario de Dios” y preparémonos para administrar la abundancia y el bienestar que este cambio traerá...

noviembre 28, 2022