Pornografía: razones para decir ¡Alto!

Las niñas y niños de México y cualquier nación tienen derecho a crecer en un ambiente país y ambiente familiar emocionalmente estable.

13 de octubre, 2022

El interés superior de la niñez parece perderse en el olvido cuando se trata de hablar de temas como la pornografía.  Este precepto incluye el derecho a crecer en un ambiente saludable y que a la vez permita que tenga un desarrollo en absoluta salud emocional. La facilidad con la que un menor puede ser objeto de abuso sexual en cualquiera de sus formas y exhibido en distintos canales de comunicación no abona a su sano desarrollo y por lo tanto, no hace efectivo el principio que estamos invocando. 

La construcción de un ambiente emocionalmente sano para el menor no es autoconstruido por el propio infante, lo construimos los adultos, las familias, las escuelas, la sociedad entera, por lo tanto, en la realización del interés superior de la niñez, como lo establece la misma reglamentación, somos los adultos los que debemos guiarnos por este principio para diseñar, ejecutar, dar seguimiento y evaluar las políticas públicas dirigidas a la niñez y, aún más, las conductas individuales de cada adulto.  

Producir, consumir y en general participar en cualquiera de los niveles de industrialización y comercialización de la pornografía es atentar contra el interés superior de la niñez porque se contribuye a crear un ambiente donde se limita la posibilidad de un desarrollo emocional sano. La pasividad del Estado, líderes políticos, líderes sociales y padres de familia en torno a la exposición del menor a un mensaje pornográfico es atentar contra este principio. 

Las niñas y niños de México y cualquier nación tienen derecho a crecer en un ambiente país y ambiente familiar emocionalmente estable, en donde ni la pornografía ni la violencia debieran tener cabida. 

¿Hay otras razones para decirle alto a la pornografía además del interés superior de la niñez? En realidad debería de ser suficiente para que los adultos desarrollemos conductas alejadas de la pornografía y para impedir cualquier acto de abuso infantil, sin embargo, invitamos al lector a reflexionar sobre los siguientes aspectos: 

La solidaridad con quienes son explotados sexualmente, independientemente de su edad, género, lugar de origen, creencias o condición económica; la industria de la pornografía expone situaciones de explotación sexual, de esclavitud, a la que son sometidas muchas personas. Solidaridad con quien es vulnerable y vulnerado por quienes se aprovechan de la necesidad de migrar para obtener un mejor empleo, de quienes necesitan salir de sus lugares de origen por guerra o inestabilidad económica. Por solidaridad con la persona violentada habría que decir no a la pornografía. 

SI a los sobrevivientes de la pandemia, esta no nos dejó ni la capacidad de ser empáticos o solidarios habremos, no seremos capaces de enfrentar los problemas que aun vienen. 

El argumento de las afectaciones a los procesos cognitivos y escolares, tendría que ser también un argumento válido. Decir alto a la pornografía es reducir la posibilidad de deserción escolar, de bajo rendimiento, de no integración a grupos escolares. El menor no debe ser enseñado a consumirla, no debiera ser normalizada su exposición ni en el seno familiar ni en las instituciones escolares, ni en los lugares públicos porque son formas de abuso sexual y su impacto en la vida escolar es irreversible. 

Por otra parte está el argumento económico. Las ganancias que mueve la industria de la pornografía son en realidad incalculables. Las estimaciones superan los 100 mil millones de dólares. Consumirla es contribuir a la riqueza de aquellos que explotan sexualmente a otros. Adicionalmente, las industrias del tráfico de personas, de prostitución, incrementan las cifras a partir de denigrar el cuerpo de otro ser humano. 

Nos hemos preocupado y ocupado como sociedad por “limpiar la economía” reduciendo el uso de plásticos, impulsando el reciclaje, pero poco hemos avanzado en “limpiar la economía” en lo referido a la explotación del “hombre sobre el hombre”, por cierto, otro principio estipulado en documentos jurídicos internacionales. 

El ser humano no es plástico, pero en esas condiciones es tratado como si lo fuera, como objeto, “cosificado,” para que otro se enriquezca promoviendo la ilusión de un placer que no se produce y engañando al cerebro del consumidor que interpreta cada exposición a la pornografía como un acto sexual realizado. 

Dos aspectos más, el principio de la empatía con el que es dañado en su integridad física y emocional implica un “vernos en ellos”, y si, lamentablemente pudiera ser uno de los nuestros y por supuesto que si lo fuera, invocaríamos la solidaridad y la empatía sin lugar a dudas, y si acaso lo hemos vivido, la amarga experiencia nos debe impulsar a ser empáticos. 

Cuando la sociedad (occidental al menos) se regía por principios religiosos más estrictos, la noción de pecado prevalecía sobre la acción de ver y distribuir pornografía y aunque el concepto se ha ido marginando de las discusiones por los propios problemas de índole sexual en los que algunas instituciones religiosas han incurrido a la largo de los años, la realidad es que los principios morales y éticos sobre el trato a los otros seres humanos y en particular en lo relativo al cuerpo, la relación sexual y a su exposición han pasado, “misteriosamente”, a otros sistemas éticos de naturaleza no religiosa que, eliminando el uso de la noción “pecado”, siguen siendo barrera de contención a la normalización de la pornografía, el abuso y la explotación sexual. 

En realidad argumentos hay más, desde la perspectiva de la salud pública, las investigaciones desde la neurobiología, los impactos en la criminología, pero ante todo, el llamado es a tener la voluntad de cambiar y de construir una sociedad donde tanto los adultos, los matrimonios, las familias, como la infancia estén en menor riesgo.

 

Comentarios


object(WP_Query)#18002 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(84467) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-10-2022" ["before"]=> string(10) "28-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(84467) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-10-2022" ["before"]=> string(10) "28-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18006 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18004 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18005 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-10-2022" ["before"]=> string(10) "28-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-10-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (84467) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18003 (24) { ["ID"]=> int(85401) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-08 11:00:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 16:00:01" ["post_content"]=> string(4212) "Hace unos días una mujer increpó al diputado Gerardo Fernández Noroña (PT) en un supermercado en Cuernavaca. Le reprochó que estuviera en ese supermercado (City Market), ya que está orientado a clientes con potencial adquisitivo, y no a personas que pregonan la austeridad republicana. No es la primera vez que Fernández Noroña sufre este tipo de agresiones. El supermercado en cuestión es un lugar con acceso al público en general donde a la entrada aparece la leyenda de no discriminación. Cualquier persona, sin importar su postura política, puede entrar y hacer compras. Pero parece que para algunas personas, si alguien se dice simpatizante o pertenece a la llamada Cuarta Transformación, no puede acudir a ciertos lugares. Esto es un clasismo inaceptable y quien así actúa lo hace desde un falso plano de superioridad.  La gran maravilla de la forma de gobierno llamada República es el principio jurídico de igualdad (los monarquistas no están preparados para esta conversación; ¡y hay monarquistas en México, aunque usted no lo crea!).  Hay personas que se creen superiores y no acaban de aceptar que, bien o mal, de manera eficiente o ineficiente, uno de los ingredientes principales de la 4T es su espíritu social y su orientación hacia los pobres y marginados. Y por eso ha sido bien recibida la 4T por la mayoría de los mexicanos, que la siguen apoyando ante el horror y la incredulidad de muchas personas –como la señora que agredió a Noroña en el City Market– que no pueden entender “cómo es posible que el pueblo sea tan estúpido y siga avalando a López Obrador”.  Para ellos apoyar a López Obrador significa que uno es naco, jodido y resentido (ojo: yo no apoyo a López Obrador ni a ningún régimen; la misión que yo mismo me he dado es ejercer mi libertad y criticar a todos los gobiernos, porque no hay gobierno perfecto. Sin crítica no hay libertad; sin libertad no hay nada). El presidente López Obrador habló de esto en la conferencia matutina del jueves 3 de noviembre. “Ahora resulta –ironizó  el presidente– que si alguien lucha por una causa justa no debe usar zapatos, sino huarache; no se puede poner traje, ni viajar en avión”.  Yo mismo –su amigo y servidor Venus Rey Jr– he sufrido este tipo de reclamos y descalificaciones, incluso en mis círculos cercanos. Algunos suponen que si yo escribo un artículo en donde resalto algún punto que me parece acertado por parte del gobierno, entonces soy un chairo que no debería beber whisky en un restaurante, ni debería hacer mis compras en un supermercado dirigido a un segmento con poder adquisitivo, ni debería viajar a Estados Unidos o Europa, sino que debería beber aguarrás, hacer mis compras en el mercado de un barrio marginado, y debería irme nadando a Cuba o a Venezuela. Esto es inaceptable y revela un clasismo y una exclusión que hasta me da escalofrío (claro, también debo decir que cuando escribo un artículo criticando al gobierno, me llueven insultos, mentadas de madres, descalificaciones y hasta las amenazas por parte de los simpatizantes de la 4T; pero ahora estoy hablando de lo que sucedió a Fernández Noroña y de lo que dijo el presidente). El desprecio que sienten algunas personas hacia los simpatizantes y personajes de la 4T no se queda solo en que los corran de un supermercado, o les griten en un restaurante o en un avión. Si todo fuera como eso, no sería tan grande el problema. El problema es que se traduce en una insoportable actitud de superioridad y desprecio al pobre, al de piel oscura, al marginado, al humilde, al pueblo. Porque hablan de “pueblo” desde afuera, como si no fueran parte del pueblo mexicano. Y se traduce también en descalificaciones masivas y en pseudoargumentos para “demostrar” que el pueblo no debe participar en los procesos democráticos ni debe ocupar cargos públicos, porque es inculto y bruto." ["post_title"]=> string(43) "El inaceptable clasismo de algunas personas" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(43) "el-inaceptable-clasismo-de-algunas-personas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-08 12:08:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 17:08:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85401" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17975 (24) { ["ID"]=> int(85257) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-02 13:17:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-02 18:17:51" ["post_content"]=> string(4508) "¿Quién podrá ser ese muerto rodeado de zopilotes? ¿Será el dueño del Tren Maya, depredador de cenotes? Tras su fúnebre cortejo, sólo vienen carroñeros, que en vida decían seguirlo, nomás por convenencieros.   En vida se llamó CLAUDIA, la que más duro chillaba porque al fallecer el peje, su ambición se le escapaba. Muertos del temblor en Tlalpan y los de la Línea Doce, piden audiencia con  Claudia; dice que no los conoce. Ya no eres corcholata, se te fue  la presidencia, Ahora te toca pagar, con pesada penitencia.   Un ministro fallecido, oculto detrás de un velo, se llamó  Arturo Zaldívar, por indigno se hacía LELO. Fue cortesano obsequioso, de un servilismo sin fin, falleció por comer tantos tamales de chipilín.   Ahí viene Alejandro Encinas, su purgatorio es pesado, porque inventarse mentiras, también es crimen de Estado. Su muerte fue repentina, falleció en gobernación, ni siquiera tuvo tiempo de escribir su dimisión. Lo sigue Murillo Káram, político perseguido, Encinas quiere escapar de sus agudos gemidos. Murió a causa de sus cuentos, por agradar a su jefe Igual que tantos lacayos que le tenían miedo al peje.   Los muertos de Ayotzinapa le reclaman a Obrador, prometiste aparecernos, pero ahora estamos peor. Los niños que fallecieron sin tener medicamentos, Dicen que AMLO los mató con evasivas y  cuentos.   Hay un muerto desafiante, él es  Fernández Noroña, ¡Ábranme paso, fifís, que la vida no retoña! Noroña murió peleando, como luchando vivió, cayó por sus convicciones, pero nunca se calló.   Y Ramón López Beltrán, que ya pasó  a mejor vida Él no falleció  en Copilco, sino en una mansión chida. Su mujer tenía dinero, y al inútil mantenía, se la pasaba de flojo, por la noche y en el día. José Ramón muy temprano, desde que estaba muy tierno, igualito que su padre, vivía en el descanso eterno.   YA LLEGA EL PROTAGONISTA DEL FUNERAL MAÑANERO, YA MERODEAN SU ATAÚD, ÁVIDOS SEPULTUREROS. ¿A qué  se podrá   deber  el fétido olor a caca? ¡Apestan del difuntito, sus plumas de chachalaca! No   falleció en la pandemia, no lo liquidó el infarto, tenía más vidas que un gato el señor peje lagarto. Lo mataron como al manco, que falleció en la Bombilla, él aspiraba a quedarse para siempre con LA SILLA. Siempre vivió de la grilla, ansiando el poder total, Hasta que logró alcanzar la silla presidencial. Sin tener cuentas bancarias, tuvo dinero a raudales, le decían el “Rey del Cash”, que  atesoraba en costales. Desde joven era flojo, aborrecía trabajar, Estando en la presidencia se dedicó HAMACA-near. NO ROBABA, NO MENTÍA Y  TAMPOCO TRAICIONABA, Y CON ESTE CUENTO CHINO A LOS CHAIROS EMBAUCABA. Si se asomaba al espejo se  reflejaba un batracio para olvidar su fealdad se fue a vivir a un palacio. Increíble pero cierto, lo tuvieron que cremar, pues por asco los gusanos, no se lo querían tragar. Ordenó  que lo enterraran en el Hemiciclo a Juárez, a él no podían sepultarlo en unas tumbas vulgares. Él quería por testamento gobernar desde ultratumba, mientras acarreaba muertos, reinando en las catacumbas. ¡Cómo me pude morir, ya tan cerca de triunfar! ¡Como a Bonilla y Zaldívar ya me iban a prorrogar! ¿Ya ves Andrés? Te lo dije; le advierte Álvaro Obregón, Intentaste reelegirte, y te mató la ambición. Don Plutarco y Obregón  contemplan su funeral ¡Nunca habían mirado en bola a tantísimo animal! Se los dije en el Congreso, cuando te mató toral, MÉXICO NECESITABA VOLVERSE INSTITUCIONAL. Pero no me hicieron caso, le creyeron al mesías, tiraron a la basura cien años de profecías. LA OPOSICIÓN NO SE OPONE, PORQUE NADA MÁS OPINA CON SUS INDEFINICIONES, ELLA SOLITA SE EMPINA. ¡CACA, CACA, CALAVERA!, DE LA MUERTE NADIE ESCAPA, PUEDEN SER FIFÍS O CHAIROS, PERO A TODOS LOS ATRAPA. *LAS OPINIONES EXPRESADAS EN LOS ARTÍCULOS DE ESTA PÁGINA SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES. DE NINGUNA MANERA REFLEJAN LA POSTURA EDITORIAL DE ESTE PORTAL." ["post_title"]=> string(11) "CACALAVERAS" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(11) "cacalaveras" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-02 13:18:47" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-02 18:18:47" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85257" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18003 (24) { ["ID"]=> int(85401) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-08 11:00:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 16:00:01" ["post_content"]=> string(4212) "Hace unos días una mujer increpó al diputado Gerardo Fernández Noroña (PT) en un supermercado en Cuernavaca. Le reprochó que estuviera en ese supermercado (City Market), ya que está orientado a clientes con potencial adquisitivo, y no a personas que pregonan la austeridad republicana. No es la primera vez que Fernández Noroña sufre este tipo de agresiones. El supermercado en cuestión es un lugar con acceso al público en general donde a la entrada aparece la leyenda de no discriminación. Cualquier persona, sin importar su postura política, puede entrar y hacer compras. Pero parece que para algunas personas, si alguien se dice simpatizante o pertenece a la llamada Cuarta Transformación, no puede acudir a ciertos lugares. Esto es un clasismo inaceptable y quien así actúa lo hace desde un falso plano de superioridad.  La gran maravilla de la forma de gobierno llamada República es el principio jurídico de igualdad (los monarquistas no están preparados para esta conversación; ¡y hay monarquistas en México, aunque usted no lo crea!).  Hay personas que se creen superiores y no acaban de aceptar que, bien o mal, de manera eficiente o ineficiente, uno de los ingredientes principales de la 4T es su espíritu social y su orientación hacia los pobres y marginados. Y por eso ha sido bien recibida la 4T por la mayoría de los mexicanos, que la siguen apoyando ante el horror y la incredulidad de muchas personas –como la señora que agredió a Noroña en el City Market– que no pueden entender “cómo es posible que el pueblo sea tan estúpido y siga avalando a López Obrador”.  Para ellos apoyar a López Obrador significa que uno es naco, jodido y resentido (ojo: yo no apoyo a López Obrador ni a ningún régimen; la misión que yo mismo me he dado es ejercer mi libertad y criticar a todos los gobiernos, porque no hay gobierno perfecto. Sin crítica no hay libertad; sin libertad no hay nada). El presidente López Obrador habló de esto en la conferencia matutina del jueves 3 de noviembre. “Ahora resulta –ironizó  el presidente– que si alguien lucha por una causa justa no debe usar zapatos, sino huarache; no se puede poner traje, ni viajar en avión”.  Yo mismo –su amigo y servidor Venus Rey Jr– he sufrido este tipo de reclamos y descalificaciones, incluso en mis círculos cercanos. Algunos suponen que si yo escribo un artículo en donde resalto algún punto que me parece acertado por parte del gobierno, entonces soy un chairo que no debería beber whisky en un restaurante, ni debería hacer mis compras en un supermercado dirigido a un segmento con poder adquisitivo, ni debería viajar a Estados Unidos o Europa, sino que debería beber aguarrás, hacer mis compras en el mercado de un barrio marginado, y debería irme nadando a Cuba o a Venezuela. Esto es inaceptable y revela un clasismo y una exclusión que hasta me da escalofrío (claro, también debo decir que cuando escribo un artículo criticando al gobierno, me llueven insultos, mentadas de madres, descalificaciones y hasta las amenazas por parte de los simpatizantes de la 4T; pero ahora estoy hablando de lo que sucedió a Fernández Noroña y de lo que dijo el presidente). El desprecio que sienten algunas personas hacia los simpatizantes y personajes de la 4T no se queda solo en que los corran de un supermercado, o les griten en un restaurante o en un avión. Si todo fuera como eso, no sería tan grande el problema. El problema es que se traduce en una insoportable actitud de superioridad y desprecio al pobre, al de piel oscura, al marginado, al humilde, al pueblo. Porque hablan de “pueblo” desde afuera, como si no fueran parte del pueblo mexicano. Y se traduce también en descalificaciones masivas y en pseudoargumentos para “demostrar” que el pueblo no debe participar en los procesos democráticos ni debe ocupar cargos públicos, porque es inculto y bruto." ["post_title"]=> string(43) "El inaceptable clasismo de algunas personas" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(43) "el-inaceptable-clasismo-de-algunas-personas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-08 12:08:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 17:08:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85401" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(49) ["max_num_pages"]=> float(25) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "425b2300257bd00efcf27e636e0d914d" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

El inaceptable clasismo de algunas personas

Hace unos días una mujer increpó al diputado Gerardo Fernández Noroña (PT) en un supermercado en Cuernavaca. Le reprochó que estuviera en...

noviembre 8, 2022

CACALAVERAS

¿Quién podrá ser ese muerto rodeado de zopilotes? ¿Será el dueño del Tren Maya, depredador de cenotes? Tras su fúnebre cortejo, sólo...

noviembre 2, 2022




Más de categoría

Verdad y cosmovisión

Considerar los hechos objetivos y confrontar las opiniones informadas de nuestros pares resulta medular para construir verdades legítimas y...

noviembre 25, 2022

¿Estamos Agusto? (¡Sic!) 

No sé si usted, estimable lector, se ha dado cuenta de unos anuncios que han proliferado, cuales gérmenes, recientemente...

noviembre 25, 2022

Se le va el Tren a AMLO. ¿Quedará inconclusa la obra insignia del sureste?

La construcción del Tren Maya ha resultado ser más caótica de lo que esperaba AMLO y su gobierno.

noviembre 24, 2022
El ISSSTE

De Frente Y Claro | El ISSSTE en caos y pésimo servicio

La semana pasada en este mismo espacio publiqué “ISSSTE en temible Caos”, donde destaqué la falsa promesa de López...

noviembre 24, 2022