“Pienso, por lo tanto existo” como origen y fundamento de la disociación del Yo

–“Para investigar la verdad es preciso dudar, en cuanto sea posible, de todas las cosas”. René Descartes (1596-1650).

19 de agosto, 2022 textos de juan carlos aldir

Descartes encontró una manera de superar tanto el escepticismo como las limitantes religiosas, construyendo una teoría del conocimiento que significara una base sólida sobre la que pudiera asentarse el saber humano: ese que piensa existe necesariamente, como dice su famoso axioma “cogito ergo sum”: ya que estoy pensando, quiere decir que existo. 

La disociación expuesta en el artículo anterior entre, por un lado el “Yo que piensa” y por el otro el cuerpo, las emociones, las sensaciones, los impulsos, etc., no es producto del azar ni surgió de manera espontánea. Emerge como consecuencia de un proceso de desarrollo de la razón humana y que es posible apreciar de manera muy clara en su aspecto conceptual a partir del trabajo de René Descartes, que llega a su clímax con su célebre axioma: cogito ergo sum y que solemos traducir como “pienso, luego existo”, con la cual, sin saberlo, fundó la modernidad y dio origen al concepto de individuo que hoy nos rige.

Lo primero es hablar un poco del contexto. René Descartes, nacido en Francia en 1596, fue un brillantísimo físico y matemático, pero que vivió en una época caracterizada por una crisis profunda donde, por un lado comenzaban los grandes avances de la ciencia. 

No olvidemos que Copérnico (1473-1543), quien formuló la teoría heliocéntrica del sistema solar,  fue un poco anterior a Descartes y que entre sus contemporáneos había científicos de la talla de Johannes Kepler (1571-1630) –quien descubrió las leyes sobre el movimiento de los planetas en su órbita alrededor del Sol– y Galileo Galilei (1564-1642) –quien, además de hacer mejoras sensibles al telescopio, es considerado el padre de la astronomía moderna.

   Esa provocativa efervescencia en la ciencia y la técnica de la época, se conjugó con la decadencia del dogma religioso como núcleo de todo conocimiento válido y verdadero. A partir del Renacimiento, de lo que se trataba era de descubrir de manera empírica y metodológica el funcionamiento de la naturaleza, con lo cual el dogma y las explicaciones teológicas para los fenómenos naturales perdió vigencia, al mismo tiempo que el poder fáctico de la Iglesia a lo largo y ancho de Europa intentaba imponerse en aras de no no perder la hegemonía.  

Esto, el territorio del conocimiento y la investigación fue un campo de batalla encarnizado entre quienes defendían la ciencia y el desarrollo de sus propias metodologías y quienes pretendían salvar al dogma invalidando los nuevos descubrimientos. Esta lucha dio como resultado una atomización de posturas tan contrarias y exacerbadas que buena parte de los intelectuales de la época terminaron sumergidos, o bien en el relativismo extremo o en el escepticismo radical. 

En resumen, para efectos prácticos no había manera de saber a ciencia cierta qué era verdad y qué no. Cuál era una fuente válida de conocimiento y cuál no lo era. ¿Valían igual las conclusiones alcanzadas como consecuencia de una intuición o de una epifanía que las de una medición matemática? ¿Cuestionar el saber adquirido mediante la fe era un desafío a la divinidad?

Hoy toda esta discusión podría parecer baladí, pero es indispensable tratar de entender el grado de incertidumbre y confusión que produce un escenario semejante en pleno nacimiento de la ciencia ocidental.

En ese orden de ideas, Descartes se propuso encontrar una manera de superar tanto el escepticismo como las limitantes religiosas, sin romper con su propia fe. Se trataba de construir una teoría del conocimiento que significara una base sólida sobre la que pudiera asentarse el conocimiento humano sin entrar en conflicto con Dios y su creación. 

Su manera de buscar ese fundamento consistió en cuestionarlo todo, y hacerlo de tal modo que se negara a aceptar como conocimiento verdadero cualquier cosa, cualquier afirmación, que tuviera la mínima posibilidad de ser falsa. Pero entre más profundizaba en esa duda sistemática se encontró con que podía dudarse prácticamente de todo… incluso los sentidos podían engañarlo.  

En su Segunda Meditación Metafísica parte de que todo lo que ve es falso. Y afirma: “¿Qué será entonces lo que podrá ser considerado verdadero? Tal vez únicamente que en el mundo no hay nada cierto1”.

Esta afirmación cartesiana posee el inconveniente de que, en el caso de ser verdadera, sería al mismo tiempo inevitablemente falsa. Es decir, que si nada puede “ser considerado verdadero”, tampoco lo sería la afirmación de que “no hay nada cierto”. Pero aún así, llegaría a la misma conclusión a la que llegó, y así lo expresa: “Me he persuadido, empero, de que no había absolutamente nada en el mundo, de que no había cielo, ni tierra, ni espíritus, ni cuerpo alguno; pero entonces ¿no me he persuadido también de que yo no era? Ciertamente no; sin duda que yo era, si me he persuadido, o sólo si yo he pensado algo. […] De manera que después de haberlo pensado bien, y de haber examinado con cuidado todas las cosas, hay que llegar a concluir y a tener como firme que esta proposición: yo soy, yo existo, es necesariamente verdadera cada vez que la pronuncie, o que la conciba en mi espíritu2”. 

Puesto que hay alguien que está pensando que todo puede ser falso, ese alguien que piensa debe existir necesariamente. Concluye entonces que la existencia de ese que piensa es imposible de negar. Y eso es justo lo que quiere decir con su famoso axioma “cogito ergo sum”: ya que estoy pensando, quiere decir que existo. Por fin Descartes ha encontrado ese fundamento básico que servirá como cimiento de todo su sistema de pensamiento, y que de paso como semilla para la Modernidad y para el concepto de individuo. 

Ahora por fin sabe que es, pero no sabe aún qué es. Aunque habrá de inferirlo un poco más adelante: “Pero entonces, ¿qué soy? Una cosa que piensa3”. Una cosa que piensa, que duda, que concibe, que afirma, que niega, que imagina, pero también una cosa que siente. 

Posteriormente, en la segunda parte del Discurso del método 4, Descartes propone dividir el objeto a investigar en tantas partes como sea posible y abordarlo de lo más simple a lo más complejo. Al mundo no lo conocemos porque formemos parte de él, porque lo veamos y lo sintamos, puesto que todo eso puede ser un engaño. Al mundo lo conocemos porque lo podemos pensar, entender. A partir de la visión de Descartes el ser humano se convierte en observador y el mundo exterior en objeto de observación. Mientras que nosotros empezamos a entendernos más plenamente que nunca desde la primera persona –yo soy, yo existo– al mundo exterior lo comprendemos desde la tercera persona, desde la distancia del observador que analiza, estudia, comprueba. Nuestra existencia se configura a partir de nuestra capacidad de razonar, de observar, de entender, de cuestionar.

Los objetos separados del Yo son susceptibles de ser observados y estudiados desde la distancia del observador que analiza, estudia y comprueba. Entonces, mientras Nuestro Yo se configura a partir de nuestra capacidad de razonar, de observar, de entender, de cuestionar, todo lo que no sea Yo, es un objeto separado. 

No hay forma de exagerar la importancia de esta comprensión como la semilla del Yo individual que hoy conocemos. El problema es que esto ha tenido precios por pagar. Uno de ellos es que el cuerpo haya terminado por convertirse en un objeto disociado de ese Yo que piensa del mismo modo que la separación entre Naturaleza y Cultura, de la que hablaremos en la próxima entrega. 

 

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir   

Facebook: Juan Carlos Aldir

1 Descartes, René, Descartes II. Meditaciones Metafísicas. Conversaciones con Burman. Correspondencia con Isabel de Bohemia, España, Gredos, 2014, Pág. 18.

2 Íbidem, Pág. 19.

Descartes, René, Descartes II. Meditaciones Metafísicas. Conversaciones con Burman. Correspondencia con Isabel de Bohemia, España, Gredos, 2014, Pág. 19.

3 Íbidem, Pág. 21.

Descartes, René, Descartes II. Meditaciones Metafísicas. Conversaciones con Burman. Correspondencia con Isabel de Bohemia, España, Gredos, 2014, Pág. 21.

4 Descartes René, Discurso del Método, Quinta Reimpresión, España, Alianza, 2006, Págs. 117.

Comentarios


object(WP_Query)#16264 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(82358) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "06-09-2022" ["before"]=> string(10) "04-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(82358) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "06-09-2022" ["before"]=> string(10) "04-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16268 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16266 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16267 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "06-09-2022" ["before"]=> string(10) "04-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-06 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-10-04 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (82358) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16265 (24) { ["ID"]=> int(83407) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-16 11:03:29" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:03:29" ["post_content"]=> string(8680) "Sé que no es espejismo si te miro, Viajando en este tren por los paisajes  Que me van regalando tu silueta… Pasan frente a mis ojos tus palmeras; Tus desiertos y tus cañaverales. Yo atesoro de todos tus caminos,  El aroma del polvo, y  tus colores; De tu tierra mojada y tus arenas. Dentro de pocas horas, Contarás a tus hijos con campanas,  La historia interminable de tus sueños; Tu libertad ansiada que no llega.  Entre  cohetones, silbatos y matracas  Serás independiente y soberana;  Como te hizo la Guadalupana. Con agua en tus  frijoles eres banquete, Para tus hijos que se encuentran lejos. Huracán de confeti y  serpentinas Por la fiesta  dorada de tus plazas, Todo serán sonrisas en tu  noche. Hoy no puede vencerme la nostalgia,  Porque te llevo en mí,  A fuerza de saber que nací tuyo. Tus aguas cristalinas y festivas,  Llueven lo mismo aquí que por tus selvas;  Las mismas aguas de millones de años/ Las mismas aguas de las carabelas; Aguas del Ypiranga y la Novara.  Tus lágrimas de dicha son palomas Que me traen tus mensajes,  Hasta   este tren que va por  Alemania.   Me has enseñado que al amarte como te amo,  Hemos vencido todas las distancias. Hoy que no estoy ahí para abrazarte, Y  verte desfilar entre clamores, Tu milagro transforma  estos paisajes,  Y te miro pasar por la ventana. Agito mi bandera imaginaria;  Águila tricolor para aclamarte. Brotan por mi mirada tus  reflejos,  Que me traen agua tuya para el  llanto; Saben a sal; a sal de  las canciones De tus gaviotas y tus golondrinas. Evoco tu cintura que se estrecha  Desde tu Veracruz a tu Oaxaca;  Donde se anuncia el mar en dos océanos,  Que se hacen chicos mientras te declaro  Apasionadamente cuánto te amo. Estallas en mi alma en pirotecnia  Con la magia invencible de tu nombre  Que es grito de batalla y es plegaria. México tú,  y México mil veces, ¡Retiemblas en el centro de mi alma! Hoy quisiera salirme por las calles a presumir de ti; A describir tu insólita belleza; A contar tus historias y tus cantos.   Conforme creces en mi sentimiento,  Va  resurgiendo para acompañarme   Tu imagen en las caras entrañables; En racimos  de manos extendidas. Podría rezarte en una letanía  Que exorciza y acorta las distancias. Eres patria el corazón de mis amigos,  Que me hace palpitar en tu esperanza. Eres patria el sabor que se derrite  En mi boca que hoy  solo te imagina/ Patria de nixtamal en las tortillas  En el sabor de fuego del chipotle. Eres patria de todos mis caminos; De todos los caminos de tu norte; De tus caminos de idas y  un regreso; Mi Patria de Parral  y Chinameca! Eres patria de barro, cobre y fuego;  Patria de mis volcanes y mis playas,  Las playas infinitas de mis hijos; Estero interminable de sus juegos. En toda esta distancia eres mi patria, Triste alegre o dormida  entre mis sueños, De cañas, capulines, tejocotes,  De nísperos,  granadas y guanábanas; ¡De cocos y de mangos y de jícamas! Eres mi patria,   fruta y sinsabores.   Eres mi patria toda en tus canicas, En tus baleros y tus loterías;  Eres juego de vidas y de muertes/ En mi ansia de volver voy escudriñando,  Atesorando todos tus vestigios; Trato de adivinarte y verte, De adivinarte y verte dondequiera.  Sueño que vienes  por mí para llevarme; En las horas más largas de mi espera; Cansado de dar tumbos a la deriva,  Eres patria mi rumbo de regreso. Donde quiera que muera, será en tus brazos. Eres beso en  mis  sienes y caricia.      _________________________ (*) Vapor alemán Ypiranga. La naviera Germaniawerft ofreció al General Porfirio Díaz, pasaje de cortesía alojándolo en el camarote del capitán, y asignándole para su familia el camarote del segundo oficial. El itinerario seguido por el Ypiranga fue de Veracruz a  la Habana, Vigo, Gijón, Santander, Plymouth y Le Havre. Sus últimas palabras en suelo mexicano fueron trabadas en cilindros de cera: “Guardo este recuerdo en lo más íntimo de mi corazón y no se apartará de él mientras yo viva”.  Fragata La Novara. Buque a vela de la Marina de Austria, que llevó los restos mortuorios de Maximiliano de Habsburgo de regreso a Austria tras su fusilamiento en el Cerro de las Campanas al lado de Tomás Mejía y Miguel Miramón. Stahringen am Bodensee, México 16 de septiembre de 2022  " ["post_title"]=> string(16) "16 de septiembre" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "16-de-septiembre" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-16 11:03:29" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:03:29" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83407" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16241 (24) { ["ID"]=> int(83143) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-09 12:48:36" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-09 17:48:36" ["post_content"]=> string(11497) "Es legítimo reinterpretar las culturas ancestrales pero siempre tras un estudio profundo de sus rituales y símbolos y cuidándonos de ideologías sin fundamento y gurús “vendehúmos” que disfrazan la estafa de mística ancestral.  El reto consiste en trascender la racionalidad exacerbada a partir de crear nuevos símbolos y rituales que doten nuestra realidad de nuevos significados.  Antes de continuar con la construcción de Yo Total, merece la pena diferenciar dos corrientes interiores: una que conduce a trascender las capacidades racionales y otra que, ante la imposibilidad de conseguirlo, tiende a lo regresivo confundiéndolo con lo evolutivo.  Partamos de la base de que hay una intuición más o menos generalizada y correcta de que no todos los conflictos y desafíos humanos son susceptibles de resolverse con el mero pensamiento y que la exacerbación de la racionalidad ahonda la desconexión con nuestro cuerpo, nuestras emociones y nuestros sentimientos; sin embargo, la solución está en trascender al pensamiento y no en asumir conductas pre-racionales.  No sorprendo a nadie si afirmo que estamos sumergidos en una cultura del éxito, del logro, de anteponer el estatus, las posiciones de prestigio y los bienes materiales a los impulsos y las necesidades del ser. Para un segmento cada vez mayor, lo correcto es renunciar a la expresión de las emociones, de los sentimientos y de las sensaciones más sutiles en aras de privilegiar la racionalidad y las acciones objetivas; mientras que otro segmento, con el propósito de ponerle remedio a esa desconexión, no busca “trascender” la racionalidad exacerbada sino renunciar a ella para guarecerse en una corporalidad y emocionalidad primitiva.  Por un lado empezamos a comprender que el pensamiento no alcanza para resolverlo todo –la sensación, por ejemplo, de que los humanos somos tan sólo una especie más en la biósfera y que tenemos la responsabilidad de modificar nuestra relación con el planeta en aras de mantener los equilibrios globales de la naturaleza es contraintuitiva y de ningún modo producto del razonamiento cartesiano, pero eso no la convierte en falsa–. Por otra parte percibimos como problemático el hecho de que, en efecto, estamos disociados del cuerpo, de las emociones, de los sensaciones y demás aspectos no mentales. Entonces “la solución” más simple consiste en dejar de lado la mente –que es uno de los grandes saltos evolutivos humanos– para “regresar” al cuerpo, a la emoción, a las sensaciones puras, rechazando lo que nos dice el pensamiento, como si, paradójicamente, convirtiéramos el pensamiento en un factor externo del que hay que separarse.  Esta dinámica es, en primera instancia, un autoengaño porque la mente ni se va a ningún lado, ni deja de interpretar, es sólo que ahora interpreta desde los códigos que considera más cercanos al cuerpo y la emoción, poniendo como valor superior la libre expresión de las emociones, del instinto y de lo que “el cuerpo pida”, renunciando a la reflexión y a la represión saludable de los impulsos que imposibilitan la convivencia saludable, la empatía y el respeto hacia el otro.  Como consecuencia de este movimiento de supuesta reconexión con la Gaia, con la naturaleza, con el “espíritu de las cosas” o cualquier otro eufemismo que, presentado superficialmente, resulte atractivo y dé la sensación de profundidad y misticismo, aparecen infinidad de ideologías sin sustento y legiones de gurús improvisados –cuyas credenciales son cursos y “certificaciones” que muchas veces obtuvieron en apenas una horas–, prometiendo el Nirvana sin esfuerzo.   Estos supuestos mentores espirituales se apoyan en los genuinos y legítimos impulsos que buscan la trascendencia para, en el mejor de los casos, vender humo y en el peor, cometer estafas y abusos, que más allá del quebranto económico, muchas veces causan auténtica devastación en los incautos que caen en ellos.  Amparados en supuestas terapias corporales, emocionales, sensoriales y esotéricas de todo tipo o directamente ofreciendo el suministro de sustancias psicotrópicas, por medio rituales improvisados y fuera de contexto, prometen trascender el pensamiento a través de una apertura de consciencia inmediata, capaz de igualar, en apenas una sesión, los resultados obtenidos por los monje tibetanos luego de décadas de trabajo interior o reproducir las experiencias de aquellos chamanes de la antigüedad, a quienes usan de gancho comercial para sustentar sus “terapias”. Por eso no es casual que todos estos “productos de sanación” siempre lleven la etiqueta de “ancestrales”, aun sin demostrar con el mínimo rigor de qué tribu, en qué contexto surgió y qué sucedió con ellos ni cómo funciona en la complejidad de nuestro ser –donde cualquier cambio mayor afecta al resto de nuestras configuraciones interiores– ni qué estudios los avalan.  A partir de narrativas simplonas y regresivas, donde los insensibles y estúpidos modernos hemos olvidado quiénes somos, y que sólo a través de retrotraernos al pasado, como si el mero hecho de que algo sea antiguo, eso por sí mismo lo convierta en beneficioso, valioso y digno de rescatarse del pasado, nos dará la oportunidad de redescubrir nuestro auténtico ser y trascender los inconvenientes de una civilización que todo lo destruye.    Es paradójico que tratemos de trascender el pensamiento no llevándolo hasta el límite para superarlo, sino renunciando a cualquier reflexión racional, seria, rigurosa y sin prejuicios cientificistas acerca de los fundamentos de cada uno de estos ritos, rituales y conductas rescatados de supuestos pueblos del pasado poco o nada documentados.  Para eso justamente sirve la razón: para protegernos de lo “irracional”, mientras que trascender la razón implica, no lo pre-racional, sino lo trans-racional1.   No hay nada malo en reinterpretar las culturas ancestrales y tomar fragmentos que continúen siendo valiosos para la visión de hoy, pero lo deseable es que se haga como consecuencia de un estudio profundo de sus rituales y símbolos, así como de una exploración seria de las sustancias psicotrópicas utilizadas con el propósito de expandir la percepción, así como las implicaciones y motivaciones que los movían, buscando nuevas aplicaciones de las mismas; lo que no parece muy razonable es entregarnos a un sincretismo acrítico, irresponsable y descontextualizado, que tome elementos de aquí y de allá sin un propósito claro, sin entender los contextos en que éstas se llevaban a cabo y sin que se trate de nada más allá de un “turismo espiritual” que no busca otra cosa que la acumulación hueca de nuevas y más emocionantes experiencias.  En este contexto, no es casual la cantidad de estafas económicas y escándalos sexuales relacionados con supuestos gurús que, unos ingenuamente como consecuencia de una ignorancia profunda y muchos otros a propósito y con enorme malicia –y muchas veces con perversidad criminal– confunden, abusando de la necesidad de trascendencia de sus “clientas” y “clientes”, lo prepersonal (los modos de ser humanos previos a que la mente se convirtiera en la herramienta dominante de la evolución: instintos, sensaciones, impulsos, pulsiones, etc.) con lo transpersonal (aquellas prácticas donde se pretende dejar atrás la construcción egoica de un Yo enfermizo producido por la exacerbación de la modernidad y que son difíciles de reconocer porque aun no son demasiado frecuentes). Aunque en primera instancia suene chocante, hoy poseemos el conocimiento y las capacidades cognitivas y racionales para trascender el ritual en su comprensión antigua. Por más que queramos, el sentido literal de la mayor parte de ellos no puede ser reproducido simplemente porque sabemos cosas del planeta y de cosmos que antes no y por eso se comprende y se admira que esas culturas ancestrales atribuyeran significados distintos a las cosas, pero sin que hoy tenga sentido forzarnos a atribuir los mismos significados que sabemos superados. Un volcán, un hecho astronómico, una reacción química o un mineral convertido en collar no cabe ser entendidos en el mismo sentido que lo hacían ellos, no porque estuvieran equivocados por interpretar el mundo que habitaban desde el máximo de su sensibilidad, capacidades y talentos, sino porque una buena parte de sus fundamentos hoy las sabemos superadas por más que nos atraiga romantizarlas, rescatando sentidos que para nuestra realidad, resultarían superados y obsoletos.  El reto consiste justamente en lo opuesto: a partir de trascender nuestra racionalidad, crear nuevos símbolos y rituales que doten nuestra realidad de nuevos significados. Por ejemplo, tras hacernos conscientes de nuestra responsabilidad en el cambio climático y la extinción de especies y ecosistemas, los rituales y símbolos de la antigüedad, muy lejos de semejante escenario, resultarían insuficientes para retratar el nuevo compromiso que el humano debe asumir para con la biósfera terrestre y que implica nuevas metodologías y hábitos que nos permitan descubrirnos y ampliar nuestra comprensión de nosotros mismos de tal modo que le demos al planeta y al resto de las especies el lugar que efectivamente tienen y nos permitan alcanzar cada vez una mayor consciencia y plenitud. Esta actitud va mucho más allá que colgarse un cuarzo y comerse un hongo alucinógeno, rodeado de percusiones y música “mística”, danzando alrededor de una gran fogata.  No hay duda que una actitud racional saludable consiste en preguntarnos si esas experiencias que nos ofrece la “mística de fin de semana” nos llevan a un nuevo nivel de evolución o, por más que tengan una bella apariencia quimérica, nos regresan a comprensiones arcaizantes que, lejos de trascender la mente, nos exigen desterrarla a partir de prescribirnos un incondicional abandono a nuestros impulsos e instintos.    Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir 1 Ken Wilber tiene infinidad de textos donde aborda este problema, y que él llama “falacia pre-trans”." ["post_title"]=> string(66) "Los gurús vendehúmos vs la auténtica trascendencia de la razón" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(62) "los-gurus-vendehumos-vs-la-autentica-trascendencia-de-la-razon" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-09 13:47:11" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-09 18:47:11" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83143" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16265 (24) { ["ID"]=> int(83407) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-16 11:03:29" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:03:29" ["post_content"]=> string(8680) "Sé que no es espejismo si te miro, Viajando en este tren por los paisajes  Que me van regalando tu silueta… Pasan frente a mis ojos tus palmeras; Tus desiertos y tus cañaverales. Yo atesoro de todos tus caminos,  El aroma del polvo, y  tus colores; De tu tierra mojada y tus arenas. Dentro de pocas horas, Contarás a tus hijos con campanas,  La historia interminable de tus sueños; Tu libertad ansiada que no llega.  Entre  cohetones, silbatos y matracas  Serás independiente y soberana;  Como te hizo la Guadalupana. Con agua en tus  frijoles eres banquete, Para tus hijos que se encuentran lejos. Huracán de confeti y  serpentinas Por la fiesta  dorada de tus plazas, Todo serán sonrisas en tu  noche. Hoy no puede vencerme la nostalgia,  Porque te llevo en mí,  A fuerza de saber que nací tuyo. Tus aguas cristalinas y festivas,  Llueven lo mismo aquí que por tus selvas;  Las mismas aguas de millones de años/ Las mismas aguas de las carabelas; Aguas del Ypiranga y la Novara.  Tus lágrimas de dicha son palomas Que me traen tus mensajes,  Hasta   este tren que va por  Alemania.   Me has enseñado que al amarte como te amo,  Hemos vencido todas las distancias. Hoy que no estoy ahí para abrazarte, Y  verte desfilar entre clamores, Tu milagro transforma  estos paisajes,  Y te miro pasar por la ventana. Agito mi bandera imaginaria;  Águila tricolor para aclamarte. Brotan por mi mirada tus  reflejos,  Que me traen agua tuya para el  llanto; Saben a sal; a sal de  las canciones De tus gaviotas y tus golondrinas. Evoco tu cintura que se estrecha  Desde tu Veracruz a tu Oaxaca;  Donde se anuncia el mar en dos océanos,  Que se hacen chicos mientras te declaro  Apasionadamente cuánto te amo. Estallas en mi alma en pirotecnia  Con la magia invencible de tu nombre  Que es grito de batalla y es plegaria. México tú,  y México mil veces, ¡Retiemblas en el centro de mi alma! Hoy quisiera salirme por las calles a presumir de ti; A describir tu insólita belleza; A contar tus historias y tus cantos.   Conforme creces en mi sentimiento,  Va  resurgiendo para acompañarme   Tu imagen en las caras entrañables; En racimos  de manos extendidas. Podría rezarte en una letanía  Que exorciza y acorta las distancias. Eres patria el corazón de mis amigos,  Que me hace palpitar en tu esperanza. Eres patria el sabor que se derrite  En mi boca que hoy  solo te imagina/ Patria de nixtamal en las tortillas  En el sabor de fuego del chipotle. Eres patria de todos mis caminos; De todos los caminos de tu norte; De tus caminos de idas y  un regreso; Mi Patria de Parral  y Chinameca! Eres patria de barro, cobre y fuego;  Patria de mis volcanes y mis playas,  Las playas infinitas de mis hijos; Estero interminable de sus juegos. En toda esta distancia eres mi patria, Triste alegre o dormida  entre mis sueños, De cañas, capulines, tejocotes,  De nísperos,  granadas y guanábanas; ¡De cocos y de mangos y de jícamas! Eres mi patria,   fruta y sinsabores.   Eres mi patria toda en tus canicas, En tus baleros y tus loterías;  Eres juego de vidas y de muertes/ En mi ansia de volver voy escudriñando,  Atesorando todos tus vestigios; Trato de adivinarte y verte, De adivinarte y verte dondequiera.  Sueño que vienes  por mí para llevarme; En las horas más largas de mi espera; Cansado de dar tumbos a la deriva,  Eres patria mi rumbo de regreso. Donde quiera que muera, será en tus brazos. Eres beso en  mis  sienes y caricia.      _________________________ (*) Vapor alemán Ypiranga. La naviera Germaniawerft ofreció al General Porfirio Díaz, pasaje de cortesía alojándolo en el camarote del capitán, y asignándole para su familia el camarote del segundo oficial. El itinerario seguido por el Ypiranga fue de Veracruz a  la Habana, Vigo, Gijón, Santander, Plymouth y Le Havre. Sus últimas palabras en suelo mexicano fueron trabadas en cilindros de cera: “Guardo este recuerdo en lo más íntimo de mi corazón y no se apartará de él mientras yo viva”.  Fragata La Novara. Buque a vela de la Marina de Austria, que llevó los restos mortuorios de Maximiliano de Habsburgo de regreso a Austria tras su fusilamiento en el Cerro de las Campanas al lado de Tomás Mejía y Miguel Miramón. Stahringen am Bodensee, México 16 de septiembre de 2022  " ["post_title"]=> string(16) "16 de septiembre" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "16-de-septiembre" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-16 11:03:29" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:03:29" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83407" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(59) ["max_num_pages"]=> float(30) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "2b880b0c3cad9dd8abd8d3182bb36b75" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

16 de septiembre

Sé que no es espejismo si te miro, Viajando en este tren por los paisajes  Que me van regalando tu silueta… Pasan...

septiembre 16, 2022

Los gurús vendehúmos vs la auténtica trascendencia de la razón

Es legítimo reinterpretar las culturas ancestrales pero siempre tras un estudio profundo de sus rituales y símbolos y cuidándonos de ideologías sin...

septiembre 9, 2022




Más de categoría

¿Qué va a llevar, Mamita?

La inflación en alimentos ha lacerado la economía de las familias mexicanas. ¿Serán suficientes las medidas tomadas por el...

octubre 3, 2022

Ya dejen dormir

71.4% de la población en México prefiere un horario estándar para todo el año, de acuerdo con una encuesta...

octubre 3, 2022

México: ¿paraíso de los cibercriminales? Ciberataques y ciberpoder

Austericidio, no invertir en ciberseguridad. Hoy ya fue violada la información de la autoridad militar en el país. Es...

octubre 3, 2022

Firman Economía y FedEx México convenio para tarifas preferenciales

Con el fin de mejorar la logística de envíos desde Puebla al interior del país y el mundo, el...

octubre 2, 2022