PENDIENTE GOBIERNO DE PUEBLA DE FAMILIAS DE JUAN C. BONILLA POR FORMACIÓN DE SOCAVÓN

-El gobernador poblano dio a conocer que la federación ya arribó a la zona para sumarse a las investigaciones -Podría ser resultado de una falla geológica, la anterior existencia de un jagüey y variaciones hídricas en el...

31 de mayo, 2021

-El gobernador poblano dio a conocer que la federación ya arribó a la zona para sumarse a las investigaciones

-Podría ser resultado de una falla geológica, la anterior existencia de un jagüey y variaciones hídricas en el suelo y subsuelo, reportó la secretaria de Medio Ambiente, con base en una evaluación preliminar

CIUDAD DE PUEBLA, Pue.- El Gobierno de Puebla está al pendiente de la formación de un socavón en el municipio de Juan C. Bonilla, a fin de garantizar la integridad de las familias poblanas de la zona y para darle una solución técnica a este tema, afirmó el titular del Ejecutivo local, Miguel Barbosa Huerta.

En la habitual videoconferencia de prensa, el mandatario estatal reportó que personal especializado de la federación ya arribó a la zona, para sumarse a las investigaciones que se realizan en torno a este tópico.

El gobernador reconoció que este fenómeno representa un enorme riesgo, luego de informar que su administración ya bridó protección a una familia que vivía a 30 metros de donde se formó el socavón.

PUDO ORIGINARSE POR VARIACIONES HÍDRICAS EN SUELO Y SUBSUELO




Por su parte, la secretaria de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial, Beatriz Manrique Guevara, reportó, con base a una evaluación preliminar y somera, que este socavón de 20 metros de profundidad podría ser resultado de una falla geológica, la anterior existencia de un jagüey y variaciones hídricas en el suelo y subsuelo.

Precisó que la dependencia a su cargo, la Coordinación General de Protección Civil Estatal y la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) ya se encuentran en la zona para realizar los dictámenes correspondientes y revisar las condiciones hidrológicas y de riesgo.

Apuntó que un análisis inicial realizado por especialistas de la dependencia, establece la necesidad de mantener cercana vigilancia debido a la expansión del socavón que pasó de cinco metros a 30 metros de diámetro en sólo 24 horas, mientras que en las últimas horas alcanzó hasta 60 metros.

Por último, refirió que los estudios de mecánica de suelo no deberán exceder los 30 días para contar con los resultados.

Comentarios
object(WP_Query)#17822 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(66346) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-05-2021" ["before"]=> string(10) "16-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(66346) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-05-2021" ["before"]=> string(10) "16-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17806 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17793 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17799 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "19-05-2021" ["before"]=> string(10) "16-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-05-19 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-06-16 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (66346) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17812 (24) { ["ID"]=> int(66889) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-15 12:48:05" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-15 17:48:05" ["post_content"]=> string(6674) "Vamos cerrando ciclos, no pretendo aburrir al respetable con nuevas crónicas de infortunios y desencuentros entre la clase media y sus elegidos al poder, a otra cosa mariposa como que decía mi abuela. Pero para enterrar el tema, demos una pequeña mirada a lo que las clases medias hemos hecho por este país y cómo nuestro egoísmo, nuestro aspiracionismo y nuestra ambición han logrado algunas pequeñas aportaciones a la historia nacional. Para comenzar el pequeño elenco digamos solamente que hace muchas décadas, al menos unas cinco, la clase media no tomaba conciencia de sí misma; gran parte del secreto de la longevidad el sistema hegemónico de partido en nuestro país se basó en un minucioso programa cultural y educativo. Nos hicieron creer que con esperar un poco todos seríamos millonarios cuando nos tocara el turno; pretendieron que la disciplina —y no el esfuerzo— era el secreto del éxito; que nuestro aliado natural era el rico y no el proletario.  Así, nos dormimos en una falta de identidad muy cercana a la vergüenza, tanto que decirle clasemediero alguien constituía una ofensa sinónimo de mal gusto (“naquerío” con pretensiones), tanto, que los obreros podían desfilar exhibir sus músculos, llamarse orgullosamente trabajadores, mientras que los ricos podían mirarnos a todos con desprecio e ironía; y nosotros, los de en medio (los que creábamos despachos y pequeñas empresas, escribíamos libros, actuábamos en los teatros y los cines), nos mirábamos unos a otros y nos sonrojábamos al reconocer que soñábamos con tener lo que no podíamos; nos avergonzábamos de los lugares de donde habíamos venido porque nos habían educado para llamar “resentido” al que protestaba, como si no hubiera razones para sentirse ofendido en nuestro capitalismo de compadres, en este país de desigualdades crónicas donde a algún listillo se le ocurrió que los pobres lo son porque quieren y no porque los dueños de los capitales y el poder no les dieron otra opción.  La decadencia y desvergüenza de las élites y de las clases altas en México es la primera las llamadas de atención, si lo dijo Óscar Wilde en voz de un aristócrata en La importancia de llamarse Ernesto, “si las clases bajas no sirven para poner el ejemplo, ¿para qué sirven entonces?”, no sabemos dónde está más más ruda la corrupción, si en las grandes empresas que hacen chanchullos a costa del consumidor o en el contubernio con los gobiernos; una clase alta excluyente, hiriente, pigmentocrática y ridículamente ignorante. Los clasemedieros desde luego queremos salir de pobres, subir en la escala social, pero hay algo, lo que vagamente llamamos educación, que nos gustaría pensar que podemos combinar: ilustración, buen gusto y prosperidad. Tal vez por eso nos quemamos varias horas viendo televisión cultural, leyendo, ahorrando para las escuelas de los hijos y generando proyectos en un contexto como el nuestro donde fracasan siete de cada diez intentos, pero aquí seguimos y nos queda claro que somos el motor, el fiel de la balanza cuando nos han puesto en la perspectiva de utilizar nuestro poder. Al fin y al cabo, poder sin gobierno. Verá usted, Alfonso Reyes provenía de la clase más alta de la sociedad porfiriana. La desgracia lo llevó a la clase media que ejerció con maestría incuestionable. Se dedicó a vivir de su trabajo, escribir y formar cultura, aunque Carlos Fuentes logró un patrimonio digno de respeto pertenecía aquel extraño híbrido al que llamamos clase media alta y que no es más que un matiz, apenas barnizado, del concepto básico del clasemediero burgués. La cabeza de la hidra, Las buenas conciencias, Aura y Zona sagrada no son sino manifestaciones de la rica vida que hacemos los miembros de esta vapuleada clase social. Ni Sebastián, ni Juan Soriano, ni José Luis Cuevas eran hijos de magnates que encontraron en la vagancia el ambiente para crear su obra y la plástica del siglo XX que lleva su sello. Por ahí nos podríamos seguir, Torres Bodet, José Emilio Pacheco, Abraham Zabludowsky y Jacobo también, surcaron las aguas del ascenso social a punta de remo y no viajando en primera, como algunos empresarios que después rematan su explotación vendiendo sus libros que nos cuentan el secreto para hacerse millonarios. A diferencia de otros pueblos, la carga cultural y educativa en este país la hemos llevado los clasemedieros y ha sido nuestro “aspiracionismo”, mal nombre y apodo inexacto que mejor podríamos llamar anhelo y esperanza, la que nos volvió irredentos en nuestra creencia de que la próxima oportunidad es la buena, porque generar conciencia de clase es justo lo que nos está sucediendo, mirarnos en el espejo y decir “ese soy yo, el que lucha por llegar al final de la quincena y planea con meses, años de anticipación, el cambio del auto, el que busca ahorrar para complementar con becas de educación de sus hijos y que espera que sus herederos no tengan que pasar por las tres hipotecas, sino que puedan vivir con más libertad para seguir creciendo”. El término “clase media” ha perdido su connotación ridícula porque nos han confrontado y sabemos que el egoísmo está en la falta de autocrítica del gobierno y en la lucha de los funcionarios por ensuciarse mutuamente esperando mejores tiempos electorales, que egoísmo y el aspiracionismo tiene el multimillonario al que 29 muertos no le saben nada porque, después de todo, el negocio de la desgracia ya estaba amortizado. Desde luego esta aportación a nuestra autoconciencia es algo que, lejos de darnos coraje, debemos agradecer, por fin un colega clasemediero, sin quererlo ni comerlo, nos ha abierto los ojos. Escritor. Abogado @cesarbc70 Te puede gustar: Las elecciones, esa manifestación cultural | Ruiz-Healy Times (ruizhealytimes.com)" ["post_title"]=> string(37) "Honor y predicamento del clasemediero" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(37) "honor-y-predicamento-del-clasemediero" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-15 12:49:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-15 17:49:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=66889" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17743 (24) { ["ID"]=> int(66595) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-09 08:31:44" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-09 13:31:44" ["post_content"]=> string(4981) "En las siguientes líneas, se aborda la trayectoria del PRI desde su fundación hasta su alianza electoral con el PAN-PRD en la reciente elección, en donde traicionó sus propios valores fundacionales. (Nota del editor).   El PRI surge de la primera Revolución social del Siglo XX. Se hace gobierno uniendo a las distintas facciones revolucionarias, tomando en cuenta las demandas de todos, llevándolas a las leyes mediante el constituyente de 1917, y ya abiertamente a los hechos, a partir del gobierno del General Cárdenas. Lastimosamente, dicho partido hoy está reducido a su mínima expresión. El partido tricolor, sin el cual el México que todos conocemos no existiría, habría podido detener su caída este año electoral de 2021 con algún liderazgo con la mínima conciencia histórica y ética, que tuviera altura de miras y una voluntad política de hacer una PURGA al interior de ese instituto político. Además habría sido bueno para su imagen romper su alianza antinatural con el PAN, partido que fue el principal enemigo de los postulados de la Revolución mexicana. En suma, romper las inercias de los últimos años, y que llevaron a las antípodas aquella atrevida consigna del expresidente López Mateos: "El PRI es un partido de extrema izquierda, dentro de la Constitución". Por su parte, el Partido Acción Nacional estuvo en contra de una educación laica y gratuita, del recibimiento al exilio español republicano (que tan buena simiente dejó en nuestro país), de los principales artículos constitucionales por los cuales murieron cientos de miles de mexicanos, de la planificación familiar, y pudiéramos extender la lista de manera considerable. Herederos de los fanáticos cristeros, llegaron a estar, incluso, en contra de los programas de vacunación obligatorios de parte del Estado mexicano para los niños, es decir, más de lado de la superchería católica que de la ciencia misma. Y así podemos enumerar incontables ejemplos de cómo la reacción a esa Revolución (origen y razón de ser del PRI) fue siempre atacada por esa secta de ricos “mochos”. Para una de las mayores desgracias de México en su historia, el PAN se convirtió en gobierno: ineficaz, clasista, torpe y corrupto por definición.  Los resultados están hoy a la vista: el PRI perdió todas las gubernaturas en juego, en el Congreso su presencia disminuirá aún más. Apostaron, pues, por el pragmatismo inmediato con una visión de la política patrimonialista y de proyectos exclusivamente personales y/o de grupo. La alianza que comenzó en tiempos de Salinas, y que en cierta medida en esos momentos era incluso benéfica para el país, pero que se adivinaba temporal, se convirtió en un amasiato, que ya las bases del partido veían con malos ojos, reflejándose en el candado aquel que se puso en los estatutos para, básicamente, no permitir la llegada a la candidatura a la presidencia de otro tecnócrata neoliberal, tenía que ser un miembro que hubiese participado y ganado algún proceso electoral. Pero eso sirvió de poco, dicha alianza se volvió cínica, con ejemplos como el chantaje de gobernadores priistas a un presidente que no sabía ni qué terrenos pisaba (Fox) y que le cedió a los mandatarios estatales priistas todo tipo de canonjías y privilegios; después vino el total apoyo de otro presidente panista, Felipe Calderón, para dejar como sucesor a un priista, idóneo y maleable a los intereses de los más favorecidos, nacionales y extranjeros, en detrimento de las mayorías. En esos 18 años, como era natural, las desigualdades en México se volvieron algo vergonzoso para todos; luego entonces, ya cómo el paroxismo de la falta de pudor, el PRI postuló a un panista a la presidencia: el opaco José Antonio Meade. Los resultados no podían ser otros.      Vino entonces el periodo actual 2018-2021, donde se siguió el mismo camino de decadencia y caída libre, que se puede resumir en una imagen: Margarita Zavala de Calderón en las boletas electorales con el logotipo del PRI. El Revolucionario Institucional, aunque a algunos parezca inverosímil, aún tiene una oportunidad, y es en el lógico cambio de su dirigencia, ocupada aún por un político joven y lleno de vulgares ambiciones. Y el candidato natural a sucederlo es Enrique de la Madrid Cordero, sabedor como pocos de la Historia de nuestro país,  y también conocedor de los retos que imponen el presente y el futuro del país, al igual que la realidad de su partido, que aún tiene profundisimas raíces en México. Hoy por hoy, todas sus banderas y causas sociales fueron tomadas por el hoy partido en el poder MORENA, de ahí, en gran medida, su innegable y enorme éxito.  " ["post_title"]=> string(66) "El PRI lejos de refundarse, ratificó la alianza de sus desgracias" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(64) "el-pri-lejos-de-refundarse-ratifico-la-alianza-de-sus-desgracias" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-09 08:32:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-09 13:32:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=66595" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17812 (24) { ["ID"]=> int(66889) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-15 12:48:05" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-15 17:48:05" ["post_content"]=> string(6674) "Vamos cerrando ciclos, no pretendo aburrir al respetable con nuevas crónicas de infortunios y desencuentros entre la clase media y sus elegidos al poder, a otra cosa mariposa como que decía mi abuela. Pero para enterrar el tema, demos una pequeña mirada a lo que las clases medias hemos hecho por este país y cómo nuestro egoísmo, nuestro aspiracionismo y nuestra ambición han logrado algunas pequeñas aportaciones a la historia nacional. Para comenzar el pequeño elenco digamos solamente que hace muchas décadas, al menos unas cinco, la clase media no tomaba conciencia de sí misma; gran parte del secreto de la longevidad el sistema hegemónico de partido en nuestro país se basó en un minucioso programa cultural y educativo. Nos hicieron creer que con esperar un poco todos seríamos millonarios cuando nos tocara el turno; pretendieron que la disciplina —y no el esfuerzo— era el secreto del éxito; que nuestro aliado natural era el rico y no el proletario.  Así, nos dormimos en una falta de identidad muy cercana a la vergüenza, tanto que decirle clasemediero alguien constituía una ofensa sinónimo de mal gusto (“naquerío” con pretensiones), tanto, que los obreros podían desfilar exhibir sus músculos, llamarse orgullosamente trabajadores, mientras que los ricos podían mirarnos a todos con desprecio e ironía; y nosotros, los de en medio (los que creábamos despachos y pequeñas empresas, escribíamos libros, actuábamos en los teatros y los cines), nos mirábamos unos a otros y nos sonrojábamos al reconocer que soñábamos con tener lo que no podíamos; nos avergonzábamos de los lugares de donde habíamos venido porque nos habían educado para llamar “resentido” al que protestaba, como si no hubiera razones para sentirse ofendido en nuestro capitalismo de compadres, en este país de desigualdades crónicas donde a algún listillo se le ocurrió que los pobres lo son porque quieren y no porque los dueños de los capitales y el poder no les dieron otra opción.  La decadencia y desvergüenza de las élites y de las clases altas en México es la primera las llamadas de atención, si lo dijo Óscar Wilde en voz de un aristócrata en La importancia de llamarse Ernesto, “si las clases bajas no sirven para poner el ejemplo, ¿para qué sirven entonces?”, no sabemos dónde está más más ruda la corrupción, si en las grandes empresas que hacen chanchullos a costa del consumidor o en el contubernio con los gobiernos; una clase alta excluyente, hiriente, pigmentocrática y ridículamente ignorante. Los clasemedieros desde luego queremos salir de pobres, subir en la escala social, pero hay algo, lo que vagamente llamamos educación, que nos gustaría pensar que podemos combinar: ilustración, buen gusto y prosperidad. Tal vez por eso nos quemamos varias horas viendo televisión cultural, leyendo, ahorrando para las escuelas de los hijos y generando proyectos en un contexto como el nuestro donde fracasan siete de cada diez intentos, pero aquí seguimos y nos queda claro que somos el motor, el fiel de la balanza cuando nos han puesto en la perspectiva de utilizar nuestro poder. Al fin y al cabo, poder sin gobierno. Verá usted, Alfonso Reyes provenía de la clase más alta de la sociedad porfiriana. La desgracia lo llevó a la clase media que ejerció con maestría incuestionable. Se dedicó a vivir de su trabajo, escribir y formar cultura, aunque Carlos Fuentes logró un patrimonio digno de respeto pertenecía aquel extraño híbrido al que llamamos clase media alta y que no es más que un matiz, apenas barnizado, del concepto básico del clasemediero burgués. La cabeza de la hidra, Las buenas conciencias, Aura y Zona sagrada no son sino manifestaciones de la rica vida que hacemos los miembros de esta vapuleada clase social. Ni Sebastián, ni Juan Soriano, ni José Luis Cuevas eran hijos de magnates que encontraron en la vagancia el ambiente para crear su obra y la plástica del siglo XX que lleva su sello. Por ahí nos podríamos seguir, Torres Bodet, José Emilio Pacheco, Abraham Zabludowsky y Jacobo también, surcaron las aguas del ascenso social a punta de remo y no viajando en primera, como algunos empresarios que después rematan su explotación vendiendo sus libros que nos cuentan el secreto para hacerse millonarios. A diferencia de otros pueblos, la carga cultural y educativa en este país la hemos llevado los clasemedieros y ha sido nuestro “aspiracionismo”, mal nombre y apodo inexacto que mejor podríamos llamar anhelo y esperanza, la que nos volvió irredentos en nuestra creencia de que la próxima oportunidad es la buena, porque generar conciencia de clase es justo lo que nos está sucediendo, mirarnos en el espejo y decir “ese soy yo, el que lucha por llegar al final de la quincena y planea con meses, años de anticipación, el cambio del auto, el que busca ahorrar para complementar con becas de educación de sus hijos y que espera que sus herederos no tengan que pasar por las tres hipotecas, sino que puedan vivir con más libertad para seguir creciendo”. El término “clase media” ha perdido su connotación ridícula porque nos han confrontado y sabemos que el egoísmo está en la falta de autocrítica del gobierno y en la lucha de los funcionarios por ensuciarse mutuamente esperando mejores tiempos electorales, que egoísmo y el aspiracionismo tiene el multimillonario al que 29 muertos no le saben nada porque, después de todo, el negocio de la desgracia ya estaba amortizado. Desde luego esta aportación a nuestra autoconciencia es algo que, lejos de darnos coraje, debemos agradecer, por fin un colega clasemediero, sin quererlo ni comerlo, nos ha abierto los ojos. Escritor. Abogado @cesarbc70 Te puede gustar: Las elecciones, esa manifestación cultural | Ruiz-Healy Times (ruizhealytimes.com)" ["post_title"]=> string(37) "Honor y predicamento del clasemediero" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(37) "honor-y-predicamento-del-clasemediero" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-15 12:49:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-15 17:49:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=66889" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(85) ["max_num_pages"]=> float(43) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "8f3ff5c61ce6f9053a1d55a25fdc9c6a" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Honor y predicamento del clasemediero

Honor y predicamento del clasemediero

Vamos cerrando ciclos, no pretendo aburrir al respetable con nuevas crónicas de infortunios y desencuentros entre la clase media y sus elegidos...

junio 15, 2021

El PRI lejos de refundarse, ratificó la alianza de sus desgracias

En las siguientes líneas, se aborda la trayectoria del PRI desde su fundación hasta su alianza electoral con el PAN-PRD en la...

junio 9, 2021




Más de categoría
Honor y predicamento del clasemediero

Honor y predicamento del clasemediero

Vamos cerrando ciclos, no pretendo aburrir al respetable con nuevas crónicas de infortunios y desencuentros entre la clase media...

junio 15, 2021
Los nacimientos como política de estado: China

Los nacimientos como política de estado: China

China es actualmente un referente económico a nivel mundial. En las últimas décadas, su crecimiento económico le ha permitido...

junio 15, 2021

La orfandad de la clase media progresista

Las clases medias, tanto las progresistas como las silenciosas, se sienten traicionadas e ignoradas por un proceso de transformación...

junio 11, 2021