Nacidos para perder, ganan de nuevo a la sombra del fraude

En el siguiente texto, el autor enumera los distintos tropiezos políticos de Felipe Calderón y Margarita Zavala (nota del editor). La Familia Calderón-Zavala Gómez del Campo tiene el sello del fracaso, de  la no aceptación popular en...

23 de junio, 2021 Nacidos para perder, ganan de nuevo a la sombra del fraude
Publicidad
Publicidad

En el siguiente texto, el autor enumera los distintos tropiezos políticos de Felipe Calderón y Margarita Zavala (nota del editor).

La Familia Calderón-Zavala Gómez del Campo tiene el sello del fracaso, de  la no aceptación popular en la vida política mexicana. Comencemos con décadas atrás, en los tiempos del partido de Estado. El padre de Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa, Don Luis Calderón Vega (QEPD), perdió en siete elecciones consecutivas en las que participó para distintos cargos de elección popular. Su nula conexión y carisma con el electorado, pues, no es cosa de tan solo veinte años en los que sus hijos han sido derrotados en las urnas ya como una costumbre:

– Felipe, en 1995, sucumbió de fea manera a la gubernatura de Michoacán, quedando en un muy descolorido tercer lugar, abajo del PRI y del PRD.

–  Nunca llegó al Congreso vía elecciones. Las dos ocasiones que fue Diputado federal lo hizo por la vía de la representación proporcional, Diputado “plurinominal”, como se les conoce.

– En 2006 llega a la presidencia sin ser, ni de lejos, el favorito del entonces presidente Fox, quien en su torpeza, se ve incapaz de operar dentro de su partido para evitar la llegada de Felipe Calderón. Sería ocioso enumerar aquí el cúmulo de irregularidades por la que esas elecciones pasaron a la Historia con la sombra del mayor fraude electoral de la Historia de México, ya que el de 1988 no es posible llamarlo así, en virtud de que el país carecía de un andamiaje institucional diseñado para un proceso electoral normal, por llamarlo de alguna manera.

–  Luisa María Calderón, la hermana, tiene su propia estela de descalabros. Perdió dos veces la gubernatura de Michoacán, en 2011 (con todos los recursos políticos y económicos de su lado, dado que su hermano era el Presidente) y de nuevo en 2015. Careciendo de arraigo en tierras purépechas, llegó al Senado porque la impuso su hermano en 2012, vía “lista nacional” plurinominal. ¡Vaya!


Publicidad
Publicidad


– No conforme con el evidente hecho de la nula popularidad y carisma de la familia, Felipe está empeñado desde el día 1 de diciembre de 2012 en el disparate de regresar a la Presidencia de la Repúbñica vía Margarita Zavala, su cónyuge, desde una respuesta en una entrevista televisada a son de “yo si veo a Margarita cómo Presidente”.  Sus empeños han sido infructuosos al toparse una y otra vez con la realidad. Falló en su intento de incluir a su esposa como diputada de representación proporcional en 2015.

– En medio de su megalomanía, cumplió sus amenazas de irse del PAN, creyendo que provocaría un cisma en el partido blanquiazul para luego crear su propio partido, “México Libre”; pero por innumerables irregularidades (como presentación de firmas falsas, copias de credencial de elector que no correspondían, y un largo etcétera) no lo logró.

– Antes, en 2018 Felipe consiguió una candidatura independiente para Zavala, pero de plano tuvieron que dar marcha atrás y abandonar la contienda ante el evidente ya estrepitoso fracaso en las urnas que se les avecinaba.

– Su fracaso más grotesco fue su intento infructuoso por legitimarse luego de una elección con tufo de duda, que hizo que México perdiera la mayor divisa posrevolucionaria: ocho décadas de una innegable paz social; el último año de Fox, 2006, fue el año con menos violencia en décadas, es decir, nunca estuvo su abominable iniciativa marcial ni de lejos justificada.

– Otros fracasos lo son hechos como no poder haber impuesto a su peón Gil Zuarth al frente del PAN en 2010, y mucho menos a su original delfín, antes que lo fuera Peña Nieto, es decir, Ernesto Cordero.

–  En su muy a su pesar regreso al PAN, Margarita Zavala participa para una diputación federal, en un distrito de la CDMX y lo gana con una inusitada alta participación ciudadana, muy por encima de la media nacional, y con una cantidad de votos a su favor que es poco creíble; basta la imagen de Héctor Aguilar Camín fingiendo como funcionario de casilla, justo en las urnas donde a Margarita Zavala le tocaba votar. En fin, lo más seguro es que forme parte de la próxima legislatura, pero en el imaginario colectivo llega bajo la sombra de lo fraudulento sobre su cabeza. Seguramente tendrá sesiones difíciles en el Congreso, donde diputados oficialistas se encargarán de recordarle, cada vez que puedan, la calamidad que ha sido esta multicitada Familia para la vida pública en México.

Comentarios
Publicidad
Publicidad
object(WP_Query)#18577 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67212) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-08-2021" ["before"]=> string(10) "20-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67212) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-08-2021" ["before"]=> string(10) "20-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18559 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18593 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18566 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "23-08-2021" ["before"]=> string(10) "20-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-23 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-20 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (67212) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18555 (24) { ["ID"]=> int(70422) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-14 11:40:36" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-14 16:40:36" ["post_content"]=> string(6469) "“La patria del escritor es su lengua”.  –Francisco Ayala (1906-2009), escritor español. Entramos en la época del año cuando se celebra a México en infinidad de formas: Comenzamos con la conmemoración de los Niños Héroes en la toma del Castillo de Chapultepec.  Dicen los expertos que no fueron niños, como nos lo enseñaron en primaria, y que ninguno de ellos se envolvió en la bandera y se tiró desde las alturas para preservarla de los invasores norteamericanos. Como adulta entiendo que se trata de una leyenda romantizada, pero a la vez reconozco que esa imagen que se formó en mi mente en tercero de primaria sigue tan viva como entonces. Contribuyó a  forjar mi identidad, a sentir que una nación por la cual se llevan a cabo esos grandes sacrificios representa una gran nación. Llega unos días después la celebración de nuestra Independencia, ocasión cuando se manifiesta en todo su esplendor la mexicanidad: desde las caracterizaciones de nuestros héroes de la Independencia, las representaciones teatrales, la poesía. Los desfiles en cada una de las poblaciones grandes y pequeñas, frente a los cuales se exalta dentro de nosotros ese particular orgullo de ser mexicanos. No pueden faltar en esa ocasión los deleites gastronómicos, desde los sofisticados chiles en nogada con su gama de leyendas urbanas y modos de preparación, hasta los populares elotes con chile y la fruta picada, que se venden en cualquier esquina durante el desfile. La mexicanidad nos pone a vibrar a todos los oriundos la noche del 15, en el territorio nacional y allende las fronteras.  Ese “Viva México” que respondemos a coro los presentes en tres ocasiones, seguido por los nombres de los héroes de la Independencia, así como la réplica de la campana de Dolores en cada inmueble que representa a nuestro país a lo largo y ancho del mismo, y de igual manera en las sedes oficiales en el extranjero. Se sigue la –ahora controversial– fecha del 12 de octubre que, así queramos borrar de nuestra historia, constituye la mitad de nuestra identidad.  Un festejo que ha perdido mucho lucimiento por cuestiones ajenas al reconocimiento de nuestra identidad mestiza, cuyo epítome este año es la sustitución de un bello monumento de Colón en el Centro Histórico de la Ciudad de México, por una figura estilizada de una  mujer que busca  representar los pueblos originales, pero que a ratos parece sacada de una cinta galáctica. Ella no me significa ninguna identidad en absoluto. Ni por los rasgos que le imprimieron, ni por la frialdad del material con que está hecha, ni por la forma tan arbitraria con que se ha decidido imponerla. Durante primaria y secundaria estudié fundamentalmente, en colegios de monjas. En los libros de historia de primaria, sistemáticamente, nos brincábamos el capítulo de las Leyes de Reforma.  Sabíamos que existió Benito Juárez; conocíamos la historia del niño de un pequeño pueblo oaxaqueño que pasó de cuidar ganado menor a convertirse en presidente de la República. Esto es, no se acentuaba el hecho de que Juárez haya decretado la separación del Estado y de la Iglesia, pero tampoco se arrancaban las hojas de los libros para vetarlo. Ya en secundaria sí aprendí lo necesario sobre las Leyes de Reforma y la figura de Juárez para el México actual. Sería como en los enamoramientos, tiene más efecto la indiferencia que las acciones directas de resistencia. Seguimos en noviembre con los festejos de la Revolución. A mí me remiten a diversos momentos, en particular con mis hijos pequeños en atuendos de ocasión.  Los desfiles asociados con el deporte y las danzas folclóricas entre las que no puede faltar: “La marcha de Zacatecas” y “La Adelita”. Otra vez la gastronomía en pleno para sentirnos aún más mexicanos. Arribamos finalmente a diciembre, a la celebración de la Virgen de Guadalupe. Sucede ese pensamiento paradójico único en México: proveniente de la tradición católica, la figura de la Guadalupana atraviesa cualesquiera creencias religiosas para instalarse en el corazón de todos los mexicanos. Ahora  las calles se ven pobladas por  peregrinaciones de distintos templos de cada parroquia, y en buena parte del territorio nacional se hacen acompañar de danzantes de todas las edades, vestidos de gran colorido, conocidos como “matachines”, cuyo traje incluye una nahuilla adornada con carrizos cortos, o bien pulseras de guijarros en las piernas, que al danzar generan un sonido muy característico. Sobre la cabeza  portan un penacho multicolor a base de plumas, y a lo largo de toda la peregrinación los danzantes van ejecutando cuadros que  han preparado a lo largo del año, al compás de un tambor. Quien encabeza cada contingente porta un estandarte, generalmente bordado, que identifica al templo y a la parroquia que representan. Podríamos seguir hablando mucho más de los elementos que nos dotan de nuestra  identidad como mexicanos. Esta vez quisiera utilizarlo como parangón frente a las acciones ciudadanas que, de manera contraria, señalan nuestro desapego a la patria, término –este último– que nació del mismo vocablo de “padre” y que significa casa, tierra propia, familia, grupo original. ¿Por qué, tantas veces, en lugar de cuidar nuestro suelo, actuamos con descuido, y hasta nos empeñamos en  dañarlo? ¿Por qué sacamos tajada “a la brava”? ¿Por qué tratamos mal a nuestros hermanos? Pareciera que nos aferramos a la idea de sentir que alguien es más que otros por su color de piel, por el nivel académico o por su  solvencia económica. En la denostación que emprendemos queda expuesta nuestra pequeñez. Habría que tomar lo bueno de cada episodio de nuestra historia, como una amalgama, y con base en ella construir lo mejor de nuestra generación. Proponernos dejar una huella que marque a futuro nuestro paso, como signo de una diferencia dignificadora.  " ["post_title"]=> string(20) "Historia e identidad" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(20) "historia-e-identidad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-14 14:10:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-14 19:10:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70422" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18522 (24) { ["ID"]=> int(70174) ["post_author"]=> string(3) "186" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-07 11:07:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-07 16:07:02" ["post_content"]=> string(8330) "Las sociedades modernas más avanzadas son aquellas donde se respetan los DERECHOS HUMANOS,  especialmente los DERECHOS DE LA INFANCIA, donde los Derechos de los más vulnerables quedan protegidos por la fuerza del ESTADO. Efectivamente nos han enseñado a los estudiantes y estudiosos del Derecho que el  Estado de Derecho es  aquel en donde rige el PRINCIPIO DE LEGALIDAD, en otras palabras hay IMPERIO DE LA LEY. Un pilar muy importante del mismo es la existencia de un PODER judicial independiente de los otros dos poderes (Legislativo, que legisla, Ejecutivo que administra y gobierna). En definitiva un Poder Público cuyo papel es juzgar y ejecutar lo juzgado, DECIR DERECHO (en latín JURIS DICTIO). No tendría sentido la mera proclamación de derechos y la promulgación de normas jurídicas  sin coerción y sin la existencia de ese Poder que juris dictio, que hace cumplirlas, que interpreta su sentido en última instancia, que hace justicia en una palabra. Siempre nos han representado la justicia como una balanza presidida por una mujer con una venda en los ojos, como alguien que dicta jurisdictio sin ver, es decir, plena igualdad de los justiciables, sin importar su poder económico, político, etc. TODOS LOS CIUDADANOS SOMOS IGUALES ANTE LA LEY, sin distinción alguna. En materia penal, los ciudadanos renunciamos a la justicia privada,  por mor del contrato social, y le otorgamos al Estado el Derecho penal subjetivo, el IUS PUNIENDI, como ente superior que protege en primer lugar a la sociedad y en segundo al individuo como miembro integrante de  la misma. En cada país difiere la organización de ese poder judicial, difieren las penas previstas en sus códigos penales, y en su sistema acusatorio, y de los bienes jurídicos a proteger. Pero no estamos muy errados al decir que todos los países tienen casi idénticos bienes jurídicos a proteger, sistemas judiciales parecidos y sistemas acusatorios aunque diversos, convergentes en sus fines y medios. En nuestro querido México, es duro decirlo, NO FUNCIONA EL APARATO PENAL. Es  ABSOLUTAMENTE INEFICIENTE el sistema acusatorio liderado por las Fiscalías,  y en pocas palabras, no hay TUTELA EFECTIVA NI ACCESO A UNA JUSTICIA, quedando la ciudadanía y las víctimas totalmente insatisfechas y desprotegidas e indefensas. Comenzando con un sistema acusatorio donde a fuerzas debe liderarlo un MP poco preparado, sin medios, atascado de asuntos (de alto impacto y de bajo impacto), a menudo corrupto o poco profesional. Es incomprensible cómo la víctima no pueda constituirse en parte procesal, y pueda sostener una acusación si no lo hace el MP. Además, no hay contradictoriedad en los actos procesales, no hay impulso, muchas veces, sin dinero de por medio, y sobre todo, que la fase de investigación inicial se eterniza, cuando no se agota, y hay un absoluto desprecio a la víctima que queda en total INDEFENSIÓN la mayor de las veces. No hay principio de doble instancia, están siempre queriendo sorprenderte, notificando al descuido, para que precluyan los plazos, con prácticas judiciales viciadas y viciosas. Se echa en falta el liderazgo del juez de control pero que sea profesional e íntegro que haga actos de investigación o pesquisas que jamás puede hacer el MP solo. El órgano judicial en materia penal debe buscar la VERDAD MATERIAL, no una  mera VERDAD FORMAL  y sobre todo cuando estén involucrados niños(as) y adolescentes, interpretar las normas a la luz del principio de  INTERÉS SUPERIOR DE LA NIÑEZ, principio de rango constitucional y multideclarado por los convenios y tratados internacionales  de los que México es parte y que se ha positivizado recientemente en la Ley General de los Derechos de niños, niñas y adolescentes (LGDNNA art..106). Hemos conocido el escándalo sucedido  en la escuela internacional LICEO FRANCO MEXICANO AC , con sede en Polanco, donde un niño (DLLDB) tuvo un gravísimo percance en el gimnasio de la escuela, jugaba sin supervisión alguna en una zona abierta al acceso de niños menores de 12 años durante el recreo , y donde el niño jugando cayó de una altura de 2.5 metros fracturándose ambas manos , con fracturas expuestas , y que fue ̈atendido ̈ en el Consultorio de la escuela donde le retuvieron 3 horas en una camilla con un caramelo sabor a limón, hasta que fue derivado al Hospital español distante unas cuadras.(ahí fue intervenido quirúrgicamente de urgencia)  Presentaba las manos en  escalera, hasta un boy scout se hubiera percatado de la gravedad de las fracturas. La tortura fue horrible. Por increíble que parezca, la carpeta de investigación  núm. CI-FMH/MH-4/UI-2 S/D/00503/02-2018 lleva más de tres años y apenas se le ha examinado al niño las manos por un médico forense, no se ha practicado reconstrucción judicial alguna de los hechos, ni ha habido prueba de careo alguno (contradicción en las declaraciones de víctima y denunciado). La escuela Liceo Francés ha impedido la entrada a la policía ministerial, no se han confiscado las cintas de video… en fin, un despapaye de carpeta, así jamás de los jamases  se le podría fincar responsabilidades a ningún agente de delito. Además, la defensa jurídica de la escuela usa todo tipo de argucias y artimañas  para dilatar la carpeta, para incidentarla mediante amparos indirectos infundados, retrasos de todo tipo .y otras prácticas que se están investigando por si pudieran ser constitutivas de delito, aunque claro tampoco aquí se espera una acción eficiente del MP.  A este paso se destruirán pruebas, se concertaran declaraciones hasta se podrían sustraer a la acción de la justicia. Uno de los delitos de negación del servicio médico (art. 324 CPCMX) tiene aparejada hasta 36 años de prisión para la ̈doctora ̈ del consultorio. ES UNA VERGÜENZA QUE NO HAYA JUSTICIA PARA ESTE NIÑO A QUIEN SE LE HAN ROTO NO SOLO LAS MANOS, SINO LA VIDA ¿NO SE SUPONE QUE EN LA FASE DE INVESTIGACIÓN INICIAL BASTA CON ACREDITAR INDICIARIAMENTE LOS HECHOS Y LOS PRESUNTOS AUTORES? ¿POR QUÉ NO SE JUDICIALIZA LA CARPETA??  Que no vengan con la monserga de que no hay computadoras, no hay personal, etc. Hace 28 años no había informática y los países aplicaban la justicia penal con certeza y contundencia… Un 98% de impunidad en México me parece poco para lo que funciona esta Fiscalía de investigación, totalmente inoperante, deficiente e inepta .Tampoco se salvan los jueces de control que deberían tener más capacitación (un  juez de control de CDMX no sabía lo que era la COPRED en otra carpeta por delito de discriminación del art 206 CPCDMX, relacionada con este mismo asunto). Asi una larga lista de despropósitos  que llevan a que  quien tiene dinero y contactos salga airoso de este caos de Justicia. Pobres niños mexicanos, no saben lo desamparados que están. Un país que no protege a sus niños es un país condenado al ostracismo y al más absoluto de los fracasos. Hago un llamamiento a las Autoridades mexicanas para que hagan algo por este niño mexicano, hagan justicia y se lo pido por el bien de todos los niños mexicanos, no solo por DLLDB, mi hijo mayor. Si estás de acuerdo, firma, por favor,  en la presente liga, dando click al recuadro color rojo de abajo: http://chng.it/JNB2jrbv   [email protected]  " ["post_title"]=> string(35) "ESTADO DE DERECHO, ESTADO DE REVÉS" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(33) "estado-de-derecho-estado-de-reves" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-07 11:07:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-07 16:07:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70174" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18555 (24) { ["ID"]=> int(70422) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-14 11:40:36" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-14 16:40:36" ["post_content"]=> string(6469) "“La patria del escritor es su lengua”.  –Francisco Ayala (1906-2009), escritor español. Entramos en la época del año cuando se celebra a México en infinidad de formas: Comenzamos con la conmemoración de los Niños Héroes en la toma del Castillo de Chapultepec.  Dicen los expertos que no fueron niños, como nos lo enseñaron en primaria, y que ninguno de ellos se envolvió en la bandera y se tiró desde las alturas para preservarla de los invasores norteamericanos. Como adulta entiendo que se trata de una leyenda romantizada, pero a la vez reconozco que esa imagen que se formó en mi mente en tercero de primaria sigue tan viva como entonces. Contribuyó a  forjar mi identidad, a sentir que una nación por la cual se llevan a cabo esos grandes sacrificios representa una gran nación. Llega unos días después la celebración de nuestra Independencia, ocasión cuando se manifiesta en todo su esplendor la mexicanidad: desde las caracterizaciones de nuestros héroes de la Independencia, las representaciones teatrales, la poesía. Los desfiles en cada una de las poblaciones grandes y pequeñas, frente a los cuales se exalta dentro de nosotros ese particular orgullo de ser mexicanos. No pueden faltar en esa ocasión los deleites gastronómicos, desde los sofisticados chiles en nogada con su gama de leyendas urbanas y modos de preparación, hasta los populares elotes con chile y la fruta picada, que se venden en cualquier esquina durante el desfile. La mexicanidad nos pone a vibrar a todos los oriundos la noche del 15, en el territorio nacional y allende las fronteras.  Ese “Viva México” que respondemos a coro los presentes en tres ocasiones, seguido por los nombres de los héroes de la Independencia, así como la réplica de la campana de Dolores en cada inmueble que representa a nuestro país a lo largo y ancho del mismo, y de igual manera en las sedes oficiales en el extranjero. Se sigue la –ahora controversial– fecha del 12 de octubre que, así queramos borrar de nuestra historia, constituye la mitad de nuestra identidad.  Un festejo que ha perdido mucho lucimiento por cuestiones ajenas al reconocimiento de nuestra identidad mestiza, cuyo epítome este año es la sustitución de un bello monumento de Colón en el Centro Histórico de la Ciudad de México, por una figura estilizada de una  mujer que busca  representar los pueblos originales, pero que a ratos parece sacada de una cinta galáctica. Ella no me significa ninguna identidad en absoluto. Ni por los rasgos que le imprimieron, ni por la frialdad del material con que está hecha, ni por la forma tan arbitraria con que se ha decidido imponerla. Durante primaria y secundaria estudié fundamentalmente, en colegios de monjas. En los libros de historia de primaria, sistemáticamente, nos brincábamos el capítulo de las Leyes de Reforma.  Sabíamos que existió Benito Juárez; conocíamos la historia del niño de un pequeño pueblo oaxaqueño que pasó de cuidar ganado menor a convertirse en presidente de la República. Esto es, no se acentuaba el hecho de que Juárez haya decretado la separación del Estado y de la Iglesia, pero tampoco se arrancaban las hojas de los libros para vetarlo. Ya en secundaria sí aprendí lo necesario sobre las Leyes de Reforma y la figura de Juárez para el México actual. Sería como en los enamoramientos, tiene más efecto la indiferencia que las acciones directas de resistencia. Seguimos en noviembre con los festejos de la Revolución. A mí me remiten a diversos momentos, en particular con mis hijos pequeños en atuendos de ocasión.  Los desfiles asociados con el deporte y las danzas folclóricas entre las que no puede faltar: “La marcha de Zacatecas” y “La Adelita”. Otra vez la gastronomía en pleno para sentirnos aún más mexicanos. Arribamos finalmente a diciembre, a la celebración de la Virgen de Guadalupe. Sucede ese pensamiento paradójico único en México: proveniente de la tradición católica, la figura de la Guadalupana atraviesa cualesquiera creencias religiosas para instalarse en el corazón de todos los mexicanos. Ahora  las calles se ven pobladas por  peregrinaciones de distintos templos de cada parroquia, y en buena parte del territorio nacional se hacen acompañar de danzantes de todas las edades, vestidos de gran colorido, conocidos como “matachines”, cuyo traje incluye una nahuilla adornada con carrizos cortos, o bien pulseras de guijarros en las piernas, que al danzar generan un sonido muy característico. Sobre la cabeza  portan un penacho multicolor a base de plumas, y a lo largo de toda la peregrinación los danzantes van ejecutando cuadros que  han preparado a lo largo del año, al compás de un tambor. Quien encabeza cada contingente porta un estandarte, generalmente bordado, que identifica al templo y a la parroquia que representan. Podríamos seguir hablando mucho más de los elementos que nos dotan de nuestra  identidad como mexicanos. Esta vez quisiera utilizarlo como parangón frente a las acciones ciudadanas que, de manera contraria, señalan nuestro desapego a la patria, término –este último– que nació del mismo vocablo de “padre” y que significa casa, tierra propia, familia, grupo original. ¿Por qué, tantas veces, en lugar de cuidar nuestro suelo, actuamos con descuido, y hasta nos empeñamos en  dañarlo? ¿Por qué sacamos tajada “a la brava”? ¿Por qué tratamos mal a nuestros hermanos? Pareciera que nos aferramos a la idea de sentir que alguien es más que otros por su color de piel, por el nivel académico o por su  solvencia económica. En la denostación que emprendemos queda expuesta nuestra pequeñez. Habría que tomar lo bueno de cada episodio de nuestra historia, como una amalgama, y con base en ella construir lo mejor de nuestra generación. Proponernos dejar una huella que marque a futuro nuestro paso, como signo de una diferencia dignificadora.  " ["post_title"]=> string(20) "Historia e identidad" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(20) "historia-e-identidad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-14 14:10:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-14 19:10:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70422" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(45) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "426f1d6306dc084f3fbef2dc4e95cd61" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Historia e identidad

“La patria del escritor es su lengua”.  –Francisco Ayala (1906-2009), escritor español. Entramos en la época del año cuando se celebra a...

septiembre 14, 2021

ESTADO DE DERECHO, ESTADO DE REVÉS

Las sociedades modernas más avanzadas son aquellas donde se respetan los DERECHOS HUMANOS,  especialmente los DERECHOS DE LA INFANCIA, donde los Derechos...

septiembre 7, 2021




Más de categoría
Isabel Arvide: “Viva López Obrador” vs “Él no va ahí”

Isabel Arvide: “Viva López Obrador” vs “Él no va ahí”

Cada país tiene sus propias características, así como ideologías políticas. Isabel Arvide Limón, Cónsul de México en Estambul (Turquía),...

septiembre 17, 2021
Sistemas de creencias: materia prima de nuestros relatos

Sistemas de creencias: materia prima de nuestros relatos

Nuestras creencias se convierten en referentes “sólidos” de la realidad y siempre buscamos confirmar aquello que “sabemos” acerca de...

septiembre 17, 2021
De Frente Y Claro | EL COMBATE A LOS SECUESTROS, OTRO FRACASO MÁS EN LA 4T

De Frente Y Claro | EL COMBATE A LOS SECUESTROS, OTRO FRACASO MÁS EN LA 4T

La Impotencia, el Coraje, la Frustración que se siente cuando enfrentas el secuestro de un familiar, un amigo, es...

septiembre 16, 2021
Vacunas a menores y el regreso a clases | El Meollo del Asunto

El Meollo del Asunto | Vacunas a menores y el regreso a clases

El pasado 30 de agosto, los niños, niñas y adolescentes en el país regresaron a clases presenciales después de...

septiembre 16, 2021